Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, Parte 2



"Oh sí, aunque esto no puede empezar a contar como una disculpa, te dare esto, Baraja-san.

El Rey Hechicero rápidamente se metió la mano en su túnica y produjo un arco.

¿Huh?

Era más grande de lo que podría haber estado escondido dentro de su túnica. Neia parpadeó varias veces, pero la realidad se negó a cambiar.

"Esto es un arma mágica. Úsalo para protegerme."

Parte del arco estaba hecho con partes de animales, pero no había aire de sangre y gore alrededor, sino que tenía un sentimiento sagrado.

Se dio cuenta de un vistazo. En otras palabras, este arco era una obra maestra que necesitaba ser descrita con la palabra "super".

"Este es el Ultimate Shooting Star Super, hecho con el antiguo arte de las runas. Por varias razones, lo llevaba conmigo para prestárselo a otra persona. Normalmente habría runas talladas aquí, pero ahora no las puedes ver por el desgaste. ¿Que te parece?

Neia utilizó toda su fuerza para reprimir el impulso de gritar.

Normalmente hablando, debería rechazarlo. Era muy probable que éste fuera un tesoro nacional del Reino hechicero. Sin embargo, ¿alguien le prestaría tal tesoro a un seguidor de otro país?

Puede que se un arco increíble... ¡Y como no va a serlo! Definitivamente es un arma muy poderosa!

"¿Qué te parece? ¿No lo aceptarás? Tu trabajo es hacerme compañía y protegerme, ¿no? Por lo tanto, creo que sería bueno equiparte con un arma mejor, ¿no?"

"Ngh!"

Él tenía razón.

Neia sintió su cerebro dando vueltas.

"Ahh, mis disculpas. ¿Es porque parece demasiado llamativo? En ese caso, tengo algo más discreto, el Great Bow Special, que también es un producto de las runas ".

Al decirlo, volvió a tocar su túnica--

"¡Por favor, no se preocupe! ¡Estoy más que satisfecha con éste! ¡Por favor, no hace falta que siga buscando!"

Las palabras de Neia se mezclaron con un lúgubre grito al impedir que el Rey Hechicero produjera más armas. Si él sacaba otra arma delante de ella, Neia no creía que podría retener sus sentidos y si seguían con esto probablemente implicaría que tendría que pasar el día entero en agonía.

"¡Su Majestad! Humildemente acepto este Ultimate Shooting Star Super que me ha otorgado!"

Ella tomo el arco con manos temblorosas.

Dados sus accesorios y decoraciones, parecía mucho más pesado que un arco promedio, pero se sentía anormalmente ligero en la mano. Sujetarlo en sus manos hacía que su cuerpo se sintiera más fuerte, como si estuviera lleno de poder o era porque el arco era sorprendentemente ligero?

Ah, esto es malo. Quería tranquilizarme con la idea de que esto era sólo un objeto mágico que era elegante por fuera, pero sencillo por dentro. Esto... esto es definitivamente algo malo. Por lo que sé... Esto podría ser mejor que la espada sagrada... ¿eh? Espera, espera un minuto... no, seguramente no podría...

"¿De verdad? Para mí, este arco apenas si vale algo, ¿sabes? Si quieres otra arma mejor, por favor avísame ".

Esto es malo. Si esto seguía así, si seguía oyendo hablar de ello, las cosas se pondrían muy mal. No podía imaginarse lo que pasaría si una simple escudera acabara con mejores armas que los más fuertes de su país.

"Muchas gracias, Su Majestad. Estoy muy agradecida de que hayas pasado tanto tiempo considerando a alguien como yo..."

Dejar que alguien más sostenga esto sería muy peligroso, así que Neia lo agarro con fuerza.

Ella sonrió al Rey Hechicero mientras él asintió diciendo,"Umu". Aunque la sonrisa era un poco rígida, ella había logrado hábilmente ocultar sus pensamientos.

"Si otros ven esto, diles que te lo presté".

¿No puedo dejar que no lo vean? Si es posible, preferiría envolverlo o algo así, pero no puedo hacerlo con un arma que Su Majestad me prestó para protegerlo... Ahh... espera, mi cabeza está empezando a dolerme. Así que algo como esto no es nada para el... Las estandartes de Su Majestad son demasiado altos... ¿Tendré que pagarle si estropeo este arco? ¿Yo? Me duele el estómago. Ojalá no tuviera que preocuparme por este arco... ¡Ah!

Neia pensó en algo que aún no había mencionado.

"¡Su Majestad! Vi esas enormes y grandes estatuas suyas en su país".

"--Hoh."

Respondió con una voz callada que era tremendamente diferente a la que había usado hasta ahora. A Neia le preocupaba que lo hubiera ofendido de alguna manera.

Había llamado a su país como él mismo. Así, Neia adivinó que el Rey Hechicero podría ser un egomaníaco, razón por la cual había construido esas enormes estatuas de sí mismo para proclamar su poderío.

¿No lo alabé lo suficiente?

"Esas estatuas no sólo mostraron la grandeza de Su Majestad, sino que también demostraron su poder. No tenemos ninguna estatua como esa en el Reino Santo".

Eso definitivamente no fue una mentira. A pesar del tamaño, uno necesitaría técnicas de ingeniería que se habían refinado arduamente hasta llegar a un arte para producir un producto tan real. Había una estatua de tamaño similar de un dragón marino en un lugar llamado Lighthouse Cape, pero era más cruda y parecía muy monótona después de ser desgastada por los elementos.

"Mis subordinados a menudo dicen eso".

Ahhhhh, ¿es eso? Ha oído elogios como esos de sus subordinados, así que todo esto es de esperar, ¿eso es lo que quiere decir?"

"Mis subordinados están planeando levantar estatuas como esas en varios lugares de mi nación."

"Ya veo. Ciertamente, sería una buena manera de proclamar la gloria de Su Majestad ".

El Rey Hechicero miró a Neia en lo que parecía una sorpresa.

"..." Uh, mm. Sin embargo, siento que colocar estatuas de mí mismo dentro de mi país es un poco... ¿cómo voy a poner esto? Aún así, mis subordinados construyeron estatuas mías de más de cien metros de altura en medio de la ciudad para mostrarme al mundo... Creo que se han dejado llevar por el concepto de lo más grande es mejor ".

"¿Pero por qué es eso?"

El Rey Hechicero tosió para despejar su garganta y ahi fue cuando surgió una pregunta en la mente de Neia; ¿los no-muertos todavía tenían gargantas que despejar? Sin embargo, el Rey Hechicero estaba hablando y ella no pudo interrumpirlo.

"La grandeza de un rey no puede mostrarse con objetos físicos."

"Ahhh!"

Neia estaba conmocionada, pero eso era de esperar.

Neia no sólo había olvidado que el Rey Hechicero era un no-muerto, sino que había llegado a albergar sentimientos de respeto genuino por él.

Este hombre era un verdadero rey.

De repente, vio al Rey Hechicero apretando su puño por el rabillo del ojo.

Por supuesto, declarar mi grandeza al mundo al permitir que mi pueblo viva una vida libre y próspera es otra historia. Pero mostrarlo con estatuas de mí mismo es... quiero ser conocido por la paz de mi reinado ".

"¡Es como usted dice!"

Neia tomo valor y luego hizo una pregunta.

"Como un no-muerto, ¿por qué Su Majestad se preocupa tanto por la gente?"

Neia no pensaba que la compasión del Rey Hechicero por las masas fuera un acto. Incluso empezó a preguntarse si era un no-muerto.

"... no he dedicado mucho tiempo a pensarlo. Pero esto debería ser normal, ¿no?"

Neia estaba conmocionada

¿Todos los reyes eran gente tan increíble?

La Reina Santa, los nobles, ¿podrían gobernar al pueblo con estos pensamientos en su corazón?

¿O fue porque era un no-muerto? ¿Tenía esta perspectiva porque era un no-muerto?

Neia no pudo responder a esa pregunta.

"Además, si la altura fuera de cien metros, se quejarían de que no hay suficiente luz solar."

El Rey Hechicero siguió con lo que sonaba como un chiste, que sólo sirvió para perforar una vez más la humildad de este increíble monarca en el corazón de Neia. Este hombre era verdaderamente un Rey entre Reyes.


♦ ♦ ♦


Como el Rey Hechicero había señalado antes, la base del Ejército de Liberación del Reino Santo era una cueva natural en una montaña. 

Había un manantial subterráneo en un rincón de la cueva y aunque no era muy alta, era muy espaciosa, suficiente para que entrara un caballo y un carruaje. Además, los hongos que emitían luz blanca azulada brotaban por todas partes -- de alrededor de la mitad de la altura de un hombre -- por lo que no necesitaban otras fuentes de luz.

La razón por la que sabían de este lugar era porque los paladines habían sido enviados una vez aquí para exterminar a un monstruo que hacía de este mismo lugar su guarida.

Además, restauraron este lugar después de haber huido y ahora había varios sectores dentro de las cuevas, divididos por su propósito e incluso habían dado a sus dormitorios una apariencia de habitaciones. Después de cortar los árboles -de más de cien metros de altura- del bosque que rodeaba las montañas, los habían convertido en simples muebles.

Pero en última instancia, era sólo una cueva.

Aquí había un total de 347 personas: 189 paladines, 71 sacerdotes -incluyendo aprendices y otros miembros del personal-, así como 87 plebeyos sin otro lugar adonde ir. Naturalmente, esperar una habitación privada era imposible.

Aun así, no podían permitir que el rey de otro país se quedara con los demás.

Por supuesto, existía el deseo de minimizar el contacto entre el Rey Hechicero no-muerto y la ciudadanía del Reino Santo, así como el deseo de evitar que entrara en contacto con la información secreta dentro de su base y otras consideraciones por parte del Reino Santo.

Sin embargo, no podían decir que les gustaría que usara la magia de la teletransportación para que descansara en el Reino Hechicero.

Al final, tuvieron que apartar por la fuerza las cosas de los demás y crear un espacio personal para que el Rey Hechicero descansara.

Bajo circunstancias normales, habrían enviado mensajeros para informar la llegada de la visita del Rey Hechicero y hacer que los demás se prepararan para recibirlo, pero el Reino Santo estaba ahora en manos de los demihumanos. No podían enviar paladines, que tenían una pobre capacidad de detección enemiga, como exploradores. Además, Neia estaba ahora en el carruaje del Rey Hechicero y esperando fuera de la cueva. La gente de la cueva movía frenéticamente sus efectos personales y trasladaba camas, armarios y cosas por el estilo. Además, ya habían colgado una bandera prestada del Reino Hechicero. 

"... Hm."

"¿Qué pasa, Su Majestad?"

... Aunque no pretendo insultarte, tengo algunas preguntas sobre todo esto que espero que puedas responder lo mejor que puedas. Parece que no están ocultando sus huellas; ¿no es eso un problema? ¿O alguien más se encargará de eso?"

El Rey Hechicero formuló su pregunta en un plano -como si estuviera leyendo algo- tono de voz y entonces los ojos de Neia se abrieron de par en par.

Tenía razón.

Ellos dejarían huellas en el proceso de escalar esta deshabitada montaña.

Cuando se les agregaban las huellas de los herraduras de las monturas de los paladines, sería inmediatamente obvio. En ese caso, el hecho de que aún no se les haya descubierto fue pura coincidencia. ¿O lo fue?

"Su Majestad. Nunca hemos intentado cubrir nuestras huellas hasta hoy, ¿podrían haberlas notado y dejarnos ir deliberadamente? ... ¿Pero por qué?"

La voz de Neia tembló cuando le hizo su pregunta al Rey Hechicero.

A lo largo de este viaje, Neia se había dado cuenta de que el Rey Hechicero era un individuo extremadamente sabio. Por lo tanto, ella pensó que él podría darle inmediatamente la respuesta y sus pensamientos no se equivocaron.

"... Hay muchas posibilidades para eso, pero en circunstancias normales, esa sería la más probable..."

Por un momento, Neia pensó que no debería estar escuchando la respuesta del Rey Hechicero sola, sino en presencia de su capitán, pero no podía controlar la curiosidad que brotaba en su interior.

"¿Podría ser porque no desean perder el rastro del Ejército de Liberación?"

"¿Perder la pista del Ejército de Liberación?"

Me disculpo por esta comparación, pero digamos que has encontrado un nido de ratas causando problemas, dejarlas correr seria muy molesto, ¿no? Lo mejor sería esperar a que todas las ratas se juntaran y luego eliminarlas de un plumazo ".

¡Tiene razón! Es lo que Su Majestad dice. Me cuesta imaginarme otra posibilidad. Ya lo ha pensado mucho en pocos minutos... es como si supiera exactamente lo que el enemigo está pensando, es increíble...

"Bueno, mientras la situación siga igual, no habrá nada de qué preocuparse. No estoy hablando sólo de la situación aquí, pero los cambios en el lado del enemigo podrían llevar a una muy alta probabilidad de ser atacados, lo que sería problemático ".

Neia no sintió nada más que admirable respeto por la inteligencia del Rey Hechicero al destacar los puntos más finos de sus circunstancias.

"¡Muchas gracias, Su Majestad! ¡Informaré de esto a la capitana de inmediato!"

"Entonces yo también iré".

"¿Eh? Pero seguramente debe estar cansado del largo viaje. Hemos preparado una habitación para usted, ¿no sería mejor descansar un rato?"

"¿Lo has olvidado? Soy un no-muerto, ¿sabes? No necesito descansar."

Él tenía razón. Neia lo había olvidado por completo.

Los no-muertos eran seres que no sentían fatiga. También se le había enseñado que era muy difícil tratar de huir de un ser no-muerto de velocidad comparable. Mientras que eso era simplemente sentido común, las experiencias de Neia con el Rey Hechicero habían destrozado por completo su percepción de los no-muertos. A veces, incluso se encontró a sí misma pensando que él era sólo un hechicero humano con una máscara ósea.

"Muchísimas gracias. Entonces, ¿puedo molestarle para que venga conmigo?"

"Por supuesto que sí. Y no hace falta que me lo agradezcas. Ya que estamos aquí para derrotar a Jaldabaoth, nosotros deberíamos ayudarnos mutuamente ".

Aunque ella sabía que "nosotros" en este caso se refería al Reino Santo y al Rey Hechicero, también podía ser interpretado como hablar de Neia y del Rey Hechicero. Eso hizo que Neia se sintiera un poco emocionada.

Eventualmente, alguien llamó a la puerta del carruaje desde afuera.

"Su Majestad, hemos preparado una habitación para usted."

Neia abrió la puerta.

Cuando el paladín de afuera vio el arco que Neia sostenía, sus ojos se abrieron de par en par, sorprendido.

Era la primera vez que llevaba el arco que había recibido del Rey Hechicero fuera del carruaje. Eso fue porque el Rey Hechicero no había dejado su carruaje desde que le había entregado el arco. Por lo tanto, nadie más lo había visto hasta ahora.

... Debes estar sorprendido, ¿eh? Mm. Entiendo cómo te sientes. No es un arma que dejarías llevar a un escudero...

Mientras el paladín la cubría con su mirada, Neia se giró para mirar al carruaje y se inclinó.

Aunque ella simplemente miraba sus pies, después de ver que el Rey Hechicero había pisado el suelo, Neia levantó la cabeza y preguntó al paladín:

"Lo siento, pero tenemos que hablar con la Capitana Remedios, ¿puedes llevarnos hasta ella? Su Majestad dice que él también irá ".

"Ah, ah, sí. Entendido. Entonces, por favor, síganme".

El paladín -- seguido por el Rey Hechicero y luego Neia -- entraron en la cueva.

La iluminación de color blanco azulado de las setas, que medía la mitad de la altura de un hombre, era muy espeluznante. Donde los hongos eran particularmente abundantes, sombras monstruosas danzaban en las paredes entre los hongos. Además, la luz blanca azulada de los hongos la hacía parecer un cadáver, pero misteriosamente no le importaba.

Mientras caminaban por la cueva, veían paladines vigilando de vez en cuando, así como plebeyos y sacerdotes.

Tendrían que haber oído todo sobre él por parte de la Capitana y de los otros que les habían precedido, pero aún así no podían evitar mirar fijamente al Rey Hechicero.

Es un poco grosero, sin embargo...

El Rey Hechicero no se enfadaría, ¿verdad? Era un gobernante muy amable. Sin embargo, mientras más amables eran las personas, más espantosas solían ser cuando se enojaban.

¿Debería decirles que dejen de ser groseros para evitar tal acontecimiento? Sin embargo, no podía ir a decírselo en persona a todos y cada uno de ellos y no era un problema que pudiera resolverse con palabras. Después de todo, para los ciudadanos del Reino Santo - y para todos los vivos- los no-muertos eran fundamentalmente el enemigo.

Le diré esto a la Capitana más tarde... aunque es bueno que no hayan sacado sus armas.

De repente, Neia sintió que el Rey Hechicero había producido un pedazo de papel y que estaba mirando las letras escritas en él. Aunque Neia estaba interesada en lo que estaba escrito allí, no podía ver las letras debido a la forma en que estaban escondidas en su mano.

Finalmente, fueron llevados a una habitación que estaba dividida por una cortina colgante y los sonidos de un ruidoso intercambio de opiniones provenían del interior.

"Capitana Remedios. El Rey Hechicero y la escudera Baraja han llegado."

El interior se quedó en silencio.

El papel de la mano del Rey Hechicero se había desvanecido como por arte de magia.

"Déjenlo entrar".

Después de oír la voz de la capitana, el paladín retiró la cortina.

Los paladines y los sacerdotes que se levantaron para recibir al Rey Hechicero -que no habían formado parte de la delegación- tenían en sus ojos una compleja mezcla de emociones. Hasta Neia podía sentir esto. Naturalmente, el Rey Hechicero debe haberlo sentido también. Sin embargo, no había forma de saber cómo había reaccionado con sólo mirarle la espalda.

No hay manera de que Su Majestad no pueda sentir el ambiente en el aire... quizás simplemente no le importan los pequeños balbuceos de los hombres sin importancia. ¿Es este el porte de un rey?

"Escuchen todos. Ante nosotros se encuentra Su Majestad, el Rey Hechicero Ainz Ooal Gown. Incapaz de ignorar la difícil situación de nuestra nación, ha venido aquí especialmente para ayudarnos. ¡Denle el debido respeto!"

Después de que Remedios lo dijo, todos en la habitación se inclinaron ante el Rey Hechicero.

Una vez que todos habían levantado la cabeza, el Rey Hechicero habló en un gran tono.

"Mucho gusto, soy el Rey hechicero. He venido a ayudaros, no en nombre de mi nación, sino a título personal. Por lo tanto, aunque esto puede ser un poco repentino, he notado algunas cosas en mi camino hacia aquí, por lo que deseo recabar sus opiniones al respecto. Por favor, permitan que mi acompañante les explique."

El Rey Hechicero se hizo a un lado, permitiendo que Neia pasara por delante de él.

"Disculpen, todos. Permítanme explicarles lo que Su Majestad ha dicho."

Neia transmitió las preguntas del Rey Hechicero a todos los presentes. Después del breve discurso, un pesado silencio envolvió la sala.

"... Entonces, ¿qué propone Su Majestad que hagamos?"

Remedios dirigió su pregunta a Neia, que estaba a su lado.

"No, antes de eso, ¿qué piensan? Sólo he venido a luchar con Jaldabaoth, no para guiarlos a todos. Si termino participando demasiado en sus sesiones de planificación estratégica, ¿no creen que las cosas se pondrán muy difíciles después de derrotar a Jaldabaoth?".

La conmoción irrumpió en la habitación durante un momento. 

"... ¿o es que quieren decir que se subordinarán a mis órdenes?" En ese caso, también usaré los medios más apropiados para salvar a esta nación ".

Esa debería ser la mejor manera de hacerlo, ¿no? Su Majestad podría ser un no-muerto, pero todo lo que dice tiene sentido. Seguramente cumplirá también los acuerdos que llegue a alcanzar. Ahora mismo, en este preciso instante, si quieren salvar a la gente que sufre, arrodillarse ante el rey de otro país durante un tiempo debería ser la elección correcta, ¿no?

"La única que puede estar por encima de nosotros es Su Majestad, la Reina Santa. Lamentablemente, no podemos aceptar órdenes del rey de otra nación ".

Sin embargo, Remedios rápidamente rechazó la oferta.

“¡--!”

¡Deberías estar dispuesta a hacer cualquier cosa para salvar al pueblo! ¿No fue esa la razón por la que estamos usando al rey de otra nación y un rey tan increíble ademas?

Neia agachó la cabeza. Eso era para evitar mostrar las oscuras y nubladas emociones que brotaban desde su interior.

"¿Podemos preguntar qué curso de acción tomaría Su Majestad en nuestra posición?"

Si fuera yo, ¿hm? Bien, lo lógico sería mudarse inmediatamente a un nuevo lugar, ¿no?"

"Una nueva ubicación..."

Todos en la habitación, Remedios incluida, tenían una mirada angustiada en su cara. Eso era porque no sabían de ningún otro lugar que fuera adecuado como escondite.

"A juzgar por su reacción, supongo que no lo harán. En ese caso, necesitaran planear sus operaciones futuras bajo la suposición de que cuanto antes se muevan, antes el ejército de Jaldabaoth los atacará. ... Entonces, como esto es todo, volveré a mi habitación ".

Justo cuando Neia estaba a punto de seguirlo, el Rey Hechicero extendió su mano para detenerla.

"Discúlpame, pero me gustaría que te quedaras aquí y escucharas la opinión de los demás en mi nombre, Baraja-san."

"Entendido, Su Majestad".

Aunque no la había reconocido como su sirviente, parecía que el Rey Hechicero la estaba tratando como un sustituto de sí mismo. En ese caso, si ella no cumplía esta tarea, él estaría decepcionado. Sólo imaginar al Rey Hechicero decepcionado hizo que su corazón revoloteara por alguna razón.

¿Entonces puedo contar contigo? No te importa, ¿verdad, Capitana Remedios?"

"Si Su Majestad lo permite, no nos opondremos."

Después de escuchar eso, el Rey Hechicero se giró para irse con el paladín asignado para ser su guía.

Una vez que desapareció en una esquina, un sacerdote habló.

"Así que ése es el Rey Hechicero... Capitana Remedios. ¿Estará todo bien de verdad? Espero que no hayamos traído un tigre para ahuyentar a un lobo. Eso sería muy problemático ".

"Efectivamente. Tomando veneno para escapar de la agonía actual... ¿no es eso lo que hacen los pobres?"

Ya hemos hablado de esto antes, ¿no? No me hagan repetirlo. El veneno ya está en nosotros ".

No Su Majestad, huh. ¿No van a mostrarle respeto?

Neia estaba disgustada por el dramático cambio de actitud que habían mostrado en el momento en que el Rey Hechicero se había ido.

Si uno entendía la actitud de los ciudadanos del Reino Santo hacia los no-muertos, entonces su actitud era de esperar. Más bien, era el desagrado de Neia lo que fue anormal. ¿Por qué se sintió infeliz por esto?

"Bien, él sigue siendo útil por ahora, así que no podemos evitarlo... y hemos visto cómo puede ayudarnos... pero como sacerdotes, podríamos tener problemas para neutralizar ese veneno, ¿no?"

¿Qué quieres decir con útil? Alguien se da cuenta de un error que cometimos e incluso nos da una solución, pero no sólo son desagradecidos, sino que todavía están pensando en cómo usarlo... Ah, eso es todo. Eso es lo que sentí por Su Majestad, algo que ahora le falta al Reino Santo... un sentido de pureza. Por eso me siento así...

¿Cuánta de su gracia había recibido?

Después de compartir un carruaje con él, se le había dado la oportunidad de darse cuenta de que, a pesar de ser un no-muerto, el Rey Hechicero era un rey digno de respeto.

Por lo tanto, lo que ella sentía por esta gente era en realidad lo que se conocía como piedad.

"A propósito, escudera Baraja. ¿Qué es ese arco que llevas?"

"Ah, sí. Su Majestad dijo que me prestaría esta arma mientras dure mi misión".

"... ¿Puedo echarle un vistazo, escudera Baraja? Deseo ver si el arco está encantado con alguna magia siniestra ".

El sacerdote le extendió la mano.

Normalmente, ella debería habérselo dado. Sin embargo--

"Por favor, permíteme rehusarme."

El sacerdote quedó atónito. Era una cara que decía que no esperaba que se le negara."

"Esta es un arma que he recibido de Su Majestad para proteger a su persona. No permitiré que deje mis manos."

Ella no permitiría que alguien que sólo pensaba en usar a un aliado, lo tocara ni siquiera por un momento. Neia bajó la cabeza mientras respondía para evitar que la ira en su corazón se manifestara en sus ojos.

"Capitana Custodio, ¿qué significa esto?"

"Ahhhh, escudera Baraja, dame ese arco..."

"En otras palabras, ¿no le importa que informe de esto a Su Majestad, entonces?"

El aire de la habitación se congeló.

"Suficiente. Lo entiendo. Sigamos hablando ".

Así que al menos saben que las cosas les irán mal si Su Majestad se entera.

"Antes de eso, Capitana Custodio, ¿no sería mejor dejar que la escudera Baraja volviera al lado del Rey Hechicero?".

Neia notó a uno de los sacerdotes mirando el arco por un momento.

Neia comprendió el significado que intentaba transmitir, pero a pesar de la ira que hervía en su corazón, no dejó que se extendiera a sus palabras o acciones.

"Pido disculpas, pero estoy aquí para escuchar las palabras de todos por orden de Su Majestad. Les agradecería mucho que me permitieran seguir aquí y escuchar sus palabras desde este lado ".

"Es cierto... Gustav. ¿Qué crees que deberíamos hacer?"

Su Majestad nos lo dijo en persona. Si la dejamos salir ahora, probablemente causará más problemas en el futuro.

"Eso es verdad. ¿Entonces la dejaremos quedarse?"

¿Es esto algo que deberían estar discutiendo delante de la persona en cuestión? Mientras Neia pensaba esto, se inclinó en silenciosa gratitud.

"Ahora entonces, siguiendo lo que el Rey Hechicero ha dicho, ¿qué debemos hacer? ¿Alguien tiene alguna idea sobre dejar este lugar y buscar otro espacio seguro?"

Tal vez alguien con las habilidades de ranger de su padre podría ser capaz de encontrar un lugar para que muchas personas puedan quedarse tranquilas. Sin embargo, aquí no hay nadie así.

El Rey Hechicero -- Su Majestad dijo antes que si no hacemos nada, Jaldabaoth tampoco hará nada. En ese caso, ¿por qué no buscar un nuevo lugar antes de que tomen acción?"

Esa sugerencia, hecha por uno de los paladines, recibió una aprobación dispersa. Sin embargo, Neia sabía muy bien que aplazar el asunto no resolvería nada. Al final, todo lo que haría sería causar un amontonamiento de problemas en el futuro.

El problema no es sólo encontrar un nuevo lugar, sino también la cuestión de las provisiones. Mientras que estamos en invierno y por lo tanto la comida es fácil de conservar, encontrar lo suficiente para comer durante toda la temporada no es fácil. Aunque no hayamos conseguido la cooperación del Reino, ¿no deberíamos al menos comprarles algo de comida? ¿No ayudaría eso a nuestra supervivencia?"

Desafortunadamente, los precios son increíblemente altos por parte del Reino. Además, incluso si logramos comprar los alimentos, necesitaríamos una cantidad masiva para mantener a tanta gente durante varios meses, así que transportarlos sería muy difícil ".

"VIce-Capitán-dono, entiendo lo que está tratando de decir. Sin embargo, no habrá nada que discutir sin esa comida. Al final, necesitamos una forma de conseguir raciones del sur, ¿no? O quizás cambiar nuestra base más cerca de la costa, para que podamos enviarla desde el Reino."

Desafortunadamente, carecemos de los fondos para ello y no obtuvimos una buena respuesta de los comerciantes del Reino. En cuanto a conseguirla del sur..."

Gustav se rió mientras respondía,

"Probablemente no se han dado cuenta del peligro que se les acerca. Nuestra flota se está desgastando lentamente, como si estuvieran dando un paso más cerca del trampolin con cada día que pasa ".

"Así que necesitamos producir algún tipo de garantía para que el sur esté dispuesto a ayudarnos, ¿es eso?".

"Después de todo, los problemas con nuestro campamento base y la comida están apilados como una montaña."

"... En cuanto a resucitar a la Reina Santa-sama... ¿puede hacerse? Después de todo, una vez que podamos arreglar eso, todo lo demás será discutible".

"Desafortunadamente, según lo que aprendimos de Blue Rose, incluso ese hechizo de quinto nivel tendrá dificultades para trabajar sin cadáver o si el cuerpo está muy dañado."

"... ¿Podemos contar con el poder de Su Majestad?"

"¿Quieres tomar prestado el poder de los no-muertos?"

Siendo la situacion lo que es, ¿qué más podemos hacer? Si la Reina Santa-sama resucitara, el problema principal  sería Jaldabaoth."

Los ojos de todos se voltearon hacia la cara amarga de Remedios.

Dejemos eso a un lado por el momento. Lo discutiremos mientras viajábamos por otros países, pero nuestro objetivo principal será atacar las prisiones y liberar al pueblo".

Muchas personas asintieron con la cabeza.

"Ya veo. Toda la gente del Reino Santo está entrenada para el combate. En ese caso, liberar un solo poblado nos dará una cierta fuerza de lucha... asumiendo que estén dispuestos a ayudar, por supuesto. Sin embargo, en ese caso, ¿no empeoraría el problema alimenticio?"

"Por eso digo que deberiamos atacar las prisiones. Debería haber comida allí ".

"¡Ya veo! ¿usted que opina Capitana Remedios?".

Remedios sonrió mientras escuchaba a uno de los paladines decir eso.

Sin embargo, los ojos de Neia eran fríos mientras miraba a la presumida Remedios. Después de todo, ella sabía de quién venía esa sugerencia.

Además, con la ayuda del pueblo, seguiremos atacando y liberando las prisiones en varios lugares. Así podremos encontrar nobles con lazos al sur. Reuniremos nuestras tropas antes de que Jaldabaoth nos destruya y le demos un duro golpe. Eso debería impedirles hacer algo también.

"¡Ya veo!"

Esta vez, hubo más voces de acuerdo.

"Seguiremos ese plan. En ese caso, escudera Baraja, retransmita esto al Rey Hechicero."

"Por favor espere, Capitana. Creo que sería mejor que se lo dijera yo. Sería la cortesía básica que debemos mostrarle al rey de una nación, asi que yo mismo le informare sobre nuestras operaciones."

Gustav tenía razón, pero por alguna razón algo parecía faltar.

Sin embargo, Neia no podía objetar esto sin saber lo que le faltaba.

"Muy bien. Hazlo, entonces. Te lo dejo a ti ".

"Entendido."

Neia y Gustav volvieron juntos al cuarto del Rey Hechicero. Aunque sólo había un trozo de tela para servir de puerta, un paladín aún estaba frente a él. ¿Estaba allí para vigilar a las personas que pudieran dañar al huésped de dentro o para vigilar al huésped en persona?

Después de que Gustav le ordenó retirarse, el paladín se fue.

Neia mentalmente arrugó sus cejas.

Desde que había retirado al guardia, venir aquí significaba que tenía algo más en mente además de contarle el plan. Era difícil imaginar que querrían asesinarlo. Sin embargo, si eso realmente sucediera, entonces necesitaría usar su arma como el escudo del Rey Hechicero.

"Su Majestad, éste es Gustav Montanis; yo y la escudera Neia Baraja solicitamos su permiso para entrar."

Después de recivir la autorizacion, Gustav dio un paso en la habitación.

Cuando uno recordaba las posadas que habían visto en el Reino y el Reino Hechicero, este lugar parecía terriblemente austero. Este no era lugar para que el rey de una nación descansara.

No había nada que hacer sobre el hecho de que las paredes de la cueva eran de roca desnuda, pero incluso los muebles estaban en ruinas.

Mientras que los paladines aprendían a coser durante sus días de escudero, no era suficiente para que ellos hicieran muebles.

Sin embargo, la cama donde se sentaba el Rey Hechicero era extremadamente hermosa. Brillaba con resplandor obsidiano, como si estuviera hecho de ónix. Además, había una manta totalmente blanca encima.

Cualquiera más habría estado asustado por la vista de esta hermosa cama que se había producido de quién sabe dónde. Sin embargo, para Neia, hacía tiempo que había llegado a pensar que tales asuntos no eran nada para preocuparse cuando se trataba del Rey Hechicero. Además, era posible que simplemente se hubiera teletransportado a casa y regresara con una cama.

Sin embargo, era una cuestión diferente para Gustav, que no conocía al Rey Hechicero como Neia.

"Su Majestad. ¿Qué, qué es eso?"

"Oh, ¿esto?"

El Rey Hechicero indicó su cama.

"La hice con magia. En cuanto a esta manta, bueno, también la hice con magia. Dicho esto, no tengo ni idea de dónde viene esta lana natural, pero se siente bien para tumbarse. Estoy seguro de que podrías tener un cómodo descanso en ella ".

Incluso después de recibir esa respuesta, todo lo que Gustav pudo hacer fue contestar rígidamente:"ah, ahh". Sin embargo, Neia no tenía derecho a juzgarlo. Después de todo, ella también estaba mirando a lo lejos y pensando que la magia podia hacer cualquier cosa.

Ahora entonces, entiendo por qué ha vuelto Baraja-san. Pero, ¿por qué ha venido usted también, Vice-Capitán-dono?"

"¡Ah, ah, sí! Aunque no tengo ninguna intención de despreciar a la escudera Baraja, creo que sería más apropiado, como vicecapitán, dirigir yo mismo la próxima exposición informativa; de ahí mi presencia aquí ".

"Umu... si has hecho tales consideraciones, entonces yo como forastero no tengo espacio para desaprobarlas. Sin embargo, me gustaría decir algo."

Justo entonces, los puntos de luz carmesí que servían como los ojos del Rey Hechicero fueron impregnados con algún tipo de sustancia negra.

Le di esas órdenes porque sentí que podía cumplirlas. Sin embargo, interferir en el asunto por el peso de su posición como superior es comparable a menospreciar mi juicio. Eso me desagrada hasta cierto punto ".

Hasta ahora, no importaba cómo la miraba, no importaba cómo la había tratado, el Rey Hechicero nunca le había mostrado a Neia su infelicidad. Sin embargo, por primera vez, mostraba su ira ante Neia. Esta ira nació de su confianza en Neia y causó que una corriente de calor pasara por su pecho. Él era el único que tenía esa opinión de ella.

"¡Me disculpo sinceramente!"

"Esa disculpa debe dirigirse a ella. Aún así, bueno, no importa. Adelante, infórmame."

Gustav resumió brevemente los detalles de lo que se había dicho, pero recibió un vago "Umu" a modo de respuesta.

"Ya veo. Entonces... ¿qué esperas que haga? ¿O estás diciendo que has venido sólo para informarme de esto?"

"Por supuesto que no; quiero preguntarle si Su Majestad tiene alguna opinión sobre esta operación..."

Así que eso era todo.

Quería tomar prestado el intelecto del Rey Hechicero. Eso era lo que preocupaba a Neia de que insistiera en venir. Ordenar que el Paladin se fuera también fue por esa razón. Si escuchaba lo que Gustav decía , si se enteraba de que el vicecapitán había inclinado la cabeza ante el rey de otro país y un no-muerto ademas, las cosas irían muy mal.

Llegado a este punto, ¿para qué sirve encubrir las cosas?

Era evidente ver que estaban indefensos sin el poderío del Rey Hechicero. Siendo así, aunque tarde o temprano podría ser, la noticia de esto empezaría a difundirse por todo el pueblo.

Lo que la gente del Reino Santo debería haber hecho fue esparcir la palabra de la misericordia y compasión del Rey Hechicero por toda la tierra y luego tratarlo con gratitud.

Aunque entiendo que se preocupan por él porque es uno de los no-muertos, no creo que el Rey Hechicero sea ese tipo de ser...

Aun así, aunque Neia se lo dijera a todo el mundo, era probable que nadie le creyera. Podrían incluso pensar que ella había sido encantada o que había caído bajo la influencia de una magia similar.

¿Qué puedo hacer para que todos confíen en el Rey Hechicero? Parece que necesitaré hacer algo para cambiar la primera impresión de él. Sin embargo, no puedo decir algo grosero como:"Por favor, deje que más gente le acompañe...".

Justo cuando Neia estaba reflexionando sobre el asunto, el Rey Hechicero siguiera hablando con Gustav.

"... No, ya he dicho esto. No interferiré con su planificación estratégica ".

"Os ruego que nos proporcionéis una solución en este punto, porque no tenemos adónde ir. Quisiéramos evitar la posibilidad de fracaso, aunque sea leve ".

"Y esa es la razón. Si escuchas mis sugerencias y la operación termina en un fracaso, ¿qué se hará? No pretendo asumir esa responsabilidad ".

"Sí. Por lo tanto, siento que lo que discutimos aquí debe quedar en mi corazón, el de Su Majestad y el de la escudera Baraja".

"¿Baraja-san también? ¿No sería mejor no dejarla oír esto?"

"No, por varias razones, sería mejor que hubiera un tercero presente. Además, con alguien de sus talentos a nuestro alrededor, podríamos encontrar algo mejor."

"... Hm, entonces podemos discutir el asunto. Baraja-san, confío en que estás de acuerdo con esto?"

"¡Ah! Sí, estoy bien ".

"En ese caso... había varios puntos en la operación que acabas de sugerir que me molestaron. La primera es la cuestión de las raciones. Estoy de acuerdo en que podría haber reservas de alimentos en los campos de concentración, pero no creo que haya muchas cosas allí. Cuando lo piensas, ¿crees que alimentarían a sus cautivos adecuadamente? Sólo eso. Si dependiera de mí, disminuiría su ingesta diaria de alimentos y los debilitaría para que no tuvieran ninguna oportunidad de rebelarse. También se plantea la cuestión de ponerlos en servicio como soldados después de rescatarlos. ¿Qué hay de sus armas? Las han transportado a esta cueva?"

"No, no lo hemos hecho. Me gustaría pensar que podríamos obtenerlas de las prisiones".

"Tu plan de apostar todo en estos campos de concentracion es muy peligroso. Entiendes esto, ¿verdad?"

"Sí. Sin embargo, salvar a la gente que sufre allí es muy importante ".

En ese punto estoy de acuerdo. Cuanto más tiempo pase, menos sentirán por este país. Sin embargo, lo mejor sería hacer algo con respecto a la situación alimenticia. En realidad, creo que buscar la ayuda del sur es la mejor opción en muchos sentidos. ¿Qué se puede hacer para lograr eso más fácilmente?"

"La familia real ayudará. Aunque Su Majestad ya ha fallecido, no creo que todos los de la realeza hayan sido eliminados. Podríamos ayudar a los miembros de la familia real apoyados por los nobles del sur y luego hacer que pidan que cooperen con nosotros. Si lo hiciéramos, también tendríamos un refugio seguro... hablando de eso, Su Majestad. La Reina Santa está muerta, ¿pero quizás Su Majestad podría hacer algo al respecto?".

"¿Qué quieres que haga al respecto?"

"Resurrección".

"Ya veo. Eso no es imposible."

Lo dijo en un tono tan casual que Neia dudó de sus oídos por un momento. La magia de la resurrección podría ser considerada el secreto supremo de la magia divina. Muy pocos humanos podrían usarlo. ¿Cuánta gente en este mundo podría decir esas palabras tan fácilmente?

Naturalmente, espero alguna forma de compensación por esto. Entonces, ¿dónde está el cuerpo? ¿En qué estado está?"

La ubicación del cuerpo es actualmente desconocida, al igual que su estado. En cuanto a la indemnización, pagaremos con gusto tanto dinero como Su Majestad desee ".

El Rey Hechicero agitó su mano ante su cara.

"La falta de un cuerpo hará las cosas muy difíciles. Incluso con uno, la condición del cuerpo podría complicar las cosas. Sin un cadáver intacto, hay una posibilidad de que si utilizo la magia de la resurrección, se convierta en una de los no-muertos ".

"Eso, eso sería muy problemático para nosotros."

Si la Reina Santa se convirtiera en no-muerta, no sólo causaría problemas, sino que sumiría a todo el Reino Santo en la guerra.

"¿No hay hechiceros mágicos en el Reino Santo que puedan usar la magia de la resurrección del quinto nivel?"

"Me disculpo, pero no he oído hablar de ninguno."

"¿Y qué hay de los demás miembros de la familia real?"

"Probablemente están en uno de los campos de concentración. Después de tanto tiempo, dudo que alguno de ellos esté escondido en las ciudades ".

"¿Prisioneros, entonces? ... ¿Tienes alguna información sobre dónde podrían estar?"

"En absoluto", contestó Gustav con un movimiento de cabeza. El Rey Hechicero miró al techo.

"Umu. Realmente estan improvisando a medida que avanzan, ¿no?"

"De hecho, así es. Nadie en el orden de los paladines es hábil en recopilar información..."

"Es eso tan..." El Rey Hechicero se dio cuenta a sí mismo."Como yo pensaba, una organización sólida que permita a cada subordinado tratar con todo tipo de situaciones es esencial. Además, uno necesita múltiples sistemas de inteligencia ".

"Por lo tanto, esperábamos poder recurrir al poderío de Su Majestad. ¿Puedo saber si puede ayudarnos con su magia?"

"Bueno, la magia no es tan omnipotente... para empezar, necesitamos información detallada sobre los campos de prisioneros. Confío en que tengas un mapa detallado para que yo pueda leerlo."

"Mis sinceras disculpas..."

"No creo que haya uno aquí, ¿puedo traerlo?" Neia interrumpió a mitad de camino.

Los mapas eran el tesoro de un reino. Cuanto más precisos eran, más útiles eran en la batalla. Permitir que una posible nación enemiga supiera tanto de su geografía causaria mucho más daño que bien. Por lo tanto, Gustav debe haber planeado rechazarlo.

Sin embargo.

Neia no podía ceder en este punto.

No podía tolerar su uso unilateral del Rey Hechicero.

Si quisieran sacar provecho de su sabiduría, tendrían que pagar ese precio.

Aunque Gustav la miraba fijamente, Neia fingió que no se había dado cuenta.

Ah, en ese caso, déjame echarle un vistazo después. También pido disculpas, pero cuéntame todo lo que sepas sobre el terreno, Baraja-san."

"¡Entendido!"

Después de que los dos respondieron, Gustav apartó la cortina y se fue. Después de que los sonidos de sus pasos se desvanecieron, el Rey Hechicero murmuró:

"No tienes que preocuparte por eso. Vine aquí por mi propio beneficio, así de valiosas son las maids  demoníacas de Jaldabaoth ".

"Sí."

Debe haber estado hablando de los mapas.

El pecho de Neia estaba cálido. Realmente, era algo muy agradable sentir la sensacion de que tu trabajo era reconocido por otros.

"Aún así, esto realmente lo empeora. Me sorprende que una organización tan fácilmente astillada haya aguantado tanto tiempo.

"Mis más profundas disculpas."

No, no hay necesidad de disculparse... sin embargo, es bastante problemático cuando una organización no está unida. ¿No utilizan el voto mayoritario cuando se produce una diferencia de opinión? Y por supuesto, una regla para no guardar rencores sea cual sea el resultado".

"Qué maravilloso sería si pudiéramos unir al grupo de esa manera. Suena como un equipo de ensueño".

"¿Mmm... maravilloso, dices?"

El Rey Hechicero de repente miró al techo, pero sus ojos parecían estar mirando algo más lejos.

"Sí, era un equipo de ensueño."

"¿Podría ser que la nación de Su Majestad esté organizada en ese sentido?"

"Ah, ahhh. No, no de esa manera. Desgraciadamente, mi país no es un grupo así. Aún así... Kuku."

El Rey Hechicero se quedo callado y luego se rió calurosamente,

"Sería interesante si lo fuera."

¿Interesante, dice?

"... Ahora entonces, ¿puedes hablarme del área circundante?"




Parte 2


Un grupo de personas se dirigieron durante la noche hacia un campo de concentración.

Habían decidido adoptar la sugerencia del Rey Hechicero de atacar el campo de prisioneros por la orilla lo más lejos posible de su base. Sería más fácil esconder sus huellas junto al mar y dada la distancia, podrían ganar algún tiempo antes de que el enemigo verificara la ubicación del Ejército de Liberación tras el ataque.

Sin embargo, había un problema.

Si estaban demasiado lejos, las posibilidades de ser descubiertos por exploradores enemigos eran muy altas.

Por lo tanto, decidieron atacar el campo de prisioneros más lejano dentro de su alcance de desplazamiento.

Neia hizo una pregunta al Rey Hechicero, que montaba a caballo junto a ella.

"Su Majestad, nos acercaremos a caballo hasta llegar al pueblo. ¿Todos los preparativos estáran completos?

"Ah, pero por supuesto. Sin embargo... no he oído mucho sobre los detalles de la operación. ¿Qué tipo de tácticas usarán? Lo espero ansiosamente ".

"¿Lo espera ansiosamente?"

"Kuku, podré ver algunas de las tácticas del Reino Santo en acción. ¿Qué habilidades usarán para romper las puertas? ¿O volarán sobre las murallas y se infiltrarán por el aire? Dudo que no estén dispuestos a dejarme ver eso... La idea de que puedan tener una habilidad que no he encontrado me excita ".

El Rey Hechicero seguramente se decepcionará, pensó Neia inquieta.

La táctica básica de asedio del Reino Santo fue lanzar un ataque de dos puntas con ángeles desde el aire e infantería desde la tierra. Probablemente harían lo mismo esta vez. O mejor dicho, no tenían la mano de obra para hacer otra cosa.

Neia miró a Remedios.

Prácticamente todo el poder de combate del Ejército de Liberación estaba avanzando.

La Capitana levantó su lanza, de la que la bandera del Reino Santo ondeaba al viento.

"¡Adelante!"

“Ohhh!”

La Capitana espoleó a su caballo, que comenzó a moverse y los paladines la siguieron. Todavía estaban a cierta distancia del pueblo, por lo que no podían ir al galope, sino al trote.

"Los paladines llevan leños recién cortados; ¿planean atacar con arietes?"

"Sí. Nuestro Ejército de Liberación sólo tiene paladines y sacerdotes. Nadie es hábil en abrir puertas u otras habilidades de infiltración. Por lo tanto, todo lo que podemos hacer es montar un ataque frontal. Nuestra Capitana es una hábil espadachina, pero para derribar puertas, herramientas como esas serían más rápidas."

"¿Así que no están usando magia, sino que buscan romperla físicamente con un ariete?" ¿No van a usar escaleras o algo así? ¿Puede la magia de los paladines hacerlos subir por las murallas?"

Había varios tipos amplios de hechizos: arcanos, divinos, espirituales y otros, y la magia que los paladines usaban caía en la categoría de "otros" y típicamente lanzaban hechizos en forma de bendiciones. Los caballeros oscuros, que eran paladines caídos, también usaban hechizos de bendición.

Por lo que Neia había visto y oído, no había hechizos que les permitieran hacer escaleras.

"Me disculpo, pero nunca antes había oído hablar de tal magia."

"Ni yo tampoco. Aunque, hay algunos hechizos de paladín que les permiten volar, aunque son de un nivel bastante alto ".

"De verdad. Incluso sabe de los hechizos de Paladín..."

Verdaderamente, él era el Rey Hechicero. Era conocedor incluso de hechizos que no podía lanzar.

"Eso es porque el enemigo podría usarlos. Hizo falta mucho esfuerzo para memorizar cada hechizo que había. Como no tenía talento, tuve que compensarlo con trabajo duro. Cuanto más sabes, más cerca estás de la victoria, aunque eso fue lo que me dijo un amigo ".

Ella no podía creer lo que él dijo sobre no tener talento. Sin embargo, ella tenía una prioridad más alta que eso.

"Su Majestad, si tiene alguna estrategia que recomendar, se la transmitiré a nuestra Capitana."

Era muy probable que alguien tan capaz como el Rey Hechicero ya hubiera ideado un plan más efectivo que el que tenía el Ejército de Liberación. Por eso actuaba así.

"¿Eh? No, no, no debería. Ah, bueno... sobre eso. Liberar este campo de concentración no es mi trabajo, sino el suyo. Atacar estos campos de prisioneros es el primer paso para encontrar una mejor manera de hacer las cosas. Necesitan darse cuenta de eso por sí mismos. Por eso hay que hacerlo de esta manera ".

Sin embargo, sólo por hoy, Neia quería tomar prestada la fuerza del Rey Hechicero. Eso se debía a que su guerra se libró para salvar a las masas que sufrían y ella quería elegir un camino que fuera más rápido y que pudiera salvar a más gente.

"Estoy totalmente de acuerdo en que lo que Su Majestad dijo es correcto. Sin embargo, le ruego que nos eche una mano."

Inmediatamente supo que estaba siendo muy grosera. Sin embargo, Neia aún inclinó la cabeza y suplicó al Rey Hechicero de todos modos,

El Rey Hechicero esperó un rato antes de volver a hablar.

"Umu... Neia Baraja. No me hagas repetirlo tantas veces. El fracaso es la madre del éxito. Las consecuencias de no confiar en mí y pensar por ti mismo, aunque acaben siendo un fracaso, no deben ser temidas, sino abrazadas. Esto es porque los fracasos son necesarios para el éxito ".

Las palabras del Rey Hechicero apuñalaron el corazón de Neia. No podía seguir pidiéndole ayuda al Rey Hechicero. El Rey Hechicero decía que las consecuencias de planear la recuperación de su nación eran un sacrificio necesario.

De hecho, fue como dijo Su Majestad.

Pero con el poder del Rey Hechicero, podrían salvar más vidas.

¿Sacrificarlos por el bien de aprender sería justo?

¿Qué era la justicia?

¿Podria salvar más vidas, siendo justa? o --

Sus pensamientos cayeron en un círculo vicioso y no pudo encontrar una respuesta.

"Ahora, entonces, esperemos ansiosos sus habilidades."

Ahora mismo, Neia simplemente estaba rezando para que los muchos sacrificios que harían no se desperdiciaran.

El grupo avanzó en línea recta hacia el campo de concentración.

El terreno antes de la aldea estaba inclinado, pero había torres de vigilancia. Si se acercaban por delante, los divisarían. Sin embargo, también era un hecho que era la única forma de atacar.

Pronto, ellos vieron el pueblo.

Parecía que había centinelas en la torre de vigilancia sobre la puerta. Golpearon las campanas de alarma y surgió una conmoción desde dentro del pueblo.

Neia entrecerró los ojos y miró fijamente a la atalaya.

Los demihumanos de allí parecían cabras bípedas, con cotas de malla y grandes lanzas.

Si Neia los recordaba correctamente, esos demihumanos eran conocidos como Bafolk.

Eran una especie demihumana que vivía en regiones montañosas y sus patas eran tan capaces como una cabra de montaña, convirtiéndose en temibles guerreros que podían escalar hasta el más mínimo sendero o depresión. Además, su pelaje se enredaba en las espadas cortantes y sus bordes se desgastaban constantemente, así que después de matar a uno, era importante quitar el pelaje de la espada o eso le había enseñado su padre.

Las lanzas de los Bafolk eran lo suficientemente largas como para apuñalar a la gente que pasaba por debajo desde arriba.

Reflexionó que aquello sería problemático si de inmediato fortalecieran su defensa. Sin embargo, no parecían tan bien entrenados, corriendo salvajemente por ahí, lo que les dio a su equipo bastante tiempo.

Los sacerdotes desmontaron e inmediatamente llamaron a los ángeles.

Los paladines también desmontaron y levantaron sus escudos. Probablemente para proteger a las personas que llevaban los arietes para las puertas.

Sin embargo, no todos los paladines eran así. Alrededor de diez personas permanecieron montadas y comenzaron a dar vueltas alrededor de la aldea.

"Baraja-san, confío en que la dispersión de algunas tropas por la zona sea para impedir a los demihumanos escapar con seguridad de esta batalla? Si alguien se escapa, incluso si ganan la batalla, será una pérdida a largo plazo".

"¡Si, asi es! Es como usted dice!"

Había visto a través de las tácticas de los Paladines con tanta facilidad. Lo único que Neia podía decir de él era que era increíble.



Comentarios

  1. Aja la traduccion est bien!! Es mas comodo leer con palabras mas simples y sin necesidad de una interpretacion del Ingles :D

    ResponderEliminar
  2. Cuando dice "¿Cuánta de su gracia había recibido?" E pensado en otra cosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja por un momento pensé lo mismo también

      Eliminar
    2. Todo es culpa del fake interludio que nos dieron, que la trama LA vemos de un angulo diferente xD xD

      Eliminar
    3. No se si se siente mas corte el volumen 12 porque no tiene prologo, intermedio y espero que por lo menos al final si den el epilogo como los 41 Seres Supremos mandan. Sobre todo si esta muy entretenido.

      Eliminar
  3. Hoy se terminara de traducir todo el capítulo 3 ? PD: Bendito el traductor! Gracias por seguir subiéndolo!

    ResponderEliminar
  4. Caray esta Custodios si que es una perra, espero que muera de forma miserable. En fin estuvo genial, la actuación de Ainz-sama como gobernante sabio no tiene rival. Veamos como la estrategia de los paladines para rescatar a los civiles acaba mal para que de esa forma le presten mas atención a las sugerencias del Rey Hechicero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad es la más acertada recuerda q sinseramente masacró Mato y destrullo su reino solo para dominarlo XD y ensima se ve como un héroe wtf para mí el sigue siendo el malo pero simpáticon Owo después de todo yo haría lo mismo

      Eliminar
    2. Solo mato masacro un ejercito y eso que de manera indolora, aun asi en parte fue su culpa igual contaron que los mamones hacian guerra cada año, no destruyo un rieno, bueno no el mismo, quitando eso cada accion tuvo una reaccion positiva.
      La masacre dio lugar a que pararan los conflictos del imperio y el reino, ademas de destribuir el poder, antes en el reino el poder era mayoritariamente de los nobles.
      Fundo un imperio utopica donde la gente vive mejor y se podria decir que no hay ni xenofobia ni racismo interespecies.
      Reconstruyo pueblos y elimino el temor a los no-muertos etc y si miramos a los otros reyes, Ainz es puro amor, el imperio y el reino peleaban por mamadas, la teocracia eran puros genocidas religiosos, el reino santo todos hipocritas, los enanos estaban en la mierda, los unicos que si da "pena" eran los hombres lagarto y los Quagos, cosa que ahora los hombres lagarto tratan a Ainz como un dios.
      Yo veo a un capa sin erue no a un monstruo :v

      Eliminar
    3. Ya entiendo pero eso no le quita lo genosida me recuerda a hitler solo que con un objetivo más bonito además recuerda que en esas guerras nadie moría a lo mucho salían heridos sin mencionar claro está otros detalles como el sacrificar vidas por experimentación (cof cof fbi) además del hecho de claro está que su reino es su reino tu mismo lo dijiste su regla fundamental es mi reino es paz y amor a la mierda con los demás XD

      Eliminar
  5. Noooooooo! Quisiera que la novela estuviera terminada!! Jajajajjaaj gracias por la traduccion, muy buen capítulo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pidas que acabe tan rápido, en ingles ya casi terminan de traducirlo. Quiero mas pero se que para eso se guardara lo mejor en el volumen 13.

      Eliminar
    2. Que pido que acabe rápido? Noooo . Si el creador publicará todos los tonos que ipoteticamente fusen a salir tendríamos como 40 volúmenes por media. Tenemos historia para rato lo malo es que me engancha muchísimo tanto que desespero un poco. Hasta creo que One piece terminara primero que está historia jajajajajajaj y eso dice mucho

      Eliminar
    3. donde lo has visto en inglessssssss?

      Eliminar
    4. Baam la pagina donde leo el volumen en ingles es el mismo donde Bryan-sama usa para traducirlo al español. El encargado de traducirlo en ingles es de Nigel-sama. Te dejo el link, te aviso que si ves imágenes rikolinas no te preocupes es la pagina correcta. http://overlordvolume10.blogspot.mx/2017/09/volume-12-paladin-of-holy-kingdom-first.html

      Eliminar
  6. Por cierto, men te agradezco de corazón por el trabajo que estas haciendo, en verdad, he esperado leer este volumen desde que salio la fecha, a más no poder, creo que hasta mi flaca me va a dejar porque cada vez que sacas un nuevo cap no importa donde este lo saco para leer , xd de verdad muchas gracias de corazón, espero más me muerooo

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la traducción!!! :D

    ResponderEliminar
  8. gracias por la traducción :D increíble que buen volumen

    ResponderEliminar
  9. Yo solo espero que Ainz se lleve a Neia al reino hechicero para entrenarla como arquera o algo por el estilo (muchas gracias por traducirnos la novdela :D)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente aunq sería un desperdicio por mi fuera la utilizaría como lazo con el reino matando o desprestigiando a remedios y poniendo a gustav y a neia como los héroes así tener a quienes manipular en un futuro

      Eliminar
  10. Me pregunto que pensara Neia cuando le dicen vamos a jugar cartas ¿? XD Muchas Gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. Pues puedes ir empezando mientras con esto:

      http://www.novelasligeras.com/2017/10/overlord-volumen-12-capitulo-3-parte-3.html

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  12. si, creo que el reino sagrado se dividira y el norte se ira con ainz-sama
    y ese buzer duro menos que nigun y eso que tenia hoja de datos, espero que custodios obtenga su merecido, no espero que muera, no es mala, solo es una cabeza dura que actua por impulso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.

Overlord, Volumen 12, Afterword

Epilogo
Estoy seguro que mucha gente debe haber deseado que agosto tuviera sesenta días de duración cuando hacían sus deberes de vacaciones mientras sus padres los regañaban o cuando hojeaban el calendario en agosto.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, Parte 3

Aún así, eso me hizo pensar. ¿De dónde había aprendido el Rey Hechicero tales tácticas?

Un ser con la piel dura de un demihumano no llevaría armadura encima. Con garras afiladas, uno no necesitaría espadas. Los humanos llevaban armadura y portaban espadas por sus frágiles cuerpos.

Si no hubiera necesidad de confiar en el ingenio, entonces las tácticas serían naturalmente innecesarias también. ¿Por qué conocía el rey hechicero, un ser abrumadoramente poderoso las tácticas de asedio?