miércoles, 6 de enero de 2016

Genocide Reality, Capitulo 2




Trampa

Mientras Kujo Kumiko presionaba el suelo con el trapeador, se escuchó el sonido de un pequeño interruptor siendo pulsado, junto con el sonido de unos engranajes girando. El suelo se abrió y apareció un  agujero.

Era una trampa de piso.

"Uaaah!"

"¿De qué te estás asustando?" 

Seki Midori, que estaba asustado por el sonido, de repente me abrazó. Él era un hombre, no debería portarse como un gato miedoso. Seki se sonrojó y sonrió vergonzosamente, así que yo también sonreí. Bueno, supongo que era inevitable, ya que Seki se asustaba fácilmente.

"Lo, lo siento. No se ve como una trampa particularmente peligrosa”.

"No, es una trampa peligrosa. Las trampas de piso son mortales si las subestimas”.

Me paré frente a Kumiko y decidí investigar la trampa. Me asomé con una antorcha, e intuí que tenía más o menos dos o tres metros de profundidad. El agujero no parecía tener ninguna pared dentro. Tal vez la trampa dirigía a un túnel.

"Parece que ir abajo no es una opción."

Asentí ante Kumiko.

Incluso si decidiéramos tomar el riesgo y saltar hacia abajo, no habría manera de regresar. Además, no sabíamos qué tipos de trampas estaban esperándonos abajo. Era demasiado arriesgado.


“El riesgo de ir hacia abajo, sin una cuerda, es demasiado grande. Además, si aterrizamos en un montón de escombros, nos torceremos nuestros tobillos o nos dislocaremos algo. Especialmente en situaciones como ésta, donde no sabemos si alguna ayuda está en camino, una lesión en la pierna podría ser una sentencia de muerte. Esta realmente es una trampa siniestra”.

Usualmente, las trampas están asociadas con las risas estúpidas después de que las celebridades caen en ellas en los variados espectáculos. Pero, las trampas fueron originalmente diseñadas para atrapar animales. Desde la caza de los mamuts en la prehistoria, hasta la época más moderna en Vietnam, donde las trampas eran una forma eficaz y sencilla para matar a un enemigo.

Por lo tanto, la persona que instaló esta trampa, realmente tenía la intención de matar.

"Kumiko, ten cuidado. La situación es más peligrosa de lo que pensaba”.

"Si es por Wataru-kun, no me importaría arriesgar mi vida."

Esta mujer extremadamente hilarante estaba diciendo algo extremadamente gracioso. Así que decidí darle una respuesta extremadamente hilarante.

"¡ah! Entonces Kumiko, puedes convertirte en mi escudo humano y morir. "

"Oye, se supone que me detendrías. Incluso si intentas ocultar tu desconcierto, decirme que me muera es demasiado... "

Seki le respondió a Kumiko, que tenía una expresión atónita.

"Bueno, no se puede evitar, Shinjo-kun es así."

"Sí, así es Wataru-kun. Me equivoqué al esperar que él me dijera "Yo te protegeré!" Como un hombre con la técnica de la puerta en la cara*”.

*técnica de la puerta en la cara: comenzar con una petición que probablemente será rechazada, para después cambiar a una petición menor, la que en realidad se pretende. 

¿Qué es esto? ¿Cuándo se volvieron tan cercanos? Parece que están en una extraña sintonía. No me gusta eso.

Justo cuando traté de hablar para expresar mi disgusto por esos dos, que se estaban encogiendo con sonrisa secreta, un grupo de gente revoltosa y sin preocupaciones se acercó por detrás de nosotros.

"Oh, es Kumiko-chan!"

"Gracias a dios. Kujo Kumiko-kun, estabas aquí”.

Parecía ser un grupo de la Clase A. A pesar de que no me había molestado en memorizar a alguien  fuera de mi propia clase, reconocí al chico que parecía ser el centro de ese grupo. Excluyéndonos, para que ellos analizaran la situación y llegaran tan lejos antes que los maestros, realmente parecían ser un grupo inteligente.

"Oh, ustedes también están aquí!”

Kumiko ya había vuelto a su calmada y ejemplar conducta de estudiante, cuando les respondió.

Además, el chico alto y guapo que llamó a Kumiko "Kumiko Kujo-kun", era uno de los mejores estudiantes, Nanami Shûichi.

Era rico, apuesto, y ocupaba el primer lugar en el grado. Y a pesar de estar en el primer año, era titular en el Club de Baloncesto. Yo podía admitirlo hasta ese punto. Sin embargo, él llamó la atención de la Presidenta del Consejo Estudiantil, y fue designado como Vicepresidente. Incluso durante los eventos escolares, mostró sus habilidades de liderazgo. Era alguien que no parecía real, y que sólo aparecería en algo así como mangas de shoujo*.

*shoujo: categoría de mangas para mujeres

Él tenía altas especificaciones como ser humano, si estabas preguntándote si él tenía muchas novias o recibía muchas confesiones, la verdad era que, no conseguía mucho de esas cosas. Él era como un pastel en el cielo. Sólo las que estaban muy seguras de sí mismas intentaban declarársele. Por ejemplo, otra estudiante que también este en el Consejo de Estudiantes, a pesar de estar en el primer grado.

Me acordé de eso y miré a Kumiko, pero ella me ignoró fríamente. Probablemente era algo que ella no quería recordar, pero para mí, su falta de reacción hizo que esto sea aburrido.

De cualquier manera, Nanami Shûichi era un muchacho que era mejor que los demás. Un líder natural y dotado que lideraba mejor a los estudiantes que cualquier maestro. Ya que él era tan notable, a pesar de que yo no estaba interesado en los demás, recordé su nombre completo.

"Que  alivio. Estaba preocupado porque no estabas en el salón. Ara, ¿ellos no son los de la clase F,  Shinjo Wataru-kun y Seki Midori-kun? "

"Hola. Es un honor que el Vicepresidente Nanami conozca a alguien como yo”.

Esta era  la primera vez que hablaba con él directamente. Yo era un estudiante normal de la clase F, y no un estudiante ejemplar como él. Así que, era realmente extraño que alguien como Nanami Shûichi sepa mi nombre.

"Bueno, ya que estoy en el Consejo de Estudiantes, He memorizado el nombre y el rostro de todos. Por supuesto, incluso si no estuviera en el consejo, aún conocería a todos, porque somos compañeros en la escuela”.

Su refrescante y recto tono  honestamente lo hacía sonar como si estuviera retorciendo sus palabras. Seki parecía feliz de que alguien famoso estuviera hablando con nosotros, pero, en lo personal, a mí no me gustaba el Vicepresidente Nanami.

Él era tal estudiante modelo, que parecía sospechoso. Incluso si él no fuera como esa puta de Kumiko, y su interior y exterior fueran lo  mismo, él era el tipo de persona que yo no quería como      compañero. Bueno, si dijera cosas negativas sobre él, podría convertirse en un problema, así que no hice nada al respecto.

"Eso es todo…..esta trampa de piso, ¿quién hizo algo tan peligroso...?"

"Vicepresidente Nanami, hay trampas por todas partes. Así que lo mejor es no moverse demasiado”.

Yo le advertí, así que, lo que pasara después no sería mi problema.

Suavemente tire de la mano de Seki y salí del lugar.

"¿Qué pasa, Shinjo-kun?"

"Volvamos al túnel en silencio."

Dirigí a Seki con una silenciosa voz, y Kumiko también nos siguió en silencio. El grupo de la Clase A   estaba allí, y ella pudo unírseles.... pero, oh, bueno.

Ese lugar era peligroso. No había manera de que solo hubiera  una trampa. El grupo de la clase A, liderados por Nanami, no me importaba si ellos eran inteligentes o no, pero eran demasiado descuidados.

Esa era una trampa que fácilmente podía matar. Si hubiéramos merodeado por allí más tiempo, estaríamos destinados a caer en una trampa. Ya les había advertido, así que, si alguien moría  después, sería su propia culpa.

Nosotros estaríamos agradecidos por su sacrificio, y no caeríamos en la trampa en la que ellos  cayeron. Luego, de inmediato, algo chasqueó, y una puerta apareció en la pared, hacia la derecha.

¿Era una trampa o un pasaje escondido?

Tuve que pensar por un momento, antes de confirmar que efectivamente se trataba de una trampa.

Del interior de la pared, un monstruo, que parecía un ser humano con cara de cerdo, arremetió.

Estaba armado.

"Oi! ¿¡Que es eso!?"

"¡No lo sé! ¡Corramos!"

Sinceramente, esperaba que no fuera un pervertido con una máscara de cerdo. No... Incluso si fuera un pervertido, ahora no era el momento de preocuparse. No había manera de que la criatura, que se acercaba con una pesada hacha reluciente, un hacha de batalla en mano, fuera  amable.

Si esto era de hecho un calabozo RPG, eso sería un monstruo llamado "orco". Podía escuchar los gritos desde atrás, pero los ignoramos y corrimos con todas nuestras fuerzas.

No tenía ganas de luchar contra un oponente con un arma afilada, mientras que nosotros no  teníamos un armamento adecuado. También, como no sabíamos que tan fuerte era, la lucha no era una opción.

"Uwaaaaaa! ¡Da miedo! Shinjo-kun, ¿qué es eso!? "

"Cállate y sigue corriendo!"

Seki gritaba mientras lloraba. Pensé que era patético como hombre, o que él era el único normal. En comparación con Kumiko, que era una chica y corría por delante de nosotros, Seki definitivamente era el extraño.

Me alegré de que ella no fuera una de esas chicas lloronas, pero, murmuró algo mientras corría.

"Orcos... ¿Podrían ser los mismos que los de las aplicaciones de juegos?"

"Kumiko, nunca supe que tenías aplicaciones de juegos en tu Smartphone.”

Era algo que no me esperaba de una estudiante tan ejemplar. Hasta ahora estábamos bien, y nos las arreglamos para huir, pero, estábamos llegando al final del túnel. Las únicas armas en nuestras manos eran mi antorcha y el trapeador que tenía Kumiko.

"Incluso si seguimos corriendo, vamos a quedarnos sin espacio"

"¿Tienes alguna idea sobre cómo acabar con ellos?", Preguntó Kumiko.

Como superamos en número a esas cosas, tal vez, podríamos hacer algo.

"Vi a tres de esas cosas con cara de cerdo,  y a dos pequeñas cosas verdes con cuernos en su cabeza, como un oni".

"Seki, estabas tan asustado... pero aun así viste todo, buen trabajo. Si no tienes un arma, coge  esas rocas”.

Era mejor tener rocas para lanzar que no tener nada. Mirando más de cerca, en  el piso despejado, había rocas por todas partes, en los lados. Probablemente estaban allí para ser lanzadas.

Si Seki tenía razón, los enemigos serían tres orcos y dos duendes. Era importante saber cuántos enemigos había. Probablemente debería mirar cuidadosamente, si hay una próxima vez.

Ya estábamos pasando la mitad de los salones, y los monstruos no parecían estar persiguiéndonos. Tal vez necesitábamos obtener ayuda de  otros estudiantes.

Si calculamos, había 30 estudiantes por clase, haciendo un  total de 180 personas, además de 6 profesores. Era un número abrumador en comparación con los enemigos.



Si todos lucharan juntos, no habría ningún  problema, pero, todos los estudiantes estaban  divididos entre los  pasillos y los salones. Era difícil imaginarlos trabajar juntos para luchar. De hecho, esto podía incluso causarles un ataque de pánico.

"Bueno, lo básico sería atacarlos mientras están ocupados con otra persona...”

"Cualquiera, ayuda! Hay algo con un arma que viene para atacarnos! "

Nanami Shûichi corría mientras cargaba a un estudiante varón que resultó herido. Para llevar a otra persona mientras huía, en esa situación, Nanami seguro que era algo completamente diferente. Él debería cambiarse el nombre a Cheat-mi kun.

Si él era tan inteligente, debió haber esperado que ese tipo de situación iba a suceder, y habría  ido preparado con armas y todo, aunque... Bueno, nadie con sentido común pensaría que unos  monstruos iban a salir de la nada. Incluso yo no creí que ese fuera el caso, hasta que realmente salieron.


 "Muy bien,  puedes contar conmigo!"

Un gigantesco chico corrió con un trapeador, en respuesta a Nanami. Él también era alguien famoso en el primer año. ¿Cómo era su rostro….-

Estatura gigantesca, cola de caballo, y ojos como un viejo samurái. Estaba en el club de Kendo e incluso recibió un premio en la asamblea de la escuela. También era famoso por ganar el campeonato local y derrotar a unos adultos mayores que estaban ocasionando una pelea en un club. Cuál era su nombre…?

"Te lo encargo, Mikami Naotsugu-kun."

"Puedes dejarlo en mis  manos, vice-presidente."

Era llamado por un apodo bastante cursi: "El Invencible Mikami". Recuerdo que estaba en la Clase C. No sé por qué, pero Nanami Shûichi llamaba convenientemente a todos por su nombre completo.

"¿porque estás sonriendo, Wataru-kun?"

"Cállate, puta virgen. Vayamos a ayudar a Mikami. "

Era un enemigo que inevitablemente necesitábamos derrotar. Si alguien fuerte iba a atacar al enemigo en un punto, nosotros tendríamos una manera para luchar. Mikami, del club de Kendo, estocó la punta del trapeador en el orco, que estaba en la parte delantera del grupo que nos perseguía.

El orco se desplomó hacia atrás, mientras hacia un sonido como el de un huevo aplastado. Parecía que le haría daño sólo con la mirada.

El esófago del orco fue aplastado en un destello. Probablemente fue una muerte instantánea. ¿No estaba prohibido estocar en los clubes de la escuela secundaria? Como se esperaba del "Invencible".

El enemigo estaba dividido. Comenzaron a dispersarse y algunos incluso empezaron a huir. No sabía quién de la Clase  A había muerto, pero su sacrificio no sería en vano.

Quemé la cara de un duende, que tenía el tamaño de un niño, con mi antorcha. Todo lo que esgrimía era una espada corta y su movimiento era lento, como si estuviera cansado de correr tras nosotros.

La cara del duende se quemaba con un sonido chisporroteante, y retrocedió mientras chillaba  "Keeeek!". Lo golpee una vez más con la antorcha, y dejó caer su espada.

Después, barrí  sus piernas cortas y pise fuerte su cabeza después de que cayera. Continué pisándolo fuertemente hasta que dejó de moverse.

Ellos no eran tan fuertes como pensaba. Cogí la espada corta y apuñale el pecho del duende. La mayoría de las criaturas debían morir de esta forma.

Era una sensación desagradable matar algo con mis propias manos, y el uniforme de la escuela estaba manchado con sangre verde.

"Shinjo-kun, eres realmente bueno matando..."

"Seki, tira las rocas o algo!"

A pesar de que dije eso, sabía que era difícil pedirle a un estudiante de secundaria participar en una batalla. Si no estabas acostumbrado a luchar, esto sería algo muy difícil.

Pero, fue así como ganamos la primera batalla. Cogí el hacha de batalla del orco, que Mikami mató, y se lo ofrecí a él, pero se negó.

“prefiero usar algo que estoy acostumbrado."

"Muy bien, entonces yo la tendré."

Me quede con el hacha de batalla porque Mikami no la quería. Considerando las batallas que vendrían por delante, no podía darme el lujo de tirarlo a la basura.

"Seki, utiliza la antorcha! Puedes asustar a los duendes con ella! "

"Bien."

Mientras hablaba, Kumiko ya había matado  a uno de los duendes con el trapeador. Pensé que yo era  bueno en este tipo de cosas, pero Mikami Naotsugu y Kujo Kumiko manejaban la situación más allá del nivel de un ordinario estudiante de secundaria. .

Sorprendentemente había muchas personas que estaban dispuestos a matar.

Los dos orcos llegaron después que los demás.

Los compañeros del vicepresidente Nanami trajeron un montón de trapeadores, así que atacamos en masa para derrotar a los monstruos. De esa manera, derrotamos a los primeros 5 monstruos. Supongo que la única manera en que podíamos ganar, por ahora, era con los números.

Del primer encuentro, 2 estudiantes de la Clase A murieron, y 1 recibió lesiones graves en su hombro. Lo más probable era que el herido iba a morir si no hubiera recibido ninguna ayuda.

"Todos, vayamos hacia adelante mientras buscamos trampas."

Ante las palabras de Nanami Shûichi, se seleccionaron varios voluntarios para formar los exploradores. Supongo que esto era lo que la gente llamaba carisma. Incluso los profesores, que deberían estar liderando, contaban con Nanami.

Yo tenía un hacha de batalla en mis manos, así que no podía evitar ser parte del grupo de avanzada. El Vicepresidente Nanami también se nos unió por detrás.

Realmente no me gustaba actuar en grupo, ni quería ayudar, pero me uní a ellos. Era seguro moverse como un grupo, y no tenía la confianza para ir solo, por el momento.

Debería decir, un Déjà vu ...

Este diseño de mazmorra... creo que lo vi antes en alguna parte...

"Seki, puedes esperar con los maestros en el grupo de atrás.”

"Si Shinjo-kun va, entonces lo seguiré...."

Está bien.

Él podría temblar cada vez que una trampa se activara, pero, me alegré de que yo sea su amigo.

"Toma esto, para que te defiendas.”

"Okay. Urgh, es un poco brusco”.

Seki frunció el ceño ante la espada corta, que estaba teñida con la sangre verde del duende. Lo siento, pero no hay  ningún lugar para limpiarlo. Aun así, era mejor tener un arma que no tener nada.

El mejor de los casos seria no tener que usarlo en absoluto. No me preocupaba por nadie más, pero, como ya tenía un hacha de batalla, al menos resolví la protección de Seki.

"Kujo, vas a venir con nosotros...."

"Eso es bueno. Estaba nerviosa de que solo vayamos nosotros! "

“trabajemos duro juntos. "

Las tres chicas, que parecían haberse unido al grupo de reconocimiento del vicepresidente Nanami, hablaron a la vez. Todos podríamos morir en cualquier momento, pero ellas parecían ajenas a ese hecho.

Era un poco difícil tener a tantas chicas viniendo a mí alrededor a la vez, aunque ellas vinieron de esa manera después de ver a Kumiko.

"Todas ella están conmigo en la clase A. La de las gafas, pelo largo e innecesariamente grandes tetas es Sashiki Ena, la chica activa con el pelo castaño es Matou Aya, y la chica de la pequeña almeja con el pelo corto es Tachibana Mio. No necesitas tener amistad con ellas, Wataru-kun”.

Kumiko me susurró al oído mientras se acercaba a mí. Ella estaba demasiado cerca.

Entendí todo lo que me dijo, pero ¿qué tipo de descripción era "innecesariamente grandes tetas"? Bueno, Kumiko era plana, así que pude ver a dónde quería llegar con eso.

Aunque no lo dije en voz alta, pude sentir su mirada haciendo un agujero en mi cara.

Sí, sí, probablemente ella quería explicar que no era plana, solo realmente pequeña.

A mí, personalmente no me importaba mucho acerca de los grandes que eran los pechos de unas chicas que ni siquiera conocía. De todos modos, no estaba interesado en ser amigo de otros estudiantes en este extraño lugar.

Los monstruos en esa trampa no eran una broma. En una situación, en la que cualquier persona podría morir en cualquier momento, era peligroso estar por ahí, junto con más y más amigos.

No quería formar ningún vínculo con los demás, cuando apenas podía defenderme. Así que, al   grupo de chicas que me estaban dando un saludo a medias, les respondí saludándolas a medias.

Esta era la realidad.

No podía darme el lujo de interesarme en chicas que apenas conocía.

Traducido por Nando



5 comentarios:

  1. Las ilustraciones me daban la impresion de ser algo tipo fansub, pero parece que la novela promete, esta interesante =p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de hecho las ilustraciones no son de la novela original, son algo fansub de skythewood, pero la novela me intereso por eso la estoy traduciendo, aunque solo tengan 6 capitulo por ahora XD

      Eliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top