sábado, 13 de febrero de 2016

Forgotten Conqueror. Capítulo 3 - Adalina.


Adalina Drallfus nació en la pequeña villa de Nuttulk, ella era de una familia de clase baja con poca educación que creció trabajando el campo. Su familia estaba constituida por: sus padres, dos hermanas y un hermano menor, siendo ella la segunda mayor de las hermanas.

Cuando su hermana cumplió 16, ella se caso con el hijo de un leñador de un pueblo cercano. Adalina soñaba con un día abandonar la casa y comprometerse con un apuesto mercader con quien viajaría por los siete continentes. ¡Ay!, tales fantasías nunca se harían realidad e incluso antes que ella tuviese la edad suficiente para casarse, ella había cautivado los ojos de un posadero local. Cuando él pidió su mano, sus padres se la negaron debido al hecho que en el pueblo era sabido que él no era un hombre decente, ya que lo habían dejado sus dos esposas anteriores.

Un día estaba reuniendo agua desde el río y un grupo de bandidos trato de raptarla. Un joven soldado que pasaba por el lugar se percató del incidente e hizo un jaleo [trifulca] e interfirió, resultando en la huida de los secuestradores. Al darse cuenta que los secuestradores eran en realidad personas afiliadas al posadero, le suplicó al joven que la llevase con él.

Así fue como conoció a Trole.

En sus viajes, ella le reveló porque deseaba arrancar y de lo que él la había salvado. El joven soldado de igual manera le comentó como era uno de los pocos mercenarios que fueron contratados por su pueblo para resolver la infestación de zorros ámbar en el bosque cercano. Él había finalizado de platicar con el Anciano del pueblo y estaba de regresó para reportarse ante la cabeza de la compañía de mercenarios cuando se percató del secuestro. Después de reunirse con el grupo de mercenarios, ella decidió quedarse con ellos, aprendiendo varias cosas de las mujeres mayores que pertenecían al grupo.

El grupo de mercenarios realizaba una gran cantidad de viajes debido a la naturaleza de su trabajo, y ella los seguía ayudando a cocinar, lavando la ropa y la loza sucia. Cuando contaba con tiempo, usando el poco conocimiento que le había enseñado su padre, y tras varios ensayos y error; iba en busca de plantas comestibles, bayas, nueces y raíces durante sus viajes. Adalina te´nía planeado sólo seguir al grupo hasta la siguiente gran metrópolis donde pudiese encontrar un trabajo y tratar de vivir por su cuenta, pero luego de conocer a las personas de la compañía de mercenarios, y a Troyle, decidió quedarse con ellos.

Eventualmente se enamoró de Troyle, y después de cuatro años con el grupo de mercenarios, ellos se casaron. Durante un trabajo, Troyle se lastimó el hombro izquierdo y nunca más fue capaz de trabajar como mercenario, por lo que ellos compraron una pequeña casa con el dinero que habían ahorrado y se asentaron en el pueblo de Hilthu en el extremo sur del continente de Darsus.

Siendo afuerinos [extraños], los aldeanos fueron indiferentes con ellos, lo cual era de esperar. Después de haberse recuperado, hasta cierto punto, Troyle fue reclutado para unirse a los guardias de del pueblo y fue enviado a las resguardar las afueras del mismo, sólo para regresar a casa una vez cada 5 días.

A medida que los días pasaron, y Adalina quedó embarazada, ella sintió el peso de la soledad desaparecer. Ella gastó sus días haciendo el poco trabajó que podía hacer, debido a su estado de embarazada, y hablando con la vida que estaba creciendo en su interior.

Fue un parto horrible e incluso pensó que nunca lo lograría, pero el niño fue dado a luz de forma segura. Como si hubiese nacido muerto, el bebe no hizo sonido alguno después de entrar en el mundo. La partera  lentamente acerco su oído a su pecho y boca en busca de cualquier indicio de respiración. Tras un examen más detallado, observó que el infante tenía el cabello de un color grisáceo [gris] y dos marcas de nacimiento en su pecho similares a cicatrices.

La partera, observando su cabello y sus marcas de nacimientos comenzó a gritar “¡Demonio! ¡Es un demonio!” y según la doctrina religiosa de la Santa Orden de Hainl, relativa a las personas con cabello plateado, comenzó a estrangular su cuello con ambas manos.

“¡Retira tus manos, antes de que remueva la cabeza de tú cuello!”.

Sin embargo, antes que pudiera hacerlo una espada fue elevado sobre su cuello. Afortunadamente ese día, un reemplazo fue enviado para informarle a Troyle que su esposa estaba en labores de parto. Observando la furia en sus ojos, la partera cedió y le entregó el recién nacido para luego abandonar rápidamente la habitación y la casa. Troyle observó al recién nacido con curiosidad y con una cara llena de confusión y dudas sobre Adalina. Troyle tenía el cabello rojo opaco, mientras que Adalina tenía el cabello liso de color negro, sin embargo, el color de pelo del infante era gris. Duda y confusión eran las únicas cosas que ocupaban su mente.

¡¿Podría haberme sido infiel mientras yo estaba fuera arriesgando mi vida para defender al pueblo?¡

Furioso, Troyle arremetió contra su esposa.

“¡¿ESTO ES LO QUE HACES CUANDO ESTOY FUERA PROTEGIENDO AL PUEBLO?!”

En su ira, se ha olvidado de fidelidad y la desconfianza había nublado su mente. Adalina trató de convencerlo de que ella jamás haría tal cosa, y que el niño verdaderamente era suyo, pero Troyle no escuchó. Viendo los ojos asesinos de sus días de mercenario, Adalina lentamente se levantó de la cama fortalecida sólo por su fuerza de voluntad, tratando de luchar por la vida de su hijo. Con una velocidad inesperada para alguien que acaba de dar a luz, rápidamente le arrebató él bebe a Troyle. y abrazándolo contra su pecho, le rogó y suplico a Troyle que confiara en ella.

Indignado y perplejo, Troyle salió rápidamente de la habitación antes de que pudiera hacer algo imperdonable.

Abandonada en la luz tenue de las velas encendidas, Adalina gentilmente acarició al recién nacido en sus brazos. Temiendo  lo peor, espero silenciosamente mientras sostenía a su hijo. Acercando ese diminuto cuerpo a su oído, pudo oír un pequeño sonido de respiración. Su alivio fue de corta duración, ya que su respiración comenzó a desacelerar. Sin estar segura de que hacer, lo que parecía la inminente fatalidad cerniéndose sobre su hijo, Adalina comenzó a llorar. Toda la felicidad de cuando se enteró que iba a ser madre se vino abajo y nada más que dolor permaneció. Aferrándose al bebé, ella dejo salir toda su desesperación.

“¡NGHGAAAAAAAAA! ¡NGHAAAA!” Como si le dijese que estaba ahí, el recién nacido comenzó a llorar con todas sus fuerzas.

Como un rayo de luz atravesando la oscuridad, sus penas se disiparon. Como si el adorable truco [travesura] del pequeño hubiese sacado lo mejor de ella, una risa ligera se podía oír mezclada con la disminución de sus sollozos. A medida que observaba el pequeño bulto de vida frente a ella calmarse y caer dormido, decidió llamarlo Kaidus, con Reilt como su segundo nombre, cuyo significado era ‘Aquel silencioso’.

Después de aquella noche, rumores de Adalina dando luz a un demonio se esparcieron a través del pueblo.

-------------

Después de calmarse y pensar las cosas, Troyle no volvió a casa ese día. En cambio dio vueltas alrededor del pueblo buscando información y pistas de cualquiera que halla llegado al pueblo con cabello gris o blanco. 

Nadie tenia información al respecto, y aquellos que la tenían, eran personas de edad hablándole sobre leyendas de personas con cabello plateado, gris y blanco. Nadie en el pueblo tenía cabello blanco; el cabello de la mayoría de los pobladores era de color predominantemente castaño, sólo había tres personas con el pelo azul, siete familias de pelo rubio, unos pocos con un color rojo parecido al de él y otras dos familias con el cabello negro como el de Adalina.

Nadie jamás había visto a alguien con algo cercano a lo que sería un cabello gris, ni mencionar blanco, desde tiempos inmemorables.

Mirando la evidencia delante de él, Troyle no tuvo más opción que aceptar el hecho que su esposa había sido fiel y que él estaba fuera de lugar [equivocado].

Con la difusión incesante de la partera, y las consultas de Troyle, los rumores de que Adalina había dado a luz a un demonio de cabello blanco rápidamente llegó a oídos de todos en el pueblo.

------------------------------------------------------------

Con rumores dando vuelta acerca de que su hijo era un demonio, Adalina no pudo hacer mas que sobrellevar los abucheos [burlas] mientras criaba a su hijo. La actitud de indiferencia hacia su familia cuando recién arribaron al pueblo ahora estaba llena de desprecio. Después de mucho investigar y reflexionar, Troyle se disculpó con ella y creía que Kaidus era su hijo, pero cuando él estaba fuera patrullando no podía protegerla de los pobladores ni de su desdén. La abundante cantidad de trabajos ayudando a los pobladores fue disminuyendo junto con su salario, resultando este sólo una fracción de lo que originalmente era. Siempre llevando a su hijo a cuestas cuando trabajaba, podía sentir el desdén por parte de aquellos que pasaban, no obstante, la mayor parte de las miradas no iban dirigidas a ella si no mas bien a su hijo cuyo pecado fue haber nacido en este mundo. Ella se odiaba por ese motivo. Ella odiaba la forma en que; producto de su amor, lo había traído a este mundo, y debido a ese amor, era incapaz de liberarlo de un destino de odio y soledad.

De los únicos que ella no sentía ese mirada eran: Su esposo, niños demasiado pequeños como para entender y de aquellos que conocían tal escrutinio y menosprecio.

Luego estaba el pequeño, como si le hiciese honor a su segundo nombre, Kaidus creció en silencio. Hubo momentos en que ella temió que su misterioso silencio (1) contribuyera a reforzar los rumores, pero pensamientos como esos rápidamente se extinguían gracias a su instinto maternal. Kaidus siempre permaneció tranquilo [silencioso], pero cada vez que tenía hambre, el lloraba a todo pulmón al igual que cuando había nacido. A medida que creció y su visión se hizo evidente, hubieron algunas ocasiones donde ella percibió ojos llenos de inteligencia; observando y examinando sus alrededores. Ocasionalmente cuando lo miraba, advertía su mirada de regreso. Amor y miedo batallaban dentro de ella. Al contemplar su cara tan pequeña y curiosa, ella recordaba cuan feliz se sintió cuando lo dio a luz, pero desgraciadamente cuan desafortunado había sido por nacer con tales rasgos físicos. 
Este arrepentimiento la dominaría seguido, lo que la hacía romper en llanto.

Para los inicios de Grunei, Kaidus ya había comenzado a gatear, y el silencio se hizo más frecuente. En lugar de llorar, él sólo tiraba de ella en busca de leche cada vez que tuviese hambre. En casa, sentándolo mientras ella cocinaba, él frecuentemente desaparecía, pero siempre era encontrado en la parte trasera sentado en el pasto, con la mirada fija a lo lejos.

A medida que su curiosidad crecía, y como si el entendiese lo que ella decía, Adalina a menudo le hablaba a su hijo y le contaba historias. Ella gastaría horas sólo conversando con él mientras trabajaba. Le platicaba cobre cosas triviales como; tener mascotas, que le gustaba comer, lo que quería que se lavara [limpiara], cuan filosos eran sus cuchillos de cocina, etc... en otras ocasiones, acerca de la vida, cómo cultivar, cómo ella creció, que clase de plantas usualmente recogía del bosque cuando aún vivía con sus padres y otros útiles consejos para la vida. Al sorprenderlo mirando algo, ella lo levantaría a él y se lo nombraría mientras lo señalaba.

Hacia finales de Grunei, Kaidus ya había comenzado a dar tumbos alrededor [aprendiendo a caminar] y empezó a rechazar su leche cada vez que ella trataba de alimentarlo.

Un día, como de costumbre él tiró de ella haciendo evidente su hambre, pero en vez de beber la leche de su pecho, él se acercó hacia la comida de ella. Sabiendo que algunos de sus dientes de leche ya le habían salido, ella le ofreció desde su plato una cucharada con una pequeña porción molida de raíz de Derilt, y  él se las comió.

Desde entonces, él solo comía alimentos sólidos y rechazaba su leche.

-----------------------------------------------------------

Después de un duro día de trabajo en el campo ayudando a desherbar el recién plantado Furuce, La paga de Adalina fue de 5 Erns, la paga usual era de 15 Erns por día, pero como cada vez menos personas la contrataban [empleaban], ella había rogado por el trabajo para ayudar en la granja, y fue aceptada a regañadientes por la miserable paga de 5 Erns.

Caminando a casa desde el campo, Adalina se desvió por caminos menos transitados y usó los talentos de su antigua vida para buscar y recoger hierbas, raíces y plantas comestibles, para evitar comprar en el mercado tales cosas. Conoció a un cazador en el camino de regreso al pueblo y le proporcionó una pequeña pieza de liebre escamada por el precio de 2 Erns. La carne era costosa, pero como hoy era un día especial, decidió pagar por el precio ofrecido.

Kaidus observó pacientemente como ella cocinaba la pieza de liebre escamado en un estofado (con un montón de raíces de Derilt y hojas secas de Ciscut picadas en trozos finos). Hierbas secas también fueron agregadas con sal para sazonar el estofado. Luego de que el estafado estaba preparado, Adalina sirvió con un cucharon (2) la mayor parte de la nutritiva liebre escamada en un tazón y lo sopló para enfriarlo antes de dárselo a Kaidus,

La carne no era un lujo en la casa debido al hecho de que Troyle llevaba un poco al hogar cada vez que regresaba, pero la liebre escamada era extremadamente rara dentro del pueblo. Ellos eran muy deliciosos y ricos en grasas mientras que la carne rebosaba de sabores inimaginables, sumado al hecho que ellos pasaban sus vidas bajo tierra sólo apareciendo a finales de Alivai para dar a luz. Fue bastante afortunada en adquirirlo, una liebre completa le hubiese costado cerca de 30 Erns, por lo que conseguir una pequeña porción por 2 erns definitivamente valía la pena.

Al terminar la poca liebre escamada que tenía su estofado, y comenzar a comer las raíces y sorber el caldo, ella levantó su cabeza para mirar a Kaidus comer, sólo para que el le devolviese la mirada, con su tierna y adorable cara mirándola curiosamente, ella le sonrió y le dijo "feliz cumpleaños".

Kaidus nunca le causó problemas desde que había nacido. Nunca emitía sonidos aun cuando las personas alrededor chillasen, él nunca lloraba salvo cuando tenia hambre, sólo la miraba fijamente como si no supiera que hacer. Él permanecía en silencio la mayor parte del tiempo y ella nunca podía entenderlo, sin embargo, sus acciones nunca la molestaron o le causaron preocupación, por el contrario, ella le platicaba acerca de varias materias [asignaturas] incluso si nunca hiciese un sonido de vuelta.

'Un chico tan maravilloso es considerado un demonio, y todo lo que puedo hacer por él es tratar de protegerlo del odio, incluso en su cumpleaños lo único que pude hacer fue darle algo de comer. Como me hubiera gustado darle algo más'.

Con tales pensamientos, lagrimas comenzaron a brotar desde sus ojos.

Mirándola, Kaidus lentamente abrió su boca y le pregunto: "¿Por qué usted llora?". Con una claridad nítida.

"!!" Sorpresa, Adalina estaba sin palabras.


---------------------------------------------------------------

Comentario del traductor:

Como siempre las criticas son bien recibidas, cualquier alcance no duden en escribirlo.
Si desean ayudar al autor, recuerden visitar su pagina: Za1d3

Atte Steel Fate.

--------------------------------------------------------------



(1) Eerie silence
(2) Scooped

15 comentarios:

  1. Aquí les traigo otro capítulo. El siguiente capitulo sera publicado el 15. Saludos y que lo disfruten.

    ResponderEliminar
  2. la unica critica es que por que se hacen tan cortos, genial el volumen. hasta me hiso llorar un poco. ojala puedas publicar mas cap mas seguido. exelente trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los capítulos de aquí en adelante tienen una extensión parecida.

      Eliminar
  3. mmm esto tiene pinta de que se viene venganza

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por traducir la novela,es muy buena.

    ResponderEliminar
  6. nadie comenta sobre lo hermoso del capitulo?...admirable el amor de madre...asombroso

    ResponderEliminar
  7. nadie comenta sobre lo hermoso del capitulo?...admirable el amor de madre...asombroso

    ResponderEliminar
  8. Ahorcar a un recién nacido solo es fanatismo religioso, odio las religiones como la puta madre, pero ya entiendo como lo mataron 26 veces al nacer, lo seguiré leyendo y a la expectativa cuando crezca endiabladamente...

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top