Ir al contenido principal

kono subarashii sekai ni shukufuku wo! Volumen 11 Prologo

KONOSUBA Volumen 11 Prologo



Prologo

Ese día…
En la sala de estilo japonés en el castillo real de Belzerg.

“¡Ahahahaha! ¡Ahahahahaha! ¡Hey Kazuma, mira esto! ¡Utilicé los folletos de la calle de tiendas para hacer la extraña máscara de ese demonio!”

“¡Buahahaha! ¿Qué diablos es esto? ¡Si no lo hubieses dicho, nunca hubiera pensado que esto estaba hecho de volantes! ¡Realmente eres buena en este tipo de cosas!”

Después de escoltar con seguridad a Iris, nos invitaron a la recepción de Claire, donde nos soltamos con el fervor de un borracho.

“¡Fuahahahah! El diablo que ve a través de todo anunciará: Tú, quien nos mira con sobriedad, contemplando con una expresión divertida, que eres una dama que posee grandes bíceps; la digestión del alcohol requiere proteína. Si tuvieras que beber más, entonces los músculos duros que te turban podrían suavizarse algo.”

“¡Buhahahahaha! ¡Eso es igual a él!”

“C-¡Cállense borrachos! ¡Y Aqua, no digas que tengo músculos duros!”

Aqua, que llevaba la máscara Vanir, hizo una impresión real de Vanir. En respuesta, el rostro de Darkness se puso rojo de remolacha.

“¡Déjame beber ya! Ya estoy en edad de poder casarme, así que ¿por qué todavía estoy siendo tratada como una niña?”

Megumin, a quien no se le permitía beber alcohol, cuestionó a Darkness.

“B-Bueno, incluso si me lo preguntas, Megumin, no es una diferencia de edad, sino más bien, bueno, una diferencia de madurez física o algo así, ¿supongo? Megumin, uhm, en comparación con otras personas, tu desarrollo es un poco...”

Seguí a Darkness, que empezó a caminar.

"¡Ahyahyahyahyahyahyhya! ¡Una buena!”

“¡Eso no es una buena! Hey, ¡¿qué es tan divertido, borracho?! ¡Entrega la botella que estas sosteniendo por favor! ... Ah, ¿qué haces con tu mano? dámela ¿¡Hng, agh, hiyahhhhhhhhhh!?”

Utilicé sin piedad Drain Touch contra Megumin, quien intentó sacar la botella de mis manos. Al ver la situación que se desarrollaba, Aqua comenzó a cacarear en voz alta.

“¡Ahahahahah, Ahahahahaha! ¡Una buena!”

“¡No hay nada bueno en eso! Oye, dije que no hay nada bueno en eso, ¿me oyes? ¿¡Y qué diablos estás haciendo Kazuma!? Si me quitas mi poder mágico, entonces no podré usar la magia de la explosión hoy, ¿no? ¡Lo devolverás más tarde!, ¿¡Cierto!?”

Me limitó a mostrar una sonrisa divertida en respuesta al estallido de enfado de Megumin.

“¡Una buena!”

“¡Este tipo!”

Ignorando a Megumin que me atacó, miré alegremente el desorden de gente en la habitación de estilo japonés.

“Kazuma-san, Kazuma-san, ¡vamos a beber todo el vino que tienen en este castillo!”

“Bien, entonces, animemos esto, ¡les mostraré a todos un Create Water donde no es necesario utilizar el poder mágico en absoluto!”

“¡Eres un desgraciado! ¡Cómo te atreves a decir una broma tan sucia!”

“¡Hey alguien venga aquí! ¿¡Si no estás ocupado puedes traer estas dos compañeras de vuelta a sus habitaciones!?”

Mientras Aqua y yo escuchábamos los gritos de Megumin y Darkness.

“¡Hey Kazuma, me divertí mucho hoy! ¡Quiero decir, esta es la primera vez que nuestro trabajo duro y logros han sido realmente reconocidos!”

“¡Tienes razón! Por alguna razón, cuando en realidad trabajábamos y hacíamos cosas en el pasado, terminábamos con una deuda aún mayor o en algún tipo de situación loca. Incluso en el mejor de los casos, todo lo que conseguimos era dinero o premios o lo que sea.”


Hoy, me he divertido al máximo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.