martes, 1 de marzo de 2016

Forgotten Conqueror. Capítulo 12 - Nuevo camino.



"¿'Voiceless Incantation'  [Conjuro sin voz] e infusión de mana en el sonido...?" Horan murmuró. su compostura serena se rompió con sorpresa en su rostro.

Los demás observaron sorprendidos cuando mencionó Voiceless Incantation.

"Incorrecto, es proyectar mi Mana como sonido. Puedo hacer que escuches lo que sea que yo desee". Una voz resonó, pero la boca del niño nunca se movió.

"Nunca antes escuche tal hazaña". El caballero de edad declaró sin rodeos, asombrado.

"Por supuesto, yo mismo la desarrolle". Esta vez, el muchacho había hablado. Su voz era normal e infantil como la voz que lo los recibió en la entrada.

Habiendo subestimado al niño a cada instante (1), el hombre de edad estaba sin palabras.

Los otros caballeros habían odio, y estaban tratando de imaginar en sus mentes acerca de cómo se podría desarrollar una magia.

El rostro de Adalina estaba ligeramente sorprendido. Ella sabia que tenia la habilidad de hacer tal cosa con su voz, pero nunca supo a que grado lo había dominado.

"Ahora que hemos establecido que mi madre estaba diciendo la verdad, ¿Se les ofrece algo más?". Kaidus pregunto.

"Si, por supuesto. Thirn".

Sacado de su ensimismamiento, el hombre de edad lo llamó.

El hombre llamado Thirn dio un paso hacia adelante y le entrego al anciano un pedazo de tela doblada que tenia aproximadamente el tamaño de la palma de su mano.

El anciano desdoblo la tela revelando la insignia real de los caballeros, mostrándosela a Kaidus antes de ofrecérsela.

"Por favor acéptela. Si alguna vez sientes el deseo de convertirte en un caballero para proteger a las personas, enseña esto a cualquier caballero en Ferrent, y ellos velarán que pases por los canales adecuados".

"Se lo agradezco". Kaidus recibió la insignia envuelta en tela, devolviendo una breve reverencia a cambio.

"He escuchado que eres un lector consumado, leyendo tomos tales como 'Los 8 Principios Designados de Horrinfals'; 'Arkane, el alquimista de mentiras', 'La 14 formaciones del castillos flotante de Derzul', y semejantes.... ¿Es cierto que pasas tu tiempo discutiendo libros con los dueños de las librerías donde pides prestamos?" El anciano investigo [señalo] después de haberse sentado.

"Leo todo aquello que capte mi interés". Su respuesta fue corta y simple.

"Ademas, ¿Qué no estas yendo a la escuela dentro del 3er distrito?"

"Había asistido a la escuela, sin embargo las materias que se enseñan estaban no superaron mi expectativa. Por lo que opte por salirme para que así otros pudiesen ser capaces de tomar mi lugar". Kaidus respondió de manera casual.

"Hmmm..." El anciano pensó profundamente por un segundo, luego una idea lo golpeo. "¿Qué tal la academia Zorin dentro del 11vo distrito?".

"Estoy seguro que la academia Zorin esta restringida para nobles". Kaidos replicó con una pizca de curiosidad.

La academia Zorin era una de las tres academias donde los mejores y más brillantes de la clase alta de Ferrent asistían. La academia Zorin en el 11vo distrito, la academia Tiokin en el 12vo distrito, y la academia Hvsen en el 10mo distrito.

"Así es, pero hay excepciones. Siendo el Lord Knight del 11vo distrito, puedo crear tales excepciones. Ante mis ojos, tú Kaidus, un joven prodigio sera considerado sólo eso". El anciano trató de atraer a Kaidus.

Kaidus se giro para mirar a Adalina. Ella había estado mirándolo, y le dio una débil sonrisa como si le diese su aprobación.

"Su oferta es tentadora, Lord Ravon. Me encantaría asistir incluso si sólo es para sacudir las estanterías de libros de la academia, pero sin los recursos, con gratitud tendré que declinar su oferta". Kaidus se inclino mientas declinaba su oferta.

"¡No habría ningún tipo de problema! Yo te auspiciare con todo el apoyo de la familia Ravon". El anciano exclamó, optimista y sonriendo. Las tres personas paradas detrás de el solamente se miraron unos a otros en silencio.

"Eso seri-" Kaidus comenzó.

"Por supuesto que el asistirá, mi Lord" Adalina habló.

"¿Adalina?" Kaidus estaba sorprendido ante su repentino anuncio.

'Adalina' Él no la había llamado de esa forma en años, pensó para sí misma. "Esta bien Kaidus. Tengo a Anise a mi lado, deberías ir y ver que puede ofrecerte la academia. No te preocupes por nosotros, siempre podrás volver cuando lo desees, tú sabes eso". Ella los conforto con una sonrisa.

"Por supuesto... mami". Él habló mientras le dio una sonrisa de vuelta.

"Lord Ravon, si usted lo desea, por favor permitame asistir a la academia de Zorin". Él se inclino en señal de gratitud.

"¡HECHO!" Con un gran vozarrón, el anciano disparo. "Voy a encontrar alojamiento para ti junto con el papeleo requerido y mi patrocinio, Todo estará listo dentro de 4 días. Espera a un mensajero con una carta de entrada al 11vo distrito y un carruaje para tu equipaje, él te llevara directamente conmigo, donde podremos finalizar tu patrocinio y tu admisión". El anciano habló, con una gran sonrisa en su rostro.

"Lo comprendo". Kaidus respondió, afirmativamente.

"Bueno entonces, eso lo cubre todo". El anciano declaró mientras de levantaba.

"Maestro, la academia Zorin alberga algunos de los estudiantes de magia más poderosos del reino, ¿Está seguro que sera capaz de competir con su magia de sonido?" Daaro pregunto al anciano.

"Él no esta limitado al sonido, Daaro. observaste con tus propios ojos que puede invocar Voiceless Incantations". El anciano le contestó.

"Aún así no puedo creerlo, maestro".

"... ¿Sera posible que estés llamando a todos los caballeros que lo presenciaron mentirosos? Spellblade Daaro Sinstal, porque si fuera tú, me preocuparía por lo siguiente que diga".

"Ciertamente les creo maestro, no dudo que ellos vieron lo que dicen que vieron. Es sólo que, no puedo concebir en mi cabeza la posibilidad que este niño halla logrado tal hazaña".

"Él trae a colación un punto importante comandante, yo mismo estoy intrigado por todo lo que ha ocurrido. Una demostración de una magia similar a la que derroto al Kalligor fácilmente despejaría cualquier duda". Thirn respaldo el argumento de Daaro.

Parado en frente de su asiento, el caballero de edad miro a Kaidus suplicantemente.

"¿Sería demasiado pedirte que pruebes mis afirmaciones?" El caballero de edad preguntó.

"No permitiré que otros etiqueten a mi benefactor como un narrador de falsos cuentos". Kaidus habló.

En segundos, un bastón bajo con rapidez desde su habitación deteniéndose frente a todos.

"Miren detenidamente, No tengo otro bastón". Advirtió, sus ojos se clavaron en aquellos detrás del caballero de edad.

Tan pronto como su advertencia termino, su cabello comenzó a emitir rayos de luz.

Con un simple pensamiento, el bastón comenzó a implosionar sobre si mismo, miles de pequeños fragmentos de lo que solía ser un bastón flotaban en el aire. Kaidus extendió su brazo, y los miles de fragmentos se arremolinaron alrededor como si fueran a cortar el techo, antes de volar de regreso al centro de donde estaban los espectadores. Con un simple pensamiento, los pedazos se prendieron en miles de pequeñas llamas en el aire, y se desvanecieron completamente. 

Todo el mundo había sido hipnotizado por tal exhibición, y a todos carecían de las palabras adecuadas para poner sus pensamientos en forma.

"¡Yaay! ¡De nevo Gai! ¡De nevo Gai!" Anise vitoreo cuando el espectáculo de luces llegó a su fin.

-----------------------------------------------------------

Actualmente, Kaidus se encontraba en un carruaje atravesando el 11vo distrito en dirección a la hacienda [propiedad] de los Ravon. habían pasado el control de seguridad dentro del distrito de nobles no hace mucho y él estaba leyendo un libro que trajo consigo para pasar el tiempo.

Adalina le había empacado tres mudas de ropa (dos de ellos eran totalmente nuevas y habían sido compradas para esta ocasión). Actualmente estaba leyendo el libro 'La vida y la muerte del Malizur (5to rango y el más poderoso) Lize Daran Fotsuben' (era el libro que había obtenido de la librería Tales Corner). En su bolsillo tenia tres Fers verdes (50 Erns = 1 Fer) que Troyle le había obsequiado - lo que equivalía el trabajo de cuatro días completos - junto a una pequeña cartera [morral] que contenía papel y tinta, los cuales Troyle le había comprado el día anterior.

La hacienda de los Ravon se erigía en el primer plano de la finca amurallada mientras que el patio contenía un gran jardín. Cuando el carruaje se detuvo en la mansión, un rostro familiar salió a recibirlo.

"Buenas tardes Lord Kaidus, el maestro lo ha estado esperando". Daaro lo recibió con un guiño. Sus dudas acerca de permitir que Kaidus, un muchacho de 7 años, atendiera a la academia casi habían desaparecido.

"Buenas tardes Lord Sintal, y le ruego que me llame sólo Kaidus".

"Pues bien Kaidus, por favor deja tu equipaje en el carruaje, esperara aquí hasta que terminemos". Daaro habló como si estuviese leyendo su mente. "Por favor sígueme, te mostrare el estudio del maestro". Se volteo y se adentro en la mansión.

Observando su alrededor, la gran mansión se sentía como un castillo para Kaidus. La mansión era gigante y tenía un patio interior que estaba divido en tres secciones. Una para entrenamiento, una para relajarse, y la ultima contenía un pequeño jardín con un camino que lo atravesaba. Pasando el patio interior, Kaidus pudo observar que habían muchas personas en las afueras sociabilizando y entrenando.

"¿Todas estas personas viven aquí?" Le preguntó a Daaro indicando a las personas en el patio interior, tratando de actuar, en la medida de lo posible, como un plebeyo.

"Algunos, La mayoría viene aquí para entrenar e instruirse bajo la tutela del maestro Ravon y Sir Horan".

"Pensé que Lord Gelrin no daba lecciones, ¿Es acaso Lord Huin su hijo?".

"En efecto, maestro Huin Xoras Ravon, hijo del Jord Knight y padre de Vion es el instructor". Le respondió Daaro mientras caminaban.

"Maestro, Kaidus ha arribado". Daaro señalo mientras abría la puerta del estudio.

"¡AH! ¡Genial! pasa y toma asiento".  El Lord realizo un gesto hacia adelante señalando una silla.

"La academia de Zorin ya ha sido notificada de tu admisión. Te alojaras en una casa de huéspedes [pensión] asignada por la academia para el uso de los estudiantes. ¿Estas satisfecho con ello?".

"¿Se encuentra la pensión dentro de la academia?" Kaidus preguntó para cerciorarse.

"Así es, la pensión es parte de ella y se encuentra en su interior". El anciano clarifico.

"Entonces no hay ningún problema".

"Entonces estos -". El anciano deslizo dos documentos que parecían oficiales hacia él.

"Esta es tu carta de admisión".

Cogiendo el papel, Kaidus lo leyó desde arriba hacia abajo en busca de alguna discrepancia o agenda oculta dentro del documento.

"El documento ha sido infundido con magia para corresponder a cualquiera que se sincronice con el, permitiendole entrar a la academia sin problemas. Si fueses tan amable, por favor infunde algo de tu Mana dentro de el". el anciano le explicó.

Mientras Kaidus, mediante su voluntad, infundía con Mana la carta que descansaba en el escritorio, el pedazo de papel brilló con una luz azul, y luego como si se disolviese, desapareció completamente. Una sensación fría se sintió [formo]  en la parte trasera de la mano, y luego un símbolo apareció.

"Bien, Ese símbolo es un encantamiento que te permite entrar a la academia sin activar la alarma perimetral contra intrusos". Le informó el anciano luego de confirmar el símbolo.

"Y luego esto -". El anciano le entrego una carta de patrocinio.

Nuevamente, Kaidus tomo el papel y lo examino profundamente para asegurarse que no contenido a parte de la promesa de patrocinio antes de devolverla a la mesa.

"Hahaha, ¿Realmente eres alguien cuidadoso no te parece?". Se rió el anciano, habiendo descifrado a Kaidus.

"Sólo me cercioro que no halla nada que me ate, señor". Respondió con una sonrisa irónica.

"¿Atarte? ¡BWAHAHAHAHA! ¡De seguro estas bromeando muchacho, soy yo el que diligentemente debería cerciorarse de no someterse a tu voluntad!" El anciano rió de buena gana. Daaro por otra parte, aún sabiendo que estaban bromeando, estaba acercando su mano hacia la espada que estaba en su cintura.

"¡Ahem! El precio de admisión por los siguientes tres años en la academia ya ha sido cancelado. Ese documento te permitirá coger de las arcas [tesorería] de la casa Ravon cualquier cosa que eventualmente necesites. Al igual que antes, por favor introduce tu mana en ella.

Kaidus inyecto su Mana en el documento. Esta vez, brillo ligeramente, pero no se desvaneció. El caballero de edad dio unos pasos hacia adelante y murmuro un conjuro rápido inyectando su propia Mana en el papel, brillo con intensidad por un segundo, y luego volvió a la normalidad.

"Eso debería autentificar el documento en caso que alguien te lo solicite". El anciano le dijo. Retornando al escritorio, cogió algo desde el cajón.

"Ademas, si lo deseas -" El anciano extendió un símbolo [distintivo] con un emblema de una espada y un casco. "Debido a tus circunstancias excepcionales, muchos indudablemente de miraran en menos. Usa esto, y reconocerán quienes son aquellos que te patrocinan". El anciano hizo una reverencia, mientras le ofrecía el símbolo [medalla] a Kaidus.

"Estoy muy agradecido por tal consideración Lord Ravon, pero deseo abrirme camino en la academia a través de mi propia fuerza. Espero no se moleste si humildemente declino su generosa oferta de apoyo". Kaidus respondió a su vez con una reverencia.

"No, por su puesto que no". El anciano respondió comprendiendo el asunto. "Hemos terminado nuestros asuntos... pero, ¿Qué te parece cenar y pasar la noche en la mansión?"

"Como soy una persona que carece de modales y una etiqueta apropiada, debo gentilmente declinar su oferta". Kaidus contestó, intentando evadir su estadía (2) en la mansión.

"¡BWAHAHAHAHAH! ¡Si careces de modales y etiqueta, entonces mi nieto debe ser un patán sin remedio! Te imploro, por favor acompáñame en la cena. Me encantaría escuchar acerca de tu familia". El anciano no tenía la intención de dejarlo escapar de sus garras.

Kaidus pudo escuchar a Daaro, quien estaba parado detrás de él junto a la puerta, contener su risa.

"Si usted insiste, Lord Ravon". Respondió con una sonrisa en su rostro. "Qué hay del carruaje estacionado en la entrada".

"Insisto, y le agradezco me concedas tal honor". El anciano afirmó, sonriendo.

Haciendo sonar la campana de su escritorio, unos momentos después, un joven hombre abrió la puerta.

"¿Si señor?"

"Fon, muestrale a Kaidus una habitación del ala Oeste. También, envía a alguien para que traiga sus pertenencias del carruaje estacionado en la entrada. Él descansara aquí esta noche".

"Si señor. Por favor, por este camino". Fon dio un paso con la intención de que Kaidus lo siguiese.

"Siéntete libre de merodear por la hacienda [finca] Kaidus. Alguien sera enviado para informarte de la cena". Le habló el anciano.

"Hasta la cena, Lord Ravon". Girándose hacia Daaro, "Gracias por la guía [paseo], Lord Sinstal". Kaidus contesto con una breve reverencia mientras salia del estudio del anciano.

"Primera vez que lo veo ser tan cortes con alguien ademas de su majestad el rey". Daaro le habló a su maestro luego que Kaidus se fuera.

"Vive lo suficiente, y tu también aprenderás a discernir a las personas Daaro. Harías bien en cuidar lo hablas alrededor de él". Le habló el anciano, molesto por la declaración afilada [hiriente] de su discípulo.

Él había olvidado que el mandato [escritura] de patrocinio requería una cantidad sustancial de Mana antes de poder activarla, el niño en un instante cumplió el requerimiento de la infusión, mientras que él necesito de un conjuro sólo para sellar el desenfrenado Mana del niño.


< Capítulo 11 - Confrontación    Indice    Capítulo 13 - Encuentro >
-------------------------------------------------------------

Comentario del traductor:

Como siempre las criticas son bien recibidas, cualquier alcance no duden en escribirlo.
Si desean ayudar al autor, recuerden visitar su pagina: Za1d3

Atte Steel Fate.

-------------------------------------------------------------

(1) At every turn.
(2) Claw himself out of staying.

9 comentarios:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top