martes, 1 de diciembre de 2015

Overlord, Emisario de la Muerte, Parte 3


Parte 3

El caballero de la Muerte corrió .

Corría a toda velocidad a través del noveno piso de la Gran Tumba de Nazarick.

A fin de cumplir rápidamente las órdenes de su amo, corría con un enfoque unilateral.

La forma en que corría una criatura como él, con más de dos metros de alto y enfundado de pies a cabeza con una pesada armadura negra revestida, se parecía al movimiento de una gigantesca piedra rodante. Y entonces, la arremetida aparentemente imparable fue detenida por un solo grito.

"-¡Oye!"

 La voz de una mujer vino de al lado. 

 Mientras se preguntaba si el grito iba dirigido a él, el caballero de la Muerte siguió moviéndose por otros diez metros.

 "¡Oye! ¿Qué estás haciendo? ¿Por qué estás corriendo tan rápido? Te has vuelvo loco, ¿lo sabias? "

 Mirando hacia atrás, vio que la que hablaba era una sirvienta .

 Él sabía que ella era una sirvienta regular ,por el conocimiento que su maestro compartió con él.

 "Este es el noveno piso, la residencia de los seres supremos! ¿Cómo puedes hacer tanto ruido? ¿Por qué estás corriendo aquí - no, no corriendo - arrasando por todo el lugar "!

 El caballero de la Muerte meditó esas palabras, y se dio cuenta de que eran ciertas. Aunque su amo gobernaba este lugar y le había dado una orden directa, hacer tanto ruido era grosero.

 Mientras veía al caballero de la Muerte bajar su cabeza a modo de disculpa, la sirvienta asintió con satisfacción.

 "Muy bien. Necesitas recordar, puedes correr en algunos lugares y en otros no .Ya que te has disculpado, mantendré esto en secreto de tu maestro. Tienes suerte al haberme encontrado. Si te hubieras encontrado con alguien más estricto, podría haber sido problemático para tu amo. Se más cuidadoso en el futuro! "

 La sirvienta se tocó ligeramente la barbilla con su dedo índice, e inclinó su cabeza.

 "Aunque ... nunca te he visto antes ... si eres un no-muerto, eres siervo de Shalltear-sama?"

 El caballero de la Muerte negó con su cabeza, y la expresión de la sirvienta se puso rígida. Su rostro se puso pálido, y el sudor comenzó a fluir en su frente.

 "Entonces ...subordinado de quien puedes ser ..."

 Después de que el caballero de la Muerte le dijera el nombre de su propietario, el rostro de la sirvienta se volvió un fantasma blanco .

 "Yo ... yo ... ¿dije algo malo? ... Um ... entonces ... Ainz-sama te dio una orden urgente? "

No era de extrañar, pensó el Caballero de la Muerte. Para su amo, que gobernaba este lugar, todas las reglas eran simplemente sugerencias de que él podía alterar a su antojo. En otras palabras, su amo hacia las reglas. Si el caballero de la Muerte estuviera realmente en un asunto urgente, las acciones irrespetuosas de la sirvienta habrían sido castigadas con la muerte, por lo menos.

 Al darse cuenta de esto, signos de miedo comenzaron a aparecer en su rostro.

 Aún así, realmente este era el caso?

 Él podía sentir las intenciones de su amo albergando en su corazón. Sin embargo, ya que su amo en realidad no había dicho esas palabras, no contaba como una orden.

 Lo más importante era ... El caballero de la Muerte miró a la temblorosa sirvienta , por el rabillo del ojo y pensó.

No era sólo esta sirvienta . El caballero de la Muerte podía sentir que su amo era reverenciado por cada ser que vivía aquí . Sólo mirando a su amo, incluso una humilde criatura invocada como él era de un rango superior al de todos ellos.

 El caballero de la Muerte le explicó a la sirvienta ,que él no estaba bajo esas órdenes, y que simplemente estaba corriendo con el fin de cumplir con rapidez los deseos de su amo.

 La sirvienta parpadeó, y suspiró en alivio. El color comenzo a regresar a su cara.

 "Haaaa-"

 Ella se dejó caer visiblemente ,como una marioneta cuyos hilos habían sido cortados.

 "Bueno, eso es genial. Eso es simplemente genial ... "

 Ella tosió.

 "Lo siento. No puedo creer que haya sido tan grosera con uno de los subordinados de Ainz-sama. Mis más sinceras disculpas ".

 El Caballero de la Muerte hizo un gesto con su mano para indicarle que no le importaba. Sinceramente hablando, la culpa era de él ,por  irrumpir en este santuario. Sin embargo, la sirvienta  probablemente no sería capaz de aceptar su disculpa dada las circunstancias en las que se encontraba.

Claramente todo estaba bien, pero la sirvienta no tenía intención apartarse. Era natural para los inferiores mirar a los superiores mientras se iban. Sin embargo, el Caballero de la Muerte se sentía aún más inferior que ella, y el peso de su mirada era difícil de soportar.

 Esperaron para ver quien hacia el  primer movimiento, mirándose cautelosamente el uno al otro, como un duelo entre dos espadachines maestros.

 Las cosas se pondrían incomodas si ellos se quedaban aquí mirándose el uno al otro.

 Ya que ella había causado que los dos se miraran el uno al otro en primer lugar, probablemente debería dar el primer paso.

 El caballero de la Muerte gruñó y sintió la mirada de la sirvienta arder en su espalda mientras se alejaba. Estaba caminando porque las cosas se volverían  problemáticas si otra sirvienta le gritara para que deje de correr en los pasillos. Al menos , el caballero de la muerte pudo aprender bastante .

 Sin más incidentes, llegó a la puerta de teletransporte que conducía a los pisos de arriba.

 Desde aquí, él debería pasar a través de la séptimo, sexto, quinto y la 4ª piso, con su destino final siendo la sala de Shalltear Bloodfallen en el segundo piso. Moverse allí a pie tomaría mucho tiempo, pero no había otra manera.

 La razón por la que él no iba a pasar a través del 8ª piso era porque la entrada a ese lugar estaba prohibida. Debido a eso, se había hecho un camino para saltar ese piso.

Algunas personas también podrían querer pasar todos los pisos e ir directamente al segundo piso, pero sólo una persona en Nazarick podía hacer eso. Esta persona era el creador del Caballero de la Muerte, Ainz Ooal Gown , el líder del gremio. O mejor dicho, ni siquiera su amo podía hacerlo sin el anillo de Ainz Ooal Gown. Eso era imposible para un simple caballero de la Muerte como él.

 El caballero de la Muerte entró en las brillantes luces de la puerta de teletransporte. Debido a que era raro ver a un ser no-muerto utilizar la puerta de teletransporte por sí mismo, la guardián del Santuario de la flor de cerezo - quien estaba a cargo de las puertas de teletransporte - giro su mirada hacia él, pero ella no iba a enviarlo al lugar especial, y el Caballero de la Muerte completo con éxito su teletransportacion.

 Pasó el mundo infernal del 7ª piso.

 Pasó el Coliseo en el 6ª piso.

 Pasó el páramo helado del 5ª piso.

 Pasó el lago subterráneo en el 4ª piso.

 Por fin, llegó al lugar que merecia el nombre de "tumba".

 El Caballero de la Muerte salió de la puerta de teletransporte, que estaba dentro de una capilla subterránea sin ventanas. Tal vez había sido una habitación que brillaba con riquezas, pero ahora lo único que quedaba eran huesos pudriéndose . Lo único que quedaba limpio era un altar donde la estatua de un dios debía haber estado .En su lugar, había una bandera de Ainz Ooal Gown.

 La capilla tenía unos cien metros de ancho y estaba completamente a oscuras. Si el Caballero de la Muerte no fuera capaz de ver en la oscuridad, habría sido engullido por una oscuridad tan completa que no habría sido capaz de ver su propia mano frente a su cara.

Varias decenas de no-muertos estaban vagando en la oscuridad. Ya que no detectaban el calor corporal, no mostraron ninguna hostilidad.

El Caballero de la Muerte salió de la capilla a través de la única puerta que había, y se dirigió hacia el exterior.

Frente a la capilla, había un viejo puente de cuerda en ruinas, que estaba sostenido por cuerdas que parecían estar a punto de romperse. Las tablas debajo de sus pies estaban podridas, los tablones se habían caído donde algunos nudos estaban aflojados, dejando nada más que un espacio vacío donde deberían haber estado. El puente se balanceaba suavemente incluso sin el viento del aire, crujiendo con tristeza.

Debajo del puente estaban las siluetas de un sinnúmero de no-muertos. Ellos gimieron  y levantaron sus brazos.

Para un ser humano, esto sería un espectáculo tan aterrador que se quedarían arraigados en su lugar. Sin embargo, para una criatura no muerta como él, esto no era nada de temer. El exterior averiado era sólo una fachada - en verdad, el puente era muy resistente. Mientras uno no pisara deliberadamente en las partes faltantes, incluso una criatura con su enorme peso podía cruzar fácilmente el puente.

Sin prestar atención a los lamentos de la madera podrida debajo de sus pies, el Caballero de la Muerte avanzo.

Pasando el puente, él debería llegar a su objetivo.

El camino terminaba en una modesta puerta de piedra.

Aunque era difícil decirlo desde el exterior, esta puerta era la entrada a las habitaciones privadas de Shalltear Bloodfallen.

El Caballero de la Muerte tocó la puerta. El sonido que hizo no se parecía al de una piedra, más bien, se escuchaba como el metal. Era una puerta de metal hecha para parecerse a una puerta de piedra.

Después de unos momentos, volvió a tocar.

La puerta se abrió, y uno de las sirvientas de Shalltear, una novia vampiro, asomó su cabeza.

"Ara, usted es...?"

Ya que él había llegado a través de la puerta de teletransporte que conducía a los pisos inferiores, ella podía estar razonablemente segura de que él no era un enemigo. Sin embargo, se quedó sin aliento al ver a este ser no-muerto que no era familiar, ya que los Caballeros de la Muerte usualmente no existían en Nazarick.

El sistema de generación automático sólo producía monstruos que eran de nivel 30 como máximo. Los Caballeros de la Muerte, que eran de nivel 35, no eran generados por ese sistema. Además, el sistema de mercenarios que invocaba criaturas a cambio de monedas de YGGDRASIL, no permitía la invocación de los Caballeros de la Muerte. Su confusión era comprensible.

El Caballero de la Muerte se presentó, a fin de evitar una situación como la que tuvo con la sirvienta de hace un momento, en la que terminaron mirándose el uno al otro con sorpresa o vergüenza.

Los ojos de la novia vampiro se agrandaron cuando él le dijo que su amo -el gobernante absoluto de este dominio-lo había enviado aquí para hablar con la gobernante de este piso.

"Es, es ese el caso?! e-entonces pido disculpas por retrasarlo! Shalltear-sama está bañándose ahora, debe - no, sería de mala educación hacerlo esperar aquí. ¡Por favor, entre!"

El Caballero de la Muerte habría estado bien esperando afuera, pero negar una invitación como esta sería una falta de respeto.

Con eso, el Caballero de la Muerte asintió ligeramente, y entró en la habitación.

Una espesa y dulce fragancia flotaba en el aire. A pesar de que no tenía efecto en no-muertos, se podía imaginar que si los vivos no podían resistir el efecto, serian infligidos con algún tipo de estatus negativo. Olores espesos como éste, que parecían empaparse en la piel de uno, eran una trampa común utilizada en las guaridas de no-muertos.

Trasparentes velos de gasa rosados colgaban del techo, oscureciendo la visión. El sonido de las mujeres riéndose y gimiendo lascivamente se oía en la distancia. Esto era completamente diferente al resto de la tumba, y él se sentía como si hubiera sido arrastrado a otro mundo. Luchando una batalla de equipo aquí sería muy problemático, por decir menos.

El ambiente erótico de la habitación se quebrantó por las novias vampiro que estaban corriendo frenéticamente. Parecían estar ayudando a Shalltear - quien había terminado su baño – a que se vistiera.

"Ropa-"

"Sequen el cabello de Shalltear-sama"

"El enviado de Ainz-sama está esperando-"

"Incluso si él es un no-muerto, debemos ofrecerle refrescos como cortesía-"

"Preparen un asiento de primera para él"

“Oshe Khe riko”

Todas estas palabras flotaron hacia el Caballero de la Muerte, acompañado por los sonidos de las acciones apresuradas.

"P-por favor, venga por aquí."

Pronto, una novia vampiro diferente apareció ante él, y lo llevó a una habitación con una pequeña mesa blanca, establecida para dos.

En cada lugar había tazas de té de porcelana puestas al frente, llenas con un líquido de color rojo brillante, el aroma de té llenaba el aire.

"Shalltear-sama estará aquí en breve; por favor espere un momento”.

Después de una reverencia, la novia vampiro se fue.

El Caballero de la Muerte se sentó, le preocupaba que las delicadas patas de la silla no sean capaces de soportar su gran peso. Aunque el té recién hecho era para él, dejó la copa intacta y esperó. Él no iba a sufrir ningún efecto negativo si bebiera el té, pero si lo hiciera, el líquido podría salirse de su cuerpo y caer al suelo. Él no quería ensuciar la habitación de alguien más.

Después de varios minutos, Shalltear apareció, flanqueada por dos novias vampiro. Parecía que incluso esta entrada precipitada había sido bastante apresurada, dado el hecho de que su pelo largo no estaba completamente seco y se quedó colgando detrás de ella, en lugar de estar fijado arriba.

El Caballero de la Muerte se levantó de su lugar para dar la bienvenida a Shalltear. Los ojos de Shalltear se abrieron como platos, y luego silenciosamente cayó sobre una rodilla.

"La Guardián de piso Shalltear Bloodfallen se presenta. Pido disculpas por el retraso en mi presentación, oh mensajero de Ainz-sama”.

Como Shalltear lo saludó sin preocuparse por su puesto, el Caballero de la Muerte expresó su esperanza de que ella no adopte esa actitud. Era él quien debía doblar sus rodillas ante ella.

"Pero, yo no podría mostrar una falta de respeto a un enviado de Ainz-sama."

Al escuchar la negativa de Shalltear, el Caballero de la Muerte le rogó una vez más que no se presente con formalidades. Sin embargo, Shalltear no parecía ser capaz de aceptar ese hecho. Como él supuso, ella probablemente pensaba que cualquier grosería para el mensajero de Ainz sería una grosería para el mismo Ainz.

Después de varias rondas de ida y vuelta sobre el tema, los dos finalmente llegaron a un acuerdo. En una muestra de respeto mutuo, ellos hablarían casualmente entre sí.

Una sonrisa apareció en el rostro de ambos, ya que llegaron a un acuerdo.

"Entonces, ¿puede decirme que necesita? No he recibido ningún mensaje por envío, solo por magia, desde que Albedo nos ordenó reunirnos en el Coliseo. Debe ser un asunto importante, así que espero que me permitas escucharlo incluso en esta habitación en mal estado”.

Shalltear miró a las novias vampiro que había traído a lo largo del camino.

Parecía que se trataba de un asunto confidencial.

A medida que el Caballero de la Muerte confirmaba que esto iba a ser un secreto guardado, Shalltear hizo un gesto con su barbilla en dirección a la puerta. Las novias vampiro asintieron en silencio y salieron de la habitación.

"Entonces... sentémonos y hablemos."

Aunque ambos eran no-muertos y no tienen que preocuparse por la fatiga, parecía bastante tonto para los dos estar de pie, sobre todo cuando las bebidas habían sido preparadas.

Los dos igualaron su sincronización y se sentaron al unísono.

Sus ojos se encontraron por un momento, y luego, Shalltear hablo en voz baja.

"Entonces, ¿puede decírmelo?"

Su voz estaba llena de emoción y anticipación. Shalltear debió haber sentido que el Caballero de la Muerte iba a confiarle alguna misión clandestina que sólo podía llevarse a cabo por la guardiana de piso, Shalltear Bloodfallen. El erigido calor de su excitación se sentía como una presión física - o no.

De acuerdo con su maestro, lo primero que él debía preguntarle a los Guardianes era "¿Te sientes bien?"

Después de que él dijera eso, Shalltear parpadeó sorprendida, luego se tambaleó de lado a lado mientras pensaba en la pregunta. Por último, como si admitiera su derrota, ella habló.

"¿Hay alguna razón en particular para esa pregunta? algo inusual ha sucedió? "

Mantener la salud de uno era importante, por lo que su maestro consideró que preguntar por su salud podría aligerar el ambiente. Después de todo, cuando se hacían negocios, era necesario encontrar un tema de interés mutuo después de aclarar el asunto.

A pesar de que él había hecho la pregunta con esa intención, el resultado fue todo lo contrario de lo que había previsto. Los ojos de Shalltear se agrandaron ante la inesperada pregunta.

 “Ainz-sama seguramente sabe, como un ser no-muerto, que soy inmune a la mayoría de los efectos de estado y por lo tanto estoy en buena salud. Aun así, sé que algunos efectos especiales pueden afectar a los no-muertos. Ha aparecido uno de esos efectos? "

 Los no-muertos eran completamente inmunes al sueño, veneno, enfermedad y otros efectos que afectan el metabolismo de un ser vivo. Sin embargo, los ataques de algunos enemigos podían pasar por alto esas resistencias.

Esos ataques por lo general pertenecían a los enemigos de clase mundial.

Por ejemplo, 'Five Celestial Death Throes' de los Cinco Budas Arcoíris, el 'Corpse Venom Breath' exhalado por uno de los ocho dragones, o los "Seven Deadly Sins" de los Señores de los siete pecados.

Incluso si 30 jugadores de nivel 100, totalmente preparados y prevenidos para la batalla por delante, hicieran una batalla con uno de estos enemigos de clase mundial, el resultado de la batalla aun estaría en duda. Si uno de esos enemigos apareciera ante ellos, sería una amenaza para todos en Nazarick.

El Caballero de la Muerte sacudió su cabeza. Nada de eso había ocurrido, y además, si algo así hubiera ocurrido, no había manera de que Shalltear no estuviera informada.

"... Así que es así ... Aunque es una pregunta de Ainz-sama ... no es totalmente lo que esperaba."

Después de eso, el Caballero de la Muerte dijo que iba hacer la misma pregunta a los demás Guardianes.

"Ya veo, ahora lo entiendo. Aunque no creo que los demás Guardianes hagan cualquier cosa que impacte negativamente su salud, existe algo como eso? ... No, eso no es correcto ".

Shalltear negó su propia opinión mientras hablaba de ello.

"No hay manera de que Ainz-sama no haya podido haber notado nada de eso. Ya que él asumió que íbamos a hacer los preparativos minuciosos, simplemente hizo esa pregunta para que nos mantengamos alerta. Como era de esperar de Ainz-sama, nuestro señor, que nunca podría estar asociado con la palabra 'descuido' ".

A pesar de que no estaba seguro si eso era lo que realmente su maestro quiso decir, el Caballero de la Muerte estuvo conforme en que esa era la verdad.

"Entonces... ¿la razón por la que viniste a mí primero es porque soy la más alejada de Ainz-sama? ¿Fue puramente una cuestión de distancia? "

No era así.

El Caballero de la Muerte le dijo lo que su maestro le había dicho, que "Shalltear es una persona muy importante."

El estado de ánimo cambió en un instante.

Algo que se sentía como aire caliente se agitaba frente a él.

No hubo ningún cambio en Shalltear - no. Sus pupilas carmesí brillaban como lava.

"-Discúlpame. Debí haber quedado sorda por un momento, así que no oí lo que dijiste hace un momento. Discúlpame. ¿Podrías por favor decirme lo que dijo Ainz-sama, una vez más? "

Era difícil de creer que un no-muerto, con su inmunidad a los efectos biológicos de estado, pudiera quedarse sordo. Pero él no tenía ninguna razón para negar la petición de Shalltear.

Así que, repitió lo mismo.

La esquina de la boca de Shalltear giro hacia arriba.

"-¡ah! ¡Jajaja! Ahhh, si sólo Albedo estuviera aquí para escuchar esto! ¡Jajaja!"

Después de tener una buena risa, Shalltear continuó haciendo otras preguntas al Caballero de la Muerte.

"¿Ainz-sama dijo algo sobre Albedo?"

Después de escuchar que Ainz no había mencionado nada, Shalltear era toda sonrisas.

"Así es, así es. Eso es realmente... Venga, mensajero-dono, puede decirme su siguiente pregunta?"

La siguiente pregunta era: "¿Hay algo que te molesta?"

"Sobre eso…"

Shalltear frunció el ceño y puso su dedo en su labio mientras miraba al techo.

Varios segundos después, miró de nuevo al Caballero de la Muerte.

"Realmente nada me molesta."

Como vio que el Caballero de la Muerte asintió, la sospecha y la duda condujeron a que Shalltear hable.

"¿He respondido mal? ¿Entendí mal las verdaderas intenciones de Ainz-sama? "

Las conversaciones eran como el pase en el baloncesto. Si el intercambio terminaba después de sólo un par de rondas, algo andaba mal.

El Caballero de la Muerte había captado los pensamientos de su amo una vez que fue creado, pero incluso así, era sólo un cálculo aproximado de sus intenciones y no una comprensión completa. Por lo tanto, él no tenía nada que decir para poner a gusto a Shalltear.

 Al ver la incomodidad de Shalltear, el Caballero de la Muerte hizo la pregunta final: "¿Qué quieres?"

La sonrisa de Shalltear era cautivadoramente hermosa, mientras daba su respuesta.

"Quiero el amor de Ainz-sama. Yo no quiero decir que sólo sea para mí. Después de todo, es normal que un gran hombre reclame a muchas mujeres para sí mismo. Sería sorprendente si cualquier mujer pudiera resistirse a un hombre absolutamente increíble como Ainz-sama. Sin embargo, quiero ser la primera en su corazón”.


El Caballero de la Muerte salió de la habitación y se dirigió a la puerta de teletransporte con el fin de volver al 9ª piso. A partir de ahí, tendría que pasar a través de cada piso con el fin de volver al lado de su amo, pero como un no-muerto, él no debería sentirse fatigado en cuerpo o mente, por lo que esta caminata no era un problema.

De repente, las órdenes de su amo resonaron en su mente. Una criatura invocada tenía una conexión mental con su amo, por lo que incluso sin 'Mensaje', podían recibir órdenes y transmitir pensamientos en general.

Obedeció sus órdenes, y se detuvo.

Claramente no había nadie más en este camino, sin embargo, él podía ver la forma de su amo materializándose en la nada. Ainz debió haber utilizado un tipo de magia de invisibilidad para acercarse en secreto.

"A pesar de que te dije que volvieras, probablemente sería una pérdida de tiempo. Aunque no importa cuántas veces tengas que ir en ida y vuelta, yo debería hacer un buen uso de mi tiempo  Repel no-muertos”.

Ainz lanzó un hechizo que creaba una barrera para protegerse de no-muertos de bajo nivel. Normalmente, el Caballero de la Muerte también habría sido afectado, pero debido a que él estaba bajo el control directo de su amo, no huyo de Ainz.

"Eso servirá. Ahora, dime lo que te dijo Shalltear”.

El Caballero de la Muerte asintió y rápidamente comenzó su informe. Comenzó con la cuestión de la salud.

Después de escuchar, Ainz miró hacia arriba.

"Bueno, eso es cierto. Preguntar por la salud de Shalltear no tenía sentido ya que ella es una no-muerto. No... Debería ser lo mismo con los otros Guardianes. Ninguno de ellos fracasaría en protegerse contra enfermedades o veneno. ¡Qué inútil pregunta. Bueno, de todos modos estaba destinado para aligerar el estado de ánimo, así que no importa. Ahora, háblame de la siguiente pregunta ".

Al oír la respuesta, Ainz frunció sus cejas inexistentes.

"¿Eso es todo? ¿Ella simplemente estaba siendo amable? "

El Caballero de la Muerte sacudió su cabeza.

"¿No? No... ¿Quiere decir que ella tomó un significado equivocado de esa pregunta? Sólo hemos estado aquí un tiempo, por lo que ellos probablemente no han descubierto ningún problema, aun. Preguntaré otra cosa”.

Ainz pensó por un rato, y luego habló con el Caballero de la Muerte.

"Vamos a enmendar la segunda pregunta... La próxima vez... hm, ¿qué debo preguntar. ¿Tienes alguna idea?"

El Caballero de la Muerte gruñó en confusión. No podía darle alguna idea buena, incluso si se le preguntara.

"Ah, sí, es cierto. Perdón. Creo que entonces buscare en la Biblia".

Ainz retiró un libro de la nada y lo ojeó, parando en una página específica.

"…ya veo. Lo tengo, eso es lo que haré. 'Relaciones interpersonales. ¿Con quién está más cerca y con quién está menos cerca?'. ¿Hay algo más importante que esta pregunta? "

La luz carmesí en los ojos de su dueño se volvío más brillante.

"Las relaciones interpersonales son importantes. Incluso en empresas poco éticas, si las relaciones de uno son buenas, ellos serán capaces de sobrevivir independientemente. Y en las empresas éticas, las pobres relaciones interpersonales han sido la causa de muchas renuncias. Lo mismo se aplica a Ainz Ooal Gown”.

Él no estaba dirigiendo esto al Caballero de la Muerte. Parecía como si estuviera hablando en su propio beneficio.

La voz de Ainz se volvía más suave y más suave, hasta el punto en que no podía ser oída. El fuego en sus ojos cambió, como si estuviera mirando a la distancia.

"Bien, Las relaciones interpersonales. Las relaciones entre los Guardianes de piso son muy importantes. ¿Puedes hacer eso, Caballero de la Muerte? A partir de la próxima ronda, en adelante, preguntaras acerca de eso en vez de la segunda pregunta…Muy bien. Entonces, déjame oír la respuesta a la última pregunta ".

Al oír la respuesta de Shalltear, Ainz decayó como una marioneta cuyos hilos habían sido cortados.

Se dirigió al Caballero de la Muerte.

"... Además de Ainz. Añade eso a la última pregunta la próxima vez que la hagas. ¿Entendido?"

Traducido por Nando


15 comentarios:

  1. le falle nando-sama T_T no pude ser el primer comentario zabrozongo

    ResponderEliminar
  2. sabes lo raro? que Ainz no dijo nada sobre "dile que yo no hablaba de eso" si no que dijo "ademas de mi" :v creo que Ainz ya esta aceptando ser esposo de Shalltear xD

    ResponderEliminar
  3. nando ahi termina esta minisaga??? ojala no...

    ResponderEliminar
  4. "un día sin zuhkulenzyaz es un día perdido" se agradece Nando-sama :3 y las lolis son eternas :v por eso Shalltear es una vampiro :v

    ResponderEliminar
  5. la parte cuando estan atendiendo a Shalltear saliendo del baño el "Oshe Khe Riko", jajajja Nando siempre teines el don de poner la la rikura zabrosonga en el momento indicado,por eso quiero tu bendicion para ser un apostol de la corriente Zabrosonga, y repartir rikura a todo el mundo

    ResponderEliminar
  6. cuando lo tendran para bajarlo en pdf para poder leerlo desde mi cel porfavor

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top