lunes, 9 de noviembre de 2015

Overlord, Volumen 8, Historia 1, Parte 2


Parte 2


Aunque todo el mundo tenía que comer juntos, la casa de Enri no era ni de lejos lo suficientemente grande como para dar cabida a todos. Como tal, por lo general tenían que comer al aire libre cuando el tiempo era bueno.

Debido a que estaban al aire libre, se esperaba y tolera una cierta cantidad de alboroto. Si hubieran estado en el interior, podría haber sido insoportable, pero incluso en las circunstancias actuales, la situación se había vuelto rápidamente agravante.

"Es por eso que estoy diciendo, Enri-nee-san va a ser mi esposa!"

"Hey, punky, estás olvidando el acuerdo que todos hicimos de no tocar Ane-san ?!"

"Así es, si tu tratas de hacer un movimiento rápido entonces nosotros, también vamos a hacer nuestro movimiento"

Varios goblins se levantaron de las sillas, ya que de repente se pusieron de pie, y algunos incluso saltaron sobre la mesa. La supresión de su enojo con pura fuerza de voluntad, Enri habló en un tono suave.

"Todo el mundo, por favor cálmense.”

Eso tenía aproximadamente el mismo efecto como una bola de nieve en el sol.

 El rencor en los ojos de los goblins no había disminuido en lo más mínimo.

"Sólo renunciar a ella, muchachos. El vencedor ya se ha decidido.”

He aquí, este trozo de carne maravillosa, radiante! "Uno de los goblins, Kuunel, levantó su cuchara para probar su punto, mostrando un pedazo de carne de pollo que los espectadores podrían haber confundido con un guisante. No era nada más que un pequeño extra que Enri añadió mientras porcionaba la comida para todos.

"Terminé mi carne, sin embargo, había más en el fondo de la sopa! ¿Tienen algo por el estilo? Yo no lo creo! Esta es la prueba de su amor! "

"¡Debes estar bromeando! Eso no es nada más que un pedazo de carne que Ane san confundió con un trozo de verdura! "

"Tal vez eso es sólo una ilusión de su parte?  Tal vez la "carne" que comió fue sólo una patata o  algo, y la carne real que recibió era esa cosa miniatura. Será mejor que tengas cuidado, porque esta es la prueba de que a Ane-san no le gustas. Además, mi dios me dijo claramente: "tú debes hacer feliz a Enri."

La mitad de los duendes estaban de pie, y la otra mitad estaban sentados en riñas, avivando las llamas del conflicto. Incluso Nemu se había unido de alguna manera a la discusión. Sólo unas pocas personas no estaban participando en esta batalla real. Esas personas tenían sus cabezas bajas comiendo en la mesa, y el más destacado de ellos era Nfirea.

"... Rubí en polvo... plumas arcanas... fresno maja... mor... mortero... tar... tartas?"

Nfirea estaba murmurando para sí mismo mientras masticaba la comida en la boca, pero la comida en la cuchara ni siquiera había llegado a la boca antes de que saliera de nuevo a la taza. Sus ojos no eran visibles debido a su pelo largo, pero con toda probabilidad, estaba caminando en la delgada línea entre los sueños y la realidad.

"Enri, ¿estás bien?"

Los goblins todavía estaban discutiendo, y aunque probablemente no era seguro dejarlos solos por mucho tiempo porque la espiral de conflictos estaba fuera de control, Nfirea estaba realmente fuera de sí, y esto no se podía ignorar. Lo más probable es que sufre la falta de sueño, a juzgar por la forma en que había empezado a tambalearse en el momento en que se sentó, como si él caería a un lado en cualquier momento. Cuando en realidad comenzó a comer el desayuno, parecía un zombi, completamente desprovisto de vida

"Ah ... no te preocupes ... ... sobre ... mi ... Enri ... hu ..."

"Hey, estas bien!”

"¿No eras tú el que dijo “Nemu es mi Waifu” y todo eso antes?"


"Eso era entonces, esto es ahora. Yo sólo acabo de darme cuenta recientemente. Yo solía pensar que ya que Nemu-san tiene diez años y estaba a punto de estar a  la misma altura que nosotros, tiene la altura  mínima para contraer matrimonio. Pero los seres humanos... sólo los consideran adultos a los quince años! "

"¿Eh? Es eso cierto….? Ane-san no es una especie de- hob-humana? "

Los goblins saltaron de un tema a otro con una velocidad incomparable. Enri quería preguntarles qué era un "hob-humano", pero antes de que pudiera abrir la boca, los goblins ya se habían cansado de la discusión y comenzaron un nuevo argumento entero para que todo el mundo participe.

"¡Ah! Me robaste el pan! "

"Mi lobo todavía tiene hambre, no seas tan tacaño!"

"¡todos!

Aunque Enri gritaba en este punto. Cucharas y platos volaban, mientras que los gritos y rugidos furiosos subían y bajaban como las olas en una bahía agitada por la tormenta. Por supuesto, todo lo que se lanzaba estaba vacío, porque ninguno de los goblins ni siquiera podría pensar en perder la comida que Enri había hecho para ellos. Aun así, su comportamiento es completamente inexcusable.

Armándose de valor, Enri frunció las cejas y respiró hondo.

"Acaso los lobos no comen carne? Sólo porque eres de nivel más alto que yo, no vayas a pensar que no puedo darte pelea! "

"pelea, dices tú? Ya que estás  tan hambriento, ¿qué tal un bocadillo de mis nudillos? "

Y así como Enri se puso de pie, todos de inmediato regresaron a sus asientos y con calma reanudaron su comida como si no pasara nada.

"TODOS USTEDES, DEJEN DE DISCUTIR POR TONTERIAS!"

Furiosa Enri, se sentó resonando en el aire en silencio por encima de la mesa del desayuno.

"Ah ..."

Sorprendida, Enri miró a su alrededor, pero lo único que podía ver eran goblins mirando con expresiones en sus rostros, que decían: "Todos estábamos pasando tranquilamente el desayuno, es que es un problema? ", o "ella  gritó de repente  sin razón, es realmente molesto ". Después de permanecer en silencio durante un rato, ella se dejó caer en su asiento, con la cara roja.

"Pfhahahahaha!"

El primero en romper el silencio fue Nemu. Entonces, sin poder contenerse, Enfi hizo lo mismo, agarrándose el estómago mientras se reía y luego los goblins se les unieron también.

Con la coordinación y la sincronización perfecta no podrían haber actuado sin una cuidadosa discusión y preparación. Era bastante sorprendente cuán seriamente se prepararon para una broma como esta.

"Ah, eso fue simplemente extraño. ¿Planearon todo esto para burlarse de mí desde el principio? "

A pesar de que ella estaba enojada porque ellos se estaban riendo demasiado duro, Enri fingió estar enojada y le dijeron.

"Por supuesto, Ane-san. No podríamos discutir sobre este tipo de cosas”.

"Así es, Ane-san."

"Sí, yup!"

Los goblins siguieron sin arrepentimiento el parloteo, desviando las preguntas de Enri con expresiones joviales en sus rostros. En respuesta, Enri se centró en Kaijali, mirándolo con una mirada feroz sobre él. El Bajo su mirada severamente, Kaijali se agacho, apartando sus ojos cuando respondió en voz baja que él se adjudicaba toda la responsabilidad.

"Ya ves, nosotros hicimos esto porque... pensamos que Ane-san estaba triste.”

Varios goblins  cercanos  redujeron la  distancia,

Sus cabezas bajaron mientras miraban alrededor incómodamente y sin decir una palabra.

"Cada uno-"

"Eso es porque... todos  somos los guardaespaldas de Ane-san."

"¡Eso es correcto!"

"Sí!  Sus Guardaespaldas! "

"Hemos hecho el esfuerzo para vernos bien como sus escoltas."

"Por supuesto, ahora, los dos de ustedes, levanten ambos brazos, Incluso si ella les dio el beneficio de la duda, esta actitud hace que se vean como las ranas que extienden sus brazos hacia el cielo.

"Mira, yo entiendo sus buenas intenciones, y para empezar, no es necesario ser mis guardaespaldas...

 Nfirea?"

Enri voltio la cabeza a su amigo de la infancia que se sentó al lado de ella para que la ayudara, pero se encontró con que no había nadie allí.

Tenía un mal presentimiento sobre esto, pero cuando cambió su línea de visión hacia abajo un poco... se encontró que la cabeza de Nfirea estaba descansando sumergida en su plato de sopa.

" Nfirea!"

Enri inmediatamente levanto la cabeza de Nfirea, gritando mientras su rostro se puso pálido. Corrió rápidamente y lo levanto del peló, después le abrió los ojos con los dedos

"... Solo tiene sueño. Si lo dejas así hasta el mediodía, él debería estar bien”.

“Nfirea... ¿qué voy a hacer contigo?"

Enri pensaba que ella debería llevar a Nfirea a su cama. Así que ella lo levanto y apoyándose en ella, comenzó a salir, dejando atrás a los demás mientras tenían una conversación como "¿No deberían ser invertidas las posiciones?" "Nemu-san, no se puede decir estas cosas..." de "Ani-san, ... "

Después de que se cosechara el trigo, los recaudadores de impuestos vendrían al pueblo.

Enri estaba obviamente preocupada por cómo iba a explicar la presencia de los goblins en el pueblo.

¿Debería decir que fueron convocados  , o que eran sus secuaces,  o tal vez debería decir ...

Enri tenía la sensación de que siempre estaban preocupados por ella.

No se limitó a preocuparse por su seguridad, lo que estaba pensando era acerca de sus sentimientos también. ¿Qué podía hacer por estos goblins?

¿Qué podía hacer para estos ruidosos y fiables nuevos miembros de su familia ...



♦ ♦ ♦


Usando la parte de atrás de su mano limpia, se quitó el sudor que corría por su cuello, Enri tenía un paquete de malas hierbas que acababa de cortar. El gran montón de materia vegetal triturada despedía la fragancia de la hierba recién cortada.

Su cuerpo estaba cansado de trabajar largas horas en el campo y la forma en la ropa llena de sudor se aferraban a su cuerpo   se sentía incómoda.

Para levantar su estado de ánimo, Enri se estiró.

Mientras lo hacía, sus ojos recorrieron a través de los campos.

El trigo que habían plantado había crecido lento pero constantemente, y, como la temporada de cosecha se acercaba, el trigo sería lentamente levantado. Aunque un campo de trigo de oro pintado era una hermosa vista, el trabajo de desyerbe era a la vez esencial y molesto. Si no se hiciera, ese campo de oro también sería uno muy solitario.

Su trabajo ahora, era completamente por el bien de la cosecha.

Enderezó su cuerpo para que sus músculos rígidos se aflojaran y dejara que su cuerpo se relajara. El viento se sentía agradablemente fresco en su piel que se había sobrecalentado de largas horas de trabajo de campo.

El viento también trajo el sonido de una conmoción desde el pueblo hasta sus oídos.

Sonaba como algo golpeando algo, y gritando para motivar a la gente y que combinen sus fuerzas. Estos eran sonidos que nunca se habían oído antes en el pueblo. En este momento, el pueblo estaba trabajando para realizar todo tipo de planes e ideas.

De estos planes, los que tienen la más alta prioridad eran el muro que rodea al pueblo, y la construcción de las torres de vigilancia. Se podría decir que todos estos proyectos pretendían convertir al pueblo en una fortaleza.

Villa carne estaba ubicada al borde del Gran Bosque de Tob, y el bosque era el hogar de muchos animales salvajes, o en otras palabras, un territorio peligroso. Sería imposible vivir en paz, sin la protección de los recios muros.

Sin embargo, villa carne estaba organizada en hileras de casas que irradian de una plaza central en todas las direcciones. Sin nada como una pared en su lugar, cualquier persona podría fácilmente entrar en el pueblo. Hasta hace poco, el pueblo había sido pacífico y las bestias salvajes no entraban, a pesar de que estaban justo al lado del bosque.

Ello se debía a la poderosa criatura conocida como el rey sabio del bosque que había ampliado continuamente su esfera de influencia, y como tal, ninguna bestia se atrevía a moverse alrededor o acercarse a la aldea. Así las defensas del pueblo eran comparables a una pared de acero.

Y luego, todo esto cambió debido a la intervención humana.

Los caballeros del Imperio atacaron la aldea y mataron a sus padres. Como resultado de ello, nadie en el pueblo se aferró a la esperanza de que las cosas volverían a ser como antes.

En cambio, el líder de la tropa Goblin, Jugem, había propuesto la fortificación de la villa como una contramedida contra el peor escenario. Una vez que se mencionó que los goblins no podrían proteger la aldea si fuese atacada de nuevo debido a la falta de ellos, el pueblo de inmediato recibió la aprobación unánime de todas las partes interesadas. Esto se debía a que, incluso ahora, muchos de los habitantes del pueblo seguían teniendo pesadillas que los despertaban en medio de la noche.

El primer paso era desmantelar las casas desocupadas y utilizarlos para construir un muro. Por supuesto, esos materiales eran insuficientes por sí solos, por lo que tendrían que entrar en el bosque para talar árboles y obtener madera. Ya que entrar en las profundidades del bosque podría significar invadir el territorio del gran rey sabio, su área de cosecha tuvo que proceder a lo largo de la periferia del bosque hacia la distancia.

Naturalmente, los goblins eran los que proporcionaban seguridad para los habitantes del pueblo cuando ellos cortaban la madera.

Como resultado de esto, la desconfianza de los aldeanos hacia los goblins había desaparecido casi por completo. Parte de eso se debía a que los caballeros humanos, que eran de la misma raza que ellos mismos, los habían atacado. Incluso si se tratara de la misma raza, habían tratado de tomar la vida de los pobladores. En contraste, los goblins trabajaban bajo las órdenes de Enri y contribuían a la aldea, a pesar de que eran de una especie diferente. La decisión de qué lado confiar ya no era uno que podría ser fácilmente resuelto para decidir a lo largo de líneas raciales.

Y la razón más importante era que los goblins eran fuertes. Podrían servir como guerreros asumiendo los deberes de los centinelas, y cuando las personas resultaban heridas, Cona el sacerdote goblin podía sanarlos.

Era difícil despreciar a goblins como estos.

De esta manera, los duendes lograron establecerse en el pueblo en tan sólo unos pocos días y rápidamente se convirtieron en una parte indispensable de la vida del pueblo. Esto podría ser visto desde la casa donde los goblins vivían ; ninguna consideración se había hecho del hecho de que eran de otra raza, y una casa grande se habían construido cerca de la propia casa del Enri en el centro del pueblo.

Aunque los pobladores y los goblins habían trabajado juntos en el plan de defensa del pueblo, simplemente no había suficientes manos para hacer el trabajo y avanzar rápidamente. Como tal, al principio sólo habían construido cercas simples.

El destino quiso que el Rey sabio de la Selva, que mantenía a raya a los monstruos de la aldea, se convirtiera en un seguidor de un determinado guerrero de negro y abandono su territorio. Aunque habían logrado completar las vallas con gran esfuerzo, los aldeanos no podían tomar la alegría de lo que realizaron, sino que suspiraban sobre su mala suerte.

Sin embargo, una pared resistente ahora defendía la aldea.

La causa de este  giro de acontecimientos era la mano de obra causada por los golems de piedra que habían sido llevados a la aldea por la hermosa  doncella que servía al salvador del pueblo - Ainz Ooal Gown .

Los Golems eran seres que trabajaban sin descanso; cuando se le da una orden ellos la ejecutaban con fuerza, superado la fuerza de cualquier ser humano. Aunque su falta de destreza significaba que no podían realizar ciertas tareas que requieren precisión, su participación en el trabajo había permitido seguir adelante con una velocidad increíble. Con el esfuerzo de los golems de piedra insomne e incansable, la construcción del muro a lo largo prácticamente voló.

Podrían cumplir las tareas que los habitantes del pueblo y los goblins no podían realizar, como la tala de árboles y el transporte en grandes cantidades, la excavación de pozos, o sentar las bases de las paredes. Lo que debería haber tardado años en lograrse, había sido terminado en cuestión de días, y el muro construido era aún más grande y más robusto de lo esperado.

No sólo las paredes; incluso la construcción de las torres de vigilancia se habían acelerado. Su tarea actual era completar las torres de vigilancia en los flancos oriental y occidental de la aldea.

"Ane-san, he terminado aquí."

Los pensamientos de Enri fueron interrumpidos por el goblin que le ayudaba en el desyerbe, un goblin llamado Paipo.

"Ah gracias."

"No, no, no es nada, Ane-san no me debes agradecer."

Aunque Paipo agitó las manos   manchadas de hierba para evitar el agradecimiento de Enri, Enri todavía sentía que le debía a los goblins una deuda que nunca podría ser reembolsada.

Después de perder a sus padres, Enri estaba en una situación extrema, donde atender la parcela de su familia por ella misma sería imposible. Quería preguntar a los otros aldeanos en busca de ayuda, pero dada la falta general de mano de obra en el pueblo, ya era bastante difícil para todos los hogares, cuidar de sus propios cultivos. Con la ayuda de los goblins, ese problema se resolvió fácilmente. Además, él no era el único de los goblins que habían ayudado.

Enri giro la cabeza donde había escuchado que la llamaban por su nombre, Enri vio a una mujer voluptuosa de pie al lado del campo. A su lado estaba un goblin.

"Muchas gracias, Enri-chan. Debido a la ayuda de Goblin-san, el trabajo del campo está casi hecho”.

"¿De Verdad? Eso es maravilloso. Fue su idea ayudar con las tareas de la aldea, así que si quiere dar a alguien las gracias es a goblin-san".

"Ah, ya he agradecido a Goblin-san.  Él dijo que no era más que su subordinado, por lo que esperaba que fuera a agradecer a Ane-san también. "

Al oír la palabra "Ane-san" Enri levanto sus cejas, seguido rápidamente por la risa fingida para terminar la plática.

Los duendes mismos habían sugerido que deberían ayudar a los hogares que habían perdido gente en el ataque, y la mujer que tenía delante era una de esas personas.

No había manera de que los aldeanos rechazan las aportaciones de los goblinss. En Villa carne la opinión acerca de los goblins era tan buena que declaraciones como "los duendes son aún mejores vecinos que los humanos" fueron escuchadas comúnmente.

"Hablando de eso, ¿hay algún otro goblin-san alrededor? Quería darles a todos una comida en agradecimiento”.

"Los otros deben estar patrullando la aldea o ayudando a la gente que acaba de mudarse a la aldea. Pero si es algo que oba-san quiere, entonces me aseguraré de decirles”.

"Entonces te lo dejo a ti, Enri-chan. Cuando llegue el momento, me aseguraré de que todo el mundo puede disfrutar de una fiesta hecha con todo mi habilidad. Mientras tanto, creo que voy a hacer el almuerzo para Goblin-san primero”.

"¿De Verdad? Entonces, he sido invitado, sería de mala educación rechazar. Ane-san, aunque lamento no poder unirme a ti, estaré almorzando en casa de Morga-san”.

Enri asintió, y la mujer se dirigió de nuevo a la aldea con el duende en el remolque.

"Si las personas que recién llegaron se dieran cuenta de que ustedes no son malas personas, eso sería genial."

"Bueno, muchos de ellos no se veían felices de vernos. Después de todo, en sus corazones debemos ser el enemigo”.

"Aparte de esta aldea, el tratar a los semi-humanos como el enemigo es la norma, ..."

"Es por eso que estamos enviando a tanta gente a ayudar a los aldeanos con su trabajo. No es fácil."

"Pero nosotros hemos aclarado un poco de sus sospechas. Acabo de ver cómo pueden darle la bienvenida normalmente”.

"Sobre eso, bueno, un buen número de estas personas son como los habitantes del pueblo y tienen recuerdos de sus familiares que fueron atacadas y muertas. O, mejor dicho, los recuerdos que llevan podrían ser aún más pesado que eso.

Aunque villa carne había sido devastada por el ataque, aproximadamente la mitad de los habitantes del pueblo se las arregló para sobrevivir. Por otro lado, muchos de los otros pueblos que habían sido atacados por los caballeros habían perdido una gran parte de su pueblo.

Cuando villa carne comenzó a tomar a los inmigrantes, muchos de los que vinieron eran sobrevivientes de esos pueblos.

Ellos dos se quedaron en silencio.

Enri estiró su cintura una vez más y miró al cielo. Aunque la campana del almuerzo no había sonado aún, parecía que ya era hora. Habían trabajado lo suficiente en el campo para tomar un descanso también.

"Entonces, vamos a almorzar?"

A pesar de su aspecto de miedo, Paipo sonrió inmediatamente con una expresión reconocible.

"Eso sería genial, las comidas de Ane-san son siempre deliciosas."

"Oh, no son tan buenas," Enri respondió, un poco avergonzada.

"No, no, lo digo en serio. Ayudar a Ane-san en el campo es una de las posiciones más disputadas entre nosotros. Esto se debe a que llegamos a comer sus deliciosas comidas”.

"Ajajajaaj, entonces debo hacer el almuerzo para todo el mundo? Al igual que el desayuno? "

Había bastantes razones por las que sería difícil. Por ejemplo, había una diferencia entre el almuerzo para tres y el almuerzo para veinte. Simplemente cortar las verduras se convertiría en una tarea extenuante. Además, tenía que asegurarse de que todo el mundo tenía porciones suficientes e iguales  lo que sería una tarea agotadora. Dicho esto, en comparación con la cantidad de trabajo duro que han puesto los goblins y los elogios que había recibido a su vez, no era nada en absoluto.

"Oh, no, no podríamos obligarte a hacer eso. Además, disfrutar de un almuerzo hecho a mano de Ane-san es algo así como un privilegio especial para el que gana el derecho a ayudarte”.

Enri sólo podía devolverle la sonrisa en respuesta al semi-humano diminutivo. A pesar de que sabía que los goblins decidieron que tomarían el trabajo a través de piedra papel o tijeras, Enri no sabía si ella estaba cocinando algo que realmente merecía todos los elogios.

"Entonces, vamos a parar para el almuerzo?"

"Ah, eso maravilloso...”

Las palabras de Paipo fueron interrumpidos a mitad de camino mientras miraba a la distancia con sus ojos agudos. Con una respiración profunda, el pequeño semi-humano anteriormente relajado y alegre se convirtió en un guerrero veterano en un instante. Enri siguió la vista de Paipo a la distancia.

Lo que estaban viendo era un goblin que monta un lobo negro. Parecían deslizarse a través de la llanura mientras se acercaban a la aldea a gran velocidad.

"Es Kiumei ..."

De la tropa goblin que Enri había convocado, doce goblins eran de nivel 9, dos eran arqueros goblins de nivel 10, uno era un goblin mago de nivel 10, otro era un goblin sacerdote de nivel 10, dos eran jinetes de nivel 10 montando un lobo y uno era el líder de los duendes de nivel 12. En total, había 19 duendes.

Kaijali de esta mañana y Paipo que había ayudado en las tareas eran de nivel 8, mientras Kiumei, que llevaba una armadura de cuero y una lanza, era un jinete de lobo de nivel 10.

El trabajo de los jinetes era patrullar las llanuras y actuar como exploradores. Los goblins jinetes que regresan periódicamente a la aldea entregando informes era una vista común.

"... Parece que él."

Sin embargo, el tono de Paipo era muy sombrío. Parecía que algo malo había sucedido.

"¿pasa algo malo?"

"... Ha vuelto un poco más temprano. Debería haber estado rondando el bosque hoy... sucedió algo? "

Después de escuchar la explicación de Paipo, una oleada de inquietud aumentó en el corazón de Enri, y temía que algún sangriento desastre les esperaba.

Mientras que los dos esperaron en silencio, el gran Kiumei cabalgando en un lobo llego delante de Enri. Sintiendo su respiración rápida, podía adivinar cuán deprisa había corrido para volver aquí.

"¿Qué pasa?"

Al escuchar la pregunta de Paipo, Kiumei se inclinó ante Enri desde lo alto de su lobo al responder: "Algo ha pasado en el bosque."

"…¿qué?"

"No estoy muy seguro, pero creo que es como antes. Un montón de seres desconocidos se están moviendo hacia el norte”.

"¿Son los caballeros?"

Enri involuntariamente los interrumpió. A pesar de que ella era incapaz de hacer algo, no podía ignorar la conversación. Todavía no podía olvidar su miedo cuando la aldea había sido atacada.

La expresión de “seres desconocidos caminando hacia el norte" hacía referencia a cantidades que se encuentran a miles de seres. Aunque las impresiones fueron similares en tamaño a las de los humanos, fueron hechas por los pies desnudos, así que al final habían llegado a la conclusión de que esas personas no eran humanos.

"No tengo ninguna prueba concluyente, pero creo que es diferente a esa vez. Si usted me pregunta, yo diría que algo está sucediendo en el interior del bosque”.

"Es asi."

Al enterarse de eso, Enri no podía dejar de suspirar de alivio.

"... Entonces, será mejor que informe, iré con el jefe."

"Correcto. Gracias por tu trabajo duro”.

"Es un placer servirle."

 Después de saludar a los dos, Kiumei espoleó a su lobo y se fue. Enri y Paipo lo vieron entrar en las puertas que se abren lentamente al entrar al pueblo.

"Entonces, vamos a volver, también?"

"Sí, vamos."

Después de lavarse las manos junto al pozo, Enri y Paipo acababan de llegar a casa cuando escucharon la voz de una chica joven.

"Bienvenida de nuevo, onee-chan."

Junto con la voz llegó el sonido de la trituración de una roca contra otra. Siguiendo el sonido a su fuente, Enri vio a Nemu usar una piedra de molino detrás de la casa.

Un penetrante olor provenía de la piedra de molino. A pesar de que era similar al olor que se había aferrado a las manos de Enri justo antes, era varias veces más intenso, bastaba con que uno podía olerlo desde cierta distancia.

Nemu se acercó para olerlo, asegurándose que todo iba muy bien, pero los ojos de Enri casi se llenaron de lágrimas cuando el olor llegó a sus ojos. Paipo, de pie detrás de ella, no parecía afectado en comparación. Quedaba por ver si eso era porque el olor sólo tuvo efecto en ciertas especies, o porque sería terriblemente grosero hacer una cara para la pequeña hermana de su ama”.

"Estoy en casa. ¿Cómo van las cosas? Moliste como te dije? "

"Mm, lo hice. Echa un vistazo."

Siguiendo la línea de visión de Nemu, vio que las hierbas que había apilado se habían reducido a un pequeño puñado.

"¿No soy genial? No quedan muchas”.

Antes de que ella hubiera salido de la casa, Enri le había pedido a Nemu que la ayudara a moler las hierbas en una pasta. Eso era porque algunas hierbas tenían que secarse para ser preservadas, pero otros tenían que ser trituradas.

"Uwah, Nemu ha estado trabajando muy duro!"

Enri abrió los brazos para alabar a Nemu, y una expresión petulante floreció en el rostro de Nemu. Si ella quería ayudar a su hermana, Nemu con diligencia y rapidez realizaba sus tareas.

Las Hierbas componen una parte importante de los ingresos de villa Carne. Podría decirse que es la exportación especial que no requiere mucha mano de obra para un pueblo fronterizo.

Dado que se trataba de un método fundamental para obtener dinero, todos los residentes de villa carne conocían al menos un poco acerca de las hierbas y donde crecían.

Enri en silencio pensó por un momento. Las hierbas de villa Carne eran increíblemente rentables. Sin embargo, sólo podían ser recogidas dentro de un muy corto período de tiempo antes de que las flores florecían, y sólo podían ser tratados como un ingreso temporal. Aunque todos los lugares que conocían habían sido totalmente cosechados, si sólo profundizaba un poco en el bosque, podría ser capaz de encontrar matas de hierbas que aún no habían sido tocados.

Por supuesto, los bosques eran donde viven los monstruos, y era un lugar donde la gente como Enri no podía pasear tranquilamente. Sin embargo, ahora tenían a los goblins y la amplia experiencia de Nfirea como herbolario. Si tan sólo pudiera conseguir su ayuda, podrían ser capaces de hacer una gran cantidad de dinero.

Después de algunas dudas, Enri habló de su plan con Paipo.

"Quiero ir a un nuevo lugar para recoger hierbas, ¿podrías venir conmigo?"

Lógicamente hablando, no había necesidad de que Enri fuera ella misma. Lo único que tenía que hacer era pedírselo a los goblins, que podían cuidar de sí mismos, para entrar en el Gran Bosque en su nombre. Sin embargo, los goblins que había convocado tenían una extraña debilidad.

Eso era decir, que no tenían aptitudes en absoluto para la cosecha de hierbas, descuartizar animales , y ese tipo de trabajo.

De manera similar a la forma en que manejan la cocina, incluso si se le entregaba a un goblin una muestra de una hierba, el no sería capaz de encontrar una hierba idéntica si estuviera en frente de él. Lo sorprendente era, que nacieron incapaces de hacer ese tipo de cosas, o incluso aprender, como si alguien les hubiera quitado la capacidad para hacerlo.

Por lo tanto, si ellos fueran asignados a recoger hierbas, los goblins necesitaban tener a alguien más con ellos.

"Debería estar bien, pero podría ser un poco difícil para Ane-san."

"Hm? ¿Por qué?”

"Bueno, como Kiumei dijo, hay algún tipo de cambio en las profundidades del bosque. Si ese es el caso, el interior del bosque estaría en un estado de caos ahora”.

Al ver la expresión de sorpresa en el rostro de Enri, Paipo explicó pacientemente a sí mismo.

"Incluso los más prudentes querrían expandir su territorio. Si ese es el caso, entonces por un tiempo, su territorio va a coincidir con los demás, y eso va a causar todo tipo de estragos. En pocas palabras, las posibilidades de encontrarse con un monstruo aumentaran, y también será más peligroso. Y si no tienes suerte, incluso podríamos encontrarnos con algo fuera del bosque. Ane-san es valiente y fuerte, pero no hay necesidad de que busque personalmente el peligro”.

"es así…"

A pesar de que no estaba muy segura acerca de la parte valiente y fuerte, era probablemente la forma en que los goblins hablan entre sí, Enri pensó.

"También hubo ese gran movimiento antes. ¿Que paso ahi?"

"No lo sé. Originalmente, deberíamos haber enviado a alguien familiarizado con las condiciones del  Gran Bosque para investigar. ... Pero si nos vamos, se debilitan las defensas del pueblo.... ah, lo tengo! ¿Por qué no contratar aventureros para comprobar lo que pasa "

"Eso podría ser difícil", dijo Enri, frunciendo las cejas. "De acuerdo con Nfirea, el costo de contratar a un grupo de aventureros es muy alto. Aunque los señores de E-Rantel subvencionarán algunos de esos costos, va a ser muy difícil para un pueblo como nosotros, pagar a los aventureros de nuestro propio bolsillo”.

"ya Veo…"

"la cosecha de un montón de hierbas y venderlos posteriormente debe ayudar con una parte de ese problema ... de lo contrario, lo único que podemos hacer es vender los artículos que recibimos de Ainz-sama."

Había recibido dos cuernos de Ainz Ooal Gown. Aunque uno de ellos había desaparecido después de que ella lo usó, el otro estaba escondido de forma segura en la casa de Enri.

"Olvídate de eso, Ane-san. Preferimos que use el cuerno en su lugar”.

"Por supuesto, no hay manera de que lo venda".

Enri no quería convertirse en el tipo de persona despreciable que vendería lo que fue un regalo dado por buena voluntad. Existía también la posibilidad de que no podría incluso ser posible venderlo si fuera por poco, por lo que decidió no hacerlo. Incluso ahora todavía se beneficiaron de la generosidad de la dama que había traído a los golems a la aldea. Ella nunca cometería un acto tan ingrato.

"Pero eso va a ser un problema. Las hierbas sólo pueden ser reunidas en esta temporada, por lo que aunque es un poco peligroso, todavía tengo que... "

Enri sonrió para Nemu, que tenía una expresión de preocupación en su rostro. Ella no quería hacer daño a la última superviviente de su familia, ni ella quiere dejar pasar esta oportunidad de ganar mucho dinero. Aunque, cuando consideró sus prioridades, vio que era claramente un error. Más bien, debe apostar su vida por el bien de todo el pueblo y devolver la generosidad de los goblins que la consideran su ama.

Tengo que ganar más dinero y ver qué tipo de equipo puedo comprar para los goblins. Armaduras de cuerpo completo parece que los podría proteger muy bien. Hablando de la armadura de cuerpo completo, estaba ese caballero de la armadura de color negro... ¿cuál era su nombre?

Aunque ella no sabía cuánto cuestan las armaduras y armas, estaba bastante segura de que no iba a ser una pequeña suma. En este momento, Paipo tendió la mano delante de Enri, lo que indica que se debía esperar un poco.

"Ehh ... aunque esto es sólo mi opinión personal, tal vez debería hablar de ello con el jefe? Ane-san no tiene que tomar la decisión tan pronto. Yo no quiero ser regañado por el jefe porque abrí la boca sin pensar. Además, creo que Ane-san le gustaría tener en sus manos los ingredientes vegetales también ".

Así como los problemas de Enri estaban llenándole la cabeza, un rugido adorable vino de su lado. Volviendo a mirar, vio a Nemu mirándola con el ceño fruncido en su rostro.

"Onee-chan, tengo hambre, vamos a comer.

"Mm, lo siento. Lo pensare luego, lávate las manos después de que termines. Voy a preparar las cosas”.

"OK ~"

La respuesta de Nemu estaba llena de energía. Después de desmontar la rueda del molino, ella raspó la pasta verde y la acumulo en una pequeña urna. Enri regresó a la casa, preguntándose qué debía hacer para el almuerzo.

Traducido por: Eücliwööd Hěllšcythě Dâ̶sh
Editado por: Bryan C


23 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Tus ancestros estan orgullosos de tu gran logro xD

      Eliminar
  2. Ja tan temprano, me alegraron el día. Gracias. Que los 41 seres supremos los bendigan a todos.

    ResponderEliminar
  3. "Entonces te lo dejo a ti, Enri-chan. Cuando llegue el momento, me aseguraré de que todo el mundo puede disfrutar de una fiesta hecha con todo mi habilidad. Mientras tanto, creo que voy a hacer el almuerzo para Goblin-san primero”.


    "¿De Verdad? Entonces, he sido invitado, sería de mala educación rechazar. Ane-san, aunque lamento no poder unirme a ti, estaré almorzando en casa de Morga-san”.

    mi mente sexy esta trabajando ( ͡° ͜ʖ ͡°)

    ResponderEliminar
  4. Gracias. Me alegraste mi dia. Hojala tuviera familiares goblins para q me ayuden en. Mi trabajo la vida es injusta :$

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la traduccion. Espero mas overlord \( ö )/

    ResponderEliminar
  6. La parte 3 sale hoy a la noche o mañana ? :d

    ResponderEliminar
  7. no se encariñen con lo goblins si quieren leer el vol9
    pinche maruyama, ya hasta me hace dudar de albedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por que, que pasa no me digas que albedo los mata, cuenta xD

      Eliminar
    2. En el resumen del volumen 9 sale un adelanto de lo q les pasa a los goblin :c

      Eliminar
    3. En el resumen del volumen 9 sale un adelanto de lo q les pasa a los goblin :c

      Eliminar
    4. albedo se puede volver yandere en cualquier momento, su lealtad es lo que te hace dudar

      Eliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top