Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 13, Capitulo 7, Final


Cuando uno se ponía a pensar, la premisa de su victoria era errónea desde el principio. O mejor dicho, la misma batalla había sido una pérdida de tiempo.

Todo lo que podían hacer ahora era terminar con el menor número de bajas posible y huir a un lugar seguro. Sin embargo, eso no era lo correcto.

 La debilidad era un pecado.

Era un pecado ser tan débil que no podían rescatar a nadie. Por eso habían entrenado duro hasta el día de hoy.

Ella no podía permitir que esto terminara consigo misma como pecadora.

Si eso sucediera, no podría enfrentarse a esa figura de justicia absoluta, Su Majestad Ainz Ooal Gown.

Neia había preparado su alma para lo que vendría, e inconscientemente mencionó lo que había en su corazón.

—Se acabó.

Ella lo dijo más alto de lo que pensaba. No se sabía si la gente de los alrededores de Neia había sido afectada por su estado de ánimo, o si habían estado pensando lo mismo que Neia desde el principio, pero cualquiera que fuera la razón, todos inclinaron la cabeza.

Este era el final.

El sueño tonto de liberar el Reino Santo y ayudar a la gente había llegado a su fin.

Pensándolo bien, se habían atrevido a tener ese sueño gracias al poder del Rey Hechicero. Pero habían terminado así cuando sólo contaban con ellos mismos.

Neia sabía que ahora no era el momento de reírse, pero lo hizo. Entonces su cara se volvió seria, y miró hacia CZ.

—...¿Puedes escapar?

—...¿Y tú, Neia?

Neia mantuvo su pecho en alto.

—¡No puedo huir!  Soy una persona que vio a Su Majestad trabajar para otros, y que se benefició de ello. No puedo dejar que esto termine conmigo como débil... como pecadora.

Neia vio a la gente que la rodeaba levantar la cabeza.

—¡No huiremos de ese bastardo!

Parecían guerreros de verdad otra vez.

Esas eran las caras de los hombres que estaban preparados para morir. Cómo quería mostrárselas al Rey Hechicero.

—Pero... tú... no, tú no tienes que morir... Por eso queremos confiarte nuestros deseos. Sé que debe ser extraño agradecer a Su Majestad a través de ti, pero como una de sus subordinadas... Por favor, hazlo por nosotros. Por favor, encuentra a Su Majestad, CZ. Puedes comandar a aquellos de nosotros que aún estamos en Kalinsha como mejor te parezca. Por favor...

—...Lo tengo.

Neia respiró aliviada después de ver que CZ estaba de acuerdo.

Sin embargo, esa expresión se convirtió inmediatamente en una de resignación.

—...No hay necesidad de que me vaya.

—¿Qué, qué significa eso?

—...Mira.

CZ apuntó a los individuos que se acercaban, los refuerzos demihumanos que venían de la dirección de Kalinsha. Estaban formados por muchas razas diferentes, incluso orcos y Zerns. Neia miró fijamente las banderas que los refuerzos demihumanos sostenían en filas ordenadas. Eran—

—¿Eh?

Neia estaba tan conmocionada que exclamó a su pesar.

Dudó de lo que sus ojos habían visto y volvió a mirar varias veces más, pero lo que vio permaneció igual.

—...¿Ves? No hay necesidad.

Neia conocía muy bien esa bandera.

Era la bandera del Reino Hechicero.

Los gritos conmocionados de sus camaradas demostraron que lo que Neia había visto no era ninguna ilusión.

—¿No es esa la bandera del Reino Hechicero? ¿verdad, Baraja-sama?

—¿Son refuerzos del Reino Hechicero? Baraja-sama dijo algo sobre  demihumanos en el Reino Hechicero.

Había una guerra ahora. En ese mismo momento, un sinnúmero de personas se estaban matando entre sí, y Jaldabaoth también estaba matando gente.

Sin embargo, Neia olvidó todo eso mientras trataba desesperadamente de comprender lo que estaba pasando.

Lo que pasó después entusiasmó a todo el mundo.

El ejército recién llegado se dividió en dos, como si hubieran realizado la maniobra innumerables veces. Se abrieron paso en el centro para que un solo ser no-muerto diera un paso adelante.

Era un hechicero con una túnica negra, montado en un esquelético caballo de guerra.

Esa era la forma del héroe que Neia adoraba, a quien veía incluso en sus sueños.

—Es, es Su Majestad... ¿está pasando esto realmente o...

Neia no podía decir con confianza si estaba viendo un sueño o presenciando la realidad.

Sin embargo, el ser que ella vio era inconmovible, y él no podía ser un sueño.

Sus emociones explotaron dentro de ella, hasta el punto de que ni siquiera podía describir cómo se sentía.

Sus lágrimas calientes nublaron su campo de visión. Ni siquiera se le ocurrió limpiarlos.

CZ saludó al Rey Hechicero. El pareció haber notado esto, e instó a su caballo a acercarse a ella.

El Rey Hechicero estaba ante ellas.

¿Qué debería decirle ella? ¿Debería disculparse por no buscarlo? ¿Sería perdonada si lo hiciera? Mientras Neia buscaba las palabras adecuadas para decir, el Rey Hechicero ya se había acercado a ella y desmontado ágilmente de su caballo.

—...Umu. Qué coincidencia, encontrarte aquí. Señorita Baraja. ¿Pensaste que estaba muerto?

—¡Su Majestad!

Neia no pudo detener el flujo de sus lágrimas.

—Creí todo este tiempo, porque CZ-senpai me lo dijo. Pensé que estaría bien, pero... ¡era verdad!

—Ah... um. Ah... hm. Mm. Ya veo. Eso me agrada. Uh... senpai?

Parecería que el Rey Hechicero también estaba encantado con esta reunión, porque parecía no tener palabras.

—...No llores.

CZ presionó su pañuelo contra la cara de Neia y lo frotó con fuerza.

—...hay mocos otra vez. Es realmente espantoso.

—Oh... parece que se lleva muy bien con CZ, Srta. Baraja. Eso me agrada.

—¡Todo gracias a Su Majestad! ¡No sé qué haría sin CZ-senpai! ¡Muchas gracias!

El corazón de Neia había estado tan agitado que no sabía lo que acababa de decir.

—Ya veo... Es una gran sorpresa para mí... CZ, ¿cómo estuvo?

—...me gusta Neia. Su cara es muy especial.

—Por favor, no digas que es especial, —dijo Neia mientras se frotaba los ojos, después de haber dejado de llorar. Pronto, ella había limpiado la última de sus lágrimas— Su Majestad, tengo muchas cosas que me gustaría preguntarle, pero lo más importante es... ¿le disgusta que no hayamos ido a rescatarlo? Si es así, entonces asumo toda la responsabilidad...

—Señorita Baraja, —el Rey Hechicero levantó la mano para evitar que continuara— ¿Por qué dices eso? Ninguna de vosotras me ha disgustado de ninguna manera.

Los ojos de Neia se llenaron de lágrimas otra vez. Tampoco estaba sola —todos a su alrededor que habían oído las amables palabras del Rey Hechicero lloraban también. Había gente que había estado aguantando sus lágrimas y que finalmente se derrumbaron sollozando.

Los hombros del Rey Hechicero se movieron un poco.

—...Ah, todos, no lloren. Más importante aún, deberías tener otras cosas que quieras preguntar, ¿no? ¿Muchas cosas más? ¿Por qué no preguntas?

—Ah, sí.

Después de que CZ le limpió las lágrimas de nuevo —aparentemente había guardado el pañuelo manchado de mocos - Neia le hizo una pregunta al Rey Hechicero.

—¿Son, son soldados demihumanos del Reino Hechicero?

Aunque no había visto a ningún no-muerto entre ellos, estos demihumanos podrían ser solo la vanguardia.

—No... no, o se podría decir que sí, ¿creo? Cuando caí en las colinas de Abelión, tomé la tierra allí para el Reino Hechicero. Por lo tanto, podrías llamarlas fuerzas del Reino Hechicero, ¿no?

Neia se quedó sin habla.

Él era increíble.

¿Cómo podría ser otra cosa que no fuese "increíble"?

Las colinas estaban llenas de demihumanos, y supuestamente estaban gobernadas por un secuaz de Jaldabaoth. Pero se había enfrentado a él solo con sus fuerzas y había subyugado las colinas. ¿Quién más podría hacer esto además del Rey Hechicero?

Neia estaba tan emocionada que se quedó sin aliento.

—Así que, bueno, me tomó un poco de tiempo reunir a la gente que sufría bajo Jaldabaoth y traerlos aquí como un ejército. Todo esto fue para arreglar las cosas con Jaldabaoth... parece que llegamos a tiempo.

No había expresiones faciales en el rostro huesudo del Rey Hechicero, pero Neia podía sentir como sonreía majestuosamente.

—¡No esperaba nada menos de Su Majestad!

Beldran corrió hacia el Rey Hechicero con su cara manchada de lágrimas.

—¡Oh! ¡Es Él!

De repente, Beldran cayó de rodillas. No, no estaba solo. Todos alrededor de Neia -todos los que pertenecían a su rebaño- se reunieron alrededor y se postraron ante él.

—¡Alabado sea Ainz-sama!

—¡Simplemente magnífico, Su Majestad!

Incluso el Rey Hechicero se sorprendió con el coro de alabanzas.

—Oh, ahh... hm... hablando de eso, tengo una pregunta para usted también, Srta. Baraja... ¿quiénes son?

—Son personas que están agradecidas por la amabilidad de Su Majestad y que desean servirlo.

—¡Sí! ¡Fuimos rescatados por Su Majestad!

—¡Sí! Somos el pueblo que desea pagar la deuda que tenemos con Su Majestad de alguna manera. Así, cuando Baraja-sama llamó, ¡contestamos!

—¡No somos los únicos! ¡Hay mucha más gente que quiere devolver la amabilidad que Su Majestad nos mostró!

—Oh... esto me hace muy feliz... aunque, ¿son todos así?

—¡Sí! ¡Exactamente! ¡Todo el mundo se lo agradece!

—Ya... ya veo... Gracias a todos.

El agradecimiento del Rey Hechicero hizo que todos sintieran que habían elegido el camino correcto para expresar su gratitud, por lo que lloraron con nudos en la garganta.

—...¿Son estas lágrimas de gratitud para mí?

—¡Sí! ¡Exactamente!

—Y usted los reunió todos, Srta. Baraja... parece que ha crecido mientras yo no le prestaba atención.

—¡Muchas gracias, Su Majestad!

Neia era todo sonrisas después de ser elogiada por el Rey Hechicero.

—Ah, ahora entonces... Señorita Baraja, por favor haga que se levanten. Vine aquí para compensar mi anterior y antiestética exhibición... ¿qué le pasó a Jaldabaoth?

—¡Ah! ¡Sí! Jaldabaoth...

Las llamas estallaron, como si hubieran estado esperando ese momento. Neia se estremeció al pensar en cuántos de los soldados del Reino Santo deben haber perecido en ese incendio.

—...ya veo. Entonces no hay necesidad de preguntar. Parece que ha llegado el momento de luchar contra él de nuevo. ¡CZ!

—...Sí, Ainz-sama.

—Yo me encargaré de esto. Tú protegerás a la gente de aquí. No olvides preparar una bienvenida apropiada para mi regreso victorioso, ¿de acuerdo?

Los gritos de "¡ohhhhhh!” se alzaron entre la multitud.

— ¡Escuchen bien! Calculé mal en la batalla anterior. Me superaban en número y estaba agotado de maná. Sin embargo, la situación ahora es diferente. Jaldabaoth no puede volver a convocar a tantos demonios en poco tiempo. Además, ahora estoy totalmente recuperado. ¡No hay más razón para que pierda! ¡Todo lo que tienen que hacer es esperar aquí a que regrese triunfante!

El pueblo aplaudió cuando el Rey Hechicero anunció su victoria absoluta.

Y mientras sus túnicas se ondeaban el avanzó a la tierra de nadie. Todo el mundo se hizo a un lado, despejando un camino recto para él, sacudidos por su abrumadora aura de poder.

—¡Su Majestad!

El Rey Hechicero se volvió para mirar a Neia.

—¡Por favor, gane!

—¡Por supuesto!

El Hechicero avanzó una vez más. Aunque su cuerpo parecía estar alejándose, ella no se sentía sola o asustada. Era el consuelo de una niña retenida por sus padres. Neia no fue la única. Hubo otros que sintieron lo mismo.

—...Hemos ganado.

Al lado de Neia, CZ anunció la victoria del Rey Hechicero con certeza en su voz. Neia también estuvo de acuerdo con ella.

Pronto... una columna de llamas se elevó. Fue seguido por la oscuridad que volaba tras él.

Al igual que antes, el fuego y la sombra chocaron entre sí.

Para entonces, el campo de batalla se había quedado en silencio.

Ambos bandos bajaron sus espadas y miraron hacia la batalla en el cielo.

Sí.

Todos lo sabían en sus corazones.

El vencedor de esta batalla tendría derecho a poner fin a todo.

Ya no estaban en un reino donde los seres mortales podían intervenir. Esta era una batalla entre dioses.

Luz.

Oscuridad.

Fuego.

Relámpagos.

Meteoros.

Todo tipo de fenómenos incomprensibles.

Chocaron con una fuerza increíble.

Y entonces—

Neia se alegró.

Eso fue porque los agudos ojos de Neia habían visto morir el fuego, y la oscuridad descendía lentamente.

Esta batalla había sido sorprendentemente rápida en comparación con la anterior. Era como para probar que con su maná restaurado y sin las sirvientas demonio que se interponían en su camino, el Rey Hechicero podía triunfar así de facil.

—¡CZ-senpai!

—...Es como te dije, kouhai.

CZ se veía como si esto fuera perfectamente natural, y Neia agarró su mano y la agitó vigorosamente. Sin embargo, eso no fue suficiente para calmar su corazón. Neia abrazó firmemente el pequeño cuerpo de CZ y las manos detrás de su espalda seguían dando palmaditas y palmaditas.

Mientras todos presenciaban su victoria, estallaron en atronadoras ovaciones.

El Rey Hechicero descendió lentamente y aterrizó en la tierra.

Después de eso, el Rey Hechicero levantó ambos brazos, y produjo aún más aclamaciones que antes.



Comentarios

  1. Ahora esperar por otro volumen gracias por la traduccion

    ResponderEliminar
  2. Excelente gracias por la traducción pregunta este es el final o falta el epílogo

    ResponderEliminar
  3. "Sasuga Ainz-sama"! , FUE RAPIDO PERO ESTOY SATISFECHO, DESEABA QUE APARECIERA DE UNA MANERA EPICA Y LO FUE . EXCELENTE CAPITULO :'(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD como lo dije ayer aparecera abriendo los mares de demihumanos todo desmadrozo

      Eliminar
    2. Ajio ajio ajio ainzs Shana, sabía que. No había muerto UwU

      Eliminar
  4. ahora sera el epilogo , mmmm esto sale cada año?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, sale tres veces o dos al año, pero como ahora se viene la tercera temporada del anime entonces no pueden sacar el libro, sería como opacar las ventas del blu-ray con otra novela en el mismo periodo de tiempo, por lo cual creo que después del año entrante vuelven a serializar como al principio, de por sí ya es u milagro que haya tenido una segunda temporada de MadHouse, y ahora con la tercera se puede decir que se alinearon los planetas, por que esto no tiene precedentes

      Eliminar
    2. No se si saben pero MadHouse a dicho que hará todas las temporadas que vengan de overlord, eso lo ha dicho hace una semana, asi que posiblemente ya estén pensando en la cuarta temporada, por lo tanto seria bueno que la novela avance.

      Eliminar
    3. Se alinearon los planetas jajajaj .....me hiciste el dia xD

      Eliminar
  5. Parece ser que la joya será el epílogo... es la última esperanza xd

    Pero esa entrada de Ainz-sama, bueno, sin duda fue gloriosa.

    ResponderEliminar
  6. Cuando sale el cap 8 ? Y GRACIAS X TU TRABAJO EN TRADUCIR GRACIAS!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no hay capitulo 8 xddd, queda solo el epílogo y ha esperar al año q viene por el proximo volumen

      Eliminar
  7. u.u esto es triste que ya seal el capitulo final y solo falta el epilogo... y
    queda hasta el proximo año...

    ResponderEliminar
  8. Ainz entro con todo el estilo del señor de los anillos en la película 3.

    ResponderEliminar
  9. tanto sufrimiento al principio del tomo tanta explicaciones de relleno de ecenario para agrandar el ambiente de los personajes y el final concreto y sin palabras de mas, palabras justas. (no me decepciona pero me dejo con la sensacion de CUEEEEK!!)

    ResponderEliminar
  10. No me acuerdo quien puso la teoria de que esto terminaria como el señor de los anillos, pero le atino, ufff men, que final mas perfecto quedo

    ResponderEliminar
  11. Joder Epiicoo esa entrada de ainz Sin palabras XD

    Gracias por la dosis diaria solo lamento que ya se acabo casi.

    ResponderEliminar
  12. Ahora que recuerdo, no era que actor de pandora estaba por ponerse serio en este volumen, o yo la flashe y me banque todo el volumen solo para verlo enojado? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberia haber sido asi pero bueno habra que esperar el siguiente volumen

      Eliminar
    2. estas loco acaso quieres que destruya el mundo ? no Ainz lo quiere ver xd

      Eliminar
  13. Vaya esperaré con ansias el epílogo todos alabando a Ainz xd

    ResponderEliminar
  14. En parte era lo más razonable....la mejor explicación de porque ainz-sama no regresaba cuando tenía la capacidad de teletransporte era esa..."estaba adueñándose de las colinas"

    ResponderEliminar
  15. Emoción desbordante!! Muchas gracias!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  16. como nos daremos cuenta cuando salga el 14 :C ? hay algun foro o grupo para estar comunicado,grandiosa entrada tal como lo pense y estrategicamente el reino hechicero ya conquisto al reino santo ahora que se a echo de las colinas

    ResponderEliminar
  17. demasiado fuerte este capitulo... todo salio mejor de lo esperado...

    ResponderEliminar
  18. NEIAAAAAAAAA! maldita seaaa se me salieron algunas lagrimas de la emocion! NEIA verla feliz me llena de alegria porfavor solo espero q no la dejen de lado luego de esta novela , quiero seguir leyendo sobre ella y su futuro ESPERO en el reino hechizero o quiza hasta en nazarick junto a CZ su waifu <3

    ResponderEliminar
  19. SIII!!!! POR FIN APARECIÓ
    AINZ-SAMA

    ResponderEliminar
  20. Esta parte fue Epica esa entra de Ainz como los salvo de una muerte segura y se alzo con una victoria rápida

    ResponderEliminar
  21. Soy yo o las rubias siguen a ainz ya sea la princesa reener, evil eye, y ahora neia.... Si clementine regresa a la vida estoy seguro que igual se pondra de su lado los japos y sus rubias

    ResponderEliminar
  22. Gracias por el capitulo y que capitulo ainz-sama apareció como un héroe al final y mas con ese ejercito lastima que se acabe el volumen esperar un año para el volumen 14 y neia quiere mucha a ainz y cz también quiere a neia.

    ResponderEliminar
  23. entrada epica Ainz Sama escuchando Glorious Domination la mejor combinacion en mi humilde opinion....gracias por la traduccion

    ResponderEliminar
  24. Por Dios, que buen final. Fue todo un placer haber leído los 12 volúmenes previos para poder entender y emocionarte en momentos como este. Sin duda, Overlord es de lo mejor que alguien podría leer.

    ResponderEliminar
  25. pobre ainz rencontrandose con neia y su culto. parecia que moria por dentro

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.

Youjo Senki, Novela Ligera, Volumen X

Sigue a Tanya Degurechaffen en su camino por reestablecer la gloria del imperio, que tras multiples batallas ahora es una sombra de lo que fue.

No hace falta haber leído los anteriores volúmenes de Youjo senki, ya que esta es un After War. Solo deben haberse visto el anime, manga o tener un poco de interés por la segunda guerra mundial.

NOTA: Antes de seguir leyendo, recomiendo que refresquen su memoria mirando la entrada de "Personajes", asi podran relacionar bien los nombres cuando se mencionen.

Konosuba: Dust Spin-off

Autor: Hirukuma.
Ilustraciones: Yuuki Hagure.
Traductor: Ferindrad.
Corrector de Texto: Mayhek.