Ir al contenido principal

Un Juego Justo, Capitulo 1


Capítulo 1

Excavando en las congeladas tierras de Helheim, al norte de este mundo, las manos de Madelein temblaban en señal de anticipación por lo que estaba enterrado en las profundidades.

Su cabello ligeramente rosado estaba hecho trizas, cubierto en su totalidad por el barro y los escombros que se desprendían al profundizar en su avance. A Pesar del notable frío propio del ambiente, la piel blanca y desnuda de Madelein, cubierta únicamente por un vestido blanco corroído y apenas visible, no mostró señal de entumecimiento o escalofrío, como el que cualquier persona común habría sentido y posiblemente muerto.

Ella tenía un solo objetivo y nada más interferiría en sus pensamientos. Sus manos y uñas cubiertas de tierra seguían moviéndose, sin importar cuán dura estuviese la tierra. Ella no se detendría por nada, aun si el mundo se estuviese acabando. Madelein solo podía seguir adelante, porque para ella no había un futuro más que seguir avanzando.

Sintiendo como si su cuerpo estuviera flotando, Madelein solo pudo seguir en trance con su trabajo. A pesar de que solo había lodo y hielo a su alrededor, ella no podía evitar ver la forma de su odio y rencor en cada piedra que arrancaba, en cada trozo de tierra congelada. Toda su pasión, toda su voluntad, todo su ser la motivaban a seguir excavando, porque ella tenía que seguir adelante. Incluso si tuviese que deshacerse de su orgullo o sus principios, incluso si en su camino el resto del mundo se ahogara en la sangre derramada, incluso si lo que ella estaba por hacer no era justo ni decente. Asi lo hará, porque de otra manera ella no tendrá paz. Ni en esta, ni en la siguiente vida. Este era su deseo y su única razón para existir.

—    Tock.

El sonido que el cofre hizo al golpearlo con sus manos, fue suficiente para que Madelein diera un suspiro de alivio.  Descubrir que su tesoro no había sido descubierto en los años que había estado escondido era todo lo que ella esperaba. Madelein sonrió levemente y no pudo evitar mirar hacia el cielo estrellado y pensar en todo lo que había pasado para llegar hasta aquí.

Habían pasado 30 años desde entonces. A pesar de que su edad debería ser de 51, ella seguía viéndose de 21. La misma edad que ella tenía cuando cayó del cielo.

En ese momento, Madelein no estaba en este mundo. Ella era jugadora de YGGDRASIL, un DMMORPG famoso por ser uno de los mejores juegos virtuales, cuyo realismo y libertad sumergían completamente la mente del jugador. Ella era una Mystic de nivel 100, una raza humanoide orientada a su afinidad con la naturaleza. La mayoría de sus habilidades consistían en dar apoyo mágico, invocando familiares y plantas que tenían diversos efectos de área. Su personaje era famoso por ser el único de tipo mágico en el juego con los puntos suficientes para poder usar un equipo pesado propio de un tanque, y además tener suficiente poder para compensar la pérdida de ataque mágico.

Debido a que su personaje se podía curar, en combinación con su defensa mágica innata, más la defensa física que brindaba el set pesado, ella se volvió uno de los personajes más famosos en el juego, debido a su capacidad para resistir múltiples ataques. De esta manera ella se ganó el título de “Tempestad”, ya que solo su presencia significaba que eran necesarios varios grupos de jugadores que la atacaran al mismo tiempo o de lo contrario ella sería imparable atacando y curando sin necesidad de estar pendiente de su propia vida.

Su defecto era que debido a los puntos de fuerza que tuvo que sacrificar para poder usar el set pesado, su ataque era en el mejor de los casos normal, solo compensado por el refinamiento de su arma que estaba en el límite de lo permitido, imbuido con piedras de casteo y ataque mágico.

A Pesar de esto, ella contaba con una habilidad especial, propia de su raza al llegar al límite de su profesión. Frenesí Crítico.

Era una habilidad que tenía tiempo de recarga de 1 hora por lo que no era práctico en batallas masivas, pero en contra de duelos individuales, era devastador ya que le permitía lanzar todos sus ataques con críticos al 100% de efectividad durante un minuto. Con esta capacidad, Madelein podía matar a cualquier jugador, incluso aquellos con grandes cantidades de vida.

En ese entonces ella se encontraba participando en el torneo de combate World Champion en busca de su segundo título como ganadora. Ella ya había ganado el torneo anteriormente, ganando así su set de campeona como recompensa. A Pesar de que el premio era aleatorio, y no siempre se ganaba la armadura, los otros artículos eran igual de buenos, tales como libros de habilidades, fragmentos de objetos mundiales, gemas e items consumibles de defensa y ataque. Esta vez Madelein participaba porque necesitaba fragmentos de un objeto mundial en específico y esta era la manera más segura de conseguirlos.

Para su suerte, el torneo celebrado solo una vez al año tenía como gran ausente al famoso campeón Touche-me, reconocido en todo el servidor como uno de los duelistas más grandes de todos los tiempos. Sin el en el torneo, fue bastante sencillo para Madelein ganar nuevamente el premio del primer lugar.

Gracias a sus enormes defensas, autocuracion, invocación de familiares, así como su habilidad especial que prácticamente duplicaba su ataque, ella pasó rápidamente por sobre todos los concursantes que solo pudieron quejarse inútilmente mandando mensajes globales insultándola como normalmente hacen los perdedores. Ella había aprendido a pasar de ellos, por lo que sin pensarlo mucho, ella tomó su premio y se fue directamente a la sede de su gremio, EVE de quien ella era líder.

A diferencia de algunos puristas a quienes solo les gustaba juntarse con sus mismas razas o clases, ya sean solo humanos o heteromorfos, ella no se preocupaba por esas tonterías y fundó un clan que aceptaba a toda clase de jugadores siempre y cuando fueran conocidos o amigos de alguno de sus integrantes. No se podía ingresar sin conocer a nadie y a menudo EVE hacia fiestas y reuniones offline en la vida real con el fin de mejorar su amistad y organizar sus siguientes movimientos. A pesar de que solo eran un gremio mediano de 500 personajes, EVE fue pionero en muchas de las raids y limpieza de mazmorras en todo el servidor. Incluso consiguieron siete objetos de clase mundial, aunque todos fueron usados para darle vida a su guarida flotante que era el sitio de descanso de todo el gremio.

Avalon, la fortaleza errante.

Era el orgullo de su gremio EVE y en especial el de ella, ya que construirla fue un acto de pura valentía e ingenio en todo el servidor. La única fortaleza artificial del mundo.

A pesar de que había gremios con mejores residencias como Ainz Ooal Gown y la Tumba de Nazarick, que era una mazmorra de nivel 100 originalmente, o como Hunters quienes vivían en las raíces del árbol del mundo Yggdrasil, Avalon la fortaleza errante como su nombre lo indicaba, era la única fortificación que podía moverse de un lado a otro. Esto hacía que su posición sea imposible de rastrear en tiempo real, dándole al gremio de EVE la capacidad para defenderse y atacar libremente diferentes regiones y mapas con la facilidad de tener sus reservas y recursos a un lado de las incursiones.

Una vez Madelein llegó al salón de la fama de Avalon donde ella permanecía cuando no quería ser molestada, se decidió a abrir el premio que había ganado en el torneo.

Madelein lo abrió lentamente ya que a pesar de que esto no cambiaría lo que contenía en el interior, ella se había esforzado mucho y había gastado una fortuna intentando conseguir fragmentos de fosfofilita, los elementos raros y especiales que ella necesitaba para crear el objeto mundial que ella estaba buscando. Se trataba de una autómata, una joya en forma humana con habilidades motoras que podría ser usada como una de sus familiares. El hecho de que la construcción estuviese hecho en su totalidad de fosfofilita, la hacía particularmente especial ya que eso le daba un cuerpo adaptable, capaz de sincronizarse con muchos elementos.

Por si sola la autómata de fosfofilita no era especial, pero su habilidad para reemplazar sus piezas, así como de absorber minerales como oro o diamante para incrementar su dureza o agilidad, la hacía tan versátil en ataque y defensa que valía la pena todo el esfuerzo.

Obviamente había más de una clase de estas joyas humanoides. 20 entre los 200 objetos de clase mundial. Pero conseguirlas era aún más complicado que buscar objetos mundiales de Jefes o misiones. La necesidad de reunir 1000 fragmentos de materiales madre solo obtenibles como premios individuales de torneos o raids especiales, hacían que conseguir los ítems necesarios, sea una misión que duraba años en ser completada. Se podía conseguir entre 1 y 20 fragmentos en cada premio, por lo que reunir 1000 era una tarea que solo unos pocos jugadores en el servidor se impusieron como meta.

Madelein era una de las que anhelaba una de estas joyas, y aunque la mayoría buscaba fragmentos de diamante debido a su dureza, o de cinnabar por sus efectos envenenantes, ella quería fosfofilita, porque con ella, Madelein podría adaptarse a cualquier situación. Su posición como líder de EVE muchas veces le exige que ella estuviera liderando ataques de incursiones y a pesar de que su set y configuración de puntos le daban una ventaja por sobre todos los otros jugadores, para Madelein no era suficiente. Ella quería ser más fuerte, quería ser única entre todos los otros jugadores. Es por eso que durante años busco y busco hasta conseguir 995 fragmentos. Ella esperaba que el premio de ese torneo fuese suficiente para llegar a la meta.

Debido a que estas gemas eran tan raras en el servidor, ella se encerró en el lugar más seguro y exclusivo de Avalon, ya que, a pesar de ser la líder del gremio, como todo buen clan, era imposible no tener uno que otro topo que estuviese al acecho. Es por eso que solo pudo ir al lugar más seguro que conocía y solo cuando se aseguró de que estaba completamente sola, decidió seguir haciendo lo que anhelaba hacer durante tanto tiempo.

Cuidadosamente y casi temblando con sus manos, ella abrió el premio y seleccionado la opción de fragmentos de objetos de clase mundial, ella encontró justo lo que necesitaba.

Nueve fragmentos de fosfofilita. Con esto tendría más de mil piezas. El objeto de su deseo estaba al alcance de sus manos.

Una vez se aseguró de tener todos los materiales reunidos, además de las enormes cantidades de oro que se le exigía, ella decidió al fin crear la autómata que la haría la envidia de todo el servidor.

Con una sonrisa en su cara y con la anticipación de ver su querido deseo hecho realidad, Madelein junto al fin todos los fragmentos en el conjuro vinculante de sus propias habilidades.

El objetivo de esto era hacer que el golem estuviese guardado en una de sus ranuras de hechizos, ya que así podría invocarla donde ella estuviese. Incluso si la autómata muriese en combate, la gema reviviría una vez ella la invoque de nuevo. Era un objeto mundial que a pesar de no poseer efectos extravagantes, era uno de los objetos más raros y costosos ya que tenía la posibilidad de ser usado una infinidad de veces. No había una mejor invocación que esta.

Una vez realizado todos los procedimientos, Madelein cumplió con los requisitos de fabricación. Al momento de crearla, ella estuvo muy atenta sin pestañear siquiera, ya que no quería perderse ninguna parte del proceso.

Una vez creada y anunciado el mensaje de éxito, algo raro paso con la leyenda de sus propias estadísticas.

Normalmente ella no habría estado mirando estos datos, pero ya que quería comparar sus características con los de su nueva creación, ella las tenía abiertas.

Lucidez, una estadística que normalmente siempre estaba en 0 ahora había aumentado a 10 como su número indicador. Era una estadística que normalmente no se movía sin importar cuánto se subiera de nivel, por lo que la mayoría de los jugadores la asociaba a estadísticas como la suerte que solo se daba en la creación del personaje. Una vez que la curiosidad la consumió y quiso revisar más de cerca la rareza, los números y las letras de pronto se desvanecieron como si no pudiesen mantenerse físicamente en el mundo y unos segundos después ella cayó.

El piso se había evaporado mágicamente, y no solo el suelo, ya que no había ninguna de las estructuras de Avalon que ella pudiera identificar. Solo el cielo oscuro y las estrellas.

Normalmente ella habría puesto un hechizo de volar sobre sí misma, o habría invocado su montura voladora, pero el hecho de ver a su adorada fortaleza errante desaparecer tan abruptamente, sin ninguna explicación, hizo que su cerebro se detuviese y se negara a admitir que había pasado algo imposible aun si esto era alguna clase de error o bug del juego.

El viento que silbaba en sus oídos y su cabello rosado revoloteaba salvajemente, finalmente hicieron que su visión se oscureciera, dándole al fin la claridad que necesitaba para pensar con tranquilidad. Moviendo su cabeza hacia abajo, ella descubrió que estaba cayendo a gran velocidad y que no pasaría mucho tiempo hasta chocar con el suelo.

Ella necesitaba llegar a un lugar seguro y saber lo que había pasado con su gremio. Lo más sencillo era morir para poder revivir en el pueblo más cercano o con suerte regresar a la fortaleza de la que había caído misteriosamente. Debido a que era de nivel 100, el nivel máximo, ella no temía perder experiencia por morir, así que no le importó hacer esto, ya que era la manera más rápida de descubrir que había pasado.

Lamentablemente, en contra del sentido común y en lo que sería el peor error de su vida, ella usó su propia fuerza para impulsarse aún más rápido y caer lo más pronto posible.

Una vez tocó el suelo, el dolor más inimaginable que jamás había sentido en toda su vida se multiplicó por mil ya que su cuerpo recibió el impacto de la caída como si de verdad hubiese saltado de una altura de 10000 metros. Sintió que cada hueso de su cuerpo a pesar de estar protegido con la armadura del World Champion se habían roto por el impacto. Quizás no lo podía decir con certeza ya que su mente no podía concentrarse en otra cosa más que en el dolor, pero ella sintió agonía en cada uno de sus músculos y el sonido de sus huesos partiéndose y explotando dentro de sí solo hizo que el dolor fuese tan intenso que ni siquiera los gritos podían saciar su desesperación.

La sangre se derramaba por toda ella y sus ojos parecían haber sido aplastados por el impacto. Ella estaba en el infierno. Lastimada como estaba, sus únicos pensamientos volaron enseguida carcomiendo su cabeza. «¿Porque? Esto no debería ser posible. Esto es un simple juego». Ella nunca espero quedar en ese estado tan cruel y horripilante.

Una vez sintió el polvo en su cara, que se había levantado por toda parte debido a la explosión del impacto, se dio cuenta de que, aunque doloroso y difícil de alguna manera, ella estaba respirando con dificultad.

No sabía porque lo sentía, pero internamente ella se dio cuenta de que le quedaba muy poco HP en su barra de vida. El problema con esto es que debido a que sentía como si cada uno de sus huesos se hubiese roto, no tenía las fuerzas suficientes para lanzar un hechizo de curación o usar una de sus innumerables posiciones. Ella estaba al borde de la muerte, un final desesperante donde cada segundo era peor que cualquier tortura inimaginable.

Sintiendo como la vida se alejaba de ella poco a poco y siendo invadida por un miedo como nunca antes había sentido, ella finalmente lloro. La sangre mezclada con sus lágrimas caía sin parar y los gritos de desesperación por el dolor que se negaba a dejarla ir, solo hicieron que su garganta se desgarrara y le impidiera saciar el desconsuelo que su alma dañada le imploraba descargar. Ella estaba segura. Estaba muriendo de verdad y no una muerte efímera como en el juego. Este era su fin.

Sintiendo como las fuerzas abandonaban su cuerpo y cómo sus sentidos se apagaban uno a uno, los gritos de una mujer, seguidos por los de un niño llenaron los últimos recuerdos de su atormentada conciencia.

—   Rápido, es una mujer. Está al borde la muerte abuela, de prisa.

El dulce sabor de la sangre combinado al sabor aromático de la menta y otras hierbas entró en su garganta ahogándola y enviándola en un sueño profundo. Un sueño del que nunca sabría con seguridad de haber sido despertada.


Comentarios

  1. Wow, esto está muy bueno. Felicidades y mis respetos. Deberías sacar una novela original.
    PD: No hacía falta equilibrar al mundo, Thanos ya lo hizo :V
    Nah ya en serio XD Ese mundo tiene a los verdaderos Lord Dragón que supuestamente son más poderosos que un Player lvl 100. Esos dragones más un Player, lvl 100 y además, campeón del mundo sería demasiado para Ainz-sama :'v
    PD2: Esperando más caps de esto we

    ResponderBorrar
  2. Esto está muy bien. Usualmente diría el personaje está demasiado OP, pero bueno es overlord jajaja

    Me gustó la forma en la que está escrita.

    ResponderBorrar
  3. Muy interesante este primer capitulo.... felicidades estoy muy emocionada con
    este primer capitulo 😙😙😙

    ResponderBorrar
  4. Muy bueno me pero me prodrias decir quien es ella y este fanfic que camino esta tomando me perdi

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

OVERLORD, VOLUMEN 14, La bruja del Reino caido

Sinopsis Un transporte del Reino hechicero ha sido ataco por los nobles del reino de Re-Estize. ¿Acaso fue una casualidad o se trata de un plan enemigo? Por esta razón, Nazarick decide que el Reino ha elegido luchar de frente en contra del Reino Hechicero. El príncipe Zanack, Blue Rose y Brain se encuentran en el reino de Re-Estize, aun catatónicos debido a la masacre ocurrida  en la llanura de Kazze y ahora con la amenaza de guerra en contra del mismo enemigo, todos se encuentran desesperados ante la perspectiva de luchar una guerra sin posibilidades de victoria. El reino está al borde del colapso y solo un milagro podría salvarlos.  Tabla de Contenido Prologo Parte 1 Parte 2 Parte 3 Capítulo 1: Un movimiento inesperado Parte 1-2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Parte 6 Parte 7 Parte 8 Capítulo 2: El principio del fin Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Parte 6 Parte 7 Parte 8 Parte 9 Capítulo 3: El último rey Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 P

Overlord, Volumen 14, Epilogo

        Elias Brandt Dale Raeven bajó de su carruaje, solo para encontrarse estupefacto, mirando aterradoramente la escena frente a él.           Extendida frente a sus ojos había una montaña de escombros.

Overlord, Volumen 14, Capitulo 4, Parte 6

        "Raramente llegamos a beber esto ... Ustedes están siendo seriamente desagradecidas".         ¿Podría realmente considerar que la oferta de té es un acto de buena gracia? Algo simplemente no estaba bien con esa definición.