sábado, 27 de febrero de 2016

Gate: Jieitai Kanochi Nite, Kaku Tatakaeri, Volumen 4, Capitulo 14


La lluvia caía desde el cielo, convirtiendo el camino en un río.

El cielo estaba oscuro y nublado, lo que hacía difícil decir donde estaban los baches bajo el agua. Cada vez que una rueda se hundía en un bache, el HMV se tambaleaba pesadamente.

Una vez que se atascaran en el lodo, sería difícil salir. Itami juzgó que seguir conduciendo bajo la lluvia sería demasiado peligroso, así que apagó los motores del HMV para tomar un descanso. 
"La lluvia de aquí es muy pesada. A pesar de que estuvo despejado por la mañana, terminó de esta manera en un instante... "

Después de haber oído a Yao decir eso, Itami decidió esperar a que el tiempo mejore,  antes de continuar.

El ruido del motor se había ido, y sólo las salpicaduras de las gotas de lluvia se mantuvieron.

Itami abrió la puerta, haciendo que la lluvia agrupada en el techo de lona se tambalee. Los lados del HMV estaban abiertos a los elementos, así que el viento y la lluvia volaron desde allí. Como el sol en esta región era bastante fuerte, tener los lados abiertos era refrescante.

La lluvia vino por ambos lados, pero afortunadamente el vehículo era grande y el interior no estaba demasiado empapado. Los pasajeros observaban la tormenta fuera de sus ventanas y esperaban a que se detenga.

Itami tomó un mapa y una brújula de su mochila, con el fin de confirmar su próxima dirección.

"Nuestra ubicación actual es PDG · 34 · RE249.487311."

Como la latitud y longitud de la Región Especial aun no se determinaban, los cartógrafos dibujaron arbitrarias líneas en las fotos del reconocimiento aéreo para usarlas en la navegación.

En el camino, Itami le preguntó a Yao sobre la ruta que ella había tomado a Arnus, con el fin de saber lo que había delante de ellos

Ella salió del pueblo Modabarden, luego hizo una curva al sur alrededor de la base del Monte Colro, pasando por las llanuras Terilia, luego, paso por Metabal, Gremina, Hebrae y Tongut.

Itami dibujó una línea curva que conecto todos los lugares que Yao menciono. Ellos retrocederían  a lo largo de esta ruta, hacia la casa de Yao.

No estaría tan lejos si viajaran en línea recta, pero las montañas y valles en el camino significaban que no podían viajar de ese modo. Sin embargo, el camino que Yao había tomado iba en una gran curva por el campo, y por eso a ella le había tomado un mes llegar a Arnus.

"No se pudo evitar, estaba persiguiendo los rumores de los hombres de verde. Si hubiera sabido que estaban en Arnus desde el principio, no me habría desviado tanto”.

Rory y Lelei miraron en silencio a Yao.

Si lo que ella decía era cierto, eso significaría que ella había estado recogiendo rumores de las calles y pueblos, y después de eso, había alcanzado Arnus un mes más tarde. Desde ese punto de vista, el tiempo que ella  pasó en Arnus fue muy corto.

"Ahora estamos en las llanuras Terilia" Itami dijo mientras revisaba la ubicación en el mapa.

"Después de eso, fui alrededor de la base del Monte Colro para no ser detectada por el Dragón, y luego seguí la corriente hacia adelante. Bueno, no importa si estás entrando o saliendo, sera difícil en ambas direcciones”.

Sólo podían viajar en la luz del día, y no podían moverse rápidamente en los lugares donde no había caminos.

Aunque este lugar era llamado las llanuras Terilia, no era tan llano como sonaba. Itami tenía la esperanza de hacer algunos progresos, pero las enormes rocas en todas partes lo obligaron a rodearlas, así que al final, se movían un poco más lento de lo normal.

Itami miro el mapa y calculo el tiempo que tardarían para llegar allí.

Las dos terceras partes de la caja de carga habia sido ocupada por las latas de combustible y las cajas que contenían los LAMs (110mm lanzacohetes antitanque) y las grandes cantidades de explosivos, todo tipo de equipos, municiones, alimentos y agua.

Había otras cosas también. Las chicas habían apilado cosas en el HMV, como si estuvieran huyendo de casa, y ahora, Tuka estaba durmiendo en una gruesa  manta de piel, en los espacios  entre todos los demás artículos. Ella se veía bien, pero Itami sabía que no le quedaba mucho tiempo.

Tuka había empeorado desde que partieron de Arnus. Por otra parte, eso tenía sentido cuando se pensaba en ello. ¿Cómo podría el padre de Tuka operar un complicado HMV de manera natural? Eso debió haber causado un enorme conflicto en su corazón.

Como Tuka ocasionalmente era atormentada por los intensos dolores de cabeza, Lelei la puso a dormir con su magia. Gracias a eso, ellos podían hablar de cosas que no permitirían que Tuka escuche.

"Yao. El dragón fue avistado en el Bosque Schwarz, ¿verdad? "

Itami indicó un punto en el mapa, y Yao asintió. Ella trazó un círculo alrededor de ese punto con su dedo.

"Estrictamente hablando, su territorio parece abarcar toda la zona sur, que también incluye al  Bosque Schwarz."

"¿Tan grande?"


"Si queremos encontrar al Dragón de las llamas, debemos dirigirnos hacia el sur, desde el Bosque Schwarz al Valle Lordom. El dragón de las llamas caza en el mismo lugar. Podemos emboscarlo allí."

El valle Lordom era donde se estaba escondiendo la tribu de Yao.

"Nuestro objetivo es permitir que Tuka se vengue del Dragón de las llamas, no salvaremos a tu gente."

"Sin embargo, la gente de allí sabe dónde está la guarida del dragón de las llamas.”

"Eso es cierto", asintió Itami. Entonces, él decidió dirigirse al barranco donde estaba la tribu de Yao.

Yao sonrió con satisfacción, e Itami sintió como si unos clavos calientes fueran martillados atravesando su cuerpo.

"Déjame aclarar esto. No voy a luchar allí. Si el Dragón puede volar libremente, estaremos en una gran desventaja”.

"Entonces, ¿qué debemos hacer?"

"En este momento, el plan es establecer una emboscada en su nido. Los detalles dependerán del    terreno local".

"¿Qué terreno sería bueno?"

"Por ejemplo…"

El dragón no podía girar libremente en espacios estrechos. Si su nido no era un lugar así, ellos tendrían que elegir otro campo de batalla, atraerlo allí, y destruirlo.

"Si necesitas un señuelo, házmelo saber. Puedo hacer que mi pueblo ayude".

Yao habló a la ligera, como si fuera realmente tan simple.

"Algo se siente extraño en todo esto. ¿Por qué no huiste?"

Así cómo los residentes del pueblo Coda habían huido. Había esa opción.

Yao respondió: "Los seres humanos pueden hacerlo, pero elfos no."

Los Elfos sólo podían vivir en la tierra que les convenía.

Los seres humanos podían moverse y construir calles y colonias, pero los elfos no. Ellos no podían dejar el Bosque Schwarz, del que estaban tan acostumbrados. Ya era bastante difícil para ellos     esconderse en el valle Lordom.

"Sin embargo, viajar estaría bien."

Yao sonrió, como si se estuviera burlándose de ella misma.

Itami entendía su situación, como ser capaz de viajar en barco, pero no ser capaz de vivir ahí. Algunas personas podían vivir en el mar, pero ellos no podían. Al igual que los humanos sólo podían vivir en la tierra, los Elfos Oscuros sólo podían vivir en los bosques.

Ahora que pensaba en ello, Tuka estaba tomando un buen cuidado de los bosques al pie de la colina Arnus. Para ella, ese era un entorno necesario.

"Sin embargo, ¿está todo  bien?", preguntó Rory mientras veía a la durmiente Tuka.

Por supuesto, ellos no podían decir que Tuka era el verdadero propósito de este viaje. Todo lo que habían dicho hasta ahora era que se dirigían al sur, hacia el pueblo de Yao.

"Ah. Estaba planeando llevarla frente al dragón de las llamas, y luego decirle “Este es el enemigo que mató a tu padre” ".

"Ella definitivamente se enojara contigo por engañarla.”

Ella se enojaría. Pero el hecho era que él ya estaba engañándola usando su fantasía y pretendiendo ser su padre, en un sentido. Itami sonrió y dijo: "¿Por qué estás diciendo esto ahora, después de todo lo que hemos pasado?"

"Si ese es el caso, entonces todos somos cómplices", dijo Lelei.

"Bueno, no se puede evitar. Ella nos regañara a todos" Rory sonrió, antes de palmear el hombro de Itami.

♦ ♦ ♦

El Bosque Schwarz era un vasto dominio que a menudo era llamado "mar de árboles".

Era mucho más profundo de lo que nadie podría haber imaginado. En sus confines, los troncos caídos estaban cubiertos de montones de hojas en descomposición, y sobre ellos crecieron ramas de árboles gigantescos. Las raíces de los árboles se superponían entre sí tan densamente que uno no podía ver la tierra, mientras que por encima de ellas, el cielo estaba bloqueado por las copas de los esparcidos árboles. Era como entrar a un mundo diferente.

Por supuesto, caminar en este lugar a pie era una tarea difícil, por no decir nada de estar conduciendo un vehículo. Ellos no tenían más remedio que rodearlo. Después de hacer algunos progresos hacia el sur, decidieron descansar por la noche. Al día siguiente, siguieron el borde del bosque hacia el oeste, antes de llegar al valle Lordom.

Los Elfos Oscuros estaban escondidos en las cuevas de aquí.

A primera vista, este parecía un terreno bastante bueno para una pelea.

Así como el nombre "valle" lo sugería, la tierra plana estaba rajada por la corriente de un río en un estrecho y torcido barranco. Si pudieran hacer que el Dragón descienda al fondo del barranco, serian capaces de realizar una emboscada. Sin embargo, este lugar era demasiado estrecho para que el Dragón entre.

Ahora que lo pensaba, este lugar era un escondite para los elfos oscuros. Si el Dragón de las llamas pudiera entrar aquí, ellos estarían acabados.

El fondo del barranco era bastante estrecho. El río había dispersado rocas grandes y pequeñas por todas partes, y parecía un buen lugar para la pesca. Sin embargo, no había manera de que los elfos oscuros reúnan suficiente comida en este lugar. Eventualmente tendrían que salir del valle, y el dragón de las llamas contaba con ello.

Además, la repentina lluvia torrencial elevo el nivel del río, hasta que se filtró en sus cuevas. Ellos tuvieron que esforzarse todos los días para que sus posesiones y alimentos no se malogren. Era una vida dura.

"Por favor, paren aquí."

Yao dejo esperando a Itami y al resto en la parte superior de un acantilado. Apenas afectada por el suelo fangoso después de la lluvia, ella ágilmente descendió hasta el fondo del valle. Después de pasar por un paso estrecho en el que sólo podía caber una persona, descendió otra pendiente y llegó al fondo.

Itami apagó el motor.

Y justo en este momento, Tuka despertó, extendiendo sus brazos como si estuviera diciendo  "banzai”, mientras se estiraba. Entonces, como una niña, se frotó los ojos de una manera muy adorable.

Sin embargo, ella inmediatamente hizo una mueca y dijo, "la gasolina apesta".

Tuka estuvo durmiendo en medio de las latas de gasolina y las cajas de municiones y explosivos, así que era natural que diga eso. El HMV no tenía ventanas, a excepción del parabrisas, así que cuando estaba en movimiento, el aire del exterior ventilaba el interior. Sin embargo, cuando el vehículo estaba estacionado, el humo endurecía la nariz, aunque no era perjudicial.

"¿tuviste un buen descanso?"

"Mm, sí."

Después de que Tuka dijo eso, se bajó.

Luego se estiró de nuevo, tomó una bocanada del aire fresco del exterior.

Después de examinar el paisaje, Itami tomó su pistola y se bajó del vehículo. Como este era el territorio del dragón de las llamas, tenía que estar preparado. Dicho esto, las municiones de  7.62mm eran inútiles contra el dragón. Aun así, él examinó su entorno con sus binoculares. Prestó especial atención al cielo.

"¿Dónde queda este lugar?"

En respuesta a la pregunta de Tuka, Itami dijo "Este es el valle Lordom. la gente de Yao se refugia  aquí ".

"Ya veo, al fin estamos aquí. Por fin podemos deshacernos de esa elfo oscuro".

La opinión de Tuka sobre Yao era difícil de explicar con palabras. En cuanto a Yao, por fin estaba en casa, así que ella podía suspirar de alivio.

"Pero, y pensar que ella vive en un lugar como este...”

Tuka nerviosamente miro hacia abajo en el barranco, en el río que fluía lejos, muy por debajo de ella.

Los Elfos amaban el verde del bosque, pero no se podía ver nada de eso aquí.

En el valle sólo había rocas y arena. Lo más parecido a la vegetación en este lugar eran unos arbustos y la maleza que cubrían el suelo.

"¿Por qué eligieron vivir aquí?"

Al parecer, ella se permitió olvidar cómo Yao y su gente habían sido atacados por el Dragón. Ella había extirpado por completo de su mente todo lo relacionado con el Dragón de las llamas. Por lo tanto, todo lo que Itami podía decir era: "¿Quién sabe? Debe haber una razón para ello".

Incluso mientras hablaba, no dejó de observar el cielo.

"¿Quiénes son ustedes y qué hacen aquí?"

De repente, siete a ocho hombres y mujeres elfos oscuros aparecieron en el paisaje. Estaban sosteniendo arcos, y rodearon a Itami y las demás.

♦ ♦ ♦

"Yao, al fin regresaste. Pero, ¿olvidaste por qué te enviamos? "

Esta era una cueva en la parte inferior del valle, donde la luz solar no podía llegar. Yao estaba en una rodilla, iluminada por la tenue luz de las linternas cercanas. Ella estaba rodeada por siete de los ancianos de su tribu, en una forma de herradura. Mirando al suelo, ella respondió con cuidado, "No, no lo he olvidado."

"Han pasado dos meses desde que te enviamos. Muchos de los nuestros han muerto en ese lapso. Hemos perdido contacto con los demás, que se dispersaron a otras tierras”.

"Comenzamos a pensar que habías renunciado a tu búsqueda después de no haber regresado por tanto tiempo."

Yao levantó su vista hacia los tres ancianos más importantes y dijo: "He traído a un hombre de verde, con el fin de ayudar a derrotar al dragón de las llamas."

"Ohhhh!"

Los ancianos exclamaron al unísono.

"Bien hecho. Mm. Bien hecho."

"Entonces, ¿dónde está el Hombre de verde?"

"Lo dejé en la entrada del valle, ya que traerlo aquí causaría problemas innecesarios"

La respuesta de Yao hizo que  los ancianos fruncieran el ceño. Luego, ellos le preguntaron en un tono de sorpresa, "¿Por qué no lo invitaste aquí? No debes hacer esperar a los invitados que han viajado un largo camino. Es grosero."

"En efecto. La falta de modales será una mala imagen de nuestra tribu”.

Los ancianos se levantaron a la vez y se vieron obligados a salir de la cueva. Pero Yao se precipitó  frente a ellos, diciendo: "Por favor esperen, por favor esperen", mientras se preparaba para explicar la situación.

"¿Cuál es la razón para esto?"

"Esta es la razón del porque los hombres de verde se negaron a derrotar al dragón de las llamas. He cometido un pecado grave”.

Yao les dijo lo que había hecho en Arnus. Puso especial atención a lo que le había hecho a Tuka,   narrándolo con un detalle extenso.

"Desde nuestro punto de vista, nosotros estábamos pidiéndote tus razones, así como el propósito de lo que hiciste. Sin embargo, lo que queríamos preguntarte era, ¿este asunto es realmente importante? "

A Yao se le preguntó sobre sus acciones porque los ancianos no las entendían. Ella esperaba ser reprendida por lo que había hecho. Después de todo, Yao sintió que había cometido un acto inmoral y un pecado grave contra Tuka.

Pero los ancianos no se preocuparon por eso. Esto hizo que Yao sienta que había algo mal con sus valores morales.

"Así que estás diciendo que esa persona Itami vino a salvar a esa elfo".

"Sí. Este Itami también es uno de los hombres de verde”.

"Una persona sabia y considerada decidiría abandonar a su amigo para que muera si determina que hay peligro."

"Sin embargo, una persona compasiva se pondría en peligro, tal vez incluso romperia las reglas para salvar a su amigo."

"Mm, él tiene que ser un gran hombre. Si no fue tentado por la fama o el deseo carnal, bien puede ser una persona digna de nuestra confianza. Entonces, ¿esa elfo ha venido para exterminar al dragón de las llamas? "

"Sí. Itami planea llevar a Tuka ante el dragón de las llamas y decirle la verdad”.

Los ancianos vieron la expresión torturada de Yao. Suspiraron y se miraron.

"Yao, pareces incapaz de aceptar lo que hiciste. Si hubiéramos estado en tu lugar, habríamos  hecho lo que hiciste. Esta fue una acción necesaria para completar tu misión. Independientemente de lo que diga la gente, teníamos que utilizar todos los medios necesarios para hacerlo. Esa es la virtud de los elfos oscuros ".

"En efecto. Incluso se permite el engaño. Lo has hecho bien, Yao ".

Después de reflexionar sobre las acciones de Yao y su falta de moralidad, ellos la elogiaron.

"encuentras insoportables las acciones que hiciste para llevar a cabo tu misión. Sin embargo, esta culpa no es sólo tuya ".

"En efecto. Te ordenamos usar cualquier y todos los medios para completar tu tarea”.

"simplemente estabas siguiendo órdenes. Todos vamos a compartir la responsabilidad contigo".

Los ancianos vieron las acciones de Yao como las representantes de toda la tribu, y luego  comenzaron a discutir la compensación adecuada para esta tarea.

"Sin embargo, todo esto fue el resultado de mis acciones. Si se necesita una compensación, ¿no debería ser yo la que se ofrezca para ello? "

Los ancianos le respondieron en tonos deprimidos a Yao, que insistía en que debía ser ofrecida como la compensación.

"¿Y qué vas a hacer?"

Con una mirada ansiosa en su rostro, ella respondió: "Por favor, déjenmelo a mí."

"En cuanto a ti, apostar tu vida casualmente es una vergüenza. Esa no es una expiación. Simplemente estarás tomando el camino más fácil y despreciable, eso sólo agravará tus pecados."

"Eso suena como algo que tu dirías. Si realmente desea redimirte, no puedes elegir un camino fácil. Debes tomar el camino más duro y largo, y no puedes llevar ese peso sola”.

"¿Entonces, qué debería hacer?"

"Obviamente, ayudaras a derrotar al dragón de las llamas. Además, debes defender a esa elfo que es tan valiosa para ese Hombre de verde”.

"Por supuesto, reuniremos a nuestros guerreros para que ayuden.”

"Además, creo que el Hombre de verde dejó a su ejército y vino aquí por su cuenta. Con el fin de evitar que él vuelva  a estar en una situación complicada, ¿qué hay de ofrecerles regalos y nuestros agradecimientos a sus superiores? "

"La gratitud de los Elfos Oscuros por sí sola no será suficiente. El Dragón de las llamas ha azotado a muchos reinos y tribus. Si los reunimos a todos ellos para que ofrezcan sus recompensas y gratitudes, eso podría ser suficiente para aplacar la ira de sus superiores”.

"Mm. Yo haré esto. "

Los ancianos decidieron sus planes para el futuro. Al mismo tiempo, elaboraron planes que ni Yao   misma habría pensado.

La forma de pensar de Yao había sido demolida con rapidez por los ancianos. Al mismo tiempo, se dio cuenta de que ella sola no sería capaz de restaurar la reputación de Itami, así que se hizo a un lado y esperó.

"Entonces, vamos a darle la bienvenida al Hombre de verde."

"Oh. Recibamos al Hombre de verde que una vez ahuyentó al Dragón de las llamas".

Yao siguió a los ancianos de la cueva.

Pero en este momento, una onda de choque vino de una estruendosa explosión en el valle.

♦ ♦ ♦

"¡Mierda! Es el dragón de las llamas!"

Los gritos de los elfos oscuros se alzaron de todos alrededor de ellos.

El elfo oscuro que se había acercado a Itami y a su grupo para comprobarlos fue atrapado por el precipitado dragón de las llamas. Sus piernas se agitaban de entre los espacios de los colmillos del dragon de las llamas, y la enorme bestia lo masticó y se lo tragó de un solo bocado.

"Aaah, ah, ah, aaaawaah, aah, AH"

Tuka había visto todo de principio a fin, y se congeló. Estar frente al dragón de las llamas no era nada menos que un suicidio.

Los otros elfos comenzaron a huir por sus vidas, y algunos de ellos levantaron sus arcos para dispararle al Dragón de las llamas. Sin embargo, sus flechas eran inútiles contra las escamas, parecidas a una armadura, del Dragón.

 El dragón de las llamas ignoró por completo a los Elfos. En su lugar, centró toda su atención en la congelada Tuka. Entonces, abrió sus fauces manchadas de sangre y se lanzó hacia Tuka.

Cuando Tuka estaba a punto de ser consumida por las mandíbulas de la muerte, una gran colisión  de una piedra aplastada resonó en todo el valle.

Como un pétalo negro flotando en el viento, Rory Mercury cargo contra el Dragón de las llamas  y soltó un poderoso golpe con su alabarda. El enorme bloque de acero golpeó al dragón de las llamas en su mandíbula.

Sin embargo, incluso ese poderoso golpe no pudo romper las resistentes escamas del dragón de las Llamas. Aun así, el fuerte impacto del ataque aparto la cara del dragón de las Llamas.

Era una escena bizarra, como una hormiga haciéndole un upper-cut a un elefante.

Luego, el Dragón de las llamas se desplomó en el suelo. Levantó una nube de polvo que voló por todas partes. El impacto de su caída sacudió el suelo y sonó como un trueno.

"Es tan fuerte…"

Los Elfos Oscuros la contemplaban con una profunda admiración.

"Duge-main”

Justo después, Lelei lanzó su hechizo, una serie de anillos hechos de luz mágica se formaron  delante de ella.

Lelei chasqueó sus dedos. En respuesta, la poderosa onda expansiva surgió en una línea recta y golpeó el cuerpo del dragón de las Llamas.

Sin embargo, el rayo de poder mágico rebotó en las escamas del dragón de las llamas y se sepultaron en el suelo.

El dragón de las llamas ágilmente se paró con la ayuda del aleteo de sus alas. El dragón sabía que estaba en desventaja en tierra, y se impulsó fuera de la tierra elevándose en el aire.

Rory intentó perseguirlo, pero el aliento del Dragón de las Llamas la alejó.

La Apóstol de Emroy, el dios de la guerra, osciló su alabarda con tanta fuerza que el viento de su pasaje aparto la exhalación de alta temperatura. Sin embargo, el Dragón de las llamas aprovechó su guardia baja y continuó con un golpe de sus garras afiladas.

"Kya ~ an!"

Rory logró evadir las garras, pero su pequeño cuerpo fue mandado a volar por la pata del dragón de las Llamas.

Ella aterrizó con ambos pies en la tierra, su impulso cavo dos zanjas en la tierra mientras   desaceleraba hasta que se detuvo. Luego, Rory agarró su alabarda en una postura poderosa, sacó el barro de su cara con el dorso de su mano, y lamió la sangre que fluía de un pequeño corte en su labio.

"No está mal."

La batalla era un punto muerto. Ninguna de las partes se había dado un golpe decisivo.

Lelei creó una segunda serie de anillos de luz. El dragón de las llamas entendió lo que era eso y se dirigió frente a ella.

Los anillos de luz eran muy difíciles de reorientar una vez formados, así que lo único que lograron  hacer fue un hueco en el suelo. Lelei chasqueó su lengua en señal de frustración.

♦ ♦ ♦
"Ha, haa, haha, haa, haa...”

Tuka estaba teniendo problemas para respirar, y se estremeció incontrolablemente.

Itami agarró a Tuka y la mantuvo firme en la tierra mientras Rory hería al poderoso dragón de las Llamas.

"Ah, ah, awa, naa...”

Itami le dijo a la jadeante Tuka, "Tuka, mira con cuidado, mira con cuidado a ese....”

Él abrazó a Tuka por detrás y presiono sus ambas manos en su cara y la obligó a mirar al dragón de las llamas.

"Ese es el dragón de las Llamas que mató a tu padre. ¿Lo entiendes?"

Tuka cerró sus ojos y trató de alejarse, pero Itami uso toda su fuerza para detenerla.

"¡Mira! ¡Míralo! Esa es el dragón de las Llamas que quemó tu pueblo! que mató a tu padre! "

"No, de ninguna manera, mi padre no está muerto, porque mi padre..."

"Yo no soy tu padre. Sólo soy un extraño. Tu no eres mi hija! "

"Hiiiiiiiiii, no, ¿por qué estás diciendo estas cosas crueles? ¡Que alguien me salve!"

El corazón de Tuka estaba siendo desgarrado. Las palabras de Itami y la fría realidad ante sus ojos la agredían sin descanso.

La batalla del dragón de las Llama versus Lelei y Rory terminó en un instante. Ahora, el Dragón de las llamas contemplaba la escena. Parecía estar en busca de un enemigo de sus recuerdos.

Tuka vio la flecha clavada en el ojo del dragón.

Lo siguiente que vio fue la imagen de su padre desvaneciéndose mientras ella se hundía en el pozo, y los afilados dientes de las mandíbulas del dragón de las llamas detrás de él.

"Ese, ese es-"

"Así es, ese bastardo mató a tu padre! ¡Disparale! Derrótalo, mátalo! Déjalo salir! "

"¡De ninguna manera! No puedo hacerlo. Nadie puede vencer a un monstruo como ese! "

Aun sosteniendo a Tuka, Itami alcanzo el HMV y agarró un LAM de la pila en la parte posterior. El no sabía cuando el enemigo iba a aparecer, así que preparó un LAM para usarlo en cualquier momento.

"Este LAM destruyo uno de sus brazos!"

Cuando Tuka vio el LAM, el Dragón de las llamas gruño y se impulsó fuera de la tierra, volando por los aires. El gran gruñido le quito las fuerzas a sus piernas. Como Itami había pasado por esto antes, no se congeló por completo.

"Mierda, ese bastardo recuerda la paliza que recibió de esto!"

Una vez que el Dragon de las llamas se elevó en el aire, la alabarda de Rory no sería capaz de alcanzarlo. La magia de Lelei era inútil contra los objetivos de movimiento rápido.

Rory intentó saltar y atacar al dragón de las llamas varias veces, pero fue rechazada por  su pata derecha o un aliento de llamas.

La magia de Lelei era muy destructiva, pero no era instantánea, y por lo tanto, podía esquivarse  fácilmente.

Y luego, las flechas de los Elfos Oscuros no le hacían ningún daño, incluso si lo golpeaban.

Ellos pensaron que lo único que podían hacer era esperar a que el dragón de las llamas se fuera.

El dragón de las llamas se elevó hacia el cielo, donde Rory no podía alcanzarlo en absoluto, y relajadamente extendió sus alas para mantenerse flotando en el aire mientras les daba la espalda.

Sin embargo, Itami elevo el LAM y sostuvo a Tuka debidamente desde atrás.

Con el fin de no dejar que ella huya de la realidad de nuevo, él no podía mostrar su impotencia frente al dragón de las llamas.

Él apuntó a la espalda del dragón de las llamas en el aire, y ​presiono el dedo de Tuka sobre el gatillo. Ella tenía que hacer esto por sí misma.

"Puedes hacerlo. Mira cuidadosamente. Ese es el enemigo. Usa tu fuerza y ​​aprieta el gatillo. ¡Hazlo!"

Itami estaba gritando en la oreja de Tuka.

"No puedo, no puedo hacerlo!"

Itami forzosamente detuvo el llanto de Tuka, que estaba haciendo todo lo posible para librarse de su opresión, mientras ajustaba el objetivo del LAM para que no se perdiera.

"es suficiente, aprieta el gatillo!"

Asustada de la voz que le gritaba en su oreja, flotando en un nebuloso paisaje de ensueño, Tuka agarro correctamente la empuñadura.

Ella apretó el gatillo, y un chorro de fuego rugió adelante del motor del cohete, conduciendo su ovija antitanque hacia el suelo.

Como era de esperar, el disparo se perdió. Sin embargo, golpeo un lado de la pared del valle. Su estruendosa explosión envió una onda de choque a través del valle.

♦ ♦ ♦

Una vez que escucharon que el Dragón de las llamas había sido ahuyentado, todos los elfos oscuros emergieron de donde estaban escondidos.

"Los hombres de verde vinieron! Y ahí esta Rory Mercury y la chica mágica!"

Para los Elfos Oscuros, que habían sido unilateralmente cazados y depredados, esta era una noticia maravillosa. Ahora era el momento de exterminar al dragón de las llamas y regresar a sus pacíficas vidas en el bosque Schwarz, así que todos levantaron sus armas.

Ellos habían oído hablar de cómo el dragón de las llamas fue ahuyentado. El Hombre de verde pudo hacerlo. Y tuvo la ayuda de la Apóstol de Emroy y de una maga de la escuela Lindon.

Y así, los elfos oscuros escondidos en las colinas cercanas, llanuras y las montañas, se reunieron en el valle Lordom con la venganza en sus corazónes. Antes de la medianoche, el estrecho valle estaba lleno de elfos oscuros. Incluso más personas llegaron en el momento en que salió el sol.

Los ancianos estaban pensando, "y pensar que había tanta gente", o "y pensar que tan pocos se quedaron". ¿Cuánto tiempo se habían escondido? Sin embargo, el tiempo esperando su extinción había acabado. La batalla que decidiría el destino de los Elfos Oscuros estaba cerca.

Se abrieron las reservas de los valiosos alimentos para darle la bienvenida a Itami y los guerreros. Los cocineros hicieron todo lo posible con los escasos ingredientes que tenían para producir buenos platos.

En otra parte, Yao, que los había traído hasta aquí, se bañó en el elogio de sus amigos y la gente.

Yao, que había recibido el apodo de "mala suerte", nunca antes había recibido una bienvenida como esta. Simplemente no podía calmarse.

Yao no se sentía digna de recibir los elogios de todos, al menos no antes de expiar sus pecados. Sin embargo, su idea de expiar sus pecados fue descartada por los ancianos que lo tomaron a la ligera, así que ahora no sabía lo que debía hacer.

Aunque estaba a salvo ahora, mucha gente había conseguido una idea equivocada de su ausencia.

"¿Qué pasó con Todorom?"

"Fue comido. Ocurrió justo después de que saliste”.

"¿Cómo pudo pasar eso, incluso murió?"

"Él fue el que compitió contigo para ser el mensajero. Ah, qué pena".

Un rápido vistazo reveló que había mucha menos gente de su edad que antes. Tras darse cuenta de que muchas personas habían muerto, incluso Yao, que fue usada para la mala suerte, no pudo evitar decaer sus hombros.

"Yao, idiota! ¿Por qué no regresaste más pronto? Si lo hubieras hecho, Medosa... Medosa...! "

Yao soportó en silencio el grito de desesperación de una de sus amigas, que había perdido a su amante.

"Yao, idiota! Tú…!"

Cualquiera que viera a la silenciosa Yao soportando el castigo injusto de sus amigos, se inclinaría para perdonarla. Pero para Yao, ese abuso desenfrenado era lo que se merecía en este momento.

Además, allí estaba el hombre que se fue con su amiga. Ahora él se presentó ante ella y le dijo que  su mujer había muerto.

En verdad, a Yao no le importaba abrazarlo de nuevo. Sin embargo, ella no podía perdonar a su primer amor que había huido con su mejor amiga. Debió haberlo negado. Sin embargo, sentía que estaría bien concederle el consuelo que buscaba. Y entonces, ella se sorprendió por la manera  en  que se sentía.

Se dio cuenta de que ella era bastante masoquista.

Sin embargo, Yao ya no estába en una situación en la que podía decidir lo que le pase.

Yao pensó en eso, y por lo tanto, dijo, "Yo, yo le pertenezco al Hombre de verde." Y luego se dio la vuelta y huyó de sus amigos.

♦ ♦ ♦

En este momento, Itami parecía muy desmoralizado.

"Maldita sea".

Tuka estaba acurrucada junto a la chimenea, durmiendo sobre el regazo de Itami. Ella estaba muy cansada por su ataque de llanto.

Los ancianos elfos oscuros que vinieron a verla sintieron que ella había sellado su corazón para mantener el equilibrio en su espíritu. Cuando ella de repente comprendió lo que estaba pasando, sus emociones reprimidas estallaron todas a la vez. El dolor fue peor de lo normal, y Tuka fue incapaz de soportarlo. Por lo tanto, se escapó de la realidad y dejo que Itami se convierta en su padre.

Ahora, un movimiento en falso podría dar lugar a una situación irrecuperable. El descanso que ella  estaba tomando ahora era una señal de advertencia  .

Itami agarró su cabeza mientras se preguntaba cómo se haría cargo de Tuka.

"Itami-dono, ¿estás preocupado?"

Itami suspiró en respuesta a la pregunta de Yao.

"Estoy pensando en Tuka. Toda su mente está llena de padre esto, padre aquello, y no importa cómo intente negarlo, ella no va a escuchar. Me siento tan impotente ... ".

"Una vez, cuando perdí a mi novio, estuve deprimida durante varios meses. Mi corazón aun me  duele de vez en cuando, cuando pienso en él”.

"¿Qué, tenías un novio?"

Yao puso una mala cara y respondió: "Sí, ¿es extraño?"

Itami negó con su cabeza para indicarle que ese no era el caso, y luego cambio el tema de nuevo a Tuka.

"Olvídalo. No importa que, tengo que llevarla ante el Dragón de las llamas de nuevo, aunque tenga que arrastrarla”.

Yao asintió en respuesta a la idea de Itami.

"Ahora le pertenezco a Itami. Estoy dispuesta a obedecer cualquier orden que tengas".

Después de que Yao dijo eso, ella se sentó junto a Itami, como si esperara sus instrucciones.

♦ ♦ ♦

"Ahhhh, qué dolor, el filo de mi alabarda no lo daño en absoluto!"

Rory se quejó mientras afilaba el borde de su alabarda.

Ella había considerado usar su alabarda como un objeto contundente. Quién sabe, ella podría ser capaz de derribarlo con un buen golpe. Por supuesto, el Dragón no se pararía allí y dejaría que ella lo utilice como un saco de boxeo. Incluso con un brazo, seguía siendo fuerte y lo suficientemente ágil para estar a la par con Rory.

Ella no creía que iba a perder, pero tampoco creía que podía ganar. El dragón de las Llamas fue uno de los peores enfrentamientos para Rory.

"Golpearlo hasta la muerte no es divertido en absoluto...”

A ella no le gustaba la sensación de aplastar a las personas hasta la muerte. Cortar a las personas en una rebanada era mucho mejor. Mientras Rory estaba murmurando para sí misma, un anciano elfo oscuro se presentó ante ella.

"Su Santidad. Estamos profundamente agradecidos de que haya llegado a este lugar antiestético”.

Rory dejó de pulir su alabarda, y lo apunto hacia el anciano.

"Esta bien. No he venido por ti ".

"Entiendo eso claramente. Sin embargo, le ruego que no se quede aquí. Por favor, pase."

El anciano hizo pasar Rory a una cueva. "Estará más cómoda aquí que en la orilla del río”.

Sin embargo, Rory sacudió su cabeza en negación. Tenía una expresión de disgusto en su rostro.

"tu sabes que no puedo entrar en el subterráneo, ¿verdad?"

"He oído que usted tuvo un conflicto con nuestro dios anteriormente, ¿esa es la razón?”

"..."

"No, le imploro que no se enoje, pero... he oído que esto no es algo bueno."

"¿Por qué tengo que ser la novia de esa tipa? Además, todo lo que ella quiere es utilizar a un encarnado semi-dios como un peón. No quiero perder mis 40 años restantes en cosas aburridas como esas. Bueno, me las arreglé para encontrar a un hombre interesante como resultado".

"¿Oya? ¿Se puede saber en quién su santidad tiene su ojo puesto? "

"Tengo la intención de quedarme con ese tipo hasta que envejezca y muera.”

La línea de visión del elfo oscuro siguió a la de Rory, hacia Itami.

Itami ahora estaba sentado, y Tuka estaba durmiendo en su regazo.

Y Yao estaba de pie al lado de Itami, hablando con él.

"Aun así, ¿por qué Hardy abriría ese gran agujero en Arnus?"

Cuando Rory dijo eso, Yao se sentó junto a Itami. Rory frunció el ceño, y luego se puso de pie.

"¿Un agujero? ¿Arnus? "

El abandonado anciano no tenía idea de lo que Rory estaba hablando.

♦ ♦ ♦

Lelei estaba frustrada por la debilidad de su magia.

Una vez que su objetivo comenzó a moverse, fue muy difícil apuntarle.

El dragón de las llamas no se quedaría quieto mientras ella preparaba su ataque. Eso significaba que su ataque no iba a funcionar a menos que ella pueda precisarlo.

Por supuesto, teniendo en cuenta las habilidades actuales de Lelei, ella no podía hacerlo.

Lelei sintió que necesitaba la ayuda de Itami y de Rory, así que comenzó a buscarlos. Entonces, lo vio sentado, intercalado entre Yao y Rory, mientras Tuka dormía en su regazo. Esto le dio nauseas a Lelei, y ella se puso de pie.

♦ ♦ ♦

Nadie sabía cuando había comenzado, pero la gente empezó a reunirse alrededor de Itami.

Aunque era natural que Rory, Lelei y Yao estén a su lado, los ancianos elfos oscuros y los guerreros de las diversas tribus comenzaron a agruparse cerca de él.

Los ancianos le dijeron a Itami que los guerreros de las tribus lo acompañarían cuando él se  movilice. Sin embargo, para Itami, conocer la ubicación de la guarida del dragón de las llamas era  lo suficientemente bueno. Por lo tanto, trató de explicarles a los ancianos sobre los peligros del lugar al que iban a dirigirse, así como muchas otras cosas. Los ancianos simplemente le sonrieron   de una manera que sugería que no podían aceptar un no por respuesta.

"Mañana por la mañana, entonces."

"siento esto. Pero necesito a tu gente para que me ayude a llevar algunas cosas”.

"Esta bien. Todo aquel que quiera ir contigo para exterminar al dragón de las llamas ya está aquí. Haznos saber si hay algo más en que necesites ayuda. Nadie te rechazará”.

"De hecho. Todos los jóvenes están preparados para esto . Todos sienten que mañana será un día especial”.

"Bueno, tú dices eso, pero no podríamos ser capaces de acabarlo en un día. Solo llegar al      objetivo tomara dos o tres días, ya que si algo sucede...”

Los ancianos sonrieron ante las palabras de Itami.

"Entendemos. Como tu plan es atacar el nido vacío, no serás capaz de hacer cualquier cosa si el  dueño está en casa. Sin embargo, los hombres de verde son muy adeptos a las tácticas astutas".

El plan de Itami para atacar al dragón de las llamas era plantar 75 kilos de explosivo plástico C4 en su nido y hacerlo estallar cuando el dragón llegue a casa para dormir. Era un plan malvado y despreciable.

Itami no estaba interesado en luchar contra el dragón de frente, como un héroe tradicional. Después de todo, la especialidad de Itami era huir de las dificultades y encontrar maneras de escapar de las dificultades.

Si eso no fuera suficiente para matarlo, ellos le dispararían con los LAMs. El dragón de las llamas   tomaría un poco de daño en el proceso, y eso podría empujar la situación a una dirección favorable.

Los ancianos no tenían idea de lo que Itami quería decir con "explosivos" y "explosiones". Ellos simplemente pensaban que si el hombre de verde hablaba de esos, debían ser muy poderosos.

"¿Por qué no dejan que los jóvenes miren y aprendan?"

Él dijo eso, pero cuando Itami vio a las personas que los ancianos consideraban "los más jóvenes",   todos ellos eran mayores que él.

Por ejemplo, Yao parecía una belleza de 30 años, pero en verdad tenía 315 años. Itami había tenido sentimientos encontrados sobre esto cuando se enteró de ello por primera vez. Pero cuando pensó  en el problema de la edad, recordó a las muy jóvenes Tuka y Rory, y decidió pensar en otra cosa.

"Hablando de eso, la forma en que el Dragon de las llamas sigue cazando en los mismos lugares   no parece muy inteligente para los hombres. ¿Podría ser que no es tan inteligente? "

Lelei respondió a la pregunta de Itami.

"El dragón de las llamas tiene muy largos ciclos activos y de hibernación. Mientras más alimentos   adquiere y consume, más tiempo se queda en hibernación. Eso no debería ser un problema para nosotros ".

"Ya veo... ¿y cuánto tiempo dura su ciclo activo?"

"De hecho, no debería haber despertado durante al menos otros 50 años."

"Y ¿qué hace cuando hiberna?"

"Pues bien, duerme de la misma forma en que algunos animales hibernan en invierno. Hay registros en los libros académicos ".

"Cuando está activo, come. Cuando está en hibernación, duerme. Qué agradable vida lleva. Si yo fuera un dragón ... "

Itami estaba bastante envidioso del dragón. Para Itami, cuya vida era un largo descanso, ser capaz de añadir el juego en ese ciclo, sería su forma ideal de vida.

"Difícilmente es una vida agradable. Todos los seres vivos tienen mucho que hacer durante su período activo. Por ejemplo, además de  capturar  los alimentos, tienen que construir nidos,   luchar por el territorio, y así sucesivamente”.

Las palabras de Lelei hicieron que todos se congelen.

En este mundo, había  algunas personas que se asustarian si tu decías "Ahhhh" cuando los  conocías.

Por ejemplo, cuando un dentista deseaba perforar tus dientes.

Por ejemplo, cuando un asistente de estilista cortaba con sus tijeras.

Un cliente normalmente se relajaría y dejaría el corte de pelo en manos del peluquero. Pero si oyera la palabra "Ah", entraría en pánico.

O tal vez, cuando el capitán de un vuelo de pasajeros estaba hablando con sus pasajeros, y fuese cortado a la mitad del dialogo por un "Este avión no está volando normalmente." Cualquiera   sentiría un escalofrío por su columna vertebral.

Del mismo modo, las palabras de Lelei hicieron que Itami y los Elfos se enderecen.

Había un error fatal del que no se habían dado cuenta, pero pronto sería revelado. Sus cuerpos se estremecieron de miedo.

"¿Qué pasa?", preguntó Lelei nerviosamente.

"Sí, así que como un animal, se reproduce durante su período activo y crías a sus hijos.”

"Oi, oi, oi no digas eso, no quiero conocer a los cachorros del dragón de las llamas."

"Buenos los dragones jóvenes no deben ser tan malos como el dragón de las llamas.”

"¿Entonces, que tan malos son?"

"antiguos dragones>Dragones jóvenes> (subespecies maduras)> Wyverns."

La situación no había cambiado en absoluto. Cuando Itami oyó esto, se levantó repentinamente.

"Me olvidé de algo, regresare para conseguirlo", dijo Itami mientras empezaba los preparativos para regresar. Yao estaba llorando junto a él, "¿Cómo puedes hacer eso después de todo este camino?" y los ancianos estaban en pánico.

Rory, que sostenía a Tuka, le habló a Itami.

"¿Qué hay de esta chica?"

Itami exhaló profundamente.

"los Dragones solo ponen uno o dos huevos a la vez. Además, los dragones antiguos sólo se reproducen una vez cada siglo”.

Lelei continuó explicando, como para calmar los ánimos, e Itami se relajó, en más de un sentido.

"es verdad, las posibilidades son bastante bajas."

"De hecho, Itami-dono. Sólo he visto a un Dragón”.

"Es verdad. Dudo que realmente tengamos  tan mala suerte".

Itami se sintió más aliviado cuando dijo eso.

Sin embargo, los elfos oscuros que lo rodeaban se estremecieron y miraron directamente a Yao cuando Itami dijo "mala suerte".

"¿Qué? ¿Que pasó?"

Itami podía sentir el cambio en la habitación, y pregunto al respecto.

"Nada, no es nada... ahahahaha...”

Yao estaba quebrada en un sudor frío, ya que alguien menciono la palabra "mala suerte".


Traducido por Nando


3 comentarios:

  1. Muchas gracias por el esfuerzo! Cada vez estas mas cerca de igualar el anime y pasarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo podre pasar , la traducción solo esta hasta el volumen 4 , o sea cuando matan al dragón , de ahí no an traducido al ingles aun

      Eliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top