Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 7


—¡Muy bien! ¡Entonces comencemos! ¡Abran las puertas!

Las puertas comenzaron a abrirse, al mismo tiempo que Remedios gritaba. Los demihumanos que avanzaban se agitaron, y sus movimientos se ralentizaron. Los defensores estaban abriendo las puertas por su propia voluntad —los optimistas podrían considerarlo una rendición, pero los realistas lo considerarían una trampa.

Remedios rió.

 —¡Sucios demihumanos! ¡Los despellejaré y me limpiaré el culo con sus pieles!

Después de ser insultados por un débil humano, los frustrados demihumanos se lanzaron al ataque.

Remedios se giró y corrió. Apoyó ambas manos sobre los escudos de los milicianos y saltó sobre ellos.

Los demihumanos continuaron con su ataque, y varios de ellos cayeron al acercarse a las puertas.

Grandes cantidades de aceite fueron derramadas ahí, y solo dos posibles finales les esperaban a aquellos que cayeron durante el ataque. O derribaban a los que estaban detrás de ellos, o serían pisoteados en su lugar.

Desafortunadamente, los demihumanos más grandes como los Ogros no cayeron y lograron entrar en la ciudad. Los demihumanos mitad caballo, se escabulleron y tropezaron, lo que los ralentizó.

Un ataque demihumano debería estar a la altura del impacto de un caballo de guerra. Sin embargo, si no podían aguantarlo, entonces todas las apuestas terminaban.

Los Ogros continuaron atacando a pesar de que su ritmo era un desastre. Movieron sus grandes mazas de un lado a otro, pero las lanzas eran más largas en comparación, y empalaron a varios Ogros que no habían podido juzgar adecuadamente la distancia. Desafortunadamente, los Ogros no eran tan frágiles como para ser asesinados por eso.

—¡Ahora! ¡Tirenlas!

De acuerdo a las instrucciones de remedios, las bombas incendiarias volaron sobre las milicias, y los sonidos de fragmentos de cerámica se oyeron cerca de las puertas cuando surgió un infierno. Los demihumanos que se hallaban cerca de las puertas fueron rodeados por un enorme fuego.

Los demihumanos pudieron haber predicho algo como esto, pero Remedios estaba segura de que las llamas serían mayores de lo esperado. Eso era porque tanto el aceite en el suelo como el aceite en sus cuerpos se habían encendido al mismo tiempo.

Los Ogros que enfrentaban a los escuderos empezaron a vacilar.

Era de esperar, considerando que había un ardiente fuego detrás de ellos.

Mientras que ellos tenían una piel más gruesa que un humano, eso no significaba que ellos no serían quemados

Lamentos y gritos surgieron de las cercanías de las puertas. Sin embargo, no muchos de ellos habían perdido la capacidad de lucha a pesar de estar envueltos por un fuego de tal intensidad. Posiblemente habría que atribuirlo a la gran vitalidad de los demihumanos.

Aquellos demihumanos sólo tenían dos opciones. Avanzar o retroceder

Humo negro bloqueaba su visión. Así, fueron asaltados de cualquier otra opción. Mientras muchos demihumanos podían ver en la oscuridad, esa habilidad no les permitía ver a través del humo.

Nadie podía actuar con calma cuando no podía ver, cuando padecía el humo y cuando era quemado por las llamas. La retirada era muy difícil dadas las circunstancias. Esto se debía a que otros los seguían de cerca para asaltar la ciudad. De hecho, los demihumanos que estaban esperando fuera de la puerta estaban bloqueados por el fuego, y no podían entender porque el humo lo rodeaba todo.

Entonces, los demihumanos decidieron avanzar

Eso fue exactamente lo que remedios predijo

Los demihumanos intentaron un asalto, contando con sus poderosos cuerpos para soportar el ataque. Sin embargo—

El tercer ejercicio de los escuderos consistió en mantener la barrera de sus escudos incluso cuando estaban rodeados de humo negro.

—¡Lanceros! ¡Empujen!

Las lanzas cayeron como una sola.

—¡Lanceros! ¡Presionen!

—Y los duros picos atravesaron al unísono.

Los demihumanos gritaron salvajemente, pensando sólo en salir del humo, y bajo estas circunstancias, donde la defensa y la evasión eran tan difíciles, se toparon con la línea de las lanzas. Sin embargo, la fuerza de un hombre común tendría dificultades para empalar el cuerpo de un demihumano. Esto era particularmente cierto en el caso de los demihumanos cuidadosamente seleccionados que tenían la intención de atravesar las puertas en un ataque frontal.

Sin embargo, eso no fue un problema.

Remedios nunca pensó que la primera oleada de ataques derribaría algo.

Tan pronto como los escudos estuvieron en posición, los lanceros podrían atacar una y otra vez

—Tiren —Empujen

Mientras repetía la orden, Remedios saltó sobre los escudos que cubrían la formación y derribó a los demihumanos en los lugares donde las lanzas no podían alcanzar.

Humo negro llenó sus ojos y garganta, pero no tuvo tiempo de preocuparse por eso. Había muy pocos demihumanos que lograron atravesar el aceite y las puertas, unos 50 como mucho.

Primero los mataría a todos y debilitaría la voluntad de lucha del enemigo. Cómo formaban parte de la vanguardia, seguramente eran tropas de élite altamente motivadas. Eliminarlas sería más efectivo que matar al resto.

Remedios respiraba tranquila y sin apuros mientras mataba a un enemigo tras otro.

Los grandes demihumanos, como los Ogros, no podían desplegar todas sus habilidades como soldados en tan pequeño espacio

Su espada sagrada vagaba por todas partes sin restricciones.

Eventualmente , las siluetas de los demihumanos desaparecieron de su visión cubierta de lágrimas. Como sea, ella todavía podía escuchar una gran fuerza de demihumanos en el otro lado del humo. Ellos deberían estar a la mitad de reformar sus líneas

Mientras remedios lentamente retrocedía, las siluetas de múltiples demihumanos aparecieron.

—¡Capitana! ¡Vuelva aquí!

Su paladín subordinado le gritó mientras lanzaba  [Bajo la Bandera Divina.]

Sin embargo, Remedios no retrocedió. Sus instintos le decían algo.

Mientras el humo disminuía, ella podía sentir 3 demihumanos que se acercaban lentamente a ella, poco después de eso su corazonada parecía estar en lo correcto

Uno de ellos era un guerrero con su mitad superior como bestia y su parte inferior como carnívoro

Una de ellos era una mujer demihumana de cuatro brazos

Y el último era un demihumano simio que estaba cubierto de accesorios dorados

Remedios había planeado originalmente matar a los diez mil demihumanos ella sola aquí, y estaba muy segura de hacerlo. Sin embargo, ahora sentía que luchar contra estos tres demihumanos a la vez era extremadamente peligroso.

Sólo había tres de ellos. Aunque no podía distinguirlos debido al humo, podía ver que rebosaban de confianza, dado su paso tranquilo. Incluso sus compañeros demihumanos parecían haber entregado su tarea a esos tres, sin querer acercarse más.

... Ellos son fuertes. No sé si podré vencerlos aunque sea una pelea uno contra uno... ¿o sí? No tengo ninguna posibilidad si es tres contra uno.

Los instintos de Remedios le gritaron que huyera en lugar de enfrentarse a estos tres al mismo tiempo. ¿Pero cómo podría escapar? Ella no tenía ni idea. En contraste, si ella venciera a esos demihumanos, sería una victoria impecable para este campo de batalla.

Remedios tomó su espada sagrada con fuerza, y habló sin mirar atrás.

—...Paladin Sabicus, Paladin Esteban.

Ambos respondieron con un —¡Si!— y por los sonidos que hicieron, ella juzgó que habían venido a su lado

—Hasta que mate a uno de ellos, ¿pueden distraer a los otros dos?

Los dos respondieron a la vez: —Déjennoslo a nosotros!

Los instintos de Remedios le decían que no estaba siendo razonable. Podrían comprar un par de minutos para empezar. Pero que tal si envía más gente para enfrentar a los demihumanos?

No. Remedios negó con la cabeza,

Sus oponentes eran tan solo tres individuos, que habían entrado a la batalla por sí mismos. Claramente, tenían confianza en sus propias habilidades y querían mostrar su fuerza. Enemigos como esos seguramente aceptarían un desafío uno contra uno. Tal era la arrogancia de los poderosos.

Además, tales seres arrogantes típicamente tomaban placer en hacer sufrir a los débiles. Se tomarían un tiempo extra para atormentar a sus víctimas aunque pudieran haberlas acabado en cuestión de segundos. Con esa débil esperanza en mente, se decidió por un tres contra tres.

"Paladines, si los dos que dieron un paso al frente son derrotados, sigan luchando uno contra uno. El orden va: Sabicus, Esteban, Franco, Galban y así sucesivamente."

Estaban abandonando su ventaja numérica para ganar tiempo. En pocas palabras, estaba ordenando a todos que se suicidaran. Sin embargo, los paladines no dudaron ni un solo segundo en aceptar esas órdenes.

Esto era lo que significaba ser un paladín.

Ésto era lo que significaba encarnar la justicia

Esto es lo que significa sacrificarse por los demás.

Esta era probablemente la última vez que se les vería vivos e ilesos. Aún así, Remedios no apartó los ojos de los tres demihumanos ni por un momento. No quería perder la oportunidad de obtener información de ellos.

No tengo una idea clara de lo que va a pasar, pero los dos primeros demihumanos parecen luchadores hábiles. Tal vez ese demihumano simio es un monje. Ese de cuatro brazos parece un hechicero mágico. ¿O es otra cosa?

No había nada que temer cuando se enfrentaban en duelo a demihumanos que solo dependían de la fuerza bruta, pero los demihumanos que habían sido entrenados eran verdaderamente aterradores. Si habían recibido entrenamiento de guerreros, entonces podían apilar su entrenamiento y sus habilidades físicas naturales para convertirse en individuos excepcionales que podrían superar incluso a los guerreros más experimentados del Reino Santo. De hecho, el oponente que le había dado a Remedios su pelea más difícil - dejando a un lado a Jaldabaoth - era una entidad de ese tipo.

Ella recordó el golpe que había recibido en su vientre. Por eso prestaba atención a situaciones de lucha contra estos demihumanos y, además, escuchaba atentamente las advertencias de sus instintos.

… Los Hechiceros demihumanos eran el mayor problema. Será malo si pueden volar por el aire.

Mientras Remedios podía usar las habilidades de su armadura para volar por períodos cortos de tiempo, su rango de movimiento no era completo mientras volaba. Ascender, descender y girar era muy agotador, y no podría usar su estilo de lucha habitual. Si su oponente pudiera lanzar <Volar>, puede que nunca sea capaz de alcanzarlos con sus ataques. Aunque poseía artes marciales que le permitían realizar ataques con espadas a distancia, sería difícil ganar rápidamente si se tuviera en cuenta el hecho de que su efectividad era mucho menor.

Los tres demihumanos entraron por la puerta, y luego se detuvieron.

"- Y pensar que tendríamos que unir fuerzas por un humano insignificante."

No podía ver claramente a los tres demihumanos a través del humo, pero su relajado tono llegó hasta ella.

El agarre de su espada sagrada estaba empapada de sudor, y un amargo sabor se extendió por su lengua, algo que solo ocurría cuando el peligro se acercaba.

Podía sentir con intensidad como se acercaban sus oponentes.

La bestia y el mono eran lo mejor de la cosecha. Aunque no estaba segura sobre la de cuatro brazos, el hecho de que pudiera estar a su lado significaba que debía tener un cierto grado de poder. En otras palabras, estos tres demihumanos estaban en el nivel de Remedios.

"Este humo se está metiendo en el camino. Que fastidio".

Un fuerte viento arrastró el humo que quedaba con un silbido.

Así se revelaron las formas de los demihumanos. Al frente de ellos había un gigantesco demihumano que portaba un hacha.

 “Zoastia! --exclamó el paladín Esteban.”

Remedios estaba un poco confundida. ¿Zoostia? ¿Ese era el nombre del demihumano?

 "Hmm... bueno, tiene sentido que me conozcas," -- dijo el bastardo con una sonrisa maligna en su cara -- En ese caso, te perdonaré en razón de tu aprendizaje, para que más gente escuche de mi fuerza."

 “"Heeheehee, Vijar-dono. Jaldabaoth-sama se enojara si tomas decisiones propias como ésta, como mucho haz que tire su arma y tómalo como prisionero.

Quien se dirigía al Zoastia era el demihumano parecido a un mono.

Completamente confundida, Remedios se giró hacia la gente que la rodeaba, con un signo de interrogación flotando sobre su cabeza.

 “Zoastia? Vijar? Vijar Zoostia? Zoostia Vijar?

Mientras ella simplemente preguntaba los nombres de sus oponentes, Vijar no se dio cuenta y se rió encantado.

"¡Kuhahahaha! ¿Me llamas así porque has llegado a la conclusión de que soy el líder de mi raza? ¡Ustedes los humanos tienen buen gusto!"

 “Ella solo está siendo cortez, Vijar-dono,” el demihumano con 4 brazos detrás de Vijar dijo en un tono burlón.

Eso, eso es correcto, es solo una cortesía, Vijar!

Fue entonces cuando Remedios se dio cuenta de que había cometido un error con el nombre de su especie.

Inmediatamente después de eso, el demihumano llamado Vijar retorció su cara disgustado.

"Hm, e incluso le pedí a Jaldabaoth-sama permiso para perdonar a cualquiera que me complaciera. No te arrepientas".

"¿Quién se va a arrepentir? ¡Lamentarás haber luchado con nosotros en la otra vida!"

"Heeheehee, qué chica tan animada eres... eres una niña, ¿verdad? No puedo distinguir las edades de otras especies..."

"No importa, debería ser eso."

Los demihumanos seguramente estaban hablando muy en serio. Esta era simplemente la diferencia entre sus especies.

"Ahora bien, niña humana, me presentaré. Soy Halisha Ankara. Este es Vijar Lajandara, que no necesita presentación. Y por último, Nasrene Bert Kyuru-dono".

 “Esos nombres! acaso no son ellos el sabio blanco y  Iceflame Thunder? Exclamó el paladín Sabicus

"Kukukukukuku. Hasta los humanos saben nuestros nombres. El novato, por otro lado--"

"--Humano. ¿No tengo un título de ese tipo?"

"Nunca he oído hablar del nombre Vijar Lajandala. Sin embargo, hay una Zoastia con un hacha como tú que es muy famoso. Es la Garra del Demonio Vaju Sandiknara."

"Heeheehee. Entonces te dejaremos al general humano a ti, Vijar-dono."

"Que así sea. No basta con que te hayas visto obligada a enfrentarte a tus oponentes en lugar de usar hechizos a distancia. Francamente, planeaba luchar contra ellos yo solo".

 “Heeheehee. Nos ordenaron trabajar juntos, recuerdas?

"¿Así que te cuesta trabajo, a causa de la edad?"

 “Tch!”

La demihumana de cuatro brazos (Nasrene) que había chasqueado la lengua se giró y miró a Vijar de forma aterradora. En realidad, parecía que podían empezar a matarse unos a otros en cualquier momento si no se los controlaba.

"Aún así, estoy bien haciendo esto yo solo..." Vijar miró fijamente a Remedios. "Pero escuchemos tu nombre primero. Mientras que es molesto escuchar un nombre cualquiera , esa espada tuya se ve bastante bien”

 “Remedios Custodio”

Las expresiones de Vijar y Halisha cambiaron, pero de maneras distintas

Vijar sonreía ante la idea de tomar la sangre de un enemigo fuerte, mientras que Halisha estaba sorprendida.

Nasrene, por otro lado, permaneció indiferente.

 “Así que ¿eres tu eh? ¿Tú eres Remedios Custodio? Ellos decían que tu eras el más poderoso paladín de este país. Excelente , si te mato me volvere famoso. Seré el Zoastia que derrotó al paladín más poderoso del Reino Santo. El nuevo sucesor de el título Garra de Demonio”

"Hmph. En ese caso, esa debe ser la espada sagrada, ¿verdad? ¿Qué tal si me dejas enfrentarme a ella Vijar-dono? Haré que mi gente cante tus alabanzas si me dejas tomar tu lugar."

Ambos demihumanos reaccionaron enseguida a las palabras de Nasrene.

"Heeheehee. ¿Así que planeas entregarla y luego pedirle un hijo a Jaldabaoth?".

"Hmph, hemos decidido que yo me encargaré de ella. No hay necesidad de que hagan nada".

 “--Rogando para procrear con un demonio, me das asco

Remedios no tuvo otra opción que decir lo que realmente pensaba después de escuchar ese intercambio, y Nasrene le dio una mirada irritada a Remedios.

"Así que ni siquiera entiendes lo que significa dar a luz al hijo del gobernante supremo... los humanos realmente son criaturas estúpidas."

"Incluso Jaldabaoth-sama se preocuparía por la especie de su descendencia, ¿no? Cuando lo piensas, hay muchas ventajas en ser mujer".

"Oh, sí. Y si la excelente sangre del padre puede ser transmitida, el niño que nace puede llegar a parecerse a... no." Vijar resopló con su pecho. "Podría incluso ser capaz de tener hijos que superen a su padre..." Aunque también podrías considerarme una excepción".

Estos tres demihumanos no actuaron como si se sintieran amenazados a pesar de estar en el campo de batalla.

Remedios comenzó a hervir con odio mientras miraba como charlaban sin cuidado

 “Como se atreven ustedes demihumanos a venir aquí y hablar tonterías? No hay caso de hablar de un futuro que no tendrán. Destrozaré sus estúpidos sueños aquí. No, no solamente ustedes, me refiero a todos los demihumanos”

 “hehehehe. Oooh , Estoy taaaaan asustado.”

Mientras Halisha parecía que agitaba sus brazos y piernas en pánico, en realidad no tenía miedo. Eso se debió a que confiaba en la victoria, incluso contra un rival como Remedios. Sólo sirvió para disgustar aún más a Remedios.

Remedios gritó una orden a los paladines, suficientemente fuerte como para que los demihumanos escucharan

 “Escuchen. Esto es un duelo. Lucharé contra Vijar. En cuanto a ustedes---”

"Yo me encargaré de él", dijo Sabicus mientras señalaba a Halisha. "En ese caso, me encargaré de ella", dijo Esteban mientras caminaba frente a Nasrene.

"...Oya? ...no soy una guerrera, así que no estoy muy segura, pero son bastante débiles, ¿no?"

"Heeheehee... ¿quién sabe? Mejor no ser descuidado, Nasrene-dono."

Remedios sorprendió a Vijar resoplando, y ella rugió: "¡Allá voy!" Debe haber sentido que esos paladines eran débiles. No serviría de nada dejarle mencionarlo.

El primer golpe era clave. Los milicianos la miraban por detrás con el aliento entrecortado; no sólo borraría su malestar, sino que también le haría saber a su oponente que se enfrentaba a un digno oponente. Por estas razones, tenía que dar un golpe sin reservas con todas sus fuerzas.

Remedios se abalanzó sobre Vijar, sosteniendo en una mano su espada sagrada.

En respuesta, Vijar levantó su enorme hacha de guerra para interceptar su golpe.

Ambos lados chocaron, y el mismo aire tembló.

Podía escuchar los gritos de los milicianos que estaban detrás de ella. No hubo tiempo para determinar lentamente si eran gritos de alegría o de pánico. Su golpe a toda potencia había sido respondido por un contraataque de igual fuerza.

Las armas de ambos bandos no resultaron dañadas por ese intercambio de golpes igualados.

Si alguien hubiera traído un arma mundana a este intenso choque, probablemente se habría astillado o doblado. En otras palabras, Vijar también empuñaba un arma encantada.

 “Kuh!”

 “Nuuu!”

El siguiente golpe de Remedios rozó la parte superior del cuerpo de Vijar, provocando un chorro de sangre. Sin embargo, la hacha de guerra golpeó el pecho de Remedios al mismo tiempo.

Mientras su armadura encantada desviaba la afilada hoja del hacha de guerra, el impacto la dejó sin aliento, y se le hizo difícil respirar.

A diferencia de Remedios -que había sido derribada por el golpe-, Vijar rugió y se adelantó, acercando su hacha de guerra sobre ella.

No tenía suficiente oxígeno para contraatacar. Remedios levantó en alto su espada sagrada y desvió con gracia la fuerza del hacha de guerra. El ataque no le dio por unos milímetros y se estrelló contra el suelo. Tan poderoso fue el golpe que por un momento se sintió como si estuviera flotando.

Remedios se dirigió hacia Vijar -ahora indefenso porque su hacha de guerra estaba enterrada en el suelo- y embistió con su espada sagrada.

 “¡Golpe fuerte!”

 “¡Fortaleza!

Juzgando que no tenía tiempo para sacar un arma pesada como su hacha de guerra, Vijar retiró una mano de su empuñadura y la usó como escudo,

La sangre fresca brotó del brazo derecho de Vijar.

Sin embargo, la Espada Sagrada no llegó a la cara de Vijar. Había dos razones para ello.

La primera fue porque había utilizado un arte marcial defensivo. La otra fue porque el brazo de Remedios estaba adormecido y no podía ejercer toda su fuerza.

En ese caso, simplemente forzaría la espada sagrada que ya había penetrado más profundamente -- y entonces el intenso dolor que corría desde la pierna de Remedios la congeló brevemente en su lugar.

La fuente del dolor era la parte inferior del cuerpo de Vijar; las extremidades inferiores de su cuerpo bestial habían golpeado las piernas de Remedios. Sus grebas la protegían de la mayoría de sus afiladas garras, pero una de ellas había conseguido cortarle la pierna.

En ese momento, la hacha de guerra fue liberada y levantada.

Remedios dio un paso hacia Vijar para evitar que la hacha de guerra se moviera. Sólo mover la pierna la llenaba de agonía.

 “¡Golpe Fuerte!”

 “¡Garra Poderosa!”

En tanto la espada sagrada apuñaló, Vijar la desvió hábilmente con su hacha de guerra.

En respuesta, Remedios tomó el control de la espada sagrada cuando rebotó y la guió hacia el corte sobre su brazo animal fortalecido.

Si Vijar retrocedía, Remedios avanzaba para cerrar la distancia entre ellos.

Ellos se movieron de un lado a otro varias veces, usando artes marciales.

Aunque ninguno de los dos bandos había sufrido heridas mortales, cada ronda en la que luchaban dejaban sangre salpicando por todas partes.

Llena de confianza, Remedios presionó a su oponente.

¡Si esto sigue así, ganaré!

La alegría hervía en su corazón.

Si pudiera derrotar a estos tres poderosos demihumanos, podría proteger a la gente de aquí. De esa manera, recuperarían su confianza en el Reino Santo.

¡No hay necesidad de que ese ser no-muerto aparezca!

En pocas palabras, la diferencia entre guerreros y paladines era que los guerreros eran atacantes de primera línea mientras que los paladines eran defensores de vanguardia

Aunque era difícil de expresar en cifras, se podría decir que el índice de ataque de un guerrero era de 11 y su defensa de 9, mientras que el ataque de un paladín era de 8 y su defensa de 11.  No hace falta decir que los paladines podían lanzar hechizos, pero los guerreros podían aprender todo tipo de artes marciales, por lo que era imposible hacer una simple comparación.  Sin embargo, esta era la manera más fácil de explicar la situación a alguien de la inteligencia de Remedios.

Si la pregunta era quién sería mejor contra un hechicero, la respuesta sería un paladín.  Gracias a la protección de los dioses, tenían una resistencia mágica superior a los guerreros.  Por lo tanto, si Nasrene fuese una hechicera al mismo nivel que Remedios, no habría sido una gran amenaza.

Le siguió Halisha, que era muy probable que fuera un monje dadas sus armas y movimientos.  Los monjes tenían la ventaja contra los hechiceros o ladrones, pero lo contrario era cierto contra los paladines.  Por lo tanto, ese mono no era un enemigo aterrador.

Por lo tanto--

Si puedo vencer a Vijar, es muy probable que pueda matar a los tres.

Entre "luchar contra Vijar después de haber sido desgastado por los combates anteriores" y "luchar contra Vijar mientras estaba ilesa", esta última opción prometía mejores probabilidades para ella. Remedios había desafiado a Vijar con base en esa decisión. No debería haber nada malo en esa decisión. Sin embargo, ella había calculado mal--

 " ¡Oh, por favor! ¿Ya estás muerto?"

 “Hehehhehe. Lo mismo aquí”

Porque los paladines que luchaban contra los otros dos eran demasiado débiles.

 “¿Qué?”

¿Había sobreestimado a esos dos paladines, o subestimado la fuerza de esos dos demihumanos? ¿O fueron ambas cosas?

"¡Me estás ofendiendo quitándome los ojos de encima!"

Vijar golpeó con furia a Remedios.

 “Guwaaargh!”

Aunque apenas había conseguido detener ese ataque, aún así se había visto forzada a alejarse a corta distancia. La marea de la batalla había cambiado en un instante.

"Remedios era ¿verdad? ¿Sabes que yo soy el gran Vijar, un ser de gran poder cuyo nombre resonará por todo el mundo? Si no te concentras con todo tu cuerpo y alma, morirás en segundos, ¿sabes?"

Remedios se mordió el labio al escuchar los sonidos de los otros combatientes.

"Heeheehee. Me pregunto si este paladín es lo suficientemente fuerte".

"... No es diferente al anterior... bueno, realmente no puedo decirlo con seguridad ya que no soy una guerrera."

 “Soy el paladín Franco”

 “Y yo soy el paladín Galban. Seré tu oponente”

Varios segundos después de que habían hablado, volvió a escuchar el sonido de hombres armados derrumbándose.

El Paladín Franco era un buen hombre.  Aunque no era un paladín muy fuerte, ponía mucho énfasis en llevarse bien con los demás y, como resultado, era muy querido.  En realidad, había sido asignado aquí porque Gustav confiaba en él.  Remedios conocía su carácter, por lo que ella le había encomendado la tarea de asignar a los milicianos aquí.

Se había enterado de que Paladín Galbán era recién casado.  Sin embargo, su esposa estaba actualmente cautiva en algún lugar.  Había extinguido su deseo de salvarla y había venido a ayudar a Remedios, para ayudar a más gente.

Estas dos personas, que eran demasiado jóvenes para morir, habían sido asesinadas.

 “¡Distraida de nuevo!”

Vijar rugió, y le dio un golpe que fue aún más feroz que el anterior. Remedios se lanzó hacia Vijar, recibiendo el golpe con el filo de su espada, para posteriormente empujar su espada -- pero Vijar la evadió ágilmente.

 “Hm. "¿Qué es esto, algún tipo de farol? ¿O tu cuerpo recordaba ese movimiento debido a tu entrenamiento?"

Vijar refunfuñó. No temía a un enemigo digno, sino que estaba encantado.

" Hey, novato. Hemos terminado aquí, pero has estado en ello mucho tiempo. ¿Qué te parece? ¿Necesitas ayuda?"

"Debes estar bromeando. Mi leyenda se verá manchada si necesito tu ayuda para matarla. Mucha gente hablará de esto si la derroto en un uno contra uno."

"Las palabras de Vijar-dono son correctas. ¿Qué tal esto, Nasrene-dono? destruyamos los escudos humanos, y luego..."

"- ¡Como si te lo permitiera!"

Mientras ella seguía enfrentándose a Vijar, Remedios le quitó los ojos de encima y se volvió para mirar a la desprotegida pareja. Sin embargo--

 “¡Perra! ¡Ya te dije que tu oponente soy yo!”

Vijar no se lo permitió. Su defensa estaba llena de agujeros, pero él no la golpeó con su hacha de guerra, sino que lanzó una patada. Remedios recibió el golpe y fue enviada volando contra la pared de escudos con una fuerza tremenda.

Ella jadeó un momento por el impacto,

 “¡Aiiieeee!”

Los milicianos gritaron de miedo.

"¡Concéntrate, humana! ¡Pelea conmigo en serio!"

El grito de Vijar fue seguido por el sonido de sus pasos. Si golpeaba con su afilada hacha de guerra, destrozaría a los civiles con escudos, creando una brecha lo suficientemente grande como para que fuera imposible volver a la formación.

A pesar de que Remedios había perdido el equilibrio, dio un paso adelante y se lanzó sobre Vijar, que estaba delante de ella.

Si hubiera sido posible, le hubiera gustado acabar con Vijar con su propia fuerza, porque Remedios había escondido el poder para lidiar con los otros dos.

Era un movimiento poderoso que poseía la espada sagrada Safalrisia, que sólo se podía usar una vez al día.

Era una versión reforzada del golpe sagrado de un paladín.

Era el golpe más poderoso que podía dar un paladín que blandiese esta espada.

Sus instintos le dijeron que sería mejor no hacerlo. Sin embargo, si no derrotaba inmediatamente a Vijar, los otros dos demihumanos matarían a más personas.

<Yo… ¡Quiero proteger el deseo de calca-sama!>

 “!!”

Ella gritó sin palabras, ignoró sus instintos que le gritaban, y mentalmente envió una orden a la espada santa. Al mismo tiempo, ella infundió su poder sagrado dentro la espada e hizo su movimiento.

La espada santa brillaba con un resplandor divino, y la luz se extendió hasta el doble de la longitud de la hoja real.

Esta luz era aparentemente más deslumbrante cuanto más malvado era un ser. En este estado, evitar o bloquear este golpe sería muy difícil. La palabra "aparentemente" se debe a que no parecía tan brillante a los ojos de Remedios.

Remedios levantó su espada hacía el cielo, y luego la dejó caer.

Dado que Remedios había perdido la orientación, predecir la trayectoria del ataque parecía muy fácil, por lo que Vijar se preparó casualmente para recibir el golpe con su hacha y luego forzarla a retroceder. Sin embargo--

 “!!”

Después de otro grito sin palabras, Remedios continuó presionando hacia abajo con su espada sagrada donde la hacha de batalla la había atrapado, y continuó forzándola hacia abajo.

Ella no tenía la intención de provocar este tipo de forcejeo entre armas.

La razón de esto era porque el resplandor de la espada seguía el camino de la hoja hacia abajo, pasando a través del hacha de guerra y entrando en el cuerpo de Vijar.

Esta era la técnica más poderosa de la espada sagrada Safalrisia

Era una técnica sagrada que ignoraba las defensas y armaduras.

La armadura más robusta, escamas, o pieles, no eran rival para esta técnica. Dado que incluso podía pasar a través de armas mágicas, no podía ser detenida por armas o escudos, lo que la convertía en un movimiento final inevitable.

Por supuesto, si uno elegía no recibir el golpe --y se era suficientemente rápido para evadirlo--, el golpe sería inútil. Sin embargo, no había forma de evitar ese golpe hecho con toda la velocidad de Remedios mientras uno queda deslumbrado por la luz.

Mientras la corriente de luz pasaba como el viento, el santo resplandor de la espada también desapareció.

Sin embargo --Los ojos de Remedios se agrandaron.

Ella claramente había golpeado a Vijar, pero él no se veía herido en absoluto.

 “...Hm, ¿qué fue eso? Qué movimiento tan bonito... pero apenas duele. ¿Es solo para lucirte? Tengo que admitirlo, me sorprendió.”

Remedios estaba en shock.

<¡Este tipo, --no tiene inclinación hacía el mal!>

Este movimiento era más efectivo, mientras más malvada era el enemigo. Por el contrario, hacía poco daño a los enemigos no malvados. Prácticamente, no le hacía nada a las personas de buen corazón. En otras palabras, el hecho de que hubiera herido a Vijar significaba que no era bueno, pero significaba también que no era tan malvado.

<¡Hizo sufrir a nuestra gente, invadio nuestro país! ¡¿Como puede ser alguien así de buen corazón?!>

 “Heeheehee. Bueno, eso fue todo un espectáculo. Vijar-dono. ¿En serio estás ileso?”

Halisha entrecerró los ojos mientras interrogaba a Vijar.

 “Fue muy brillante… todavía me duelen los ojos.”

Nasrene refunfuño por un lado.

Ella había cometido un error --no debió usar esa técnica contra Vijar después de todo.

Vijar apretó sus extremidades y se aseguró de que su cuerpo estuviera bien antes de encogerse de hombros. Mientras parecía indefenso al hacer esto, Remedios no pudo encontrar ninguna brecha en su defensa.

 “... ¿Una luz deslumbrante? Bueno, no estoy muy seguro de que se trata eso, pero no fue gran cosa, ¿verdad?”

 “...Vijar, estoy algo sorprendido. Pensar que no fuiste herido por ese ataque… parece que te he subestimado.”

 “¡Hah! ¡Al menos lo entiendes! ¡Hahahaha! Muy bien, humana. Hiciste bien enfrentandote a mi. Si te rindes, te daré una muerte sin dolor. ¿Qué piensas?”

 “¡No hagas esas bromas sin gracia! ¡Aún no hemos acabado esto!”

Remedios levantó su espada y le gritó a los tres demihumanos.

Remedios aún podía pelear, como ella había dicho. Ella puso una mano sobre sus heridas y uso sus habilidades curativas. Su dolor fue sustituido por una sensación de calidez.

<hay muchas técnicas que no funcionaran contra él, ya que no es malvado… pero dado que los otros dos quedaron deslumbrados, guardare mis tecnicas para ellos dos.>

Todo lo que ella tenía que hacer era enfrentarse a Vijar como una guerrera pura.

 “Heeheehee. Bueno entonces, te le dejaremos a ti, Vijar-dono. Estaremos cazando humanos en la retaguardia.”

 “¿Qué? ¡Malditos!”

Todos los paladines que había llamado ya estaban muertos. Los milicianos no podrían detenerlos.

"¡Como si fuera a dejar que se salgan con la suya!"

Remedios retrocedió y recuperó su postura, para poder enfrentarse a los tres demihumanos al mismo tiempo.

 “Parece que estás lista para luchar con los tres, pero Vijar dijo que quería encargarse de esto él solo.”

 “Heeheehee. Nuestro objetivo es eliminar a los humanos en la ciudad tanto como sea necesario, no ser tus oponentes. Nasrene-dono, ¿podría contar contigo para exterminar esa chusma de atrás con tú poder?”

 “Ah, sí…”

Había masas de poder mágico en tres de las cuatro manos de Nasrene. Una era hielo, otra fuego y la última electricidad.

 “¡Maldición!”

Remedios corrió hacía la demihumana femenina--

 “¡Teee acabo de decir! ¡Que soy tu oponente!”

--Y el ataque de Remedios fue bloqueado por un hacha de guerra que se balanceaba hacía ella con un rúgido, después fue lanzada hacía atrás.

En este momento, remedios se dio cuenta de que no podía lidiar con Nasrene mientras luchaba contra Vijar al mismo tiempo. Si bien podría haber saltado directamente al lado de Nasrene, defenderse de los ataques de Nasrene la dejaría indefensa en contra de Vijar.

¿Qué significa que es imposible...? ¡No aceptaré esto! ¡No ser capaz de hacer nada es sólo una excusa!

Los gemidos de los milicianos jugaban con las emociones de Remedios.

Estas personas no habían huido ante el terror porque creían en ella. Ella no podía deshonrar su valor.

Ella no abandonaría los ideales de calca; un país donde nadie tuviese que llorar.

 “Milicianos ¡retrocedan!

Mientras ella daba esa orden, se preparó.

<No moriré si recibo un solo golpe. ¡Me apresurare a derrotar a esa demihumana mientras uso [fortaleza]>

Vijar se rió mientras veía a Remedios correr. Parece que había malinterpretado algo.

 “Ho. Parece que has tomado una decisión ¡Eso quería! ¡Lucha con todo lo que tienes! Dame una batalla digna de una legendaria confrontación.”

 “¿Huh?”

Vijar rugio, y había un poder especial en él. Las piernas de remedios, que se suponía la llevarían hacia Nasrene, atacaron a Vijar como si hubiera perdido el control de ellas. No eran solo sus piernas; su espada, su mente, su visión, todo se enfocó completamente en Vijar.

 “[Bola de fuego]”

Un hechizo de tercer nivel pasó volando sobre el cuerpo de Remedios y sobre los milicianos. Un hechizo que Remedios podría soportar pero que sería fatal para los milicianos.

 “[Muro de esqueletos]”

La bola de fuego chocó con la pared de huesos de aspecto grotezco que se había levantado frente a los milicianos y desapareció.

Alguien exclamó sorprendido.

Al principio, fue porque no tenían idea de lo que había pasado. Sin embargo, lentamente eso cambió. Eso era porque vieron algo descendiendo como si no fuera afectado por la gravedad y aterrizo encima de la aterradora pared de esqueletos.

Esa persona no poesía ninguna de las emociones intensas del campo de batalla, y habló con un tono suave que parecía completamente fuera de lugar con su entorno.

"Si bien esto es algo bastante común en el campo de batalla, una batalla de tres contra uno es un poco injusto. No te importa si me uno, ¿o sí?”

El dueño de esta voz era un no-muerto.

Todos en la ciudad lo reconocían. Era la persona que originalmente se había rehusado a pelear para así recuperar su maná.

Era el Rey Hechicero Ainz Ooal Gown.

¡Oooooooh! Una ovación temblorosa vino del otro lado de la pared.

Remedios apretó fuertemente su espada en su mano

 “¿Que,  qué fue eso , quién es ese?”

 “Por lo que parece, creo que es un Elder Lich. Así que había razas sin piel. Aún así… ¿puede un simple Elder Lich detener mis hechizos? ¿Es por su equipo acaso? Se ve bastante sorprendente. O no . ¿Será que su invocador posee gran poder?

Remedios no podía entender las palabras de los demihumanos ni un poco. Ella escuchaba los sonidos pero ella no podía entender qué decían. Eso era porque toda su energía se encontraba concentrada en sofocar el intenso odio que afloraba dentro de ella. Ella no se había percatado que permanecía indefensa en frente de Vijar.

--Reeeeeeeeeeeeeee!!!! ¿¡Por qué apareció!? ¡¿Por qué lo están vitoreando?! Por qué! ¡¡Por qué!! ¡¡¡Por qué!!! ¡¿Por este asqueroso ser no-muerto!?!

Un rincón de la mente de Remedios estaba lo suficientemente tranquilo como para notar que era una reacción natural ayudar a alguien en dificultad. Sin embargo, fue anulada por su incapacidad para perdonar a los civiles por animar a un no-muerto. Podían ver claramente los cadáveres de los paladines que se habían sacrificado como escudos para proteger a la gente.

No estan aclamando a quienes pelearon como sus escudos , sino por alguien que apareció tarde!!!!

Estaba tan enojada que quería arrancar su casco y arañar su cabeza mientras rodaba en el suelo

Remedios luchó por contener la ira en su corazón, y se dirigió al muerto viviente que estaba sobre la pared.

 “¿Por qué has venido aquí?”

Los movimientos del Rey Hechicero se detuvieron, más bien, se había quedado congelado. Las llamas rojas en sus órbitas oculares voltearon a ver a Remedios.

"... ¿Qué?... ¿Por qué?... ¿Vine?... Para ayudarte, no?"

 “...Ya veo.”

<¿Por qué él no había llegado antes? ¿Estaba esperando a que los paladines muriesen? ¿Planeaba hacer una entrada elegante en frente de la gente?>

Ella quería gritarle eso, pero--

"Entonces lo dejo en tus manos." No se atrevía a pedirle nada, y no quería decir "deshazte de la pared".

 “¿Hm?”

 “¡Dije que lo dejo en tus manos!” Ella inconscientemente grito, Remedios se las arregló para calmar sus crecientes emociones. --¡y tira ese muro! ¡¿o no puedes?!

 “Ciertamente no.”

En un instante, el muro bajo los pies del Rey Hechicero desapareció. El Rey Hechicero no cayó, probablemente porque usaba un hechizo de vuelo.

Remedios le dio la espalda a Vijar. A ella no le importaba si la mataba por la espalda. De esa forma ella podría reírse del Rey Hechicero por no protegerla.

Habiéndose abandonado en la desesperación, Remedios caminó hacia los milicianos. En cierto sentido, era un poco lamentable que los demihumanos no la atacaran por la espalda.

Había un una expresión terrorífica en la cara de los milicianos. ¿Era tan horrible la expresión de su cara?

"- ¡Dejaremos que el Rey Hechicero se encargue de este lugar! Vamos a ayudar donde más nos necesitan!"

Después de escuchar las órdenes de Remedios, los milicianos se vieron unos a otros, y parecían confundidos.

 “¡¿Están desobedeciendome?!

Después de que remedios los mirará, uno de los milicianos calmadamente dijo;

 “Ah, n-no. Pero… dejar al Rey por su cuenta es…”

 “¡El Rey Hechicero es fuerte! ¡¿no es así?! ¡En ese caso, algo como esto no debería ser problema para él! ¡Andando!”



Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. COMO ODIO A ESA PERRA DE REMEDIOS, AHORA APERECIO NUESTRO LORD !! :D

    ResponderEliminar
  3. excelente, gracias por la traduccion, hacen un buen trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. creo que a alguien le hace falta una ensalada de pepinos y zanahorias y buen batido de bananas con leche :v

    ResponderEliminar
  6. Remedios es detestable pero admitanlo tiene razón en desconfiar y odiar a aniz pues el está detrás de todo pero si es una perra aunque aría de lindo candelabro en el taller de demiurgo

    ResponderEliminar
  7. muchas gracias por la traduccion...
    una parte de mi entiende a remedios entre mas amas algo mas dificil es ver como cambia o alguien mas ocupa su lugar y para ella eso esta pasando con calca-sama (la espada reina :v)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja yo si hubiera sido demiurge no la hubiera ausado como espada, si no como otra cosa...

      Eliminar
    2. Como protector de **** eso querias decir no ??.

      Eliminar
  8. Jajaja Remedios se redimido para mi, con eso de limpiarse el culo con los pellejos xD

    Muchas gracias por el capítulo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la traduccion!! una Pegunta los nombres de los paladines que murieron eran eso o los cambiaron para que suenen mas familiares?

    ResponderEliminar
  10. ahi dice que aun no ha sido corregido, ya esta corregido?

    ResponderEliminar
  11. Esa enferma de Remedios le tiene un odio a Ainz jaja que si las personas se pudieran matar con las miradas hace años que ainz ubiera muerto jajaj , Estoy que no veo ese momento que hay o quien se que la mate que se de ese Tiempo como hizo Ainz con Mi villana Favorita (Clementine) haha

    ResponderEliminar
  12. Gracias por el cap, ciertamente se demoraron mas de lo habitual pero ya me lo esperaba pues el cap de hoy fue mas largo que el de ayer. Heroes sin capa :'v . Estare atento mañana por si es que actualizan o suben una parte mas. gracias

    ResponderEliminar
  13. muchas gracias por la traducción del capitulo y fue un excelente capitulo.

    ResponderEliminar
  14. mas que odiar a remedios me siento triste al verla es algo decepcionante ver a alguien tan idealista enfrentar la realidad pero bueno ella decidió cerrar su mente a sus creencias y ideales pero al final eso la destruirá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sip siento lo mismo ella funcionaba vien cuando estaba su hermana, su hermana era el cerebro y la estrartega la unica persona a la que le hacia caso mientras que ella era el musculo, el carisma y la detreminacion. los defectos de una se complementaban con la otra a la hora de dirigir a las tropas hacia la victoria pero faltandole su hermana. remedios no acostumbrada pensar(lla que lo hacia su hermana por ella), su terquedad y su reducion de todo a blanco y negro le lleva a esto a acciones semisuicidas confiando que lla que le ha ido bien hasta ahora le va a ir siempre bien sin contar con todos los imprevistos que pueden surgir. por lo que completamete de acuerdo su idealismo, terquedad y su incapacidad para adaptarse a los cambios acabaran con ella algun dia de eso seguro

      Eliminar
  15. muchas gracias por la traduccion, le falta correcciones, pero es de esperar por el corto lapso de tiempo.
    recalco, gracias por todo.

    ResponderEliminar
  16. no es por dudar de la traducción, pero ... como que algo no cuadra...
    Igual no se nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradecería k me señales el párrafo que no cuadra para corregirlo. Gracias

      Eliminar
  17. Ains porque tuviste que aparecer en ese momento, siris hubieras llegado un poco más tarde nos hubiéramos quitado a Remedios de encima. No sabes lo insufrible que fue leer estartículos parte.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por la traducción :D!! hacen de este mundo un lugar mejor para vivir :D

    ResponderEliminar
  19. No se por que pero presiento que Remedios no va a morir. A Maruyama le gusta jugar con las emociones de los lectores xddd... Muchas gracias a los traductores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambn pienso eso y Creo que cuando ella sepa que calca murio y vea a su pobre hermana hecha un desastre ,Dios no puedo ni imaginarlo como estara....y si sobrevive a todo le tendra mas odio a ainz porque Ella cree que fue el mismo ainz que llevo todas esas desgracias al reino Santo , Yo personalmente no la culpo mucho Familia es Familia Donde ainz pone un (OJO) Hay muchas destruccion Y puede que al final de todo si logra escapar, La Teocracia Slane la reclute ya que la teocracia le tiene en la mira a ainz porque muchos de ellos piensan que es un (Jugador De Yggr)

      Eliminar
    2. no se si se acuerdan del dopleganger remedios dopleganger

      Eliminar
  20. Muchas gracias por la traducción,ahora sí aparece nuestro querido Ainz-sama,aunque no hubiera estado mal que Remedios muriera,es bastante insoportable,parece que prefería que muriera todo su pueblo a que Ainz los salvará,la entiendo hasta cierto punto pero si su pueblo el reino santo no significa nada

    ResponderEliminar
  21. excelente capitulo espero el próximo con ancias..

    ResponderEliminar
  22. Gracias por la traducción,Remedios además de terca es pésima estratega dejar a Ainz solo en vez de ayudarlo(obviamente no la necesita)por el simple hecho de su odio hacia el es pésima decisión a todos los niveles incluso de su imagen ante el pueblo,sale infinitamente mejor parado Ainz cuando los derrote solo(o muera)

    ResponderEliminar
  23. T.T No quiero que esos 3 demi humanos mueran, me caen bien. Espero que se rindan y ofrezcan su lealtad al Supremo.

    ResponderEliminar
  24. Ohh aki esta nuestra droga máxima si....... Gracias Kamisama 😊

    ResponderEliminar
  25. Gracias por traducción yo espero que la reina santa se convierta en un no muerto haber si remedios la mata o que ara

    ResponderEliminar
  26. Gracias por el capitulo y remedios haber cuando muere.

    ResponderEliminar
  27. Muerte a esa remedios.... Que ya se muera de una vez 👿.

    ResponderEliminar
  28. Regla de batalla #18
    _ Un héroe siempre llega tarde

    ResponderEliminar
  29. Diganme que no soy el unico que maldijo al autor por salbar a remedios y no a Neia?!!

    ResponderEliminar
  30. Ainz debió aparecer junto a Neia....
    Si lo pensamos bien era más viable que el vaya con la capitana pero , se que no soy el único que quería que Neia se salvara

    ResponderEliminar
  31. Bueno mientras Neia tenga equipadas algun item de Ainz puede localizar su cuerpo, pero si vale la pena revivirla por el beneficio de nazarik es otra historia. ojala que le encuentr algun valor a Neia y la reviva.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.

Overlord, volumen 12, capítulo 1 Parte 1

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Reina Santa que podía usar la magia divina y que estaba íntimamente ligada a las iglesias. Dicho esto, no eran tan religiosos como la Teocracia Slaine.

Overlord, Volumen 13, Capitulo 5, Parte 2

Neia cerró en silencio la puerta de la habitación del Rey Hechicero y se giró sobre sus talones. Y entonces... su cuerpo se estremeció.

Ella palmeó suavemente sus mejillas rojas y algo ardientes para forzar su cara a tensarse antes de que colapsara completamente. Una de las razones era porque sabía que su rostro relajado hacía que otros desconfiaran, mientras que la otra razón, más importante, era porque se sentía profundamente avergonzada.