Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 13, Capitulo 6, Parte 1


Después de salir de la habitación de Caspond, el primer lugar al que fue Neia fue al campo de tiro con arco. Los subordinados de Neia habían estado esperando allí y rápidamente se le acercaron.

Mientras sus compañeros decían: "¿Cómo ha ido el encuentro, señorita Baraja? y Siempre estamos listos para ir" y otras cosas por el estilo, Neia les habló del encuentro.

Les contó todo lo que había pasado, lo que se había dicho y las conclusiones a las que habían llegado.

La mayoría de ellos cazaban para ganarse la vida, y todos ellos eran excelentes hombres al aire libre. Ni siquiera ellos pudieron evitar asentir con la cabeza al escuchar la conclusión de Caspond. No había duda de que buscar en las Colinas sería extremadamente difícil.

Siendo este el caso, no podrían cubrir una gran área con una brigada de búsqueda en tan poco tiempo. Sin embargo, podrían llevar a cabo una simple búsqueda dentro del Reino Santo —dirigiéndose hacia el Este desde aquí hasta la línea principal de defensa. Como no estaba claro dónde había caido el Rey Hechicero, podría estar dentro de las fronteras del Reino Santo.

Varias personas expertas en técnicas de ranger se adelantaron.

Neia también quería participar, pero prácticamente no tenía habilidades de ranger, así que sólo se interpondría en el camino si los acompañaba.

Esta era una operación para rescatar a un rey justo que había tendido una mano para salvar a la gente de otro país. Como su escudera, no poder ir se sintió desleal, lo cual destrozó el corazón de Neia.

Tenía ganas de gritar como lo había hecho antes con Remedios, pero nada resultaría de ello, aunque lo hiciera.

Neia dijo a todos que habían recibido el permiso de Caspond para buscar dentro de las fronteras del Reino Santo, pero que ella misma no podía participar.

—Déjenoslo a nosotros, Srta. Baraja.

—Ahhh. Mantendremos los ojos abiertos mientras buscamos a nuestro gran benefactor, Su Majestad. ¡No nos perderemos ni una pista!

—Muy bien, chicos. Una vez que el príncipe Denka dé su permiso, ¡contaré con todos ustedes!

Neia se inclinó profundamente ante ellos.

—Señorita Baraja, ¿qué haremos el resto de nosotros? ¿Cómo podemos ser útiles al Rey Hechicero?

Mientras todos la miraban con celo en los ojos, Neia se llenó de alegría.

Incluso después de presenciar esa visión, nadie sintió que el Rey Hechicero estaba muerto.

«¡Así es! ¿Cómo podría estar muerto Su Majestad? Estoy segura, estoy segura de que debe estar esperando a que lo rescatemos... Creo.»

Neia no podía imaginar un escenario donde ese ser supremo esperaría a que esta gente lo rescatara. Por lo que ella sabía, probablemente lo encontrarían sorbiendo elegantemente una copa de buen vino frente a un montón de cadáveres de demihumanos.

—¡Está bien! ¡Entonces todos los que se vayan empezarán a aprender, porque la debilidad es un pecado!

De hecho, eso era todo lo que Neia podía hacer ahora. Tenía que ser lo suficientemente fuerte para ser útil la próxima vez. Si ella y su gente hubiesen sido lo suficientemente fuertes, el honrado Rey Hechicero no habría acabado así.

—¡Ohhhhh!

Su enérgica respuesta resonó en voz alta. Eso fue porque todos entendieron lo que Neia quiso decir cuando dijo: "El Rey Hechicero es justicia y la debilidad es pecado". No mucha gente estaba de acuerdo con esas palabras cuando se formó esta unidad, pero después de mezclarse con ellas, más gente llegó a entenderlas.

—¡Entonces iré a ver al Príncipe!

Después de hablar directamente con Caspond, al grupo de búsqueda se le concedió rápidamente el permiso para salir. Se habían embarcado el mismo día, y habían pasado tres días desde entonces.

Si bien las cosas podrían haberse vuelto problemáticas si los miembros del grupo de búsqueda no hubieran estado de acuerdo, el hecho es que todos ellos habían sido elegidos porque estaban de acuerdo con la propuesta de Neia, y por lo tanto se habían ido sin demora.

Aunque los rumores de recuperar Kalinsha habían circulado por la ciudad durante estos tres días, el Ejército de Liberación no había hecho ningún movimiento y simplemente había dejado pasar el tiempo sin rumbo. La excepción era Neia y el creciente número de personas que habían llegado a aceptar al Rey Hechicero como justicia, que se aplicaron diligentemente a su entrenamiento.

Neia soltó una flecha en el blanco aburrida y con una expresión de irritación en su cara.

Su ansiedad e ira probablemente habían hecho que sus manos se resbalasen, porque la flecha se incrustó un poco fuera del centro del objetivo.

Normalmente, alguien habría venido a regañar ligeramente a Neia, pero nadie se atrevió a dirigirse a Neia ahora.

La razón de eso fue la cara de Neia.

Su ansiedad por no poder hacer nada por el Rey Hechicero y la falta de sueño debido a la falta de noticias significaba que el área alrededor de sus ojos estaba hinchada y descolorida, lo que hacía que su cara se volviera aterradora cuando se tenían en cuenta las arrugas entre sus cejas también. Debido a que normalmente ocultaba su rostro con su visera, causó un gran impacto en los demás cuando se la quitó.

Mientras los subordinados de Neia entendían profundamente cómo se sentía, nadie se atrevía a acercarse a ella.

—Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad, Su Majestad.

Esas palabras daban vueltas y vueltas en la cabeza de Neia.

—Ahh, honestamente.

Los hombros de todos los que estaban alrededor de Neia, que tiraban de las cuerdas de sus arcos hacia atrás, temblaban al escuchar esas silenciosas palabras.

—Majestad. No. Necesito calmarme. Tranquilízate. ¡Sólo han pasado tres días! ¡Sólo la región oriental del Reino Santo es lo bastante grande tal como es! No quieres asustar a los demás, ¿verdad?

Neia se quitó la visera y escuchó algo así como un grito ahogado de alguien que por casualidad había mirado hacia su lado, luego se masajeó ligeramente las sienes mientras trataba de relajar su rígida cara.

En ese momento, Neia oyó dos pasos que corrían hacia el campo de tiro con arco. Dado el tintineo metálico de las ropas, no eran milicianos que habían venido aquí a entrenar. Los paladines llevaban armadura de placas de metal, por lo que no podía ser que se atrofiasen. Probablemente eran soldados de mayor rango, o colegas (escuderos).

—¡Escudera Neia Baraja!

Cuando Neia se giró para mirar a la gente que había irrumpido, los dos hombres que habían aparecido simultáneamente dieron un paso atrás y gritaron.

—¿Qué, ¿qué está pasando? ¡¿Ha pasado algo?!

¿No eran ustedes los que tenían algo que decir? —Pensó Neia mientras respondía:

—Ahh, ha pasado un tiempo. Esa es la reacción habitual... no, ¿tal vez es un poco más que la reacción habitual?

Estas dos personas también eran escuderos, y habían sido entrenados junto a Neia. Dicho esto, ella no sabía casi nada de sus personalidades ya que apenas les había hablado, pero al menos aún recordaba sus nombres y rostros.

Si Neia los conocía, entonces ellos también deben conocer a Neia. Eso significaría que deberían haber estado acostumbrados a los ojos asesinos de Neia. Aun así, el hecho de que hubieran reaccionado de esta manera mostró lo aterradora que era ahora la cara de Neia.

Hablando de eso, Neia recordó que ellos también habían sido liberados de los campos de prisioneros.

—Ah, sí. Normalmente no me veo así... como si odiara al mundo entero... creo. ¿No soy así normalmente?

Neia se frotó la cara y pensó que tal vez no debería quitarse la visera.

—...Ah, lo siento. Parece que algo está pasando, ¿puedes decirmelo?

—Ah, no, el príncipe Caspond te está buscando. Por favor, repórtese con él de inmediato.

—¿El Príncipe?

¿Por qué la estaba buscando? Ella tenía algunas ideas, pero no sabía cuál era la correcta, así que todo lo que podía hacer era rezar para que él la buscara por una buena razón.

—Entiendo. Por favor, dile que iré enseguida.

Sin embargo, no se veían como si se fueran, incluso después de que ella hubiera dado su respuesta. Eso desconcertó a Neia.

—¿Qué es eso? ¿Hay algo más?

—No, se siente un poco... bueno, no es tu cara, pero tal vez es el aire a tu alrededor... Parece que el aire a tu alrededor ha cambiado. Sé que no puedo expresarlo muy bien con palabras...

—Bueno, me alegraría si fuera un buen cambio... pero todos hemos cambiado. Todos hemos pasado por mucho.

—Ahh, sí. Tienes toda la razón. Es justo lo que dijiste, Baraja.

Los dos sonrieron cansados. Ella no sabía si se lo habían creído. Dijeron: "Volveremos a hablar en otro momento" y se fueron.

Neia les dijo a sus subordinados que la miraban sobre su reunión con Caspond, y luego se fue.

Caspond aún permanecía en el mismo edificio que antes, pero ahora estaba en una habitación diferente.

Esto se debió a que Jaldabaoth había hecho añicos un enorme agujero en la pared de la habitación anterior cuando apareció.

Nadie la detuvo de camino a la habitación, ni siquiera con el visor puesto, y llegó a la habitación sin problemas.

Durante este tiempo, nadie le había pedido que dejara el arco en su espalda. No se sabía si era porque confiaban en ella, o porque eran conscientes del hecho de que el arco había sido tomado prestado del Rey Hechicero.

—Caspond-denka, soy la escudera Neia Baraja reportando.

Caspond estaba sentado dentro de la habitación, y dos paladines estaban a su lado: Remedios y Gustav. Neia se arrodilló inmediatamente.

—Me alegro de que hayas venido. Te hemos estado esperando. Ahh. Está bien. No te preocupes, sólo levántate.

Neia se puso en pie como se le había pedido, y luego preguntó:

—Me disculpo por haberlos hecho esperar.  ¿Puedo saber sus órdenes?

—Antes de eso, quítese el objeto que le cubre la cara, escudera Neia Baraja.

Esas palabras de hecho vinieron de Gustav. El sentido común indicaba que debería haberlo hecho.

—¡Sí! Por favor, perdóname.

Después de que Neia se quitó el visor, los ojos de Gustav se abrieron un poco.

—...Ah, ¿no te encuentras bien? ¿Quieres que los sacerdotes te examinen?

—No, aún no me siento tan mal. —Como las explicaciones eran problemáticas, Neia decidió seguir adelante— Ahora, ¿puedo preguntar qué pasa?

—Sobre eso... bueno, hay una persona más que se unirá a este grupo además de nosotros cuatro. Está por llegar, así que no te sorprendas demasiado, ¿de acuerdo?

Podía ver una mirada de disgusto en la cara de Remedios por el rabillo del ojo. Si podía hacer que la cara de la Capitana pareciera disgustada, entonces estaba probablemente relacionada con Jaldabaoth. Y entonces la palabra "sirvienta demonio" vino de repente a la mente de Neia.

Después de escuchar la orden de Caspond, Gustav abrió una puerta lateral y habló con la persona que estaba dentro.

Y entonces, un heteromorfo surgió ante ellos. Neia sabía qué especie era.

Era un Zern.

Aunque era una especie con un caparazón brillante, su apariencia no era ofensiva. Sin embargo, había un leve y casi imperceptible olor a derramamiento de sangre que lo rodeaba.

«¿Qué hace aquí un demihumano como ese?» se preguntó Neia. Caspond pareció darse cuenta de esto, y habló.

—Es un embajador.

«Así que el enviado de Jaldabaoth está aquí, ¿es eso? Neia inconscientemente dejó ver su hostilidad, y el Zern tembló como si estuviera a la defensiva.»

—Espere, Escudera Baraja. Parece que se equivoca un poco. No es el enviado de Jaldabaoth. Es todo lo contrario. Es un enviado de los seres que planean rebelarse contra Jaldabaoth.

—¿Eh?

Neia no pudo evitar exclamar sorprendida. Caspond parecía haber esperado esa respuesta, y se rió.

—Pareces sorprendida. Bueno, eso es de esperar. Seguramente no esperabas que nadie se revelara contra la subyugación de los demihumanos por parte de Jaldabaoth, ¿verdad? Sin embargo, hay gente así. Según el enviado-dono, no todos los demihumanos sirven a Jaldabaoth de todo corazón. Por ejemplo, estos Zerns. Hay otras especies como ellos que no tienen otra opción que servir a Jaldabaoth porque su clase dominante - su familia real - fue tomada como rehén. Lo que quieren es rescatar a esos rehenes.

—Precisamente.

Neia nunca antes había oído esa voz femenina y la asustó. Miró por el interior de la habitación. Finalmente, justo cuando estaba a punto de irse "de ninguna manera", sus ojos aterrizaron en el Zern. Esa voz habría sonado perfectamente bien viniendo de un ser humano.

¿De qué parte de su asqueroso y espantoso cuerpo salió su voz humana?

¿Era una habilidad especial de los Zern, o era una especie de poder mágico?

—La ciudad que ustedes los humanos llaman Kalinsha, que está a cuatro o cinco días de viaje al suroeste, tiene a alguien importante para nosotros. Te pedimos que lo salves.

Neia evocó un mapa del Reino Santo en su cabeza.

De sus palabras anteriores, la ciudad de la que hablaba el Zern era en realidad Kalinsha. Por supuesto, estaba más cerca del suroeste que del sureste y se preguntaba si viajar allí llevaría realmente cinco días, pero todo lo demás estaba dentro de los márgenes de error.

Sin embargo, había una cosa que ella no entendía. ¿Por qué le estaban contando esto a Neia?

Sin embargo, antes de que Neia pudiera contemplar las razones de ello, Caspond dijo algo sorprendente.

—Por eso hemos decidido aliarnos con ellos para luchar contra Jaldabaoth, señorita Baraja.

«¿Ehhh?» Neia no pudo evitar dudar de sus oídos. ¿Podrían confiar en una especie como el Zern, monstruos que ni siquiera tenían rasgos faciales para leer?

—Mientras nos veíamos obligados a inclinarnos ante el poder de Jaldabaoth e invadir este lugar como parte de su ejército, recibimos noticias de que nuestro rey, que estaba siendo retenido como rehén en las colinas de Abelion, fue asesinado por demonios. En cuanto al otro, el príncipe que está prisionero como símbolo de nuestra sumisión... ahora que el rey anterior ha sido asesinado, es nuestro nuevo rey. Si lo rescatas, te ayudaremos.

¿Lo mataron porque no necesitaban dos rehenes? ¿O había una razón más demoníaca para el asesinato? Aunque ella no podía leer tan profundamente en los asuntos, parecía que lo importante era que su rey había sido asesinado.

—Dicho esto, nos estamos preparando para llevar a nuestro nuevo rey a un lugar al que Jaldabaoth no puede llegar, así que nuestra guardia real más fuerte no podrá ayudarlos. Sin embargo, los otros tres mil de nuestros guerreros que trajo Jaldabaoth lucharán a su lado. Nuestra especie no se extinguirá mientras haya un rey y una hembra soltera, así que pueden usar a esos guerreros como quieran. No habrá problemas, aunque los maten a todos.

—Así es como es. También conoces las condiciones que he establecido para triunfar contra Jaldabaoth. En lugar de reducir el número de demihumanos con el combate, sufriremos menos pérdidas si los persuadimos de que se retiren de su lado. Además, nos han proporcionado información importante, y hemos terminado de verificarla.

Caspond sonrió, y luego continuó.

—Por lo que sabemos, esta noticia no es una trampa de Jaldabaoth. Al contrario, esto es algo que podemos usar para tratar con los Zern. Si Jaldabaoth lo descubre, serán purgados y su príncipe, el nuevo rey, también será asesinado.

Eso es lo que te pasará si nos traicionas, Caspond estaba intentando amenazar al Zern.

Aunque era natural que alguien en una alta posición pensara así, el hecho de que Caspond pudiera describir despiadadamente tal desarrollo asustó un poco a Neia.

Sin embargo, una vez que la calma volvió al corazón de Neia, una pregunta hirvió dentro de ella. Es decir: ¿por qué la había traído aquí para escuchar sus planes? Si quería que Neia participara en el rescate, todo lo que tendría que hacer era darle una orden. Era cierto que Neia era ahora comandante de unidad, pero al final era solo una escudera que era algo hábil con el arco. No había necesidad de explicarle la operación con tanto detalle. Y no sólo eso—

«...Ah, ¿no me digan que todavía me consideran como la escudera de Su Majestad? Quiero decir, ya estoy a mitad de camino de ser un ciudadano del Reino Hechicero, ¿verdad? Ellos probablemente piensen que el Rey Hechicero también estaría escuchando esto bajo circunstancias normales. O tal vez quieren que se lo explique al Rey Hechicero cuando lo volvamos a ver.»

Eso fue todo. Neia seguía siendo la escudera del Rey Hechicero.

Neia se hinchó el pecho y Caspond se sorprendió un poco por el repentino cambio de actitud.

—Ahora entonces. En cuanto al rescate del príncipe Zern, hemos tomado la decisión de que rescatarlo durante el caos del ataque a Kalinsha será muy difícil.

—De hecho, —el Zern siguió las palabras de Caspond—. Déjenme decirles dónde está retenido el príncipe. Vice capitán, espero que me ayude a aclarar los detalles.

El Zern se lanzó a su explicación con el apoyo de Gustav.

En primer lugar, la gran ciudad de Kalinsha ocupaba la cima de una colina. Estaba bajo la administración directa de la familia real y estaba protegida por gruesos muros. Al oeste, cerca de su punto más alto, estaba el Castillo Kalinsha.

La intención era mantener a raya a los demihumanos en caso de que se rompiera la línea de defensa, y al mismo tiempo, estaba cerca de una importante ruta comercial que conducía al sur. Por lo tanto, fue construida con más robustez que cualquier otra ciudad del Reino Santo.

Además, el castillo de Kalinsha, poco utilizado, fue construido de forma muy sólida para resistir los asedios.

El príncipe Zern encarcelado se encontraba en una de las torres del castillo. Ya que estaba en la parte más interna de las torres que estaban destinadas a las últimas defensas, se podría decir que era el lugar más difícil para infiltrarse en Kalinsha.

Ni siquiera tenía ventanas para protegerse de los ataques aéreos, y no se podía acceder a ella sin pasar por una pasarela aérea.

Esta torre estaba ahora habitada por poderosos guardianes —el ogrokin que usa agua conocido como Vah Uns— A los Zerns no se les permitía acercarse a ella, ya que si lo hacen su príncipe sufriría las consecuencias.

Sin embargo, siempre y cuando su traición no fuera expuesta, si los guardias vieran humanos —que no estuvieran relacionados con los Zerns— no le harían daño al príncipe. De hecho, protegerían al príncipe en su lugar. A eso se referían al tomar prestada la fuerza de los humanos.

—Pero una vez que la lucha comenzara, si el príncipe todavía estuviera encarcelado, no tendríamos más remedio que matar a los humanos. Ya que todos nuestros compañeros que fueron traídos a esta tierra están presentes...

Las palabras del Zern empezaron a perder coherencia, pero todos entendieron su significado.

Sería demasiado tarde para entonces.

Había valor en rescatar al príncipe porque los Zerns eran enemigos de la humanidad. Si los Zern fueran aniquilados, entonces no habría necesidad de rescatar al príncipe.

—Será demasiado tarde para enviar refuerzos cuando empiece la lucha. Por lo tanto, la manera más segura y efectiva de rescatar al príncipe es enviar un grupo de guerreros de élite que se muevan tan sigilosamente como sea posible. Escudera Neia Baraja, me gustaría que usted comandara esta operación.

—No puedo. Es imposible para mí.

Neia respondió a Caspond inmediatamente.

Normalmente, contradecir al príncipe, que era su comandante supremo, no sería tolerado, tanto en términos de disciplina militar como de convenciones sociales, pero al mismo tiempo, ese orden era verdaderamente ridícula. Era simplemente demasiado, no importa cómo lo vieras.

—Sabía que dirías eso. Sin embargo, señorita Baraja, este asunto también es de gran beneficio para usted -entrecerró los ojos Caspond. "Nos proporcionarán conocimiento sobre las colinas e introducirán guías confiables allí.

Neia tragó.

Se mordió el labio, tratando desesperadamente de controlar sus emociones.

—... ¿Cuánta confianza podemos poner en esas palabras?

 "Una vez que rescaten al príncipe, los Zerns responderán levantándose en rebelión desde el interior, en cuyo momento retomar Kalinsha será mucho más sencillo. Ciertamente es mejor que un asedio convencional, y podremos tomar más prisioneros demihumanos. Los Zern también dicen que preguntarán por ahí para ver qué prisioneros tienen el conocimiento que usted desea.

—No estoy muy seguro de los detalles —añadió el Zern a las palabras de Caspond— Parece que deseas viajar a las colinas de Abelion. Si rescatas a nuestro príncipe ileso, toda nuestra especie estará en deuda contigo. ¿Quién se negaría a compartir lo que sabe con un benefactor? Además, ese conocimiento no es nada especial.

Su argumento era totalmente irrefutable.

«Rechazarlos significaría ser desleal con Su Majestad. Si dejo que se me escape de las manos la oportunidad de ser útil a Su Majestad porque tengo miedo...»

Después de considerar el asunto con calma, sintió que ésta era su mejor oportunidad. Sin embargo, no tenía intención de suicidarse.

—¿Quién más irá a la misión para rescatar al príncipe?

Neia miró a Remedios, que había guardado silencio todo este tiempo.

—No voy a ir. No tengo habilidades para infiltrarme.

«Si dices eso, entonces qué hay de mí.» Pensó Neia, y luego miró en silencio a Caspond.

—...le pedí que fuera contigo varias veces, pero se negó. Por lo tanto, estarás acompañado por esa cautiva... no, esa colaboradora.

—Hmph. La cautiva bastará.

—...Capitana.

 "No importa. Vice capitán Montagnes, ¿puede traerla?

Montagnes salió de la habitación con un "sí". Al mismo tiempo, el embajador de los Zern también abandonó la sala. Parecía que no quería que gente sin conexión se enterara de su verdadera identidad.

Gustav regresó en poco tiempo, pero no solo. Tenía con él a una chica envuelta en capas y capas de cadenas, una chica que Neia nunca había visto antes. Parecía bastante pequeña y delicada. Dada su apariencia, parecía ser más joven que Neia.

Llevaba una bufanda que mezclaba verde oscuro y amarillo arena en un diseño complejo, así como un extraño traje de sirvienta.

Sus rasgos faciales eran exquisitos, e incluso el parche que cubría uno de sus ojos no disminuía su belleza.

Neia de repente recordó lo que Evileye había dicho, y aunque estaba bastante segura de quién era esta persona, decidió preguntar por si acaso.

—Príncipe-denka, ¿Quién es ella?

—... ¿No lo has adivinado ya? Es una de las doncellas demonio que aparecieron en esta ciudad.

Neia se puso tiesa. Ella lo había adivinado, pero aun así se asustó. Ella tenía una dificultad de 150. En otras palabras, era un monstruo entre monstruos. Un ser que la humanidad no podía vencer ahora estaba ante sus ojos.

Sin embargo, Neia también sintió algo más que la sorprendió.

Era el hecho de que todavía podía sentir un odio tan intenso por un monstruo incomparable ante sus ojos.

¿Cómo podía aferrarse a esas emociones cuando se enfrentaba a una criatura que la superaba tan tremendamente? ¿Era porque este demonio no irradiaba un aura de miedo, o era por su lealtad al Rey Hechicero?

Independientemente de lo que fuera —Neia hundió su odio por la sirvienta demonio en las profundidades de su corazón y no dejó que se notara.

Si fuera descuidada, comenzaría a reprocharle por ser una de las razones por las que un monarca tan destacado como el Rey Hechicero perdió ante Jaldabaoth.

Sin embargo, mientras Remedios tenía la mano en la empuñadura de su espada sagrada, Caspond y Gustav no parecían estar haciendo nada especial por su parte.

Por lo tanto, Neia pudo concluir que no representaba ningún peligro inmediato. De lo contrario, nunca le permitirían quedarse en la misma habitación que el príncipe.

—...Chica asesina. No tengas miedo. Ahora mismo no estoy bajo el poder de Jaldabaoth, sino de Ainz-sama. No voy a atacar.

—No te creo.

Ainz-sama. Esa declaracion llenó de disgusto a Neia, como si estuviera tratando de rechazar el hecho de que se hubiera dicho. Sin embargo, la doncella demonio le contestó en un tono monótono sin inflexión.

—... No tienes que creerme. Es simplemente la verdad.

—Señorita Baraja. Parece que Su Majestad de alguna manera se las arregló para usurpar el control sobre ella de Jaldabaoth durante la batalla.

Los ojos de Neia se abrieron como platos.

¿Había conseguido llevar a cabo una táctica no letal como tomar el control de ella mientras luchaba contra múltiples oponentes —Jaldabaoth y las sirvientas demonio?

Neia no sabía mucho de magia, y no sabía lo difícil que era. Si uno necesitara un ejemplo, sería como si se intentara arrebatar la armadura a un oponente muy poderoso en medio del combate.

Si ese era el caso, entonces debe haber sido una maniobra increíblemente difícil que sólo el Rey Hechicero podía llevar a cabo.

Neia llegó a respetar cada vez más al Rey Hechicero.

Sin embargo, ahora tenía dos preguntas.

Ella quería creer que, si el Rey Hechicero lo había hecho, entonces todo estaría bien y ella podría aceptar ese hecho. ¿Pero estaba realmente bajo el control del Rey Hechicero?  Esa fue la primera pregunta. ¿Podría ser que en realidad no trabajaba para el Rey Hechicero, sino que actuaba bajo las órdenes de Jaldabaoth para fingir que estaba bajo su control?

Y entonces, la otra pregunta fue—

—Entiendo que eres leal al Rey Hechicero. ¿Pero por qué estás aquí? ¿Es por tus cadenas?

—...No es así.

La criada demonio empezó a ejercer su fuerza, y las gruesas cadenas emitieron un desagradable crujido.

—¡Deja de hacer eso!

Mientras Remedios gritaba a tiempo con una ola de intención asesina, el sonido se detuvo.

—...incluso yo podría romper cadenas ordinarias como estas.

—¿Entonces por qué? ¿Por qué no has dejado este lugar y te has ido al lado de Su Majestad?

Ella había preguntado porque esperaba que los instintos demoníacos o las habilidades de un demonio atado la llevaran al Rey Hechicero. La doncella demonio contestó rotundamente:

—Porque es una orden. La última orden que recibí de él fue para ayudarte. Así que haré lo mejor que pueda mientras no signifique mi muerte.

—¿¡Eh!?

Neia estaba aturdida.

«...El Rey Hechicero vino a este país para tomar el control de las doncellas. Vino para obtener a las sirvientas demonio, una tremenda fuerza de lucha que podría hacer aún más fuerte al Reino Hechicero. En ese caso, su primera orden para la doncella demonio debería haber sido que regresaran al Reino Hechicero. Pero en vez de eso, Su Majestad... Qué persona tan amable es... ¿Hay algún rey ahí fuera que sea tan compasivo con la gente de otro país? No, no puede ser, sólo el Rey Hechicero es una excepción. ¡Su Majestad es realmente justicia! ¡Qué asombroso! ¡Tenía razón todo el tiempo!»

Neia se obligó a evitar que el agua se le saliera de los ojos.

—En ese caso, ¿a qué se refiere 'siempre y cuando no signifique mi muerte'?

—...Si me pides que luche contra Jaldabaoth, me negaré. Será muy difícil escapar si me enfrento a él.

Ya veo, Neia lo entendió. Caspond ya había verificado la verdad de todo lo que había dicho. Por eso la habían traído aquí.

—Así que este demonio vendrá conmigo.

—Así es. Mientras pensaba en enviarla al Reino Hechicero como una embajadora, comparado con eso —ah—bueno, una vez que eso termine y aprendamos información que podamos intercambiar, ah —planeaba que se uniera al grupo de búsqueda que estamos enviando. Eso es porque es peligroso.... Esas personas que elegiste no han encontrado nada todavía, así que podemos estar seguros de que aterrizó en las colinas.

No sabía por qué las instrucciones de Caspond eran tan vagas.

Miró fijamente a la cara de la doncella y vio que no había cambiado. No parecía preocupada.

Por supuesto, esta doncella demonio podría no saber lo que le había pasado al Rey Hechicero, y probablemente no podría imaginar que el Rey Hechicero estaba en territorio peligroso. Sin embargo, su cara en blanco todavía hacía a Neia muy infeliz.

Y lo que es más importante, ¿podría dejar que un demonio así usara un término familiar como "Ainz-sama"?

«No, ¡por supuesto que no!» —Neia echó humo— Ni siquiera ella se había dirigido a él de una manera tan íntima.

—¿señorita Baraja?

—¡Ah, sí!

«¡Oh, no!» La cara de Neia estaba un poco roja. Aparentemente se había olvidado de sí misma debido a su desagrado por la doncella demonio.



Comentarios

  1. Vaya parece que ainz se hizo de un lugar muy profundo en el corazón de Neia, me pregunto que hará albedo cuando sepa de esto xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CZ y Neia se volverán buenas amigas, por fin una entrada digna de CZ, solo espero que luego le den un poco de protagonismo a Lupusregina con la aldea carne, o a Aureole Omega, casi no se ha hablado de ella, ni tampoco de Nigredo y Rubedo :c

      Parecer que hay Overlord para rato, y más con la trama spoiler de los character Sheets, 7w7

      ¡Aye!

      Eliminar
    2. Los hojas de personajes contienen revelada parte de la futura trama de los proximos volumenes
      en especial la hoja de personaje de BellRiver, despues de leer eso pensé "todo tiene sentido ahora"

      Y sin dudas, overlord no es otro Isekai más del montón, y más cuando hablamos de las novelas ligeras, que hermoso es poder leerlo

      Eliminar
    3. Lee el la descripción del personajes de este volumen... Esas de los seres supremos... Y veras algo que te llamara la antencion.
      Pd:luisfz Z

      Eliminar
    4. Donde encuentro la hoja de personaje de los seres supremos??? si me puedes pasar el limk te lo agradecería mucho.

      Eliminar
    5. donde puedo verlos? he buscado pero solo encuentro las cartas anteriores y o' en japones

      Eliminar
    6. https://get.google.com/albumarchive/103081857442795133321/album/AF1QipNNgNIqev-m_Oge6qEtwaT2bhAUo-5N33SyHvLX?authKey=CLeMuuuolOKf3wE

      lo encontre ayer xd

      Eliminar
  2. Gracias por la traduccion... Cuando continuas con los fanfics inconclusos

    ResponderEliminar
  3. Ufff se unen 2 waifus.
    Gracias por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el capitulo , esta sera una buena combinación cz y neia

    ResponderEliminar
  5. Ohhh en serio esto se pone mas bueno
    Pensar que las waifus CZ y Neia trabajaran juntas ( aunque creo que es un dopel igual vale)

    ResponderEliminar
  6. Que buen capitulo... se les agradece sus esfuerzo que realizan por las traducciones...
    es un arduo trabajo....

    ResponderEliminar
  7. Gracias muchas gracias ahora este simple humano pide otra traducción una segunda parte porfavor 🙏 XD en verdad tengo unas ansias y estoy en exámenes 😭😭😭😭 así q please se q es pedir mucho xc pero siiiiii igual muchas gracias

    ResponderEliminar
  8. ohhhhhhhhhhhhhh... si salio por fin esperare con ansias el siguiente xd

    ResponderEliminar
  9. cz mi favorita entra en escena

    ResponderEliminar
  10. OHHHHHHH!!!!!! GRACIAS POR LA TRADUCCION arigatou!

    ResponderEliminar
  11. las unicas waifus pleiades no sadicas Shizu y Yuri deberian tener mas protagonismo, almenos ahora veremos un pocp de Shizu ❤️ espero y se haga buena amiga de Neia, desde q vi las ilustraciones esperaba este momento con ansias

    ResponderEliminar
  12. no me esperaba que dejasen a cz xd para que lo haran hasta donde llegan los planes de ainz? planes muy elaborados, complicados y tan profundos que ni el los entiende kkk ese ainz y su suerte

    ResponderEliminar
  13. Supongo que los nivel 100 en el juego no simplemente suben estadísticas a diestra y siniestra. Sino que también suben sus propios niveles de raciales véase: inteligencia, suerte y la capacidad de elaborar planes tan complicados que incluso punito-moe-sama no es capas de anticipar

    ResponderEliminar
  14. Gracias por el capitulo y la traducción y a lo mejor cz y neia se hagan amigas ya que en la imagen ambas son tiernas y neia esta mas enamorada de ainz-sama siii y que hará albedo cuando se entere de esto.

    ResponderEliminar
  15. Vaya la espera me mataaaa xD xfa si pueden subanlo en ingles x mientras q lo traducen así uso el traductor de google :D!!

    ResponderEliminar
  16. Héroe gracias te mereces una 🍺 o mejor te mereces muchas 🍻🍻🍻🍻

    ResponderEliminar
  17. Gracias por la traducción ahora a esperar el próximo con anciss

    ResponderEliminar
  18. neia aatac olas con CZ odat la alferzato la marondan a orormi XD es mejor que no lo entiendan

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Algún link para leer la versión ven inglés?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.reddit.com/r/overlord/comments/8i3qsx/quick_and_dirty_volume_13_chapter_3_part_4/

      Eliminar
    2. no es la siguiente parte completa no identifico si le farta parte del inicio o solo el final

      Eliminar
  21. https://readoverlord.com/overlord-light-novel-volume-13-chapter-3-part-2/

    ResponderEliminar
  22. Neia 😍😍 Kawaii!!♥️♥️

    ResponderEliminar
  23. BELLRIVER fue asesinada en la vida real por un secreto de megacorporaciones??? me dejo la intriga de a quien le paso eesa informacion ?' asi lo dice en su descripcion

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 1

El asedio Parte 1

Faltaba mucho para el final del invierno, por lo que el aire era muy frío. Sin embargo, eso no fue una dificultad para él, gracias a la piel que cubría su cuerpo. Su torso estaba envuelto en una brillante piel negra, y otra capa de ropa encima de ella que hacia un excelente aislante. No temblaría de frío, aunque llevara una armadura completa de metal.

Sin embargo, ahora estaba temblando por una razón diferente.

Esa razón era la ira.

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 5

—Deprisa...

—¡Uooooohhhhh!

Un fuerte ruido resonó alrededor de Neia mientras las piedras volaban. El sonido parecía barrer con la ansiedad de su corazón.

Las piedras lanzadas golpearon a los demihumanos, que aún dudaban. Aunque distaba mucho de ser fatales, parecía que habían causado cierto daño.