Ir al contenido principal

Overlord, Volumen Alternativo, Capitulo 4, Parte 1

Parte 1


"Oye, Satoru, ¿por qué vinimos aquí?"

Aquella cordillera sospechosa era el destino de este viaje.

En este sentido, la ciudad cercana a la cordillera de Kaidinias era de especial interés.

Era una ciudad de la Liga Aina, que se encontraba cerca de las montañas, es decir, una ciudad vecina de Inveria, Seruk-3.

Aunque no era la capital de la Liga Aina, era una de las ciudades más grandes de los países vecinos, y contaba con una población de más de 400.000 habitantes. Los dos habían estado viajando hacia la ciudad en su vagón cubierto durante cuatro días. Keeno ya no había sido capaz de contenerse e hizo esa pregunta.

Habían pasado cinco años desde que dejaron Inveria.

Ni siquiera se habían acercado hasta ahora, pero de repente --en una gran desviación de su dirección de viaje original-- se habían movido hacia Seruk-3, por lo que era difícil culpar a Keeno por reaccionar de esa manera.

A decir verdad, no tenía ninguna razón para seguir ocultándole la verdad a Keeno. Todo lo que tenía que hacer era decir: “esta cordillera podría contener la razón por la que moriste, así que quería comprobarlo”.

Aun así, Suzuki Satoru no pudo decirlo.

Eso era porque incluso Suzuki Satoru no podía explicar sus razones para venir aquí.

Por su parte, la curiosidad era la mayor motivación de Suzuki Satoru para ir allí, pero si realmente lo dijera, Keeno habría atacado su explicación desde varios ángulos, y luego le haría cambiar de rumbo. Si Keeno hubiera dicho: “No hay ninguna razón para que te pongas en peligro, Satoru”, entonces Suzuki Satoru solo podría responder: "Bueno, sí".

La otra razón fue porque Suzuki Satoru no quería despertar las esperanzas de Keeno.

A medida que aumentarían las esperanzas y expectativas, mayor sería la decepción. Era como si Suzuki Satoru se hubiera aferrado a la esperanza de que sus viejos compañeros habían regresado y callera en la desesperación cuando se diera cuenta de que nadie había venido.

Hace tres años, Suzuki Satoru había visto a Keeno pretender renunciar a la esperanza. En ese caso, ¿qué pasaría si Suzuki Satoru le diera esperanzas ahora?

Suzuki Satoru estaba claramente inquieto considerando el pasado, cuando conoció a Keeno.

Por lo tanto, Suzuki Satoru hizo todo lo posible para engañarla.

“Hm? No hay ninguna razón especial para ello”.

“... ¿De Verdad?”

Keeno se giró para mirar la cara de Suzuki Satoru, pero él no tenía miedo. Su rostro esquelético era inexpresivo y no tenía que preocuparse por los latidos de su corazón.

En otras palabras, probablemente podría mentir sin ser descubierto.

Sin embargo, la forma en que Keeno entrecerró los ojos y siguió mirando a Suzuki Satoru le hizo sentirse un poco incómodo. A pesar de que su cuerpo no podía sudar, de todos modos, seguía limpiando las manos que sostenían su túnica.

Y luego, Keeno interrumpió.

“Mentiroso”.

“No estoy mintiendo”. Respondió Suzuki Satoru de inmediato. Se estaba engañando a sí mismo. Debe haber sido por eso que podía responder tan rápido. Incluso él quería alabarse a sí mismo.

Sus palabras fueron ordenadas inmaculadamente, y él no había mostrado ninguna emoción. Seguramente cualquiera que los escuchara pensaría que Suzuki Satoru estaba diciendo la verdad. Sin embargo...

“Estás mintiendo, Satoru. Debes tener algún tipo de plan. He estado viajando contigo durante cinco años, incluso si no se muestra en tu cara, puedo darme cuenta cuando estás mintiendo”.

“...”

Había poder en las palabras de Keeno, y él podía sentir su gran confianza. Estaba segura de que Suzuki Satoru tenía algún otro objetivo en mente. Quería decir que estaba pensando demasiado, pero había visto a través de Suzuki Satoru.

Suzuki Satoru inconscientemente tocó su rostro. Era frío, y esquelético, sin ningún indicio de expresiones. ¿Cómo demonios podría esta cara producir emociones que Keeno pudiera leer?

“... Bien hecho, Keeno”. Suzuki Satoru suspiró, como si se rindiera. Keeno se rio alegremente.

“Han pasado cinco años. Puedo adivinar lo que estás pensando. Después de todo, he estado a tu lado todo este tiempo”.

“... Han pasado cinco años, ¿eh? De hecho, después de tanto tiempo es posible que puedas decir en qué estado de ánimo estoy simplemente con mirarme a la cara”.

Las expresiones faciales de los personajes no podían cambiar en YGGDRASIL. La única manera de saber cómo se sentía alguien era por su voz. Producir una voz normal y minimizar los tiempos en que sonaba diferente no era una habilidad exclusiva de Suzuki Satoru. Cuando estaba deprimido, alguien había descubierto que se había forzado a parecer feliz.

Las palabras que esa persona había dicho aún permanecían en su corazón: “Somos amigos, después de todo. Probablemente por eso pude entender.”

“De hecho, eso es correcto, Keeno”.

“¿Hm? ¿Qué pasa? ¿Te sientes solo?… ¿O estás muy feliz?”

“Ah... eso es correcto. Me gusta que puedas comprender mis sentimientos, por lo que eso no me molestaría para nada, Keeno. Si tuviera que ponerlo en palabras... estoy agradecido”.

Suzuki Satoru soltó las riendas en sus manos.

Él había tomado una decisión.

Se había preparado para esto.

Estaba lleno de una determinación que nunca vacilaría.

Por esa razón, Suzuki dijo la mentira que había preparado de antemano.

“Nuestro destino es una ciudad de la Liga Aina, Seruk 3. Descubrí que había un objeto raro allí, y nuestro objetivo esta vez es recuperarlo”.

“¿Estás mintiendo? No estoy muy segura, pero aún se siente como si te estuvieras esforzando. Oh bueno, ya no importa. Estás escondiendo algo, pero debes estar preocupado por mí, ¿verdad, Satoru?”.

Suzuki Satoru dudó sobre si debía o no, pero hacerlo significaría admitir que la estaba mintiendo.

“Está bien, Satoru. No te preocupes por eso. Sigamos”.

“Ah, gracias, Keeno”.

Cuando se acercaron a las fronteras de la Liga Aina, encontraron su camino bloqueado por una larga muralla defensiva. No estaba hecha de bloques de piedra pesados, sino de una simple valla de madera.

No era difícil imaginar que fue construida para frenar la propagación de los no-muertos. Tales estructuras defensivas serían suficientes para lidiar con los yuriniggers, pero la verdadera amenaza de estos, estaba en su número. Si millones de yuriniggers, atacaran a la vez, sería completamente inútil. Sin embargo, unos pocos años no serían suficientes para construir un muro de kilómetros de largo alrededor de las fronteras de una nación.

Se detuvo a cierta distancia y usó [Volar] para explorar rápidamente el área, pero no encontró nada similar a un punto de control. Todas las carreteras que conducían a la Liga Aina habían sido selladas. Además, había visto patrullas.

Sabía que probablemente no los dejarían pasar, incluso si les preguntaba "por favor déjenos pasar". Por lo tanto, usó [Portal] para teletransportarlos con el carro.

Después de eso, condujeron el vagón por caminos no utilizados. Decidieron que no había necesidad de fingir que acampaban al anochecer, así que mantuvieron su velocidad y viajaron día y noche.

Pasaron por varias ciudades llenas de yuriniggers errantes y estaban a menos de un día de Seruk 3. Sin embargo, sintieron que algo estaba mal.

“Esto es extraño”.

“Así es, es muy extraño”.

Había visto todo tipo de zombis en el país de Keeno. No todos ellos habían sido humanos antes. Parecería que todos los seres vivos de un cierto tamaño se habían convertido en yuriniggers. En la naturaleza, se había encontrado zombis animales. Eso era lo mismo en la Liga Aina.

Sin embargo, no había ningún yurinigger a la vista, y eso que se estaban acercando a Seruk-3.

Quizás alguien habia exterminado a los yuriniggers, pero por lo general también habrían eliminado a los zombis animales del exterior.

Ese era el problema.

Suzuki Satoru miró al frente. Seruk 3 estaba siguiendo el camino delante de él, y más allá estaba el Monte. Kaidinias.

Si este fenómeno se limitara al área circundante, entonces debe haber algún tipo de conexión allí.

Nada más sucedió después de eso, y llegaron a la puerta principal de Seruk 3. Después de eso, la cordillera que descendía del monte Kaidinias apareció lentamente a la vista.

La puerta mostró el tamaño y el esplendor de la ciudad.

La liga Aina había sido originalmente un país formado por la unión de muchas razas. Entre ellos se encontraban gigantes muy inteligentes. Ese fue probablemente el enlace aquí.

Sin embargo, no había zombis a la vista.

En algunas ciudades, uno podía ver a los yuriniggers saliendo por la puerta de la ciudad, pero no había ninguno aquí. Ciertamente, ese no sería el caso si la puerta estuviera cerrada.

Pero las puertas estaban abiertas de par en par.

... ¿Podría esta ciudad tener algún tipo de protección que le impidiera ser zombificada?

Suzuki Satoru inmediatamente descartó esa idea.

La población de Seruk 3 era de 400.000.

Seguramente muchos sobrevivientes habrían causado un gran alboroto. Si no hubieran abandonado la ciudad, se habrían quedado aquí y habrían tomado amplias medidas de seguridad.

Sin embargo, ni un solo susurro vino de Seruk 3.

Era cierto que estaban a cierta distancia. Pero las cosas estaban demasiado tranquilas, incluso a esta distancia.

No había residentes ni yuriniggers. Era como si esta ciudad hubiera sido abandonada.

¿Alguien vino aquí y eliminó a los zombis? No es del todo imposible, pero entonces, ¿por qué no liberaron a las otras ciudades en el camino? ¿O han sido todos dominados por un no-muerto de algún grupo, como Cuerpo del Abismo?

De hecho, este lugar era bastante bueno al considerar la distancia de las ciudades de los vivos y la zombificación circundante. Como era una ciudad importante, debería tener objetos mágicos y libros interesantes.

“Este lugar realmente es adecuado para los gustos de un hechicero no-muerto”.

Después de murmurar para sí mismo, la Keeno de su cabeza comenzó a sermonearlo, por lo que Suzuki Satoru no tuvo más remedio que concentrarse y pensar seriamente.

Sin embargo, les faltaba información. Parecería que no tenía más remedio que entrar en la ciudad.

“... Oye, Satoru. ¿Vamos a la ciudad? Aunque nos acercamos a ella, no estamos viendo ningún yurinigger... esta es la primera vez que vemos esto”.

“Si bien no vine aquí por ese motivo... parece que necesitaré realizar algunas investigaciones”.

Suzuki Satoru no sabía qué hacer con Keeno a continuación.

¿Debería lanzar [Crear Fortaleza] fuera de la ciudad para hacer una fortaleza y hacer que se quede allí? ¿O debería traerla a la ciudad con él? Aunque le gustaría poder aprovechar su conocimiento, debería mantenerla en un lugar seguro.

Seruk 3 no era más que un campamento base para investigar la cordillera. Solo había venido aquí para poder teletransportarse en el futuro.

No había esperado que algo anormal como esto sucediera aquí. Cuando lo pensó con calma, se dio cuenta de que nunca había considerado la posibilidad de que el culpable de todo esto pudiera no provenir de las montañas, sino de esta ciudad. Fue un error frustrante.

“Yo quiero ir también. Ah, quizás podrías pensar que es peligroso y que me vas a dejar aquí sola, pero sé más sobre la teoría mágica que tú. Por lo tanto, voy contigo, y si hay pelea, me protegerás, ¿verdad, Satoru?”

“Ah. Sí. Te protegeré. Ese es mi trabajo. Tú estás a cargo del trabajo intelectual, mientras yo me ocupo de todo lo que involucre violencia”.

En verdad, se sentiría mejor si fuera con Keeno, por si resultara que había pistas presentes.

Siendo ese el caso, ¿podría Suzuki Satoru, como la persona responsable de la fuerza bruta, proteger a Keeno cuando estuviera bajo amenaza?

Debería ser posible.

Se las había arreglado para mantener a Keeno a salvo incluso cuando su oponente era el Señor Dragón de la Luz, el enemigo más poderoso al que se había enfrentado hasta la fecha. Para ser precisos, había ganado tiempo para huir. Sin embargo, solo un tonto actuaría de manera ciega y arrogante. Tenía que pensar bien sus acciones por el bien del futuro, y tampoco podía ser descuidado esta vez.

“Keeno, te daré el cristal habitual. Si doy la señal o si te atacan, tienes que usarlo sin dudar, ¿de acuerdo?”

El artículo que había sacado de su inventario era un cristal sellado imbuido con el hechizo [Teletransportación Mayor].

Los cristales selladores de hechizos eran uno de los objetos mágicos más raros. A su vez, también eran muy fáciles de usar, y en niveles altos se empleaban en grandes cantidades. Como resultado, Suzuki Satoru no tenía muchos con él y casi no había cristales selladores de hechizos en el equipo que sus amigos le habían dejado.

Él le había confiado este artículo valioso por razones de seguridad.

Suzuki Satoru podría matar a Keeno con un solo ataque. Por lo tanto, si se encontrara con un oponente que estuviera en su nivel, probablemente podrían hacer lo mismo.

Era apropiado que tomaran precauciones para poder lidiar con tal encuentro.

Cuando Suzuki Satoru le entregó el cristal, se preguntó si el hechizo infundido era apropiado.

[Invisibilidad Perfecta] podría haber sido más útil para huir, pero [Teletransportación Mayor] era la mejor opción si quería aumentar las posibilidades de supervivencia de Keeno.

Si Keeno usara [Invisibilidad Perfecta] podría no ser suficiente para garantizar su seguridad.

Si bien tenía pergaminos que contenían [Invisibilidad Perfecta], un hechicero de bajo nivel como Keeno no podría usarlos. Las varitas no podían contener tal hechizo, por lo que Suzuki Satoru no tenía una. Si quisiera una, necesitaría un artículo de clase mundial que le permitiera realizar solicitudes a los desarrolladores. Tal vez Keeno podría haber usado un bastón, pero desafortunadamente Suzuki Satoru no tenía bastones imbuidos de [Invisibilidad Perfecta].

De un vistazo, [Invisibilidad Perfecta] parecía ser un hechizo muy efectivo, pero su incapacidad para ser aplicada a otros significaba que tenía muy poco uso en un grupo. Aunque era posible que los emboscados lo usaran, tanto Suzuki Satoru como los enemigos del nivel de Momonga tenían muchos hechizos o habilidades para ver a través de él.

En el peor de los casos, uno podría terminar siendo invisible para los amigos, pero no para los enemigos, lo que significaría que sus amigos no podrían curar ni ayudar de ninguna otra manera.

En pocas palabras, muchos jugadores consideraron que [Invisibilidad Perfecta] era un hechizo que debían usar cuando se enfrentaban a oponentes de nivel inferior o a numerosos oponentes.

Por lo tanto, el jugador promedio no aprendía ese hechizo, sino que usaba artículos consumibles para usarlo.

Suzuki Satoru hizo lo opuesto. Como podía lanzar muchos hechizos, decidió aprenderlo en lugar de confiar en los consumibles. Por lo tanto, no podía darle ningún artículo apropiado en un momento como este.

No había esperado que esa práctica terminara siendo una desventaja en un momento como este.

“Mm, lo entiendo. ¿Debo configurar el destino de teletransportación al lugar habitual?”

Suzuki Satoru expresó su acuerdo.

Había una pequeña casa en una ciudad a más de 2000 kilómetros de distancia que se había establecido como uno de sus destinos de teletransporte.

Después de eso, Suzuki le entregó a Keeno un artículo de clase legendario conocido como la capa de Ghillie.

Si bien parecía una capa hecha jirones con telas e hilos colgando de ella, era un artículo que le confería capacidades de sigilo excepcionales.

Si bien era casi inútil sin habilidades de ocultamiento, también tenía efectos adicionales, y esos efectos adicionales eran bastante buenos.

Una vez que Keeno se puso la capa, incluso Suzuki Satoru, quien estaba en el nivel 100, vería que Keeno se estaba volviendo borrosa, como si se estuviera mezclando con el paisaje. Fue muy efectivo contra adversarios con baja capacidad de percepción.

Por cierto, Suzuki Satoru había olvidado de quién lo había comprado y solo tenía una pieza, por lo que la había mantenido en su estado original.

Le dijo a Keeno, quien se había vuelto borrosa gracias a los poderes de la capa Ghillie, que lanzara [Volar] e [Invisibilidad].

Los dos miraron la ciudad desde arriba.

La falta de obstrucciones significaba que sus oponentes también tendrían una visión clara de ellos, por lo que era muy probable que fueran atacados. Por otro lado, también significaba que era fácil recopilar información mientras volaban.

Suzuki Satoru también había usado [Retrasar Teletransporte] y otros hechizos similares para protegerse. Si fueran atacados, él también podría proteger a Keeno si estuviera cerca. Ese era el poder de sus guantéeles, el elemento de clase Legendario llamado Héroes Guardianes.

Mientras miraban la ciudad, la anormalidad de este lugar se hizo aún más evidente.

“Satoru... no hay nadie aquí en absoluto”.

“Sí, no hay nadie aquí, y tampoco… hay ningún yurinigger alrededor”.

Después de comprobar sus alrededores, reflexionó sobre la extrañeza de esta ciudad mientras descendía con Keeno.

La posibilidad que se le ocurrió fue que alguien había invadido la ciudad y luego había eliminado 400.000 yuriniggers.

Pero eso probablemente sería muy difícil de hacer.

No era porque fueran a perder ante los yuriniggers, los más débiles de los no-muertos, sino que al menos habrían dejado los cadáveres atrás.

En YGGDRASIL los cadáveres desaparecía con el tiempo. Pero en este mundo, los cadáveres de los zombis deberían haber permanecido para siempre después de ser vencidos. Por supuesto, los zombis muertos comenzarían a pudrirse y después de un tiempo se convertirían en esqueletos, y después de eso, los huesos se desintegrarían.

Cabe destacar que los zombis vivos no se pudrirían ni albergarían gusanos porque estaban animados por energía negativa. Sin embargo, la pérdida de energía negativa una vez que fueron derrotados significaba que se pudrirían, las moscas podrían poner huevos en ellos y los animales pequeños los roerían.

Había pasado más de 40 años desde aquel incidente.

¿Era posible que alguien hubiera enterrado o incinerado 400.000 cadáveres?

“Keeno, ¿crees que un ejército invadió este lugar, mató a todos los yuriniggers, los enterró y luego se fue?”

“Lo dudo. Si bien podrías llevar alrededor de 10.000 soldados para cavar un enorme agujero y luego enterrarlos a todos, sería muy obvio y no hay signos de ello ahora”.

“¿Qué pasa con la cremación?”

“Suena aún menos probable. Después de matar a un yurinigger, puedes tirarlo a una casa y quemar la casa. Pero en general, no veo ningún signo de quema”.

Actualmente, Suzuki Satoru tampoco había visto signos similares.

Estaba claro que Keeno había examinado el área con más cuidado que Suzuki Satoru, pero eso no era motivo de alarma. Eso se había convertido en un hecho claramente establecido durante su viaje de cinco años.

“Si hubiera una manera de hacerlo, entonces seguramente habrían usando a muchos sacerdotes de alto nivel para desintegrar a los no-muertos, ¿verdad?”

“Ya veo…”

Si hubieran desintegrado a los zombis, eso explicaría su ausencia. Sin embargo, había un límite en la cantidad de veces que uno podía desintegrar no-muertos cada día, y los sacerdotes de bajo nivel no podían usar esa habilidad a menudo. Por lo tanto, probablemente sería imposible aniquilar a una horda de 400.000 yuriniggers sin gastar mucho tiempo en la tarea.

Si bien las noticias se filtrarían más fácilmente a medida que más personas participaran, Suzuki Satoru no había escuchado nada de eso.

“¿Podría haber sido un hechizo de nivel superior como el que lanzaste, Satoru? Por supuesto, la existencia de un hechizo con esa área de efecto sería otra cosa completamente distinta, pero no podremos averiguarlo si no ingresamos a la ciudad, ¿verdad?”

“Es verdad. Vamos a proceder con cautela, entonces”.

“¡Si!”

Los dos entraron por las puertas de la ciudad.

Si bien [Entrada de Fase] habría hecho más segura la entrada a la ciudad, tenían que descubrir qué había sucedido y si alguien se escondía dentro usándose como cebo.

Naturalmente, Suzuki Satoru estaría bien incluso si fuera atacado desde el interior de la ciudad, por lo que caminó frente a Keeno para bloquear la línea de fuego hacia ella. Si bien no tendría sentido si el enemigo usara un ataque de efecto de área, sería un excelente escudo para ella contra ataques de un solo objetivo.

Pasaron por las puertas de la ciudad sin incidentes, y vieron una calle ancha.

Esta era probablemente la calle más grande de la ciudad.

No había señales de yuriniggers en este lugar, ya que deberían haber sido animados y bulliciosos, y no pudieron escuchar nada a pesar de concentrarse. Todo lo que quedó era un silencio nauseabundo.

Parecía que todos los residentes de la ciudad la habían abandonado. Sin embargo, no se sentía como si la hubieran dejado por su propia voluntad. Las mercancías en las tiendas permanecieron en su lugar, aunque estaban estropeadas u oxidadas, y después de revisarlas, incluso las monedas estaban donde debían estar.

Si bien no parecía que hubieran salido por su propia voluntad, tampoco parecía que alguien hubiera invadido.

No, ¿es posible que alguien cuyo objetivo no era el dinero haya invadido este lugar?

Los objetos mágicos eran más preciosos que las montañas de oro y plata. Si esta ciudad tuviera un solo objeto mágico poderoso, podría ser más valioso que toda la riqueza de esta ciudad.

Sin embargo, esa teoría también era sospechosa. Si bien no se puede descartar la posibilidad de que existiera tal artículo, seguramente debería haber una forma más elegante de obtenerlo. Como por ejemplo, enviar a alguien con habilidades de ladrón para colarse en la ciudad.

“Ah, Satoru. Puedes dominar a los no-muertos, ¿verdad? ¿Podrías usar esa habilidad para ordenar a los yuriniggers que salgan?”

“Es posible, pero hay varias condiciones para dominar a un no-muerto. Por ejemplo, hay límites en el número máximo de muertos vivientes que puedo controlar al mismo tiempo y qué tan poderoso puede ser el no-muerto objetivo. Si todos en esta ciudad se convirtieron en yuriniggers, entonces guiarlos hacia un lugar sería molesto y repetitivo.

“Aun así, si fueran muertos vivientes, seguramente podrías hacerlo, ¿verdad?”

“¿Quieres decir que la ausencia de zombis se debe a un grupo de seres no-muertos como Cuerpo del Abismo? Si bien no es imposible... eso quiere decir que estarían dominando a los muertos vivientes una y otra vez. Si fuera yo, creo que hubiera sido mejor dejarlos en paz, ya que siendo un no-muerto no me habrían atacado... mm, si ese fuera realmente el caso, entonces tendría que quitarme el sombrero ante su persistencia”.

“¿Y si fuera obra de algún un objeto?”

“Por lo que sé, no hay artículos de uso ilimitado como ese”.

Si existiera un artículo que rompiera el equilibrio, probablemente sería un artículo de clase mundial o algo similar.

“... Hm. No puedo atravesar los límites de mi imaginación, no importa cuánto piense. Realmente necesitamos información después de todo”.

“Entonces, ¿qué tal si echamos un vistazo al castillo?”

Keeno señalaba el castillo del marqués que gobernaba las tierras circundantes. Estaba situado en una pequeña colina y podían decir claramente cuán sólidas eran sus paredes.

Suzuki Satoru estuvo de acuerdo con esa sugerencia.

Si hubiera algún rastro dejado atrás, probablemente lo encontrarían en el castillo. Después de todo, era el lugar más lujoso y cómodo de la ciudad, lo que lo hacía perfecto como base de operaciones. Además, el castillo tenía varias torres imponentes, que lo hacían sentir como el lugar ideal para contemplar la ciudad.

Los dos lanzaron el hechizo [Volar] y se dirigieron hacia el castillo en una línea recta.

Si miraban hacia abajo, verían una ciudad vacía debajo de ellos. Era una metrópolis completamente vacía, sin siquiera la presencia de animales pequeños. Si hubiera yuriniggers deambulando por la ciudad, probablemente hubiera sido menos aterrador.

“Aquí no hay movimientos en absoluto”.

Ciertos monstruos tenían una presencia abrumadora sobre ellos, pero ni siquiera sintieron eso. El monstruo con la presencia más poderosa que había encontrado era el Señor Dragón de la Luz.

“... Esta ciudad fue destruida por algo más... ¿hm?”

“¿Una plaga? ¿Veneno? Pero eso sería raro, ¿no? Si hubiera surgido una plaga aquí, habrían quemado a las víctimas, y creo que habría señales de eso dentro de la ciudad”.

Habían encontrado lo que parecían ser los distritos de los pobres cuando observaban la ciudad desde arriba, pero no había rastros que parecieran marcas de quemaduras.

Justo cuando Suzuki Satoru comenzaba a admirar el enfoque de Keeno, ella continuó hablando.

“Dado que no había tales señales en el distrito pobre, donde una enfermedad tendría la mayor probabilidad de propagarse, creo que eso descartaría tal posibilidad”.

Suzuki Satoru no había pensado tan lejos. Tenía que reconocer la habilidad de Keeno.

“En ese caso, ¿la destrucción de esta ciudad llevó a algún tipo de zombificación en cadena? Por ejemplo, ¿fue porque un monstruo con un área de muerte instantánea estaba caminando dentro de la ciudad o algo así?”

"Pero si ese fuera el caso, ¿no sería extraño que no hubiera cadáveres? Es como si todos aquí de repente hubieran desaparecido. Y también sería muy extraño si las personas hubieran huido de este lugar y hubieran abandonado toda su riqueza...”

Suzuki Satoru y Keeno inclinaron sus cabezas desconcertados.

Cuando llegaron al castillo, los dos entraron sin vacilar.

Keeno sostuvo la mano de Suzuki Satoru.

Este era un mal movimiento en un lugar peligroso.

Pelear mientras sostenía la mano de alguien era muy desventajoso. Sin embargo, Suzuki Satoru sostuvo la mano de Keeno con fuerza sin decir una palabra.

Después de eso, hicieron un rápido estudio del castillo, pero no pudieron encontrar ningún rastro. Por supuesto, ni Suzuki Satoru ni Keeno eran detectores, por lo que no hubieran podido detectar a ningún ladrón de alto nivel si hubiera alguno escondido aquí. Sin embargo, hubo una evidencia que los hizo pensar de otra manera.

“El polvo está acumulado. Parece que este castillo se dejó vacío hace mucho tiempo, y tampoco entró nadie más”.

Parecía que el castillo había sido abandonado antes de que comenzara la conversión de los no-muertos, o tal vez la ciudad había sido abandonada al mismo tiempo.

“¿Qué debemos hacer?”

“Después de una rápida mirada alrededor, no hemos visto ninguna señal de que haya ocurrido algo en el castillo. Primero, echemos un vistazo a la tesorería. Puede que haya artículos poderosos dentro”.

“Claro”.

Rompieron la puerta robusta e ignoraron las trampas mágicas con la resistencia mágica de Satoru, luego procedieron a saquear todo el tesoro. Esto no se había hecho para adquirir dinero, sino más porque Suzuki Satoru estaba interesado en adquirir artículos raros.

La evaluación del tesoro se había llevado a cabo cuando fue saqueada, por lo que terminó más de una hora después de que se completara el robo.

“No hay artículos poderosos aquí”.

“Sí. Aunque no hubieron elementos poderosos, parece que hay bastantes piezas con valor histórico”.

Si bien sabía que eran accesorios y cosas por el estilo, eso era todo lo que sabía. Y aunque Keeno, responsable del conocimiento, estaba familiarizada con el arte, la sociedad de la nobleza mágica, etc., no aprendió lo suficiente como para determinar si un objeto en particular era históricamente significativo o no. Lo único que entendió fue que parecía valioso.

“No podremos venderlos, ¿verdad?”

“Así es. No los venderé, de todos modos. Después de todo, tenemos dinero de sobra. Además, sería problemático que nos envolvieran en cosas molestas después de vender algo demasiado importante”.

Keeno se rió alegremente.

“Después de todo, el artículo de YGGDRASIL que vendiste causó un alboroto increíble, Satoru”.

Suzuki Satoru no pudo evitar sentirse avergonzado. Mirando hacia atrás ahora, había sido una experiencia bastante buena, pero él quería disculparse con Keeno por los problemas que le había causado en ese entonces.

“No repetiré ese error otra vez. Después de todo, destacar no es algo bueno, especialmente para no-muertos como nosotros”.

En este mundo los no-muertos eran los enemigos de todos los seres vivos. Los dos eran herejes por querer entrar en el mundo de los vivos. Eran prácticamente traidores.

“Aun así, nos las arreglamos para ayudar a alguien en problemas porque vendiste eso, ¿verdad, Satoru? No creo que tu juicio fuera incorrecto”.

Keeno parecía haber entendido mal algo. No podía importarle menos si algún humano que no conocía viviera o muriera. Desde que su cuerpo había terminado así, no había sentido nada parecido al amor por el prójimo ni nada parecido. Las únicas cosas importantes para Suzuki Satoru eran sus amigos.

“¿Hm? ¿Pasa algo, Satoru?”

“No, nada, Keeno. Aun así, tenemos que hacer que alguien evalué nuestro botín. Sin embargo, si lo hacemos demasiado lejos, disminuirá su valor histórico. Qué problema”.

“Aunque te lo dije antes, no tienes que preocuparte por mi parte, ¿verdad? Después de todo, me diste todo tipo de cosas”

“No te preocupes por eso. Después de todo, es natural que un sempai se ocupe de su kouhai”.

Como seres no-muertos, no tenían gastos diarios. Si bien no era como si no pudieran vivir sin vender accesorios que pudieran tener un valor histórico, eran artículos obtenidos a través de sus aventuras, por lo que tuvo que reembolsar la mitad de su valor en efectivo a Keeno.

Tomó ese tipo de cosas en serio, incluso entre los miembros del gremio. No podía descuidar este aspecto.

“Además, todos nuestros gastos de viaje fueron pagados por ti, ¿no es así, Keeno? Estas cosas deben dividirse de manera uniforme. ¿Crees que haría algo estúpido como no compartir el dinero que obtuvimos contigo? No se habla de quién trabaja más o menos, ¿de acuerdo? Dividimos los trabajos en conocimiento y uso de la fuerza. Bueno, de todos modos, necesitamos compartir todo lo valioso de manera equitativa. ¿Lo entiendes?"

“Uh, um, sí. Gracias, Satoru”.

“No, realmente no necesitas darme las gracias. Después de todo, somos un equipo, y necesito tu fuerza de vez en cuando, Keeno”.

“Pero, no sé cómo he ayudado...”

“Bueno, eres mejor en cuanto a conocimientos sobre arte, y ahora eres mejor que yo en términos de conocimiento mágico, ¿verdad? Tendremos que mirar hacia el futuro. En otras palabras, esto es una inversión”.

“Lo entiendo, Satoru. ¡Te prometo que seguiré estudiando entonces!”

A él no le importaba, incluso si ella no se esforzaba por trabajar duro. Keeno había sido increíblemente útil incluso como era ahora. Sin embargo, rechazar su determinación podría afectarla mentalmente, por lo que decidió aceptarla.

“Hm, que así sea, entonces, Keeno”. Cuando vio a Keeno tan alegre, Suzuki Satoru recordó la razón por la que había venido aquí. “Ahora, sigamos mirando un poco más alrededor de este castillo y busquemos la razón por la que no hay muertos vivientes en esta ciudad”.

“¿Qué debemos hacer?”

“Ah, sí, queda la parte superior e inferior. Vamos a revisar la parte inferior primero”.

“¿Las mazmorras? Dado que este gran castillo no estaba destinado a ser usado como una fortaleza, creo que normalmente construirían una prisión en otro lugar, ¿no crees?”

“¿Pero no había una cárcel en tu castillo, Keeno?”

“Sí que había. Pero no se usó para personas normales, sino para encarcelar temporalmente a personas de alto estatus. Pero no parecía que hubiera sido usado desde que nací”.

“Quizás haya una cárcel así, aquí también. Vamos a echar un vistazo. Si no hay celdas ahí, buscaremos en la ciudad y revisaremos dentro de las celdas en los puestos de servicio de los guardias”.

Encontraron la mazmorra bastante pronto, pero estaba vacía. El interior también estaba llena de polvo, por lo que probablemente no había nadie dentro.

“Qué lástima. Continuemos hacia arriba, entonces. Vi varias torres cuando observaba este castillo desde el exterior, veamos los alrededores desde allí”.

“¡Esta bien!”

Quizás la torre más alta había sido utilizada como plataforma de aterrizaje para los monstruos voladores, porque era muy ancha y estaba muy bien defendida contra invasiones.

“¡Uwah!”

Keeno exclamó de alegría ante la vista panorámica de la ciudad.

Ya lo viste todo desde el aire mientras usabas [Volar], así que, ¿por qué este escenario te emociona tanto? Suzuki Satoru no pudo evitar pensar eso. Sin embargo, fue lo suficientemente inteligente como para no decirlo.

Cuando Suzuki Satoru había puesto el pie en el pico aclamado como el más alto del mundo, él también se había conmovido por la forma en que podía ver todo desde la cima. Pero lo que realmente le había dejado la impresión más profunda fue la batalla que siguió.

Suzuki Satoru observó a Keeno correr en círculos y mirar en todas direcciones, y cuando la vio mostrar su lado infantil, el cual coincidía con su apariencia, sonrió.

Después de eso, comenzó a examinar la ciudad, ya que tenía que hacer aquello por lo que había venido a esta ciudad, incluso si estuviera sólo. Entonces, encontró algo que le molestaba.

Si bien había tres puertas que conducían al área urbana de la ciudad, la puerta que conducía a la cordillera parecía haberse abierto.

“Keeno, mira eso. ¿Qué puedes concluir con eso?”

“Hm… No parece que haya sido rota desde fuera, sino que estalló desde dentro. Aunque... si no fue destruida por una fuerza externa... ¿cómo habrá acabado así?”

“¿Quieres ir a echar un vistazo?”

Después de recibir la aprobación de Keeno, Suzuki Satoru lanzó [Volar] y los dos se dirigieron directamente hacia la puerta. Y entonces.

“Satoru, esto es...”

“Si, tienes razón. Algo extraño sucedió aquí... no solo en la ciudad”.

Una de las puertas que había alcanzado estaba inclinada hacia un lado. No había sido causado por el tiempo. Además, podía ver a los residentes de la ciudad allí.

No, sería mejor decir que alguna vez fueron los residentes de la ciudad.

Innumerables huesos fueron dispersados delante de la puerta, dentro de la puerta, y detrás de ella. Parecían que habían sido pisoteados en pedazos.

No sabía si llamarlo una coincidencia, pero debería haber habido muchos más huesos que habían sido pulverizados y esparcidos por el viento.

Y ya que los huesos habían sido aplastados, no había ninguna pista para saber cómo habían muerto.

“Confío en que ya no hay duda de que alguna vez hubo residentes en la ciudad”.

“Sí... ¿ocurrió alguna emergencia, alguna confusión que causó que todos huyeran por sus vidas? ¿O fueron convertidos en yuriniggers, dominados y luego reunidos afuera?”

“Probablemente sea la segunda opción. No puedo ver ningún equipaje esparcido alrededor, solo huesos y ropa”.

Una investigación de los huesos reveló anillos y otros artículos similares, pero no había gemas u otras cosas que habrían llevado con ellos si hubieran huido.

Suzuki Satoru miró más allá de la puerta, hacia el lugar donde probablemente se habían dirigido los yuriniggers de esta ciudad.

“... Si alguien usara [Crear no-muerto], el no-muerto producido estaría bajo el control de su creador”.

Después de darse cuenta de lo que Suzuki Satoru estaba tratando de decir, una mirada de sorpresa apareció en la cara de Keeno.

Podía ver una montaña alta y empinada.

Era el monte Kaidinias.

Su cumbre estaba envuelta en nubes y ella no pudo verla.

Suzuki Satoru sacó su mapa y comprobó a dónde conducía la gran carretera que se extendía desde la puerta.

Este camino parecía circular alrededor de la base del monte Kaidinias y conducía a otras ciudades. Si siguieran por ahí, podrían llegar a otros países.

“Keeno, quédate aquí”.

“A-ah, ¿puedo no hacer eso? ¿Puedo ir contigo?”

Keeno habló como si tuviera miedo. Probablemente había entendido la verdadera razón por la que Suzuki Satoru había venido a esta ciudad.

“Todo estará bien, Keeno. Por eso hemos cazado al Cuerpo del Abismo. Tú también lo escuchaste de esos tipos, ¿verdad? Los seres no-muertos inteligentes de gran poder permanecen animados incluso cuando su creador es destruido. Incluso si aniquilo al cerebro detrás de la zombificación, no te afectará, Keeno”.

“¡No! ¡¡No es eso!! ¡Estoy preocupada por ti, Satoru!”

“¿Eh?”

“Este es un ser que convirtió en no-muertos a mucha gente en un área enorme! ¡Definitivamente no es normal! ¡Incluso tú no puedes hacer algo así, Satoru!”

“Ah, hm. Bueno, es verdad que no podría hacer algo así”.

“¡En ese caso! ¡En ese caso!” La cara de Keeno se torció en agonía, y luego ella instantáneamente retomó su expresión normal antes de que se torciera nuevamente. “¿Eso no significa que hay una posibilidad de que te derroten, Satoru?”

De hecho, eso era cierto. Debería admitirlo. No podía afirmar con total seguridad que eso no sucederá.

“Ah, Satoru. ¿Disfrutaste de nuestros viajes juntos?”

“Sí. Estaba tan feliz como había estado con mis antiguos amigos. Sí. He sido feliz, de verdad, lo he sido”.

Comprendió por qué esos buscadores mundiales habían seguido haciendo todas esas cosas que él sentía que no tenían sentido. También entendió la alegría de explorar el mundo que la administración y los desarrolladores querían dar a los jugadores.

Su viaje con Keeno había sido muy agradable.

“En ese caso, ¿por qué no seguimos viajando? Soy una no-muerto como tú, así que podemos viajar para siempre, ¿verdad, Satoru? ¡Vamos a ver un mundo más amplio! ¡Hay tantos lugares que no hemos visto antes! ¿Puedes olvidarte de esto, por favor?”

“...Yo podría. No está bien hacer algo que no les guste a mis amigos. Tratar de cargar a alguien con mis problemas solo los afligiría”.

“A-Así es. Vamos, vamos a viajar juntos, para siempre, ¿de acuerdo? Sólo nosotros dos. ¡Somos muertos vivientes, después de todo! No hagas cosas peligrosas y sigue viajando conmigo...”

Eso era correcto.

Suzuki Satoru no tenía derecho a determinar la felicidad de Keeno. Si viajar juntos era felicidad, ¿no era eso mostrar amabilidad a Keeno? Sin embargo.

“¡Keeno Fasris Invern!” Gritó Satoru, y Keeno se alejó de él.

“S-sí... Lo siento, Satoru. Por favor, no te enojes...”

“No estoy enojado... Ser una princesa debería ser un trabajo, ¿verdad?”

“¿Eh?”

La boca de Keeno se abrió de una manera estúpida. Probablemente estaba mostrando que no podía mantenerse al día con el cambio repentino en el tema y no entendía su significado. Suzuki Satoru se burló de sí mismo en su corazón.

“Lo repetiré. Ser princesa es un trabajo, ¿verdad?”

“¿Lo es? No me parece que sea así...”

“Entonces, ¿eso significa que los reyes y las reinas son unos desempleados?”

“Cuando lo pones de esa manera, ese podría ser el caso... ¿verdad?”

“Ahora, al siguiente requisito; obtener la aprobación de más de la mitad de los miembros del gremio, bueno, solo hay una persona, pero eso cuenta como más de la mitad”.

Una mirada desconcertada apareció en la cara de Keeno.

“Además, eres una criatura heteromórfica del tipo Vampiro, Keeno. En otras palabras, has cumplido todos los requisitos. Ahora bien, Keeno Fasris Invern. Te reconozco como miembro de Ainz Ooal Gown. Serás el miembro numero 42. ¿O debería decir, el segundo miembro del nuevo Ainz Ooal Gown?”

Ainz sacó el anillo de Ainz Ooal Gown de su inventario y se lo dio a Keeno.

La expresión de Keeno pasó de shock a normalidad, y a shock otra vez.

Ella había escuchado a Suzuki Satoru hablar de lo importante que era ese anillo para él innumerables veces. Sus emociones se agitaron tanto que tuvieron que ser reprimidas por la fuerza.

“¿De verdad puedo?”

“Mm. Keeno, eres una de nosotros, un miembro de Ainz Ooal Gown. Tienes derecho a llevar este anillo”.

Por supuesto, este anillo solo sería verdaderamente útil en un lugar como Nazarick. Sin Nazarick, era simplemente la prueba de que uno era miembro del gremio.

... Y ahora hay dos miembros de Ainz Ooal Gown ... quién sabe, podría ser una buena idea encontrar otros 58 miembros en este mundo.

“¡Gracias, Satoru!”

Keeno se puso el anillo encantada, como si hubiera olvidado lo que había sucedido justo ahora.

Suzuki Satoru la observó y luego fingió toser antes de hablar.

“Ahora bien, Keeno. Para mí, hay una cosa que no puedo tolerar bajo ninguna circunstancia. Y eso sería: perdonar a cualquiera que haya hecho algo malo a un miembro del gremio”.

“No, es sólo una pequeña dificultad. Viajar contigo...”

Suzuki Satoru no dejó que Keeno terminara su oración.

“Podría ser capaz de transformar de vuelta a tus padres en seres humanos”.

Keeno se congeló, y sus ojos vacilaron.

“... Keeno, esto es lo que esperabas, ¿no es así? Quieres volver a ser humana, junto con tus padres, ¿no es así? ¿O quieres seguir siendo una no-muerta?”

“¿Puedes, puedes hacerlo?”

“No lo sé. Pero Keeno, nada te gustaría más, ¿verdad?”

Keeno miró en todas direcciones, y luego bajó la cabeza y respondió en voz baja “Sí”.

En ese caso, Suzuki Satoru se decidió.

Era natural que un maestro de gremio luchara por los miembros de su gremio.

“Keeno”.

Keeno levantó la cabeza de repente cuando escuchó su voz.

“No dejes que tu culpa te ate. No hay necesidad de eso en absoluto. Debo ir, primero para ver qué causó todo esto, y luego, dependiendo de las circunstancias… Lo siento mucho, Keeno, pero debes quedarte aquí”.

Keeno dudó unos segundos y luego ella asintió.

Ella no era tonta. Ella entendía que sería un obstáculo.

" Bien, usaré [Crear Fortaleza] para construir un fuerte a cierta distancia. No te importa quedarte ahí, ¿verdad?"


Comentarios

  1. Se acerca el combate final, espero que la batalla este bien descrita. Nunca pude imaginar que Satoru llegara a apreciar tanto a Keeno como para tratar de cumplir su promesa de encontrar la cura de la zombificacion donde regresara posiblemente a sus seres queridos a la normalidad, y si eso no fue suficiente, le dio un anillo del gremio para formar parte del nuevo Ainz Ooal Gown considerándola una gran amiga como lo fueron sus antiguos camaradas de YGGDRASIL. Espero un buen final para ambos. No me creo eso de que este extra sea una historia de amor entre parejas, veo más una relación paternal de parte de Satoru y Keeno como una hija. Que hermoso desarrollo tuvieron ambos, en 5 años se logró mucho más a lo comparado a los 2 años transcurridos en el canon de la NL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a historia ha pasado mucho más en la historia principal, pero es verdad que Satoru se ha desarrollado más en este volumen que en los 13 volúmenes de las NL principal, ya que en estos es el mismo y lo único que cambia es su conocimiento sobre el nuevo mundo.

      Eliminar
    2. Bueno yo creo lo opuesto su desarrollo es casi nulo siempre recordando Ygdrasil cuando ya no existe,no toma desicion propria y se deja llevar y influenciar por Los demas(no como el vol 10 donde crea idea propria de como llebar acabo su paiz)en vez de evolucionar esta haciendo al revez no progresa no mejora ,en vez de aceptar El nuevo Mundo lo rechaza en vez de pensar en El beneficio se deja llevar por la emociones,en fin hasta El Mesero de la posada tenia mas caracter ,parece literalmente un esqueleto si cerebro como dice Cure Elim mas adelante ,estando con Los genios de Nazaricke se aprende y se mejora en vez entre tontos uno se vuelve como ellos,y encima hasta como describe El paisaje y El ambiente no es tan completo como en la novela canon,bajo un poco mucho la calidad de narracion y de escritura,lo unico bueno es la info ,nada mas se salva

      Eliminar
    3. Y encima en la historia principal pasaron solo 2 y aqui 5 claro que tuvieran mas "desarrollo"

      Eliminar
  2. Como terminara esto? La duda, la duda, me da la impresión que sacaran otro volumen alterno contando las aventuras de ellos 2 en sus 5 años, considero que estaría muy interesante. GRACIAS POR EL CAPITULO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues ami no me extrañaria que acabara muerto, o desvaneciendose de este mundo..... tal vez una lucha contra alguien poderoso en el que mueran los 2 y los yurinigers se curen pero keeno no.... o un articulo mundial que lleve a la muerte a su usuario .....

      este spin off trataba de dar un pasado a keeno, asique sacar a momonga de la historia de manera forzosa despues de haber tenido un vinculo que explique los sentimientos de "lealtad y confianza" de evil eye seria suficiente

      Eliminar
    2. Pues creo que no porque con una historia del monton como esta Maruyama le va a dar un final good ending del monton como otros romances isekai del monton,ya me gustaria que este Ainz muriera porque creo que este Ainz no merece seguir viviendo ,però eso no va a pasar

      Eliminar
  3. Espero que la siguiente parte sea tan larga como esta

    ResponderEliminar
  4. Sin palabras simplemento puedo decir que esta novela Alternativa es bastante buena y ver a otro lado de Ainz es divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas que divertido es amargo porque ahora sabemos lo mucho que Ainz mejoro en nivel de tacticas ,autoestima y intelecto,y lo mal que estaba al principio con lo mal que "evoluciona"en esta historia,espero que las proximas historias Sean sobre la novela canon ou algun personaje secundario,porque esta me parecio un fracaso,parece que Maruyama nos esta tomando El pelo con esta historia de adolecentes y mal escrita

      Eliminar
    2. Sino te gusta no lo leas, en la ultima parte de la batalla ya descrinieron como era el jugador satoru una vez que llego al nuevo mundo, y aclara varias cosas relacionadas a overlord

      Eliminar
  5. Gracias por el capítulo.

    ResponderEliminar
  6. mis espectativas con esta historia no dejan de crecer, siento que podria descepcionarme del final. si es triste o agridulce. ¡preferiria que siguieran viajando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo a algunos les esta decepcionando desde casi El principio

      Eliminar
    2. Kinriku usted es el unico decepcionado , y nadie mas que usted

      Eliminar
  7. Muchas gracias por el capítulo...

    ResponderEliminar
  8. muy buen capitulo, me ha gustado mucho como se esta desarrollando la historia.
    Espero con ansias la continuación de la historia, muchas gracias por traducir las novelas de overlord.

    ResponderEliminar
  9. Ufff, al parecer ya va a terminar este hermoso volumen, ojalá saquen madhouse se apiade y saque una ova o una película de esto. Como siempre, gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no malgasten dinero en esto ,y que mejor hagan la 4 temporada

      Eliminar
    2. Nunca crei que encontraria a un bolas tristes en los comentarios como usted kinriku

      Eliminar
  10. Pero que ganas de llorar cuando la nombre la miembro 42 del gremio, que grande eres ainz, con gusto moveria cielo y tierra por ti

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Youjo Senki, Novela Ligera, Volumen X

Sigue a Tanya Degurechaffen en su camino por reestablecer la gloria del imperio, que tras multiples batallas ahora es una sombra de lo que fue.

No hace falta haber leído los anteriores volúmenes de Youjo senki, ya que esta es un After War. Solo deben haberse visto el anime, manga o tener un poco de interés por la segunda guerra mundial.

NOTA: Antes de seguir leyendo, recomiendo que refresquen su memoria mirando la entrada de "Personajes", asi podran relacionar bien los nombres cuando se mencionen.

Overlord, Volumen 14?, Palabras del Autor

El rincón de expresión del autor conocido como el Afterword ha comenzado.

Y así debo decir que, este es el decimocuarto volumen del libro para mí. Por lo tanto, mientras pido disculpas a las personas que esperan el Volumen 14, el corazón de Maruyama está lleno de la sensación de que ha terminado el Volumen 14. El siguiente será el Volumen 15~

¿Cómo te sientes después de leer esta historia?

¿Crees que Suzuki Satoru, como MC de una LN, se siente diferente de lo que ha sido Overlord hasta ahora?

La escena de la batalla en este libro podría haber terminado siendo confusa. Originalmente, tal vez hubiera sido necesario decir algo como "por eso lo hizo y así lo hizo", pero yo lo omití deliberadamente. Esta obra realmente supone una gran carga para sus lectores. Tal vez haya fracasado como autor de LN, pero como he dicho muchas veces, personalmente creo que "no importa si no lo entiendes".

Por cierto, mientras mi editor sigue diciéndome "por favor, hazlo más fácil de…

Overlord, Volumen 14?, Epilogo

Epílogo
Había un desierto al suroeste del centro del continente.

Se llamaba el Desierto del Dolor, o tal vez el Desierto de Di Gavorsa, según el gran imperio que una vez estuvo aquí.

Aunque era un desierto bastante extenso, algunas regiones recibían lluvias, por lo que varias razas - y monstruos - vivían aquí. Estaba el Gran Reino de los escorpiones Pabilsag, la pequeña nación de los Genios de Slutarn, y el grupo religioso que veneraba al Dragón de la Luz como su deidad principal -cuya fe era generalizada entre los nómadas- tenía su santuario principal en este lugar.