Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 14, Capitulo 1, Parte 4


Un vasto sindicato criminal conocido como los Ocho Dedos, acechaba en las sombras del Reino.

Existían ocho divisiones dentro del sindicato, una de ellas era la división de contrabando. Christopher Olsen, un miembro de dicha división, tenía la cara de un comerciante honesto. Sus palabras tenían bastante peso en la principal ruta comercial que conectaba la capital real con el lado oeste del Reino. Como tal, había tenido la experiencia de primera mano de que sus almacenes fueran saqueados de varios tipos de mercancías durante el desenfreno de Jaldabaoth.

Tuvieron pérdidas sustanciales, pero no significó el fin de su compañía. Aun así, ahora se necesitaba una cantidad considerable de tiempo para recuperar esas pérdidas, por lo que se vio en la necesidad de pedir prestado una parte de los fondos a los Ocho Dedos.

Hay que gastar dinero para ganar dinero, así es como funcionaban los negocios. Por supuesto, también podía conducir a mayores pérdidas, pero mientras mantuviera la cabeza fría y evitara riesgos innecesarios, no había mucho de qué preocuparse.

Pedir prestado dinero de Ocho Dedos, sin embargo, lo llevaría a uno, por el camino gradual a la pérdida propia. Los Ocho Dedos obligaban a los comerciantes que habían tenido pérdidas a dedicarse a actividades delictivas como el contrabando, la venta o el transporte de narcóticos.

Los comerciantes caían en esta trampa con bastante frecuencia.

¿Y qué hay de Christopher, que ya había sido atrapado?

Para pedir dinero prestado, había sostenido una reunión con los líderes de las divisiones, lo que le sorprendió, por decir lo menos. Christopher pertenecía a la división de contrabando, por lo que la gestión de los préstamos debería haber estado a cargo de sus superiores en la misma división. Las reuniones con los ejecutivos de las otras divisiones deberían haber sido una imposibilidad.

A pesar de todo esto, se reunió con los altos mandos. ¿Fue porque sus logros le habían hecho merecedor de una alta recomendación? ¿O fue por alguna otra razón desconocida para él? No podía entender por qué, incluso después de que la reunión había concluido. De lo único que estaba seguro era de sus sospechas sobre la inusual actitud amistosa de los líderes de las divisiones hacia él, sabiendo muy bien cómo eran temidos incluso por el lado oscuro de la sociedad.

Por supuesto, la buena voluntad de los jefes de la mafia se podría aparentar tan fácilmente como cualquier otra cosa.

Además de eso, le llamó la atención del hecho de que ellos, como corresponde a su estatus en el más alto nivel de la organización, aparentemente se tomaban su propia salud bastante en serio. Aunque se preguntaba si tal vez estaban demasiado flacos, eran definitivamente más saludables en comparación con un cuerpo con sobrepeso.

Tales personas de importancia le habían otorgado un trabajo en el acto.

El tipo de trabajo que se le diera dependía de varios factores, como la cantidad de dinero prestada, el valor de la persona como ser humano y si esa persona podía ser útil para los Ocho Dedos en el futuro. A los que tenían mejores calificaciones se les daban trabajos más seguros y viceversa.

El trabajo que se le dio fue...

—Transporte de grano del Reino Hechicero, eh. Todavía no está claro si es seguro o no, hm.

—Hm, ¿qué pasa? ¿Ha dicho algo, señor?

—Oh, no te preocupes por mí. Sólo estoy murmurando para mí mismo.

El que respondió a su pregunta fue el líder de la división de mercenarios.

Era un hombre robusto.

Muy diferente de Christopher, que tenía cuarenta años y guardaba una gruesa capa de grasa alrededor de su cintura. El hombre era joven, agudo, y aparentemente sólo en sus veinte años.

Llevaba una placa de acero en el pecho con una cota de malla debajo. Un yelmo que podía cubrir toda su cara se sentaba a su lado, junto con una espada bien usada.

El hombre era el líder encargado de proteger la caravana de grano del Reino Hechicero, que consistía en siete carros.

El destacamento de seguridad consistía en 24 personas en total, todas ellas empleadas por Ocho Dedos y que, como el propio Christopher, pertenecían a la división de contrabando.

Aunque eran miembros del mismo departamento, seguían cobrando por su servicio y a una tarifa más alta que la de los mercenarios de nivel similar. Por otro lado, ya no tenían que preocuparse por la fuga de información para misiones secretas, ya que eran más leales a la misión en cuestión.

Ante amenazas que no podían ser atendidas, los mercenarios regulares probablemente abandonarían la misión, pero estos hombres luchaban como guardianes de retaguardia hasta la muerte. Esto era comprensible, ya que el abandono de la misión les costaría a los superiores su dignidad; como resultado, serían perseguidos y asesinados incluso si salieran vivos.

Por lo tanto, para alguien como Christopher que no conocía a ningún mercenario de confianza, estos hombres de los Ocho Dedos eran probablemente su mejor opción. Pero, por otra parte, para esta misión, eran su única opción.

Fue una orden directa de los superiores de usar a estos hombres.

Para compensar la falta de opciones, ellos debían prestar sus servicios de forma gratuita y así él tendría un excedente de fondos para contratar aún más mercenarios. Sin embargo, la contratación de más mercenarios sería vista como una señal de desconfianza hacia los hombres. No importaba el hecho de que su empleo estuviera especificado por los altos mandos, por lo que contratar a otros mercenarios podía ser visto como una violación de sus órdenes.

Después de pensarlo un poco, Christopher decidió no contratar más mercenarios.

Además, todos los guardias parecían ser bastante capaces, pero por supuesto, Christopher, que no era un guerrero, no podía captar adecuadamente su fuerza. Sin embargo, esto no era un problema, ya que los superiores respondieron por ellos afirmando que eran excepcionales. Ir en contra de las órdenes sería peligroso sin importar la razón.

Dicho esto, si se le preguntara, si sentía que era seguro partir con un escolta tan pequeño, habría deseado hombres más capaces.

Habría sido genial si hubiera podido pedir prestado a un jefe del departamento de seguridad, un miembro de las Seis Armas, el grupo de ejecución de los Ocho Dedos. No hace falta decir que ese deseo nunca se haría realidad.

Se dijo que las Seis Armas, incluyendo a su líder Cero, que se decía era el guerrero más fuerte de todos los Ocho Dedos, fue exterminado en un conflicto con la familia real, justo antes de la calamidad causada por Jaldabaoth.

La información obtenida atribuía su derrota a Brain Unglaus, un guerrero que servía bajo la Princesa Dorada.

Sería indignante asumir que los seis fueron derrotados por una sola persona, pero aparentemente las Rosas Azules, un grupo de aventureros de rango adamantita, también se unieron a la lucha. Christopher dedujo de esto que era más probable que fuera una batalla de seis contra seis.

Se dijo que el departamento de seguridad había perdido la mayoría de sus miembros en la batalla. En ese momento, cada departamento estaba construyendo una fuerza propia para compensar la pérdida, hasta el punto de que incluso los miembros de la división de asesinatos comenzaron a operar en la luz.

Sin embargo, esto logró mejorar el estado de ánimo de aquellos dentro de los Ocho Dedos hasta el punto de que ahora estaban mejor que antes de la aparición de Jaldabaoth.

Los conflictos internos eran frecuentes en el pasado y no era improbable que uno cayera víctima de los trucos sucios que se hacían a sus espaldas. Algunos comerciantes incluso llegaron a ser denunciados a las autoridades por personas de otros departamentos durante las etapas más cruciales de una misión de contrabando.

Sin embargo, en este momento, los altos mandos cooperaban tanto entre sí que era casi repugnante siquiera pensar en ello.

El negocio se había expandido como resultado y los beneficios ilegales de cada operación también crecían.

—Puhuuu-ahhh.

El líder mercenario se tiró un pedo audible mientras bostezaba. Era un fenómeno fisiológico inevitable, pero no tenía intención de disculparse.

Una acción vergonzosa.

Christopher frunció el ceño. Era el peor sonido para despertar de sus pensamientos.

Honestamente quería quejarse, pero este hombre iba a ser su compañero durante el viaje de ida y vuelta a Re-Lovell, una gran ciudad portuaria en el lado oeste del Reino. Su deseo de mantener una relación amistosa con él, suprimió su deseo de quejarse.

Los barcos se usarían para transportar la carga de Re-Lovell al Reino Santo, así que ese sería el trabajo de cierto comerciante marítimo. Era un gran hombre y Christopher lo conocía bien. Le sorprendió que el hombre también fuera miembro de "Ocho Dedos", pero afirmó que colaboraban únicamente por los beneficios mutuos.

Aun así, no pudo evitar preocuparse.

—Pareces relajado. ¿Crees que nadie va a atacar?

—¿Hm? Oh, no he tenido esa sensación de escozor, así que no prob... Oh, probablemente querías decir que no se puede confiar en los sentimientos, ¿eh? Bueno, yo entiendo de donde viene esa preocupación, pero seguramente has tenido momentos en los que pensaste "esto va a funcionar bien", ¿verdad? También hay momentos en los que has tenido un mal presentimiento sobre algo, así que tratas de planearlo, y terminó siendo verdad, o algo así.

—...Sí, he tenido esas experiencias.

—¿Ves? Nuestras experiencias pasadas pueden funcionar como nuestra intuición.

El líder mercenario habló en un tono que no coincidía en absoluto con su apariencia.

—Mira. Ademas, también estamos alzando la bandera del Reino Hechicero. Sólo pueblerinos ignorantes convertidos en bandidos se atreverían a atacar tal caravana, en cuyo caso, podemos fácilmente encargarnos incluso de cien de ellos.

—¿Y si no son simples bandidos?

—¿Te preocupas por mercenarios de clase baja? Los mercenarios experimentados están sorprendentemente bien informados. Aquellos que ni siquiera conocen las banderas de los países de alrededor no me asustan en absoluto. ...Parece que no te lo crees. Piénsalo, ¿no sería preocupante no saber con qué noble te estás peleando? No querrás meterte en problemas de esa manera, ¿verdad?

—Eso tiene sentido... tengo curiosidad, ¿con qué nobles es más arriesgado pelearse?

—Sobre eso... por ejemplo, los famosos como Raeven y Boullope. Estos tienen fuertes ejércitos estacionados en sus propios territorios y sería peligroso toparse con ellos. Bueno, ambos sufrieron grandes pérdidas en esa guerra, así que tal vez no sean tan peligrosos como antes... Aunque uno nunca puede ser tan confiado. Blumrush paga bien, así que no quiero que se ponga de malas... Bueno, simplemente no quiero enemistad de parte de ninguno de los nobles señores.

—Pero estás siendo respaldado por un sindicato criminal. ¿Hablas en serio?

—Tú también, ¿verdad? Si me meto en problemas con ellos, los peces gordos me abandonarán sin pensarlo dos veces. Lo mismo va para ti, ¿cierto?

—Sí.

Se callaron y el ambiente comenzó a ser un poco sombrío.

Se les recordó la crueldad de los altos mandos, pero no podían hacer nada al respecto como personas que formaban parte de una organización de este tipo sólo por los beneficios. Tal vez había una forma de vida para él, que no requería ninguna conexión con la organización, pero eso no lo habría llevado a convertirse en el gran comerciante que es hoy. Tal vez aún habría tenido que atenerse a pequeños negocios hasta el día de hoy.

La palabra "si" tenía la connotación de una cantidad infinita de posibilidades, pero sin los medios para viajar atrás en el tiempo, uno debe conformarse con el presente.

—...De todas formas, no te preocupes, ¿vale? Lo entiendo. 

— Entonces, ¿cuál es la peor amenaza que podríamos enfrentar a partir de ahora?

—Si el enemigo utilizara flechas llameantes para intentar quemar la caravana —quemar, no robar— eso significaría que nos estamos involucrando en una conspiración mayor, un problema nacional. O en la estratagema de una organización rival.

—Una organización que podría rivalizar con los Ocho Dedos... ¿Es eso posible?

—No lo sé. Incluso un grupo rival probablemente no querría quemar los bienes del Reino Hechicero, a menos que estén seguros de que no se dejarán pistas. Personalmente, creo que las conspiraciones o trucos nacionales del Reino o de otros países vecinos son más preocupantes. Probablemente estamos bajo una mayor amenaza de recibir un ataque de esas fuentes...

—Si ese es el caso, entonces no tiene sentido preocuparse por eso, huh.

—¿Verdad? De todas formas, parece seguro por ahora. No te preocupes, sólo quédate quieto.



Comentarios

  1. Espere todo el día para este momento.

    ResponderBorrar
  2. Excelente, gracias por la traducción, lo voy a disfrutar ya quiero ver a esos idiotas liarla a lo grande

    ResponderBorrar
  3. A la mierda el ir a dormir, gracias por la excelente traducción compa,

    Pobres idiotas de esos nobles que atacarán esa caravana

    ResponderBorrar
  4. A la mierda el ir a dormir, gracias por la excelente traducción compa,

    Pobres idiotas de esos nobles que atacarán esa caravana

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Todos queremos que los incrédulos vean lo temible del Supremo Huesitos, verdaderamente no tenemos otra opción más que admirar la profundidad de los pensamientos de aquel que guió a los 41 Seres Supremos. Bueno, ya sabemos que no importa como acabe esta pequeña batalla, habra casus belli.

      Borrar
  5. Me iba a dormir y se me ocurre porsiacaso dar un último F5 y ahí está un capítulo xdgracias

    ResponderBorrar
  6. Gracias x la traducción

    ResponderBorrar
  7. Gracias por la traducción :)

    ResponderBorrar
  8. gracias por la traducion q lokura lo q les espera a los tontos

    ResponderBorrar
  9. que delicia leer un poco más antes de irme a dormir, parece que el siguiente fragmento estará de lujo

    ResponderBorrar
  10. No hay nada mejor que despertar y leer más de overlord. Gracias por tu trabajo

    ResponderBorrar
  11. Arrgh tanto preludio


    Gracias por su trabajo

    ResponderBorrar
  12. Estos compás ya están muertos, nomas no les han avisado

    ResponderBorrar
  13. Muchas gracias por los avances en la traducción papu

    ResponderBorrar
  14. alguien encontro la parte 5 en ingles para leerla ?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No va a haber traducciones por partde Hitori hasta el viernes o sabado, es lo malo de que espanipon no traduce las anotaciones de Hitori, si no ya sabrias eso...

      Borrar
  15. amigo philip es el pibe mas inteligente del universo

    ResponderBorrar
  16. Poco a poco van tomando sus posiciones las piezas en el tablero para su confrontación final. Aunque el resultado es obvio.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Lo dudo aumque son siperadis en número los mercenarios son superioes a los 3 idiotas y sus seguidores😇😇😇

      Borrar
    2. Quizas la estrategia es dejar que se leven la mercancia.
      Ainz o Demiurge pueden haberlo hecho a proposito para tener Casus Belli !!!!

      Borrar
  17. Pregunta. Cuando sale la siguiente parte? No presionó ni nada salo pregunto.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cuando el traductor tenga tiempo, ten paciencia lo bueno tarda.

      Borrar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

OVERLORD, VOLUMEN 14, La bruja del Reino caido

Sinopsis Un transporte del Reino hechicero ha sido ataco por los nobles del reino de Re-Estize. ¿Acaso fue una casualidad o se trata de un plan enemigo? Por esta razón, Nazarick decide que el Reino ha elegido luchar de frente en contra del Reino Hechicero. El príncipe Zanack, Blue Rose y Brain se encuentran en el reino de Re-Estize, aun catatónicos debido a la masacre ocurrida  en la llanura de Kazze y ahora con la amenaza de guerra en contra del mismo enemigo, todos se encuentran desesperados ante la perspectiva de luchar una guerra sin posibilidades de victoria. El reino está al borde del colapso y solo un milagro podría salvarlos.  Tabla de Contenido Prologo Parte 1 Parte 2 Parte 3 Capítulo 1: Un movimiento inesperado Parte 1-2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Parte 6 Parte 7 Parte 8 Capítulo 2: El principio del fin Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Parte 6 Parte 7 Parte 8 Parte 9 Capítulo 3: El último rey Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 P

DanMachi Volumen 11 en Español

Sinopsis Después de salvar a la joven dragona Wiene, el nombre de Bell se ha convertido en sinónimo de "codicioso", "despreciable" y "traidor". Él y su familia han perdido completamente la confianza y el respeto de todos los que viven en Orario. No hay tiempo para que sienta pena cuando sus nuevos amigos monstruos, los Xenos, necesitan su ayuda para volver a casa. Pero ahora que el mayor obstáculo en su camino es la Familia Loki, ¿tiene Bell lo que hace falta para levantar el puño contra su amado ídolo, la Princesa de la Espada Aiz Wallenstein?

Overlord, Volumen 14, Capitulo 1, Parte 1, Parte 2

Un movimiento inesperado Un gran sorbo de cerveza fresca se tomó, de una taza que estaba casi desbordada. Esta solía ser una bebida que no tenía oportunidad de obtener en su pasado, pero hoy en día el sabor de la bebida de primera clase que fluía por su garganta le resultaba muy familiar.