Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3.2


Capítulo 3, parte 2


Al día siguiente y después de haber desayunado a gusto, Potemur y los miembros de "Young Blood" se dirigieron a través de la ciudad de E-Rantel, hacia las puertas exteriores. Hoy partirían de vuelta al Reino Santo, junto con el Rey Sorcerer y Demuirge. Todos en el grupo estaban emocionados y un poco nerviosos sobre cómo harían el viaje de vuelta en sólo dos días.

Una vez que estaban más cerca de las puertas, podían ver un grupo de curiosos espectadores, así como varios guardias mirando algo detrás de las puertas. De hecho, los pocos viajeros que llegaban a la ciudad también estaban mirando lo mismo. La razón de este comportamiento curioso se hizo evidente una vez que el grupo llego a las puertas.

Imponente y majestuoso, irradiando energía, con escamas azules reflejando la luz del sol en la mañana.

"Dragones … ¿Podrían ser los concejales dragón de la República Argrand?" - Potemur murmuró: "No puede ser, ¿acaso hay sillas en su espalda?"

"¡¿El Reino Sorcerer usa dragones como monturas ?!" - preguntó confundido Kiza, mientras el grupo miraba a los tres dragones justo afuera de las puertas.

"De hecho, algunos de los sirvientes de Su Majestad los usan como monturas, aunque todavía es una vista rara aquí" - dijo uno de los guardias que los oyó.

Todavía estaban admirando a los dragones majestuosos, cuando una conmoción detrás de ellos se desato. Volviéndose alrededor, vieron a Ainz, Demiurge y seis ángeles que se acercaban. Todos se inclinaron y saludaron al rey, quien a su vez asintió con aprobación con la gracia de un rey.

"Oh, parece que nuestro transporte está aquí" - dijo Ainz mientras se acercaba a las puertas desde donde podía ver a los dragones. "Deberíamos llegar al Reino Santo dentro de dos días". - dijo dirigiéndose a Potemur y a su grupo.

Mientras caminaban hacia los dragones, Ainz miró a Hejinmal.

-Hmm, parece más delgado que antes, ¿debería decirle a Aura que te alimente mejor?

- ¡Gracias por permitirnos servir a Su Majestad! - Dijo uno de los dragones, cuando los tres de ellos hicieron frente al no-muerto que se acercaba.

"Um, ire contigo Hejinmal " - dijo Ainz señalando al dragón algo más gordo que los saludó - El resto de ustedes se pueden dividir entre los otros dos. El Reino Santo está situado al suroeste de aquí. Volaremos hasta el atardecer y luego descansaremos en la noche. " Continuó explicando el plan.

Después de que todos asintieron con la cabeza, subieron al lomo de los dragones, Potemur y Marv tomaron uno, mientras que el resto de "Young Blood" tomó el otro.

Las alas a su alrededor comenzaron a soltarse y se agitaron. Fue una experiencia impresionante. Incluso para un hechicero como Kiza, que había experimentado volar con el hechizo de "vuelo", la altura y la velocidad eran completamente diferentes.

"Pensé que tenía suficientes historias acerca de mis aventuras, pero ésta podría ser la mejor." - dijo Marv mirando la ciudad de E-Rantel debajo de ellos.

Mientras disfrutaban de las vistas mientras volaban, Potemur y Marv compartieron sus experiencias en el Reino Sorcerer.


En la sala del trono de Nazairck:

"Todavía no entiendo por qué él no te llevo en su lugar." - dijo Albedo dirigiéndose al que estaba frente a ella. -¿No sería más ventajoso dejar a Actor de Pandora aquí para que siga su papel de  Momon?

Sin embargo, no sabemos qué tipo de vigilancia implementara el Reino Santo y cambiar lugares podría no ser posible. - respondió Demiurge.

-Ya veo, ¿estás diciendo que Ainz-sama no quiere pelear contra su creación, incluso en una batalla simulada?

- ¿Qué otra razón podría haber? -preguntó Demiurge.

"Hmm, supongo que tienes razón, tenemos mucha suerte de servir a un líder tan compasivo". - respondió Albedo con una sonrisa.

Aunque, Demiurge pudo detectar un golpe de celos en su voz, decidió dejar las cosas.

---------------------------------------------------------

Volaron durante unas siete horas, tomando un rápido descanso en el medio para dejar descansar a los dragones. Cuando el sol comenzó a ponerse, Ainz le dijo a Hejinmal que aterrizara en el llano debajo de ellos.

Después de que los dragones aterrizaron, Ainz anunció que se instalarían aquí para pasar la noche. Mientras que los aventureros se preguntaban por qué ni Ainz ni Demiurge trajeron equipo de camping (o realmente cualquier otro equipo en absoluto) Ainz lanzó su hechizo.

[crear fortaleza]

Una gran torre apareció de la nada. Tenía unas puertas enormes de unos 30 metros de altura y las paredes tenían púas para impedir que los enemigos entraran. Mirando la fortificación que surgió de la nada y aparentemente no hubo muchos problemas para que Ainz lanzara, Potemur no pudo evitar murmurar que tal habilidad debería ser bastante útil durante la guerra.

"¿Eh? Um, las batallas se ganan en el campo de batalla, no escondiéndose en un castillo" - le contestó Ainz, mientras las puertas de la torre se abrían y todos entraban.

Los dragones se instalaron en el patio del campo, mientras que el resto de ellos ocuparon habitaciones en la torre. Mientras el grupo de aventureros compartía su experiencia volando sobre un dragón, Ainz y Potemur discutieron la agenda para el día siguiente cuando llegaran a la capital.

Al día siguiente volvieron a montar a los dragones. Después de unas seis horas más, por fin habían llegado a la capital del Reino Santo. Se decidió que para evitar que los residentes se asustaran, aterrizarían frente al palacio en vez de fuera de la ciudad.

Mientras que ver a varios dragones aterrizar en la ciudad podría ser aterrador, ver a un no-muerto y una rana con cola caminando a través de la ciudad sería aún más. La reina eligió el menor de los dos males.

Después de que desmontaron, varios caballeros se acercaron a ellos. Entre ellos un paladín con una impresionante armadura, que parecía irradiar poder.

"Soy Baur Olan Valur, líder del grupo adamantita "Fortress" y hermano de la Reina. Tengo entendido que su viaje aquí resulto sin incidentes. Tan tranquilo como volar en dragones puede ser." añadió con una sonrisa mientras miraba a los dragones.

"Soy el Rey Hechicero del Reino Sorcerer, Ainz Ooal Gown y éste es mi subordinado Demiurgo. ¿Está lista la reina para vernos?"

"Lo está, te acompañaré para que la veas." Baur contestó al monstruo no-muerto que tenía delante.

Agradeció al grupo " Young Blood " por mantener a salvo a Potemur y les pidió que se relajaran de su viaje, antes de irse para guiar a los recién llegados a la reina. Los dragones permanecieron en el patio del campo, asustando a los guardias y curiosos ciudadanos con su mirada.

Una vez que llegaron a la sala del trono, Ainz pudo ver a una hermosa mujer alada sentada en el trono. Pensó en Albedo, aunque la mujer de enfrente no tenía cuernos y sus alas eran blancas más que negras.

¿Un ángel? Qué interesante." Pensó Ainz.

"Esta es Felvia Olan Valur, Reina del Reino Santo." presentó Baur.

Con un arco, Ainz y Demiurge se presentaron.

Potemur y Baur ocuparon sus lugares cerca de la Reina, mientras que Ainz y Demiurge estaban de pie frente al trono.

"Quiero agradecerte que aceptes venir en nuestra ayuda en esta hora de necesidad." dijo la reina con una voz encantadora pero poderosa. "Si hay algo que podamos hacer por usted, por favor pregunte."

"¿Entiendo que Jaldabaoth debe atacar la capital pasado mañana?" Preguntó Ainz.

"Así es, nos hemos preparado para su ataque, aunque no creo que podamos derrotarlo solo con nuestras fuerzas."

"No debería ser necesario, planeo enfrentar a Jaldabaoth en un combate uno contra uno. Una vez que lo derrote, las hordas de demonios deberían ser fáciles de dispersar". Dijo Ainz. "¿Entiendo que Potemur te habrá familiarizado de nuestras relaciones con Jaldabaoth?"

"Sí, Jaldabaoth es un ex-sirviente suyo que se ha vuelto en su contra." Contestó la Reina.

"Efectivamente. Como tal, considero mi responsabilidad personal eliminarlo de este mundo. Como tal, no pediremos nada del Reino Santo por proporcionar esta ayuda".

"Te agradezco esto una vez más. Aun así, si hay algo que podamos hacer por usted, por favor pregunte." Contestó la Reina con una sonrisa.

"Bueno, hay una cosa. Uno de los dragones con los que hemos volado aquí ama leer libros, me gustaría agradecerle por su servicio al permitirle leer algunos libros mientras estamos aquí. ¿Le permitiría usar la biblioteca del palacio?" Preguntó Ainz.

"Es un pequeño favor. No veo ningún problema con eso". Contestó la reina después de que Potemur asintiera de acuerdo.

"Gracias, Su Alteza. ¿Hay algo más que quieras discutir?" Preguntó Ainz.

"Sí, pero podemos hablar más tarde. Hay algunas cosas que quiero discutir con mis consejeros primero". Contestó la Reina.

"Los acompañaré a sus habitaciones" dijo Baur mientras los sacaba de la sala del trono.

"Me gustaría contarle a mi dragón la decisión de la reina, estoy seguro que estará emocionado de oír que esta noche se la pasará en la biblioteca rodeado de libros, en lugar del patio." Ainz respondio.

"Por supuesto, Majestad. Te acompañaré. Por favor, lleva a Demiurge-sama al cuarto de huéspedes." Baur se dirigió a uno de los guardias cercanos.

"Ah, sí, Baur-sama" -respondió el guardia tras un pequeño tropiezo.

Ainz fue conducido al patio donde descansaban los dragones.

"Hejinmal, quiero recompensarte por tu leal servicio. La Reina ha accedido a permitirte entrar en la biblioteca del palacio". Ainz se dirigió a uno de los dragones.

"Oh, gracias, Majestad." Contestó el dragón mientras presionaba su cabeza contra el suelo. "Verdaderamente eres un maestro benevolente."

"Recuerda lo que te dije".

"Sí, Majestad, me acuerdo". Contestó el dragón, mostrando una vez más su respeto.

Una vez hecho esto, Ainz pidió que lo llevaran a su habitación.


En la sala del trono del palacio del Reino Santo


"Él es realmente un monstruo. Esta es la primera vez que puedo sentir físicamente el poder de alguien". la Reina se dirigió a su Consejero.

"Es como dice su Alteza. El poder del Rey hechicero es insondable". Contestó Potemur.

"No pedir nada a cambio de su ayuda parece sospechoso. ¿Podría estar buscando otra cosa?"

¿Qué más podría estar buscando? Poder, riqueza, fuerza militar, ya lo tiene todo en abundancia. Francamente, no hay mucho que podamos ofrecerle. Además, si la sed de sangre que liberó al hablar de encargarse de Jaldabaoth por ir en su contra es cualquier indicio, entonces derrotar a Jaldabaoth podría ser lo único que persigue". Contestó Potemur, recordando la opresiva aura de la intención asesina de Ainz que sentía en E-Rantel.

"Eso sería muy afortunado para nosotros. ¿Y cuál es tu impresión de este Demiurge?"

"Hermano de Jaldabaoth, no hemos interactuado mucho, pero Ainz parece tener fe en él y parece guardar rencor contra Jaldabaoth por ir en contra de su amo".

"Supongo que tendremos que vigilarlo a él también. Ademas, hay algo de lo que me gustaría hablar con el Rey Hechicero en privado. ¿Puedes arreglarlo mañana?"

"Por supuesto, Su Alteza". Dijo Potemur mientras sonreía cansado a la Reina.


En los rincones más recónditos de la teocracia de Slane

Las doce personas reunidas aquí representaron a los altos funcionarios de la teocracia Slane. El miembro de más alto rango de la Teocracia: el Pontifex Maximus. Los seis cardenales de las seis sectas, los jefes de las ramas judicial, legislativa y ejecutiva de la Teocracia, así como el jefe del instituto de investigación y el Gran Mariscal, el más alto responsable del ejército.

La razón de su reunión fue para discutir la nueva información sobre el Reino Sorcerer, entregada por Zeria Lasa, El capitán de la Escritura de las flores de viento.

"Parece que enviar a Zeria al Reino Sorcerer era lo correcto. Pudimos obtener mucha información sobre este Ainz y su reino." dijo Berenice, el Cardenal de Fuego.

"Aun así, eso fue una gran revelación con respecto a la conexión de Ainz con Jaldabaoth. ¿Podría haber sido escenificado para engañarnos?" preguntó Ginedine, el Cardenal del Agua y el más inteligente de los doce reunidos aquí.

"Eso es poco probable. La razón para revelar su conexión con Jaldabaoth fue porque el representante del Santo Reino estaba allí para pedir la ayuda de Ainz. Pero Zeria buscando una audiencia con Ainz debería haber sido un completo triunfo y su presencia durante las conversaciones con Potemur fue pura coincidencia". Contestó Rayomnd, el Cardenal de la Tierra y el que comandaba las seis escrituras.

"Jircniv afirmó que Ainz poseía un intelecto monstruoso y fácilmente podía predecir y planear en torno a los planes de Jircniv"

"Cierto. Pero incluso si asumimos que la revelación fue una mentira. ¿Con qué propósito lo hizo? Si Jaldabaoth está trabajando con Ainz, ¿no tendría más sentido exigir que el Santo Reino se aliara o se convirtiera en vasallo del Reino Sorcerer a cambio de su ayuda para tratar con Jaldabaoth?" preguntó el director del instituto de investigación.

"Efectivamente. Tal como están las cosas ahora, Ainz está proporcionando su ayuda con ninguna ganancia aparente. Además, el comportamiento de los subordinados de Ainz y la sed de sangre que liberó al hablar de destruir a Jaldabaoth por desobedecerlo, señalan que es la verdad". añadió Raymond.

"Pensar en lo que podría ser no nos llevará a ningún lado. Pasemos a otras cosas. ¿Qué hay de Ainz, Jaldabaoth, Momon y Honyopenyoko? Antes pensábamos que los cuatro eran “jugadores”, sin embargo, pasando por la información revelada ¿puede no ser el caso?" preguntó Pontifex Maximus.

"No necesariamente. Es posible que sea un “jugador” del pasado, después de todo nuestra historia sólo se remonta a algo más de seiscientos años. También podría haber habido “jugadores” en el pasado. Siendo un no-muerto no moriría de viejo. Es difícil de decir si Jaldabaoth y los vampiros también son “jugadores”. Pienso que son simples y poderosos sirvientes". Ginedine les dijo.

"Sirviendo a un monstruo no-muerto de poder inimaginable, los vampiros son inmortales también, y los demonios podrían ser inmortales o tener una larga vida. Eso explicaría el poder de sus subordinados".

"¿Un poderoso sirviente que decidió traicionar a su amo? Eso no es muy diferente a lo que pasó con esos malditos Ocho Reyes de la Codicia". concluyó Ginedine.

"¿Y qué hay de Momon?"

"Parece que Momon es un descendiente divino, probablemente de la línea de sangre de los Ocho Reyes de la Codicia. Explicaría por qué tenía el hechizo sellado en el cristal. También concuerda con lo que había dicho antes, que perseguía a dos vampiros". concluyó Raymond.

"Entonces el vampiro con el que se encontró la Escritura Negra y a quien Momon mató es Honyopenyoko y ella estaba trabajando con Jaldabaoth. Mientras que esta otra vampira, Shalltear, es sirvienta de Ainz. Al menos demuestra que no todos sus sirvientes son increíblemente poderosos".

"¿Qué hay de los dos elfos oscuros? "¿Por qué tendría Ainz dos elfos oscuros de sangre real como sirvientes?"

"¿Podría ser que los ojos heteromórficos son un signo de poder más que de sangre real?"

"Como pensaba, todavía nos falta información." resumió Pontifex Maximus.

"Se supone que Ainz luchará contra Jaldabaoth en dos días. El Astrólogo de las Mil Millas se niega a dar testimonio de su lucha, pero ha aceptado observar la capital del Santo Reino y hacernos saber cuándo aparece Jaldabaoth. A su vez podremos observar su lucha a través de la observación mágica". Raymond les dijo al resto de ellos, concluyendo la reunión.



Comentarios

  1. siiiiiii!!!! Nuevo capitulo. Gracias por las actualizaciones que has venido haciendo :D

    ResponderEliminar
  2. os agradezco por traducir estas novelas! no puedo esperar al siguiente cap

    ResponderEliminar
  3. PARA CUANDO SALE LA SIGUIENTE PARTE ? :D

    ResponderEliminar
  4. Esta mal :v... pusieron la parte del Capitulo 4 Parte 1 T_T

    ResponderEliminar
  5. Haaaaaaaaaaaaaaáaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaasss
    No puedo soportar la espera que esta pasando Doc. Garciaaaa

    ResponderEliminar
  6. esto es echo por un fan o e es el verdadero volumen 12 porque se suponía que saldría asta el 30 de septiembre o no ?

    ResponderEliminar
  7. esta hecho por un fan, pero hay que reconocer de que esta muy bien hecho-- C:

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.