jueves, 26 de noviembre de 2015

Overlord, Volumen 9, Capitulo 4, Parte 2



Parte 2

¿Qué diablos ha pasado?

Nadie podía responder a esa pregunta.

Cada ser viviente que componía el flanco izquierdo del ejército del Reino - caballos, reclutas, caballeros, nobles, TODOS - repentinamente se desplomaron y cayeron al suelo como marionetas cuyos hilos habían sido cortado.

Los primeros que dieron con la respuesta fueron las tropas imperiales, que estaban distanciados de ellos.

A las mentes humanas les tomó un tiempo analizar adecuadamente los hechos que acababan de ocurrir. Así que, después de un breve retraso, como si un terrible entendimiento hubiera surgido sobre ellos, el ejército imperial fue apoderado por los gritos de pánico.

Después de haber visto a Ainz Ooal Gown desplegar su círculo mágico, ellos asumieron que él estaba lanzando una especie de hechizo. Era lo mucho que podían entender.

Sin embargo, quien pudo haberlo imaginado?

¿Quién pudo haber imaginado ese horrible hechizo que fue lanzado aquí?

El hechizo que fue lanzado asesinó a 70.000 personas – más que todo el ejército Imperial - en un instante, apagando sus vidas total y completamente.

Incapaces de comprender lo que veían, los caballeros imperiales oraban a los dioses en los que creían.

Ellos oraban para que la gente del Reino no estuviera muerta.

Oraban para que tal terrible magia no existiera en este mundo.

Por supuesto, así como ellos se dieron cuenta de la verdad ante sus ojos - que ni una sola persona estaba de pie en el lugar donde todos habían caído - fueron plenamente conscientes de que sus oraciones no eran más que una esperanza infantil.

Aun así, no había manera de que puedan aceptarlo. No había manera de que puedan aceptar esto como un hecho.

El hombre aclamado como uno de los más fuertes en el Imperio, uno de los Cuatro Caballeros, Nimble, sólo podía mirar con horror silencioso y rechinar sus dientes en el terror expuesto al presenciar el repentino despoblado flanco izquierdo del ejército del Reino.

Nadie estaba de pie. Esta era una realidad demasiada, demasiada horrible como para aceptarla.

Pero la terrible verdad no podía ser descrita sólo con esas simples palabras.

Ainz Ooal Gown - ese lanzador mágico, todo en sí mismo - era un monstruo que era capaz de tomar a las naciones forjadas por los hombres y desaparecerlas, en la manera en que un niño podría derribar un castillo de arena.

Esta era una realidad que estaba más allá de la capacidad de cualquier palabra para describir.

El pánico que envolvía al ejército imperial se escurría gradualmente como el agua. Al final, todos simplemente se quedaron en silencio, incapaces de hablar.

Sin embargo, un extraño ruido se alzó entre el silencio de la formación del ejército imperial. El ruido provenía de los muchos sonidos que se mezclaban juntos en un clamoroso estruendo. Era el sonido de cada caballero rechinando sus dientes.

Este era el terror nacido al darse cuenta de que el Imperio, donde ellos y sus familias vivían, ahora estaba parado en el borde de la extinción, al igual que el Reino.

Este era el entendimiento de que si ellos se atrevían a levantar sus manos contra Ainz Ooal Gown, esa misma magia horrible podría terminar volviéndose sobre sí mismos...

En estas circunstancias, Nimble repentinamente pensó en algo. ¿Qué tipo de expresión haría un lanzador de magia como éste - que podía lanzar un conjuro que podía matar a los vivos en cantidades que arruinaban la comprensión mortal - qué tipo de expresión tenía en su cara?

Sin mover su rostro, Nimble divisó al monstruo parado junto a él, Ainz Ooal Gown, pero lo único que vio fue indiferencia.

¿Cómo puede ser? como puede ser esto posible? ¿Cómo puede alguien como él... estar así...tan tranquilo? Incluso después de tomar 70.000 vidas?! Por supuesto, el campo de batalla es un lugar de muerte. Los débiles pierden la vida en solo cuestión de tiempo. Pero aun así, ¿él no debería sentir algo en su corazón después de matar a tanta gente?!!

El pesar o la culpa sería la respuesta natural. Si él sintiera alegría o emoción, eso incluso podría ser comprensible, retorciéndose como una respuesta a esas emociones, podría serlo.

Sin embargo -

¿Esta indiferencia es algún tipo de habilidad defensiva para proteger su conciencia? No, para un monstruo como éste, esto debe ser un paisaje familiar! Ya sea la piedad que los seres humanos sienten por pisotear a las hormigas bajo sus pies, o algo de alegría sádica, ninguna de estas emociones están presentes!! ¿Qué... qué es esto?!!! ¿Por qué está pasando esto? ¿Por qué alguien como él existe en el mundo?!!!!

"- ¿Qué pasa?"

"Aieee!"

Su cuerpo se sentía como si estuviera encerrado en un frío acero. En respuesta a la repentina pregunta, Nimble respondió con un chillido en pánico.

"Na - nada malo. Ese, ese hechizo de hace un momento, fue magnífico”.

Nimble agradeció en silencio porque aún era capaz de hablar. Más que eso - el hecho de que podía alabar a Ainz en tales circunstancias era nada menos que elogiable.

"Jajaja-"

Lo que Nimble obtuvo a cambio no era nada más que una risa tranquila.

"¿Acaso, ¿lo he ofendido?"

"No, claro que no. Has dicho que el hechizo de ahora fue magnífico, ¿no? "

"S-sí".

¿Era eso por lo que se estaba riendo? El sudor fluía por la frente de Nimble como un río. Después de ver las terribles consecuencias por enojar a esta persona, él no tenía intención de incurrir en su ira.

"Por favor, siéntete tranquilo. Aunque debo decir que mi hechizo aún no está completo. Ahora es cuando comienza el verdadero espectáculo. Después de todo, cuando uno hace una ofrenda a la Black Goat de los Woods with a Thousand Young, ella corresponderá con un regalo de su descendencia. Esos lindos, adorables niños... "

Eso era verdad.

Y fue así como la fruta madura caería a la tierra en la plenitud de los tiempos -

♦♦♦

Los caballeros imperiales fueron los primeros en verlo.

Era de esperarse que los caballeros, mirando desde una distancia segura, lo verían primero. Debido a que se sentían seguros, se atrevieron a mirar fuera de las estrechas rendijas en sus cascos.

Después de que la tormenta de muerte había cobrado la vida de los soldados del Reino, algo apareció en el cielo, una esfera de color negro azabache que enviaba escalofríos a la columna vertebral de todos los que la veían. Parecía contaminar el mundo con su sola presencia.

Entonces, quienes, en los lados del Reino, veían esto? Era más probable que las tropas del flanco derecho, que no tenían una línea directa de visión a lo que había ocurrido en el otro lado. Quizá sintieron que algo anormal había pasado, pero no conocían los detalles, y al mirar alrededor para averiguar lo que estaba pasando, vieron la esfera.


Así como sus ojos estaban siendo guiados allí, los soldados de ambos bandos y los soldados al lado de ellos, lo notaron. De esta manera, todos en las llanuras Kattse, que se habían reunido para hacer la guerra, terminaron mirando en silencio la esfera flotando en el cielo.

La esfera - que se asemejaba a nada más que un agujero en los cielos - era como una abierta tela de araña; una vez que alguien quedaba atrapado al ver la esfera, no podía apartarse.

La esfera negra lentamente aumentaba su tamaño.

Ya sea luchando o huyendo, ningún ser humano podía emplear algún pensamiento o actividad significativa. Lo único que podían hacer era mirar tontamente.

Y pronto - la fruta madura cayó.

Al igual que las leyes del universo, la esfera, que estaba cayendo, se rompió cuando tocó la tierra.

Estalló como un globo de agua golpeando el suelo, o tal vez como una fruta demasiado madura haciendo lo mismo.

La esfera estaba llena de algo que se esparció desde el punto de impacto. Era algo así como asfalto. Eso absorbía la luz, como una ola de oscuridad hambrienta, era pegajosa y fluida, se tragó los cadáveres de los soldados del Reino.

Informados por algún instinto desconocido, nadie pensaba que esto terminaría allí.

Tal vez, sólo había comenzado.

Este era el comienzo de su desesperación.

De repente, un gran árbol creció del alquitrán negro que cubría la tierra.

No, no era algo tan agradable como un árbol.

Al principio, había un solo tronco, pero luego se multiplico. Dos, tres, cinco, diez...se agitaban en un viento que no estaba allí. Lo que estaba creciendo... eran tentáculos.

"MEEEEEEHHHH!!”

De repente, ellos oyeron el adorable balido de una cabra. Y no era sólo una. El sonido de un rebaño de cabras parecía haber salido de la nada.

Como si el sonido estuviera dibujando sobre el asfalto, este se retorció, y dio a luz a algo.

Era algo demasiado extraño, demasiado poco natural.

Tenía diez metros de altura. Si se agregaba la longitud de los tentáculos, la figura no llegaría a ser vista.

A primera vista, parecía una especie de nabo. En lugar de hojas, tenía innumerables tentáculos negros, y su cuerpo era un pedazo de carne cubierto con elevados grumos. Debajo de eso había cinco patas, como las de una cabra, que terminaban en unas pezuñas negras.

Las grietas aparecieron en su cuerpo – en ese grueso pedazo de carne cubierto de grumos – que se estaba pelando y agrietándose con el sonido de algo siendo aplastado. Esas grietas no se limitaban a una sola área. Y entonces...

"MEEEEEEHHHH!!”

El adorable balido de las cabras sonó delante de esas aberturas. Eran fauces salvajes que babeaban sin fin.

Había cinco de ellos.

Revelaron sus formas escalofriantes a todos en las Llanuras Kattse.

Los Dark Young of the Black Goat.

Nacidos del hechizo de súper-nivel "Ia Shub-Niggurath - Sacrificio para la Cosecha Negra", eran monstruos invocados por la muerte de los hombres. A pesar de que no poseían poderosas habilidades especiales, eran extraordinariamente resistentes.

Y su nivel era superior al 90.

Este era el presagio de una tormenta de matanza.

Además del adorable balido, tan asquerosamente dulce y lindo que hacía que la gente quiera vomitar, no había otros sonidos. Eso era porque nadie podía hablar, no querían creer o aceptar que los acontecimientos, que se desarrollaban frente a sus ojos, realmente estaban sucediendo. Más de 300'000 - o si se contaba solamente a los vivos, 235'000 - personas se reunieron aquí, y ninguna de ellas podía decir algo.

En estas circunstancias, Ainz rió de buena gana.


"Maravilloso. Se trata de un nuevo récord. En toda la historia, yo podría ser el único que logró suscitar a cinco a la vez. Extraordinario. Tengo que dar las gracias a todos los que murieron hoy aquí”.

En circunstancias normales, cada invocación del Dark Young solo producía una entidad, que era en sí un motivo de celebración. Ser capaz de producir dos, era una rareza.

Y ahora, había cinco.

Al igual que un jugador celebrando por haber sobrepasado su propia puntuación alta, Ainz estaba lleno de alegría por el hecho de haber establecido este nuevo record. ¿Y qué si decenas de miles habían muerto por ello?

"Aunque... sería mejor si hubieran más... cinco es el límite superior? Si yo ya he alcanzado la cima del hechizo, entonces esto sería toda una hazaña”.

"¡Felicidades! Como era de esperarse de Ainz-sama! "

Ainz sonrió bajo su máscara mientras Mare lo elogiaba.

"Gracias, Mare."

Después de eso, Nimble se giró como por reflejo, su cara estaba entre lágrimas y risas, mientras también elogiaba a Ainz.

"Fe - felicitaciones."

"Gracias."

Ainz respondió de buen humor.

La apariencia de Nimble, al estar honestamente emocionado, estimuló un hormigueo en el corazón de Ainz.

Entonces, Ainz recordó sus días como jugador en YGGDRASIL, la misma oleada de emociones que tuvo cuando vio por primera vez el lanzamiento de 'Ia Shub-Niggurath! "

Como un llamativo hechizo de súper-nivel, parece haber robado los corazones de todos. Bueno, eso era de esperarse de uno de los hechizos más populares de YGGDRASIL. Cuando dije que iba a lanzarlo, Albedo y Demiurge no podían dejar de prodigarme elogios.

Un sonido gachi-gachi* surgió de las filas del ejército imperial.

(Gachi-gachi: no sé lo que significa XDD, si alguien lo sabe que lo comente)

Era el sonido de las armaduras traqueteándose contra sí mismas.

Los cuerpos de los soldados temblaban de miedo, pero nadie podía reírse de ellos.

No había nadie que no esté cubierto en escalofríos después de oír la risa del rey hechicero que había lanzado ese hechizo escalofriante.

Todos los hombres en el ejército imperial tenían el mismo deseo.

Deseaban que la ira de Ainz Ooal Gown no cayera sobre ellos.

En ese sentido, era más como una oración.

Mientras los soldados fervientemente imploraban a sus dioses por ayuda, Ainz comenzó la siguiente fase. Él sentía que ya había hecho lo suficiente, pero por otra parte, no estaba de más asegurarse.

En esta ocasión, el objetivo era proclamar el poder de Ainz Ooal Gown, un facultado de la magia de súper-nivel, a los reinos reunidos.

Ese objetivo ya estaba logrado. Sin embargo, dejar que esos subordinados se desvanezcan sería un desperdicio.

Eso es correcto, sería demasiado desperdicio.

Ainz resopló.

Si él tuviera una lengua, estaría lamiendo sus labios en expectación.

Esta era una alegría que no pudo sentir en Yggdrasil, la alegría de ser capaz de dirigir al mismo tiempo a cinco Dark Young.

"Ah, vamos a darles una oportunidad. Despedácenlos, mis queridos corderos. "

Así como ellos recibieron la orden de su invocador Ainz, Los Dark Young comenzaron a moverse con una lentitud pesada.


Con una desconcertante marcha de cinco patas, se lanzaron en un ágil movimiento en vez de ser agraciados, sin embargo, esto se trataba más de un frenético enredo de movimientos y energía, y desde cierto punto de vista, incluso podría ser visto como algo cómico.

Siempre y cuando no vinieran por ti.  XD

Sus vastos cuerpos se movían ligeramente, y los cinco Dark Young empezaron a esprintar mientras cargaban contra el ejército del Reino.

Ah, cierto, esas tres - no, cuatro personas, no las pueden matar. Absolutamente les prohíbo que les hagan daño.

Mientras recordaba a las tres personas que Demiurge deseaba salvar, Ainz envió una orden mental a los Dark Young.

♦♦♦

"¿Esto es un sueño?"

Los soldados del Reino murmuraban entre sí, a cierta distancia de los demonios inhumanos. Por supuesto, nadie podía responderles. Los ojos de todos estaban fijos en la escena que se desarrollaba ante ellos, y habían perdido la capacidad de hablar. Era como si sus almas les hubieran sido arrebatadas.

"Hey, esto es un sueño, ¿verdad? Debo estar soñando, ¿verdad? "

"Ahh. Esta es una maldita pesadilla”.


La segunda vez que se hizo la pregunta, algunas personas se las arreglaron para responder. Pero sus respuestas les llevaban a un indicio de querer huir de la realidad.

Esto era imposible.

Ellos no quieren creerlo.

Pensamientos como esos se extendían a través de la infantería. A pesar de que las torpes siluetas aumentaban de manera constante y se volvían numerosas, así como los seres inhumanos se acercaban a ellos, aun no quieren aceptar que esto era la realidad.

Si esos fueran simples monstruos, tal vez ellos podrían reunir el coraje para levantar sus armas. Sin embargo, las cosas que habían aparecido, después de que un ejército de 70.000 hombres fuera sacrificado en un instante, no podían ser monstruos simples. Era como ver un huracán avanzando, y nadie podía reunir el valor necesario para enfrentarse a la tormenta.

Los seres gigantescos, pero extrañamente rápidos, galopaban en sus gruesas patas regordetas, precipitándose a una velocidad increíble.

"Eleven sus lanzas!"

Una voz sonó.

Venía de la boca de un noble, un grito estridente y agudo que era un falsete nacido de la desesperación. Sus ojos estaban inyectados de sangre y la espuma salpicaba por las comisuras de su boca.

"Lanzas arriba! Eleven sus lanzas!! Eleven sus lanzas si desean vivir!!! "

A pesar de que él ya había perdido su razón por el miedo y era difícil entender lo que estaba diciendo, aún era capaz de pronunciar con claridad la orden "Lanzas arriba". En retrospectiva, esa era probablemente la mejor orden que pudo haber dado.

Actuando por reflejo, los soldados levantaron y fijaron sus lanzas, formando una reforzada línea de lanza.

Plantaron los extremos firmemente en el suelo, por lo que la velocidad de sus oponentes solamente los haría dañarse a sí mismos cuando cargaran contra el cerco de púas.

Aunque esta formación era casi inquebrantable para los caballeros imperiales, los soldados del Reino se preguntaron -en algún pequeño y separado rincón de sus mentes que aún se aferraba a la lucidez - ¿qué de bueno podían posiblemente hacer con las pequeñas lanzas que estaban agarrando? Tal vez pensaron que esta era su única oportunidad de salvación.

Era imposible escapar por debajo de las pezuñas de las criaturas que se acercaban a una velocidad antinatural. Incluso si corrían con todas sus fuerzas, aun iban a ser pisoteados y convertidos en papilla roja.

Deseando, como si fueran uno, que los monstruos no vengan por ellos, los soldados preparaban sus lanzas y esperaban la carga.

Los monstruos - que deberían ser muy pequeños a la distancia - cerraban la brecha con una velocidad increíble.

A medida que se hacían más grandes, y la tierra comenzaba a temblar bajo los atronadores golpes de sus pezuñas, los corazones de los soldados comenzaron a latir locamente.

Entonces, mientras ellos sentían que sus corazones iban a estallar en sus pechos, las enormes siluetas aparecieron ante sus ojos.

Era como un camión de basura estrellándose contra un enjambre de ratas.

Los soldados del ejército del Reino levantaron sus lanzas con sus manos temblorosas. Pero ¿qué uso tendrían esas lanzas contra los cuerpos masivos y sólidos de los Dark Young? Las lanzas se quebraron como palillos de dientes sin siquiera arañar esas pieles monstruosas.

Los Dark Young pisotearon los cuerpos de los soldados del Reino bajo sus patas.

Innumerables astillas, de las numerosas lanzas rotas, volaban por el aire.

A pesar de que aplastaron la resistencia, que ni siquiera contaba como una, Los Dark Young de la Black Goat eran misericordiosos a su manera.

No había dolor.

No había tiempo para que sus víctimas sufran antes de que fueran aplastadas bajo el titánico peso de los Dark Young.

Los soldados, que empuñaban sus lanzas, ni siquiera tenían tiempo para darse cuenta de que las picas que estaban sosteniendo habían sido pulverizadas en astillas. Todo lo que veían era sombras negras que aparecían ante ellos.

Los solados gritaban, gritaban y gritaban.

Trozos de carne volaban por el aire. No venían de tan sólo una o dos personas, sino de decenas, centenas de víctimas. Ellos fueron pisoteados por las enormes pezuñas, y lanzados - no, arrojados lejos por los tentáculos ondulantes.

Siendo patricios o plebeyos, ahora todos ellos eran lo mismo que sangrientos trozos de carne.

Algunos de ellos tenían una familia en sus aldeas. Algunos tenían amigos que dejaron atrás. Algunos tenían gente esperando por ellos. Una vez que sus irreconocibles cadáveres se molieran en el barro, nada de eso iba a importar.

Los Dark Young les daba lo mismo a todos, un trato equitativo - muerte.

Ellos trituraban a innumerables seres humanos bajo sus patas con sus pezuñas, hasta que estaban satisfechos por el derramamiento de sangre, pero aun así, no tenía la intención de detenerse.

Los Dark Young de la Black Goat comenzaron a correr.

Ellos corrían. No iban a detenerse aunque estuvieran en el medio de las fuerzas del Reino.

"Iyaaaaaaaaaaaaaaa!"

"Abbaaaaaaahhhhhh!!”

"Detenganseeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!"

"Salvenmeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee! '

"NOOOOOOOOOOOOOOOO!"

"Uwaaaaaaaaaaaaahh!"

“Oshe Zyyyyyyyyyyyy!!”

Los gritos se elevaban cada vez que las pezuñas bajaban. Se mezclaban con el sonido de la húmeda destrucción de los cuerpos mutilados bajo las poderosas pezuñas de los Dark Young, y los gruesos, carnosos tentáculos se agitaban alrededor de una manera salvaje y juguetona, que enviaban a los cuerpos humanos a volar con unos repugnantes crujidos.

Unos sonidos nunca antes escuchados venían y venían sin fin.

Pisoteados.

¿Qué mejor palabra estaría allí para describir esta escena?

Varias personas empujaban desesperadamente sus lanzas hacia adelante. Los Dark Young, cuyos cuerpos eran enormes y no tenía ninguna intención de evadir los ataques, fueron golpeados  sólidamente por los extremos de las lanzas. Sin embargo, las picas no podían penetrar lo suficiente como para causarles daño a sus cuerpos parecidos a trozos de carne. Era como si los músculos de hierro duro habían sido enfundados por la piel gruesa y elástica.

Sin burlarse por esas inútiles resistencias, los Dark Young avanzaron con un solo propósito.

Antes de que los soldados se dieran cuenta de que su mortal determinación no tenía sentido, los Dark Young ya habían llegado a la parte más central del ejército del Reino.

"¡Huyan! ¡Huyan!"

Se oyeron los gritos a la distancia. En respuesta, los soldados comenzaron a huir. Eran exactamente como un enjambre de arañas dispersándose en todas las direcciones.

Pero, por supuesto, los Dark Young eran mucho más rápidos que los seres humanos.

Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. Splat. (Al fin termino)

Los sonidos de los seres humanos siendo pisoteados y volviéndose pastas de carne, el sonido de los trozos de carne volando  por el aire, y el sonido de los gritos continuaron y continuaron.

♦♦♦

Como si hubieran llegado a una tierra estéril, tres de los monstruos cruzaron la columna central del ejército y corrieron hacia el flanco derecho en medio de chorros de sangre y gore. En un momento, ellos iban a alcanzar a las tropas de Raeven.

"¡Retirada! ¡Retirada!"

La forma en que Raeven gritaba esas órdenes se asemejaba a un gemido.

Nadie podía luchar contra ellos.

Nadie debería lanzar su vida sin razón.

A medida que escuchaban las palabras de Raeven, los soldados circundantes arrojaron sus armas y huyeron en pánico.

Por supuesto, ya que había demasiada gente, era imposible para ellos moverse libremente.

Al principio, Raeven había pensado en la señalización una retirada ordenada. Ellos deberían estar en guardia contra los ataques por detrás y así sucesivamente, pero perder el tiempo en ese tipo de cosas ahora sería un gran error.

"Ainz Ooal Gow, ¿qué tipo de ser, qué clase de lanzador mágico eres?!"

Raeven lo había subestimado. No, él no tuvo la intención de hacer eso al principio.

Después de tomar en consideración las palabras de Gazef Stronoff, Raeven había planeado ver a Ainz como un enemigo del más alto e inimaginable calibre. Sin embargo, lo único que ahora podía decir era que había subestimado groseramente las habilidades de ese hombre.

Su imaginación simplemente no había sido lo suficiente.

¿Quién en la tierra podría haber predicho que Ainz Ooal Gow  poseería tal fuerza impresionante?

¿Quién podría haber conocido tales poderes existidos en este mundo?

Viendo que cada vez se acercaban, que cada vez se expandían las siluetas de esos monstruos, las tropas que rodeaban al Marqués Raeven gritaron las órdenes.

"Esto ya no es un campo de batalla, ahora es una tierra de matanza! ¡Solo corran!"

"Mi señor!" Un caballero dijo mientras se quitaba el casco. "¡El rey! ¿Qué hay del Rey? "

"¡Idiota! No hay tiempo para eso! ¡Mi señor! Vienen a por nosotros! "

Mientras miraban en la dirección de los gritos, mientras que el más intrépido ya había huido, el aplastamiento del resquebrajado flanco derecho ya había comenzado. Aunque parecía que los monstruos estaban cargando hacia ellos en línea recta, no se dirigían a Raeven mientras pisoteaban donde querían. En realidad, los demás Dark Young estaban muy lejos de donde estaba Raeven.

"¿Dónde está el rey?!"

"Él está allí!"

Al mirar en la dirección de la bandera real que el soldado estaba señalando, un Dark Young ya se acercaba a ese lugar.

Raeven vaciló. ¿Qué podía hacer si iba a ayudar? Sin embargo, si el rey Ranpossa III moría aquí, todo el país podría convertirse en pedazos.

Sin embargo-

"Déjenle eso a Gazef-dono!"

Raeven tenía fe en Gazef.

Gazef era un guerrero digno de la alabanza del Rey. Pero incluso él seguiría siendo incapaz de derrotar a esas monstruosas cabras negras, por lo menos, podía llevar al rey a un lugar seguro fuera de esta tierra infernal.

"Marqués Raeven! La situación es mala! Por favor, retírese a toda prisa! "

La voz de los ex - aventureros orichalcum, los subordinados en los que más confiaba, interrumpieron la palabrería de Raeven.

"-¡Mi señor!"

Era mas un grito que una vociferación. Raeven rugió una respuesta.

"¡Entendido! ¡Iré ahora!"

Justo ahora - en este momento, a esta distancia, no había manera de disfrazar una retirada con palabras bonitas.

"Por favor, déjeme la tarea de la reorganización de los hombres! Mi señor, tiene que salir de aquí ahora, y dirigirse a E-Rantel! "

El grito provenía de un hombre con ojos soñolientos. A pesar de que parecía muy poco fiable, Raeven no pudo haber confiado su mando a una mejor persona.

"Te lo encargo! Usa mi nombre como mejor te parezca! Yo asumiré las consecuencias! "

El sonido de las pezuñas se oía muy cerca. Por temor, Raeven no se atrevió a dar la vuelta para ver lo cerca que los monstruos estaban. Raeven metió las espuelas en los flancos de su caballo con todas sus fuerzas. Sin embargo, el caballo no se movía. Incluso cuando lo pateó con fuerza, aún seguía sin moverse. El caballo aplanó sus orejas contra su cabeza y se quedó quieto.

En ese momento, en medio del caos, un grupo de caballos, que habían arrojado a sus jinetes, estaban corriendo. Los hombres en sus espaldas se aferraban con fuerza a los cuerpos de sus caballos, al parecer, ignoraban las riendas que colgaban libremente.

Qué irónico, y pensar que los entrenados caballos de guerra serían incapaces de moverse por el miedo, mientras que los caballos no entrenados corrían salvaje en pánico.

"y pensar que el entrenamiento tendría un efecto contrario!"

En primer lugar, los caballos eran animales tímidos. Sólo después del entrenamiento podían ser considerados como intrépidos caballos de batalla. Sin embargo, era precisamente por este entrenamiento que ellos no podían moverse. El hecho de que ellos no se quebraran y no corrieran bajo los efectos de este temor, era la prueba de que el entrenamiento fue efectivo.

"¡Perdóname!Corazón de León! "

El sacerdote del Dios del Viento, Yorlan Dixgort, lanzó un hechizo de resistencia al miedo en el caballo. El calmado caballo relinchó ruidosamente.

"¡Mi señor! nosotros conduciremos el camino! "

"¡Por favor, háganlo!"

Con las voces de sus subordinados, que le deseaban el bien, resonando en su espalda, Raeven espoleó a su caballo en un movimiento salvaje, escoltado por los ex-aventureros Orichalcum.

Montar a caballo a través de una violenta multitud caótica era muy difícil. Como tal, esto sólo era posible gracias a los ex-aventureros Orichalcum, que estaban cerca de la cima de la humanidad.

Dando la espalda a las voces, que deseaban por su bienestar, Raeven logró penetrar en el flujo de personas, bajo la vigilancia de los aventureros.

"Ese lanzador mágico es un monstruo! ¿Cómo puede alguien como él permitirse existir en el mundo?! "

Raeven maldijo a Ainz, mientras su caballo tironeaba hacia arriba y abajo en su galope de máxima velocidad.

"¡Maldita sea! ¡Tenemos que hacer algo! Tengo que pensar en alguna manera de proteger nuestro mundo - nuestro futuro”

El miedo probablemente era la razón por la que Raeven estaba subconscientemente murmurando para sí mismo. Si él no dijera nada, si no distraía su conciencia, su inteligente cerebro probablemente esbozaría las horribles pesadillas del peligro que se le acercaba.

Cuando él regrese, tendría que sentarse con el príncipe y la princesa, y elaborar algún tipo de contramedida para ese lanzador mágico, que desafiaba las expectativas puestas en su especie.

Si esto sigue así, toda la humanidad será conquistada... No, ese sería el mejor de los casos. En el peor de los casos, toda la humanidad se convertirá en los juguetes de Ainz Ooal Gown, para ser atormentados hasta el final de sus miserables vidas.

El sonido de su lengua haciendo clic, lleno de tensión y frustración, anuló el sonido del galope de su caballo.


"¡Esto no es bueno! Mi Señor, por favor, dirija a su caballo hacia la derecha! Ese monstruo ya nos encontró! "

"¿Cómo pudo encontrarnos si no tiene ojos?!" el bandido Lockmeyer gritó. "Lund! ¿Tienes alguna magia para esto? "

"¡Por supuesto que no! ¿Crees que algún hechizo va a funcionar contra esos monstruos, Lock? "

"Aun así, ¿cómo lo sabremos si no lo intentamos-"

"¡Suficiente! Cruzaremos ese puente cuando lleguemos a él! Tal vez sólo está avanzando en la misma dirección que nosotros! ¡Mi señor! pónganse delante de nosotros! formaremos una sola fila! "

Sus voces eran vacilantes.

Siguiendo las instrucciones, Raeven dirigió a su caballo a la posición del frente. Luego, giro su caballo hacia la dirección donde menos personas estaban huyendo.

Desde la distancia, el balido de un Dark Young ahogó el latido de su corazón.

"MEEEEEEEEEHHHH!"

-Estaba cerca.

El sudor salía a borbotones en la cabeza de Raeven como una cascada. Él no se atrevía a darse la vuelta por el miedo, pero podía sentir el aire detrás de él poniéndose más y más caliente.

Entonces otro-

"MEEEEEEHHHH!!”

"¡Maldita sea! ¡Esto no es bueno! Nos ha estado persiguiendo todo el tiempo! ...¡todos! ¡Prepárense!"

En respuesta, el líder del equipo, Boris, gritó y lanzó su hechizo.

" Reforzar Armadura !"

 " Fuerza inferior !"

"¡Bien! Entonces, mi señor! Vamos a recibir el ataque del enemigo! No mire hacia atrás por ninguna razón, y continúe montando! "

Sólo había una cosa que Raeven podía decir a los aventureros, que habían conquistado su miedo.

“... ¡Cuento con ustedes!"

"¡Entendido! ¡Vámonos!"

"Ohhhhh!"

Raeven podía sentir la distancia alargándose entre él mismo y los ex aventureros detrás de él.

Raeven agacho su cabeza, haciendo todo lo posible para minimizar la resistencia del viento. A pesar de que no sabía cuánto tiempo le podían dar, lo único que podía hacer era escapar tan rápido como podía - regresar con vida era la única manera de pagarles su lealtad.

"¡Vuela! Fireball! "

" Invulnerable Fortaleza !"

Así como se alejaba en la espalda del salvaje caballo galopante, Raeven creyó haber oído el sonido de los antiguos aventureros entrando a la batalla, incluso a través de los azotes del viento que pasaban por su cara y orejas.

Y entonces – después de dos segundos, ya no podía oír más a los antiguos aventureros.

Lo que escuchó fue el sonido de una enorme pezuña cayendo.

Su corazón se sacudía un su pecho.

En el campo de visión de su cabeza agachada, la sombra gigantesca que vio por debajo de él, hizo que gimiera en una silenciosa desesperación.

Raeven reconoció que bajo sus pies – bajo su cuerpo llevado por el caballo, que corría a toda velocidad - un grueso y largo tentáculo lo estaba alcanzando.

"No…"

El caballo corría como si se hubiera vuelto loco. Era el caballo más rápido que Raeven jamás había montado. Podría ser el más rápido como nunca lo había sido.

Aun así, la poderosa sombra aún se extendía por toda la tierra.

"No quiero esto!"

Raeven grito. En contra de su voluntad, él gritó con todo su corazón.

Una sensación cálida y húmeda se propagaba a través de su entrepierna.

Raeven obligó a sus ojos a que se abran, y sin mirar atrás, forzó al caballo para que avance.

Él no podía morir. El país no le importaba. Si el país iba a caer, entonces él lo iba a permitir.

Si levantar armas contra Ainz Ooal Gown significaba la muerte, entonces abandonar el país y huir estaba bien.

Un idiota.

Qué idiota había sido.

Venir a este campo de batalla fue realmente tonto.

Si Raeven hubiera sabido que tan poderoso era Ainz Ooal Gown, se hubiera quedado en la capital sin importar el costo.

Él ya no quería pensar más en el futuro del reino.

"No quiero esto!"

Raeven aún no podía morir.

No podía morir mientras su hijo seguía siendo tan joven. Y... no podía dejar sola a su amada esposa.

"Yo no-"

Raeven imaginó la figura de su hijo ante él.

Mi amado niño.

Una diminuta vida había nacido. Poco a poco creció. Se puso enfermo. En ese entonces, Raeven había hecho un gran alboroto por eso. La imagen de sí mismo corriendo alrededor medio loco, gritando órdenes, mientras que su esposa estaba sentada en silencio, lo avergonzó.

Esas manos suaves y delicadas, y esas mejillas sonrojadas. Cuando él creciera, sería la razón de las conversaciones del Reino. Raeven creía que las habilidades de su hijo superarían a las suyas. Él ya podía ver ese potencial emergiendo de vez en cuando.

Él no estaba echándolo a perder, así como su esposa le decía que lo hacía.

Raeven estaba profundamente agradecido con la mujer que había criado a su hijo amado. Sin embargo, rara vez lo decía porque se sentía avergonzado.

Ya era hora de un segundo hijo.

Si Raeven no hubiera llegado a este campo de batalla, podría ser capaz de abrazar a su hijo y a su esposa.

"... ¿Eh?"

El sonido de las pezuñas se detuvo de repente.


Impulsado más por la curiosidad que por el coraje, Raeven dio la vuelta. A sus ojos, vio al Dark Young inmóvil, como si se hubiera congelado en su lugar.

Traducido por Nando el dulce

Psdt: lamento por la demora XD



52 comentarios:

  1. Respuestas
    1. el sonido que esta mas ariba que no sabes a que se refiere es la malla por lo usual es cuando un soldado se mueve hacia atras y resuena contra otra armadura como si quisieras correr pero solo tiemblas xD nando hasme un favor y sube la otra parte en la mañana plz :c quiero leer mientras regreso a mi casa de la facultad xD

      Eliminar
    2. aaaa era eso XD, por tu aporte te bendigo con la mayor zhukulhemcia para que tengas un dia zabrozongho

      Eliminar
  2. la siguiente parte tal vez se publicara a la misma hora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se publicara a la misma hora en visperas de navidad

      Eliminar
    2. eres un zuculento ser supremo, larga vida a nando sama

      Eliminar
  3. A mi droga de zukhulemcia diaria a llegado, se tardo mucho pero este siervo nunca desconfía en las traducciones de Nando-sama.

    ResponderEliminar
  4. POR FINNN!!! ese SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT SPLAT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si eres fiel a overlord tienes que leer todos los SPLAT

      Eliminar
    2. los lei cada SPLAT me imagine un soldado como pure de papas con salsa roja XD

      Eliminar
  5. Iyaaaaaaaaaaaaaaa!"

    "Abbaaaaaaahhhhhh!!”

    "Detenganseeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!"

    "Salvenmeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee! '

    "NOOOOOOOOOOOOOOOO!"

    "Uwaaaaaaaaaaaaahh!"

    “Oshe Zyyyyyyyyyyyy!!”
    Jajaja como me cagué de risa en esa parte, no sabía que participaste en la batalla Mando xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaa seee fue muy zabrozhonga XD
      la verdad es k no pude evitar poner eso :v, pense k no lo iban a notar

      Eliminar
    2. Yo al llegar a esa parte pensé, a chinga acaso hay soldados que morirían por ser pisoteados por cabras echas casi a la imagen de Shub-Niggurath, jaja y luego supe que fue Nando-sama quien agrego eso, convertirte la intriga en humor zukhulemta XD.

      Eliminar
    3. Esa parte me hiso cagar de la risa, de una vez supe que era obra de nado.

      Eliminar
  6. me mori de la risa, entre los gritos de los soldados se oyo la voz de nando gritando "oshe zyyyyyyyyy" XD
    me desespera mas esperar el siguiente capitulo de la novela (1 dia) que el de un anime (1 semana )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad solo tarda la traducción por capitulo de un día que nos proporciona aquí Nando-sama, aunque en realidad la novela Overlord allá en el buen Japón sale como 6 mesas cada volumen, su manga pues es mensual y el anime pues si sus ventas de blue-ray son exitosas, entonces MadHouse hará segunda temporada.

      Eliminar
    2. ps eso esta bien dudoso, mad hause dificilmente, y digo DIFICILMENTE, hace segunda temporadas

      Eliminar
  7. Asi de zhukulenta es esta novela XD, lo mejor es que puedo enterarme de lo que pasa mientras traduzco XD

    ResponderEliminar
  8. me mori de la risa eal leer el oshe syyyyyy

    ResponderEliminar
  9. jaja gracias por la traduccion xD gore!!!

    ResponderEliminar
  10. veo que el "oshe zyyyy" esta teniendo acogida XDD
    para la otra parte también pondre algo zukulento

    ResponderEliminar
  11. Me pregunto si cuando salieron los tentáculos hubo algún soldado que pensó: He visto suficiente hentai para saber lo que pasará ahora.
    PD: "Oshee zhyyyyyyyy" JAJAJAJAJA ¡Fue tan anti-climático! XD XD XD XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con esa parte, yo que conozco mucho hentai japones (de los mas bizarros) imagine cosas con los tentáculos y los soldados, cuadran en ese punto. No se si Nando-sama lo puso por causalidad o lo tenia planeado de antemano.

      Eliminar
    2. ustedes saben bien en cada ser y cosa alberga la zhukulencia . solo es cuestion de imaginarselo XDDD

      Eliminar
  12. Nando. Casi muero de la eapero es tu culpa mierda esas obejas son unas q muelen carne molida xd zhabrozon

    ResponderEliminar
  13. Nando y su "oshe syyyyyyyyy" te llevas el premio me dio una risa que cura lo que sea :v que el buen ainz te de su gloria :v

    ResponderEliminar
  14. y asi nando tuvo el honor de que Ainz-sama lo matara siempre recordaremos sus valientes palabras finales Osheeee Shyyyyhh
    Pd: ahora quien hara la traduccion de las demas partes? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tenemos a Nando encadenado trabajando en ello, mientras se le azota al ritmo del "osheee shyyyy"

      Eliminar
  15. yo tranquilamente leyendo y hasta imaginandome el acento y expresiones de todos gritando ""NOO" "ayudame" y de repente Oshe zyy salvaje aparecio en mi mente y lo peor es que hasta el acento y la expresion de grito lo imagine ¬¬ de una dije en voz alta NANDOOOOO!!!! ¬¬

    ResponderEliminar
  16. Iä Iä Shub-Niggurath, la cabra negra de los mil hijos.

    Cada vez mas entretenido, me encantó. Gracias por la traducción.

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top