Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 13, Capitulo 6, Parte 2


—¿Cuál es el problema? ¿Algo te molesta?

—¡Ah, no! Han pasado sólo tres días desde que comenzó la búsqueda, así que creo que puede ser un poco precipitado concluir que cayó allí...

—Ya veo. Eso tiene sentido. Sin embargo, ¿no sería mejor estar preparado para todo?

 —Eso es verdad.

—Muy bien. En ese caso, doncella demonio. Es la tercera vez que hablo contigo. El día que te encontramos, ayer y ahora.

La doncella no dijo nada y miró a Caspond.

—Si te pidiera que fueras a cierta gran ciudad a rescatar a alguien encarcelado allí, ¿nos ayudarías?

—...Es como dije ayer. Lo haré.

—Ahh, bien, lo entiendo. Entonces, me disculpo por esto, pero ¿le importaría volver a su habitación? Vice capitán Montagnes, por favor acompañela.

Él llevó a la doncella demonio lejos, y ellos comenzaron a hablar de nuevo una vez que Gustav regresó.

—Señorita Baraja. Aunque no sé si necesito decirte todo esto, poseer esta información podría significar la diferencia entre el éxito y el fracaso cuando te infiltres en Kalinsha. Por lo tanto, te contaré algunas cosas. La primera se refiere a Jaldabaoth.

Caspond le contó lo que habían aprendido de la doncella demonio.

Parecería que sabía poco de Jaldabaoth, prácticamente nada, de hecho. Ni siquiera sabía qué habilidades, ataques o debilidades tenía. Además, no sabía lo que Jaldabaoth estaba haciendo ahora ni cuál era su objetivo.

Sin embargo, ella había dicho que necesitaría mucho tiempo para recuperarse si estaba gravemente herido. Era como si llevara más tiempo rellenar un recipiente más grande cuando el nivel del agua en su interior disminuyera.

Y así, después de informarse sobre Jaldabaoth, los demihumanos y los otros demonios, Neia le hizo a Caspond la pregunta cuya respuesta quería saber más que nada.

—¿Hasta dónde podemos confiar en ella?

—No podemos. Deberíamos matarla para estar seguros.

Esta respuesta fue proporcionada por Remedios.

Neia resistió la tentación de preguntar si ella podía vencer a un demonio de dificultad 150, pero en vez de eso decidio escuchar el juicio de Caspond.

—Me cuesta confiar en ella. Este podría ser uno de los planes de Jaldabaoth. Podría ser una espía enviada por si aparece alguien como Momon, alguien que pueda luchar contra Jaldabaoth.

Por eso le habían pedido al embajador de los Zern que se fuera antes de traer a la doncella demonio, y hablaron indirectamente delante de ella.

—Te lo dije, ¿verdad? Sería mejor matarla. Así habrá una cosa menos de qué preocuparse.

—Ya veo, Capitana Custodio. Esa es una opción. Sin embargo, es muy probable que la doncella demonio esté bajo el control del Rey Hechicero. Esto se debe a que no ha estado diciendo falsa información sobre Jaldabaoth, simplemente ha respondido que no lo sabe. Sin embargo, ¿por qué no pregunta por el Rey Hechicero... Umu? Aun así, accediste a entregarle a él los derechos de las doncellas demonios, ¿no? Ya que hiciste eso, una vez que sepan que la matamos, considerarán a nuestro país incapaz de cumplir sus promesas, ¿sabes? Una vez que eso suceda, es posible que nadie más quiera ayudarnos sin importar lo que le pase a nuestro país.

—Ya ha sido asesinado por Jaldabaoth, ¿no?

Las palabras de Remedios hicieron que Neia mirara hacia abajo mientras luchaba por contener su ira. Gracias a Remedios, sintió que había adquirido la capacidad de manejar mejor sus emociones.

—No podemos estar seguros de eso. Es por eso que siento que necesitamos probarla y usarla durante el rescate del príncipe. Si ella nos traiciona y filtra la información, entonces sólo los Zern serán eliminados, lo que reducirá el número de demihumanos. También podremos atrapar a la rata que hay entre nosotros. Estos son los dos méritos de esta opción. Y por supuesto, si tenemos éxito, podemos simplemente celebrar.

Por favor, no se olvide de la vida de la persona que llevará a cabo la infiltración, refunfuñó Neia en su corazón.

—¿Le preguntaste a la sirvienta demonio sobre sus propias debilidades? Si nos traiciona en el camino, ¿no sería mejor tener alguna forma de tratar con ella?

—No preguntamos por nada de eso.

Caspond sonrió amargamente. Neia hizo lo mismo.

Incluso si se lo dijera, no habría forma de determinar si estaba diciendo la verdad. No lo podían decir con la mirada, y obviamente no podían probarlo.

—Bueno, no somos nosotros los que la controlamos. Al final, sólo nos está ayudando porque el Rey Hechicero se lo ordenó.

Gustav seguía con lo mismo, pero en realidad tanto Caspond como Neia ya se habían dado cuenta. Probablemente sólo había una persona presente que no entendía la situación.

—Así que los infiltrados seremos yo y la doncella demonio. ¿Ha sido seleccionado alguien más?

—En ese punto, si no tienen a nadie más a quien recomendar, entonces ustedes dos irán solas.

Por un momento, Neia miró a Caspond porque pensó que estaba bromeando, pero su cara estaba seria.

—Permítanme añadir algo más a las palabras del Príncipe, pero sin duda alguna una infiltración es mejor que sea manejada por un número muy pequeño de personas, ¿No lo crees? Si la gente se interpusiera sería una muy mala idea, por eso no tenemos a nadie que proponer.

Aunque la explicación de Gustav fue lo suficientemente convincente, Neia sabía que esa no era la única razón.

Fue por la situación de Neia Baraja.

Todo estaría bien si esta operación de rescate saliera bien. Si fallaba, todo lo que perderían sería una escudera entrometida que se había acercado al Rey Hechicero y a uno de los lacayos del Rey Hechicero. Además, perderían poco, aunque la doncella los traicionara. Era perfecto.

En ese caso, ¿fue mentira cuando dijeron que le habían pedido a Remedios que fuera con ella? También era posible que no fuera así, y sólo estaban tratando de minimizar sus pérdidas.

Neia exhaló. No podía haber otra respuesta. Esta fue una buena oportunidad para mostrar su lealtad al Rey Hechicero.

—Entiendo. Yo y ella... —pensó que probablemente era una mujer— viajaré a su lado. Viajaremos juntas.

—Oh, ya veo. Entonces contamos contigo.

—¡Sí!

—Entonces el Vice-Capitán Montagnes le dibujará un mapa de la ciudad. Prepárate antes de irte. Además, evita el combate si algún demonio cercano a Jaldabaoth está presente.

Según la información de la sirvienta demonio y del Zern, Jaldabaoth era servido por tres grandes demonios. Estos tres demonios eran—

El gobernante de las colinas de Abelion, donde vivían los demihumanos.

El mariscal de la invasión del Reino Santo del Sur.

El encargado de tres grandes ciudades, que se teletransportaba entre Kalinsha, Rimun y Prart.

Eso parecía ser.

Por lo tanto, si no tenía suerte, el gran demonio a cargo de las ciudades estaría presente.

El gran demonio a cargo de las ciudades aparentemente no tenía cabeza, y su cuerpo era como un árbol marchito. Medía dos metros y no tenía alas ni cola. Tenía las manos arañadas, y su delgado cuerpo poseía una fuerza inimaginable. Además, carecía de cabeza, pero todavía era capaz de sentir su entorno, e incluso podía leer.

Como demonio, tenía una fisiología realmente diabólica.

Por cierto, la capital de Hoburn estaba aparentemente bajo el mando directo de Jaldabaoth, y no el de sus ayudantes.

—¿Puedo saber quién es más fuerte entre él y la doncella demonio?

—Según las propias palabras de la doncella, ella no lo sabe.

Quería ver la habilidad de lucha de la sirvienta demonio sólo una vez. En particular, quería saber qué armas usaba y qué habilidades especiales tenía. Si ella no lo sabía, podrían sufrir una derrota inesperada.

—Los tres grandes demonios son tanto generales como señores. Probablemente siente que los demihumanos no son aptos para el trabajo intelectual, por lo que parece haber establecido una estructura de poder dictatorial. Por lo tanto, los grandes demonios manejan gran parte de la administración y no han nombrado ningún sucesor o sustituto. Si puedes derrotarlos, serás capaz de asestar un golpe devastador a la Alianza Demihumana.

—Eso cumpliría las condiciones de victoria que ha establecido, príncipe-denka.

—Aunque Jaldabaoth podría actuar en persona una vez que sus heridas se hayan recuperado... Ahora mismo, no creo que se obligue a salir al campo. Sin embargo, si puedes tomar las extremidades, entonces la victoria estará cerca, aunque no aplastes la cabeza. Dicho esto, tu principal prioridad ahora es el rescate, así que evita el combate si puedes.

—Entiendo.

—En ese caso... ¿cuándo empezará la misión de rescate?

—Planeaba partir lo antes posible. Sin embargo, me gustaría hablar con la doncella demonio antes de eso.

—Ya veo. Entonces, ¿qué tal dentro de dos días?

Neia contestó afirmativamente y recibió permiso para encontrarse con la doncella demonio. Después de eso, salió de la habitación.

Aunque tenía una pesada carga que soportar, su paso era enérgico y su rostro estaba lleno de determinación. Las llamas de la locura que venían de la pérdida de su propósito recibieron recientemente una nueva dirección, y se convirtieron en una luz cegadora que iluminaba su camino.

Aún había algo que ella podía hacer, y su camino llevaba a Su Majestad. Cuando ella lo veía así, incluso viajar con un demonio peligroso no era nada.

La doncella demonio vivía en una casa de tamaño medio con jardín. Debería haber pertenecido a un rico residente de la ciudad. Durante la salvaje toma de posesión de esta ciudad, parte de las hermosas decoraciones habían sido destruidas, y las estatuas que deberían haber estado allí habían sido destrozadas. Aun así, la casa estaba intacta, y no parecía que el aire frío de afuera se filtrara.

Aun así, hasta una casa barata y rudimentaria podría jactarse de eso. Cada abertura que se podía considerar como una ventana que había sido sellada herméticamente, como si quien lo hubiera hecho estuviera decidido a no dejar que el aire entrara o saliera. Olía a paranoia.

En general, esto era una jaula, o algún tipo de espacio cerrado. Era un lugar para alguien que era teóricamente un esbirro de un ser no-muerto o un demonio, pero también un lugar para el subordinado de un héroe que había venido a salvar el Reino Santo. Era un lugar que mezclaba muchos propósitos, así como un sentido de inminente crisis y aversión.

Mientras ella quería preguntarle qué podía hacer con varios lazos de cadena a su alrededor, el Rey Hechicero no la había presentado oficialmente, por lo que no podían tratar cortésmente a esta doncella demonio.

El muro alrededor de la casa había sido reparado apresuradamente, pero no tenía una puerta con cerradura. ¿Se lo habían llevado porque no había suficiente acero para todos? En su lugar había un puesto de guardia construido a toda prisa que parecía una cabaña temporal.

El hombre que estaba allí era un hombre totalmente armado y de aspecto poderoso, era el paladín que había sido nombrado comandante de este lugar. Neia le entregó el pergamino que Caspond le había preparado.

El paladín lo escudriñó rápidamente, y luego le devolvió el pergamino mientras le entregaba un candelabro encendido.

Era de día, pero las ventanas bloqueadas impedían el paso de la luz. Ya que la doncella tampoco necesitaba luz, el interior estaba muy oscuro.

Neia entró por la puerta y miró alrededor del desolado jardín antes de dirigirse hacia la casa. Mientras caminaba sobre un camino de ladrillos destrozados hacia la puerta principal, Neia respiró hondo.

Ella usó la campana de la puerta, pero no hubo respuesta. Neia dudó, y luego probó con la manija de la puerta. Estaba abierta. Abrió la puerta, y miró hacia el oscuro interior. No había sonido desde dentro, y era tan silencioso como un mausoleo.

Se decidió y luego entró. No había luz dentro, ni sirvientes. No había nada en esta casa más que Neia y un demonio con una dificultad de 150.

El sudor goteaba en su espalda. La vela que ella sostenía tembló inestablemente. Todo lo que estaba fuera del pequeño círculo de iluminación de la vela parecía haber sido absorbido por la oscuridad.

—¡Soy Neia Baraja! ¡Estoy aquí para verte! ¿Dónde estás?

Neia gritó a la oscuridad, pero la oscuridad no respondió.

¿Estaba durmiendo?

Gritó de nuevo, más fuerte que ahora, pero no hubo respuesta.

Neia junto su determinación, y se adelantó.

Este era un edificio de dos pisos. Tenía muchas habitaciones, y comprobarlas todas llevaría bastante tiempo. Aun así, incluso sin hacer eso, Neia podría ser capaz de captar algo con su aguda audición.

Empezó por el primer piso.

Mientras Neia reunía su coraje y daba un paso adelante—

—Uwah.

Alguien la llamó desde el costado y una cara apareció en la luz.

—¡Aiieeeeeee!

Sus hombros temblaron, e inconscientemente se apartó de la cara que apareció.

Golpeó una pared con un ruido sordo.

No podía haber olvidado esa cara. Había aparecido junto a ella como si hubiese pasado a través de las paredes.

—...se siente sorprendentemente bien.

Vio a la doncella demonio a través de sus ojos llorosos. Vio a la aterrorizada Neia con expresión en blanco en su cara.

—Maldito demonio...

Se quejó Neia.

¿Acaso el [Círculo de Voluntad de Hierro] fue incapaz de prevenir el sentimiento de sorpresa? Su corazón latía como un tambor, y se sentía como si fuera a estallar. Si ese era el objetivo del demonio—

«No, no puede ser...»

—... ¿Por qué viniste aquí?

—Vine a preguntarte algo. Dentro de dos días, quiero que nosotras dos... —Probablemente sería demasiado peligroso explicar la operación en detalle ya que no sabía hasta qué punto podía confiar en ella— ...Vayamos a una misión juntas.

—...Lo tengo.

—Así que creo que sería bueno si pudiéramos compartir lo que sabemos y discutir lo que podemos hacer...

—...Compartir información es importante. Entendido.

«El que realmente comparta o no información dependerá de la próxima discusión.»

—...Está bien, entonces ven por aquí.

La sirvienta demonio se movió con pasos rápidos, como si no le importara la falta de luz. Parecería que el paladín que había conocido antes decía la verdad.

Mientras Neia la seguía, estudió la espalda de la doncella demonio.

Era una chica hermosa cuyas extremidades esbeltas y rostro bonito evocaban un deseo protector en los demás.

Aun así, todo le pareció una farsa a Neia, que sabía la verdad sobre ella.

Las cadenas con las que había sido adornada en las habitaciones de Caspond no se veían por ningún lado. Sin embargo, las cadenas no tenían sentido para empezar. Este demonio fue construido con la forma de una chica humana. Su verdadera identidad era un monstruo que podía superar a los Dragones.

Mientras consideraba que incluso una pequeña palmadita podría ser su muerte, su estómago empezó a dolerle.

—Soy muy frágil, así que por favor sé gentil conmigo.

Al oír a Neia murmurar esas palabras reflexivamente, la sirvienta demonio se detuvo en su lugar, luego se dio la vuelta y dijo: "Entendido". Incluso los ojos de Neia no podían ver ningún cambio en su expresión. No saber lo que pensaba la ponía un poco incómoda

De esta manera, llegaron a la sala de recepción.

Sólo había una vela para la iluminación.

—...siéntate —señaló hacia la silla— Neia se sentó.

—...Bebidas.

De repente sacó una botella de líquido marrón. Era como cuando el Rey Hechicero sacaba objetos.

Mientras Neia observaba sorprendida, abrió la tapa e insertó una pajita. Estaba hecho de un material extraño que parecía suave y duro al mismo tiempo.

Ella esperaba que ese líquido fangoso no fuera veneno. Sería muy angustiante si accidentalmente olvidara que es dañino para los humanos.

Sin embargo, si realmente era una subordinada del rey Hechicero, entonces no podría negarse. Neia se envalentonó y movió la lengua.

Tomó un sorbo de ella, y agitó su lengua.

No era tan amargo como ella esperaba.

«¿¡Es dulce!? ¡Qué es esto!»

Neia tomó un trago tras otro. Mientras que era pegajoso y necesitaba un poco de esfuerzo para succionar, era fresco, refrescante y delicioso.

—...con sabor a chocolate. Las calorías son un poco altas... alrededor de 2000. Pero no te preocupes. Comer buena comida y engordar es una ambición muy querida por las mujeres, según cierta gran persona.

El cambio de tono hizo que Neia volviera a mirarse a la cara, pero aun así era inexpresiva.

Las palabras "gran persona" le hicieron pensar en el Rey Hechicero, pero Neia tenía la sensación de que se refería a otra persona.

—... ¿Quieres otro?

—¿Puedo?

La sirvienta demonio probablemente sabía que sería una pena terminarlo de una vez, y sacó otra botella.

Neia también era una niña, aunque los Orcos se habían preguntado si era una mujer, y era difícil para ella buscar algo que la hiciera engordar. Sin embargo, esta bebida estaba en un recipiente pequeño, lo que significaba que no contenía gran cantidad. Comer demasiado de cualquier cosa le haría engordar, así que todo lo que tenía que hacer era comer menos en la cena para cancelarlo.

No tengo idea de lo que son estas calorías o cuánto hacen dos mil de ellas, pero ella dijo que era un poco, así que debería estar bien.

Era una dulzura que era completamente diferente de la de las frutas o la miel. Esta vez, ella saborearía el sabor antes de bebérselo.

Ella tomó un sorbo—

—No, no vine por esto. Vine a hablar.

—...Mm.

La sirvienta demonio chupó la pajita y bebió de la misma manera que Neia, mientras sus ojos indicaban a Neia que continuara.

—Bueno, primero, si tienes un nombre, ¿podrías decírmelo? Soy Neia Baraja, pero puedes llamarme como quieras.

Según Blue Rose, cada doncella demonio era completamente diferente de las demás en términos de apariencia y equipamiento. De hecho, las doncellas demonios que había visto detrás de Jaldabaoth en la habitación de Caspond eran completamente diferentes a ésta. Quizás había diferentes nombres para diferentes tipos de doncellas demonio, como Goblins y Hobgoblins.

Aunque puede que no haya necesidad de conocer su nombre individual y racial, si realmente era una subordinada del Rey Hechicero, entonces como escudera, sólo sería cortés tratarla con la debida cortesía.

—...Fuhaa. CZ está bien. Te llamaré Neia.

—CZ, ¿verdad?

Neia esperaba que la llamaran "humana", así que se sorprendió un poco.

«¿El nombre personal de la sirvienta es CZ? ¿O CZ es el nombre de su raza? Bueno, ambos estan bien para mí...»

—¿Es ese tu nombre personal?

—... ¿Nombre personal? Una excelente pregunta. Sí. Nombre personal.

—Ah, perdóname. No entiendo tan bien a los demonios...

—...Mm. Demonios... eh. Esto... mm.

CZ parecía estar murmurando. Neia podía oírlo todo, pero como estaba hablando sola decidió no advertirla sobre esto.

—Muy bien, CZ. ¿Qué puedes hacer? Además, había varias doncellas, ¿por qué te eligió el Rey Hechicero?

—...soy muy buena en ataques a distancia. También porque yo era MVP (la mejor).

—¿Mejor? Ahh, ¿es eso? Así que en ese momento eras la oponente más problemática, ¿es eso?

CZ se rió. Dicho esto, su cara no parecía cambiar. Sin embargo, Neia tenía ojos agudos, y lo entendió después de observarla cuidadosamente.

Hubo un cambio muy leve en su expresión, parecía orgullosa.

Al mismo tiempo, Neia se relajó. Parecería que no había sido fácilmente controlada porque era la más débil.

—Yo también puedo usar armas a distancia, pero a su vez no soy buena en combate cuerpo a cuerpo... Así que no tenemos a nadie que nos proteja.

CZ sorbió su bebida en silencio.

—¿Tienes alguna idea?

—... ¿Qué es lo que vamos a hacer?

— Me infiltrare en una ciudad y rescataré a un VIP.

Todavía no podía mencionar la palabra Zern.

—...Entonces necesitamos la habilidad de movernos sigilosamente. Es mejor no tener un tanque llamativo.

—Sí, así es.

—... ¿Puedes moverte en silencio, Neia?

—He tenido algo de entrenamiento, así que probablemente estoy mejor que antes. Sin embargo, no estoy completamente segura de mí misma.

—... ¿Puedes usar hechizos como [Invisibilidad] o cosas mágicas como esas?

Neia agitó la cabeza.

—...ya veo. Trabaja duro entonces.

—Sí. Trabajaré duro. Entonces...

¿Ella realmente podía confiar en ella, podía creer que estaba bajo el control del Rey Hechicero?

Si CZ seguía siendo una subordinada de Jaldabaoth y se hacía pasar por subordinada del Rey Hechicero para espiarlos, entonces hablarle de él sería muy malo. Sin embargo, era muy probable que el Rey Hechicero le arrebatara a Jaldabaoth el control sobre ella. En ese caso, no confiar lo suficiente en ella sería tirar por la borda su mejor arma.

Y así, nerviosa y vacilante, habló.

—En este lugar, tengo el deber de ser la escudera del Rey Hechicero.

Los rasgos esculpidos de CZ no se movieron.

—...me enteré. Dijo que tenías ojos despiadados. Y tambien que te presto un arco forjado runicamente. Muéstrame.

Las alarmas sonaron en un rincón de su mente —Jaldabaoth también parecía muy interesado en ello— Aun así, si CZ realmente estuviera al servicio del Rey Hechicero, no podría negarse.

Neia entregó su arco, y CZ se lo llevó. Sin embargo, solo la miró brevemente antes de devolvérsela a Neia.

—Esto es muy bueno. Deberías dejar que mucha gente lo vea.

Ella dijo la frase con calma, así que se sentía como si estuviese recitando algo. Sin embargo, probablemente estaba imaginando cosas porque CZ no miraba el arco con interés. Después de todo, ella había hablado así desde que la vio por primera vez.

—Gracias. Ah, sí. sobre lo que pasa después de la misión...

CZ extendió una mano para interrumpir a Neia.

—Deberías dejar que mucha gente lo vea.

¿Por qué está tan obsesionada con esto? CZ probablemente notó el desconcierto en la cara de Neia, y continuó:

—Te prestó una excelente arma forjada runicamente. Que se corra la voz de la grandeza de Ainz-sama.

La palabra "Ainz" hizo que Neia se estremeciera. Dejar esto claro para ella era su máxima prioridad.

—Su Majestad.

Neia sintió por la cara en blanco de CZ que no había sido lo suficientemente clara, y añadió:

— Es Su Majestad. Llamarlo Ainz-sama es demasiado de confianza, ¿no crees?

Esta vez, fue CZ a quien le tembló un poco la cara. No, de un vistazo su cara aún estaba en blanco, pero Neia estaba segura de que su expresión había cambiado.

—No es demasiado familiar.

—No, lo es. Normalmente, no te dirigirías a él por su nombre, sino por su título. Acabas de ponerte a su servicio y aún no le has sido útil... ¿Qué pasa con tu cara?

—Nada. Sin embargo, quiero llamarlo Ainz-sama y no Su Majestad.

¿Era la expresión que se podía ver vagamente más allá de esa máscara en blanco una mirada de lástima, o estaba cantando su victoria? Ni siquiera Neia lo entendió, pero eso la enfureció. Esta recién llegada de piel gruesa había aparecido de la nada, y el hecho de que tratara de acercarse a la persona que tanto veneraba la hacía muy infeliz.

Neia decidió no fingir más. Mientras ella quería actuar como escudera y tratar con ella educadamente como una persona del Reino Santo, ella decidió dejarlo. No importaba si se trataba de un monstruo que no conocía a nadie igual en el pasado o en el presente, tenía que dejar una cosa clara.

—Alguien como tú...

—Ainz Ooal Gown-sama me dijo que lo hiciera... Llámame Ainz-sama, dijo.
  
—¿Eh?

—Así que lo llamaré Ainz-sama. Lo. Llamaré. Así.

Lo que dio a entender fue "Yo puedo hacerlo y tú no". El cuerpo de Neia se estremeció.

No, ella era un demonio que el Rey Hechicero había atado a su servicio con magia. Tal vez era natural que llegara tan lejos.

—No, no puede ser. Tú, debes estar mintiendo. Mientes como lo haría un demonio. ¿Cómo podría haberlo explicado con tanto detalle en una situación como esa?

CZ agitó la cabeza, como si dijera, " qué tristeza".

—Es una pena, pero también es cierto. Bueno, sé que debes estar sorprendida. Lo entiendo muy bien. Aun así, ahí es donde te encuentras ahora. Pero si trabajas para Ainz-sama, algún día también podrás llamarlo Ainz-sama. Dedícate a ello.

—CZ.

—...Neia. Es el deber de un predecesor enseñar a aquellos que vienen después de ellos.

Aunque esa era una frase bastante buena, ¿acaso CZ no había llegado después de ella? Pero el hecho de que pudiese llamarlo Ainz-sama la hacía sentir que quizás ella era superior después de todo. Fue un poco difícil de aceptar, pero por el momento—

—Quiero darte las gracias.

—...No lo menciones. Hay que mostrar bondad a los que conocen la grandeza de Ainz-sama.

Los ojos de Neia se abrieron de par en par, sorprendida. Ella solo había estado unida a él durante tan poco tiempo, ¿así que cómo se había ganado tanto respeto? No, eso simplemente demostró lo grande que era el Rey Hechicero.

—Sí, así es. Sé muy bien lo grande que es Su Majestad.

Después de que Neia contestó, las dos se miraron durante un rato.

CZ fue la primera en actuar.

Ella extendió con destreza su mano derecha. Neia respondió al instante y sin dudarlo.

Mientras que a Neia le molestaba el hecho de que CZ no se hubiera quitado el guante, las dos se dieron la mano en la mesa.

«Dado lo mucho que venera al Rey Hechicero, parecería que realmente está bajo el control de Su Majestad. Si no, no le habría llamado Ainz-sama, sino que le habría llamado Su Majestad como yo, por lo que no sonaría extraña.»

¿Estaba siendo ingenua? Sin embargo, en este punto, Neia estaba muy confiada en su creencia. Comprendió que la lealtad de CZ era genuina. Así como los dientes de dos ruedas dentadas encajaban, ellas podían entenderse porque eran compañeras adoradoras del mismo dios.

—...Hablando de eso, es fácil llevarse bien contigo. Como ser humano, tienes un futuro brillante, Neia.

—Tengo sentimientos muy contradictorios acerca de llevarme bien con un demonio. Hablamos así porque dices la verdad sobre lo grande que es Su Majestad.

Hm hm, —CZ asintió.

—...Aunque siento que no importa lo que le pase a Neia, te traeré de vuelta a salvo a este país. Lo prometo.

—Gracias.

La gratitud de Neia fue honesta y directa. El grado de dificultad de CZ era de 150. Estaba a un nivel en el que hasta Rosa Azul tendría dificultades para ganar contra ella. Era justo estar agradecida por la protección de semejante demonio. Esto era doblemente cierto si ella era súbdita del Rey Hechicero. Aunque, había una cosa que tenía que aclarar con ella.

—... ¿Puedes jurarlo en nombre del Rey Hechicero?

CZ levantó la mano, como si hubiera sido llamada por un profesor.

—Esto lo juro en el nombre del Supremo, Ainz Ooal Gown-sama... Sin embargo, si Neia muere y es resucitada, eso todavía cuenta como mantener mi palabra, ¿verdad?

—¿'A salvo...' No, creo que eso es un poco diferente...

Las dos se miraron.

Para Neia, había una gran diferencia entre "a salvo" y "volver a la vida después de morir". Sin embargo, eso estaba apenas dentro de los límites de lo que ella podía comprometerse.

—Si no te conviertes en un demonio o en una no-muerta, pero vuelves a la vida como humana, eso debería contar...

—...Eso debería estar bien…Muy bien.

Hubo un ligero cambio en la voz de CZ, que había estado en un tono monótono todo este tiempo. Parecía que ahora estaba motivada.

—...Aunque no eres linda, esto es para ti.

CZ sacó algo y se puso al lado de Neia. Luego presionó con fuerza algo en la frente de Neia.

—¿¡Eh!? ¿¡Qué!? ¿¡Qué es esto!?

Asustada por esa acción inexplicable, intentó desesperadamente quitársela, pero no pudo. Estaba tan apretado que no se movía. Fue muy aterrador.

—¡Qué es esto! ¡Eh! ¡Espera! ¡Tengo miedo!

—...Está bien. No te dolerá y no da miedo. Mira.

CZ le mostró algo con el número 1 y un extraño diseño —podría haber sido una letra— en él. Estaba hecho de una especie de papel que brillaba con un lustre aterrador y el que tenía en la cabeza era igualmente resbaladizo. Había oído hablar de los talismanes, ¿así que era una especie de talismán usado como medio mágico para ese arte? Pase lo que pase, no pudo haber regalado un objeto tan trivial como este, así que debe ser algún tipo de objeto mágico. Eso fue lo que provocó un escalofrío en la columna vertebral de Neia. ¿Podría ser que no fuera capaz de quitárselo por el resto de su vida?

—¿Por qué tuviste que pegármelo en la frente? ¿No hay mejores lugares para ponerlo?

—...Mm, como una hermana pequeña.

—¿¡Eh!?

Aunque había oído algo bastante impactante, había algo más importante que hacer.

—De todos modos, quítame esto. ¡Al menos pégala en mi ropa o en otro lugar!

—...no se puede evitar, entonces.

CZ sacó una pequeña botella y puso una gota de algo en la frente de Neia. Después de eso, el objeto apretado se despegó fácilmente, como si nunca se hubiera adherido. Ella lo recogió, lo miró y vio que era el mismo que el que CZ le había mostrado antes.

—...Sticker. Hay que pegarlo en algún lugar obvio.

Parece que tendría que pegarlo. Llevarle la contraria a CZ no serviría de nada, así que Neia hizo lo que se le dijo.

—Sí...

—... ¿Hemos terminado?

—¿Eh? Ah, no, después de esto, quería hablar de encontrar a Su Majestad, ah, no, para recibirlo de vuelta...

—...yo también iré. ...Necesitamos mucha preparación. Después de que todo esto haya terminado.

—¿En serio?

—...lo prometo. Pero espero que podamos hacer tiempo para terminar el mapa de las colinas de los demihumanos.

—Eso es verdad. Eh, ¿demihumanos?

Un momento después de que ella estuvo de acuerdo, una pregunta apareció repentinamente en su corazón. Ahora mismo, ella no le había dicho nada. Aun así, ¿por qué de repente había usado la palabra "demihumano"?

«¿Podría ser...? ¿Ella escuchó acerca de su aterrizaje en las colinas por parte de Caspond-denka?»

—... ¿Qué pasa?

—Er, um... lo tengo. Hablaré con mis superiores.

—... Encantada de conocerte, Neia.

—El placer fue todo mío, CZ.

Aunque todavía estaba un poco molesta por la pegatina de hace un momento, Neia extendió la mano y CZ respondió. Las dos se volvieron a dar la mano.

—No creerás que Su Majestad está muerto después de todo, ¿verdad, CZ?

Los ojos de CZ se abrieron de par en par.

—... ¿Qué acabas de decir?

—En realidad, Su Majestad cayó hacia el este, y luego no volvió a contactarnos... Ya que Su Majestad puede lanzar hechizos de teletransportación, el hecho de que aún no haya vuelto me hace pensar que algo le pasó... Así que... ¿Y si... ¿Su Majestad...?

Dolía demasiado hablar más. Ella dudó, porque si lo decía, podría hacerse realidad.

A esto CZ respondió con lo que probablemente fue una sorpresa.

—...Está bien. No está muerto. Mi atadura es la prueba. ¿Hm? ... ¿Por qué lloras?

Sus lágrimas fluían por sí solas.

El Rey Hechicero estaba realmente vivo.

Ella realmente creía que él no estaba muerto. Pero a veces, el desasosiego que repentinamente surgió en su mente la dejaba incapaz de dormir. Mucha gente le había dicho a Neia que el Rey Hechicero estaba bien, pero todas sonaban como si sólo estuvieran tratando de consolarla, de tratar de mantener sus propias preocupaciones a raya, y no porque realmente lo creyeran.

Pero en ese momento, alguien le había dicho eso con absoluta confianza y certeza. Eso, y CZ era la prueba de que el Rey Hechicero estaba vivo. Eso le permitió a Neia relajarse al fin.

Fue el alivio, como el de una niña perdida que encontró a sus padres, lo que hizo llorar a Neia.

CZ produjo un trozo de tela que fue impreso con el mismo diseño que su bufanda —probablemente era un pañuelo— y cubrió la cara de Neia con él. Y luego, ella se frotó con fuerza. Ella no era tan violenta como inexperta, pero el lugar donde le frotaba le dolía mucho.

CZ sacó el pañuelo, y el moco de Neia se estiró en un puente.

—...tiene mocos. ...estoy súper sorprendida.

Después de escuchar la voz claramente impactada de CZ, hubo una mirada indescriptible en la cara de Neia.

Por lo tanto, sacó un pañuelo de su propio bolsillo y rompió el puente del moco.

—...lo lavaré.

—...Mm.


Comentarios

  1. Ya llego la dosiss... Google translate :D, se ha dicho

    ResponderEliminar
  2. Prefiero esperar a que salga completa en español

    ResponderEliminar
  3. Gracias una vez mas. Por cierto gente, el google translate va bastante mal, os sugieró que probeis con el DeepL Translator. Va de perlas! Praise Ainz-sama !

    ResponderEliminar
  4. Que dulce la imagen la arquera y la artillera tomando helado post yo quería a la otra archet si saben a lo que me refiero

    ResponderEliminar
  5. Entonces probare esa nueva plataforma para traducir mejor

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la traduccion. Esto se pone mas bueno. Ahhh la pobre Neia, es tan linda. Espero ver algun dia esto ya sea en manga o en anime.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mi amigo va a tardar un buen rato el manga apenas va por la parte de jalbadaoth en el reino, y es mensual cada numero jaja y en anime, uff a pesar de que es fgenial la serie tiene poco raiting asi que es posible que tengamos que espera algunos años u.u
      Yo tambien estoy ansioso por que salga todo esto en anime o manga! simplemente de las mejores series que he visto y leido :D mi Favorita

      Eliminar
  7. Ahh mi diabetes, esto es demasiado dulce para la vista...
    Cz the best waifu maid

    ResponderEliminar
  8. MIS DOS WAIFUS JUNTAS, AAAAA ESPERO EL DIA QUE SALGA ESTA TEMPORADA EN ANIME

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo hacen igual que la segunda temporada, no lo esperes porque seguro que cortan ese momento.

      Eliminar
    2. ESO SI ES LAMENTABLE COMO CORTAN LOS DIALOGOS Y PENSAMIENTOS IMPORTANTES DE LA NOVELA , AUNQUE IMPORTA LA ACCION, DEBERIA MANTENERSE LOS DETALLES Y FLUIDEZ DE LA NOVELA, :(

      Eliminar
  9. Hay solo falta entoma con sus cuczrachizantes y tenemos la atmosfera dulce - agrio

    ResponderEliminar
  10. jaja wao me encanto muchísimo este capitulo CZ y Neai llevando también y Neia llorando por ainz , definitivamente CZ es la Mejor Maid junta con Yury.

    PD: Gracias por la Traducción

    ResponderEliminar
  11. Gracias por la traducción y linda imagen de cz y neia ahora se viene lo bueno.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por el cap. Tambien a mi se me corrio una lágrimita cuando cz le dijo a neia que ainz estaba XD Banzai ainz-sama!!!

    ResponderEliminar
  13. Cz (o Shizu para los panas xD) es mi maid preferida de todas las pleyades, creo que habia un Fanfic dedicado a CZ por aqui en alguna parte... y cuando lei "Uwaah" casi grito de emocion >.<
    ese fanfic de CZ me encanto y ver que aqui tambien usaron esas palabras me conmovio.
    adoro que le esten dando una buena aparicion a ella, y por su puesto Neia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si de una nena que ains rescata y se termina haciendo la hija adoptiva de cz la cancion esta muy bien aplicada casi al final

      Eliminar
    2. Se parece un poco la historia

      Eliminar
  14. "La enfermera traviesa, la colegiala y la maestra con gafas son algunas de las ocupaciones más populares de la sociedad humana." Explicó Shalltear.

    Si quieren leer una historia sobre Shizu CZ, aqui pueden encontrar algo breve, pero divertido.

    https://www.novelasligeras.com/2017/10/overlord-especial-el-invitado.html

    ¡Que lo disfruten!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa historia es propia del autor de overlord?

      Eliminar
    2. no es propia, es un fanfic pero si es muy bueno.

      Eliminar
  15. como sera animada la ultima ecena del moco jajaj o de las pegatinas de cz que son indespegables sin el liquido ese xD

    ResponderEliminar
  16. que felicidad cuando lei el "uwahh"
    recuerden q Shizu fue la estrella del ova de ple ple pleiades xD
    me encanta que por fin le den protagonismo! Y..bueno,Neia consiguio la motivacion para seguir,la lealtad de Shizu implica la vida de ainz ajajja

    ResponderEliminar
  17. Jajajaja el sticker de 1 yen de CZ. Neia se ganó el cariño de una lokilla.

    ResponderEliminar
  18. no hay duda CZ y Yuri son las mejores waifus de todo Nazarick no estan dementes ni son desquiciadas como las demas y Neia oh Neia como me encanta esta humana ojala y se vuelva alguien importante para el reino hechizero

    ResponderEliminar
  19. jajajaja el puente de moco me dio risa :)

    ResponderEliminar
  20. En que horas actulizan la traducción normalmente?? Necesito más dosis de Overlord

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es una parte por dia, hora no se pero aca sale como alas cinco xd

      Eliminar
  21. Yo normal y me traes diavetes pero agradezco al dosis de dulzura y la traduccion ajajaja eres grande

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Palabras Finales

Gracias por su arduo esfuerzo, queridos lectores que han hecho todo el camino hasta aquí. La mano con la que sostuvieron el libro debe estar cansada, ¿verdad?

Overlord, Volumen 13, Hojas de personaje

Neia Baraja
Fanática de ojos feroces
Vocación: Escudera del Ejército de Liberación del Reino Santo
Residencia: Casa familiar en Hoburns.

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.