Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 14, Capitulo 2, Parte 1


En la capital del Reino de Re-Estize, en el Palacio de Valencia.

Una de las habitaciones tenía una especie de calor típico producido por el número de personas reunidas en su interior. Aunque ese número no era alto en absoluto, la sala tampoco era espaciosa. El punto era que la gente en esa habitación estaba tan seria y ocupada con sus tareas que habían empezado a subir la temperatura de la habitación poco a poco.

En el centro de la sala había una mesa de reuniones rectangular y situada en el asiento más importante de la sala estaba Rampossa III. A su derecha estaba sentado el segundo príncipe, Zanac, y el resto de los asientos habían sido ocupados por los cortesanos y ministros del Reino. Debido al hecho de que todos ellos eran de edad avanzada, si se echaba un vistazo a la sala, todo lo que se veía eran cabellos blancos sobre cabezas blancas y brillantes calvas.

Si esta fuera una situación normal, todos, excepto el rey, se habrían levantado para presentar sus respetos y luego iniciar adecuadamente la reunión - este era el protocolo después de todo - pero eso no era lo que había sucedido. Cada uno de ellos tenía una taza de té delante de ellos, lo que significaba la potencial prolongación de esta reunión.

Después de confirmar que todos habían recibido los materiales que habían preparado, Zanac dijo en voz alta,

—Comencemos la reunión del tribunal entonces. El tema de esta reunión será la declaración de guerra que hemos recibido del Reino Hechicero." 

Había usado un término tan intenso como "declaración de guerra" con la esperanza de que todo el mundo tratara esta reunión con la gravedad que se merece.

La verdad era que el ministro del interior de pelo blanco, que tenía más o menos la edad de su padre, tenía la expresión más desagradable de todas. Parecía que estaba profundamente preocupado por la situación de emergencia.

Zanac echó una mirada sigilosa al lado de la cara de su padre. Lo que más le preocupaba era el juicio de su padre. ¿Su padre aún era capaz de comprender plenamente lo peligrosa que podía ser esta situación y tomar las medidas adecuadas contra ella?

(Probablemente tiene algunos rencores contra el Rey Hechicero que había matado a "ese tipo"...)

Había oído que después de que su padre recibió la noticia de la muerte del Capitán Guerrero Gazef Stronoff, se estremeció hasta la médula y no podía pensar con claridad. Después de que le explicaran que la resurrección no era posible, se enfureció como nunca antes se había visto. Zanac fue testigo de todo ello ya que estaba allí con su padre cuando ocurrió.

Desde entonces, su padre parecía haber envejecido de manera significativa. Había perdido toda la motivación y estaba tan inerte como un maniquí construido de carne y hueso.

¿Sería capaz su padre, que había quedado tan traumatizado, de juzgar con calma a su enemigo jurado, el Reino Hechicero?

(Dependerá de mí entonces...)

Zanac se sintió incómodo y echó un vistazo a los ministros.

El tema de esta reunión fue algo que les entregó hace días un enviado del Reino Hechicero, un documento oficial que llevaba el sello real del Reino Hechicero. El contenido del documento decía: "Un convoy de grano destinado a servir como ayuda humanitaria del Reino Hechicero al Reino Santo fue tomado por la fuerza por un ciudadano del Reino. Consideramos que es una acción hostil contra el Reino Hechicero y declaramos la guerra a su país".

El documento también llevaba los sellos de otros países que aprobaban las acciones del Reino Hechicero.

A partir de ahora, el enviado se había quedado en la capital, esperando a que le devolvieran la carta de respuesta del Reino. Dado que se trataba de una comunicación oficial entre países a través de documentos, no habría sido inusual dar a la otra parte una o dos semanas para responder. Incluso entonces, para que lleguen a un consenso sobre una respuesta, terminen sus preparativos, completen las investigaciones, etc., probablemente les llevaría más tiempo del que tienen a mano, incluso si se apresuraran en cada proceso.

—Lo siento mucho, pero debido a que tuvimos que investigar dos de los seis sellos del documento del enviado, nos ha llevado bastante tiempo.

El que había bajado la cabeza era el ministro de asuntos exteriores, que también era el ministro de sellos y estaba a cargo de la investigación sobre los sellos que aprobaban la decisión del Reino Hechicero.

—De los que estábamos seguros antes, eran los sellos del Reino Hechicero, el Imperio, el Reino Draconiano y el Reino Santo, ¿correcto?

El Ministro de Asuntos Exteriores asintió con la cabeza en respuesta a la pregunta del Ministro de Finanzas.

—Eso es correcto. De los dos restantes, uno de ellos es de la Nación Enana. Aunque habíamos identificado el diseño como enano, el sello todavía tenía algunas variaciones en comparación con los documentos que tenemos de ellos de hace dos siglos. Después de recibir la ayuda de Re-Blumrusher con la investigación, encontramos un sello similar, así que juzgamos que era probablemente un remake del original después de cierta era. El otro sello, el que estaba junto al del Reino Santo, parece ser el sello de la que llaman la 'Sin Rostro'.

—¿Pusieron el sello de un individuo junto a los sellos de estado?

El Ministro de Asuntos Militares estaba totalmente incrédulo.

Era el más joven de los ministros. Tanto él como Zanac reducían bastante la edad media de la sala. Dicho esto, ya tenía más de 40 años.

Su apariencia no le hacía justicia a su rango de ministro de asuntos militares; era flaco, débil y tenía una cara que sugería que era neurótico. Parecía más un personal financiero que militar.

Su relación con Gazef no había sido muy buena —o más bien, había hecho alarde deliberadamente de su antipatía por él— por lo que no era muy dependiente de Rampossa y se ausentaba de las reuniones del tribunal con bastante frecuencia. La falta de contacto entre ellos hizo que Zanac no fuera consciente de sus capacidades.

Sin embargo, como el Marqués Raeven había alabado sus habilidades, debería ser alguien que pudiera ganarse su sustento como mínimo. No importa cómo fuera como persona, debería ser competente, ¿verdad? No, si no fuera al menos competente no habría llegado a ser ministro.

—Parece que el Ministro de Asuntos Militares no está muy familiarizado con este asunto. Normalmente, cuando el Reino Santo aplica su sello nacional en un documento, su alta sacerdotisa también estamparía el sello de su templo. Esto debe ser algo similar a eso.

—...Así que están tratando de enviar el mensaje de que la ''Sin Rostro'' ya ha sobrepasado la autoridad de sus instituciones religiosas, o que tiene autoridad sobre la de sus instituciones religiosas actuales?

—Vuestro servidor cree que ese es el caso, Majestad. El documento que recibimos para la actual coronación del Santo Rey aún tenía el sello de su templo, por lo que parece que había comenzado a consolidar rápidamente el poder justo después de ese evento. Así que, aunque nunca habíamos visto el sello de esta ''Sin Rostro'' y no podíamos confirmar su validez, ya que estaba estampado junto al sello nacional del Santo Reino, sólo podíamos suponer que ese era el caso.

—Aparte del Consejo de Estado y la Teocracia, la mayoría de los países han aprobado y se han unido a los condenatorios del Reino Hechicero. Incluso si esto es un engaño del Reino Hechicero, ahora se considera como verdad." 

—Sí, su Majestad.

Su padre dejó salir un suspiro cansado.

—¿El Reino Draconico también ha doblado sus rodillas ante el Reino Hechicero?

—No podemos estar seguros, Majestad, porque aún no hemos recibido información sobre lo que pasó en el Reino Dracónico. Tal vez han sido presa de algunas palabras amenazantes o tal vez simplemente sintieron que había más que ganar poniéndose del lado del Reino Hechicero que del nuestro.

El Reino Dragónico probablemente sólo estaba respaldando las acciones del Reino Hechicero y no estaba participando en la guerra en sí.

—¿Es así? Entiendo, ministro de asuntos exteriores. Gracias por su duro trabajo. Ahora bien... ministro del interior, ¿cuántos nobles del Reino creen en el contenido de este documento?

—Sí. Aunque no estamos muy seguros de la totalidad del Reino, cerca de siete décimas partes de los que están en la corte creen que esto es una estratagema del reino hechicero. Alrededor de una décima parte de nosotros cree que fue hecho por bandidos, esa parte del campesinado que sería lo suficientemente tosca y tonta para hacer tal cosa. Las dos décimas restantes creen que esto podría ser la conspiración de una tercera nación.

—Hmm, si se tratara de un complot, su objetivo sería muy probablemente debilitar el Reino y el Reino Hechicero o simplemente interrumpir la paz entre el Reino Hechicero y el Reino. Si ese fuera el caso, tiene que ser el Consejo de Estado y la Teocracia.

—Su Majestad, creo que esa conclusión es demasiado precipitada. También existe la posibilidad de que el Imperio esté planeando anular su estatus de estado vasallo. Después de todo, si se tratara de los caballeros del Imperio, probablemente podrían fácilmente cargar y abrumar un convoy.

—Eso no sería posible. El incidente ocurrió en suelo del Reino. ¿No revelaron nuestras investigaciones que había decenas de hombres? Aunque fuera el Imperio o el Consejo de Estado y la Teocracia, no habría manera de que pudieran traer tantos soldados a nuestro suelo a nuestras espaldas. O tal vez, tenían ayuda desde dentro. Tal vez habían contratado bandidos dentro del Reino, los mercenarios también serían una opción - los detalles no importan, lo que importa es que nosotros como nación hemos cometido un error.

El Ministro de Asuntos Militares afirmó que era imposible que se tratara de un complot ejecutado por soldados extranjeros al Reino.

Todos sabían lo duro que había trabajado para mantener el orden público que casi se había derrumbado dentro del Reino después de esa batalla. Había demostrado su aptitud a través de la adversidad, tal vez por eso confiaba tanto en su propio juicio.

—Habría sido difícil con los bandidos, pero aún espero que podamos absorber algunos mercenarios en nuestras filas, pero simplemente no tenemos el capital para hacerlo.

—¿Está diciendo que nuestras finanzas no están en orden?

—No dije eso en absoluto.

—Pero lo insinuaste...

—Ministro de Finanzas, Ministro de Asuntos Militares, por favor, dejen de discutir. No tenemos tiempo para eso.

Los dos bajaron sus cabezas al oír hablar al rey.

El Ministro de Asuntos Militares continuó hablando en una sala ahora silenciosa.

—Pero, no tengo ninguna duda de que esto es una especie de complot de alguien. Tengo el testimonio de los guardias de las puertas de que la caravana llevaba la bandera del Reino Hechicero y tenía una seguridad impresionante cuando salieron de la capital.

La mayoría de la gente del Reino sabía de la masacre que el Reino Hechicero había cometido en las llanuras de Katze, así que nadie dentro del Reino se atrevería a provocar un país tan aterrador.

Si tuvieran que deducir quién estaba detrás de todo esto, sólo había un país que marcaba todas las casillas.

—El Reino Hechicero.

Todo tuvo sentido una vez que lo consideraron como una trama auto-orquestada y auto-ejecutada.

Probablemente habían ordenado a la caravana que quemara o se deshiciera de su carga - o tal vez simplemente no cargaron esos vagones en primer lugar - e inventaron la excusa de que fueron atacados por alguna entidad inexistente. Era difícil imaginar una explicación más plausible.

—Zanac, aunque no ha pasado mucho tiempo, ¿cuánto has progresado en tus investigaciones?

—En realidad... tu hijo ya ha descubierto quién fue el que empezó este incidente.

Todos los cortesanos tenían expresiones de asombro.

—...Es sólo que, esto es un poco complicado. Tengo dudas de que se trate de una conspiración precisamente porque es muy fácil encontrar al culpable. ¿Sería tan amable de darme un poco más de tiempo?

—Por supuesto, tenemos que investigar los detalles exactos de este incidente, pero dada la situación cualquier cantidad de información sería útil. ¿Puedes informar sobre lo que has averiguado, de lo que estás absolutamente seguro?

—Como desees, mi rey. De lo que estamos seguros, es que entre los criminales en cuestión se encuentra el conocido como Barón Philip Dayton L'Eyre Montserrat y sus siervos.

Los cortesanos comenzaron a hablar, "¿Montserrat? "¿Has oído hablar de ese nombre? "¿Un barón y sus siervos atacaron el convoy? "¿Intentaban vengar a alguien que murió en la batalla? "¿Quizás es uno de esos que no piensa mucho en sus acciones? "Las emociones pueden llevar a uno a hacer estragos inesperados, ¿no es así?

En medio de todo esto, el que habló fue el ministro de justicia, que parecía estar bastante enfadado,

—Su Majestad, esto... esto tiene que ser un esquema del Reino Hechicero, ¿correcto? Su sirviente no puede entender por qué un noble del Reino podría planear algo así.

—Estoy de acuerdo. ¿No es el Reino Hechicero un país que usaría despreocupadamente el hechizo [Encantar Persona] en sus cortes? Es muy posible que no les importe usar métodos igualmente sórdidos a nivel nacional. Por ejemplo, ¿Qué tal si ese barón estaba siendo controlado usando [Encantar Persona]?

La frase "ya veo" se podía oír por toda la habitación. Zanac no pudo evitar sentir pesar por filtrar esa información después de oír las acusaciones que el ministro hizo en la segunda mitad de la retórica.

—Si ese es el caso, necesitamos ofrecer protección a ese barón lo antes posible. Aunque no estoy muy versado en el tema, he oído que el hechizo llamado [Encantar Persona] deja a la víctima con el recuerdo de lo que pasó cuando el hechizo fue lanzado sobre ellos. Por lo tanto, no permanecería en silencio.

Zanac no era tan experto en magia como el ministro, así que había cometido un error de novato.

—Convoca a ese barón. Investiguen lo que ha pasado. Al mismo tiempo, protégelo.

—Mi rey —Zanac no quiso decirlo, pero después de ponerse firme dijo— después de que averigüemos lo que ha pasado, ¿podríamos ofrecer la cabeza de ese barón como una disculpa al Reino Hechicero?

—¿De qué estás hablando?

La mirada de su padre era tan aguda que parecía que le atravesaba. Incluso cuando se redujo a un viejo flaco, el hombre que había llevado el título de rey durante más tiempo todavía tenía un aura digna de alabanza.

(Dudo que tenga el mismo nivel de majestuosidad, pero no me echaré atrás tan fácilmente.)

Aunque esto fuera un plan del Reino Hechicero, ¿realmente valía la pena luchar una batalla en el campo de batalla que el enemigo había preparado especialmente para sí mismo? Le aterrorizaba la perspectiva de que estuvieran discutiendo continuamente sobre si "es un plan" o "no es un plan" hasta el punto en que se involucraran en una guerra a gran escala.

En lugar de esperar a que las cosas lleguen a ese punto, sería mejor renunciar a la cabeza del noble que había empezado todo más pronto que tarde y esperar que eso desescalara la situación.

Sería absolutamente tonto luchar contra un oponente que ya ha demostrado sus poderes superiores en su batalla anterior. Si una guerra tuviera que ocurrir, le era difícil imaginar que los nobles que sabían de esa tragedia aún enviarían sus impuestos. 

Incluso si estaban dispuestos a enviar sus propios soldados, sólo se pondrían en peligro a sí mismos.

—Mi rey, creo que deberíamos evitar una guerra con el Reino Hechicero.

—Y así estarías dispuesto a ofrecer un noble inocente como sacrificio? ¿Es eso algo que el heredero del trono debería decir? Hijo mío, piensa antes de hablar.

Zanac se lamió los labios y respondió,

—Mi respuesta sigue siendo la misma independientemente de lo que digan los demás. Creo que es imperativo que evitemos una gran pérdida de vidas con un pequeño sacrificio.

—Si hiciéramos eso, ¿deberíamos entregar la cabeza de otro sirviente leal cada vez que el Reino Hechicero llame a nuestra puerta? ¿Entiendes esa simple lógica?

—Entiendo... pero padre debería haber visto la tragedia de las llanuras de Katze que yo no vi. ¿Aún se arriesgaría a entrar en conflicto con el Reino Hechicero con eso en mente?

Su padre suspiró y enroscó sus labios con una mueca. Zanac presionó su ventaja siguiendo con: 

—Estoy en contra de la idea. Permítanme repetirme, creo que una guerra con ese tipo de país debe evitarse a toda costa, aunque tengamos que sacrificar a un noble inocente.

Su discurso no era apropiado para el heredero del trono. Podría ser llamado débil a sus espaldas y perder la lealtad de unos pocos cortesanos por esto, pero Zanac creía que este era el único camino a través del cual el Reino sobreviviría.

—...Su Majestad. Su sirviente también apoya la propuesta de su Alteza.

El que estaba de acuerdo con él era el ministro de asuntos internos, pero estaba a punto de añadir un extra a la propuesta de Zanac,

—Su Majestad, su sirviente entiende su deseo de proteger a todos los ciudadanos. Así que, ¿qué tal si nos convertimos en un estado vasallo del Reino Hechicero?

Los cortesanos comenzaron a gritar "¡¿De qué estás hablando?!, "¿Has perdido tu sentido del honor?”, y así al escuchar lo que el ministro de asuntos internos tenía que decir. El ministro los ignoró a todos con la mirada fija en el padre de Zanac.

 Ante una sugerencia que había tildado al sugerente de traidor, su padre poco a poco soltó una sonrisa.

—Eso, sobre todo no puedo hacerlo. Sería como traicionar la lealtad de generaciones de personas que han servido a este Reino. ¿Cómo podremos enfrentarnos a ellos entonces? Me disculpo contigo, conde. Gracias por tu sugerencia.

—Su sirviente no merece una disculpa.

Zanac vio que se comunicaban a un nivel muy profundo a través de sus miradas.

¿Él sería capaz de tener cortesanos tan leales?

Su padre era un hombre misericordioso, pero nada más. No... quizás fue por eso que gente con talento estaba dispuesta a servirle. Su padre era excepcionalmente talentoso para reclutar gente más talentosa que él, como el Capitán Guerrero Gazef Stronoff.

Zanac sentía que era mejor que él se convirtiera en rey en lugar de su hermano, que era más probable que se convirtiera en una marioneta de los Ocho Dedos o de la Facción Noble y condenara al país al fracaso. Por eso había trabajado junto con el Marqués Raeven para convertirse en rey o en un poderoso gran duque para preparar el futuro.

Pero ahora, Zanac no podía evitar sentirse inadecuado comparado con el genio de su hermana y el carisma de su padre. Incluso si se convertía en el rey, no era probable que hubiera hecho del Reino un lugar mejor.

La única cosa que podía hacer era mejorarse a sí mismo, pero no era una tarea fácil dada su edad y personalidad, además nunca quiso auto-mejorarse de todos modos. Probablemente mantendría su personalidad hasta la muerte.

—Ministro de Asuntos Militares, quiero proponer una hipótesis. ¿Qué podríamos hacer para ganar una guerra contra el Reino Hechicero?

—¿Podríamos formar una alianza con otro país antes de eso? ¿Debemos enfrentarlos solos?

Zanac, Rampossa III y el ministro de asuntos exteriores intercambiaron miradas. Zanac, como su representante, respondió con,

—No hemos tenido éxito en forjar una alianza con el Consejo de Estados. Habíamos comenzado las negociaciones con ellos hace tiempo, justo después de que la batalla había terminado. No fuimos capaces de formar una alianza agradable en aquel entonces. Si supieran que nuestra relación con el Reino Hechicero ha empeorado, la posibilidad de rechazo sólo aumentaría.

—¿Es así... entonces su Majestad, aunque esta pregunta puede estar fuera de lugar. ¿Cuál consideraría usted como la condición de la victoria de esta guerra? ¿Tenemos que ahuyentar al enemigo en la batalla? ¿O tenemos que matar, o mejor dicho, destruir al Rey Hechicero? Si es lo último, no creo que tengamos ninguna posibilidad de victoria.

—... Ministro de Asuntos Militares, ese no sería el caso. ¿Y si sólo tuviéramos que obligar al enemigo a retirar sus fuerzas?

—Déjeme pensarlo... —el ministro de la milicia inclinó su cabeza mientras contemplaba. Se le ocurrió la respuesta— la suerte tendría que estar de nuestro lado, pero si marchamos un ejército a lo largo del camino y ocupamos E-Rantel mientras sus tropas siguen marchando desde E-Rantel hacia nuestra capital, podríamos tener la oportunidad de cambiar el rumbo de la batalla.

—¿Tendríamos que atravesar sus tres capas de fortificaciones?

—Sí, su Majestad. Sería algo que sólo podría lograrse si fuéramos capaces de escabullirnos de un ejército tan grande como podamos reunir para pasar sus defensas - por eso dije que la suerte tenía que estar de nuestro lado. Por supuesto, si el Rey Hechicero, el que fue capaz de lanzar ese aterrador hechizo sin sudar, se quedara en E-Rantel, entonces este plan sin duda fracasaría.

Otra forma de decirlo era que, si la suerte no estaba de su lado, no tenían ninguna posibilidad de victoria. Zanac no estaba seguro de que su padre entendiera todas las implicaciones de las palabras del ministro.

—Si ese fuera el caso, entonces si el Reino Hechicero nos hubiera invadido sin una declaración formal de guerra, todo habría terminado. Un ataque sorpresa nos habría hecho incapaces de reunir suficientes tropas a tiempo, en cuyo caso ni siquiera podríamos llevar a cabo el plan.

Era la tradición que las declaraciones formales de guerra se pasaran entre naciones, una especie de acuerdo o etiqueta de caballeros.

Enviar una declaración formal de guerra era enviar el mensaje de que "nuestro país respeta la etiqueta" a las otras naciones. Si no lo hacían, se les consideraba una nación bárbara, lo que habría tenido un grave impacto negativo en sus esfuerzos diplomáticos.

Entre las naciones de diferentes razas, esta tradición no se observaba a menudo. Sin embargo, incluso cuando se trataba de naciones de diferentes razas, dependía de la edad, la historia, las relaciones diplomáticas con sus países vecinos, etc.

Así que, dado este contexto, ¿cómo se comportaría una nación gobernada por no-muertos, que odia a los vivos? ¿Proporcionarían una declaración formal de guerra?

—Mi rey. Como esperaba, sólo tendríamos una mínima posibilidad de victoria si fuéramos a la guerra. Si ese es el caso, ¿no deberíamos hacer todo lo posible para evitar ese resultado, sacrificando un poco?

—¿Sacrificando un poco...?

—Sí, mi rey. Deberíamos convocar a ese barón de inmediato y someterlo a juicio. Después, le haremos responsable de sus acciones sin importar el resultado, y le cortaremos la cabeza.

—...No podemos hacer eso, Zanac. Convocar a ese barón y someterlo a juicio estaría bien, pero si fuera inocente o si pudiéramos declarar su inocencia, no haré tal cosa. Tengo un plan mejor en mente.

¿"Un plan mejor"? ¿Cual?

Su padre se calló y sacudió la cabeza.

Después de presenciar eso, Zanac concluyó que su padre probablemente estaba mintiendo. Si realmente había un plan mejor, entonces debería decirlo en voz alta. Si no lo había, probablemente mentía para cubrir el hecho de que no había pensado en una buena razón para que perdonaran a ese noble.

Zanac se sintió decepcionado por su padre y contempló lo que debía hacer a continuación.

(No importa cómo lo mire, el futuro del Reino parece sombrío... Parece que tendré que hacerlo por la fuerza.)

En primer lugar, era necesario que atribuyeran todas las responsabilidades a ese barón.

Aunque las probabilidades son escasas, ese barón puede haber sido la fuente de todos sus problemas de todos modos. En cualquier caso, si pudieran hacer que eso fuera verdad, entonces sus problemas se resolverían.

Sin embargo, Zanac no pudo pensar en una manera de culparlo de todas las responsabilidades. ¿Y si matara al barón de camino a la capital y luego le imputara las responsabilidades? Su padre no podría decir lo contrario si ese fuera el caso.

Incluso si su padre se opone al plan, siempre y cuando pudiera llevarlo a cabo por su cuenta, todo estaría bien. Había considerado si las cosas resultarían así en el momento en que se enteró del incidente. Ya había llegado a una conclusión en ese momento.

El grave crimen de usurpar el trono.

Estaba tan cerca de heredar el trono, que no tenía que hacer nada más que esperar. El número de desventajas de hacer lo que estaba a punto de hacer eran demasiadas para contarlas. La única ventaja de este plan era que resolvía el problema en cuestión.

Si ese fuera el caso, la usurpación podría ser una idea estúpida sobre el papel, pero si permitía que el status quo permaneciera como está, no habría un Reino del que se pudiera disponer pronto.

Zanac esperaba que al menos pudiera recibir la aprobación de los cortesanos presentes. También era necesario que solicitara los servicios de ese hombre a su hermana. Brain Unglaus era una parte indispensable de su plan. Si Brain estaba allí, definitivamente tendrían la ventaja en términos de fuerza.

(—ah-que frustrante! ¿Por qué tengo que planear esto en primer lugar? ¡Si el Reino Hechicero no existiera! ¡Si tan sólo ese monstruosamente poderoso no muerto no existiera!)

Si no fuera por el Reino Hechicero, si no fuera por su intervención en su batalla anual con el Imperio, aunque su hermano ya se hubiera convertido en rey, el Reino aún no se vería forzado a arrinconarse como lo ha hecho ahora.

Zanac maldijo en su corazón.

Y entonces, el sonido de los golpes de la puerta pudo ser escuchado.

Zanac tuvo una premonición.

Para interrumpir una reunión tan importante, debe ser una emergencia. Para ser honesto, la forma en que llamaban a la puerta era bastante violenta también.

Temas de tal importancia eran usualmente... no, definitivamente eran malas noticias. Esa fue la premonición de Zanac.

Zanac, como su representante, dio su aprobación para dejarlos entrar. Un caballero entró en pánico en la habitación, tal y como él esperaba.

—¡Un precursor del Reino Hechicero acaba de notificarnos que su Primer Ministro, Albedo, llegará a la capital en menos de dos horas!

En sus comunicaciones anteriores, el título de Supervisora de Guardianes no tenía mucho sentido para ellos, así que aparentemente habían cambiado su título por el de Primer Ministro fácilmente comprensible. ¿La llegada de una persona de tal calibre confirmó su aprensión?

(no, espera.)

Su premonición estaba fuera de lugar. No eran malas noticias, sino las peores.

(Entonces, ¿para qué ha venido?)

El enviado que había traído el documento oficial no estaba dentro de este palacio. Aunque quería que permaneciera en la capital, no tuvieron el coraje de dejar que un no-muerto se quedara con ellos. Por eso se estaba quedando en una mansión en la parte noble de la ciudad.

Habían colocado guardias alrededor de la mansión bajo el pretexto de protección, el perímetro estaba tan fuertemente vigilado que ni siquiera un slime podía salir sin que se dieran cuenta, pero aparentemente el enviado aún no había contactado con el Reino Hechicero.

¿Podrían haberse estado comunicando por medios mágicos? ¿O planeaban visitar el Reino aunque el enviado no hubiera regresado?

Además, no habían enviado al precursor antes de partir, sino a esta altura de su viaje. ¿Para qué?

(Dicho esto, no parece que estén aquí para declarar la guerra.)

Si estuvieran aquí para declarar la guerra, no estarían enviando a su segundo oficial más poderoso a territorios donde no estaban seguros de lo que podría pasar.

Como enviado de una nación extranjera, el Reino no se atrevería a hacerle daño —aunque podría tener esa ingenua idea. Sin embargo, desde la perspectiva de Zanac, no parecía ser el tipo de persona que se adentraba en territorios que sabía que serían peligrosos para ella.

—Concédele una audiencia. Prepara el salón del trono para una recepción apropiada inmediatamente.

—¡Sí, su Majestad!

El caballero salió de la habitación al oír las órdenes de su padre.

Normalmente, aunque un dignatario extranjero viniera a la capital, no se le concedería una audiencia con el Rey el mismo día. Pero, dada su situación actual, no podían decirle al Primer Ministro del Reino Hechicero cosas como, "se le concederá una audiencia en unos pocos días".

—Todos, me disculpo, pero, ¿pueden cambiarse a un atuendo más formal y reunirse en el salón del trono?

Al oír la petición de su rey, los cortesanos, incluyendo a Zanac, bajaron sus cabezas.




Comentarios

  1. Excelente justo lo estaba buscando :v

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es de malo pero estas traducciones son de reddit xd

      Eliminar
    2. Asbeltrion creo que se equivoco , por que puso que ya habia traducido esta parte pero dejo el link de la parte 8 capitulo 1 xd

      Eliminar
  2. Termino de leer la parte ocho del cap. 1 y veo que siguiente esta en naranja.

    Esto dibuja una sonrisa en mi rostro

    ResponderEliminar
  3. Esta pequeña parte de mi vida se llama felicidad

    ResponderEliminar
  4. Dios mío.Presiento que cosas muy satisfactorias vendrán en este capítulo .Ufff....pobre Ramposa, piensa q el barón es inocente.Sera genial cuando caiga en la desesperación al enterarse lo grandísimo estúpido que es. Me imagino al

    ResponderEliminar
  5. Cuando paso lo del reino draconiano
    O solo yo me lo perdi?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que pasó cuando pasó lo de los dragones y el dragón que "tenía 3 madres".

      Eliminar
    2. No se ha dicho nada de forma directa, pero en el intermedio del vol9 se dice que el país draconiano está bajo ataque de los hombres bestia y no tiene como defenderse, ya que la teocracia no les había mandado ayuda como era costumbre y ellos no cuentan con mucha fuerza militar por tanto pensaban solicitar ayuda del imperio, pero como el imperio se hizo vasallo del reino hechicero, seguramente el reino draconico termino rentando los no muertos del supremo para salir de su problema xD

      Eliminar
    3. Ya veo, no me acordaba de ese intermedio. Tal vez lo vuelva a leer para ver si es cierto. Gracias por hacerme ver mi error.

      Eliminar
    4. si eso seguro fue lo que ocurrió el reino draconico esta en crisis y ainz sabe como aprovechar ese tipo de problemas... seguro en proximos volumenes profundizaran ese tema

      Eliminar
  6. Uff , la emoción , gracias por la traduccion

    ResponderEliminar
  7. Esto se pone cada vez más feo para el reino.

    ResponderEliminar
  8. Zanac si tiene bolas al final , que decida deponer a su padre que esta gagá :)
    Si Raegar hubiera depuesto a Aeris II canción de fuego y hielo hubiera sido muy diferente, bueno siendo honesto Raegar estaba mas loco que su padre asi que tal ves no cambiaba nada.
    Se agradece la traducción :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, yo pensé que era un tonto por seguir con la guerra pero resultó que si piensa, el único culpable es su padre, ahora todo tiene sentido.

      Eliminar
  9. gran capitulo yo creo que todo esto fue planificado y armado por la princesa... para formar una guerra entre el reino y el reino hechicero y en medio de todo apoderarse de la corona... gracias por el capitulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes, con grandes mentes maestras en la trama uno puede pensar así, pero creo que en este caso Philips era un idiota.

      Eliminar
    2. Lamentablemente en un supuesto spoiler que me trague dice que la princesa planeo el 90% de la caida del reino y albedo y demiurge solo hacían pequeños cambios, y no planea usurpar el trono creo

      Eliminar
    3. sii es que eso es evidente el mismo titulo es spoillero la bruja es renner y uno de los cap. dice la trampa que atrapa todo... ella lo planifico todo apuesto a que cuando todo se revele sera impresionante ver como lo hizo ojala lo expliquen con detalle xD

      Eliminar
  10. Muchas gracias estimado por todo el esfuerzo traduciendo! :D

    ResponderEliminar
  11. Eso quiere decir que la loli dragona y reyna salvo a su nación con ayuda de Ainz, uff qué Bueno, solo falta saber como lo hizo.
    Ahora ya quiero ver como el reino es sometido por el Reino Hechicero y ver como todos se dan cuenta de lo estúpidos qué son, pero eso tardara otra semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO,su reino sigue igual en la mierda que antes,en Los sellos no habià ninguno del reino draconico,ellos ni apollaron ou rechazaron la declaracion de guerra basicamente porque tenian problemas muchos mas grandes a los que atender.

      Eliminar
    2. Kinriku si te fijas más arriba si dice que está el sello del Reino Draconico, ellos pusieron su sello porque esperan que en el futuro el Reino Hechicero les ayude con su problema con los hombres bestias.

      Eliminar
  12. Muchas gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  13. Gracias.! Espero con ansias la siguiente parte.!

    ResponderEliminar
  14. Cuano ainz conquistó el reino draconico?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo conquistó simplemente está del lado del Reino Hechicero para futuras ayudas para su reino.

      Eliminar
  15. gracias! voy a esperar ansioso la siguiente parte.!

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias

    Aaahh todo esto por el gran Phillip

    ResponderEliminar
  17. y aqui nadie menciona que neia baraja tiene su propio emblema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que en el futuro haya un segmento con su vista como personaje para enterarnos de que esta pasando en el norte del reino santo, como va si amistad con Delta su nueva religion y como es su sello😇😇😇

      Eliminar
  18. Muchas gracias por la traduccion, aproximadamente cada cuanto la actualizan?

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por la traducción, estaré esperando ansioso lo siguiente. :)

    ResponderEliminar
  20. todo el mundo aun chillin por la reunión de que hacer y les llega Albedo

    ResponderEliminar
  21. Que bueno que Neia está ganando importancia y ahora su club de fans incluso tiene autoridad par firmar declaraciones de Guerra xd

    ResponderEliminar
  22. muy buen capitulo. Gracias por la traduccion y estare esperando el siguiente como de costumbre.

    ResponderEliminar
  23. ¡¡A mi no me engañan Ramposa III y Gazef Stronoff estaban en una relación!! Y también estoy segura que Gazef lo engañaba al menos una vez con Unglaus
    ¡No tengo pruebas pero tampoco dudas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. espera.... que...?
      no creo que estemos leyendo lo mismo xD
      fujoshi detect xD

      Eliminar
    2. No es una mala teoria esa la verdad es que queria a gazef mas que a su hijo mayor💖💖

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

OVERLORD, VOLUMEN 14, La bruja del Reino caido

Sinopsis
Un transporte del Reino hechicero ha sido ataco por los nobles del reino de Re-Estize. ¿Acaso fue una casualidad o se trata de un plan enemigo?
Por esta razón, Nazarick decide que el Reino ha elegido luchar de frente en contra del Reino Hechicero. El príncipe Zanack, Blue Rose y Brain se encuentran en el reino de Re-Estize, aun catatónicos debido a la masacre ocurrida  en la llanura de Kazze y ahora con la amenaza de guerra en contra del mismo enemigo, todos se encuentran desesperados ante la perspectiva de luchar una guerra sin posibilidades de victoria. El reino está al borde del colapso y solo un milagro podría salvarlos. 
Tabla de Contenido

Prologo
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Capítulo 1: Un movimiento inesperado
Parte 1-2
Parte 3
Parte 4
Parte 5
Parte 6
Parte 7
Parte 8
Capítulo 2: El principio del fin
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5
Parte 6
Parte 7
Parte 8
Parte 9
Capítulo 3: El último rey
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5 Capítulo 4: Una trampa que atrapa todo Parte 1 Parte 2 Parte 3 Par…

Overlord, Volumen 14, Epilogo

Elias Brandt Dale Raeven bajó de su carruaje, solo para encontrarse estupefacto, mirando aterradoramente la escena frente a él.  
        Extendida frente a sus ojos había una montaña de escombros.

Overlord, Volumen 14, Prologo, Parte 1

La habitación de Ainz estaba situada en el noveno piso de la Gran Tumba de Nazarick. La habitación, que había sido convertida de dormitorio a oficina, estaba situada lo más cerca posible del pasillo. Dentro, su dueño no se encontraba en ninguna parte, pero se oía el débil sonido del papel que se barajaba. Junto al escritorio que Ainz utilizaba frecuentemente, había una mesa y una silla más pequeñas pero igualmente excepcionales. Sobre esta silla es donde Albedo, la guardiana supervisora de la Gran Tumba de Nazarick, se sienta para procesar los documentos que están sobre el escritorio.