Ir al contenido principal

Youjo Senki, Volumen 2, Capitulo 6

Prueba de fuego


EL PRESENTE, LONDINIUM

Siempre me deprimo en esta época del año.

Buenas noches a todos.

Este es el corresponsal especial de WTN Andrew.

...Hoy, no les traeremos el documental de siempre.

Seguiremos recordando lo que sucedió durante la guerra, pero hoy lo haremos con una oración. Esto será una transmisión conmemorativa.

Primero, hablemos de los disturbios en la región de Arene-Roygen. El video que todos están viendo ahora mismo es un valioso material de archivo de los residentes del área ocupada que se rebelaron contra el Ejército Imperial... Este programa contiene numerosas escenas violentas.

¿Qué pasó durante ese tiempo? Debido a que nuestro objetivo es confrontar la verdad, se nos ha concedido permiso bajo el código de ética para difundir este material, pero se aconseja la discreción del espectador.

Entonces, ¿sigues con nosotros? Lo que ves en la esquina superior derecha de la pantalla es la Catedral de karelian. También fue el escenario de una tragedia que discutiremos más adelante.

Muy bien, mantendremos los comentarios preliminares al mínimo, ya que estamos conectados con el lugar de la ceremonia conmemorativa. Aquí está el video de la conmemoración de las víctimas de la supresión. Este año, por fin podemos ver a los embajadores de cada país presentes.

La controversia continúa, pero debemos alegrarnos de que el proceso de reconciliación haya llegado al punto en que las dos naciones están celebrando un homenaje conjunto.

Después de todo, este es un día para recordar: Inauguran la nueva catedral Karelian, levantada de entre los escombros por las propias manos de los ciudadanos.

La ciudad de Arene se quemó. Esta es la historia de cómo su pueblo superó su sufrimiento y reconstruyó.

Esta noche, discutiremos esta tragedia bélica con la mirada puesta en aquellos que están pensando en el futuro.

Aquí está Arene inmediatamente después, en ruinas.

Esto fue grabado en secreto por un locutor de la Confederación Waldstatte, que era uno de los pocos países neutrales.

¿Pueden notar que el edificio parcialmente derrumbado en primer plano es la famosa catedral blanca Karelian?

Todo esto comenzó cuando una cacería de rebeldes se convirtió en un enfrentamiento militar. Arene siempre había sido incondicionalmente anti-Imperio. Ni siquiera tomó un día para que las escaramuzas se convirtieran en un levantamiento total. Nos dicen que el Ejército Imperial se sorprendió al recibir el informe de que los disturbios contra el Imperio se estaban extendiendo y que ya no tenían control sobre la ciudad.

"Esto podría causar el colapso de las líneas de suministro que sirven al Gran Ejército en el frente."

Habiendo hecho este juicio, el ejército temía el colapso del frente, donde habían dedicado sus cuerpos y almas, y respondió sin piedad.

Al recibir la noticia de que habían estallado disturbios antiimperiales en Arene, el entonces General de División von Zettour propuso una forma rápida y despiadada de "sobrellevar la situación". El General von Rudersdorf, de la División de Operaciones, convocó inmediatamente una reunión de emergencia del Estado Mayor del Ejército Imperial y consiguió que la operación fuera aprobada como una propuesta conjunta del Cuerpo de Servicio y Operaciones. Con eso, el ejército tenía permiso para enviar fuerzas militares a la ciudad.

Uno de los principales puntos de controversia, incluso hoy en día, es que el Ejército Imperial eligió sin dudarlo tomar el control de la ciudad no con el poder policial sino con el ejército.

A partir de esa decisión, se cree en general que el Imperio consideró el levantamiento como una guerra irregular, y la gente especula que la misión dada al Ejército Imperial no pretendía suprimir a los rebeldes, sino eliminarlos.

Sobre ese punto, el Imperio argumentó en ese momento que las actividades de la resistencia o el apoyo a las mismas era perder la protección de la ley para la guerra.

Y así las llamas envolvieron a Arene terriblemente rápido.

Tenemos aquí el testimonio de ciudadanos de Arene que apenas escaparon. Nos han dicho que no eran rebeldes pero que sus protestas simplemente se habían intensificado.

...Por supuesto, la historia nos dice que no importa cómo empezaron las cosas, la reacción del Imperio fue feroz.

Debido a que algunos documentos se perdieron y otros permanecieron clasificados, no sabemos los detalles, pero un grupo del tamaño de un batallón, posiblemente más grande de magos fue el primero en atacar.

Después de recibir lo que apenas contaba como una advertencia, los ciudadanos fueron acosados por una tormenta de magos.

"Mataban a tiros a la gente como si fueran objetivos en un ejercicio de tiro."

" Tenían ‘puntos' por disparar a la gente."

"La gente se había atrincherado, así que usaron hechizos de explosión para bombardear distritos enteros."

Todos estos son recuerdos dolorosos de la tragedia que se comparte hoy.

Incluso contando sólo las muertes confirmadas, la ciudad de Arene perdió la mitad de su población ese día. El peor incidente ocurrió en la Catedral de Karelian que mencioné antes.

El rápido y desproporcionado ataque de los magos que presenciaron era solo la vanguardia. Una vez que un tren trajo una multitud de unidades de reserva para barrer y obtener el control completo de la ciudad, los residentes se quedaron con pocos lugares para esconderse.

Para protegerse a sí mismos y a sus familias, las únicas opciones que les quedaban a los hombres y mujeres que se alzaban en armas eran oponer una resistencia desesperada dentro de la ciudad o arriesgarse a una fuga desesperada a través de las fuerzas enemigas.

Pero sin otra forma de luchar, la triste realidad es que los ciudadanos se vieron obligados a atrincherarse. La gran mayoría de ellos se refugiaron en la Catedral de Karelian y sus alrededores.

Las acciones que el Imperio tomó en respuesta a esto todavía se debaten hoy, y tienen muchos críticos. Al mismo tiempo, no puedes evitar notar una extraña discrepancia entre las complicadas leyes y el sentido común.

Después de todo, los juristas están de acuerdo en que la masacre no violó ninguna ley de guerra. Para ustedes, los televidentes en casa, ese hecho debe ser un shock.

No es como si los ciudadanos que participaron en el levantamiento armado llevaran uniformes militares. Eran combatientes irregulares. En otras palabras, el derecho internacional ni siquiera les garantizaba los derechos de los prisioneros.

Quizás por eso el Ejército Imperial los rodeó y les dio un aviso de advertencia.

" Liberen inmediatamente a los miembros no afiliados de la población general. No podemos permitir que su matanza continúe. Exigimos la liberación de los ciudadanos imperiales según el artículo 26, párrafo 3, de las Reglas de Guerra en Tierra".

Los registros de lo que hicieron los ciudadanos son escasos, debido al caos. Pero sí sabemos que un pequeño número de personas pro-imperiales intentaron escapar y fueron fusilados a plena vista del Ejército Imperial.

Ahora, ¿por qué ocurrió esta tragedia?

En los últimos años, los académicos han señalado la posibilidad de que fuera un resultado imprevisto de la propaganda republicana. Habían estado expresando su intención de enviar un rescate para recuperar la ciudad.

Algunos soldados republicanos incluso estaban preparados para luchar contra el Imperio.

Algunos historiadores dicen que la atmósfera se extendió a la población de Arene. Más de unos pocos sugieren que la llegada de los magos del Ejército Republicano llevó a los ciudadanos a tomar la decisión equivocada.

Y de hecho, muchos de los sobrevivientes reportaron una actitud prevaleciente que pudieron mantener hasta que la República los salvó.

Entonces el Imperio emitió su última advertencia.

"Esta es una advertencia para los combatientes irregulares de la revuelta armada. De acuerdo con el artículo 8, párrafo 5, de las Reglas de la Guerra en Tierra, exijo que alguien se reúna con nuestro representante para discutir sobre los ciudadanos del Imperio que tan injustamente encarcelan".

En respuesta, la ciudad de Arene dijo: "Somos los ciudadanos de Arene. No hay prisioneros. Sólo somos gente pidiendo ser libres".

Y así, según las Reglas de la Guerra en Tierra, como no había prisioneros ni ciudadanos imperiales entre los combatientes irregulares que ocupaban la ciudad, el Imperio llevó a cabo una operación para capturarla.

Con el fin de evitar la gran responsabilidad de cada soldado que resultaría si entraran en la ciudad y tuvieran que confirmar visualmente sus objetivos, trataron de causar disparos generalizados mediante bombardeos de artillería desde posiciones que rodeaban la ciudad.

Una parte de los documentos muestra que habían elegido objetivos que probablemente propagarían las llamas como prueba de concepto para una tormenta de fuego.

Esta notoria atrocidad perpetrada por el Ejército Imperial se conoce comúnmente como la Masacre de Arene.

Tenemos con nosotros al profesor Walter Halbom de la Universidad de Londinium. Profesor Halbom, vayamos al grano. ¿Por qué el Ejército Imperial emprendió una acción militar tan drástica sin dudarlo?

"Bueno, tienes que entender cómo pensaban los soldados imperiales. Su paradigma tendía a tener inclinaciones militares. En otras palabras, querían aplicar esa lógica a todo.

"En otras palabras, estaban pensando en términos de estrategia y todo eso".

"Probablemente puedas entender la importancia de los disturbios si consideras lo frágil que era la situación con respecto al frente Oeste y lo que arriesgaban si la República se adueñaba del lugar.

"Vayamos paso a paso. En primer lugar, la región Arene-Roygen del Imperio siempre ha contenido chispas de resistencia partidista. El Ejército Imperial tiene la hipótesis de que alguien está incitando a la facción antiimperial de la zona".

"Creo que el verdadero problema era que esa posibilidad no podía ser completamente negada".

"Y si se tiene en cuenta que el levantamiento cortó las áreas traseras del Ejército Imperial occidental del frente, el resto es simple.

"Lo que el Estado Mayor del Ejército Imperial temía en ese momento era que el ejército occidental quedara inmovilizado antes de que pudieran reunir a las tropas en una unidad para reprimir la revuelta. La mayoría de las fuerzas del Imperio se encontraban en las líneas del Rhine, así que un ataque de la milicia mientras las tropas eran inmovilizadas por el Ejército Republicano podría haber sido suficiente para costarle al Imperio el distrito industrial occidental”.

"La segunda posibilidad era que la revuelta permaneciera contenida en la región de Arene-Roygen. En ese caso, podrían proteger la región industrial, pero... Arene era una ciudad importante en la línea ferroviaria de suministro. Creo que eso jugó un papel importante”.

"Porque, ya sabes, si hay presión en las líneas de suministro, las tropas no podrán luchar por mucho tiempo por muy fuertes que sean”.

"El potencial estaba ahí para que el peor de los escenarios del Imperio pasará, al menos, no habría sido una línea inesperada de razonamiento para el lado imperial".

"Podemos ver que el levantamiento del movimiento contra el Imperio le dio al Imperio un tremendo shock en términos de estrategia".

"Yo mismo puedo declarar, desde mi experiencia de servicio, que la mera noción de que las líneas de comunicación se paralizarán en la retaguardia es aterradora para cualquiera".

"Así que creo que el Ejército Imperial se imaginaba que el Comando del Ejército Republicano haría todo lo que estuviera en sus manos. Si eso sucediera, se pediría a las fuerzas imperiales que eliminaran urgentemente la resistencia, pero tendrían que preocuparse de que los magos republicanos se unieran a ella y la fortalecieran.

"En ese momento, el ejército ya estaba corto de tropas para el frente, por lo que estabilizar la retaguardia al mismo tiempo era una exigencia prácticamente imposible.

"Con estos dos difíciles problemas, el Imperio se enfrentaba ahora a un gran dilema. Lo único bueno -o tal vez lo más desastroso- era que tenían una unidad de magos interceptora como refuerzo.

"Las unidades mágicas que el Comando tenía a mano como reservas para el ejército tenían cierta potencia de fuego. Eso les dio la opción de suprimir el movimiento separatista independiente".

"Por supuesto, si los movilizaran allí, no podrían usarlos para resistir una invasión".

"Naturalmente, eso llevó a la preocupación de que el frente de batalla principal pudiera colapsar. Además, en una batalla para capturar una ciudad, las unidades de magos realmente sólo serían buenas para la intimidación y las maniobras de distracción.

"Pero en el frente, podrían aniquilar o repeler unidades enemigas.

"¿Deberían priorizar la defensa contra los republicanos atacantes?" Si lo hacían, con la retaguardia desprovista de soldados, la revuelta podía extenderse. Si eso ocurriera, podría tener un efecto marcadamente negativo en las líneas de suministro, causando enormes pérdidas en una batalla de desgaste. En el frente de batalla, donde ya estaban librando batallas muy reñidas, era difícil imaginar que serían capaces de soportar tales pérdidas.

"Entonces, ¿deben sofocar la revuelta primero? Pero pasar el tiempo de sus únicas reservas para reprimir la revuelta podría resultar fatal. Si las reservas se atascan y pierden tiempo y el Ejército Republicano se abre paso, la invasión podría resultar en un aumento inconmensurable de víctimas. Todas las vidas perdidas contrarrestando el ataque furtivo y empujando al enemigo hacia atrás se habrían perdido por nada, y eso no sería aceptable.

"Para el Ejército Republicano, por otro lado, el éxito estaba garantizado. Independientemente del objetivo que eligiese el Ejército Imperial, al final los republicanos conseguirían algo.

"Es aquí donde el Ejército Imperial comete un acto obviamente atroz, dejando una marca en la historia que ningún país debería hacer".

"Quién lo ordenó no está claro. Ni siquiera tenemos un registro de quién lo llevó a cabo. Eran soldados de verdad que tenían que ser dejados fuera de los registros.

"Aunque eran soldados del más alto calibre que libraron una milagrosa batalla defensiva, también eran los más bajos de los bajos que mancharon profundamente el honor del Imperio”.

"En la posguerra, muchos soldados los critican. Personalmente, sin embargo, defiendo a las personas que fueron puestas en esa difícil posición. Dadas las circunstancias, no tenían opciones alternativas y, además, se trataba de una orden.

"Lo que es seguro es que alguien salvó las líneas de batalla del Imperio, aunque tengo que decir que el método no es uno con el que estoy de acuerdo personalmente."

Gracias, profesor Walter Halbom.

Ahora, denle un vistazo a este video .... El profesor Halbom ofrece este documento interno del Estado Mayor del Ejército Imperial.



Esto podría llamarse "una forma extrema de 'practicidad'."

El Comando le ha quitado las restricciones. Sabiamente, para lograr la victoria, le quitaron sus límites. Estas son las órdenes del ejército, del Imperio, y como soldado, estoy obligada a obedecer. Los impulsos que fueron exitosamente suprimidos con lógica serán desencadenados por esta gran causa. O quizás es que la causa que ella tuvo que cuestionar desaparecerá.

¿De quién es la responsabilidad cuando una bestia muerde el anzuelo que se le tira delante? Creo que los responsables no son otros que los que lanzaron el sacrificio al animal hambriento.

*Una nota garabateada descubierta en una papelera del Cuartel General del Ejército Imperial.




4 DE MAYO, AÑO UNIFICADO DE 1925, FRENTE DEL RHINE

"Como jefe de estado mayor, ¿sabía usted que esto podría suceder? el comandante del cuerpo del ejército generosamente fingió preguntar, tratando de ocultar el temblor de su voz ante la gravedad de la situación.

En realidad, aunque controlaba su expresión, estaba furioso internamente. El Ejército Republicano se había movido mucho más rápido de lo que el Imperio había anticipado.

Había llegado la noticia de que, en contra de sus expectativas, habían entrado en Arene refuerzos de magos, aunque un pequeño número de ellos.

Las defensas de Arene probablemente se fortalecerían con el paso del tiempo. Mientras tanto, nuestro plan ha fracasado por completo. La confusión inicial finalmente había sido controlada, y ellos se estaban aferrando a la situación, pero él quería proteger sus ojos del patético espectáculo del pánico de las tropas. ¿Es realmente nuestro Ejército Imperial?

Incluso la unidad de supresión que el Estado Mayor central les prometió había sido retenida, y este fue el resultado. Él quería masticar el Departamento de Ferrocarriles, que era responsable de la gestión de los horarios, y preguntar qué diablos habían estado haciendo.

Pero la necesidad de tales quejas mostraba lo mala que era la situación en Arene. Si los trenes que pasaban por allí estuvieran paralizados durante un día, la línea de suministros que transportaba decenas de miles de toneladas de municiones y alimentos al frente se vería físicamente interrumpida. A menos que cada división tuviera al menos quinientas, pero mil, si fuera posible, toneladas de suministros, las tropas de primera línea verían que sus filas se debilitaban. Esa estadística era ahora básicamente la pesadilla del Estado Mayor.

Para empeorar las cosas, no había una línea alterna. Arene era un punto de relevo principal que incluso tenía un campo de maniobras. Había ramificaciones, sí, pero en cuanto a si podían o no servir al frente, las caras pálidas y sin esperanza de los miembros del Departamento de Ferrocarriles lo dijeron todo. El Ejército Imperial se estaba dando cuenta una vez más de los problemas logísticos del talón de Aquiles cuando invadía, especialmente después de cortar a sus enemigos en el norte.

Así que por un momento, lo que cruzó por la mente de los comandantes fue la furiosa reprimenda que desatarían sobre Feldgendarmerie, ya que no habían logrado aplastar las chispas de la rebelión.

El comandante del ejército no era el único que se burlaba diciendo: "Son unos inútiles".

No sabía dónde había estado durmiendo la preciosa Feldgendarmerie que era la policía militar, pero hablaba de pereza. Si tienen la costumbre de dormir la siesta, regresen al campo. Aunque nadie lo dijo en voz alta, todos gimieron y escupieron al suelo.

Las circunstancias eran tan lamentables que alguien murmuró: "Podríamos haber evitado esto si hubiéramos tenido una de nuestras valientes y leales compañías de magos".

La situación se estaba deteriorando rápidamente. No podían evitar temer lo peor. Disturbios en la retaguardia. Gracias a eso, las unidades se atascaron.

Si movemos el frente, ¿no reaccionará la República? Mientras persistiera esa preocupación, tendrían que reducir al mínimo el movimiento de tropas. Pero si se interrumpieran los suministros durante unos pocos días, pronto perderían la capacidad de luchar.

Así que la amenaza en Arene tenia que ser eliminada. Bueno, eso fue fácil de decir. Sería muy difícil deshacerse de los rebeldes rápidamente ahora que los magos republicanos se habían unido a ellos.

"Sí, señor, tenemos un plan. Operaciones, por favor explique."

Pero como era de esperar, se podría decir que al cuerpo de personal le tomó muy poco tiempo recopilar sus análisis de un escenario como éste. Es posible que los planes hechos con anticipación no lo sean todo, pero pueden ayudarle a resolver sus problemas.

"Señor. Tenemos un plan elaborado desde un punto de vista puramente militar para lograr un objetivo muy limitado que fue creado como parte de la investigación estratégica."

"¿Qué? ¿Es realmente utilizable?"

La única cuestión era si lo que se les ocurría era utilizable o no.

Después de todo, la situación era mala. Un plan a medias no iba a ser suficiente. Aceptaría cualquier cosa siempre y cuando resolviera su problema de una sola vez.

...Pero por lo que parece, no podía esperar demasiado.

"Bueno, definitivamente logrará ciertos resultados. Pero requerirá que se tome una decisión muy importante..."

Sólo escúpelo, él se detuvo de gritar. "No tenemos tiempo para esto. Dime qué es".

"Sí, señor. Es un plan del comité de investigación de estrategia de la universidad de guerra presentado con la idea de eliminar las unidades enemigas que construyen líneas defensivas en un entorno urbano, incluyendo a los magos, en un tiempo extremadamente corto".

Por lo que el dudoso comandante del cuerpo del ejército podía decir, sonaba como un plan efectivo. Si el comité de investigación estratégica de la universidad de guerra lo había presentado, eso significaba que reconocían su viabilidad. Si realmente pudieran usarlo para eliminar rápidamente a los magos y otras defensas en un entorno urbano, el plan sería de un valor incalculable en su situación actual.

"...Esto es bastante innovador, ¿no? ¿Por qué no se pasó a todos los ejércitos?"

Si es tan útil, ¿por qué no compartirlo?

"¿Viola la Convención de Worms?" Tal vez preguntándose lo mismo, el jefe de personal expresó una posible preocupación: un tratado internacional.

Imaginaban que la rápida captura de una ciudad y la eliminación de la resistencia sería difícil sin el uso de gas o artillería pesada. Por supuesto, el gas no estaría permitido en una ciudad. E incluso el Estado Mayor probablemente no tenía un plan para defenderse contra el gas.

"No, los especialistas jurídicos dicen que no entra en conflicto con ningún tratado existente."

"Aún mejor. Entonces, ¿cuál es el problema?"

No debería haber ninguna razón para dudar si es legal. Honestamente, no tenemos un segundo que perder.

No tuvieron tiempo de debatir con los juristas. El comandante del cuerpo del ejército golpeó la mesa con irritación e instó al vacilante miembro del personal a que continuara con sus ojos.

"El plan fue escrito asumiendo, desde un punto de vista puramente militar, que no hay no-combatientes en la ciudad, sólo fuerzas enemigas."

"¿Qué se supone que significa eso? ¿Cómo podemos usar algo basado en una suposición tan improbable?"

Casi gritó que era estúpido. No hay ciudades donde sólo vivan soldados enemigos.

La mayoría de las ciudades son civiles. Como mucho, civiles con milicias entre ellos. Y habían confirmado cuando ocuparon Arene que allí vivían muchos civiles.

"Bueno, crearíamos esas condiciones siguiendo un procedimiento legal."

Tanto el que respondía como el que preguntaba hablaban en un tono monótono para ocultar sus emociones.

"En resumen, es una especie de engaño. Según los especialistas legales, el plan sólo es válido al descartar la existencia de no combatientes, así que nos aseguraremos de que no los haya".

"...Entonces, ¿estaríamos matando a todos sin importar el sexo o la edad?"

Era inconfundiblemente claro. En la cabeza de todos aparecía una batalla urbana. Sí, una matanza sangrienta disfrazada de batalla urbana. Todo el mundo entendía que si se les decía que tomaran en serio esta pelea podrida, no podrían molestarse con la practicidad legal.

"Usaríamos el método simple y directo de quemar la ciudad."

Sólo quiero terminar con esto es lo que el tono del oficial de Operaciones pareció decir mientras continuaba con la explicación solicitada. No era el único que deseaba que no hubiera nada que continuar.

"¿Un ataque de fuego? Bueno, eso es clásico. ¿Pero contra los magos?"

 "¿Ha oído hablar de una tormenta de fuego?"

Un informe aterrador o una propuesta del infierno. El que pensó en esto era un abogado tan astuto que el diablo lo invitaría a unir fuerzas como un criminal. Esta forma de pensar es prácticamente inhumana. Sólo un demonio que olvidó su razón y conciencia en el vientre de su madre podría inventar tal táctica.

Que alguien equipare tener las capacidades técnicas para una operación con realmente hacerlo... ¿Están locos?

"No, es la primera vez que oigo algo así."

"Fue propuesto después de que la idea fuera verificada mirando las conflagraciones a gran escala del pasado."

La guerra urbana tiene muchas limitaciones legales diferentes. El tema de la investigación era cómo debía tratarlos el ejército, pero nadie habría pensado en buscar un plan que los eliminara.

No, para bien o para mal, fuera de los especialistas, ningún soldado tenía ganas de enfrentarse a las leyes. Para decirlo de manera amable, se podría decir que son simples; para decirlo de manera negativa, se podría decir que el ejército tenía una vena antiintelectual. Así que no estaban acostumbrados a explicaciones de principios legales.

Pero desde el punto de vista de un soldado, las reglas de combate eran hasta cierto punto evidentes, y disparar indiscriminadamente a civiles era como si la policía buscara a tientas una solución a una crisis de rehenes y decidiera disparar a todos los rehenes junto con el criminal. Ciertamente, aprehender al culpable sería la más alta prioridad en lugar de salvar a los rehenes. Las ideas que son puramente impensables para una persona normal son el sentido común de un soldado.

Por supuesto, existe la delicada cuestión de la sabiduría militar de que la ética y la moralidad tienden a ser anticuadas, debido a la inevitable referencia a las guerras de la era anterior para sus normas.

Aún así, la forma de pensar de un soldado era generalmente racional. Esta forma de pensar era una búsqueda tan resuelta de racionalidad intencional que era anómala.

"Parece que han llegado a una conclusión, que es que, idealmente, la operación debería ser llevada a cabo por magos con ataques de fuego."

"No importa la teoría. ¿Se ha puesto en práctica?"

"Cuando se intentó por motivos de ejercicio del ejército, se logró un fenómeno que se acercaba a los resultados proyectados. Si los ataques de fuego se coordinan desde múltiples lugares, es muy posible crearlos".

Y cuando lo entendió, el comandante del cuerpo militar tuvo miedo del plan que su ejército había recibido.

...Ohhh, oh Dios.

¿Por qué, por qué debo hacer tal cosa?

¿Por qué se me debe ordenar llevar a cabo un plan concebido por el diablo?



Cuando llegué a la citación inmediata, un oficial de inteligencia con el rango de capitán se reunió conmigo. En otras palabras, estoy segura de que es el portador de malas noticias. Habiendo llegado a esa conclusión, Tanya respira profundamente para prepararse.

Siempre mantente calmada y tranquila.

Pero ese pensamiento se desplomó rápidamente. Así de chocante es la noticia. La noticia de que... "La retaguardia ha sido cortada."

Uno de mis predecesores me dio un consejo: "Lo que importa cuando te traen malas noticias es si puedes o no encontrar el lado positivo."

Desde entonces, he permanecido fiel a ella.

Por ejemplo, ahora mismo, tengo una taza de café de verdad en mis manos, una delicia del cuartel general y me alegro de no haberlo bebido porque hacer un escupitajo o ahogarme en él habría sido un terrible desperdicio de un objeto tan valioso.

"...De todas las cosas, ¿la retaguardia está cortada? ¿Las líneas de suministro?"

 "Sí, Mayor von Degurechaff. Es un levantamiento de la resistencia".

 "¡¿Ahora?!"

Lo que se me ocurre es que los republicanos son sus líderes. La parte trasera cortada. El colapso de la logística. Si eso sucede, todo nuestro ejército podría ser enviado huyendo en un pánico desordenado.

Hasta un niño podría imaginárselo. El movimiento partidista se intensifica en un punto estratégico de la retaguardia mientras las principales fuerzas del Ejército Imperial están inmovilizadas? No hay forma de que los republicanos no echen aceite en ese pequeño fuego. Y después de tal intercambio, no hay manera de que los rebeldes no se vuelvan un poco pirómanos. La lógica es evidente.

Sin duda, un gran fuego está a punto de comenzar a rugir. Las situaciones perjudiciales tienden a ir cuesta abajo rápidamente. Sólo hay un puñado de excepciones.

"Sí, ahora, señora."

Quiero decirle a esta situación que coma mierda.

La reacción natural de Tanya a la noticia es que sus músculos faciales se tensen. El personal de mando lleva expresiones de angustia pensativa. Probablemente tengo la misma mirada en mi cara, también, observa Tanya de una manera un tanto tranquila, con un toque de burla. Tal vez no debería mirar así delante de mis subordinados, pero todo lo que puedo hacer es desear. Todos los oficiales que escucharon las noticias tenían la misma mirada en sus caras, y probablemente están igual de avergonzados.

"¿Cuál es la situación?"

"La policía militar y algunas de las tropas guarnecidas allí están haciendo todo lo posible para controlar el área, pero parece que las cosas están empeorando rápidamente."

"Eso no es bueno. ¿Pueden hacerlo?"

En cierto modo, es tan malo como esperaba. La inepta Feldgendarmerie metió la pata, así que los atraparon cuando el aceite golpeó el fuego. Si los dejamos solos, la retaguardia se quemará. Pero si apagamos el fuego, nuestras líneas del frente serán pisoteadas. Un movimiento en falso y será una guerra de trincheras sin municiones ni comida.

No importa cuán optimista mires esto, está destinado a ser un completo desastre con montones de cadáveres. Deberíamos estar preparados para que se rompan las líneas.

"No lo sé, pero creo que necesitamos estar listos para responder."

"Correcto. Da órdenes de espera. Asegúrate de que podamos movernos en cuanto sepamos algo".

Lo que espero, lo que me gustaría, es que esta situación se calme por sí sola. Podría suceder. Pero mi especulación optimista podría fracasar y no de en el blanco.

En realidad, mi deseo no significa nada, y la situación se deteriora rápidamente. Se confirman los signos de una ofensiva republicana y el Mando se ve obligado a tomar una decisión.

Como resultado, terminamos en la búsqueda de la pura lógica militar y nada más.

El factor decisivo es un informe de que los refuerzos del Ejército Republicano se han unido a los rebeldes. En este punto, el ejército llega a una conclusión bastante sencilla. Mientras haya una línea que no se pueda cruzar, hay que darle prioridad a tratarla.

"¡¿Una incursion aérea?! ¡Mierda! Son magos. ¡El Ejército Republicano está llevando a cabo una operación aérea! ¡Parece que se van a encontrar con los rebeldes!"

Son los gritos de Control.

Si sólo fueran insurrectores armados sin magos, sería difícil acabar con ellos, pero existía la posibilidad de que el poder policial fuera suficiente. O tal vez podría resolverse con una división de infantería.

Pero en el combate urbano contra magos, incluso la infantería pesada tendrá que prepararse para pérdidas insensatas. Después de todo, una ciudad es un campo de batalla tridimensional lleno de cobertura y obstáculos. No se grita desde los tejados, pero se dice que los magos hacen su mejor trabajo en las batallas urbanas. Así que esta tendrá que ser una pelea seria.

"¿Alguien los intercepta?"

Y es por eso que los magos que ayudan a defender la ciudad son tan significativos. Una sola división de infantería arrancada de las reservas reunidas probablemente sería suficiente para reprimir a una turba armada, aunque llevara un poco de tiempo. Con la mano de obra de la policía y del Ministerio del Interior, podrían haber sido capaces de reprimirlos, aunque tuvieran que derramar algo de sangre para hacerlo.

Pero una vez que los magos son los defensores de la ciudad, es diferente de interceptar en terreno plano o desde posiciones defensivas, y se requiere la intervención militar. Pero incluso entonces, lanzarles una tonelada de materiel no será muy efectivo. Usted necesita, literalmente, hacer caso omiso de cualquier daño y capturar el distrito de la ciudad por distrito.

Por esa razón, los magos deben ser detenidos con su punto débil, el combate aire-aire, y debe haber una red de defensa aérea que cubre 360 grados. Así era como se suponía que iba a ser.

"No llegaron a tiempo y se desviaron."

Pero hay un abismo evidente entre el plan y nuestra situación actual. Debería haber un cierto margen de maniobra en la rotación de las fuerzas aéreas, pero ya hace tiempo que se ha roto. La Flota Aérea Imperial estaba básicamente en pleno funcionamiento todos los días y tenía problemas para compensar las pérdidas en la Batalla Aérea del Rhine.

Las unidades aéreas tienen más tipos de misiones de las esperadas, no sólo asegurando la supremacía en el cielo. Como resultado, el plan creado antes de que comenzara la guerra no significó absolutamente nada cuando se enfrentó a la realidad de que se movilizaban unidades aéreas sobrecargadas de trabajo para misiones que no esperaban. Sólo una vez que se enviaron las unidades aéreas, los militares empezaron a comprender la necesidad de los tipos de misiones que podían llevar a cabo; el ejército es mucho más consciente de la importancia de controlar el cielo que antes del comienzo de la guerra.

Dacia, donde los que volaron por el cielo lo gobernaron todo, ha sido tomada como un caso modelo. Sólo por esa razón, ¿quizás puedas decir? O precisamente por eso? la Flota Aérea Imperial puso todas sus fuerzas para asegurar el mando del aire cerca de las líneas del frente.

Como resultado, han logrado estabilizar el frente de batalla y han logrado establecer un grado de supremacía en el cielo. Es un poco irónico que les falten las fuerzas para evitar un ataque por sorpresa en la retaguardia... Esto es prácticamente como Norden con la ofensiva y la defensa al revés.

"Esto es malo. No podemos dejar que aseguren una cabeza de puente".

"¿Así que será una batalla de contraataque? contra los magos que están listos y esperándonos?"

Sí, es así, cuanto más tardemos en reprimirlos, peor se pondrán las cosas.
No sabemos cuántos magos enviaron, pero si consideramos cuántos serían necesarios para organizar una resistencia, podemos hacernos una idea. Después de todo, el Ejército Imperial fue pionero en esta táctica. Lo entendemos aunque no queramos.

"...Mayor von Degurechaff. Preséntese en la oficina del comandante inmediatamente".

 Y así. Las cosas suceden sin que nadie tome una decisión definitiva. La historia, hasta un punto sorprendente, es una serie de errores de cálculo.





13 DE ABRIL, AÑO UNIFICADO DE 1924, SALA DE INVESTIGACIÓN 17 (REUNIÓN CONJUNTA DE INVESTIGACIÓN ESTRATÉGICA CELEBRADA EN LA ESCUELA IMPERIAL DE GUERRA)

"Como pueden ver, a medida que la situación de guerra cambie, las posibilidades de combate en una ciudad serán extremadamente altas."

El instructor termina su explicación frente a un mapa de guerra esparcido sobre el escritorio. Se trataba de un repaso de la situación bélica en el que se hablaba de cómo el Ejército Imperial ha ido reapareciendo poco a poco en el frente del Rhine.

Los dos ejércitos siguen compitiendo por un trozo de tierra estéril, pero el Ejército Imperial ha ido avanzando gradualmente. El progreso es progreso, incluso en pequeños pasos. Es enorme que hayamos pasado de ser invadidos a poder planear un contraataque.

Y es por eso que en esta nueva etapa, toda la variedad de combates en territorio republicano está empezando a sonar más realista, piensa Tanya.

Se reducirá a una guerra urbana.

Es difícil imaginar a la República despreocupada de las ciudades estratégicas que funcionan como terminales de transporte. Y desafortunadamente, muchos civiles deben vivir en zonas urbanas. Algunos de ellos ciertamente se refugiarán o serán evacuados, pero tenemos que asumir que suficientes personas se quedarán para mantener la ciudad funcionando.

"Así que el Estado Mayor nos ha asignado la tarea de encontrar formas de manejar la guerra urbana."

Como Tanya esperaba, la tarea que el instructor tiene para ellos es planear contramedidas para tal batalla.

La ley de la guerra es extremadamente crítica con la participación de los no combatientes en las batallas urbanas. No sé si es cierto o no, pero supuestamente hay una cláusula desencadenante que permite sanciones económicas ilimitadas contra países que atacan deliberadamente de una manera que involucra a no combatientes.

En realidad, la invocación de la cláusula correspondería a cada país en particular, pero... sigue siendo una disposición problemática desde el punto de vista del Imperio. Por eso se hizo esta petición: es necesario capturar una ciudad sin dar a las grandes potencias una causa de movilización.

Por supuesto, incluso si hiciéramos eso, sólo nos daría tiempo. Después de todo, geopolíticamente las otras potencias tienen muchas razones para intervenir.

Por eso debemos tratar de evitar que intervengan por un buen tiempo.

"Para ser francos, la única opción que tendremos si no involucramos a los no combatientes es rodearlos y hacerlos morir de hambre hasta la sumisión."

Todos los presentes saben lo poco realista que es la petición.

Pero a pesar de conocer la magnitud del problema, entienden lo suficiente como para maldecir al infierno lo crítico que es estratégicamente. Por eso usa una expresión indirecta envuelta en retórica para decir: ¡No nos ordenes que hagamos lo imposible! Llorar así es todo lo que siempre es posible bajo presión política.

Dijo que los rodease y los matase de hambre, pero sería increíblemente difícil mantenerlos rodeados hasta que la ciudad finalmente cayese. Incluso el envío de tres veces la fuerza del enemigo supondría una carga inimaginable para la logística.

"Creo que podemos liberarnos de este tipo de problemas dejando la primera línea donde están y dedicándonos a la defensa hasta que el enemigo no pueda soportarlo más".

En términos puramente del principio de concentración de la fuerza, es mejor defender que invadir. A pesar de que esa es sólo una de las suposiciones hechas internamente, más de unos pocos oficiales piensan de esa manera. Incluso quieren ganar, piensa Tanya. Aún así, ella piensa de nuevo. Los oficiales del Ejército Imperial no son tan excitables como para pensar que pueden pelear una guerra con los brazos y las piernas atados.

"Pero pudimos hacerlo en la Alianza Entente."

"Considere lo fuertes que éramos, por favor. Además, hacerlo así es la razón por la que ahora tenemos tantas tropas atrapadas allí".

Aunque está escuchando el debate que está teniendo lugar ante ella, Tanya ya ha aceptado el hecho de que es imposible ser considerada con los civiles en la guerra urbana. Incluso el ejército estadounidense trató de llevar a cabo la guerra urbana con amabilidad hacia los civiles y ahora está atrapado retorciéndose en agonía.

En esta era de guerra total, Tanya no tiene otra opción que renunciar a la bondad con los civiles.

Lo que es peor, la mayoría de las fuerzas excedentes están atadas en el norte y el oeste. La carga de las líneas de suministro ha superado con creces las estimaciones de antes de la guerra. Nos enfrentamos a pequeñas potencias a las que vencemos en términos tanto de músculo como de población, y aquí es donde estamos. Una gran guerra entre los grandes jugadores requerirá toda la capacidad para no ser comido vivo. A este paso, será imposible. Tanya lo lamenta, pero ya no están en condiciones de observar las leyes internacionales y luchar con preocupación por los civiles.

Incluso con una base industrial que puede fabricar una gran cantidad de materiel, las líneas de suministro están temblando, y los responsables de la logística en la parte trasera se agitan, tratando de evitar una escasez de alimentos y otros consumibles.

"...no quiero ser grosera, pero ¿es realmente necesaria esta discusión?"

Por eso interrumpe. Consciente de que no está siendo muy simpática, habla con calma en un tono deliberadamente plano.

Normalmente serías reprendido por tal comentario. Pero Tanya no pensó que tendría ningún problema.

"Ese es un comentario audaz de un estudiante, Degurechaff. Dinos a qué te refieres."

"Sí, señor. Rodear y matar de hambre al enemigo es una táctica pausada de la época medieval o, en el mejor de los casos, de una era anterior".

Específicamente, el asedio otomano de Viena o la campaña de Napoleón en Italia. Un ejército que lucha en una guerra moderna no puede usar tácticas de un período anterior cuando ni siquiera había ferrocarriles.

Si vas a terminar usando esa estrategia, es mejor que no pelees. "Así que..."
Es cierto que no hay muchas opciones realistas aparte de dejarlos morir de hambre hasta la sumisión. Ella entiende eso. Pero ese es un problema del que todo el mundo es consciente.

No estamos aquí reunidos para debatir algo tan bien entendido. Si no puedes hacer una lluvia de ideas, es mejor buscar una laguna legal. Dejando de lado la viabilidad, no considerar todas las posibilidades sería un gran error.

Como individuo con la educación intelectual necesaria, sería un error inexcusable.

Por lo tanto, Tanya está simplemente convencida de que incluso si se trata de un debate por el debate, deberían tratar el tema de una manera diferente.

Como alguien que, en cierto modo, está familiarizado con la guerra urbana como verdad histórica, la cuestión es cómo luchar una batalla urbana.

"...¿no deberíamos tratar de pensar en una manera de hacer legal la lucha en una ciudad?"

¿La guerra urbana está restringida por las leyes internacionales? Buscar una manera de derrotarlos además de la guerra urbana es como jugar con sus reglas. Es como negociar un trato importante en la oficina de la otra parte.

Nunca ganarás de esa manera. Lo que tienes que hacer es cambiar la situación para que vengan a negociar contigo.

En otras palabras, ¿no es posible cambiar nuestro punto de vista y preguntarnos cómo legalizar la guerra urbana? Por supuesto, después de haber visto Irak y Afganistán, me niego seriamente a hacerlo de verdad. Tanya se da cuenta de que si pudiéramos arrasar manzanas enteras como lo hicieron en Varsovia, esta guerra urbana sería pan comido. Incluso empieza a calcular. Sería un dolor entrar en una guerra total, pero definitivamente es una posibilidad.

"...Degurechaff. ¿No has aprendido sobre la ley en tus clases?"

 "Sí, completé el tema. Es terriblemente interesante."

No había estudiado leyes desde que era estudiante de Jurisprudencia (incluyendo teoría constitucional) y Derecho Civil A y B. Aprendí un poco sobre teoría de las relaciones internacionales, administración internacional y derecho internacional. En ese sentido, tener la oportunidad de estudiar derecho, el gobernante de la civilización, fue realmente divertido.

Y por eso puede hacer su declaración con confianza, incluso desde el punto de vista de la base jurídica. No hay nada malo con su idea, y no entra en conflicto con ningún principio legal.

"...¿Así que lo dices con esa experiencia en mente?"

"Sí, Instructor."

Después de todo, cualquier ley tiene espacio para la interpretación como algo natural. Es por eso que hay tantas oportunidades para que los imbéciles las tuerzan para que se ajusten a sus objetivos y molesten al mercado racional. Los oportunistas legales pueden incluso beneficiarse de algo que consume tanto tiempo como el litigio de patentes... Es por eso que en las sociedades de litigio como los Estados Unidos, hay una tonelada de abogados que libran grandes batallas legales. Básicamente, lo que se puede y no se puede hacer bajo una ley cambia un sinnúmero de veces dependiendo de cómo se interpreta y se hace cumplir - hasta el punto de que alguna nación isleña pacífica puede ser un país extraño que dice que no tiene un ejército mientras lo equipa con todo tipo de armas fantásticas. Bueno, esa es una mejor idea que abandonar por completo la noción de un ejército, pero eso demuestra cuán ampliamente se pueden interpretar las leyes.

¿Qué tiene de malo que el siempre serio Imperio haga una seria reinterpretación de la ley? Para Tanya, no es más que un curso de los acontecimientos totalmente natural.

Por supuesto, las leyes nacionales son interpretadas en última instancia por el que tiene los derechos soberanos, Su Majestad Imperial el Emperador, y está prohibido atentar contra su autoridad... pero los militares estudian las leyes internacionales; son totalmente seguras. Tanya cree, sin duda, que el gris es blanco.

"Es un problema de interpretación. Todo lo que las leyes internacionales no prohíben expresamente está restringido dependiendo de la interpretación de cada uno".

"¿"Específicamente"?

"Este es sólo un ejemplo, pero hay una cláusula que dice: 'Los ejércitos tienen prohibido atacar indiscriminadamente áreas donde no hay combatientes.'"

Si miras eso, parece que no podrías pelear en una ciudad. Allí viven toneladas de no combatientes. Pero piensa en ello. El enemigo está limitado de la misma manera. Después de todo, los ejércitos tienen el deber de proteger.

"De un vistazo, parece ser una cláusula que restringe el lado atacante, pero naturalmente, también limita el lado defensor. Es posible exigir que protejan a los que se encuentran en los refugios de acuerdo con la ley. En otras palabras, si no toman a los evacuados y se retiran... es posible interpretar eso como que no hay civiles".

"...ya veo. Y luego?"

Si tengo permiso para continuar, entonces lo haré.

Bueno, el debate legal es mitad sofisticación, mitad acusación. Un tribunal puede tomar la decisión final, pero la forma en que cada país interpreta la ley tiene una gran influencia en los casos legales internacionales.

"Según la ley de la guerra, ambos tenemos el deber de proteger a los no combatientes. Así que se espera que hagamos todo lo que esté en nuestro poder para cumplirlo. Depende de cómo lo hagas, pero creo que podemos usarlo".

Por ejemplo, ¿qué pasaría si tuviéramos una pequeña unidad infiltrada en un área donde vivían civiles y fuéramos atacados? Si hubiera un solo disparo perdido en nuestro camino, podríamos convertirlo en una justificación. Bueno, ese es un método extremo. Hay una forma más legítima de hacerlo.

"O si les hacemos decir que no hay no-combatientes, la restricción será levantada instantáneamente."

"¿Qué?"

"Si dicen que cada persona hasta el último civil se resistirá a nosotros. La interpretación entonces es que no tenemos que reconocer los derechos de los prisioneros".

...La ex Yugoslavia dijo que todos sus ciudadanos eran soldados. Entonces, si todos son soldados, podemos hacerlos estallar y no será un crimen de guerra, sería el final lógico de esa interpretación. Dicho esto, si se sigue este tipo de interpretación hasta los extremos, es posible torcer la razón misma.

Así que, por supuesto, la justicia y la equidad también están distorsionadas.

Sip. Y? ¿Qué pasa con eso? Los conceptos son conceptos, y las malas leyes siguen siendo leyes. En primer lugar, este es un mundo en el que un dios o un demonio -este tipo Ser X- se está saliendo con la suya. Si quieres pensar seriamente sobre la cuestión de qué es la justicia, tal vez el tipo que estipula que el mundo debería estar en guerra es el malvado.

En otras palabras, sólo soy una buena persona cumpliendo con mi deber.

 Y tengo pruebas para probarlo.



DIA - X

Afortunadamente, el comandante de un cuerpo del ejército que convoca a una simple Mayor es extremadamente raro. Pero el comandante del cuerpo del ejército probablemente tuvo dificultades para estar contento con la infrecuencia. Aunque era excepcional, significaba que había una posibilidad de que algún día volviera a convocar a este monstruo.

Decirle que era sólo una posibilidad no la haría sentir mejor. "Regocíjese, Mayor von Degurechaff."

"Señor."

Haciendo todo lo posible para no mirar directamente al monstruo enderezando su postura frente a él, el comandante del cuerpo del ejército aceptó que era por trabajo y se reunió con ella. Por lo que él podía decir desde la perspectiva de una persona normal, los magos eran más que un poco raros.

Eran humanos que podían volar por su propio poder y usar la magia para interferir con el mundo. Aunque los entendiera lógicamente, cuando se encontraba con uno cara a cara, sus emociones no podían ponerse al día.

Pero esto podría decirlo con confianza: Los principios detrás de las acciones de esta Mayor delante de él eran imposibles de entender usando la lógica o las emociones de nadie. Sus ojos inorgánicos le obligaron a concluir que sus pensamientos, sus patrones de conducta, su forma de ser estaban todos deformados. Puede que tuviera los ojos azules y una cara bonita, lo que probablemente le dio una impresión suave, pero las emociones en esos ojos lo decían todo y la hacían lucir diferente.

"Tiene una misión especial del comando regional."

Fue comisionada antes de que su edad alcanzara los dos dígitos. Cuando oyó eso, se rió y dijo: "¿Una legendaria niña soldado?" Pero cuando la conoció, su primera impresión fue la de una maquina de combate. Inmediatamente corrigió su percepción de ella, pero no empezó a pensar que la había entendido. La reputación que la precedió -para una de las personas que recibió la Insignia de Asalto de Alas de Plata, parece un hada, aunque nacida para luchar- debe haber sido fiel a la letra. Tal vez eran sus rasgos simétricos, pero ella parecía del tipo que podría ser llamada vampiro a sus espaldas.

"Las órdenes se emitirán a las 14:22."

Cuando se le había ordenado hacer un simple entrenamiento de campo, había, increíblemente, llevado a sus reclutas en una incursión nocturna contra una trinchera del puesto avanzado enemigo. Sin embargo, la relación de pérdidas de la unidad era sorprendentemente baja. Aunque lucharon duro con valentía intrépida y obtuvieron resultados, sus índices de pérdida fueron más bajos que los de todas las demás unidades. Honestamente, si eso fuera todo, sería una gran soldado.

Es demasiado perfecta. No hay nada en ella que criticar, es tan lógica y ha logrado tanto. Para que nadie pueda detenerla. Tiene sentido que el teniente coronel von Lergen fracasara cuando trató de eliminarla. Bueno, los especialistas legales que la dejaron ir y el Ministerio de Asuntos Exteriores que se rindieron son probablemente los factores más importantes...

" Elimine rápidamente a la unidad de magos enemigos que ha penetrado en la retaguardia de la ciudad de Arene. Después de eso, únase a los refuerzos y reprima la ciudad. Eso es todo."

Los magos republicanos habían caído en la ciudad de Arene en la retaguardia, en cierto sentido, burlándose completamente de los vigías imperiales. Además de eso, los disturbios rebeldes estaban creciendo. Si no podían suprimir a Arene, no podían usar el ferrocarril. Si no podían usar el ferrocarril, se cortaría la logística.

Y entonces, el comandante del cuerpo del ejército concluyó, de manera un tanto burlona, que si se cortaba la logística, se morirían de hambre. A ese ritmo, incluso un niño podría entender hacia dónde se dirigía la guerra.

Exactamente por eso, los jefes no estaban bromeando. No, probablemente ya se habían preparado. Su determinación se hizo sentir en las órdenes.

Aparentemente, si no hubiera otra forma, no se detendrían a convertir a Arene en cenizas.

En ese momento ya se habían dictado órdenes de evacuación, así como un toque de queda para evitar que la gente saliera de noche, acompañado de una severa advertencia. Si las cosas procedían según el plan que se le había dado, si los rebeldes no se rindían obedientemente, la ciudad entera sería "tratada apropiadamente".

Y se confiaba tanto en ella para hacer las cosas que estaría ayudando. Bueno, ella era terriblemente capaz.

"¿Alguna pregunta?"

" Puede decirme el tamaño de la fuerza enemiga que puede esperar..."

"Al menos un batallón."

La vanguardia sería el Batallón 203 de Magos Aéreos. Serían enviados para eliminar a los magos que obstruían la supresión imperial de la ciudad.

En realidad, los de arriba parecían reacios a quemar a Arene. Deben haber estado pensando que resolver las cosas sin quemarlas sería lo mejor. La artillería y las unidades aéreas acababan de recibir la orden de prepararse para atacar, por lo que no estaban preparados para hacerlo de inmediato.

¿Así que es como coartada, entonces, que emitan una advertencia para que se rindan después de que el Batallón de Mago Aéreo 203 elimine a los magos? El problema era que si la gente de Arene no perdía la voluntad de luchar con eso, no le quedaban opciones al Ejército Imperial.

"¿Qué clase de tropas?"

"Aparte de un pequeño número de magos republicanos, son milicianos. Muchos ciudadanos de Arene ya se han convertido en víctimas".

Pero había otra horrible verdad a su lado. La Mayor ante sus ojos había presentado puntos de vista sorprendentes sobre el derecho internacional en la escuela de guerra. Y estas no eran las típicas "opiniones llamativas".

Para hablar en extremos, tenía un cerebro lo suficientemente diabólico como para prever la situación actual y encontrar una solución.

Después de todo, sé que ella fue la que tuvo la justificación para sacrificar al pueblo de Arene en esta operación.

El General von Zettour del Cuerpo de Servicio me dio todos los detalles, pero nunca pensé que me arrepentiría de haberla traído hasta aquí.

Ese bastardo, debería ser más considerado con el estómago de su superior.

"Qué triste. Por cierto, escuché a un pajarito hablando de rebeldes..."

"Es un problema para mí si oyes demasiado bien. Debes haber confundido algún otro sonido."

"¿Entonces nuestro enemigo es el Ejército Republicano?"

Sólo por si acaso. Estaba comprobando que su enemigo era el Ejército Republicano. ¿Quién hace eso? Un oficial normal ni siquiera se lo preguntaría. En las líneas del Rhine, "el enemigo" significaba "el ejército republicano".

"¿No es eso un hecho? No siguen la Convención de la Guerra Terrestre. Necesitamos entrar ahí y proteger a los no combatientes".

Pero él podía ver por qué ella reconfirmó sus definiciones. Esta no era una misión que pudieras realizar si no supieras lo que significa enemigo.

"Así que tendremos que flexionar los músculos. ¿Quieres decir que deberíamos ganar tiempo alegremente a pesar de que nos superan fatalmente en número?"

" Ha, Mayor. Puedes elegir la victoria o el Valhalla, el que te guste".

"¿Es una orden para aniquilarlos y ganar, señor?"

Bueno, puedo ver cómo podría interpretarse de esa manera.

Causar una destrucción generalizada, teóricamente sin restricciones legales. ¿Hay alguna otra forma de ganar?

Es como si estuviéramos ordenando un baño de sangre. Ni siquiera habrá combate.

Incluso si creyera que la interpretación de las leyes por parte de la universidad de guerra era correcta, este plan fue claramente diseñado con una masacre en mente.

Y oí rumores de que estaba involucrada en el plan. Esta expresión, esta calma... Tal vez los rumores son ciertos. Así de inhumana era.

"Sí, y ayer a las 11:00 horas Arene recibió una advertencia de evacuación. Así que puedes asumir que la ciudad entera ya ha sido capturada."

"¿Qué significa?"

"Los de arriba dicen que hay que eliminarlo todo. Legalmente, sólo están las unidades del Ejército Republicano".

Voy a ser sincero. No hay ninguna razón para ocultarlo. Después de todo, lo único que necesita este soldado es permiso y órdenes.

Ella se adhiere a las reglas. Es decir, no hace nada más allá de ellos. Aparentemente, se limita de una manera extraña.

"Qué horrible. Será un infierno sin importar lo que hagamos", dijo con frialdad la Mayor von Degurechaff.

Pero entonces, ¿por qué sonríe tan feliz?

¡¿Qué es esa sonrisa encantadora que brilla en sus mejillas?! ¡¿Qué son esos colmillos que salen de su boca?! ¿Por qué estás tan feliz de sonreír? ...vampiro.

"...Una batalla para capturar una ciudad es una lucha contra el tiempo."

Espero que nadie se haya dado cuenta de que me he estremecido, pensó el comandante del cuerpo del ejército, sintiendo que le tenía mucho miedo.

"La ciudad ya está bajo control enemigo, ¿verdad? ¿No podemos arrasar bloques enteros?"

"¿Mayor?"

"Si los civiles estuvieran allí, nos limitarían, pero si la ciudad ha sido invadida, entonces no hay problema."

¿No te preocupas por qué? Quería preguntarle qué planeaba hacer ella, pero se contuvo. Se dijo a sí mismo que era mejor no saberlo.

"Pero esto es realmente una lástima."

Con esto, la suerte está echada.

Para el responsable, probablemente no había muerte más nauseabunda.

"Sí, es realmente horrible. Pero somos soldados. Si es una orden, tenemos que quemar hasta la hermosa ciudad de Arene".

Demonio. Zettour y Rudersdorf, malditos hombres.

Aparentemente, harán cualquier cosa para ganar la guerra. Ellos literalmente harían todo lo que fuera necesario.

Quieren ganar esta guerra por todos los medios necesarios, aunque se vuelvan locos. Pueden ser soldados, pero están locos.

"...Nadie debería ser soldado."

"Tienes razón en eso. Pero no todos pueden vivir la vida que quieren".

Así es, Mayor von Degurechaff.

Pero probablemente no hay nadie más apto para ser soldado que tú. Tal vez te sientas como en casa en el infierno en el frente del Rhine.


Me preguntaba por qué me convocaron desde mi puesto de reserva en el frente hasta el puesto de mando de seguridad más atrás, bajo las órdenes de máxima prioridad, y ahora tengo una misión para eliminar a los magos enemigos que invaden un lugar clave en la retaguardia. Combatir a los magos enemigos es una misión totalmente ordinaria.

La diferencia esta vez es que el "campo" será una ciudad. No cualquier ciudad, sino Arene, un nodo crítico en la red de transporte ferroviario del Imperio. Según las órdenes, tenemos que ser rápidos y ágiles... Usar cualquier medio necesario para eliminar al enemigo es la misiva del superior de mi superior.

Después de haber asimilado la situación a su manera, no parece tan difícil. Su posición, en pocas palabras, es como si le dijeran que aplastara la Primavera de Praga.

Aparentemente, a los magos enemigos se les une una milicia del tamaño de un batallón, por lo que es una orden sencilla de ocuparse del levantamiento junto con sus tanques -los magos- con nuestra artillería.

Si la orden es aplastar a esta turba, Tanya está casi aburrida, sabiendo la historia y lo comunes que eran esas órdenes. Por supuesto, considerando que las líneas de suministro están en peligro, no es una misión trivial. Tanya lo sabe muy bien.

Pero eso es todo. Si empieza un motín, da la orden de ponerlo por escrito. Ella revisó dos veces porque se sorprendió de que el comandante del ejército local tuviera que llamarla, un oficial de primera línea, para discutirlo.

Una vez que se dio cuenta de que las órdenes eran simplemente tratar con una turba, apenas podía evitar sonreír. Esto no va a ser tan difícil. Y es una gran oportunidad para alejarse del frente.

Habiendo llegado a esa conclusión, corrió al cuartel general de su batallón para empezar a prepararse algo antes.

...Entonces finalmente me doy cuenta de que hay algo que me preocupa de las órdenes escritas que me dieron. Estamos legalmente en blanco, pero entonces ¿por qué insinúan la posibilidad de un bombardeo estratégico indiscriminado?

Si las tropas restantes no se rinden después de eliminar a los magos enemigos, los siguientes pasos son aterradores. Cuando Tanya se da cuenta de eso, se pone en marcha. Sí, la OMC, que aplastó la Primavera de Praga, fue la OMC. No es como si estuvieran actuando bajo la bandera de la democracia o algo así. En otras palabras, la historia puede condenarla.

Después de todo, este plan exige causar el mayor daño posible a los edificios de piedra utilizando explosivos de alta potencia y hechizos de explosión. Militarmente, es una gran idea y expondrá las entrañas inflamables de los edificios.

Después de eso, supongo que lanzaremos principalmente bombas incendiarias. No, probablemente podamos quemar cosas con bombas de artillería. Si todas las unidades del Ejército Imperial reunidas aquí concentran su fuego, Arene acabará teniendo algo en común con Dresde.

...será una masacre aunque no la fastidiemos. Ehh, pero básicamente estaremos sustituyendo la artillería por el bombardeo de artillería, así que es como en el Levantamiento de Varsovia; está dentro del reino de lo típico.

Una cosa lamentable es la zona gris donde esos bombardeos serán malos para el país que pierda, pero los que llevó a cabo el país ganador ni siquiera son cuestionados, mucho menos descartados como resultado de dicho cuestionamiento inexistente. Un movimiento en falso y podría terminar nominada como criminal de guerra. Me niego a ponerme en tal peligro.

Pero espera, eso sólo sucederá si el Imperio pierde. Lo que significa que suponiendo que no perdamos, si me niego a seguir órdenes en este punto, me dispararán por insubordinación, huyendo ante el enemigo, etcétera.

Después de todo, órdenes son órdenes. Y en este momento, no hay nada malo con las que he recibido. No tengo motivos para rechazarlas ni para preocuparme. Ni siquiera sé si mis superiores me escucharían si intentara hablar con ellos. Bueno, puede que no haya tiempo para eso, de todos modos.

Por otro lado, ahora podría dedicarme a acciones sin problemas legales, pero dado que las leyes se aplicaron retroactivamente en el Tribunal Militar para el Lejano Oriente, definitivamente necesitaré ser humana. Y además de eso, tengo que actuar de tal manera que un montón de gente no me acuse de las cosas más tarde? ¿Quieres decir que tengo que fingir ser amable?

En ese caso, obedecer las leyes lo mejor que pueda no lo cortará. ¿Qué diablos...? Pero supongo que mi vida está en peligro a menos que actúe humanamente. Me gustaría tomármelo con calma con la gente, pero hacerlo sin ninguna razón y terminar por debajo de las expectativas será problemático....

No, espera. Tengo una razón. Tengo un montón de nuevos reclutas agobiantes conmigo, ¿no? Con ellos ralentizándome, las otras unidades probablemente llegarán cuando terminemos de eliminar a los magos enemigos. En ese momento, podemos decir que tenemos bajas y retirarnos.

Entonces no tengo que ensuciarme las manos. Al menos, si la batalla tarda algún tiempo en desarrollarse, sin que nadie piense mal de mis habilidades. Si esto iba a pasar, tal vez debería haber sido más comprensiva con los reclutas.

Hmm? Pero el comandante es el único responsable. ¿Qué pasaría si uno de los nuevos reclutas disparara accidentalmente a un civil? Ni que decir tiene que yo, su líder, me enfrentaría a un tribunal o a un tribunal arbitral. Pero supongo que si el Imperio gana, el tribunal no sería tan malo.

Si tengo suerte, puedo esperar ser absuelta. Por supuesto que puedo. Es una cuestión de cuánta responsabilidad se puede esperar que yo tome por estos novatos. Pero si perdemos, probablemente terminaré siendo víctima de venganza. Eso sería una mierda. Pensé que era una buena idea, pero ahora parece que no va a funcionar.

Por un momento, ella considera una forma de mantenerlo en secreto. ¿Debería eliminar a todos los testigos? Pero inmediatamente pone fin a su indiscreción, ya que incluso las masacres tienen testimonios de sobrevivientes.

Casi cero no es cero. Y con una mirada a la historia, se puede ver que se puede crear cualquier número de testigos. ¿Cuántos países dudarían en crear un testigo donde no existe ninguno?

"...esto no me gusta mucho", murmura Tanya, porque eso es todo lo que puede hacer en esta situación. No queda mucho tiempo hasta la salida. Y su talentosa unidad es un montón de locos de guerra que cuando se enteraron de que había una salida se reunieron de inmediato.

Probablemente ya podemos hacer la transición a la preparación para la salida. Si esto iba a pasar, no debería haberlos preparado antes de tiempo.

Con los ojos como los de un pez muerto, sus agradables rasgos distorsionados, Tanya tiene sentimientos encontrados mirando a sus subordinados mientras se preparan con una irritante energía. Se pregunta qué debe hacer.

La gente podría pensar que soy imperialista de línea dura sólo porque recibí esa condecoración superficial. No, deben hacerlo. Si ese es el caso, la vida que me espera será bastante desagradable. Sólo echa un vistazo a Alemania. Nadie que fuera un nazi celoso durante la guerra tuvo un buen final. La gente todavía le hace pasar un mal rato a las SS. Los únicos que recibieron un trato decente fueron los pilotos estrella. Aún así, después de la guerra, aunque por poco tiempo, muchos de ellos fueron internados por los comunistas. ¿No hay ninguna laguna jurídica? No me pueden enviar internada como Hartmann.

...No, espera un minuto. Había un tipo. Había un soldado llamado Rudel o algo así. Era duro, hablamos de concreto reforzado, anticomunista y pro-nazi. Pero después de la guerra, incluso se las arregló para disfrutar de su vida bastante bien. Él. ¡Lo emularé!


Para el Subteniente Grantz, sonaba igual que siempre. "¡Bueno, batallón, nos vamos de picnic!"

Desde el nivel de preparación dos, estaban reunidos, y corría para no llegar tarde. Cuando llegó, se encontró con la comandante, con el ceño fruncido de disgusto pintado en toda su cara. No sólo estaba irritada, estaba furiosa, aparentemente, sin ningún lugar donde desahogar su ira.

Esto no puede ser bueno.

El otro día se les obligó a seguir a una unidad de magos enemigos cincuenta kilómetros más allá de las líneas enemigas en lo que se llamó persecución paralela.

Al menos tenía que estar listo para aventurarse a las trincheras enemigas por la noche.

"Esos idiotas en el aire dejaron pasar a los magos enemigos, y han invadido Arene."

Pero las palabras que salieron de su boca le habrían golpeado duro aunque las hubiera estado esperando. Había oído rumores susurrados, pero que un oficial superior lo confirmara era desmoralizante.

La verdad desalentadora era que se había caído un importante punto de relé de suministro.

Cualquiera que se entere de que los trenes que les traen su comida no funcionarán después del día siguiente puede entender el enorme impacto que esto tendrá en la logística. Incluso un soldado puede comprender que la guerra sin suministros es una pesadilla estratégica.

La situación era tan tensa que incluso la siempre indiferente comandante von Degurechaff no podía ocultar su mal humor. Después de todo, el propio Grantz se había sorprendido al escuchar el rumor de que los magos enemigos habían invadido la retaguardia por lanzamiento aéreo. ¿Cómo podríamos perder los aviones de transporte que se deslizan en nuestro espacio aéreo?

"Y aparentemente se unieron a la milicia. Arene ha caído en las garras del Ejército Republicano".

Esas fueron malas noticias. Pero honestamente, ¿qué significaba en realidad? Por un momento, Grantz y algunos de los otros magos no pudieron comprender la gravedad de la situación. El paradigma del campo de batalla no requería pensar más allá de Eliminar al enemigo.

En otras palabras, por lo que Grantz y los demás sabían, la situación se resolvería si eliminaban a la milicia y a los magos. Defender una ciudad entera probablemente no era posible con magos y milicianos. Sin un brazo de infantería, la ocupación era un sueño dentro de un sueño. La milicia podía compensar hasta cierto punto con números, pero no creía que pudieran resistir en un combate realmente organizado.

Por el contrario, el Batallón 203 de Magos Aéreos era, para bien o para mal, un niño de guerra que había aprendido a luchar en el frente y que había hecho del logro de resultados su norma.

"Naturalmente, nos encargaremos de ellos."

Como ella misma dice, Tanya está convencida de que, como conclusión legítima, la recaptura es la única opción. Es un campo de batalla de matar o ser matado. Todo lo que van a hacer es cambiar de posición. En comparación con el horror de los suministros que se interrumpen, las órdenes de salida son algo familiar. Tanto Grantz como Tanya tendían a patrones de pensamiento agitados, por lo que sentían que atacar era justo lo que se hacía en el campo de batalla.

"Aquí está la parte difícil."

Aunque siempre transmitía sus simples objetivos de operación sin perder el tiempo, respiraba deliberadamente.

Cuando miró a su alrededor, las caras de los otros oficiales también estaban tensas.

¿Qué diablos podría ser? Grantz se preparó un poco. "Arene..."
Grantz esperó con incertidumbre sus siguientes palabras, pero luego se dio cuenta de algo con sorpresa. Ella dijo "Arene" y no está segura de cómo continuar.

Un oficial que indiferentemente ordenaba un ataque al infierno dudaba.

Estaba sacudiendo y haciendo algo que le resultaba difícil de soportar.

Fuera lo que fuera, era sombrío y opresivo. La unidad se había quedado completamente en silencio, y nadie hizo ruido. Algo estaba mal. Los soldados que habían sido distraídos por la inminente salida comenzaron a preguntarse qué estaba pasando.

Entonces, como si quisiera interrumpir sus pensamientos, logró continuar.

"Arene está ahora ocupada por el Ejército Republicano. Tropas, para recuperar la ciudad, necesitamos eliminar a todos los soldados republicanos".

¿Eh? Eso suena totalmente sencillo. Si los magos republicanos se han unido a la milicia para ocupar la ciudad, será demasiado peligroso si no eliminamos a todos los magos. ¿No es evidente?

¿Sería difícil? Grantz no lo entendió.

No, en realidad la mayoría de los reemplazos no vieron nada diferente a los pedidos normales. Se les diría que se fueran como siempre, y entonces lo harían. Eso es lo que pensaban.

Esperando ver si alguien sabía lo que estaba pasando, Grantz miró a Weiss. La cara del primer teniente estaba un poco rígida. Eso le pareció extraño. Parecía claramente nervioso y agitado. Luego respiró hondo como si quisiera fortalecerse.

¿fortalecerse a sí mismo contra qué? ¿Qué era tan horrible que podía sacudir a un viejo veterano del Rhine tan experimentado que podría ser llamado un experto?

"Ni que decir tiene, pero disparar a los no combatientes está estrictamente prohibido; sin embargo, como se nos ha dado permiso para causar daños a la propiedad, eso no contará."

Hizo hincapié en las normas para entablar combate. Su ROE era completamente ordinario. Si había algo importante, era la exención de responsabilidad por daños materiales. Pero incluso la obtención de esa exención formaba parte de los procedimientos normales.

"Además, antes de enfrentarnos a los magos enemigos y después de eliminarlos, emitiremos advertencias para que se rindan."

¿Me... me estoy perdiendo algo? Una vaga y confusa ansiedad le envolvía.

" Asegúrense de cesar temporalmente el combate mientras se emiten las advertencias".

Les estaba dando las mismas instrucciones que en cualquier salida. La única diferencia era que sería una batalla en la ciudad.

Por supuesto, algunas de las limitaciones serían diferentes. Pero incluso con esas alteraciones, el objetivo principal de eliminar a los magos enemigos no cambiaría.

...Al menos, no debería.

Si lo pensó mejor, ¿quizás las advertencias? Pero es obvio que una batalla urbana tendrá menos bajas si el enemigo se rinde en lugar de acabar con ellos. Y si se niegan, entonces sólo tienes que llevar a cabo la batalla moderadamente odiosa para limpiarlos.

"Si aceptan la advertencia, es genial. Si no lo hacen, pasaremos a eliminarlos. Eso es todo."

Y en realidad, el tono de la voz de su superior era totalmente plano, ocultando sus emociones como siempre. Si se rinden, es genial.

Si no funcionaba, pasarían a sacarlos como de costumbre -totalmente normal.

Si alguien le presionaba, tenía que admitir que sentía algo extraño. Percibió algún tipo de disonancia, algo que no encajaba bien. Dicho esto, ¿debería distraerme antes de salir? Habiendo llegado a esa conclusión, comenzó a realizar las últimas comprobaciones previas a la salida de su orbe de cálculo y su rifle. En vez de no poder usar sus armas en el campo de batalla por falta de mantenimiento, era mejor olvidar sus otros pensamientos.

Los reclutas se habían dado cuenta de que aprender era el primer paso hacia la supervivencia, y con cada día que pasaba, se iban familiarizando más con la guerra.

Lo siguiente que supieron fue que estaban en el campo de batalla al que la Mayor von Degurechaff los había llevado según lo planeado.


"Líder Bravo a Control de Combate. Es un Named! Enviando datos ahora. Por favor, confirme."

Como era de esperar, la respuesta del Imperio fue rápida en el sentido más estricto de la palabra. ¡Enviaron un batallón de magos en cuestión de horas!

Aparentemente, se lo están tomando muy en serio. Supongo que el dolor de entrar por el aire valió la pena.

El comandante de la Segunda Compañía de Magos de las fuerzas de operaciones especiales de la República, el Teniente Coronel Vianto, se sintió un poco aliviado al encontrar algún significado en la operación que no le había gustado mucho. Aunque había estado nervioso, lo había hecho. Finalmente tuvo los medios para mirar sus molestas manos rígidas.

La República estaba en una situación bastante difícil. Había estado esperando con ansias la participación de Dacia en la guerra, sólo para que le saliera el tiro por la culata. Los republicanos tuvieron que apretar los dientes y ver el colapso de la Alianza de Entente después de que la flota trató de impedir la operación de desembarco, pero no llegó a tiempo. Esta pesadilla los estaba desgastando lentamente.

El contacto encubierto de la República con el Reino Aliado era un secreto a voces, pero el Reino Aliado estaba actuando por su propio bienestar nacional. Como condición para su asistencia, la República podía perder todos sus intereses en el extranjero.

Considerando la gravedad de poner en peligro su voz como gran potencia, la República sintió la necesidad de resolver las cosas por sí sola en la medida de lo posible.

Tenemos que hacerles retroceder tanto como podamos antes de que el Reino Aliado se una a la lucha. Fue por esa razón política que Vianto estaba llevando a cabo esta loca (para él) invasión trasera.

No puedo creer que hayan traído a su mejor carta bajo sus mangas.

"Datos confirmados... ¿El Diablo del Rhine? Sacaron la artillería pesada".

Pero aparentemente cuando se trataba de la razón de ser, contar los pollos antes de que salgan del cascarón funcionaba. Habían logrado sacar de las líneas principales al Named no identificado conocido por todos los soldados del frente del Rhine.

Era la Named que sobresalía en su increíble maniobrabilidad y disparos de largo alcance, así como la unidad de élite que ella comandaba. Eran un grupo molesto que, como unidad móvil en el Ejército Imperial, defendía un territorio considerable; eliminarlos era una prioridad.

Esta unidad era incluso capaz de defensa móvil. Alejarlos del frente era más significativo que alejar a cualquier otro batallón de magos.

Desviando esta unidad junto a una veterana Named, que podía atacar sus puntos débiles, había un efecto importante en el campo de batalla que no se podía medir con números.

"Dicho esto... no serán fáciles. No espero con ansias esta pelea".

Capturar una ciudad del tamaño de Arene requeriría varias divisiones de fuerzas terrestres. Dependía del Estado Mayor Imperial apartarlos de las primeras líneas o movilizar reservas, pero aparentemente, lo habían hecho todo. Ojalá nos hubieran subestimado y enviado tropas poco a poco.

En cualquier caso, si pudieran mantener esta terminal de transporte, las líneas de suministro del Imperio se secarían en menos de una semana, lo que significaría que sin duda obtendrían resultados si pudieran obstaculizar los refuerzos enemigos durante unos pocos días. Sólo podían esperar que las tropas en el frente pudieran realizar un contraataque importante durante ese tiempo.

"Charlie Líder a Control de Combate. ¿Nos estás diciendo que peleemos contra ese batallón a distancia?"

Incluso para una fuerza de operaciones especiales de élite, luchar contra el Diablo del Rhine a distancia sería difícil.

Habían anticipado hacer poco más que picar al enemigo.

"No hay cambios en la operación. La lucha a larga distancia fue sólo para distraerlos de todos modos. Trabaja para retrasarlos".

Si no funcionó, estuvo bien. No había habido expectativas muy altas para la lucha a distancia, así que no había ningún problema.

¿Quizás una línea de fuego que distraiga? El punto es forzarlos a evadir, cansarlos, y romper sus formaciones. De todos modos, ralentizarlos es crucial. El tiempo está de nuestro lado.

"Roger."

Inmediatamente comenzaron sus maniobras de acuerdo con el plan. Algunos magos que acechan en los edificios dispararon acosadoramente.

No era muy probable que esos disparos se conectaran de una manera importante, pero por otro lado, no podían simplemente renunciar a ellos dado que su enemigo era un Named.

Después de todo, el fuego disciplinado era la especialidad del Ejército Republicano. Si el enemigo volaba lentamente, podían anotar impactos directos.

"Los magos enemigos se están dividiendo. Están evadiendo nuestros disparos."

Pero aparentemente, estaban esquivando los ataques. Bueno, eso sería lo natural, pero Vianto esperaba causar al menos un poco de daño. Tal como están las cosas... sólo haremos un poquito o casi nada.

"Pero enviaron un batallón entero de inmediato. Están tomando decisiones rápidas que ignoran el efecto en el frente antes de lo que esperaba".

Y respondieron aún más rápido de lo que oímos que lo hicieron, lo cual es un dolor. Con sus planes trastornados, Vianto quería tirarse de los pelos, aunque era bueno que hubieran logrado debilitar el ataque frontal del enemigo. Si el Imperio estaba enviando un batallón de magos de élite sin dudarlo, él y sus hombres tenían que estar preparados para la llegada de muchas más tropas terrestres de las que se habían previsto y mucho antes de lo esperado.

Deben querer recuperar a Arene lo antes posible. En el peor de los casos, cuando estén dispuestos a retirarse de las líneas, las cosas podrían ponerse feas.

"Estamos conteniendo al Diablo del Rhine con dos compañías. ¿Qué más podemos hacer?"

Eran magos entrenados para misiones especiales. Dos de ellas habían sido enviadas. En realidad, contener al Diablo del Rhine era sólo uno de sus objetivos, pero su ayudante no decía tonterías.

"¿Así que la guerra urbana es la clave? ¡Pero no duraremos ni dos semanas!"

Si el enemigo realmente se estaba concentrando en ellos más de lo que habían anticipado, esto sería horrible.

Al principio, pensaron que sería un simple ataque o que tal vez habría una compañía de magos a lo sumo. Si de repente se enfrentaban a un batallón aumentado, su enemigo estaba decidido.

Y el mayor dolor de cabeza de Vianto fue su disposición a enviar a un Named.

"Una vez que el contraataque comience en el frente, la presión del enemigo disminuirá. Lo más importante es que las tropas podrán atravesar sus posiciones defensivas una vez que se corten los suministros, ¿no crees?"

"Eso es sólo un deseo. Espero que tengamos éxito, pero va a ser duro".

Tenemos apoyo amistoso y nos reunimos con la milicia rebelde, pero ¿qué pasará cuando aparezcan tropas de tierra reales? Tendrían el apoyo de los magos, y el Imperio tenía más poder de fuego que la República en un nivel fundamental.  En cuanto a las municiones, todos los republicanos, a excepción de una pequeña cantidad de suministros lanzados desde el aire, eran reservas locales y lo que cada mago tenía sobre ellas.

No podrían durar mucho tiempo, y probablemente tendrían muchas bajas.  Peor aún, probablemente terminaremos luchando con los civiles como escudos, algo de lo que deberíamos avergonzarnos como soldados.

... Algunos de los soldados mas frios incluso pensaron que en el peor de los casos podrían sacrificar a los rebeldes para ganar tiempo. Era lógico, pero era un lado feo de su nación.

"Así que en el peor de los casos, ¿continuamos retrasándolos e intentando causar el mayor daño posible?"

"Es nuestra única opción. De cualquier manera, un soldado es una cosa podrida de ser."

Humillantemente, su deber era, básicamente, llevar a cabo fielmente esta operación para hacer de los civiles sus escudos. Cuando se les dijo que eso haría posible ganar la guerra, no tuvieron otra opción.

Pero no hubo ninguna operación que pusiera su razón de ser como soldado más en duda que ésta. Como soldados republicanos, para la República tener ciudadanos republicanos muertos era un negocio podrido.

"¡La vanguardia enemiga ha entrado en la Zona de Identificación de Defensa Aérea!" ¡Se acercan rápidamente a la ciudad!"

Pero incluso él era un soldado. Sabía que si bien el pensamiento podía ser significativo, había un momento y un lugar para ello. Si no lo hubiera hecho, habría muerto hace mucho tiempo.

"Comandante, entonces deberíamos..."

"Lo sé. Aquí vienen. ¡Prepárense para emboscar!"

Una vez que el enemigo se estaba acercando, sus pensamientos conflictivos hacia su misión tenían que ser aplazados hasta más tarde. Haría todo lo que estuviera a su alcance para sobrevivir, porque el arrepentimiento era un privilegio reservado para los vivos.


¿Alguna vez te han ordenado eliminar a un enemigo intrépido que ataca una zona de la retaguardia? Yo tampoco lo he hecho hasta ahora. Por lo tanto, aunque estoy contenta de haber disfrutado de tanta suerte anteriormente, quiero lamentar mi situación actual.

Pero quiero hacer un buen trabajo sin dejar que nada se interponga en mi camino. Recientemente me di cuenta de que soy el tipo de persona que vive para trabajar. Quiero estar orgullosa de mí misma por ser una persona sensata que puede pensar con sentido común.

...es el tipo de cosas que Tanya está pensando, fingiendo estar molesta por la triste época en que uno es interceptado sólo por volar a través del cielo mientras evade hábilmente el fuego disciplinado de largo alcance del que el Ejército Republicano está tan orgulloso.

Incluso si los rayos no son más fuertes que los láseres disparados por alguna unidad de recuperación de recursos orgánicos que es hostil a la raza humana, la tasa de impacto es mucho menor simplemente por el hecho de que los humanos están observando.

Bueno, los esquivo con bastante seriedad, ya que si uno me golpea sería lo suficientemente poderoso como para perforar mi capa protectora y la cubierta exterior y hacerme caer. Tal vez si vertiera maná en el Tipo 95 con todas mis fuerzas podría resistirlos, pero eso sería un suicidio psicológico, así que dudo en hacerlo. En cuyo caso, lo mejor es evadir.

"¡Ataquen! ¡Son rápidos! ¡Saben lo que hacen!"

Dicho esto, al igual que es difícil ganar cien de cien batallas, parece que salir ilesa será imposible. El fuego de artillería es tan denso que Tanya se asombra a su pesar; su historial de golpear sólo a fuerzas de segunda clase en Dacia y Norden ha vuelto para morderla.

Es bueno que todo el mundo pudiera evadir un contraataque en una escala que no anticiparon. En el proceso, sin embargo, su formación de ataque se ha vuelto bastante desordenada, a pesar de que la formación fue diseñada para contrarrestar el fuego disciplinado de la República. Ella se ve obligada a reconocer la dolorosa comprensión de que no serán capaces de superar las posiciones de fuego enemigas con velocidad y maniobras dispersas por sí solas. La idea de que la velocidad es una armadura definitivamente tiene algunos defectos.

Todavía estamos bien por ahora, pero frente a grandes creyentes en la potencia de fuego como los rebeldes, podríamos estar en problemas.

"Teniente Serebryakov, lo siento, pero estoy extrañamente cansado... ¿Puedo tomar un tónico?"

Como ella piensa, la voz fatigada del Teniente Weiss llega por la radio, y Tanya frunce el ceño inconscientemente. ¿Cansado? Mi vice comandante que fue sometido al molino en el Rhine y en Norden está cansado después de esto?

Tanya lanza rápidamente a su ayudante un poco de alcohol -combustible de soldado- a medida que la hace echar un vistazo, y su pregunta se aclara cuando el grito de pánico de Serebryakov sale por la radio.

"¡Teniente Weiss, le han disparado! ¡Apúrate, detén la hemorragia!"

 "¿Qué?"

"¡¿No te diste cuenta?! ¡Pongamos este torniquete! ¡Deprisa!"

Desde la discusión de primeros auxilios y Serebryakov instando a Weiss, Tanya se da cuenta de que lo dicho anteriormente era correcto y suspira. En lugar de subordinados que no tienen suficiente espíritu de lucha, tengo berserkers que se exaltan con demasiada adrenalina para darse cuenta de que están lesionados; hay algo vagamente deprimente al respecto.

Ni siquiera le di metanfetaminas y así es como es. Es difícil saber si debo alegrarme de tener a los mejores soldados o lamentar haber reunido a un grupo de adictos a la guerra.

"...¿Cómo está el idiota que ni siquiera se dio cuenta de que le habían disparado?"

" No es mortal, pero creo que le será difícil seguir luchando".

 "¿Qué? Bueno, no hay nada que hacer. Weiss, retrocede".

Sin embargo, lo que de repente me llenó la mente fue la aprensión de perder a mi capaz asistente. A pesar de ser un loco de la guerra, es uno de los que tiene sentido común, y más que nada, es particularmente doloroso que la cadena de mando se vea tan afectada en el fragor de la batalla. Pero Tanya ya está cambiando de rumbo porque sabe que necesita tener en cuenta no sólo los intereses actuales, sino también las soluciones a problemas futuros.

Como el más sensato de sus hombres, el buen teniente Weiss parece tener algunas ideas sobre esta operación. Si está cayendo por el campo de batalla, eso significa que uno de sus magos por encima de la media casi es derribado. Normalmente, Weiss sería el tipo de mago que alcanzaría el nivel de As de Ases.

...Si no fue casualidad, los republicanos son muy capaces.

"Pero, Mayor..."

"Está bien, retrocede. Sólo eres una persona; estaremos bien. En vez de ralentizarnos, reúne a los otros que han sido golpeados y RTB."

Es genial ser serio, pero si ese personal serio se va, es un problema. Sin gente confiable alrededor, soy la única que queda. Soy la única persona sensata entre todos estos locos de guerra. Hablando de pesadillas.

No hace falta decir que estaré agotada física y mentalmente. Las personas que pueden permanecer sensatas durante una anormalidad como la guerra son extremadamente valiosas. Es difícil mantener bajo control a una unidad que ha perdido a alguien así.

La gente sensata, por lo general, mantiene la cabeza en una crisis. Estos individuos modernos que pueden valorar la razón y el mercado son los que sostendrán a la sociedad capitalista en el futuro. Desperdiciarlos en este desperdicio llamado guerra es realmente horrible.

¿Cómo será la economía del Imperio después de la guerra si echa por la borda a sus mejores y más brillantes hombres? Ni siquiera quiero pensar en ello.

¿Debería convertir todo mi salario en oro y bienes mientras pueda? Tengo la sensación de que gane o pierda, el futuro del Imperio no será muy brillante.

"Entendido... Les deseo suerte."

"Piensas demasiado. Dudaste, ¿verdad? Eres un gran idiota. Cuando regrese, lo lamentarás".

Pero primero tengo que sobrevivir a esto. Es molesto y no estoy motivada, pero tengo que aplastar a los compañeros pro-república escondidos en Arene.

Como persona, no es algo muy agradable de hacer. Lógicamente, es más fácil eliminarlos, pero nadie te felicitará por violar los derechos humanos. Sí, soy filantrópica, y como tal, no quiero que gente inocente se mezcle en esto.

Aunque legalmente no hay problemas, algo seguramente hizo que el bueno y concienzudo Weiss se detuviera. En otras palabras, la renuencia y la vacilación obstaculizaron sus maniobras, y como resultado, fue golpeado. Bueno, no es que no lo entienda.

Pero para decir una cosa, si yo estuviera en la misma posición que él, habría querido eludir la responsabilidad de la misma manera. Así que sobre esa parte, estoy celosa. Dios, ¿eres tan reacio a participar en una masacre?

Bueno, no me gusta, se burló de sí misma, pero las circunstancias exigen la muerte de los rebeldes de Arene.

Sólo estoy participando en un sentido amplio. No hago nada, como esos tres monos sabios: no veo maldad, no oigo maldad, no hablo maldad.

En el derecho contemporáneo, es omisión. Pero no soy el sujeto directo del acto. En otras palabras, la cuestión es si tengo el deber de informar o no.

Incluso Rudel bombardeó toneladas de tanques soviéticos, barcos, aviones de combate y trenes blindados, y no tuvo que ir a prisión. Básicamente, todo lo que hizo fue salir, y eso en sí mismo no fue un problema.

Bien. Si sólo cumplo con mi deber como soldado individual, no debería haber ningún problema real. Las leyes son maravillosas.

"Señora. Mis disculpas."

Dicho esto, mientras haya problemas, no me entusiasmará.

Por supuesto, estoy bastante segura de que no hay ninguna operación militar en donde puedas gritar yee-haw y servir con gusto. Termino preguntándome por qué tenemos guerras. Incluso hoy, ¿por qué estoy llevando a cabo esta operación irracional?

Tanya está realmente al borde de la locura, pero no anhela lo suficiente la muerte como para perderse en sus pensamientos en medio de un campo de batalla. Cambia de marcha para concentrarse en la tarea que tiene por delante.

"Está bien. No puedes evitar ser tú. De acuerdo, Teniente Ko nig, tome el mando del Teniente Weiss".

"Roger".

No tengo elección, así que reorganizo el mando a mi discreción. De cualquier manera, nuestra misión es el combate de contraataque con, a lo sumo, algo de contención.

Si hay magos enemigos sanos por ahí, tenemos que golpearlos hasta cierto punto.

"Todos, prepárense para una pelea cuerpo a cuerpo. Cuidado con las emboscadas. Estos tipos son capaces. Si los toman a la ligera, es probable que se quemen".

"Comandante. ¡Los magos enemigos se retiran! ¡Se van a encerrar en la ciudad!"

Pero ese plan fue diseñado con la idea de que los enemigos saldrían a interceptarnos.

"Ngh. No importa. Aborten el ataque. Sólo mantengan la presión".

Dicho de otra manera, es nuestro trabajo enfrentarnos a las emboscadas de los magos en la periferia de la ciudad, nada más allá de eso.

En otras palabras, si eliminan a cualquier mago de las áreas atacables alrededor de los bordes de la ciudad, la misión de Tanya será cumplida en su mayor parte.

En resumen, si conducen a los enemigos a posiciones en las que no podrían alcanzar a los bombarderos o a la artillería, su parte habrá terminado.

"¿Comandante?"

"Todo lo que tenemos que hacer es ahuyentarlos. Una vez que los hayamos alejado, les daremos la advertencia de que se rindan".

"...¿Está segura?"

Es precisamente porque entienden lo que eso significa que varios miembros de la compañía expresan dudas. Por supuesto, estos no son los tipos que dudan en atacar una vez que hemos hecho la transición a la limpieza, pero no es como si no pudieran prever lo que está a punto de suceder.

"No es nuestro trabajo. Al menos, nuestro trabajo es contrarrestar a los magos. No incluye la guerra urbana".

Pero Tanya ya ha tomado una actitud práctica. Ya que ella está enfocada en cómo mantener la suciedad en sus manos al mínimo, nada es más prioritario que salir de allí después de hacer el llamado a la rendición.

Este es un trabajo fácil. Incluso si alguien termina muriendo como resultado, no será por mi mano.

En ese caso...

"... Entendido."

A pesar de sus dudas, nadie sigue objetando, para bien o para mal. En otras palabras, no importa lo que hayan querido decir, todos son lo suficientemente maduros para tragarlo.

Los negocios son básicamente estoicismo. Entretenimiento, despidos, o un jefe que simplemente no se puede soportar - hay tantas cosas que simplemente hay que soportar. Así que si puedes evitarlos, no hay muchas razones para vacilar. Y si eres un soldado, las órdenes son una gran excusa.

"Contacta con la artillería y la unidad de bombarderos. Diles que estamos emitiendo la advertencia de rendición."

Todo lo que queda es conseguir que ellos se hagan cargo. Si el enemigo se rinde, eso es genial. Si no, el bombardeo les pondrá fin. Eso es todo.

Bueno, sé que este no es el tipo de enemigo al que hay que rendirse mansamente, así que es prácticamente una conclusión predecible, pero aún así.

En otras palabras, haremos que se conviertan en nuestra justificación. "¿Quieren protección?"

"Segunda Compañía, serán el apoyo directo."

Aún así, lo mejor es emitir una advertencia. Si son lógicos, hay una posibilidad distinta de cero de que elijan rendirse. Si emitimos una advertencia primero, también es mucho más fácil emocionalmente, y lo que es más importante, si hay un juicio, puede ser usado como evidencia en mi defensa.

"Bien, llamémoslos".

No perdemos nada advirtiéndoles. En cuyo caso, sería prácticamente una traición al capitalismo no hacerlo.

Sabemos que van a rechazar nuestra oferta, pero es mejor que lo haga sinceramente por mis propias razones. Definitivamente vale la pena. En realidad, les agradecería mucho que se rindieran en este momento. El tiempo y las municiones son valiosos.

Bueno, en realidad, rendirse sería una gran carga para Logística. Y los jefes no esperan que se entreguen, así que ya están asumiendo que habrá una lucha para eliminarlos. Creo que deberíamos cubrirnos, pero como la reducción de costes también es importante, no puedo culparles por su conclusión.

Sheesh. Bueno, no hay razón para que pensemos tan lejos. Supongo que debería poner las cosas en marcha.

"Liberen inmediatamente a los miembros no afiliados de la población general. No podemos permitir que su matanza continúe. Exigimos la liberación de los ciudadanos imperiales según el artículo 26, párrafo 3 de las Reglas de la Guerra en Tierra".

Una petición nominal para liberar civiles. Dicho esto, los únicos ciudadanos imperiales que estarían en Arene, que solía ser una ciudad republicana, son soldados o miembros del ejército civil.

Probablemente fueron asesinados o linchados cuando comenzó la revuelta. Aunque haya sobrevivientes, no creo que los dejen ir obedientemente. Hay más posibilidades de que se deshagan de los supervivientes por despecho.

No puedo creer que realmente quisieran este escenario. Es como la monumental diferencia entre hablar de un apocalipsis nuclear en una novela de ciencia ficción y librar una guerra nuclear.

"Estás grabando, ¿verdad? ¿Ves algo?"

"...Sí, le dispararon a alguien. Aquí está el video."

Y como era de esperar, la milicia dispara a alguien muerto y grita algo obsceno. Bueno, es el tipo de cosas que una milicia indisciplinada puede hacer en cualquier época. Por eso un ejército adecuado y una milicia son dos cosas diferentes. Luchar por la libertad está muy bien, pero la libertad sin orden acaba con grandes conflictos internos, una especie de peligro para el medio ambiente. Estos tipos no tienen remedio. Podrían haber hecho esto solos, pero tenían que involucrar a ciudadanos comprometidos en una actividad económica sana.

Sí, así que en ese contexto, probablemente están gritando, "¡Váyanse al infierno, bastardos imperiales!" Algo por el estilo.

Bueno, así es como la gente que no está acostumbrada a la guerra tiende a comportarse. Pueden creer en algún principio noble, pero mientras no sean entrenados, son esclavos de las emociones. Así que supongo que esto es lo que sucederá cuando una organización indisciplinada de civiles tiene armas.

Al igual que un miembro de la sociedad que funciona, un soldado, incluso de uniforme, es inútil sin entrenamiento, y obviamente no se puede esperar tanto de una milicia. En otras palabras, esto subraya la afirmación de la teoría económica de que el capital humano es muy importante.

"Cuartel General, estoy enviando video. Solicito permiso para comenzar el rescate inmediato".

Al mismo tiempo, esta es una gran oportunidad. Nominalmente, hemos cumplido con nuestro deber de emitir una advertencia.

Todo lo que me queda es unirme al exterminio, pero si es posible, me gustaría evitarlo por consideración a mi futura posición política. Es una razón simple, y cualquiera me eximiría de responsabilidad.

Esta es la oportunidad perfecta. La maravillosa y justa causa de proteger a mis compatriotas está frente a mí.

¿Qué ejército podría reprochar a un soldado que salvó a sus propios civiles? Al menos, rescatar a súbditos imperiales capturados es un acto políticamente limpio. Tal vez no tenga mucho sentido desde el punto de vista militar, pero lo único que queda ahora es la fase de aniquilación.

Así que esta es la fase durante la cual su conducta política importa. El hecho de que no participé directamente durante la batalla, sino que me dediqué a rescatar compatriotas, debería funcionar como una tarjeta de salida de la cárcel.

Al menos, debería ser una justificación. "Cuartel general, entendido. Háganlo".

"Pixie 01, entendido. Procederé inmediatamente."

Vale, salvando a la gente. Hagamos una buena acción. Por mí misma. Quienquiera que dijera: El bien que haces a los demás siempre volverá a ti, tenía un don para las palabras.

Para Grantz y Visha, fue una masacre pintada como una limpieza. No, Visha lo tomó un poco mejor, ya que conocía las reglas. Al menos entendía el peligro de dudar en el campo de batalla.


Para Grantz, era el purgatorio o tal vez simplemente el infierno.

"Cuartel General a todas las unidades participantes. Transición a la limpieza. Desháganse del Ejército Republicano".

Las llamas rojas añadieron color al mundo negro y gris. Luego un débil destello fue todo lo que pudo ver. Su distraída conciencia registró un ruido que venía de alguna parte, órdenes a todo el mundo desde el cuartel general. La voz de la radio estaba tan nivelada que le sorprendió lo irreal que sonaba.

Pero lo importante eran las órdenes. Sí, órdenes. El individuo Grantz estaba en este lugar por órdenes.

Vine aquí, apreté el gatillo, maté al enemigo. No, lo que maté fue a una persona.

Y pudo reconocer el extraño cosquilleo en su nariz que había empezado hacía algún tiempo. Aunque estaba acostumbrado al olor del campo de batalla, un hedor lo irritaba. Era el olor a carne humana quemada. Un cadáver recién carbonizado cuyo olor no estaba enmascarado por el hedor de la descomposición. El aire, pegajoso con proteínas, apestaba horriblemente.

Estaba seguro de que no le quedaban cosas por vomitar y, sin embargo, hizo todo lo que estaba en su mano para evitar que el ácido saliera por la boca. Se estaba acostumbrando al combate real, tal vez. El hecho de que el Subteniente Grantz tuviera la habilidad de tratar de entender la situación significaba que en realidad tenía algo de presencia mental.

La advertencia de rendición y el intento de separar a los civiles de la milicia había sido hace poco tiempo. Técnicamente, probablemente era un procedimiento que les permitía considerar a la milicia civil. De todos modos, tan pronto como los civiles no tuvieron que ser definidos como no combatientes, el Imperio había comenzado un despiadado ataque contra la ciudad.

Afortunadamente, participó en la misión de rescate de prisioneros del Ejército Imperial. Le parecía extraño que la Mayor von Degurechaff se preocupase por los aliados sobre el enemigo, pero ese sentimiento desapareció en un instante. Probablemente estaba decidiendo de acuerdo a la prioridad.

Es decir, los soldados son los escudos del pueblo de la nación, así que si la cuestión es si eliminar al enemigo o realizar un rescate es de mayor prioridad, tiene que ser el rescate.

Aparentemente, es una cuestión de estándares de valor. Para decirlo de otra manera, honestamente no le importa cambiar la vida de un enemigo por la vida de un compatriota. Gracias a ello, aunque sólo fuera durante el poco tiempo anterior al bombardeo, pudieron rescatar a algunas de las personas cautivas de la ciudad.

"Ya hemos aplastado a toda la resistencia organizada hostil. ¡Ahora sólo eliminen los restos!"

Los civiles republicanos estaban llenos de violencia, y en un sentido conceptual, ciertamente tenían la intención de luchar contra el Imperio. Se habían levantado conscientemente para proteger a la República, y los cuerpos y cadáveres de los empleados recuperados del ejército dejaron muy clara su intención de hacer daño.

Pero eso no significaba que Grantz pudiera disfrutar de la escena que se desarrollaba ante sus ojos.


Mientras tanto, la oficial superior de la unidad, Tanya, se contenta con observar como la limpieza progresa sin problemas.

Utilizaron explosivos de alta potencia para romper los techos de los edificios de piedra. Una vez que los objetos inflamables del interior fueron visibles, lanzaron bombas incendiarias en su interior. Para evitar que los incendios se extinguieran, utilizaron explosivos más potentes para destruir los edificios, creando ráfagas de viento que ayudaron a propagar la conflagración.

Luego más bombas incendiarias. Esa repetición hizo que todo Arene ardiera en pocas horas.

La barricada que levantaron los civiles no significó nada.

No sólo eso, sino que los magos republicanos probablemente terminaron asándose en las llamas. Seguramente la ciudad ya se ve más como el infierno que esas pinturas budistas que supuestamente lo representan.

En ese punto, los sentimientos de Tanya son simples. Dios debe estar tan molesto por esto, si es que existe.

De todos modos, ser X aparentemente no es lo suficientemente bueno como para echar una mano en este tipo de desastre. Bueno, ¿qué puedes hacer? Los humanos son los únicos que pueden salvar a los humanos. Olvidarse de eso y aferrarse a la religión debe ser nuestra debilidad.

Dicho esto, Tanya cree que tal debilidad ha producido cambios masivos en la historia de la humanidad. Por eso se mantiene las manos limpias y va a salvar a los empleados militares encarcelados.

Ella toma la acción que la conciencia colectiva de esas personas débiles querría y se elogia a sí misma por ser una realista que no descuida crear excusas para el futuro.

Mientras tanto, para Grantz, que no tenía los medios para adivinar los pensamientos internos de su superior, lo único que lo mantenía cuerdo eran sus manos blancas y puras. Podía defenderse diciendo que lo había conseguido sin disparar a ningún no combatiente. Estaba rescatando gente, no masacrándola.

En este campo de batalla, eso era sólo un tipo de ficción... pero mientras pudiera mantenerlo, le proporcionaba consuelo.

Desgraciadamente, la advertencia de rendición de la comandante del batallón, la Mayor von Degurechaff, y la milicia que la rechazó, hizo que su ficción se desmoronara rápidamente.

Su batallón fue la vanguardia en esta lucha, y si no hubiera sido por su buena causa, el rescate de los súbditos imperiales, habrían estado allí participando en la matanza. Ahora, él y su unidad, el Batallón 203 de Magos Aéreos, tenían que llevar a cabo su misión original.

"Pixie 01, entendido. Solicito el objetivo".

Habiendo recuperado rápida y sólidamente a los prisioneros imperiales, el batallón se había reagrupado y estaba esperando sus próximas órdenes. Lo que todos sabían sin oírlo era que sería la misión para la que estaban destinados, un ataque. Todo el mundo lo mencionó en términos ambiguos, pero increíblemente, la Mayor von Degurechaff aparentemente tenía la intención de participar en la horrible cosa que estaba sucediendo en Arene... de primera mano.

Si la gente de Arene tenía siquiera los medios para seguir con vida, y mucho menos para luchar, era dudoso. Pero ni el Mando del Ejército Imperial, ni el Mando del Batallón, ni los comandantes individuales podían estar satisfechos todavía. Mientras esas personas existieran frente a ellos, dedicarían todo a la tarea y no aceptarían alternativas.

No conocían otra manera de resolver la situación. Todo el mundo estaba reacio a decirlo, pero si se les preguntaba oficialmente, tenían que reconocer que había órdenes para una batalla de persecución. Y su comandante estaba intercambiando mensajes con el cuartel general en su tono de voz habitual, diciéndoles que se habían reagrupado y presionándolos para las siguientes órdenes de la unidad.

"HQ a Batallón Pixie, los magos enemigos restantes están actuando como retaguardia mientras se retiran. ¿Puedes eliminarlos?"

"Los veo... No hay problema. Podemos hacerlo".

Como parte de su formación, fue asignado a la compañía de la sede central. La idea de que la comandante creía que tenía potencial lo hacía feliz, pero esa ingenuidad había sido un terrible error... Significaba que tenía que escuchar las peores noticias. ¡Y pensar que estaba destinado a aprender su estilo de mando!

Siguiendo la mirada de la Mayor von Degurechaff, pudo ver a un grupo de gente algo ordenado. Estaban a una distancia visible, sin lugar a dudas. Y es cierto que en la retaguardia había un grupo de hombres que parecían magos del Ejército Republicano, aunque cubiertos de heridas.

Pero la vista, única de los magos con un hechizo de observación aumentada, le dijo que la gente más allá de los magos golpeados eran sólo personas. Sí, gente que no podía imaginar que fuera capaz de luchar. En sus rostros había ira y miedo, además de desesperación y la más mínima esperanza de que pudieran escapar. Para cuando se dio cuenta, el mismo Grantz estaba inesperadamente inundado de un sentimiento que era difícil de entender. ¿De verdad vamos a arrancarle la última esperanza a esa gente?

"Después de eliminar a la retaguardia, el plan es que la artillería acabe con los enemigos restantes. Le pedimos que no se tome más de diez minutos".

...Pero el Comando no parecía querer dejar ir al grupo de "enemigos". Por supuesto, eran un ejército. Grantz sabía en su cabeza que eran un ejército. Pero sus emociones gritaban: "¿De verdad...?" ¿De verdad vamos a dejar que eso suceda?

Pero su superior no puso ninguna objeción. Las órdenes de limpiar a los adversarios restantes que trataban de desplegar hechizos protectores para defender al pueblo de la Mayor von Degurechaff, de la artillería, eran órdenes de deshacerse de los magos que trataban de ayudar al pueblo a escapar.

Pero Grantz había aprendido que su comandante daría tales órdenes con naturalidad, sin ningún rastro de emoción... Esa era la manera correcta de ser de un soldado. Ella no estaba equivocada.

Ella no está... equivocada...

"Cuartel general a Batallón Pixie. Eso es todo. Cambio."

Los deseos del superior que cerró la transmisión no eran ni más ni menos que eso.

Matarlos, dijeron.

Una vez que desaparecían, los hechizos protectoras desaparecían instantáneamente. Después de eso, Grantz no tenía duda de que la artillería pulverizaría al pueblo. La artillería no conocería la verdadera identidad de los "enemigos", así que naturalmente harían un gran trabajo. Al menos sólo luchamos contra los magos; no dispararemos a la gente que está detrás de ellos. Pero todavía podía adivinar qué pasaría después.

No, sabía muy bien lo que pasaría. Estamos destruyendo su último escudo.

"Batallón Pixie, entendido. Haremos todo lo posible."

En el momento en que los magos fueran eliminados, esas personas también quedarían anonadadas. Fuego de artillería concentrado. En un país llano y desolado que apenas tenía escombros, y mucho menos trincheras. Era extraño pensar que sobrevivirían.

Sobre todo... ¿por qué la artillería abriría fuego contra civiles que no tenían ni idea de cómo vivir un bombardeo? Esto es una locura.

"...Comandante, por favor, reconsidere esto! Si... si los eliminamos..."

Antes de darse cuenta -difícilmente podía creerlo por sí mismo- estaba dando su opinión a un superior.

Podía sentir que su cara estaba pálida hasta la muerte.

Prácticamente había cometido insubordinación. Había argumentado en contra de una orden que venía del Comando. No era el tipo de cosas que un simple subteniente le diría a un comandante de batallón. Además, se estaba rebelando contra las órdenes.

"Los enemigos del Imperio serán destruidos. Eso es lo mejor."

"Pero, eso es..."

Tal vez por eso dudaba, pero aún así se había opuesto.

Grantz estaba tan confundido que apenas entendía lo que estaba sucediendo, pero habló para tratar de detener a la Mayor von Degurechaff.

Pero ella permaneció tranquila. "Teniente Grantz. El enemigo que dejes escapar puede volver a tomar las armas para dispararnos".

Sí, probablemente. Sus expresiones estaban llenas de odio. Sin duda -sin duda- la República ganaría nuevos soldados entusiastas en sus filas. Ya que odiaban al Imperio, el ejército no tendría problemas con su voluntad de luchar.

¿Así que nos dices que los matemos? ¿Nos estás diciendo que matemos a alguien que podría ser un enemigo?

Tal vez ella reconoció su conflicto, o tal vez lo dijo sin ninguna razón, pero la Mayor von Degurechaff añadió un punto importante al final.

"Si no disparas al enemigo, te dispararán a ti. Al menos tenemos que abrir fuego hasta que alguien nos diga que no lo hagamos. Es una orden, después de todo."

Luego, antes de que se diera cuenta, lo tiraron al suelo. Podía sentir tierra en su boca. Bueno, más bien barro.

Su cara se quejaba del dolor en el lugar donde había sido golpeado, pero estaba vagamente consciente. ¿Quizás su decisión de barrer sus pies de debajo de él en vez de patearlo nació de la bondad?

"Fingiré que no oí eso. Esto es una orden. Levanta tu arma. Es hora de trabajar".

Sí, es una orden. Sé que tengo que hacer cualquier cosa que se me ordene. Porque es una orden. Mierda. Una orden...



Hola. Los trenes de larga distancia no son muy cómodos, ¿verdad? La primera clase es mucho mejor, pero en tiempos de guerra sólo es "mejor". Además, dado que las armas de riel y los trenes de suministros del ejército están priorizados, los horarios están seriamente fuera de servicio.

Todo lo que debería hacer en esta situación es revisar documentos o tomar café.

(aunque hace frío). Por razones de confidencialidad, no sólo se atascan las radios, sino que ni siquiera puedo dejar los vagones de primera clase. ¿De qué se trata eso?

Sí, la comida es relativamente decente, ya que la proporciona el tren. Dicho esto, no puedes relajarte y disfrutar de una comida con este estado de ánimo.

Encima de eso, el plato principal del menú, sin tono, es estofado de carne de res.

Sí, normalmente estoy muy contenta de comer estofado, pero por el momento, prefiero no hacerlo.

Quiero decir, es bueno y todo. Es sabroso, pero acabo de ver un montón de cosas en el campo de batalla del que vengo, así que es un poco pesado. Reconozco que es delicioso, sin embargo. Sí, no creo que un doria de carne hubiera llegado a mi garganta.

Tanya está refunfuñando burlonamente.

Un debate legal súper divertido y la implementación de esas ideas son dos cosas diferentes! Por ejemplo, ¿qué sentido tienen las ridículas propuestas de que tal vez no haya civiles porque todos los ciudadanos de su nación son soldados debido al reclutamiento universal, o la guerra total, o lo que sea?

Normalmente algo así nunca se realizaría. El problema es que los planes que lógicamente nunca se utilizarían y las presiones de la necesidad existen en la realidad. Qué época tan escandalosa en la que vivimos.

La gente usa a sus parientes y los desecha como si no fueran humanos. Si al menos los estuvieran usando de una manera inteligente, tendrían espacio para debatir, pero esto es completamente al azar. Desperdicios imperdonables, y además, la idea de reciclar para usar los recursos eficientemente no se ha desarrollado. No, prácticamente lo están ignorando.

Honestamente, quiero preguntarles cuánto capital humano están planeando invertir en esto. Considerando el costo y el tiempo que toma cultivar un mago, realmente no pueden estar cayendo muertos por todo el campo de batalla.

Peor aún, un graduado universitario que continuó con su doctorado -un científico- estuvo destinado en el frente de batalla hasta el otro día. Pero si descuidamos la ciencia, nos quedaremos atrás de las nuevas armas y tecnología del enemigo. Agh, no tengo ningún interés en lidiar con lo que pasaría si, digamos, el enemigo tuviera equipos de radar y VT y nosotros no.

Si están implementando el Proyecto Manhattan y nuestros científicos están muriendo en la primera línea, ¿no es eso jugar para el equipo equivocado? Quiero decir, ese científico loco debería morir, pero aparte de eso...

El Dr. Einstein puede no haber sido bueno como militar, pero contribuyó a la nación, ¡lo que lo hace mejor que un soldado de base! ¿No saben que en lugar de dar a tipos como Einstein pistolas, tienen que darles lápices y dejarlos hacer cálculos? Por supuesto, cualquiera con un toque de locura como el científico loco es una historia diferente, pero aún así.

El hecho de que los científicos locos contribuyan es tan insignificante como estar de pie con Nobel en la línea más avanzada. Tener nitroglicerina del estudio Nobel sería mucho mejor para la sociedad. También fue un maravilloso guardián del capital humano que abogó por la paz para evitar el despilfarro de recursos.

En otras palabras, todo es para el futuro de la humanidad.

Alfred Nobel tenía una gran reputación como un tipo que "se hizo rico encontrando formas de matar a más gente más rápido que nunca" (según Wiki), ¡pero no había nadie que valorara la eficiencia tanto como él!

Si fuera yo, querría añadir: "Trabajó para proteger el capital humano".

Ahh, ¿por qué este extravagante desperdicio de capital humano? Si hay muchos puestos y no hay suficiente talento, podemos sacarlos del frente". ¿No creen que por eso nos falta talento?

Supuestamente, finalmente están corrigiendo esto...

Bueno, todo lo que puedo hacer es reescribir estas notas como una opinión formal para entregar.

Estoy en un tren, pero como estamos en guerra, ni siquiera hay un buen paisaje para ver, así que estoy aburrida.

Sin embargo, he sido convocada, así que supongo que tengo que soportarlo.

Quizá tengamos un respiro después de aplastar a Arene. La unidad fue dada de baja, y los superiores considerarán dónde estacionar a todas las tropas que fueron reunidas. Bueno, eso es lo que esperaba.

¿Pero por qué soy la única que tiene que presentarse en la Oficina de Estado Mayor de la capital?

Sinceramente revisé mi conducta para tratar de encontrar algo que justificara que me llamaran, pero no creo que haya cometido ningún error.

Sí, salvamos vidas y erradicamos a los magos enemigos.

Y antes de eso, en las líneas del Rhine, incluso recibí una condecoración por mis atrevidas hazañas, aunque fuera una simple ceremonia en el campo de batalla.

No creo que mi comportamiento haya sido problemático.

Y no recuerdo ningún desliz en términos de controlar a mis subordinados, tampoco. Me adhiero estrictamente a las normas del batallón porque de ninguna manera me voy a quedar atrapada en un tribunal militar por administrar mal mis informes como el Sr. Yamashita.

Tengo cero tolerancia para el abuso de los prisioneros. Debido al temperamento de mi unidad, rara vez tenemos prisioneros, pero puedo decir con confianza que nunca torturamos o abusamos de nuestras fuentes de información capturadas. A diferencia de los aficionados que toman más prisioneros de los necesarios y luego se arrancan el pelo por cómo alimentar a todo el mundo, nosotros no tomamos más de lo que cuarenta y ocho personas pueden manejar, lo que hace las cosas un poco más fáciles.

Tengo una unidad ideal que se adhiere extremadamente cerca de las leyes internacionales y se dedica a sus misiones, lo que es agradable y fácil; no me dan muchos problemas. Entonces, ¿por qué me están llamando?

"Disculpe. Mucho tiempo sin vernos, Mayor von Degurechaff."

Estoy casi perdida en mis pensamientos cuando son interrumpidos por una voz familiar. Un hombre con un abrigo de oficial de rango medio está en la entrada de mi compartimento. Antes de preguntarme quién es, le miro a la cara y entiendo más o menos la situación.

"Ciertamente ha pasado un tiempo, Mayor Uger. Es bueno ver que lo está haciendo bien." Me levanto, me quito apresuradamente la gorra y me inclino. Bueno, la etiqueta también puede requerir que me suelte el pelo atado. Afortunadamente, no hay reglas aplicadas tan inflexiblemente cerca de las líneas del frente.

Pero oí que el mayor Uger tiene un puesto en la retaguardia. Creo que fue con el Departamento de Ferrocarriles del ejército o con Logística.

De todos los oficiales de mi clase en la escuela de guerra, probablemente sea el que vaya más lejos. Ya había sido promovido a los rangos medios cuando obtuve mi nombramiento como capitán. Probablemente llegará rápidamente a teniente coronel para alguien que no esté sirviendo en un campo de batalla.

Ahh, estoy celosa. Después de servir en Logística, por lo general terminas en el Estado Mayor o en un puesto de instructor en la escuela de guerra. No me hará daño estar en buenos términos con él.

"Sí, yo también me alegro de verla de una pieza. Me enteré de lo de Arene. Parece que fue duro".

"Me temo que hay secretos militares involucrados, así que no puedo darle detalles..."

Y ya que estuvimos juntos en la universidad, estamos un poco más cerca que los conocidos. O en realidad, aunque las reuniones de clase y la jerarquía de las comisiones operan en segundo plano, todavía influyen en los oficiales para que tengan vínculos entre sí -conexiones.

"Eso está bien. Hoy estoy básicamente en un recado para el General von Zettour. ¿Usted también lo está?"

Ajá, supongo que debería decir. Debe estar aquí como mensajero. El pobre tipo realmente está siendo maltratado.

" ¿Sabe algo?"

"...Bueno, supongo que puedo decirle..."

¿Puede guardar un secreto o no? El mayor Uger es bastante sensato, así que me alegra que confíe en mí.

No hay nada más práctico y esencial que las conexiones, la influencia y una red.

"Se le ha pedido al Departamento de Ferrocarriles del ejército que planifique el transporte urgente a una zona de guerra. Voy a reportar eso."

"...no quiero ser grosera, pero no veo qué tiene que ver eso conmigo. A lo sumo, ¿no seré una de los oficiales de campo que están siendo transportadas?"

El Departamento de Ferrocarriles desempeña un papel crítico en el Imperio, donde utilizamos la estrategia de líneas interiores. Si los rieles no pueden mover tropas suavemente, nuestra fuerza no puede llegar a donde necesita estar de una manera eficiente, y no podemos concentrar nuestro poder de combate. Entonces el Gran Ejército es como un elefante con un cuerpo tan grande que no puede moverse.

A un departamento tan importante probablemente se le pide que planifique el transporte urgente a una zona de guerra con bastante frecuencia.

Eso está muy bien.

¿Pero por qué eso coincide con la razón por la que he sido convocada?

No quiero sonar sabelotodo, pero soy una maga. Y yo soy comandante de batallón, un componente táctico. A lo sumo, me pedirían que subiera a tal o cual tren para ir a tal o cual lugar. O, como puedo volar, me dirán que me aleje por mis propios medios.

No debería haber ninguna razón para llamarme hasta la capital.

"El problema es adónde van. Aparentemente, los altos mandos están planeando tirar de las líneas del Rhine hacia atrás".

"Las líneas del Rhine... ¿Quieres decir que nos retiraremos?"

El shock impide que Tanya entienda lo que Uger ha dicho por un momento. ¿Empujamos tan fuerte sólo para retroceder?
"Así es. Supongo que quieren retroceder y hacerlos sangrar".

Retroceder y hacerlos sangrar... ¿Así que eso es lo que están haciendo? Cannae de Aníbal, ¿a esta escala?

"...Eso es inesperado. Es drástico, pero una idea interesante".

Supongo que estoy perdiendo mi ventaja. El fracaso del Concorde ya no es gracioso. Deberíamos adherirnos a la regla que dice no lamentar el dinero que has invertido en una empresa no rentable, sino más bien lamentar cualquier pérdida adicional. Mi tiempo en el frente de batalla ha oxidado mi sensibilidad económica y racional. Es horripilante.

¿O significa que Ser X destruirá a esta fiel creyente en el espíritu moderno y práctico? Tengo que ser consciente del contexto, de que estoy en este mundo destrozado por la guerra del que hablaba. Aterradoramente, mis sentidos del mercado y lo que es racional estaban a punto de adormecerse.

La guerra es un crimen. Quiero escapar de esta locura y despilfarro humano tan rápido como pueda. Deberíamos dejar esta guerra con bombas reales zumbando y tener guerras económicas en su lugar.

"¿Aún... retrocediendo?"

Pero, hmm, el General von Zettour ha tenido una idea sorprendente, piensa Tanya con gran admiración.

Se necesitaría tiempo y esfuerzo para empujar las líneas hacia adelante, eso es seguro. Una retirada no es tan difícil. Y de hecho, incluso si el enemigo nos persigue, podemos esperar menos bajas que si cargamos en trincheras fuertemente defendidas. No es una mala idea. Si organizamos las líneas irregulares, deberíamos ser capaces de enfrentarnos a ellas de frente.

Y bueno, atacar en territorio republicano les da la ventaja a sus líneas de suministro, pero si nos retiramos, será más fácil para nosotros.

Por supuesto, el plan sólo funcionará si ellos están de acuerdo con él.

"Por eso la información está tan controlada... Parece que vamos a hacer una pequeña actuación."

"¿Una actuación?"

"Escuche, Mayor. Ese desastre en Arene destruyó nuestras líneas de suministro. Ya no podemos mantener el frente".

...Espera un minuto.

¿Esa es la historia que estamos contando sobre nuestro retiro?

No importa cuán ineptos creamos que son los republicanos, al menos enviarán exploradores.

"¿No es un poco exagerado? Ya sea a través de una tercera potencia o de una unidad que participe en la batalla, estoy segura de que la verdad se filtrará".

"No, todo lo contrario. Difundiremos propaganda en el otro país.  ‘Los heroicos ciudadanos de Arene resistieron y prácticamente destruyeron las vías del Ejército Imperial ‘."

Wow. Estoy realmente impresionada. No soy una experta en propaganda, pero me imagino lo efectivo que puede ser. Honestamente, nunca esperé que alguien en este mundo, y en esta época, se le ocurriera una guerra de información.

Me sorprende una vez más lo maravillosa que es la raza humana, tan verdaderamente adaptable. Por supuesto, es absurdo que puedan ser así de sabios y seguir luchando en las guerras...

Bueno, la economía del comportamiento intenta explicar la bola humana de contradicciones desde un ángulo emocional.

Estoy segura de que tiene muchos puntos interesantes.

Los ciudadanos de Arene lo dieron todo y lucharon tan valientemente, tan ferozmente, que las líneas del Ejército Imperial fueron sacudidas. En el momento en que alguien grite: "Desperdiciaremos estas ganancias? el debate sensato se verá abrumado por un torrente de emoción.

"¿Quiere decir que les quitaremos todas sus opciones?"

Bravo. Es una reproducción del baile que Bismarck hizo hacer a Napoleón III. El incidente de Ems Dispatch es una hazaña clásica de la diplomacia. Incluso una persona sensata como yo puede apreciarlo.

Esto es esencialmente una provocación.

Bueno, si el movimiento del Bismarck fue una provocación, tal vez esto sea más como una insinuación. Bueno, dejaré la categorización detallada a los académicos, pero todavía quiero alabar este movimiento con un bravo desde el fondo de mi corazón.

"Así es. Aunque no vengan a ayudarlos, sólo hace falta que alguien les susurre: "Los abandonaron". No puede hacer daño enviar esa clase de desinformación".

"Es una idea maravillosa. Me sorprende que se les ocurriera".

Muy bien.

La administración republicana probablemente odiará ganarse la reputación de ser del tipo que observa cómo los civiles que resisten mueren en medio de una guerra total cuando necesitan la unidad de su pueblo.

Una nación no puede esperar que su pueblo acepte su lógica de que un pequeño sacrificio beneficiará a la mayoría.

En realidad, los únicos que declaran algo así son los soviéticos o de su calaña, aunque en el caso de Pol Pot su "pequeño sacrificio" fue alrededor de un tercio de la población.

Bueno, algunas naciones van a la guerra con el pretexto de proteger a sus ciudadanos, así que supongo que se equilibra.

Desplegar tropas a causa de misioneros asesinados es ya un cliché. El Imperio tiene algunos conflictos pasados en la misma línea.

Por supuesto, como cuestión puramente diplomática, un país no debería ser perezoso a la hora de proteger a sus ciudadanos. O mejor dicho, la gente paga impuestos para ser protegida. Incluso en un estado de vigilantes nocturnos, la gente quiere protección de su gobierno, por lo que debería proporcionársela.

En ese sentido, la seguridad es el deber de la nación. Bueno, probablemente sólo llegue hasta cierto punto, pero aún así. Oh, me he salido de la pista. No es momento de dejar que mis pensamientos vaguen.

"¿Pero qué tiene que ver eso conmigo?"

¿Cómo encaja un mero mayor de campo como yo en una gran estrategia como esa? Sinceramente, no tengo ni idea. ¿En serio? ¿Cómo?

En principio, es mejor para la confidencialidad -habrá menos filtraciones- si menos gente lo sabe, así que estoy segura de que es sólo en base a la necesidad de saber, pero tengo que preguntar.

"Es simple. Aparentemente, su Batallón de Magos Aéreos 203 será la retaguardia para la retirada".

"...piensan demasiado bien de nosotros."

En realidad, considerando lo que le pasa a la gente que sabe demasiado... El método civil es dar a la gente un gran subsidio de jubilación o pensión para mantener la boca cerrada. Sí, eso se pone caro. De ahí toda la crítica de cuánto cuestan los paracaídas de oro.

Por el contrario, si se quiere mantener bajos los costos y resolver las cosas de manera práctica, se puede hacer que la gente sea incapaz de hablar. Y si puedes lograrlo legalmente en un campo de batalla, no hay que pensarlo.

...¿Esto es para amenazarnos y que nos quedemos callados sobre Arene? El pensamiento me da escalofríos.

Tal vez estoy pensando demasiado, pero parece que mi lealtad está siendo cuestionada. Es cierto que en un apuro doy prioridad a mi propia seguridad, pero... aún así he estado obteniendo resultados para ellos. Y estoy bastante segura de que he estado mostrando mi lealtad a la organización en cada oportunidad.

No, ¿tal vez descubrieron que dudé en Arene? Pero no recuerdo que eso resultara en ningún fracaso. Además, tengo la gran excusa de proteger a nuestra propia gente.

Sí, quiero creer que no hay problemas. ¿Entonces por qué nos quedamos atrapados como retaguardia?

"Su misión sólo será una defensa dilatoria, pero será difícil, estoy seguro. Probablemente estás siendo convocada para discutirlo."

"¿Una defensa dilatoria cuando estamos mal cubiertos? Perder la mitad de mis tropas no nos dará tiempo".

Nos hacían esta pregunta todo el tiempo en la academia, pero nunca pensé que me pondrían en esta situación.

Es posible, pero no lo estoy haciendo y vamos a intentarlo son cosas muy diferentes.

Es fácil decir palabras bonitas como: "Usaré a mis subordinados como escudo, pero para hacerlo se necesita una enorme cantidad de disciplina".

Al menos, es demasiado pedirle a una joven oficial como yo.

"¿La mitad...? Básicamente seriamos aniquilados..."

"Sí, estoy seguro de que sí. Nunca pensé que tendría que implementar un escenario del examen oral de la academia".

Quiero gritar, ¡Seguramente, debes estar bromeando! pero nada sería más inútil. Lo siento de la personalidad del Mayor Uger. Básicamente, no creo que sea el tipo de hombre con el que bromear.

Además, mientras no tenga idea de por qué me mentiría, es más seguro asumir que es la verdad. En otras palabras, ¿voy a ser la cola del ejército realizando acciones dilatorias mientras nos retiramos? Qué manera elegante de decirme indirectamente que me muera.

¿Se me permite decir que esto es algo que deberían darle a una familia de guerreros como los Shimahdzus y no meros magos? Apenas puedo controlar mi impulso de huir por la ventana de la cabina. Huir ahora no mejorará mi situación ni un poco. Tengo que pensar cómo puedo resolver esto, no, cómo sobrevivir. Necesito encontrar una salida.

Afortunadamente, mis subordinados son todos escudos capaces. Puede que necesite usar el especial de Shimahdzus, la retirada de combate de los sutegamari. Tal vez debería solicitar una licencia. Hay que seguir las reglas en todo momento.

"Lo estás pensando demasiado. No tomará tanto tiempo. ¿No estarás básicamente al acecho?"

"En el campo de batalla perpetuo, tienes que estar preparada para lo peor, ¿sabes? No es que me guste tener ese temperamento..."

Mi esperanza es que sólo hagan que las líneas se muevan a toda prisa para que no tengamos que sufrir. En otras palabras, es sólo una esperanza. No puedo arriesgar mi vida en esta triste y pequeña oportunidad. Tenemos que ser una retaguardia ultra-vigilante. ¿Qué diablos...?

Si me iba a sentir tan mal, no debería haber comido ese estofado de carne. Quiero vomitar. ¿Fue la razón por la que Rudel bebió leche porque su estómago no podía soportar nada más que eso?

No, creo que iba en serio con la nutrición y era un adicto total al campo de batalla.

Pero tal vez debería tomar una página de su libro y beber un poco de leche; sería bueno para mi salud. Me tomaré un tiempo para considerarlo seriamente más tarde.

"...Haremos lo mejor que podamos y trataremos de no tomarnos mucho tiempo."

"Se lo agradezco, Mayor Uger."

De todos modos, qué demonios.

Estaría bien si pudiera ir a ver al general von Zettour directamente y pedirle que retire las órdenes más tarde, pero...

Si están tratando de callarnos, definitivamente no lo hará.

No, incluso si no rechaza mi petición, el peligro de ser eliminados nunca nos abandonará.

En ese caso, podría tener que considerar rendirme a la República para sobrevivir. Bueno, no, supongo que eso también sería peligroso... Es tan desafortunado que accidentalmente hundimos esa nave del Reino Aliado. En el peor de los casos, me sacrificarían por relaciones amistosas a largo plazo entre el Reino Aliado y la República o lo que sea. En realidad, eso es definitivamente lo que pasaría.

Si eso es verdad, entonces lo primero que tengo que hacer es salir de este aprieto.

"De cualquier manera, mientras seamos soldados, haremos lo que debamos. Así son las cosas, ¿no?"

Maldita sea. Tengo que fingir que no sé nada y sobrevivir. Por supuesto, lo ideal sería que todo esto fuera un malentendido.

Es mejor estar pesimista que pensar con optimismo y fracasar. Si asumes que estás bien en la fase de cálculo de costes y confías demasiado en un estándar de 5,7 metros para diques, ¿qué pasa?

Por supuesto, una corporación tiene que ser consciente de los costos. Más bien, creo que una nación que libra una guerra sin sentido del costo está mucho más loca. Elijo apoyar firmemente la paz. Dicho esto, estoy a favor de intervenir en una región para asegurar intereses limitados.

Los costos de una guerra librada por un agente económico práctico deben limitarse dentro de un límite permisible. ¿Y qué hay de los estándares de los escargots? ¿Plantas de energía? Más bien fortalezas. Bueno, las fortalezas reales que construyen tienen reputaciones bastante conocidas, en varios sentidos de la palabra, por ejemplo, la Línea Maginot.

Ahh, esto no es bueno. Parece que mi curiosidad y pureza intelectual están haciendo que mi mente deambule.

"De cualquier manera, Mayor von Degurechaff, ya que nos hemos reunido. ¿Qué tal un brindis para celebrar la ocasión?"

"Todo lo que tengo es café ersatz, pero si eso funciona, lo haré con gusto."

De todos modos, la próxima vez me aseguraré de tener algo de leche a mano. Por cierto, por alguna razón, el Imperio es famoso por su leche.



Comentarios

  1. la dosis del fin de semana ya llego. Gracias por la traduccion

    ResponderEliminar
  2. Espere tanto para leer esta parte gracias

    ResponderEliminar
  3. No se suponía que esta Novela estaba licencidad y que por eso no la traducían ? Porqué la traducen ahora ?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, volumen 12, capítulo 1 Parte 1

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Reina Santa que podía usar la magia divina y que estaba íntimamente ligada a las iglesias. Dicho esto, no eran tan religiosos como la Teocracia Slaine.

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 1

El asedio Parte 1

Faltaba mucho para el final del invierno, por lo que el aire era muy frío. Sin embargo, eso no fue una dificultad para él, gracias a la piel que cubría su cuerpo. Su torso estaba envuelto en una brillante piel negra, y otra capa de ropa encima de ella que hacia un excelente aislante. No temblaría de frío, aunque llevara una armadura completa de metal.

Sin embargo, ahora estaba temblando por una razón diferente.

Esa razón era la ira.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.