viernes, 12 de febrero de 2016

Gate: Jieitai Kanochi Nite, Kaku Tatakaeri, Volumen 3, Capitulo 4


El interior de la habitación de interrogatorios del MP parecía que había salido de una película de detectives.

Era aproximadamente cuatro tatamis en tamaño. Había una mesa en el centro como una decoración, y dos sillas, una al frente y otra detrás.

La silla cerca de la puerta era para el "interrogador", mientras que la silla cerca de la ventana con barrotes era para el "sujeto". 

Había otra mesa en la esquina de la habitación cerca de la salida. Este era el lugar donde el transcriptor se sentaba, y también donde se encuentra el teléfono interno.

Yao dejó caer sus hombros mientras se sentaba en la silla del "sujeto". Ella misma había logrado mantener su llanto hasta el momento, pero era bastante traumático ser la sospechosa de un crimen que no había cometido.

El MP frente a Yao estaba paginando el Libro Rojo y un diccionario muy usado, haciendo todo lo posible para comunicarse con ella. La papelera al lado de él estaba llena de piezas de papel en forma de bolas. Parecería que esta era una experiencia muy fastidiosa.
Como los MPs estaban tratándola como una sospechosa, ellos suponían que iban a hablar con severidad y aplicar intimidantes niveles de presión a medida que la interrogaban. El hecho de que la bolsa de la víctima este en su posesión era un strik en su contra. En otras palabras, ella fue  atrapada con las manos en la masa, con la evidencia del crimen del que había sido acusada.

Aun así, ellos no fueron tan lejos.

Eso era debido a que el MP, que era el oficial investigador (IO), estaba consciente de que sus habilidades lingüísticas eran mediocres.

Cuando uno no compartía el idioma con otra persona, tenía que tener mucho cuidado al tratar de comunicarse. Él escribió cuidadosamente cada palabra que ella dijo, las tradujo y trató de   juntarlas en oraciones, y luego le preguntó a Yao si eso era lo que ella había dicho. Después de todo este trabajo duro, él finalmente pudo decir: "Ah, lo entiendo, no es de extrañar, era de esta manera todo este tiempo."

Lo que quedó claro fue que esto no era el asunto de un simple robo de bolsas de monedas.

El MP dijo  "¿Eh? Esto no es lo que dijo la víctima ", y comenzó a pensar.

Había una hermosa elfo de piel oscura frente a él. Además, él encontró una palabra en el diccionario que podría significar "fui atacada" o "fui golpeada", así que no podía simplemente ignorar eso. Si ella realmente había sido asaltada sexualmente, iba a necesitar terapia.

El severo tono de voz del MP con el tiempo le dio paso a una voz suave "Mhm," mientras la escuchaba hablar. Luego, maldijo a su incapacidad para entrevistarla adecuadamente,  antes de girarse hacia su subordinado.

"Bueno, eso fue embarazoso. No conozco los detalles. Ayúdame a traer a Lelei-san para esto”.

El teléfono en la habitación de interrogatorios sonó, y el MP, dijo, "Por favor, espera," antes de levantar el auricular.

"Oi, es Kikuchi. Ah, sí, hemos esperado mucho tiempo. Tráela”.

Una vez que Lelei entró y escuchó sobre sus dificultades, se sentó en un instante. Después de escuchar el testimonio de Yao, se determinó que la acusación de extorsión era falsa. El hombre que hizo el informe falso lo confesó después de ser traído, y fue arrestado por cargos de intento de violación.

La forma en que el crimen era manejado en la Región Especial era que si la víctima o el acusado eran japoneses, o si el crimen ocurría en la cuidad Arnus o la guarnición Arnus, los acusados serían llevados a Tokio para el juicio. Si el asunto ocurría en las afueras de estos lugares y si el acusado y la víctima eran locales, el acusado sería entregado a la autoridad judicial pertinente designado por Piña, lo que sería la Casa Formal en Itálica. Los acusados serian juzgados bajo las leyes de la Región Especial. En este caso, como Yao y el hombre eran de la región especial, él sería enviado a Itálica.

Y así, el caso en el que Yao estaba envuelta llegó a su fin. Con el fin de no dejar que esta oportunidad se escape, Yao agarró la mano de Lelei cuando ella estaba a punto de salir y le contó todo sobre su deseo de reunirse con los hombres de verde, y le pidió que lo traduzca. Luego, ella le habló del dragón de las llamas.

Incluso Lelei no podía pretender que no había visto ni oído nada después de escuchar sobre    cómo la tribu de los elfos oscuros había sido atacada por el dragón de las llamas. Ella estaba segura de que el dragón de las Llamas del que ella hablaba era el mismo que había atacado el pueblo Coda, y muchos de los amigos y familiares de Yao habían perdido la vida por el Dragón de las llamas.

"Es decir, quieres que le pida ayuda a los japoneses en tu nombre."

"Sí. De la forma en que lo veo, usted es una persona generosa y compasiva. Por favor, ayúdeme."

Naturalmente, Lelei no tenía ninguna razón para rechazar a Yao.

El sueño de Yao estaba haciéndose realidad poco a poco. Pero poco después, ella se hundió en las profundidades de la desesperación una vez más.

♦ ♦ ♦

Mesas VIP - cantina de la cuidad Arnus.

El aire de aquí era el de un café recién hecho, mientras que las mesas y sillas de aspecto estable estaban alineadas en una fila, intercaladas con plantas decorativas e imágenes. Esto le daba a este lugar un ambiente de clase alta, que era completamente diferente de la atmósfera caótica de las mesas regulares.

A pesar de que aún era demasiado temprano para la cena, Bozes, Panache y las otras hijas nobles   de la banda de caballeros habían tomado los mejores lugares de la casa.

Después de apilar varios libros sobre la mesa, se  acurrucaron y se susurraban entre sí. Un oyente prudente podría escuchar fragmentos de la conversación  como, "de Risa-sama", "Nueva edición", "dividamos los deberes de traducción" y así sucesivamente.

"Damas. Tenemos nueva hojas de té hoy día. Por favor, pruébenlas”.

El camarero que las atendía se llamaba "ShopKeep". Él no se intimidaba al servir a estas elegantes y nobles damas, pero les respondía de una manera directa.

Al parecer, había sido enviado por Yanagida para que el entrene en un determinado restaurante de especialidades en Ikebukuro.

Como la entrada a la Región Especial estaba prohibida para las personas normales, y ellos le  estaban vendiendo té y café de Japón a precios especiales a los cocineros y camareras locales, y como también los entrenaban, los del JSDF fueron unánimes en decir, "¿esto no debería ser manejado por la sección 2 (Inteligencia)?”

Mientras observaban al trabajador subordinado de Yanagida, los diversos agentes JSDF comentaron: "¿él no fue enviado a Ikebukuro para entrenar?”

Dicho esto, él aún se veía como un mayordomo adecuado.

"Ah, esto es bueno! ¿Qué es este postre? "

"Sí, miladi. Este es un pastel Napoleón (mil-hojas). Fue hecho con finas capas de bizcocho de trigo para reducir la dulzura, que luego fueron cubiertas con alternadas capas de crema pastelera con sabor a coñac, y finalmente fue escarchado con chocolate. Este plato típico fue hecho por reconocidos pasteleros de Kiyoyama”.

"Maravilloso. Y pensar que el país llamado Japón hace postres como este en una forma de arte”.

Las damas nobles dijeron sus alabanzas en japonés. Como habían venido aquí para aprender japonés, obviamente debían usar el japonés mientras estaban aquí.

"Estoy seguro de que los cocineros estarían encantados de recibir los elogios de tales comensales informadas."

Él cuidadosamente guardó silencio sobre el hecho de que el pastel no se había inventado en Japón. Como un camarero, él era un servidor de clase alta para la gente de clase alta... y probablemente sería mejor no enfrentarlas evidenciando su ignorancia.

Además, sus ojos estaban trabajando duro para reunir información. Sin embargo, después de ver la verdadera identidad de los libros sobre la mesa, su corazón se llenó de frustración.

"ellas son fujoshi*" él murmuró. Esa palabra ilustraba claramente lo que él estaba pensando. Tal vez era demasiado pronto para que estos libros puedan ser expuestos a este tipo de cultura. Él había querido tener puestos sus ojos en el EEIS (elementos esenciales de información), o "lo que las preocupaba, y las acciones que tomaría para esas cosas" Pero ahora, ¿cómo iba a llenar el informe?

(Fujoshi: es un término japonés que se aplica a las mujeres aficionadas a cierto elemento. El término significa de manera literal depravada, mujer podrida, sucia o corrompida)

En el otro lado, Yao estaba sentada en silencio en otra mesa.

Estaba mirando en el aire, sus ojos no se centraban en nada. Ella era como un robot desactivado, sentada en silencio allí.

Lelei se sentó frente a ella. Observó a Yao mientras ella pensaba.

"Perdón por el retraso."

Dalila, la chica póster del restaurante, les sirvió una jarra de té en una bandeja de plata.

A Lelei le gustaba el té de hierbas de Japón. Esta vez, ella había ordenado la hierba de San Juan, que era efectiva para la depresión. Para ser claros, este té era para calmar a Yao, no a Lelei.

Sin embargo, Yao no reaccionó al té en absoluto. Como no se podía evitar, Lelei le sirvió a Yao una taza de té, y la instó a que lo beba.

"Toma un poco."

"..."

La expresión facial de Yao no cambió, pero ella mecánicamente llevo la taza a su boca.

Después de un tiempo...

...la taza estaba vacía.

Lelei llenó la taza de nuevo, e instó a Yao a que lo beba.

"Toma un poco."

"..."

Yao mantuvo su  expresión estupefacta mientras ella, una vez más, mecánicamente llevo la taza    a su boca.

Después de que vacío su taza y la puso de nuevo sobre la mesa, ella finalmente se compuso lo suficiente como para hablar.

"Se siente como una pesadilla. No hay ningún indicio de realidad sobre esto. Debe ser un sueño”.

Lelei se mantuvo en silencio, y Yao bajó sus ojos para mirar el suelo. Una vez más, llevó la taza a su boca.

Después de mirar la cara sin emociones de Lelei, las lágrimas comenzaron a caer.

“.......... ¿no vas a decir nada?"

"Esto no es un sueño. Lo que has oído y lo que viste, todo eso fue real".

"Esto, debió ser  algún error en la traducción, ¿verdad?"

"La traducción fue correcta."

"Por favor. Dime que te equivocaste”.

"Incluso si lo hubiera hecho, nada  cambiaría.”

"¿Pero, por qué? ¿Por qué no?"

"¿El general Hazama ya no había explicado sus razones?”

"Pero... si es así... entonces...”

"Nosotros esperamos que usted pueda ayudarnos a derrotar al dragón de las llamas. Por favor, ayúdenos" Eso era lo que Yao le había pedido al general Hazama después de que Lelei le concediera su deseo de reunirse con el líder de los  hombres de verde. Además, ella le había mostrado el diamante puro que su tribu le había dado.

Sin embargo, Hazama tuvo miedo desde el principio. Él abrió el mapa, y después de confirmar la ubicación del pueblo natal de Yao en el Bosque Schwarz, sacudió su cabeza y frunció el ceño,  como si hubiera mordido en un insecto.

"Está demasiado lejos. Lo siento, pero no podemos ayudarte”.

Hazama continuó con su explicación.


"Tu pueblo está en el Bosque Schwarz, que está dentro de las fronteras del colindante reino elfo. Confío en que sabes lo que significa para un ejército cruzar una frontera nacional”

Era un antiguo y bien establecido hecho de que las tropas que marchaban sobre las fronteras de un país era sinónimo de una declaración de guerra. Esto era lo mismo en la Región Especial y en la Tierra. Incluso sin cruzar las fronteras, simplemente concentrar las tropas cerca de una frontera aumentaría la tensión política.

"Entonces, ¿qué tal una pequeña fuerza? Yo, yo he escuchado que los hombres de verde sólo   necesitan a unas diez personas para ahuyentar al Dragón de las llamas. Una pequeña fuerza como esa no debería contar como un ejército, ¿verdad? "

"No puedo hacer eso. Enviar a unos pocos hombres a que luchen contra una criatura peligrosa como un dragón de las llamas sería equivalente a enviarlos a sus muertes. No puedo dar esa orden”.

Y luego, Yao lloro. Era todo lo que ella podía hacer. Yao nunca antes había llorado de esta manera      en toda su vida. Incluso cuando perdió al hombre que debió haber sido su marido, incluso cuando se enteró de que su amante había muerto, ella se había frotado su cara, pero las lágrimas fluían  en silencio. Ellas fluían ahora, bajando por las palmas de sus manos y sus brazos para escurrirse en sus codos.

"Kufu...."

Ella trató de silenciar su llanto, pero este se filtró de todas maneras.

Los oficiales en las mesas circundantes se habían mantenido en silencio durante algún tiempo, debido a la pesada atmósfera de la habitación.

Escuchar la leve risa de las chicas que asistían a las clases de idiomas sólo les hacía sentirse mal por Yao aún más.

♦ ♦ ♦

"Fue como si ella no hubiera dormido en toda la noche", dijo Dalila mientras le informaba al  cocinero sobre la situación en las mesas VIP.

"¿puedes culparla? El general Hazama rechazó la petición de la elfo oscuro nee-san para hacerse cargo del dragón de las llamas" el cocinero dijo mientras continuaba preparando la comida.

"¿Fue porque ella hizo enojar a Rory?”

"Ese no debería ser el caso, ¿verdad? Tal vez tiene algo que ver con el jefe Itami”.

"Bueno, eso es cierto. Entonces debe ser debido a la gente superior, ellos. ¿Me pregunto por qué se negarían? Es decir, es raro que todos sus comandantes se reúnan. Ah, tengo que aprender más japonés... "

"Dalila, no me importa lo que hagas en tu tiempo libre. Sin embargo, por favor céntrate en tu  trabajo. No quiero perder mi trabajo aquí. Si pasa algo, voy a darles tu nombre de inmediato”.

"Lo tengo, lo tengo. No quiero estropearlo”.

Después de juntar sus manos y bajar su cabeza hacia el jefe de cocina, ella sirvió café caliente en las tazas.

♦ ♦ ♦

Los coroneles Kengun y Kamo, así como los tenientes coroneles Youga y Tsuge estaban sentados en una mesa a cierta distancia de Lelei y Yao. Los cuatro miraban el llanto de Yao.

"Youga, ¿realmente no podemos hacer nada?”

“sabes que no podemos. Además, la oposición está acosando a Ichigaya (Ministerio de Defensa),   no podemos tener ningún bodrio ahora”.

El LTC. Tsuge, que había estado escuchando desde hace algún tiempo, decidió intervenir: "Entonces, ¿cómo el exterminar al dragón de la llama se convirtió en municiones para los ataques de la oposición?"

Youga respondió: "Lo que pasa es que ellos van a abalanzarse inmediatamente ante cualquier  pérdida sufrida, así haya sido evitable o no. El comandante en la escena lo aceptaría a ciencia cierta, pero el compromiso también va a estar en el territorio del Imperio. Incluso si es para      exterminar al dragón de las llamas, cruzar una frontera causará muchos problemas”.

"¿Qué pasaría si tuviéramos un testigo? ¿Alguien que nos invite allí? ", dijo el coronel Kamo mientras se encogía de hombros.

"Si hiciéramos eso, sería una razón perfecta para llamar a un voto de no confianza en el gabinete. Aunque hemos conseguido la promesa de la Cámara de Representantes para ignorar las payasadas que lanza el Senado, el gabinete sigue prefiriendo una doctrina débil”.

En ese momento, Dalila trajo el café.

Mientras ella estaba sirviendo el café, la conversación se detuvo. Una vez que se fue, Col. Kamo sonrió.

"Aun así, ¿crees que él realmente pueda salir impune de esto? Me estuve riendo demasiado  cuando lo vi en la televisión. Él fue regañado por su broma de una respuesta, pero era sólo una formalidad. Y pensar que sólo se le advirtió medir sus palabras por tontear frente al congreso... ¿esa es su personalidad? "

"Tuvo suerte porque las tres chicas detrás de él tuvo un mayor impacto. Sólo fue debido a que ellos dijeron todo fue descartado con un 'Es sólo Itami' ".

"En verdad, lo extraño fue lo que habían hecho después de traer a los refugiados de regreso. Por supuesto, no podían simplemente abandonar a la gente en problemas, así  que una respuesta más burocrática podría haber sido que ellos no querían que los niños estén incómodos. Itami no hizo nada malo en decir  'Está bien, déjamelo a mí'. Por lo que sabemos, esto paso porque esas tres chicas estuvieron ayudándonos" dijo Tsuge mientras terminaba su café.

"No se trata sólo de derrotar al dragón de las llamas. Nuestro objetivo original era derrotar al Imperio y exigirles las reparaciones como los demandantes. ¿Desde cuándo ellos nos están reduciendo solo para defender la zona alrededor del Gate y prevenir las invasiones? ¿En que está pensando el gobierno? "

"Esto es probablemente porque ellos entienden en gran medida la situación política de este mundo. Si derrotamos el poder que gobierna aquí, el Imperio, todo este continente probablemente regresara a una guerra civil. Ese probablemente es el porqué. Después de todo, en el pasado, el antiguo Imperio Romano destruyó Dacia (actual Rumanía) y terminó perdiendo su línea de defensa contra la invasión de las tribus bárbaras del este”.

Por ejemplo, si Estados Unidos fuera a caer en este momento, China y Rusia, ahora libres de la influencia estabilizadora de los EE.UU., probablemente irían a la guerra en varios lugares. Uno ya podía ver el espectro de esos conflictos en el Tíbet, entre los uigures, en Georgia (país) y así sucesivamente. Sólo un tonto podría pensar que la guerra no ocurriría.

Del mismo modo, si el Imperio fuera destruido, las naciones más fuertes de este mundo   inmediatamente librarían la guerra los unos contra los otros para tomar el poder. Aunque el JSDF de Japón era invencible en este mundo, su poder aún tenía límites. Por lo tanto, con el fin de mantener la paz en este mundo, tenían que asegurarse de no perder lados.

Kengun suspiró profundamente y luego dijo: "La paz es importante para comerciar y reunir recursos. Yo prefiero las cosas de esta manera”.

Kamo puso sus manos sobre la mesa con un golpe audible.

"En ese caso, ¿por qué hemos venido todo este camino hasta la Región Especial? Si sólo estábamos defendiendo el Gate, no hacía falta tanta potencia de fuego”.

"En este momento, una gran cantidad de ruedas están girando en el Imperio. Nosotros queremos que ellos nos cedan el área alrededor del Gate, que nos paguen las reparaciones, también que firmen acuerdos comerciales favorables. Así que vamos a negociar, y si el Imperio no acepta,   atacaremos. Los planes están elaborados, deberemos ser capaces de tomar la capital imperial en un plazo de 80 horas cuando la orden este dada”.

"¿Y cuándo será eso?"

"Estoy seguro de que no será mañana, pero estoy bastante seguro de que las conversaciones comenzarán en el próximo mes."

Kamo miraba al techo. "No importa qué, eso será en el futuro."

"En la guerra moderna, una vez que veas tu objetivo, eso significa que alguien va a caer. Una vez que empecemos, no debemos parar. Seguiremos de frente hacia el final y terminaremos rápidamente. Eso es lo más importante", dijo Tsuge mientras le pedía un café a Dalila, después de terminar su taza. "Bueno, dicen que la espera es parte del negocio, pero estoy bastante cansado de eso."

"Como he dicho, no se puede evitar, ¿verdad?"

"Por eso hay que enviar un mínimo de tropas que no causen un alboroto si cruzan la frontera. Eso debería funcionar, ¿verdad? "

"¿Un mínimo? Ese dragón ha sido comparado con un tanque volador, ya sabes”.

"Dicho esto, sólo hay uno.”

"Eso es verdad, y tenemos lo bienes del JASDF. ¿No podemos matarlo con Phantoms? "

Kamo empujó su cuerpo hacia adelante, "¿lo vamos a derribar?”

"¿podremos derribarlos en primer lugar?"

"El dragón tiene una armadura comparable a los MBTs de tercera generación (carros de combate). No creo que los cañones de 20 mm lo atraviesen. ¿Qué hay de los  misiles aéreos, podrían acabar con un tanque?

"Hmm...”

"Es decir, no podremos derribarlo sin la suficiente potencia de fuego. Hm, ¿por qué no intentamos un método  diferente? ... Maldición. Los ATMs  (misiles anti tanque) no pueden alcanzar blancos voladores de alta velocidad. Los AAM (misiles anti aviones) que pueden golpearlos no tienen la   cabeza nuclear lo suficientemente grande como para perforar el blindaje de los tanques de 3ª generación. ¿Cómo diablos el tercer Reconocimiento lo golpeó con un LAM (110 mm lanzamisiles antitanque)?

"Entonces, ¿qué debemos hacer?"

"Por eso, si queremos derribar a ese dragón, tiene que ser de esa manera.”

LTC. Youga abrió un cuaderno JSDF sobre la mesa y comenzó a esbozar un plan de batalla.

En primer lugar, atraeremos al objetivo en el aire con los combatientes Phantom.

"¿ya no habíamos dicho que ellos no pueden derribarlo?”

"No pueden derribarlo, pero pueden forzarlo a bajar. Lo que significa que podremos atacar desde un ángulo de 20 o 25 grados. Esto debería ser suficiente para llevarlo hacia abajo”.

Una vez que el dragón descienda cerca del nivel del suelo, sería el turno de brillar de la artillería. Ellos harían llover casquillos de 155 mm y 203 mm en la cabeza del dragón, no le darían tiempo para que respire o se recupere, mientras lo atacaban con las ondas de choque de las explosiones secuenciales. Después de todo, podrían hacer un dibujo del Monte Fuji en el cielo con sus casquillos; no habría ninguna razón por la que no puedan hacer eso.

Y luego, cuando ellos lo noqueen en la tierra, sus helicópteros de ataque Cobra presionarían el ataque con misiles TOW. Si es posible, traerían tanques de Tipo 74  disparando APFSDS para acabarlo. Al final, la infantería se movería para verificar la matanza.

"Bueno, probablemente no tendremos que preocuparnos si se regenera de forma repentina o si se levanta, al igual que en el manga."

"Está bien, espera un poco."

Ahora que terminaron, Kengun comenzó a contabilizar la fuerza de batalla necesaria.

"Como los tipo 99 (155mm Obús Autopropulsado) disparan seis rondas por minuto, necesitaremos al menos diez de ellos. Ya que el objetivo se mueve, lo duplicaremos a 20. En cuanto a los otros bienes, necesitaremos al menos una compañía. Cuatro tanques Tipo 74. Dos Phantom  combatientes JASDF. Dos helicópteros Cobra. Helicópteros observadores. Luego están los vehículos de apoyo... maldita sea, eso es una gran cantidad de bienes. "

"Es por eso que dije que esto es imposible...”

Mientras escuchaban al  LTC. Youga hablar, los otros tres sólo podían dejar caer sus hombros.

♦ ♦ ♦

Yao estaba llorando. Sin embargo, ella era plenamente consciente de que nadie la ayudaría, no importa cuánto llore. Ella ya había experimentado lo que era llorar y no fue consolada por nadie.

Así que, ella se puso de pie. Tenía que levantarse de donde había caído y ayudarse a sí misma.

Había llorado. Había sufrido.

Se secó las lágrimas con un pañuelo limpio y humedeció sus labios con el té frío. Luego extendió  ambas manos. De esta manera, solucionaría los sentimientos en su corazón.

De repente, se dio cuenta de que Lelei la traductora había desaparecido. Ella le había dejado un mensaje con la camarera chica-conejo (Guerrera conejo): "aún tengo trabajo que hacer. Si estás preocupada por no tener un lugar para quedarte, puedes dormir en el ALC”.

En verdad, a Yao no le importaba acampar. Sin embargo, estaba preocupada de que pueda ser atacada de nuevo.

Ella había recibido tanta ayuda de otra persona, sin embargo, ni siquiera le había dado las gracias. Yao hizo una nota para agradecerle a Lelei adecuadamente cuando vuelva  a verla, y luego verifico la ubicación del ALC.

"En cualquier caso, aún tengo que encontrar la manera de resolver este problema."

Tenía que encontrar una manera de salvar a sus amigos y familiares.

Para empezar, ya había confirmado que las personas llamadas los hombres de verde eran una parte del ejército del país llamado Japón. También entendía por qué no podían violar las fronteras del reino elfo. Ella había aprendido que derrotar al dragón de las llamas no era imposible, pero intentarlo con pequeños grupos de personas era arriesgado.

Si su comandante Hazama se hubiera negado por intenciones egoístas, eso habría hecho las cosas más simples.

Después de todo, las personas que buscaban dinero podrían ser sobornadas con el diamante. Las personas que buscaban la fama podrían verse tentadas por el hecho de que iban a ser famosas  por derrotar al dragón de las llamas, que ni los héroes pudieron superar. Y si se encontraba con un hombre lujurioso, ella confiaba en que su cuerpo era superior al de cualquier mujer humana, y sus 300 años de técnicas eróticas los dejarían sin fuerzas y dócil.

Sin embargo, Hazama no era una persona que podía ser seducida por estos métodos. Él no había rechazado la solicitud de Yao por razones personales. Él era un hombre que priorizaba calmadamente el futuro de su nación y las reglas de los militares. Tratar de tentarlo sería una pérdida de tiempo.

Por lo tanto, ella tendría que convencer a sus subordinados. En un ejército de este tamaño, tenía que haber alguien que pueda ser influido por las riquezas o las mujeres, o ambos. Con esto en mente, Yao miro sus alrededores.


Traducido por Nando



1 comentario:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top