Ir al contenido principal

Overlord, Volumen Alternativo, Capitulo 1, Parte 1

Capítulo 1: Encuentro en el país perdido


Parte 1

Ahora bien, reflexionó Suzuki Satoru.

No tenía idea de que tipo de persona era esta chica Keeno. Sin embargo, ella era definitivamente una fuente importante de información. Necesitará que baje la guardia para que ella esté más dispuesta a hablar.

Para empezar, ella no era una jugadora, dadas sus reacciones, sino una residente de este mundo. Si bien deseaba verificarlo, no tenía ni idea de cómo lograr ese objetivo.

Además, no sabía si ella era de fiar. Podría terminar aprendiendo información falsa, por lo que sabía. Ahora mismo, debería estar tomando medidas para ganarse su confianza.

Con esos pensamientos en mente, Suzuki Satoru comenzó a sonreír como un hombre de negocios, pero luego se dio cuenta de que no podía hacerlo en su estado actual. Por lo tanto, trató de suavizar su tono. Aunque su voz no podía ser considerada como dulce, trató de hablar de la manera más amable posible.

"Oh.... bueno... dejame presentarme de nuevo. Soy Suzuki Satoru".

"¿Satoru... sama?"

Suzuki Satoru no pudo evitar abrir los ojos -- aunque en este cuerpo, parecería que el fuego se había encendido en sus ojos. No esperaba que ella se dirigiera inmediatamente a él por su nombre. Ella esta siendo muy familiar, musitó Suzuki Satoru. Y también dio su nombre. Será mejor que lo recuerde. Ella debe haber hecho lo que hizo para resaltar ese punto.

"San bastará. Ahora bien.... tú eres Keeno-san, ¿verdad?"

La chica abrio sus ojos con asombro como si no hubiera esperado esto. Suzuki Satoru se preguntó si había dicho algo inapropiado.

Keeno Fasrith Inberun.

Keeno debería ser su nombre de pila e Inberun probablemente era su apellido. ¿O era Fasrith Inberun? Aunque no estaba seguro de cual era cada uno, la mirada de sorpresa en su cara era probablemente porque ella se había dirigido a él por su nombre, pero Suzuki Satoru había usado su apellido en su lugar. Quizás había pensado que era un rechazo a sus buenas intenciones.

¿O era porque había añadido el honorífico de -san a su nombre, a pesar de que era una niña?

"Ah, sí..."

"En ese caso, por favor, levántate. Y después... podriamos hablar un poco... aunque este lugar no es muy comodo. Podría crear una torre con magia... pero eso sería más alto que los edificios circundantes. Aunque también podria invocar algo menos llamativo con objetos magicos... no seria bueno destacar demasiado, ¿verdad?"

Keeno apenas había conseguido ponerse en pie después de que Suzuki Satoru la hubiese levantado, y ella tímidamente asintió.

Ya veo... Suzuki Satoru hizo el equivalente mental de entrecerrar los ojos.

Eso significaba que Keeno tenia conocimiento acerca de objetos mágicos. ¿Era esto de dominio público para los residentes de este mundo, o era conocimiento profesional que sólo ella tenía? ¿O era alguien conectado a YGGDRASIL después de todo?

Aún así, sintió que había algo malo en intentar buscar algún tipo de rasgo común en una chica no-muerta que había encontrado en una ciudad llena de zombis.

Y en cuanto a por qué quería evitar la atención -- ¿fue porque había otros no-muertos inteligentes en esta ciudad aparte de los Zombies, o porque había seres hostiles alrededor y este lugar no era seguro? Eso sonó más bien así.

"En ese caso, si conoce un lugar seguro, ¿podría llevarme allí?"

El cuerpo de Keeno tembló.

Él podía entender cómo se sentía ella.

En el caso de Suzuki Satoru, no querría llevar a alguien que podría ser un PK - en este caso, un esqueleto sospechoso - a su refugio seguro. Por lo tanto, debe dar un paso atrás y conformarse con ir a un lugar donde puedan hablar en paz. ¿Podría ser que Keeno no tuviera un escondite de respaldo?

Sería fácil decir "no estás siendo lo suficientemente cuidadoso", pero como no sabía por lo que había pasado Keeno, no tenía derecho a decir algo así. Incluso Suzuki Satoru no habría seguido jugando a YGGDRASIL si no hubiera conocido a otros amigos. En otras palabras, las acciones de una persona se basaban en sus experiencias y su pasado. Quizás Keeno no tenía por qué ser tan cautelosa en su vida diaria.

Suzuki le habló como un jugador de YGGDRASIL dirigiéndose a un novato sin experiencia.

"No necesito que me lleves a tu base principal. ¿Conoces otros lugares que consideres seguros? Como por ejemplo, ¿casas cercanas o algo así?"

A decir verdad, quería saber dónde estaba su base de operaciones. Pero Suzuki Satoru estaba lleno de la obligación moral de un veterano que aconsejaba a un novato, así que sugirió una alternativa sincera.

Además, puede que Keeno no sea la única en esa base. ¿O ese lugar era tan importante para ella como lo eran los amigos de Satoru para él? Suzuki Satoru podía entender perfectamente la sensación de no querer poner en peligro a sus amigos.

"Si no puedes decidir por ti mismo, no me importa que vuelvas después de hablar con tu supervisor. En ese caso, esperaré cerca.... donde no haya muertos vivientes."

Aunque no quería dejarla escapar, tampoco quería acecharla y obligarla a darle información. Dejar que ella confiara en él no era algo malo, Suzuki Satoru declaró magnánimamente en su corazón cuando su sentido del deber como jugador de alto nivel volvió a salir a la superficie.

Keeno comenzó a caminar de forma tímida y reservada.

"Muchas gracias, Keeno-san."

Los hombros de Keeno temblaron al escuchar a Suzuki Satoru decir esas palabras desde detrás de ella. Entonces, ella se giró apresuradamente para mirarlo.

"¿Hm? ¿Qué, qué pasa?"

"Ah, no, no es nada..."

Keeno murmuró en voz baja y siguió caminando.

¿Qué está pasando?, se preguntó Suzuki Satoru. ¿Estaba siendo cautelosa, o era porque él era realmente tan aterrador?

De hecho, Keeno lo había estado espiando desde un estrecho callejón, aunque ella misma era una no-muerta. ¿Debería asumir que alguna vez fueron enemigos?

En ese caso, ¿qué clase de ser no-muerto era?

Había muchos tipos de criaturas no-muertas -- incluso Suzuki Satoru, hasta cierto punto -- que tenían los ojos rojos. Sin embargo, muy pocos de ellos parecían tan presentables como Keeno. Aunque se le ocurrieron las palabras Novia Vampira, no se sintió como si fuera una de ellas.

Fue en ese momento cuando Suzuki Satoru se quedó mudo por su pura ignorancia.

Si este era realmente otro mundo, entonces era totalmente posible que contuviera a los no-muertos que eran únicos de él. Sin embargo, no podía decir que no tenía nada que ver con JGGDRASIL. De lo contrario, no habría manera de explicar por qué Momonga podría usar sus habilidades y los hechizos de YGGDRASIL.

Suzuki Satoru abandonó la reflexión sobre el asunto. Después de todo, dado lo poco que sabía ahora mismo, ninguna cantidad de pensamiento le daría una respuesta.

Afortunadamente, los dos no se encontraron con ningún zombi mientras caminaban en silencio durante varios minutos. Keeno se detuvo cuando llegó a las proximidades de las murallas de la ciudad. Había una pequeña casa de una sola planta, con escaleras que bajaban. El pasadizo del camino tenía una reja con trampilla en forma de cruz.

¿Qué es esto? ¿Qué es esto? Si conduce a una bodega subterránea, ¿no debería estar situada dentro del edificio? ¿Es un acueducto subterráneo? O no, ¿debería llamarlo una alcantarilla?

Keeno giró la cabeza.

"Ah, este es, el lugar."

Sus ojos estaban abatidos, como si se avergonzara de lo destartalada que era su habitación.

Era cierto que no era un lugar donde una chica debería quedarse. Sin embargo, parece que los niños fugitivos en el mundo de Suzuki Satoru también vivían en lugares similares.

"Ya veo. He oído que los cambios de temperatura bajo tierra son mucho menos extremos que en la superficie. Elegiste un buen lugar".

La mayoría de los no-muertos tenían una resistencia muy alta al frío, y las caídas de temperatura no deberían molestarles. Por lo tanto, Suzuki Satoru había estado agonizando durante un tiempo antes de finalmente entregar un torpe reconocimiento de sus palabras.

"¿Vive aquí alguien más aparte de ti?"
Keeno asintió suavemente en respuesta a la pregunta de Suzuki Satoru.

"Ya veo.... por favor, muéstrame el camino, entonces."

Keeno hizo a un lado la rejilla metálica. No parecía haber usado fuerza de no-muerto o alguna habilidad o hechizo en particular; simplemente había sido desbloqueada. Y el hecho de que supiera con certeza que iba a ser desbloqueado también era una prueba de que ella trataba este lugar como su base de operaciones.

Keeno continuó bajando las escaleras que tenía ante ella.

Aunque la luz de la luna se desvaneció rápidamente, no causó ningún daño a los dos. Después de todo, todos los no-muertos poseían la habilidad de la visión nocturna.

Llegaron al pie de las escaleras, y parecería que esto era realmente una cloaca. Sin embargo, Suzuki Satoru se dio cuenta en el camino de que aquí no había hedor a aguas residuales. De hecho, no había agua corriente, sólo una ligera sensación de humedad en el aire.

Quizás porque había pasado mucho tiempo desde que los residentes de esta ciudad se habían convertido en no-muertos. Aunque el agua de lluvia entraba ocasionalmente por aquí, las aguas residuales frescas no habían pasado por este lugar.

Esa era probablemente la razón por la que Keeno no olía a aguas residuales a pesar de que su guarida se encontraba en las alcantarillas.

Una punzada de emoción recorrió repentinamente a Suzuki Satoru.

La lluvia era ácida y maloliente en la época en que vivía. Sin embargo, el cuerpo de Keeno no tenía un hedor ácido, lo que implicaba que el agua de lluvia de este mundo era tan pura y limpia como lo era en el pasado.

"Quizá Blue Planet-san se sentiría sentimental si estuviera aquí."

Keeno se giró mientras escuchaba a Suzuki Satoru hablar consigo mismo, y lo miró con una tímida expresión en su cara.

"Lo siento, estaba hablando solo."

"Ah, oh, yo, entiendo."

A medida que las palabras de Keeno se volvieron más fáciles de entender, Suzuki Satoru pudo escuchar el miedo que ella tenía por él en ellas.

Y había sido tan amable con ella todo este tiempo, que Suzuki Satoru no pudo evitar quejarse. Por supuesto, no había olvidado los efectos de su apariencia esquelética. Después de todo, las primeras impresiones eran difíciles de cambiar.

Justo cuando estaba pensando en cubrirse o no la cara, los dos llegaron a su destino. Sin embargo, no era porque había estado pensando durante mucho tiempo, sino porque no estaba lejos de donde habían entrado en las alcantarillas.

Después de entrar en las alcantarillas, habían viajado unos 20 metros, girado a la izquierda, y luego se fueron otros 20 metros antes de llegar a una puerta que parecía estar hecha de metal, y crujió.

"Este es el lugar".

Suzuki Satoru siguió a Keeno a la habitación.

No era muy espacioso. Esta habitación probablemente había sido utilizada para almacenar las herramientas necesarias para llevar a cabo las reparaciones de las alcantarillas, y había un montón de picos y otras herramientas en la esquina.

Frente a ella había un trozo de tela un tanto sucia, no por las manchas, sino por la antigüedad, que había sido colocada en el suelo.

También había una mesa y una silla vieja y sencilla aquí.

Eso era todo lo que esta habitación tenía en forma de muebles. No parecía adecuado para vivir en absoluto. Se podría decir que era una habitación que carecía de cualquier tipo de entretenimiento o artículos para el hogar.

Aunque él podía entender cómo podía estar pensando ella, dado que era una no-muerta, Suzuki Satoru nunca querría quedarse en un lugar tan solitario y desolado durante tanto tiempo. Espera un minuto--

Una repentina oleada de parentesco surgió repentinamente dentro de él. Cuando lo pensó, su hogar en la vida real era más o menos el mismo que éste.

Sin embargo, la cosa en esta habitación que más le llamó la atención fue un montón de libros y pergaminos. Los libros tenían caracteres que Suzuki Satoru nunca antes había visto escritos en sus lomos, aunque lo cierto es que básicamente no conocía otros idiomas aparte del japonés.

"¿Necesitas una luz o una silla?"

Sacó de su inventario una lámpara de estilo occidental y la encendio, permitiendo que la luz blanca se derramara por los alrededores.

Este era un objeto mágico que había sido impregnado con [Luz Continua].

Por supuesto, tenía a mano objetos mágicos de mayor calidad para la iluminación. Sin embargo, Suzuki Satoru decidió que no había necesidad de mostrar nada más poderoso. Ahora no era el momento de revelar su mano. Además, uno de ellos podía irradiar luz que era como el sol, lo que aplicaría efectos de estado negativo a los vampiros. Si Keeno fuera una vampira, entonces podría juzgarlo como un acto hostil. Por lo tanto, no podía sacar eso a relucir bajo ninguna circunstancia.

La luz de la lámpara iluminó la cara de Keeno, pero no parecía sorprendida. Sin embargo, no podía decir si era porque ella había visto un objeto mágico como este antes, o si era porque ella entendía el hechizo [Luz Continua].

Después de eso, Suzuki Satoru lanzó un hechizo de creacion [Crear objeto mayor].

Este hechizo había sido concebido originalmente para producir armas, pero Suzuki Satoru sospechaba que en este mundo -suponiendo que fuera diferente de aquel en el que había vivido anteriormente- este hechizo tendría aplicaciones más amplias. Los resultados del hechizo coincidieron con sus predicciones.

Como él esperaba, aparecieron un par de sillas de metal negro.

Los ojos de Keeno se abrieron de par en par como platillos mientras presenciaba este milagroso suceso. Suzuki Satoru se dirigió a la niña en su tono más cariñoso.

"Ah... estos son simplemente un par de cosas insignificantes que he creado con mi magia. Por favor, siéntese en ellos como desee."

Keeno hizo todo lo posible por negarse de forma indirecta, pero al final se sentó sobre ellos. Sólo después de hacerlo Suzuki Satoru se sentó, porque la etiqueta de negocios de dejar que su cliente se sentara primero había sido muy arraigada en él.

Sin embargo, se dio cuenta de que había cometido un error justo después de sentarse.

La sensación metálica bajo su trasero era muy incómoda para algo que se suponía que era una silla, pero no había aprendido ningún hechizo que le permitiera conjurar cojines.

Anteriormente, había pensado que tomar asiento solo era terriblemente grosero, razón por la cual había conjurado dos sillas. Mientras pensaba en cómo la había persuadido para que se sentara en esa silla dura y fría, se sintió tan avergonzado que quería encontrar un agujero y meterse en él.

La única gracia salvadora ahora era que no había empezado diciendo que las sillas de la habitación se veían bastante bien o alguna otra clase de cortesía hueca. Si realmente hubiera dicho eso, probablemente habría arruinado cualquier tipo de relación que quisiera construir entre él y Keeno.

Suzuki Satoru sacó apresuradamente una túnica de su inventario, una que se sentía lo suficientemente suave, y empezó a doblarla mientras hablaba.

"Lo siento muchísimo. Esta silla es demasiado dura. Por favor, use esto como un cojín"

Keeno miró con estupenda sorpresa la túnica que Suzuki Satoru le había ofrecido, y luego agitó vigorosamente la cabeza.

"Pero, con ropa tan fina como ésta, no hay necesidad. Tengo una manta que normalmente uso".

"No, no, no hay necesidad de preocuparse, es una cosa pequeña."

La bata podría haber parecido elegante, pero eso fue todo. Era un objeto que no contenía ningún cristal de datos raro.

Y así, otro intenso intercambio de Suzuki Satoru y Keeno dando paso el uno al otro se desarrolló. Al final, Keeno aceptó con cautela las buenas intenciones de Suzuki Satoru y plantó su pequeño trasero en la bata doblada.

"Ahora, por favor, discúlpame por ir directo al grano. Me gustaría que me dijeras qué le pasó a esta ciudad lo mejor que puedas, Keeno-san. Por supuesto, no tengo intención de hacer de esto una interacción unilateral. Te demostraré también mi sinceridad. Dicho esto, aunque normalmente intercambiaría información de igual valor con usted, lamento decir que sé muy poco sobre la situación, por lo que tengo la intención de pagarle con artículos mágicos o con dinero en  su lugar. ¿Puedo saber qué opinas de ese arreglo?"

Keeno se mordió el labio, y luego miró a Suzuki Satoru con lo que parecía ser odio en sus ojos.

Suzuki Satoru no pudo evitar su sorpresa.

No esperaba tal respuesta de ella.

Sin embargo, antes de poder preguntarle la razón, Keeno miró al suelo y empezó a hablar con voz débil y temblorosa.



Comentarios

  1. SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII NUEVO CAP

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la traducción, justo lo estaba esperando.

    ResponderEliminar
  3. el spin off esta aquí y con la loli vampiresa, sera que veremos el lado paternal de satoru y tengo un putero de curiosidad de saber como es el pasado de evil eye gracias por la traducción y esperando lo demás con gran anticipan al menos esto me ayudara a apaciguar mi abstinencia de overlord en ya mas de medio año sin leer este isekai

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  5. se que parezco un maldito codicioso desconsiderado pero, para cuando el siguiente capitulo? ggg

    ResponderEliminar
  6. Que ganas, ya quería ver este spin-off con ainz sin todo el poder de la tumba de Nazarick y sus NPC como Demiurge aunque si me gustó que se llevara consigo el bastón, tal vez ahora podamos leer más del bastón y su poder.

    ResponderEliminar
  7. Como para cuando estara disponible lo que resta de este spin off, me mata de intriga lo que pueda pasar luego :c

    ResponderEliminar
  8. Ohooo esto si que me sorprende la traducción que bueno ... Quien es el héroe de todo esto
    le mando un abrazote a ese héroe ����

    ResponderEliminar
  9. Como extrañaba esa analogía joder, "sus ojos se abrieron como platillos", maravilloso, gracias por su trabajo.

    ResponderEliminar
  10. este momonga siempre cagandola, ahora no tiene a demiurgess xd

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen Alternativo, Capitulo 4, Parte 3

Parte 3
Suzuki Satoru comenzó a cambiar su equipo. Mientras abría la sección de anillos de su inventario, sus ojos se detuvieron sobre el Anillo de Ainz Ooal Gown.

Sin embargo, fue sólo por un momento.

Overlord, Volumen 14?, Epilogo

Epílogo
Había un desierto al suroeste del centro del continente.

Se llamaba el Desierto del Dolor, o tal vez el Desierto de Di Gavorsa, según el gran imperio que una vez estuvo aquí.

Aunque era un desierto bastante extenso, algunas regiones recibían lluvias, por lo que varias razas - y monstruos - vivían aquí. Estaba el Gran Reino de los escorpiones Pabilsag, la pequeña nación de los Genios de Slutarn, y el grupo religioso que veneraba al Dragón de la Luz como su deidad principal -cuya fe era generalizada entre los nómadas- tenía su santuario principal en este lugar.

Overlord, Volumen 14?, Palabras del Autor

El rincón de expresión del autor conocido como el Afterword ha comenzado.

Y así debo decir que, este es el decimocuarto volumen del libro para mí. Por lo tanto, mientras pido disculpas a las personas que esperan el Volumen 14, el corazón de Maruyama está lleno de la sensación de que ha terminado el Volumen 14. El siguiente será el Volumen 15~

¿Cómo te sientes después de leer esta historia?

¿Crees que Suzuki Satoru, como MC de una LN, se siente diferente de lo que ha sido Overlord hasta ahora?

La escena de la batalla en este libro podría haber terminado siendo confusa. Originalmente, tal vez hubiera sido necesario decir algo como "por eso lo hizo y así lo hizo", pero yo lo omití deliberadamente. Esta obra realmente supone una gran carga para sus lectores. Tal vez haya fracasado como autor de LN, pero como he dicho muchas veces, personalmente creo que "no importa si no lo entiendes".

Por cierto, mientras mi editor sigue diciéndome "por favor, hazlo más fácil de…