lunes, 14 de marzo de 2016

Forgotten Conqueror. Capítulo 17 - El precio de la vanidad.


"Hasen". Kaidus le habló a la entidad enfrente de él.

"Si... Maestro..." Respondió de vuelta, con una voz ronca e intangible.

"¿Donde esta Vishan?".

"Yo... lo desconozco...". La figura de humo respondió.

"¿Qué me dices de Zion y Feziel?".

"Yo... lo desconozco...". La misma respuesta.

"¿Sabías que yo regresaría?". Él finalmente le preguntó una una cuestión más razonable.

"Si...".

"¿Por qué regrese?".

"Mi...". Una respuesta rápida.

Una de las muchas respuestas que había estado buscando.

"Explícate. AHORA". Kaidus demandó.
"Su voluntad... mi vida... muerte... imposible... nosotros dos... debemos morir... juntos... único modo..." Tan enigmático como lo era la explicación, los puntos principales habían sido expuestos.

"... ¿Es lo mismo para los otros?". Kaidus preguntó curiosamente.

"No...".

"Hasen, debes explicarte. No puedo comprender cuando no lo haces". Kaidus le habló a la entidad, con una voz calmada.

"Por su voluntad... Maestro... obsequio... conferido... a cada hermano... su propia... vida... mientras... yo viva.... usted siempre... regresara.... mientras usted viva.... Yo no puedo.... perecer....". La entidad dio una explicación quebrada.

'Eso explica porque...' Kaidus estaba pensando silenciosamente. Tratando de otorgar respuestas a las preguntas que previamente no tenían respuesta con la avalancha de información que acababa de recibir.

"¿Los otros también saben que estoy de vuelta?". Él saco la voz luego de un momento de silencio, habiendo ordenado sus pensamientos.

"Yo... lo desconozco..." La figura de humo replicó. "Yo.... el primero.... mi conexión... la más fuerte...".

"Tú deberías haber sabido que he regresado hace años. ¿Por qué  acudes a mi ahora?". Kaidus inquirió.

"Conocimiento.... si.... conexión... imposible.... Lagus.... enlace... ser.... re.... establecido....".

"Ya veo..." Por recurrir al Lagus para su clase de invocación, él había restaurado el enlace que tenía con Hasen, y posiblemente con los otros.

"Dime, ¿Qué ha ocurrido mientras estaba fuera?". El interrogó al espíritu.

"Yo... lo desconozco.... maestro..." Una respuesta esperada.

"¿Qué de Lovik?" Apretando los dientes, Kaidus lentamente escupió.

"El... ancestral... durmiendo.... esperando.... libertad...". La rabia de Kaidus estalló por un instante, desapareciendo igual de rápido.

Habiendo gastado una enorme cantidad de tiempo y Mana para invocar a Hasen de donde sea que había estado, la hora para su 3ra clase estaba aproximándose rápidamente. No era el momento de estar enfurecido.

"Quédate aquí. Regresare" Le dijo al espíritu.

"Yo... no poder cumplir... percibir... magia... largo tiempo... yo haber... esperado... debo proteger... maestro...". Hasen se rehusó.

Un protector leal por toda la eternidad.
"Entonces debes disfrazarte. No deseo estar acarreando un arma por los alrededores".

La forma de Hasen se disipó. La daga comenzó a brillar y a contraerse. Una vez que la luminosidad murió, en su lugar había un pequeño anillo liso y negro.

Colocándose el anillo, Kaidus abandonó su habitación y procedió hacia su siguiente clase: Subyugación. 

--------------------------------------------------------------------------------

A diferencia de la clase previa de invocación, Subyugación tenía una buena cantidad de estudiantes, cerca de total de 20.

Cuatro de ellos él los reconocía de ambas clases, Arcano e Invocación.

Habiendo llegado ahí antes que el profesor de Subyugación arribara, él tomo un asiento en la parte de atrás de la sala. Alguno de los estudiantes lo observaron extrañamente mientras pasaba al lado de ellos. Kaidus captó al muchacho que estaba en su clase de Invocación rodeado por un grupo de estudiantes todos mirándolo a él, burlándose y despreciandolo.

"Ellos... mofan de usted,,, maestro..." El anillo resonaba en su cabeza.

"Es de poca importancia. Déjalos hacer lo que les plazca". Él replicó silenciosamente.

Una de las estudiantes en el grupo que había estado mofándose de él capturó su linea de visión y se acerco hacia él mientras los otros estudiantes hacían celebraciones en silencio.

La muchacha parecía estar en sus últimos años de adolescente. Ella tenía un hermoso cabello verde trenzado en un estilo que no había visto antes, su cuerpo era esbelto, sin embargo tenía proporciones generosas donde importaba. Él pudo observar que era una belleza al instante.

"Tú debes ser Kaidus. El pequeño Paragón de Lord Ravon". La estudiante habló, su sonrisa persistía.

"Me llamo Kaidus, Lord Ravon es mi patrocinador". Él le dio una respuesta honesta mientras la miraba a los ojos. Ella tenía unos ojos verdes que combinaban con su cabello.
No había ninguna utilidad escondiendo el hecho que Lord Gelrin Ravon era su patrocinador. Kaidus había deducido que una buena parte de la academia ya estaba en conocimiento de eso, o que sabían que un poderoso Lord estaba detrás de su admisión.

Irritación surco si rostro. Una punta de su boca, una porción de su ojo, Kaidus capturo todo ello en un instante antes que rápidamente desaparecieren.
"Me llamo Prim Ashlin Lithius, orgullosos magos de la familia de los Lithius (1) que sirven directamente bajo las ordenes de su majestad el Rey Sarjace, Segunda hija, el tercer niño en atender a esta prestigiosa academia". Prim dio a conocer su titulo y familia, luego se inclinó cerca de él. "Escuche acerca de tu deficiencia de hace poco en la clase de Invocación. Harías bien en mantenerte fuera del camino... campesino". Ella le advirtió, sus últimas palabras llenas de malicia.

"Encantado de hacerme de vuestro conocimiento". Kaidus replicó, su voz calmada e inmutable.

Viendo que su conducta la antagonizaba aun más.
"Aprenderás cual es tu lugar bastante pronto" Ella sonrió bellamente mientras le dijo esas palabras antes de dirigirse de vuelta hacia el grupo de estudiantes.

"Maestro..." El anillo resonaba en su cabeza.

"Retírate Hasen". Él susurró de vuelta.

"La mocosa... atreve... amenazar... usted..." Continuaba.

"Suficiente". Le ordenó.

"Si... maestro..." Sometiéndose, el anillo se volvió silencioso.

No pasó mucho tiempo antes que el maestro de Subyugación arribo y la clase estaba en curso.

El maestro había dictado acerca de la necesidad de la inmovilización y su versatilidad, demostrando uno de los varios medios para inmovilizar a una persona al usar estudiantes frustrados como demostración.

Era hora de practicas en pareja, y el maestro estaba enfrentándolos unos contra otros.

"No pienso que necesite recordarles ya que todos ustedes ya han hecho esto muchas veces, pero sólo para asegurarse, No magia ofensiva. Como es usual, la practica sera eliminación. Recibirán puntos dependiendo de a cuantos de sus oponentes ustedes inmovilicen, y mi evaluación de su poder comparada con la de ustedes".

"Maestro Keral, ¿Que hay del nuevo estudiante?" Un muchacho preguntó.

"Kaidus estará sentado en esta oportunidad para que obtenga el sentimiento de la practica. Como es usual, nosotros comenzaremos con la señorita Lithius primero". Maestro Keral replicó. "¡Prim!"

"¡Si Maestro!" La muchacha habló ansiosamente mientras avanzaba hacia adelante.

La practica era un duelo uno contra uno en una habitación separada al lado del salón de clases. Había un óvalo alargado hecho de madera en el medio de la habitación donde los duelistas competirían.

La practica abarcaba encantamiento del hechizo, velocidad de invocación, poder del hechizo, y lo más importante, control.
Mientras velocidad y poder del hechizo entraban a jugar, era la cantidad de control puesto en la aplicación del hechizo por el usuario que lo más crucial. Demasiado poder, y tu oponente podría quedar dañado permanentemente. No lo suficiente, y el duelista sería incapaz de resistir la magia del oponente.
Como una llama; Aliméntala lo suficiente mientras la acaricias apropiadamente, y tu comida sera cocinada a la perfección. Demasiado combustible, y la pira [hoguera] devorara todo dejando nada más que restos carbonizados.

Habiendo otorgado a la clase los encantamientos para hechizos de parálisis simples, maestro Keral introdujo a Prim y la muchacha subió al escenario.

"Tal parece que estas sin suerte esta vez también Shesal" Prim le habló, sonriendo confiadamente a la otra muchacha.

"Definitivamente te tendré en el piso suplicando a mis pies esta vez, Prim" La muchacha Shesal replicó de vuelta jovialmente.

"Suficiente platica ustedes dos, ¡Comiencen!".

"¡Asiran! ¡Notis valian shis-!" Shesal gritó su encantamiento con fuerza, mientras que al mismo tiempo, Prim estaba silenciosamente murmurando el suyo.

De pronto el encantamiento de Shesal se detuvo y ella comenzó a tener espasmos. Ella cayó sobre el suelo y comenzó a retorcerse y a convulsionar, tratando de romper la sumisión para quedar libre. Dentro de unos momentos el movimiento se detuvo mientras que ella se había rendido.

Algunas de las muchachas celebraron mientras que muchos otros aplaudieron.

'Ella es buena'. Kaidus pensó, habiendo presenciado el espectáculo. La magia de Prim tenía poder y control detrás de él. La velocidad era también bastante rápida. 

"Siguiente, tenemos a Ryker contra Prim" El maestro habló, habiendo liberado a Shesal desde su posición constreñida.

"¡AQUÍ!" El estudiante gritó mientras caminaba fuera de la audiencia hacia el escenario.

Kaidus observó mientras Prim derrotaba a sus oponentes uno tras otro. En general, la mitad de la clase ya había perdido ante su racha imbatible.

"Ustedes chicos... ¡¿Qué han estado haciendo fuera de clase?!" Maestro Keral sermoneó a la clase.

"..." Nadie hablo.

"¡Todos ustedes necesitan más practica! Había pensado que al menos que el 5to de ustedes debería haber privado a la señorita Prim de su racha. Y aquí 14 de ustedes, ¡Sin ayuda los derrotó! ¡¿Cómo es que aumentó de 8 la ultima vez a 14 en esta oportunidad?!".

"Incluso si usted dice eso... es sólo que Prim es demasiado poderosa..." Un muchacho derrotado tímidamente respondió.

"¡Suficiente de escusas! Todos ustedes están en esta clase debido a que todos los maestros han considerado que poseen la calificación adecuada. Ni siquiera osen tratar de darme una escusa como 'Es sólo que ella es muy poderosa'. ¡Todos ustedes carecen de practica y compromiso!" Una furiosa diatriba salió desde el maestro y el muchacho quedó en silencio.

"¿Algún voluntario para derrotar a Prim?". El maestro Keral preguntó, mirando al grupo de estudiantes que aún no habían participado.

"Maestro". Prim habló y todos se voltearon para mirarla. "Tengo la certeza que Kaidus ha tenido suficiente de ser un espectador. A esta altura seguramente cualquier miembro de la academia debería comprender las reglas y conductas para esta practica". Ella declaró, brillantemente.

"Hmmm..." Reflexionando acerca de la idea, Maestro Keral observó a Kaidus.

"Todos ya sabemos que Lord Ravon es aquel que hizo la excepción para que él entrara a Zorin. Todos nosotros estamos con mucha curiosidad acerca de sus habilidades. Usted mismo lo dijo, 'todos estamos aquí debido a que poseemos la calificación adecuada', ¿Nos restringirá de la oportunidad de observar las habilidades de Kaidus?" Prim habló con timidez.

"¿Todos ustedes?" Maestro Keral observó nuevamente a sus estudiantes. Todos asintieron ante él. "Ha... suficiente de mantenerlo bajo el abrigo".

"Kaidus, ¿Nos harías el favor de unirte a Prim en el ejercicio?" El Maestro Keral le consultó a Kaidus. Él mismo estaba muy ansioso por ver el potencial de aquel que el Comandante Lord Knight había precipitadamente admitido en Zorin.

"Por supuesto". Kaidus acepto y se adelanto en frente de la audiencia.

"No vallas a tener un ataque de pánico en esta oportunidad". Un muchacho le gritó.
"¿Al menos recuerdas el encantamiento?" Uno de los Kovus le preguntó.
"No seas tan dura con el niño, Prim" Una de las muchachas intervino.
"¡NO LE MUESTRES PIEDAD!" Otro más gritó.

Caminando dentro de la arena, la mirada de Prim estaba sobre él todo el tiempo.
'Entonces esto es a lo que se refería con "aprenderás cual es tu lugar"...' Pensó para sí mismo. Una sonrisa intrigante apareció en el rostro de Prim mientras él tomó su posición y giró su rostro.

"¿Ambos contendientes listos?" Maestro Keral verificó.

"¡SI!" Prim exclamó excitada.
"Si". Kaidus respondió.

"¡Comiencen!".

Tan pronto como la señal apareció, Kaidus extendió su mano izquierda hacia Prim. La habitación se paralizo. El duelo había acabado.

Prim estaba firmemente congelada en el lugar. Su boca jamás tuvo tiempo para murmurar una sola linea del conjuro de parálisis. Estaba tan tiesa en su lugar que incluso los ojos eran incapaces de pestañear.

Kaidus bajo su mano izquierda, y calmadamente se giró para observar al Maestro Keral para la conclusión del duelo.

"¿Qué esta pasando?" Los espectadores se preguntaban unos a otros, incapaces de explicar lo que acababa de suceder.

"G-ganador, Kaidus..." Maestro Keral declaró, su voz llena de temor y miedo.

'Increíble...'.

En el instante después que había señalado el inicio del duelo, una sola ráfaga de Mana condensado estallo desde el niño, seguido de su brazo extendido y asalto a Prim. Hay no había existencia de invocación o algo parecido, su magia había sido perfecta. Cada onza de Mana empleada había sido exclusivamente para inmovilizar completamente a Prim. La magia de parálisis  estaba más allá del conjuro simple que les había transmitido en clase. Incluso él mismo - un Malgin - debería tomarle algún tiempo invocar un hechizo de esa magnitud, mientras que el niño lo hizo sin murmurar una sola palabra.

'Un Malizur...' Pensó para sí mismo, pero en lo profundo de su mente el recordó los magos legendarios de eras pasadas cuyo titulo ha caído en el olvido. Magos que dominan espíritus a voluntad, tan fácil como respirar. Hechiceros que tejían y le daban forma al mundo, tiranos que derrocaron reinos con su poder extraordinario, brujos que esclavizaron continentes, enigmas con el poder para establecer su propio reino. 'Dvitus...' La palabra sonó con fuerza en su cabeza.

"Se pueden retirar..." Él les informó, requiriendo tiempo para calmarse y poner en orden sus pensamientos.

Todos los estudiantes tenían miradas confusas en sus rostros.

Kaidus hizo una breve reverencia hacia él, y simplemente camino fuera de la habitación.

Le tomo a Keral una combinación de tres conjuros avanzados para liberar a la congelada Prim.

--------------------------------------------------------------------------------

"¡¡IMPERDONABLE!! ¡¡IMPERDONABLE!! ¡¡IMPERDONABLE!!" En su habitación en una de las pensiones para chicas, Prim esta maldiciendo ruidosamente a Kaidus.

Nacida en una familia con un linaje extremadamente apto para la magia, ella era la menor de cinco hijos y tenía una inmensa cantidad de Mana, superando a sus hermanos. Ella había despertado sus poderes hace dos años cuando tenía 15, y luego de haber desarrollado su magia hasta cierto punto gracias a un profesor particular, se inscribió en la academia Zorin el año pasado.
Estableciéndose como una estudiante formidable, ella rápidamente avanzó a los cursos intermedios luego de estar sólo un año con los principiantes.
Siempre fue una de las mejores, si no la mejor estudiante en todas sus clases. Especialmente en Subyugación, ella había sido imparable desde el inicio del nuevo Term. Pero, tan abrupto como ella ascendió a la cima, un don nadie había aparecido y le arrebato su posición.

Cuando el encuentro comenzó, observándolo, ella había capturado sus ojos. En ese instante, un profundo miedo la cogió y antes que lo supiera, ya estaba congelada.
Ella había sido impotente ante sus ataduras, incapaz de siquiera gritar ante la humillación. Ella había tratado de contrastar y cancelar la inmovilización como sus hermanos mayores le habían enseñado, incluso intentando un hechizo ofensivo de hielo en su desesperación, pero su boca se rehusaba a intentar invocar conjuros.
La humillación que había sufrido mientras él caminaba fuera de la clase como si no tuviera nada que ver con él. Las risas disimuladas de sus compañeros mientras ellos observaban como el maestro cuidadosamente desataba las ataduras.

"¡¡LO MALDIGO!! !NUNCA! ¡¡YO NUNCA LO PERDONARE!!" Ella exclamó.

--------------------------------------------------------------------------------

Cuatro días después, y los rumores comenzaron a esparcirse.
Habiendo derrotado a Prim, los estudiantes de la clase de Subyugación estaban manteniendo su distancia, y susurros volaban alrededor.

Mirat escuchó una entre una de sus clases el día de ayer y le preguntó acerca de ello. Habiendo confirmado los rumores, Mirat había advertido a Kaidus que Prim tenía un montón de amigos en posiciones altas, y que puede que tome represalias.
Han habido muchas miradas agresivas, pero nadie había optado por salir y abiertamente asaltarlo.

Posiblemente hasta hoy.

"¿En que lo puedo ayudar?" Él le habló a sus acosadores.
Desde el primer día donde derrotó a Prim, había siempre dos presencias persiguiéndolo cada vez que abandonaba su habitación o su clase.
Él había decidido enfrentar a sus acosadores el día de hoy. Girando en la esquina de uno de los edificios para practicas para salir del campo de visión del resto de las personas, se detuvo ahí esperando hasta que los perseguidores pensaran que estaba lo suficientemente lejos para seguirlo.

"¡Uhk!". El muchacho hizo un sonido, casi chocando con Kaidus.

Había dos de ellos. Una mujer y un hombre, ambos estudiantes de su clase de Subyugación, y Kaidus los conocía por ser parte del circulo intimo de Prim.

"Nosotros... ¡Nosotros queremos que le digas a todos la verdad!" El muchacho le gritó. Con un matiz de vacilación y miedo en su mirada.

"¿Qué verdad?" Kaidus replicó, desinteresado.

"Que hiciste trampa". Una pronta respuesta de la estudiante.

"La verdad es, nosotros tuvimos un duelo, y yo gane". Kaidus replicó, él estaba más calmado que los dos enfrente de él.

"¡Sabemos que hiciste trampa! ¡No es posible que un mocoso plebeyo como tú halla derrotado a Prim!" La mujer respondió, con enojo y denuncia en su voz.

"...Maestro...". El anillo resonó en su cabeza, Kaidus no le prestó atención.

"¿Tienen alguna prueba?" El inquirió.

"..." Los estudiantes no tenían respuesta.

"Si no existen pruebas, entonces por favor no me acusen falsamente de algo que no hice". Él les dijo antes de girarse y comenzar a alejarse.

Luego de una buena distancia, él escucho,
"¡Tu derrota es prueba suficiente!" La muchacha gritó.
Mirando hacia atrás, un torrente furioso de flamas irrumpió hacia él.

Era un ataque combinado. Arremolinándose alrededor de las flamas un vació de aire que encerraba al fuego e impedía que se disipara en la zona mientras se dirigía directo hacia él.

Una muralla de humo explotó fuera del anillo en su dedo y lo protegió.
Antes que las flamas y el viento pudieran golpear a Kaidus, la muralla de humo ya lo había engullido.
"USTEDES... ATREVEN... A MI MAESTRO..." La nube había formado una figura.

Ante ellos se detuvo Hasen, Lord de las Sombras, y Gobernante de la Oscuridad.


--------------------------------------------------------------------------------

Comentario del traductor:

Como siempre las criticas son bien recibidas, cualquier alcance no duden en escribirlo.
Si desean ayudar al autor, recuerden visitar su pagina: Za1d3

Atte Steel Fate.

--------------------------------------------------------------------------------

(1) Debo hacer una acotación, en ingles se refieren a las familias como house, en este caso es Lithius house y lo han hecho en capítulos anteriores, no obstante acabo de descubrir que se traduce correctamente como 'familia de los Lithius'. Por lo que tratare de corregir esto en los capítulos anteriores. 

Otra cosa no menor es que tengan presente que el tiempo en el que esta ambientada es lo más cercano a la edad media (creo) en la época de los caballeros y el honor y blabla.... Así que si consideran que alguna palabra debería ser más formal hagan lo saber :D.



22 comentarios:

  1. se esta convirtiendo en una de mis obras favoritas ^^

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por todas las novelas que estar trayendo y la increible calidad en la traduccion que ponen. Por otro lado queria recomendarles que lean Heavenly Jewel Change, esta en wuxiaworld y la verdad que es genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien la esta traduciendo :v?

      Eliminar
    2. creo que en spanishtraslation.wordpress.com la estaban traduciendo pero por motivos personales del traductor tuvo que dejarlo...
      realmente era buena :'(

      Eliminar
  3. Que capitulo mas genial, me encanto, gracias por traducir la novela :) espero que Kaidus los ponga en su lugar ;)

    ResponderEliminar
  4. No ahy ilustraciones de esta novela? :S..... PD: muy buena la traduccion xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy pocas, la verdad desconozco de donde saco Bryan la imagen que pongo en los capítulos xD. Pero si vas a la pagina del autor y revisas la sección de arte encontraras lo poco que hay.

      Eliminar
  5. Fascinante capitulo!!!!!!!!!!!!!!!! se quedo en la mejor parte espero el siguiente con ansias muchas gracias

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por el capítulo :)
    La verdad es que no soporto a los personajes como Prim y sus subordinados, dan tanta pena...

    ResponderEliminar
  7. Entrar casa 5 minutos para ver si hay un capitulo nuevo

    ResponderEliminar
  8. Porfavor suban mas caps ocupo mas drogaaaa

    ResponderEliminar
  9. Me esta matando la espera ya comienzo a pensar en conseguir un trabajo xD

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Cuándo actualizaran esta maravilla de historia? ToT necesito más!!

    pd. de antemano gracias por su trabajo y dedicación.

    ResponderEliminar
  12. Día 524 todavía no suben capítulo empiezo a perder la esperanza ToT.

    ResponderEliminar
  13. Wtf?! Teell donde concha anadas ya ponete a traducir te lo suplico suplico de rodollaz amo. Sama

    ResponderEliminar
  14. U.u extraño a kaidus

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top