jueves, 26 de noviembre de 2015

Skyfire Avenue, cap 5

Capítulo 5: Tesoro Celestial.

  El vino rojo escarlata que había sido vertido en copas estaba tranquilo, sin una onda a la vista. La fragancia de la bebida no era muy fuerte, siendo que el sabor había sido sellado en aquél resplandeciente, traslúcido, rojo sangre, vino color rubí.

  La mano del Maestro del Vino no temblaba en absoluto. Había llenado cuatro copas a un nivel excepcionalmente equitativo, dos uñas bajo el borde de alto. Tan sólo mirando las copas, no se podría establecer diferencias entre ellas.

  Lan Jue miró el vino, pero el Gourmet contemplaba el enorme jamón al frente de él. Ambos pares de ojos estaban hipnotizados.

  Veinte velas estaban formadas ordenadamente, un tanto más pequeñas que la fuente cuadrada. El Gourmet movió su mano derecha hacia la mecha de las velas, y casi al mismo instante, las veinte velas se encendieron en el momento. Las flamas no quemaban mucho, pero eran muy brillantes.
Sosteniendo la fuente por los bordes, el Gourmet la mantuvo sobre las flamas de las velas, dejando que el calor que emitían calentaran la bandeja.

  El Maestro del Café dijo, "¿No es mucho problema? ¿Por qué no solo usas tu propio fuego?"

  El Gourmet ni siquiera lo miró mientras hablaba. "Es por eso que decimos que no tienes gusto. Si no fuese porque eres extremadamente suertudo, no habría ninguna chance de que bebieses este vino hoy, o comieses un jamón como este. Mis flamas son energía positiva, pero de un tipo seco y explosivo. Las llanas de las velas son gentiles, suaves e incluso distribuidas. Esto último es lo que necesito ahora."

  El Maestro del Café respondió argumentativamente, "¿Por qué no habría chance? ¡No lo creo! Maestro del Vino, ¿está diciendo la verdad?"

  El Maestro del Vino no contestó. Levantó la larga boquilla de la copa cuan extensa era, cristalina. Alzándola, atrapó la luz de las velas dentro y observó el vino escarlata en ella.

  El Maestro del Café se volvió a mirar a Lan Jue. "¡El Gourmet parece decepcionado de mí! ¿En qué se basa para criticarme de esa manera?"

  La mirada de Lan Jue estaba centrada en la copa de vino. Sus movimientos eran casi idénticos a las del Maestro del Vino. Levantó su copa, mirando el vino rubí en su interior.

  "Él habla con la verdad, y tiene una muy buena razón. La razón por la cual el Maestro del Vino no dijo nada es porque no quiere herirte. Como sea, te diré el motivo. Tomemoslo como mi revancha por incitar problemas hace un rato."

  "Bien. Dímelo." Dijo el Maestro del Café, insatisfecho.

  Lan Jue rió calmadamente. "Si quieres aprender algo, debes pagar un precio. Dame el vino en tu copa, y te diré la razón. De otra manera, ¿dónde quedaría la 'revancha'?"

  El Maestro del Café replicó con enfado y vergüenza, "Bien. Si tu razonamiento me convence de no merecer este Romanée-Conti, te daré mi copa."

  Lan Jue bajó su copa, luego miró en dirección al Maestro del Vino. "No éstas permitido a discutir conmigo sobre esto. Él me hizo la pregunta. Es tu propia culpa no haber dicho nada antes."

  El Maestro del Vino dejó salir un suspiro. "Debido a que está dispuesto a renunciar a su propia copa de Romanée-Conti, y a este mismo, es suficiente razón por la cual él no está calificado para beberlo."

  Lan Jue sonrió mientras hablaba. "Pero eso no es suficiente para convencerlo, porque él siempre podrá usar la excusa de que su deseo por el aprendizaje excede a su deseo por las delicias."

  Lan Jue alzó el vaso con agua y bebió un sorbo antes de, finalmente, voltearse para mirar al Maestro del Café.

  "En realidad, el razonamiento es bastante sencillo. Es porque eres el Maestro del Café. Si bien sabes apreciar el vino en demasía, y también sabes apreciar la comida gourmet, al fin y al cabo, eres el Maestro del Café."

  El Maestro del Café, un tanto desconcertado, dijo, "¿Cómo puede ser eso ser considerado una razón?"

  Lan Jue contestó, "Claro que es una razón. Comparado al vino tinto, tú prefieres el café. Debo preguntar, ¿cuántas tazas de café bebes al día?"

  El Maestro del Café dijo, "Tres tazas."

  Lan Jue continuó, "Beber café se ha convertido en el hábito más importante en tu vida. El mejor café, el más fuerte, el de sabor más duradero. Como sea, eso también domina tus papilas gustativas. Antes de catar un vino tinto de alta clase, siendo capaz de disfrutar su fragancia al máximo, uno tiene que evitar comer cosas con sabores fuertes con al menos tres días de anticipación. Café, té, chocolate... Están absolutamente prohibidos.  De otra forma, tus papilas gustativas estarían ocupadas. Aunque puedes usar pan blanco para intentar absorber dichos sabores de tu boca, siempre quedarán aunque sea, un poco restante. Esto impacta al sentimiento sublime que este buen vino trasmitirá a tu alma. Es una blasfemia al vino."

  Pausando un momento, Lan Jue sonrió y miró al Maestro del Café. "Entonces, en los últimos tres días, ¿has bebido café?"

  El Maestro del Café rió amargamente. "Por supuesto que lo he hecho."

  "Gracias." Lan Jue cogió agraciadamente la copa de vino frente al Maestro del Café, vertiéndola en su propia copa, para luego devolverla vacía al Maestro del Café.

  El Maestro del Vino suspiró. Gentilmente revolvió la copa en su mano, y la llevó a su nariz para un olfateo. Instantáneamente, la solemne mirada en sus ojos desapareció, reemplazada por una intoxicada mirada fascinada.

  Bebió un largo sorbo, manteniéndolo un momento antes de tragarlo.

  Lan Jue también tomó un trago. Bajando su cabeza, con un suave sorbo, el delicado sonido de el líquido entrando en su boca pudo ser escuchado. Y después, ya habiendo levantado la cabeza, bebió el vino.

  Solo después de un largo momento, la expresión de el Maestro del Vino volvió a la normalidad. "Un brillo granada hace notar su calidad; la clásica fragancia del Romanée-Conti, el aroma a rosas y pimientos dulces; suave y armonioso en la boca, uno puede sentir cómo la fuerza del sabor se torna reservado, pero con extrema perdurancia."

  Mientras hablaba, dirigió su mirada hacia Lan Jue. "Elegiste muy bien. Esta botella de Romanée-Conti está en el momento perfecto para ser bebida."

  Lan Jue dejó escapar un suave exhalo. "Fusiona la fragancia picante con la fragancia floral, es refinado y alegre; en el paladar, muestra su asombro y su armonía. El sabor de la granadina mezclado con moras, pleno y exquisito. ¡La existencia da vida a su reputación de ser aclamado como un 'tesoro celestial', el rey de los vinos! Creo que en los próximos tres días, mis papilas e incluso mis dientes seguirán llenos de este maravilloso sabor. No puedo beber vino en los próximos tres días."

  El Maestro del Café observó las expresiones en sus rostros. No pudo evitar decir, "¿Es tan bueno como él dice? Maestro del Vino, dame un poco más."

  El Maestro del Vino suspiró. "Originalmente, había preparado aquel plato con pan blanco especialmente para ti. Después que lo usaras para absorber algunos de los sabores saturados en tus papilas. Después de eso, viendo cuán poderoso es el sabor de Romanée-Conti, serías capaz de apreciar su sabor aunque sea un poco. Como sea, lo perdiste contra el Maestro de las Joyas. Ya te he ofrecido una copa para empezar. Por tanto, lo lamento, pero hoy no podrás compartir."

  El Gourmet removió la fuente de encima de las velas y la colocó en la mesa. Palmeó al Maestro del Café en los hombros y dijo, "Así son las revanchas del Maestro de las Joyas. Este camarada realmente sabe cómo guardar rencor."

  El Maestro del Café volvió su cabeza para lanzar un rezongo vicioso a Lan Jue.
  Lan Jue volvió a beber un sorbo de ese tesoro celestial, ese vino esplendoroso. "El otro día, Miss Camille [Ka'mei'er] fue a mi tienda. A pesar de no haber comprado nada, pude ver lo que le gustó en sus ojos."
  El rostro de el Maestro del Café se congeló. Dejó salir un lóbrego suspiro. "Tú ganas."

  Lan Jue inclinó su copa frente a él. Lentamente, el rostro de el Maestro del Café volvió a su calma previa. "Pero no voy a dejarlo así. Ya que no tendré la oportunidad de beber buen vino, aún podré comer un poco  de este jamón."

  El Gourmet había, en algún momento, tomado un largo y delgado cuchillo angosto. Con un corte gentil, una rebanada de jamón de el grosor del papel se deslizó por el plato."

  "¿Por qué debes tostarlo un poco primero?" Preguntó el Maestro del Vino a Gourmet.

  El Gourmet dijo, "Este tan aclamado 'cerdo negro' debería ser llamado verraco ibérico. 
Generalizando, en la Era Previa, eran criados en los bosques españoles del medioeste. Aquel lugar era uno de los más clásicos ambientes naturales. Incluía grandes pastizales, árboles de roble y árboles de bellota que componían la mayoría del follaje en España. Estos cerdos criados  allí, comían principalmente semillas de los robles y bellotas. Las semillas de roble eran la dieta indispensable de un verdadero jamón ibérico."

  "Este es el proceso manufacturero; rebanar el cerdo, luego enfriar la carne a seis grados celsius; curarlo; limpiarlo; después de que la sección de curado se haya completado, se usa agua fría para remover el resto de sal en el jamón, para ser situado en un galpón por dos meses salándolo eventualmente; se secará pro sí solo. En seguida, colgarlo en una cueva natural por al menos veinticuatro meses sin disturbios, para estar listo para consumir. El mejor jamón ibérico necesita ser curado lentamente por al menos cuarenta y ocho meses."

  "Este jamón que sacaste es un espécimen exquisito incluso entre los jamones ibéricos. Solo un cerdo 100% ibérico que fue completamente alimentado por semillas de roble puede ser curado en una cueva montañosa tanto tiempo como setenta y dos meses. Incluso en la Era Previa, esto es algo que no se puede comprar solo con dinero."

  "Pero este tipo de jamón tiene un problema. La grasa natural es muy espesa. Aunque el sabor es puro y hermoso, la fragancia puede ser ocultada por la grasa. Una vez masticándolo, sintiendo su sabor, al final, seguirá siendo incompleto. He calentado la fuente antes, luego rebanado el jamón, así la temperatura de la fuente hará que la grasa se derrita, permitiendo que el aroma de la carne se permee y pueda salir por completo. Miren. Ma grasa blanca ya se ha vuelto traslúcida."

  En efecto, el originalmente jamón blanquirojo, tenía partes traslúcidas, pareciendo cristales congelados. Una suave fragancia escalaba del plato, aunque su espesor no se hubiese disipado.

  Lan Jue alcanzó una rebanada y la llevó a su boca. Instantáneamente, su rostro cambió. El sabor era fuerte y puro, durando un largo tiempo en la boca. Después de  beber otro sorbo de Romanée-Conti, estaba completamente intoxicado.

  El Maestro del Vino también comió una rebanada, siendo su reacción casi igual a la de Lan Jue. Luego, dejó salir una sonrisa amarga. "Parece ser que mi manera previa de comerlo fue un desperdicio."

  El Gourmet sonrió mientras comía el jamón y bebía el vino. "Estoy comiendo tu comida, bebiendo tu vino y siendo halagado por ti. Qué maravilloso."

  Lan Jue suspiró ociosamente. "Tesoro celestial, un jamón ibérico de alta vlase. Maestro del Vino, en el futuro, vendré más seguido."

  El Maestro del Vino no lo miró, pero en sus ojos había un destello agrio. Sabía que el Maestro de las Joyas no era una persona inmodesta por naturaleza, pero cuando decidía actuar así....

  El Maestro del Café también tenía una mirada amarga en el rostro. El aroma del jamón ibérico excedía por lejos a sus imaginaciones, pero desafortunadamente, él no tenía el 'tesoro celestial' para hacerse a la par.



9 comentarios:

  1. ¿De verdad esta es una novela china? He leído varias, pero es la primera en que las personas no se matan entre sí, que no buscan convertirse en Deidades, que se vengan de forma civilizada impidiéndoles tomar vino en vez de arrancarles las extremidades y en que las diferencias no son entre el cielo y la tierra. Y aunque todas esas cosas me gustan, esta también, y eso que, en realidad no ha pasado nada todavía. A menos que sea una novela de comida, lo cual lo dudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una novela china. :) El principio es mas lento que mi mente en examen de matematicas, pero segun lo que he leido se pone buenisima una vez ya adentrada en el tema de los mechas y del futurismo, asi que espero que ese tema aparezca pronto dentro de la novela!

      Eliminar
  2. Diana-sama excelente traducción el capítulo estuvo genial gracias por traducirlo :)

    ResponderEliminar
  3. ya pensaba que esto era parecido a shokugeki no soma XDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nando-sama maestro de lo zukulhento tambien sigues esta novela

      Eliminar
    2. por supuesto hijo mio, esta novela tiene una zhukulencia culinaria

      Eliminar
  4. Esta genial, otra novela que me engancho. Sigue con el buen trabajo Diana. Saludos. O-O/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lunes ya termino con todas mis pruebas en el colegio, asi que de ahi en adelante habra Skyfire Avenue mucho mas seguido :)

      Eliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top