miércoles, 16 de septiembre de 2015

Zhan Long Capitulo 2

Capítulo 2 – El Conductor de las Leyendas


En medio de la lluvia, la ventana de un Ferrari se abre para revelar a un hombre joven con cabello tintado, con ojos llenos de arrogancia. “Buenas, veo que has traído a otro perdedor otra vez.” 34D sonríe, diciendo: “Sí…”

Mi confianza fue atacada y aprieto mi puño fuerte del enfado. De verdad que quería salir ahí fuera y romper el Ferrari, pero después de eso no tendría dinero para pagar los daños. Olvídalo, resistiré la tentación.

“Empecemos!”

34D a mi lado enciende el coche y pone la mano en la palanca de cambios. El Ferrari a su lado también empieza a moverse.

zoom

El chasis del coche tira para adelante y la inercia es realmente aterradora.

Los tres coches siguen adelante juntos mientras siguen el camino montañoso debajo la cortina de la lluvia.

Justo delante hay una curva cerrada y me cojo a mi cinturón fuertemente, con mi boca cerrada. A esta velocidad, si el coche llega a no girar, estaría debajo un barranco ahora.

Whish

La belleza a mi lado violentamente gira el volante mientras cambia la marcha. Qué manera de conducir tan precisa!

Tal y como esperaba, las ruedas del coche patinan sobre el suelo, creando un gran arco. Después de este giro, 34D consigue ponerse delante de los otros coches.

Los labios de 34D forman una sonrisa, riendo dulcemente. Se gira para mirarme, a lo que devuelvo una mirada en blanco. Eso la decepciona un poco. Probablemente quería asustarme y hacerme arrodillar en el asiento mientras rogaba: “Por favor, perdóname y déjame salir del coche.”

Desde detrás, el rugido de un motor se puede oír. El Ferrari avanza el TT, durante una curva de manera excelente. El TT realmente no se puede comparar a un coche de carreras.

La Diosa coge fuertemente la palanca de cambios, con sus ojos pegados a delante. Continúa acelerando.

34D prueba de avanzar el Ferrari pero sin ninguna esperanza. Estaba un poco irritada y casi friega contra uno de los guardaraíles una vez.

Whish

La lluvia no para de caer hacia nosotros cuando el Ferrari gira bruscamente, de manera perpendicular al TT. 34D no tiene otra opción a frenar, causando visible desagrado.

Dando un golpe al volante, 34D aprieta los dientes.

El hombre del Ferrari continua riendo, diciendo: “Qué pasa? Solo tienes éste nivel de habilidad? Dónde ha ido esa actitud fiera con la que retaste a mi hermano menor la semana pasada? Jajaja!”

Saldo del coche rápidamente, caminando hacia el asiento del conductor y doy golpecitos en la ventana. “Ponte en el asiento del pasajero, déjame probar!” Le digo.

34D se sorprende: “Tu? Tienes permiso de conducir?”

Sonrío y respondo: “No, pero no te tienes que preocupar…”

“Me estás diciendo que me relaje cuando no tienes ni un permiso de conducir?”

“Igualmente ya has perdido, y como igualmente quieres morir conmigo, ya me podrías dejar probar!”

“De acuerdo entonces…”

34D se decide, pasándose al asiento del pasajero. Un par de piernas blancas como la nieve se muestran delante de mí, lo que hace que salive. Si no me odiara, sería genial. Qué chica más guapa, blanca como la nieve…

Sentándome en el asiento del conductor, enciendo el coche, sacando mi cabeza des de la ventana. “Eh, esto no se ha acabado. El primero que suba a la montaña gana, de acuerdo?

El cara del hombre del Ferrari se contorsiona con desdeño, diciendo: “Tch, un guarda de seguridad… déjame apostar contigo entonces!”

El Ferrari entra en acción, seguido de cerca por el Camaro, y yo detrás. Ni rápidamente ni lentamente, me acerco a la segunda curva y aprieto el acelerador, cambiando de marcha a su vez. Skshhhh  Los sonidos de una rueda chirriando sorpasan al Camaro mientras lo avanzo. Ha sido un avance magnífico, si lo digo yo mismo. Al final, el conductor del Camaro tuvo miedo y no tuvo otra opción que frenar. Quién se atrevería a seguirme de tan cerca?

A la quina curva, parecía que no tuviera la intención de acelerar, pero justo en ella acelero, saliendo propulsado. El TT ya estaba a la par con el Ferrari, completando una maniobra de alto riesgo para avanzarle. El agua con barro salpica contra el Ferrari mientras completo la maniobra.

Escuchando  el grito enfadado del hombre del Ferrari, 34D no puede contener la risa.

Unos minutos más tarde, el Ferrari avanza otro coche otra vez. Esta vez cojo el volante gentilmente, balanceando el culo del coche. Esto asusta el hombre, que también gira su Ferrari, causando que la parte de detrás friegue con la matrícula del Ferrari.

“…”

Mientras el TT para, el Ferrari hace lo mismo. El hombre enfadado abre la puerta y grita: “Lin Wan Er, date con suerte esta vez. Nos volveremos a encontrar. Joder!”

El Ferrari y el Camaro aceleran dentro de la lluvia como perdedores de la carrera, escapando rápidamente, avergonzados.

Me relajo en el asiento, mirando hacia fuera de la ventana. La lluvia gradualmente desaparece también.

34D se sienta silenciosamente por un rato, diciendo: “Tu manera de conducir no está nada mal, dónde has practicado?”

Me río, “Estuve dentro del departamento de tráfico de la policía durante un tiempo, y era conocido como el Dios del volante.”

“…”

Viendo la fuerte atmosfera creada, decido preguntar: “Este es un tiempo terrible para conducir, por qué no aprecias tu vida?”

Con los ojos un poco rojos, mira fuera de la ventana. “Alguien como tú no puede entender mi sufrimiento.”

Río un poco. “Tu sufrimiento? Mírame a mí, no tengo ni dinero para la mi siguiente comida, el alquiler no lo he pagado durante dos días. Mírate a ti, conduces un Audi TT y aún lo llamas sufrimiento? Tu madre es sufrimiento!”

34D me mira con pena y con ojos que piden perdón. Abre la puerta y dice: “Deberías salir…”

Evidentemente, salgo.

Zoom

El motor del coche ruge, y el Audi TT acelera hacia lejos…

De pie encima de un charco, me quedo aturdido por un momento antes de darme cuenta: “Mierda, me acaba de abandonar en la cima de la montaña! Perfecto, es un buena venganza, es una venganza brutal!”

Limpiándome el agua de la lluvia de mi cara, sonrío. Buscando en mi bolsillo, encuentro menos de 10 céntimos. Es imposible coger transporte público de vuelta. Tanto da, esto no me va a parar.

A pata, hago 20 kilómetros corriendo de vuelta a la compañía. Una visión impactante ocurrió – un hombre joven vestido con uniforme de seguridad corrió continuamente pasando de largo el transporte público y coches de alquiler, entrando más y más adentro en medio del tráfico, sin pararse para nada ni por nadie.

Pasada poco más de una hora, llego a la entrada de la compañía, sin aliento y respirando gravemente.

Naturamente!

Solo he conseguido llegar a la compañía a las 5pm, lo que me preocupa y mucho. No tengo ninguna cena preparada, pero dado que es la hora pico, no puedo ir a comer a la cafetería tampoco.

Sacándome el uniforme, salgo del edificio de la compañía.

Mientras se hace de noche, las luces empiezan a brillar, como si una mujer dotada se hubiera puesto su lencería de noche. Qué pena, ésta visión solo la pueden disfrutar la gente rica y para la gente como yo… Formo parte del grupo conocido como la ‘basura de la ciudad’.

Bueno, es hora de ganar dinero ahora.

Clang clang clang

El sonido de la pala chocando contra el wok suena en medio de la noche. Ésta es una parada que solo abre por las noches. Arroz frito, pasta frita y verdura frita, pequeños platos como estos se venden y habían muchos compradores.

Después de cocinar 20 platos de arroz frito, con su cabeza llena de sudor, el jefe me da una palmadita en la espalda y me dice: “Bien hecho, Xiao Li, has trabajado duro hoy. Aquí tienes tu paga…”

Felizmente recojo los 5 yuanes y voy hacia mi próximo destino.

Al lado de la gran carretera, hay un club de noches llamado Bi Hai Lan Tian. Este es el lugar donde la gente rica se junta y gasta dinero. Mientras lentamente camino hacia la entrada, las jóvenes me reconocen inmediatamente.

Después de entrar, un gordo me mira y dice con vigor: “Ah, por fin has llegado, Li Xiao Yao!”

Asiento con mi cabeza, respondiendo: “Cuántas canciones hoy?”

“3 canciones, 10 yuanes por cada una!”

“De acuerdo, gracias hermano Biao!”

“Espera, ponte tu traje antes!”

Una pieza de ropa occidental es lanzada hacia mi y me la pongo rápidamente. Caminando hacia dentro del club, me pongo encima del escenario y me siento delante de un gran piano. Poniendo mis dedos a trabajar, toco tres canciones en total – la primera Tian Kong Zhi Chengs (Fortaleza en el Cielo), la siguiente Xiao Gou Yuan Wu Qu (Danza del Perro), y la última Yu De Yin Ji (Estampa de la Lluvia). Después de terminar la última canción, el club rompe en aplausos.

Salgo rápidamente del escenario, sonriendo a la audiencia, preparándome para irme. Justo antes de salir, un brazo tierno me coge la mano. Era el brazo de una chica extranjera, que rápidamente pone un trozo de papel en mi bolsillo de delante. En él hay una sucesión de números. Me sonríe seductoramente y dice: “Hola, llámame!”

Sonrío tenuemente y salgo por la entrada principal, cambiándome el traje y cogiendo tres pagas de 10 yuanes del gordo, yéndome.

Mirando hacia detrás, el hermano Biao hace un suspiro profundo-

“Madre mía, qué talento!”

Gastando 5 yuan en un plato de arroz omelette, creo que he conseguido pasar otro día. Caminando lentamente a través de la gran calle, veo una gran pantalla LED promocionando el juego ‘Destino’. Este juego es la mayor innovación a la que los gamers han estado esperando. Por lo que a mi respecta, también soy un adicto a los videojuegos y realmente deseo entrar en el mundo de ‘Destino’. Todo y eso, no tengo suficiente dinero en mano. Es más, solo hay 1 millón de cascos vendidos mundialmente, y el mercado negro los vende por 10.000RMB cada uno. Es imposible que lo pueda pagar. Olvídalo, solo tengo que ahorrar poco a poco y hacer la mía.

Es una pena, pasado mañana lanzarán el juego de ‘Destino’. Si me pierdo el primer día de juego, seguro que me quedo detrás de los otros!

Vuelvo a mis apartamentos, Long Hua Xiao Qu. Mi apartamento consiste de dos habitaciones: un dormitorio y una sala de estar, con un alquiler de 800 yuan. Todo y eso, no he pagado el alquiler por dos día ya, y la sarcástica dueña de corazón frío y duro criticismo no me permitirá estarme mucho más. Solo puedo aguantarla, como todas las viejas de esta edad.

Llegando a la primera planta del edificio, saco mis llaves e intento abrir la puerta. Hmm? No se quiere abrir!

Qué está pasando?

Mirándolo de cerca, veo que la cerradura ha sido cambiada. También hay una nota encima diciendo: “Li Xiao Yao, no has pagado el alquiler durante dos días. No me queda otra, te echo. Tus cosas están al lado de la cocina!”

Me giro para encontrar unas sábanas con cosas dentro, todo concentrado en el mismo sitio.

Pensando mucho para entender qué está pasando, finalmente lo entiendo-

Mierda, me han desahuciado!

Levantando mi cabeza, veo incontables estrellas en el cielo de noche. Sería fantástico para una inspiración poética…

Hmm, hoy es fin de semana, así que habrá muchas parejas románticas en el parque. No puedo dormir ahí. No me queda otra, tendré que dormir en el césped del Long Hua Xiao Qu. Igualmente es verano, así que a parte de las picadas de los mosquitos, no habrá nada más que me moleste. Soy un hombre fuerte, i sé artes marciales así que no me asustan los ladrones.

Cerca de las 11pm, la noche empieza a bajar la temperatura y estaba dento de la sábana. En la esquina del césped, mi consciencia se desvanece lentamente.

Bzzzzzz

Los mosquitos no paran de rondar cerca de mi cabeza. Era una tarea difícil de soportar pero no dejaré que me afecte. Pongo una red de mosquitos gruesa enredada en mi cabeza que me protege de sus picadas y que me permite respirar.

La noche pasa y justo en el alba, el gallo hace su trabajo.

Abro mis ojos y veo el cielo de la mañana, lo que me recuerda a un poema: Me despierto de mis sueños, con los sauces ondulantes muriendo de la luz de la luna.

Antes de que acabe de recitar el poema, una mano reposa en mi espalda. “Hemano Xiao Yao, qué haces durmiendo aquí fuera?”

1 comentario:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top