domingo, 28 de febrero de 2016

Gate: Jieitai Kanochi Nite, Kaku Tatakaeri, Volumen 4, Capitulo 15


Estaba claro que todos no sabían mucho sobre el dragón de las llamas, pero aun así, tenían que tomar sus armas y luchar. Eso era lo que significaba ser un guerrero.

Los Elfos Oscuros se equiparon a sí mismos con los equipos con los que estaban familiarizados - sables, kataras, arco y flechas, y su marcada armadura de cuero negro.

Había algo... especial sobre la ajustada armadura de servidumbre que llevaban. Hubiera sido diferente si sólo las mujeres lo llevaran, pero más de la mitad del grupo eran hombres y ellos  llevaban la misma armadura que sus contrapartes femeninas.

No quiero ser visto con estos tipos... Itami pensó mientras miraba a su alrededor como un herbívoro temeroso.

"Itami-dono, los nueve de nosotros lo acompañaremos en su misión."

Yao saludo a Itami como la representante de estos hombres y mujeres. Tal vez ella podría entender cómo se sentía él. Después de eso, comenzaron a presentarse a sí mismos.

De los varones, Crow parecía un hombre humano de unos 40 años, mientras que Meto, Ban, Fen y Nokk parecían tener la misma edad que Yao. Kom parecía un adolescente. Después de escucharlos  hablando entre ellos, Kom parecía ser el más joven de su grupo, y simplemente tenía 154 años. Por alguna razón, él sentía que tenía que respetar a todos como sus mayores. En cuanto a las mujeres, Seimy y Nayu se veían ligeramente más jóvenes que Yao.

En cualquier caso, ellos se juntaron y dijeron: "Por favor, cuide de nosotros", y luego, Itami comenzó a distribuir el equipo en el HMV. Dicho equipo se refiria a los LAMs y los explosivos de plástico, así como los rollos de cordón detonante.

"¿Esto es lo que llaman la 'Vara de Acero’...?"

El largo tubo de metal parecía pesado y potente para los elfos oscuros, y ellos se entusiasmaron  sobre eso.

"He oído que esto no es un objeto mágico, es algo llamado arma... Pero, ¿cómo lo usamos? Debemos ser capaces de utilizarlo, ¿verdad? "

"Ah, sí, voy a enseñarles cómo utilizarlo ahora."

Como los elfos oscuros eran seres inteligentes, Itami no solo tenía que distribuir los equipos entre ellos, como él estaba confiándoles las armas a ellos, tenía que enseñarle a los elfos oscuros la forma correcta de utilizarlos. Si ellos fueran caballos, no habría ninguna necesidad de preocuparse por si ellos accidentalmente jugaban con el equipo, pero como ellos eran conscientes, si   cometían un error o jugueteaban alrededor con el equipo descuidadamente, correrían el riesgo de que una explosión los mande a volar.

Para tal fin, Itami les explicó cuidadosamente el funcionamiento del LAM - 110 mm lanza cohetes antitanque.

Una vez que los Elfos Oscuros aprendieron cómo usarlo, pensaron, "ahora podemos vencer al dragón de las llamas”. Era obvio, por la mirada en sus ojos, que ellos odiaban al dragón de las llamas con amargura, y había el riesgo de que ellos puedan ser superados por sus emociones y salvajemente disparar el lanza cohete en el momento en que lo vean, sobre todo porque el tener    las armas les hacía pensar: "tenemos que matar al dragón de las llamas en esta ocasión, no importa qué". Aun así, ese entusiasmo era útil, aunque su objetivo final era derrotar al dragón de las llamas y dejar que Tuka le dé el golpe final. Los dos primeros puntos que él les instruyo eran "No aprieten el gatillo si no están listos para disparar" y "No disparen si alguien está parado detrás de ustedes".

Primero, ellos tenían que extraer el LAM de su paquete de transporte, jalándolo por la ojiva lenta  y cuidadosamente. Después, tenían que retirar la cubierta protectora del tubo del lanzacohetes,   tenían que unir el ensamblado de disparo y  la mira del  arma. Los elfos oscuros no estaban familiarizados con las herramientas, así  que sería más rápido para Itami hacerlo por sí mismo. Mientras Itami estaba armando un LAM, pudo escuchar a los elfos oscuros a su alrededor haciendo chistes sucios.

La persona al lado de Itami, que dijo "Si tal cosa gruesa entrara en mí, me partiría”, debió haber sido Seimy, y Ban replicó con orgullo "el mío es más grande". Al parecer, los elfos oscuros eran una tribu sexualmente abierta. Él no sabía si esto era bueno o malo, pero si se avergonzara, la gente podría pensar que era un bicho raro.


Los Elfos Oscuros no podía leer las instrucciones y advertencias en el tubo del lanzacohetes. Por lo tanto, Itami arreglo ese  problema demostrando personalmente cómo armar el lanzacohetes. En primer lugar, sacó la larga sonda sobre la punta de la ojiva, retiro la cubierta protectora, y luego lo giro en la dirección en la que la flecha apuntaba. Luego explicó que contra los tanques (o armaduras), la sonda tenía que ser ampliada. Contra seres humanos, podía quedarse como estaba. Naturalmente, contra el Dragón de las llamas, ellos tenían que sacarlo.

"Entonces, ¿cómo haces para que la cosa en el frente explote?", Fen preguntó mientras levantaba el LAM. Él era mucho más musculoso y físicamente más imponente que Itami, así que cuando él se lo puso en el hombro, se veía genial.

"Cuando la ojiva toca algo, explota. Decírtelo así es problemático, así que probablemente debería dejar que lo experimentes. Además, con el fin de contrarrestar el retroceso del arma, el LAM esparce un compensador desde la parte posterior con gran fuerza cuando disparas. Es muy peligroso, así que tienes que estar absolutamente seguro de que nadie este parado detrás de ti cuando dispares”.

"Mm, ya veo...”

Los Elfos Oscuros escogieron objetivos adecuados y comenzaron a practicar las posturas de disparo. Como la ojiva era muy pesada, todos se dieron cuenta de que seguir un blanco móvil era difícil.

"Entonces, ¿qué hay de esas cajas y esa cuerda?"

Kom, el Elfo Oscuro que se parecía a un niño, pero en realidad tenía 154 años, vio el resto del equipo. Contando el peso de los LAMs y las otras cosas, cada uno tenía que llevar 20 kilos de equipo.

"Oh, ese es el explosivo y el cebador. Podrán cargar eso normalmente. Honestamente hablando, ese explosivo es más importante que los LAMs”.

Después de camuflarse a sí mismo con la hierba y las hojas, Itami comenzó a escalar las montañas Tyuba. Incluso se había pintado la cara con pintura de camuflaje verde y marrón, mientras que todas las partes metálicas en su arma estaban envueltas para evitar que hagan ruido cuando se topen con algo. Él no sabía mucho sobre la vida diaria del dragón de las llamas, este era un animal salvaje, así que debía tener agudos sentidos. Lo mejor sería tomar las medidas apropiadas contra ello.

Después de eso, Itami cargo a la durmiente Tuka sobre su espalda.

"Padre, tengo miedo. Algo está viniendo", dijo Tuka.

Como ella se veía completamente aterrada, Lelei la puso a dormir.

Sin embargo, Tuka era bastante obvia en su ropa habitual, así que Itami la envolvió en su chaleco antibalas. Esto servía para camuflarla, y las placas de aleación de titanio la protegerían del peligro. Por otra parte, era cuestionable que tan lo útil  sería esto contra un ataque del dragón de las llamas.

Detrás de él estaba Rory, Lelei y los nueve elfos oscuros detrás de ellas. Todos ellos se camuflaron a sí mismos, como lo hizo Itami.

"Uf, esto huele asqueroso.”

Crow pellizco su nariz mientras se quejaba. Yao respondió: "Itami-dono nos dijo que hagamos  esto, así que no se puede evitar."

Ese era el porque todos se untaron aceites de animales en todas las partes expuestas de su cuerpo.

"Sé que esto supuestamente ocultara nuestra esencia, ¿pero el olor no nos hará más notables?" Nokk dijo mientras subía.

No había caminos en esta montaña y el terreno era áspero. El HMV no podía conducir por aquí, así que tenían que ir a pie. Se mantenían agachados mientras avanzaban, hasta que casi se frotaban contra el suelo, y se movían a través de las zanjas, depresiones, y las sombras de los árboles grandes. Cambiaban su camuflaje para que coincida con el terreno actual y acamparon en la noche, moviéndose a la mañana siguiente.

Caminando lentamente, ellos alcanzarían su objetivo eventualmente si seguían avanzando.

En la tarde del tercer día, por fin llegaron a las laderas del monte Tyuba. El olor a azufre flotaba  pesadamente en el aire, anulando su camuflaje aromático.

Todos cambiaron a un patrón de camuflaje de arena y tipo-roca. Itami ennegreció el barro que él y Tuka usaron para camuflar sus manos y pies, con el fin de ocultar el notable color verde.

Itami les ordenó a todos que se muevan boca abajo, y luego hizo una seña con sus manos para que Crow vaya al frente del grupo. Crow había estado aquí antes, así que él sería su guía.

"¿Qué pasa?"

Crow se agacho al lado de Itami.

"¿El dragón de las llamas entra por ese cráter?"

"Sí. Su nido está en uno de los afloramientos que sobresale de un lado de la boca del volcán", explicó Crow.

Él había llegado a este lugar antes para recoger el azufre que se encuentraba cerca del volcán. Cuando se quemaba, el humo del azufre preservaba las frutas secas por más tiempo, y se veían  más frescas.

Aunque él sólo había venido aquí para reunir azufre, por causalidad dio con una cueva durante sus búsquedas. Esa cueva conducía a un afloramiento en el interior del volcán, donde el dragón de las llamas estaba durmiendo.

"Tuve una mala sensación cuando lo vi, así que corrí."

Itami le pregunto a Crow sobre el interior del volcán, en particular sobre la condición del aire en el interior.

Según crow, la boca del volcán aparentemente no tenía fondo, así que él no  sabía lo que había debajo. Sin embargo, el interior estaba bien ventilado, ya que la cueva conducía al exterior, y a diferencia del exterior, que olía a azufre, la calidad del aire en el interior era muy buena.

"¿Así que el nido del dragón de las Llamas está dentro de la cueva?"

Rory parecía bastante impresionada cuando lo oyó, pero rápidamente cerró su boca.

"No, está en la boca del volcán. La cueva simplemente conecta el exterior con el interior".

"Entonces, ¿qué hay sobre bajar desde la cima del volcán?"

"Es Imposible. El interior de la boca del volcán es un acantilado. No creo que podamos bajar desde   arriba”.

Rory frunció el ceño, porque no podía pasar por debajo de la tierra. Itami sonrió y dijo: "No te preocupes".

"está bien, Rory puede quedarse afuera. Todo lo que vamos a hacer es comprobar si el dragón de las llamas está adentro. Si el dragón regresa, ella puede ponerse en contacto con nosotros”.

De acuerdo con el plan, ellos entrarían en la cueva y comprobarian si el Dragon de las llamas  estaba ahí. Si no estaba, colocarían los explosivos, y si estaba, inmediatamente retrocederían y esperarían a que se vaya. Si las cosas iban bien, Rory no tendría que hacer nada.

"¿No deberíamos evitar que se vaya?"

"Mm. No queremos que esto sea sospechoso. Nos esconderemos y esperaremos a que se vaya primero".

Itami murmuró, "Rory ¿sabes cómo usar esto?", mientras manipulaba su auricular y micrófono. Rory apresuradamente puso su micrófono en su  boca e Itami probo la conexión inalámbrica con Lelei y Rory.

"Entremos.”

Itami bajo a Tuka. Su plan era entrar con un rifle. Justo cuando estaba a punto de hacerlo, Yao y el otro elfo oscuro le instaron a quedarse.

"Permítenos manejar estas tareas triviales."

Itami estaba más que contento de dejar que Yao y Crow vayan en lugar de él.

Tomaría un tiempo antes de que Yao y Crow vuelvan, así que Itami le indicó a los demás que  tomen un descanso, y ellos almorzaron las secas raciones de viaje. El olor de la comida estaba  cubierto por el olor a azufre, ese  mismo olor hacía difícil abrir el apetito.

Aun así, teniendo en cuenta lo que sucedería pronto, ellos no sabían cuando iban a tener la siguiente oportunidad para comer. Afortunadamente, todos entendieron esto, y comieron con gusto, independientemente de su ubicación actual.

Lelei y Rory  tomaron cada una un conjunto de las raciones de combate Tipo II del JSDF (curry de carne / ensalada de atún / verduras encurtidas / arroz), así como los envases de calefacción de solo-añade-agua. Los Elfos Oscuros tenían pescado seco del valle, frutos secos, frijoles y similares, pero estaban fascinados por los alimentos procesados de Rory y Lelei. Ellos estaban bastante sorprendidos por como los envases de calefacción producían inmediatamente vapor cuando se les  añadia agua.

Tuka dormia tranquilamente a un lado del grupo.


Itami la había estado cargando todo este tiempo, pero ella era tan ligera que él casi no se sentía fatigado. Dicho esto, la tensión lo estaba cansando. Como no sentía mucha hambre, comía  lentamente.

"deberíamos dejar que Tuka también coma, de lo contrario, cuando se despierte va a llorar”

"Oh, bueno, ¿qué podemos hacer?"

Lelei dijo eso mientras tomaba una cucharada del curry.

En ese momento, Yao y Crow regresaron.

"¿Cómo está la situación?”

"Mm, la cueva y el eje del volcán están conectados, y hay un nido sobre un afloramiento de roca. El dragón no está, debió haberse ido. "

"Excelente."

Después de escuchar el informe de Yao, Itami cargo a Tuka.

Por fin, iban a entrar a la cueva. Todos se pusieron tensos, sabían que iban a entrar en el territorio enemigo. Incluso hablaban en voz baja.

"Entonces, Rory, estaremos contando contigo.”

"Está bien, estaré vigilando cerca de la boca del volcán."

Rory cogió el micrófono. "¿esto está encendido?"

"Te leo fuerte y claro. Ah, aprieta los protocolos de comunicación. Está bien, te escucho".

Se despidieron de Rory en la entrada de la cueva.

Agarrando su alabarda fuertemente, Rory se desvaneció por la ladera de la montaña de color rojo-ladrillo con pasos ágiles, mientras Itami y amigos se dirigieron a la cueva después de separarse de ella.

El interior de la cueva era tan grande que ellos pensaron que debían estar soñando.

La lava fluyo, y se volvió sólida cuando se enfrió. Después de eso, más lava fluyo, y se solidificó. Después de innumerables repeticiones de este proceso, las capas de piedra parecían una escalera.

La forma en que las capas de piedra estaban extendidas se veía como unas escaleras que conducían a un santuario. Las paredes no eran capas solidas; se parecían más a un gigante  conjunto de cortinas. Llamar a este lugar un santuario no sería cuestionado. Presumía un largo pasillo, una plataforma de visión alta, e incluso una estructura similar a un altar. El poder de la naturaleza no debía subestimarse.

Si trajeran a un hombre santo aquí, él podría establecer una iglesia en este lugar.

Itami iluminó su entorno con una linterna, dejó atrás el no - altar, y entro más profundo en la cueva.

Los Elfos Oscuros iluminaron su entorno con antorchas de fuego. Los ecos realizados por los   cerrados pasos y las sombras parpadeantes hechas por sus fuentes de luz contribuían a la atmósfera espeluznante.

"Itami-dono, por este camino.”

Itami podía ver la luz que provenía frente a él.

Bajo a Tuka, y avanzo con nerviosismo, sosteniendo su rifle. Encima de él, podía ver el cielo estrellado a través de la boca del volcán. La luz venía de la boca del volcán.

Había un afloramiento aquí.

Aunque era llamado un afloramiento, en realidad era bastante amplio. La caldera del volcán era aproximadamente del tamaño de un campo de béisbol, y tenía más o menos la forma de un tazón. En su centro, un agujero conducía al eje principal, y el afloramiento se encontraba aquí.

El afloramiento era aproximadamente del tamaño de dos canchas de baloncesto, y la forma en que la arena y las rocas estaban mezcladas aquí se parecía a la orilla del mar. El nido del dragón se  parecía a una formación de piedras en una playa.

Crow confirmó que esta era la guarida del dragón de las llamas, y el dragón de las llamas había   descansado aquí antes.

Aunque ellos nunca antes habían visto un nido de dragón, este diseño era demasiado simple, haciendo que ellos duden.

Aun así, cuando se pararon allí, pudieron creer que la gran cosa ante ellos era el lugar donde su enemigo hizo su guarida.

Había fragmentos de lo que parecía ser rotas cáscaras de huevo esparcidos por la tierra, así como enormes huellas que sólo pudieron ser hechas por un dragón.

"Las cáscaras de huevo son frescas. Parece que los dragones jóvenes nacieron recientemente, y   dejaron el nido justo después de eclosionar”.

La conclusión de Lelei, después de inspeccionar los fragmentos, calmo a todos.

Había cosas que parecían rocas en la arena, pero una mirada más cercana reveló que eran los restos de lo que una vez fueron cascos. Nadie sabía cuánto tiempo habían estado aquí estas cosas,   también encontraron armas brillantes como espadas y similares, medio enterradas en la arena.

"¿Y esto es?"

Yao recogió el casco y la espada, sintiendolos en sus manos.

"Creo que le pertenecieron a los héroes que a lo largo de la historia vinieron a desafiar el dragón de las llamas."

"Bueno, esta es una espada mágica, después de todo."

Los ojos de Nokk brillaban mientras él se concentraba en esa espada. Él respiro, "esto tendría mucho valor si nos lo lleváramos...”

Los Elfos Oscuros cerraron sus ojos en una silenciosa oración por los que habían llevado estas armas y armaduras. Las armas y armaduras, que les pertenecieron a aquellos lo suficientemente valientes como para apostar sus vidas contra el Dragón de las llamas, debían ser la obra de un maestro.

"Muy bien, trabajemos. Lelei, ayudame a cuidar a Tuka. Todos, ayúdenme a iluminar el entorno”.

Después de escuchar las instrucciones de Itami, ellos trajeron su equipo.

Itami desempaqueto lo que parecía ser bloques de queso de las cajas. En total, había 75 kilogramos de eso.

"Se ve un poco como el queso."

El joven Kom estaba fascinado por las cosas que Itami estaba desempaquetando de las cajas. Él cogió un trozo para ponerlo en su boca, pero Itami golpeo su mano.

"Este material es venenoso. Ni siquiera lo lamas".

Asustado por la mención de veneno, Kom puso inmediatamente el trozo de regreso.

Itami recogió el trozo, y lo puso cerca de la antorcha de Kom. La sustancia blanca se quemó silenciosamente mientras Itami la metía en la llama de la antorcha. Esta inesperada reacción   pacífica era diferente a la impresión común que uno tenía de los explosivos.

"Este material se quemara si lo enciendes. Tienes que hacer algo de trabajo para hacer que explote”.

Itami colocó una lona en el suelo y puso la sustancia blanca encima, como si fuera un escultor.

En las películas, cuando plantan el C4, los actores pegan los detonadores eléctricos en los explosivos envueltos, pero eso resultaría en una detonación incompleta en la vida real. Con el fin de sacar plenamente el poder de los explosivos plásticos, estos tenían que ser amasados bien. Sin no eran amasados lo suficiente, los explosivos incluso no podrían detonar.

Las manos de Itami se pusieron de color amarillo-pálido después de amasar el explosivo.

Sería demasiado esperar que una persona amase los 75 kilos de C4, así que todos aportaron. Al final, los moldearon en ladrillos.

Itami tocó el suelo y sacó un pequeño dispositivo. Era llamado un detonador electrónico.

Él tocó el suelo para descargar su electricidad estática. Lo hizo porque una suficiente electricidad estática podría iniciar la detonación. Al tocar el suelo, él se conectó a la tierra y se quitó la carga de electricidad estática.

La siguiente parte requería una gran cantidad de conocimiento especializado. Sólo Itami podía hacerlo. Él sacó el rollo de cable y un par de alicates, cortó varios trozos de cable del rollo, y luego comenzó a convertirlos en circuitos auxiliares.

Él quitó la cubierta del cable al final, y luego unió los alambres en el interior de los contactos del detonador.

Itami trabajaba en silencio, mientras que Yao sostenía una antorcha por encima de él para proporcionale luz.

"¿Hay algo en que podamos ayudarte?"

"Sí. Caven un hoyo en el nido del dragón. Sobre esta profunda".

Después de recibir sus instrucciones, Ban, Fen y Nokk comenzaron a cavar.

La frente de Itami estaba resbaladiza por el sudor, pero él hizo un buen trabajo, sin cometer errores. Él empalmo las longitudes del cable y, a continuación, los unió al circuito de detonación final.

Por lo general, solo los ingenieros estudiarían estas técnicas de manipulación de explosivos. Sin embargo, estas técnicas eran parte del plan de estudios básico dentro del SFG, e Itami las había aprendido. Él apenas era un estudiante diligente, pero al igual que en la escuela, él sintió que "fallar en sus funciones significaría fracasar en la vida". Su determinación le ayudó a dominar esta habilidad, y esta determinación ahora era una parte de él.

De repente, recordó a sus instructores maldiciéndole y dándole cocachos en su cabeza.

Itami detuvo su trabajo, suavemente bajo los detonadores, y pulso el interruptor de su micrófono.

"Rory, ¿puedes oírme?"

Él llamó a Rory varias veces, pero no hubo respuesta. Tal vez la señal inalámbrica no podía atravesar la gruesa roca. Si ese fuera el caso, no hubo ninguna razón para hacer de ella una centinela.

Maldita sea. Sin embargo, ellos estaban a punto de finalizar. Podrían terminarlo de una vez.

"Cheh, esto va a ser un dolor... todos, ojos al cielo. Lelei, la recepción de aquí parece ser bastante mala. Intenta contactar a Rory”.

Después de decir eso, Itami volvió al trabajo.

Luego, apago el interruptor de su micrófono y se quitó el auricular. Los interruptores electrónicos podrían causar chispas, y él se quebró en un sudor frío cuando se dio cuenta de que había estado manejando los explosivos y detonadores con el auricular prendido.

¿Qué pensarían los demás si supieran lo cerca que él estuvo de volarlos? Itami miró a su alrededor para evaluar las reacciones de los demás.

Afortunadamente, nadie parecía captar la intención de Itami. Ellos simplemente dijeron "¿eh?" en la confusión.

Después de eso, era el momento de establecer el explosivo procesado.

El apiló los bloques de C4 en el agujero que Ban había hecho, poniéndolos uno encima del otro.   Luego, conecto los detonadores en los ladrillos. Luego, desenrolló con cuidado el cable del rollo, para no enredar el cordón detonante con algo.

"Dame esa espada de allí."

"?"

Yao y los otros inclinaron sus cabezas mientras observaban a Itami colocando la espada mágica en la parte superior de los explosivos.

Cuando los terroristas utilizaban explosivos plásticos, a menudo los espolvoreaban con tornillos con el fin de aumentar su poder de matanza. El hecho era que un explosivo normal no era tan potente como la gente pensaba. Los fragmentos causados ​​por la onda expansiva de la explosión eran lo que causaba una gran cantidad de daño colateral. Ellos estaban poniendo las espadas mágicas y otras armas- obras maestras sobre los explosivos por la misma razón. Si funcionaba, las espadas de los guerreros, que fracasaron en su misión de derrotar al Dragón, les darían a sus amos difuntos una pequeña ración de paz.

Los explosivos fueron cubiertos por una fina capa de arena y tierra, y otra capa borro sus rastros. Ellos distribuyeron el cable del rollo y regresaron a la cueva desde el afloramiento. Por supuesto, el cable no podía estar expuesto, así que tuvo que ser enterrado superficialmente.

Por último, unieron al alambre al gatillo detonador.

Y así, los preparativos para la demolición estaban completos. Itami penso que esto sólo tomaría    un tiempo, pero realmente había tomado cerca de cinco horas, él se sorprendió cuando miro su reloj.

Sus  hombros y su cintura le dolían por todo lo que hizo estando agachado. Él respiró hondo y dijo: "Está bien, el trabajo está hecho." Sin embargo, cuando miro a su alrededor, todo el mundo estaba rígidamente congelado.

"¿Qué pasa?"

Él se secó el sudor de su cabeza y miró hacia atrás, el dragón de las llamas se alzó ante él.

♦ ♦ ♦

Rory fue asignada a vigilar al Dragón de las llamas cerca del cráter del volcán. Sin embargo, ella terminó mirando el cielo lleno de estrellas una vez que el sol se ocultó.

No mucho tiempo después, ella vio al dragón de las llamas en el cielo nocturno. Volaba cerca de aquí.


Como tenían un plan, el plan tenía que ser seguido. Rory se ocultó de modo que el dragón de las llamas no la detectó, y ella trató de advertirle a Itami sobre el Dragón de las llamas. Sin embargo, no hubo respuesta.

"¿Mm? ¿Esto realmente está bien? ¿Qué pasara si no me comunico con él? "

Un escalofrío recorrió la espalda de Rory.

Ahora que pensaba en ello, Itami también era el responsable de esto. La mayoría de las veces, él hablaba el mismo idioma que Rory, así que finalmente comenzó a tratarla como una persona japonesa. Para una persona japonesa, que usa los teléfonos inalámbricos, si la recepción era pobre, la práctica aceptada sería moverse a un lugar con una mejor recepción, tal como una ventana. Tal vez el único lugar para que la gente en la parte superior e inferior de la boca de un volcán se comunique seria el borde del cráter del volcán. Sin embargo, Rory corrió hacia la cueva con el fin de estar más cerca de Itami. Al hacer eso, aumento el espesor de las rocas por el que la señal tenía que pasar, y empeoró las cosas.

"Oi, respóndeme!"

Rory le gritó desesperadamente a Itami. Sin embargo, el Dragón de las llamas se acercó a la boca del volcán, y descendió en el volcán...

Si esto se prolongaba, el Dragón de las llamas atacaría al indefenso Itami y a los demás. ¿Qué debería hacer ella?

No tenía sentido permanecer afuera. Rory decidió advertirle directamente a Itami el peligro inminente, y por eso, aceleró el paso y corrió hacia la entrada de la cueva.

Sin embargo -

“................ ¡de ninguna manera!”

Rory quedo sorprendida y muda por la escena ante ella.

♦ ♦ ♦

Itami miró los ojos del dragón de las llamas con sus alas extendidas.

El encuentro inesperado congeló Itami y a sus amigos en sus lugares. El dragón de las llamas no había esperado que unos seres humanos aparezcan en su nido, y se quedó en un estado de shock ante estos huéspedes no invitados.

Se sentía como si ellos pudieran sentir el calor de sus respiraciones. Pero en realidad, las dos partes no estaban tan cerca uno del otro. Era un efecto puramente psicológico.

Itami lentamente retrocedió, con nerviosismo alcanzo su pistola en la funda de su muslo. Itami sabía que estaría agitando una pistola de juguete frente al dragón, pero había colocado su rifle en otro lugar mientras estaba trabajando.

El lugar estaba tan tranquilo que él pudo escuchar a alguien tragando saliva. Si se movían, morirían. Como decía el viejo dicho, en ese momento, todos pensaron lo mismo y se quedaron quietos.

Nadie sabía cuánto tiempo había pasado. Podría haber pasado un instante o una eternidad. Si un segundo tuviera 75 instantes, entonces, incluyendo el tiempo dedicado a cada respiración, cuando uno consideraba esto como un instante, habría sido un número tremendo.

Kom no sabía cuánto tiempo iba a durar esto, pero era incapaz de soportar la forma en que ambos lados estaban mirandose el uno al otro. Él gritó como un loco y alzo su LAM.

"Uwaaaaaaaaaaaaaaah!"

Por esa señal, el silencio fue roto por el clamor.

Itami corrió.

Lelei arrastró a Tuka de regreso a la cueva para protegerla.

Al mismo tiempo, Yao corrió para proteger a Tuka.

Después de eso, los elfos oscuros y Kom levantaron sus LAMs.

El muchacho disparó su LAM, a una distancia tan corta que no era posible que se pierda. Después del breve encendido del motor del cohete, la ojiva antitanque golpeo la garganta del dragón y explotó, inundando el cráter con una luz cegadora y nubes de humo espeso.

"¡Le di!"

De repente, el dragón de las Llamas y su garra derecha surgieron del humo, cancelando su alegría efímera. El cuerpo del chico fue rasgado por la mitad de un golpe, y su torso superior voló a la distancia.

Lo que quedo salpicado en la pared ya no era reconocido como un elfo.

Peor aún, cuando Kom disparo su LAM, hubo personas detrás de él, que fueron gravemente heridas por la explosión trasera del arma. Ban y Nayu murieron instantáneamente, sus cuerpos fueron destrozados por la compensación ejecutada por el  LAM a quemarropa.

Las personas un poco más alejadas también se vieron afectadas, y se derrumbaron en el suelo. Sin embargo, esto fue algo bueno para ellos. El barrido de la cola del Dragón de las Llamas debió  haber golpeado a todos, pero la gente derrumbada no se vio afectada. Sólo la parte inferior del cuerpo de Kom fue destrozada.

El dragon de las llamas rugió, agitando el interior de la boca del volcán.

Los Elfos Oscuros se levantaron de nuevo, llevando al hombro sus LAMs. Habían olvidado todo lo que Itami les había enseñado en medio del atronador rugido del dragón.

Nokk no cambio su seguridad de S a F. En su pánico, todo lo que hizo fue apretar ciegamente el gatillo.

Crow se acordó de desactivar la seguridad, pero se olvidó de sacar la sonda, y su ataque no fue efectivo. Con el fin de lograr el efecto Neumann y romper las escamas del dragón de las Llamas, que era similar a un tanque, la sonda tenía que ser retirada. Además, la detonación de la ojiva a corto alcance no sólo lo perjudico a él, también perjudico a sus compañeros.

"¡La sonda! Retiren la sonda! "

Nadie oyó la voz de Itami a través del rugido del dragón y las explosiones. Lelei arrastró a Tuka a la cueva, mientras que Yao vio a Itami y gritó, "ven a la cueva!"

Itami ignoro a Yao y agarró el LAM que ella estuvo sosteniendo.

En este momento, un Elfo Oscuro murió, y pronto siguió otro.

Nokk fue masticado a través de los colmillos afilados del dragón de las Llamas, mientras que Meto fue pulverizado por un golpe de su pata.

Por supuesto, el Dragón de las llamas no estaba ileso. La explosión del LAM le causó un dolor intenso, pero por desgracia, eso fue todo lo que hizo.

Entonces, el dragón de las llamas exhalo fuego a las personas que huían desesperadamente, planeando eliminarlos a todos.

La razón por la cual los ataques normales no podían darle un golpe letal al dragón de las llamas no era sólo porque sus escamas eran fuertes y resistentes, sino porque también se superponían  entre sí. Esta brecha entre sus escamas y su cuerpo era como una armadura espaciada en los  tanques, que amortiguaba el impacto.

Para el Dragón de las llamas, este montón de pequeñas criaturas odiosas estaban sosteniendo bastones negros, que creaban tremendos impactos que lo sorprendían, pero ninguno fue tan potente como el poder que destruyó su brazo izquierdo.

Su sorpresa duró sólo un segundo, y luego el Dragon de las llamas determinó que este objeto no era una amenaza. Lo que quería era ahuyentar a los gusanos que infestaban su nido.

♦ ♦ ♦

Itami retiró la sonda, lo giro en la dirección de la flecha, y luego lo cerro en su lugar.

Lo levantó en su hombro, y contuvo la respiración mientras apuntaba.

Cambio la seguridad de S a F.

Y cuando estaba apuntándolo con el LAM, Seimy fue arrojada hacia Itami.

Él cayó al suelo, amortiguando la caída de Seimy. Itami no pudo pararse durante un tiempo, después de haber tomado el impacto de frente. Seimy resultó levemente herida, y ella cogió el LAM caído.

"Idiota, no dispares!”

Itami estaba justo detrás de ella y se alejó tan rápido como pudo. Esto podría haber sido un golpe de suerte, la ojiva disparada del LAM  golpeó la pierna del dragón de las Llamas.

Poco después, el aullido de agonía del dragón de las Llama sonó a través del volcán.

La  explosivamente forjada ojiva del misil atravesó las escamas del dragón - cuya dureza era de 9 en la escala de Mohs - y rasgo el muslo del dragón de las Llamas.

Las escamas destrozadas y la carne volaron por todas partes, y el dragón de las llamas se agito en el dolor.

♦ ♦ ♦

"Tuka, despierta."

El cómodo descanso de la chica fue interrumpido por la voz de su padre.

"Padre, ¿qué pasó?"

Tuka se frotó los ojos cuando se despertó.

Miró a su alrededor, y se encontró con que estaba en su casa, eso la llenó de nostalgia. La luz del radiante sol fluía en la habitación por las ventanas, y ella sintió que hoy sería otro día tranquilo.

La voz de su padre regocijó su corazón. Su mente aún estaba un poco confusa, pero la suave voz de su padre la hizo sentirse feliz. Al recordar las terribles pesadillas que tuvo antes, su felicidad se hizo más profunda.

Los sonidos de unos pasos venían fuera de la ventana, así como los sonidos de gritos y explosiones. Sin embargo, parecía que eso estaba sucediendo en un mundo lejano. En este momento, todo lo que ella quería era disfrutar de su conversación con su padre.

"Padre, ¿qué pasa?"

Ella miró a su alrededor, pero ya no podía ver a su padre. En su lugar, vio al dragón de las llamas masticando el cuerpo de una chica en un instante.

"Yuno!"

Su mejor amiga, tan cercana como para ser de su familia, fue devorada en un instante. Tuka no sabía cuándo había cogido un arco, pero ella tomó su decisión en un instante, colocó una flecha en la cuerda del arco, la tenso con todas sus fuerzas, luego apunto y la soltó. Pero lamentablemente, su flecha fue desviada a un lado.

Ella no era la única que estaba lanzando flechas. Los guerreros elfos alrededor de ella soltaron una lluvia interminable de flechas hacia el Dragón gigantesco. Las flechas explotaron cuando lo golpearon, pero gracias a la robusta protección de sus escamas, el dragón salió ileso.

La elfo oscuro Seimy fue masticada en pedazos por el Dragón, y el ojo errabundo del dragón de las Llamas ilumino a Tuka, seleccionándola como su próxima presa.

Cuando el Dragon de las llamas la miró directamente a los ojos, todo el cuerpo de Tuka se estremeció de terror.

Ella quería correr, pero sus pies no se movían. Quería gritar, pero su voz se había ido.

En este momento, Tuka se congeló, como si su alma le hubiera sido robada. O mejor dicho, ella  prefería huir, pero su mente no había recibido el mensaje. ¿Por qué había desafiado a este monstruo? Debió haber cometido un error. Incluso si ella dirigia su odio y rabia a este monstruo,   no tendría ninguna posibilidad de victoria. Por lo tanto, Tuka maldijo su insensatez.

"Tuka, corre!"

Su padre protegió a la aturdida Tuka.

"Sólo tienes que ocultarte aquí, escúchame!"

Y luego, Tuka fue arrastrada a la cueva por Lelei y Yao.

En el instante, antes de entrar en la cueva, ella vio la figura del hombre que había sustituido a su padre, que le fue arrebatado por el dragón de las llamas - ella lo vio morir por ella, y vio la escena    de su padre siendo comido por el Dragón de las llamas.

Ella lo alcanzo desesperadamente, pero no tocó nada.

La figura de su padre se alejó más y más, cada vez más lejos.

Mi padre murió por mí.

Todo es mi culpa. Todo es mi culpa. Todo esto es mi culpa, todo es -

"Te equivocas."

La voz de Lelei le habló al oído de Tuka.

"Tú no mataste a tu padre. El dragón de las llamas lo hizo”.

"Pero -"

"Itami se equivocó. Para alguien como tú, que puede vivir durante tanto tiempo, las heridas del corazón son asuntos triviales. Después de diez, cien años, tu alma sanara. Todo lo que tienes que hacer es esperar que tu auto-odio se desvanezca. Por lo tanto, él no necesita salvarte. Sólo los seres humanos, con su corta vida, se ven obligados a resolver todos los problemas que   encuentran. Así es como viven”.

Tuka considero cuidadosamente las palabras que Lelei dijo.

Al parecer, ella solo estaba quejándose. Lelei dejó escapar una serie de suspiros, y luego miró directamente a Tuka.

"decidiste por tu cuenta que no podías derrotar al dragón de las llamas, así que dirigiste tu rabia a un objetivo mucho más accesible - a ti misma"

"Sin embargo, no podemos vencerlo... ¿o si podemos?"

"Si un miembro de la familia de alguien es asesinado por un ladrón, entonces ese alguien debe odiar al ladrón. Pero la gente dirige erradamente su odio - ¿por qué deberían ir a donde se esconde el ladrón? Si uno pierde a un miembro de su familia por una enfermedad, entonces debe odiar a la enfermedad. No es culpa del médico; sin embargo, la gente odia al médico”.

"Entonces, ¿a quién debo maldecir? ¿A quién debo ventilarle mi ira? Al final, todo regresa a mí! "

Mientras Tuka estaba gritando, la elfo oscuro hizo explotar el muslo del dragón de las Llamas.

La onda expansiva de la explosión y los fragmentos barrieron pasando la cara de Lelei. Ella se cayo  como si hubiera recibido una bofetada.

"¡bien! ¡Lo hicimos!"

Los sobrevivientes, Crow, Fen y Yao respiraban difícilmente, y sus cuerpos estaban manchados con sangre fresca. Cargaron sus LAMs, se olvidaron de su miedo en medio de su emoción. Cada uno de ellos estaba herido de diferentes maneras.

"Este es el momento crucial entre el éxito y el fracaso. Sólo tenemos que -”

Lelei levantó su cabeza. Un riachuelo de sangre corría por su frente.

"Voy a matar a ese dragón. Sólo quédate aquí".

Lelei se levantó, sosteniendo su báculo. Ella comenzó un encantamiento, lo que se conocía como el coro de un hombre, y comenzó la "iniciación".


La ciudad natal de Lelei había sido destruida por el Dragón, y muchas de las personas que conocía habían sido asesinadas por este.

"Abru-main!”

Cuando Tuka vio a Lelei corriendo hacia adelante, finalmente se dio cuenta de que lo que estaba sucediendo ante sus ojos no era un sueño, ni una fantasía, era la realidad.

"Rihommun!!”

Lelei elevo una espada con su magia, y la lanzo.

La espada voló como una flecha, pero su filo no pudo perforar las escamas resistentes. Con un hueco sonido metálico, la espada rebotó. Acelerarlo con magia no funciono. Fue inútil.

Su pierna estaba herida, y el dragón, indefenso ante este ataque, trató de escapar de la explosión del LAM. En el proceso se golpeó con el acantilado debajo de la boca del volcán. Después, recuperó su equilibrio, y extendió sus alas.

Los Elfos Oscuros estaban encantados por el cambio de la situación. Ellos sonrieron al ver al acobardado dragón de las llamas temeroso del LAM.

"Podemos hacerlo!" gritó Crow, pero casi no había más LAMs.

Fen recogió el LAM bajo el cuerpo de Nayu, retiró la sonda, y lo cargó sobre su hombro. El proceso duró sólo unos segundos, pero el dragón de las llamas no perdió esta oportunidad. Ignorando el hecho de que estaría atacando su propio nido, exhalo una sostenida corriente de llamas hacia  Fen, que se convirtió en una pira caminante.

El ardiente Fen corrió hacia el dragón de las llamas, y ​​luego apretó el gatillo a quemarropa.

El dragón de las llamas tomó su segunda herida del ataque moribundo de Fen.

♦ ♦ ♦

Lelei pensó - ¿cómo podría acelerar las espadas hasta que pudiera perforar las escamas del dragón?

Entonces, recordó cómo Itami había colocado las espadas encima del C4. De hecho, usar la fuerza de la explosión sería suficiente.

Lelei cogió una espada y una pequeña serie de anillos rodeo la empuñadura de la espada.

Ella lanzó la espada con su magia, y cuando la espada toco al Dragón de las llamas, ella hizo detonar los anillos. La explosión de los anillos clavó la espada profundamente en el vientre del dragón de las Llamas.

Para el Dragón de las llamas, que se preparaba para golpear a Yao, esto era una simple herida superficial. Para algo de su tamaño, ser atravesado por una espada era como ser pinchado por  una espina. Difícilmente era una herida.

Sin embargo, dejando a un lado el dolor, la espada había atravesado sus escamas. Era un golpe intolerable para el orgullo del Dragón.

Su armadura hasta ahora invulnerable ya no era una defensa absoluta. El dragón de las llamas     giro su mirada hacia Lelei, y luego al pinchazo en su cuerpo. Una mirada de incredulidad se extendió sobre su cara mientras analizaba este acontecimiento inconcebible.

Un rugido que sonaba más como un gemido sonó pasando a Lelei, y ella sonrió oscuramente.

"Fufufufufufufufufu, MUERE, LAGARTO DE MIERDA!!!!"

Lelei elevo todas las espadas en la zona - la espada oxidada, la espada en ruinas, la espada mágica, la espada sin nombre, la espada con gemas incrustadas, la gran espada, la espada afilada, la espada divina, la espada bárbara, más de diez , no, más de una veintena de ellas.

Los espíritus de los innumerables guerreros que habían desafiado el Dragón de las llamas y habían muerto en la desesperación ahora habitaban sus armas. Y ahora, estas flotaban por encima de la cabeza del dragón de las llamas, dirigidas por el poder completo de Lelei.

Nota

El efecto Neumann es la teoría detrás de las cargas huecas, que se expuso en el volumen 1 capitulo 5 cuando el 3ª Reconocimiento voló el brazo del dragón de las Llamas.


Traducido por Nando


2 comentarios:

  1. Si tal cosa gruesa entrara en mí, me partiría.... Oshe ke rikho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la tengo mas grande XD, mi instinto zukhulemto se activo cuando traduje esa parte, y mi imaginación fue al infinito y mas alla

      Eliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top