Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 14, Capitulo 2, Parte 2


El salón del trono utilizado para las audiencias con emisarios (había varios salones del trono, cada uno de ellos para fines distintos) no era demasiado grande, pero prepararlo de manera que fuera lo suficientemente adecuado para los mandatarios, era un compromiso que tardaba bastante tiempo. Sin embargo, como el guía que habían enviado era bastante lento —no se trataba de un movimiento deliberado por su parte para ganar más tiempo— tuvieron el tiempo justo para preparar la sala y reunir a los nobles que ahora estaban vestidos con atuendos ceremoniales antes de que llegara la primer ministro del Reino Hechicero, Albedo.

El olor de las flores recién cortadas comenzó a impregnar la habitación.

Para Zanac, todo olía a hierba, pero Renner probablemente diría: "Onii-sama probablemente sólo tiene la nariz tapada" o algo similar.

Sentía que las flores frescas eran innecesarias dado que todos llevaban algún tipo de perfume, pero entendía que había una cierta belleza en la vista de las flores florecientes. Pero si ese era el caso, ¿por qué no podían usar flores falsas? Bueno, ya que no había ningún precedente de eso, el uso de flores falsas podría dar a los emisarios la impresión equivocada de que no eran bienvenidos allí, eso sería problemático.

Todas las razas tenían actos de etiqueta comparables, pero la misma acción podía ser interpretada de manera diferente por las diferentes razas. Entonces, ¿cómo manejaba el Consejo de Estados, que albergaba varias razas no humanas, este asunto?

La razón por la que este pensamiento le vino a la mente de la nada fue por los cuernos y las alas que llevaba encima la Primer Ministro del Reino Hechicero, Albedo, que acababa de entrar.

Como Primer Ministro del Reino Hechicero, la seductora belleza tenía un aire oscuro de encanto a su alrededor, inalterado desde la última vez que la había visto. Su belleza era tal que casi podía hacerles olvidar que ella era una alta funcionaria del despreciable Reino Hechicero. No estaba seguro de saber si ella era más que una cara bonita, pero era lo suficientemente cautivadora para que los países entraran en guerra por ella.

Esa era la Primer Ministro del Reino Hechicero, Albedo.
El sonido de los hombres que se habían enamorado al instante se podía oír en toda la habitación, el sonido que hacían al suspirar, "ooooh". Los nobles que habían hecho esos sonidos eran también obvios en sus ojos extasiados. 

La belleza que fue capaz de mantenerlos cautivos al instante, poco a poco dejó salir una sonrisa como la de una madre cariñosa. Quizás nadie más en este mundo podría producir una sonrisa tan encantadora.

Aunque la hermana de Zanac también era considerada una belleza, él pensaba que la belleza de Albedo podía incluso eclipsar la suya. 

El único aspecto extraño de ella era su vestido.

Si estaban en un baile, nada sería más apropiado que ese vestido de color melocotón claro, pero dada su situación actual, no era nada apropiado.

No podía llevarlo por error. Tenía que ser a propósito. ¿Cuál es el significado oculto detrás de todo esto?

Zanac no tenía idea de lo que implicaban los diferentes tipos de vestidos que usaban las mujeres. Tal vez su hermana podría averiguarlo, pero no era exactamente normal comparada con las otras mujeres de la aristocracia. Dicho esto, su decisión de no gastar demasiado en sí misma por desinterés en acicalarse se había ganado el respeto de Zanac.

Zanac le robó una mirada a su hermana.

No llevaba su vestido habitual, sino el que había usado para las ceremonias. No podía llevar la misma ropa que la última vez que recibieron a Albedo, ¿verdad?

Aunque quería decirle a Renner que no se pusiera esa ropa porque la gente la despreciaría, su vestido no era demasiado fuera de lo normal comparado con el que llevaba Albedo.

Algunos de los cortesanos también habían notado que Renner llevaba el mismo vestido que la última vez y tenían expresiones molestas, pero esas expresiones sólo afloraron un momento antes de amainar. 

—Cuánto tiempo sin verla, Albedo-kakka.

Al oír la voz de Rampossa, los nobles que habían sido cautivados por la belleza de Albedo finalmente volvieron a la realidad.

—Para nada, es mi culpa por no haber visitado a Su Majestad en tanto tiempo.

Albedo respondió con una voz llamativa que se ajustaba a su apariencia. Su espalda permaneció recta y la posición vertical de su cabeza no cambió, como lo había hecho la última vez. Esto contrastaba directamente con su gentil comportamiento, dejaba claro que creía que los humanos eran demasiado insignificantes como para inclinarse ante ellos.

—No parece que hayas cambiado mucho, es un alivio.

—Lo mismo para usted, Su Majestad.

La forma en que los dos sonreían y se miraban podía hacer creer que era sólo una cálida reunión de amigos, y nada más.

—Parece que estás muy ocupada, así que seré directo, ¿por qué has venido hoy aquí?

—En efecto. Estoy aquí en relación con nuestro asunto anterior; que es como la caravana de grano de mi país, que pretendía ser una ayuda humanitaria al Reino Santo, fue robada por uno de los suyos.

Aunque no era un asunto de risa, la sonrisa de Albedo se mantuvo firme desde antes.

En contraste, su padre se había levantado de su trono para decir,
—Ya veo, estás aquí por eso. Entonces permítame en primer lugar, disculparme por las acciones de mis ciudadanos.

Su padre bajó la cabeza y se inclinó profundamente. El rey de un reino estaba aceptando las palabras de la otra parte en sentido literal. En la diplomacia, eso era algo que no debería haberse hecho por ninguna razón. En el mundo de la diplomacia, donde ni siquiera los astutos estaban a salvo del engaño, confirmar las faltas de un país era un gran error.

No importaba el hecho de que no era prudente que el jefe de estado se disculpara directamente por algo, porque eso sería como si todo el país admitiera su culpa.

Hacerlo sería condenar a su país a todos los caprichos del Reino Hechicero. No...

(Considerando que estamos tratando de evitar una guerra total, esta podría no haber sido la peor idea. Pero si el Reino Hechicero fuera a exigir la cabeza de ese noble ahora, ¿no estamos obligados a hacerlo?)

No podía imaginar que las cosas saldrían así, dado lo que su padre había dicho antes. Si tenía la intención de rechazar las demandas del Reino Hechicero en este momento, el que debía disculparse debía ser alguien como Zanac en lugar de él. Después de todo, la diferencia entre el peso de las palabras de un jefe de estado y las de su hijo eran mundos aparte.

Pero justo cuando el pensamiento de Zanac llegó a ese punto, las siguientes palabras de su padre lo dejaron sin palabras.

—Ahora bien... ¿la ofrenda de mi propia cabeza permitiría al Reino recibir el perdón del Reino Hechicero?

En el momento en que esas palabras salieron de la boca de su padre, se sintió como si toda la habitación se hubiera congelado.

Después de que su conmoción disminuyera, Zanac no pudo evitar sentir vergüenza de sí mismo desde el fondo de su corazón.

Esta fue sin duda, la carta de triunfo de su padre.

Aunque la escala de un incidente afectaría la respuesta, si el regalo del arrepentimiento era el jefe de estado, la otra parte tenía que aceptarlo sin importar quiénes fueran, ¿verdad? No, si tuvieran que hacer otras peticiones más allá de las ofrecidas, su falta de magnanimidad seguramente atraería condenas de todos.  

Su padre no se consideró desafortunado por tener que ofrecer su vida, no porque quisiera morir, sino porque sacrificarse por el propio Reino era el deber de todo rey.

Su padre era un verdadero rey.

Aunque era un hecho que la debilidad de su padre estaba en la forma en que había tratado los asuntos, parece que Zanac había subestimado a su padre durante mucho tiempo.

—Por supuesto, el Reino se hará cargo de la pérdida de grano del Reino Hechicero, incluso podríamos reembolsar el doble de la cantidad de grano si lo desea. Eso es además de la oferta de mi cabeza. ¿Cuál es su opinión sobre esta oferta? Albedo-kakka.

—Hmph...

La expresión facial de Albedo se hizo pesada. Aunque seguía siendo una belleza sonriente, era extrañamente aterradora.

—...Hehehe, parece que has hecho una predicción ligeramente equivocada, Ramposa Tercero

Albedo desplazó su mirada, aparentemente hacia su hermana.

—¿Fue porque perdiste a ese hombre? ¿O fue por otra cosa? ¿Acaso descubrió la brillantez... —Albedo miró entonces a Zanac— de su hijo, y decidió cambiar de opinión?

—No creo que haya cambiado de opinión...

—Oh, pero lo hiciste. Si esto fuera el pasado, no habrías tomado esta decisión... tal vez fue una combinación de una multitud de factores lo que te influenció, pero tu base como persona no ha cambiado mucho... Lo que sea, eso no importa. En cualquier caso, no cambiaremos nuestras políticas en este asunto.

Debido a lo repentino y peculiar que fue el cambio de aura de Albedo, nadie lo notó al principio. Había olvidado por completo la etiqueta que se espera de un enviado durante una audiencia con un jefe de estado. Incluso si era extranjera, no era una actitud aceptable para mostrar hacia un rey que dirigía activamente su nación. Sorprendentemente, esta actitud de ella se sintió más natural para Zanac, tal vez porque la diferencia de poder entre el Rey del Reino y la Primer Ministro del Reino Hechicero estaba desigual para empezar.

Humano y demonio.

Desde esa perspectiva, su actitud se sentía la más natural.

Tal vez fue por eso. Había una presión invisible que emanaba de Albedo que impedía que todos expresaran su disgusto.

Eso fue sólo temporal, ya que la demonio rápidamente se volvió a poner su ropa de oveja, la enviada del Reino Hechicero.

Albedo observó a los cortesanos que estaban de pie en lados opuestos del pasillo y proclamó en voz alta,

—Esta es una declaración formal de guerra del Reino Hechicero. ¡Desplegaremos nuestras tropas en un mes a partir de este día al mediodía! Sin embargo, si marchan tropas hacia E-Rantel —para cruzar las fronteras del Reino Hechicero, entonces ya no seguiremos esa línea de tiempo.

—¡Por favor, espere!

—No tengo intención de demorarme más. Muy bien, con eso mi trabajo aquí está hecho. Lo último que quería transmitirle a Su Majestad era...

—Planeaste para que las cosas salieran así todo el tiempo, ¡¿no es así?!

Dijo un cortesano lleno de rabia. Albedo entrecerró los ojos hacia él. El mensaje transmitido a través de esos ojos era probablemente una amenaza. 

—Te atreves a interrumpir el mensaje de Su Majestad el Rey Hechicero, humano. ¿No puedes esperar a morir dentro de un mes?

Los colores se drenaron instantáneamente del cortesano que había hablado, aunque Albedo no había levantado la voz por mucho y no había hecho nada inusual. Aun así, las expresiones del cortesano, que antes había sido amenazado por algún señor feudal con soldados, cambiaron dramáticamente debido a la mirada de una belleza.

—...Hmph. Ahora entonces, permítanme transmitirles el mensaje de Su Majestad el Rey Hechicero. "No tengo intención de usar mi gran magia como lo hice la última vez, por lo tanto, disfrutemos del proceso. Eso es todo. —Después de decirlo, Albedo tenía una expresión confusa en ella por primera vez.— Aunque diga que era un plan que habíamos planeado, para ser completamente honesta, lo que ha  ocurrido esta completamente fuera de nuestras expectativas. También tenemos curiosidad sobre como las cosas terminaron de esta manera.

Albedo parecía decir la verdad a juzgar por su expresión y su voz, uno no creería que estaba mintiendo. Por supuesto, la posibilidad de que todo esto fuera un acto también era increíblemente alta.

—Si desea tratar este incidente como un plan de nuestra nación, por mí está bien. La historia está escrita por los vencedores. Todas sus falsas acusaciones serán borradas pronto.

Zanac entendió la postura que el Reino Hechicero había adoptado para este incidente.

La idea de que podían evitar una guerra era inútil.

El Reino Hechicero no buscaba expandir sus territorios a través de la conquista, sino más bien la destrucción completa del Reino. Era seguro decir que la guerra era inevitable. En un mes, los no muertos del Reino Hechicero seguramente marcharán hacia las fronteras del Reino.

—No hay necesidad de escoltarme, no deseo ocupar más de su precioso y limitado tiempo.

Después de que Albedo mostrara la actitud que les decía que había dicho todo lo que quería, les dio la espalda al resto y salió por la puerta.

¿Fue realmente ventajoso para el Reino dejarla ir sin ponerle las manos encima en absoluto?

Si mataran a esta mujer que ocupaba el cargo de Primer Ministro, ¿colapsaría temporalmente la política del Reino Hechicero en un caos y les haría incapaces de empezar una guerra?

Sin embargo, una mirada a la espalda de su digna figura lo hizo dudar. 

Mientras Zanac ponderaba las posibilidades, nadie se atrevió a impedir que Albedo saliera de la sala.

Las puertas gigantes se cerraron justo cuando la silueta de Albedo desapareció por el lado del marco de la puerta. Fue entonces cuando Zanac le dijo a su padre,

—¿Qué debemos hacer? Si la perseguimos...

—No hagas nada de eso. Si hiciéramos algo como matar al enviado de otra nación, la culpa de toda esta situación recaería sobre nuestros hombros. Entonces ninguna otra nación vendría nunca en nuestra ayuda.

Su padre respondió con una voz débil mientras ponía su mano en su frente, como si le doliera la cabeza. Zanac sintió como si su padre hubiera envejecido rápidamente en comparación con hace unos momentos.

—Su Majestad. Su sirviente desea difundir la noticia de que ha ofrecido su cabeza como regalo de arrepentimiento a todas las naciones.

—...Sí, le dejaré eso a usted, Ministro de Asuntos Exteriores. Si lo hiciera... en el peor de los casos...

—Por favor, no hables del peor de los casos. ¿No estaremos bien mientras logremos derrotar al ejército del Rey Hechicero?

—Sí, sí. Tienes razón.

Las palabras del Ministro de Asuntos Exteriores devolvieron algo de color al rostro de su padre, pero la sonrisa que tenía seguía estando llena de dolor.

—Zanac, Renner. Tengo algo que decirles. ¿Podrían venir a mi habitación más tarde? Me disculpo con todos los que están aquí reunidos, pero tendremos que reunirnos dentro de una hora para discutir lo que pasará en un mes.

Todos los cortesanos bajaron sus cabezas y se inclinaron.

Después de que el jefe de los guardias escoltó a su padre fuera de la habitación, Zanac y Renner se fueron juntos.

Aunque Climb y Brain esperaron fuera de la habitación como los guardias de Renner, ella les dijo que esperaran en su habitación, así que sólo fueron ellos dos, tal y como su padre había pedido.

Los dos caminaron hombro a hombro por los pasillos.

—Así que, hermana. ¿Sabes por qué padre nos ha convocado?

—Sí, creo que es por la misma razón que la que onii-sama tiene en mente ahora mismo.

—¿Es así? ¿Padre está a punto de mostrarnos los deliciosos postres que Albedo-kakka ha traído?

—¡Sí! Como se esperaba de Onii-sama, ¡creo que ese es el caso también!

Zanac miró fijamente a Renner con los ojos abiertos por un segundo, a lo que Renner respondió con una sonrisa como si nada hubiera pasado. Esta mujer es un gran dolor de cabeza.

—¿Qué planeas hacer?

—Um...

Renner colocó su dedo índice debajo de su barbilla e inclinó su cabeza hacia un lado. Zanac vio lo que estaba haciendo e intencionalmente suspiró fuertemente.

—¿Qué obtienes al hacerte la inocente delante de tu propio hermano? Ve a actuar para Climb en cambio, él es el único que es ingenuo.

—Onii-sama, eso fue muy grosero de tu parte. Intentaré esto con climb a la próxima, aunque no planeé hacerlo. ¿No es onii-sama el que debería ser preguntado sobre lo que planea hacer?

—Yo, quiero huir. Pero, eso no sería posible. El Reino Hechicero seguramente nos perseguiría.

—Estaba pensando lo mismo, ¿sabes?

Para una mujer que deseaba casarse con un hombre cuyo estatus social estaba lejos del suyo y que se había asociado intencionadamente con Zanac, esa respuesta era demasiado directa. Zanac había pensado que Renner sería del tipo que valoraría más su supervivencia y habría planeado dejar el palacio para mañana o algo así. Tal vez ella también entendió lo imposible que era para ellos escapar de las garras del Reino Hechicero, y así apagó sus deseos de hacerlo.

Zanac echó un vistazo a Renner pero no pudo expresar sus sentimientos sobre ese asunto sólo con sus expresiones.

Después de que ambos entraron en la habitación, las primeras palabras de su padre fueron como él esperaba.

—Zanac, Renner. Abandonen este lugar de inmediato. Sólo sois el príncipe y la princesa de este país, no hay necesidad de que los dos muran junto al reino.

Los dos se miraron y respondieron al unísono que...

No tenían intención de hacerlo.

La expresión de la cara de su padre era agridulce.

—¿Es así...? pero, todavía hay tiempo. Si ustedes dos cambian de opinión, díganmelo inmediatamente.

Aunque no creía que sus intenciones cambiaran, la mente de un hombre era más propensa a vacilar. 

Zanac asintió suavemente con la cabeza hacia su padre.

Renner, que estaba a su lado, hizo lo mismo.



-----------------------------------



Los niños, al ver que Brain había regresado, corrieron hacia él.

—¡Os-san, has vuelto!

—¡Os-san, os-san!

Los diez niños rodearon a Brain, nueve niños y una niña. Todos eran huérfanos. Brain había tomado a aquellos que creía que tenían algún tipo de potencial, y les permitió vivir con él, mientras los entrenaba en el arte de la esgrima.

Debido a que crecieron en un ambiente duro, comprendieron la importancia de la fuerza y fueron capaces de seguir su duro régimen de entrenamiento. Dicho esto, eran todavía niños, así que Brain todavía no estaba seguro de si podían cumplir sus expectativas. Seguramente si continuaban entrenando así, serían capaces de, como mínimo, alcanzar el nivel de Climb.

Los niños apestaban a sudor, pero no era ofensivo para Brain. Después de todo, él estaría igual después del entrenamiento, esto era una prueba de que los niños habían estado trabajando duro.

—Oy oy, chicos. ¿Habéis terminado de entrenar?

—He he...

—He practicado mucho...

—Mi mano...

Debido a que todos respondieron a la vez, era difícil entender completamente lo que trataban de decir, pero habían completado su práctica, eso sí lo entendió.

—Ahora entonces, vayan a tomar un descanso. Recuerden, les dije que los descansos también son parte del entrenamiento, ¿verdad?

Los niños estaban de acuerdo en una cacofonía de ruidos.

—Practicaré con ustedes después de un tiempo, por lo que no podrán decirme que están demasiado cansados para practicar para entonces, ¿entienden?

Los niños, una vez más, estuvieron de acuerdo en una cacofonía de ruidos.

—¡Bien! Recuerden que también deben llenarse de agua. Además, no se olviden de añadir un poco de sal porque han sudado mucho.

Algunos de los niños dijeron "Ya lo entendemos" o "Os-san es tan molesto" pero la mayoría de ellos respondieron que lo entendían.

—Bien, ahora vayan. Oh, claro. Antes de que se vayan, ¿dónde están esos dos?

El mayor del grupo, su representante, le dijo, "en el patio trasero”.

Brain respondió con un "oh", se despidió de los niños y caminó hacia el patio trasero.

Los niños volvieron a la casa para cenar la comida y las bebidas que habían recibido de la pareja de ancianos que los había estado esperando y probablemente para tomar una siesta después.

Buen ejercicio, buena dieta y buen sueño. Así fue como se construirían unos excelentes músculos.

Brain asintió con la cabeza en señal de satisfacción. 

—Me hiciste esperar tanto tiempo.

La voz de una mujer gritó cuando Brain entró en el patio trasero.

—Ah, lo siento. Tuve que prepararme de antemano para acompañar a Su Alteza la Princesa en sus reuniones con la nobleza, los comerciantes, etc., así que llegué un poco tarde.

Había un hombre y una mujer allí, que habían estado instruyendo a los niños antes de que él llegara.

La mujer que le hablaba a Brain, se enroscó el pelo en forma de moño, aparentemente un peinado que se llamaba "Magay" en el Sur. 

Su apariencia, en lugar de ser lo que uno normalmente consideraría bello, daba la impresión de que era gélida y aguda. No era demasiado alta, quizás un poco más baja que la mayoría de las mujeres de su edad.

La otra persona, el hombre, permanecía en silencio.

Aunque tenía una actitud indiferente que podía hacer pensar que era infeliz, no era así. Levantó una mano como su forma de saludar a Brain.

No era apto para expresarse. Brain le había oído hablar varias veces en el pasado, pero su voz era tan silenciosa como la de una hormiga.

El hombre tampoco era muy alto. Tenía piernas cortas, pero estaba físicamente en forma, aunque si se extendiera el rumor de que tenía una herencia enana, no tendría muchas pruebas en su contra.

Los dos eran parte de los Seis Grandes Discípulos del dojo del espadachín conocido como Vesture Croff di Leoghain. 

Brain tenía sus dudas sobre cómo enseñaban, en su mente, su entrenamiento práctico de esgrima era más útil que su práctica de esgrima performativa.

Comparado con agitar el aire unos cientos de veces, el entrenamiento con una espada real, incluso si era una espada falsa, era mucho más efectivo. Brain creía que su método le permitiría a uno ganar más memoria muscular que simplemente ejercitar el cuerpo.

Sin embargo, era una buena forma de permitirles aprender las técnicas primero y construir una base lo suficientemente sólida como para que fuera menos probable que murieran en un combate real.

Era difícil decir definitivamente qué lado estaba bien o mal.

Aunque todos habían ganado fuerza, tenían formas de vida completamente diferentes.

Sería problemático para Brain si los niños murieran en combate antes de que tuvieran la oportunidad de desarrollar sus talentos. Por eso optó por hacer que los niños entrenaran con los dos, transmitiendo al mismo tiempo sus propias experiencias; como resultado, el régimen de entrenamiento de los niños se había vuelto más duro.

—¿Están listos los alojamientos?

—Sí, por fin los tenemos. Están programados para viajar al noroeste con un grupo de comerciantes que operan en una ciudad cercana al Consejo de Estados.

La mujer frunció un poco el ceño.

—Han pasado dos semanas desde que el Reino Hechicero nos declaró la guerra, pero no hay noticias de que los ejércitos de ninguno de los dos países se hayan movilizado. Según algunos rumores que he oído, el Reino Hechicero sólo quiere obligar al Reino a retroceder en alguna negociación y no quiere realmente luchar una guerra completa... Si eso fuera cierto, ¿no haría que los esfuerzos del Sr. Unglaus fueran en vano?

—¿Haría ese Rey Hechicero realmente tal cosa?

Si Brain no hubiera conocido al Rey Hechicero en persona, habría creído que esto también era una táctica de negociación. Pero como testigo de esa trágica batalla, le fue difícil no dudar de que el Rey Hechicero estaba tramando algo. Tal vez se estaba preparando para lanzar ese hechizo de nuevo.

¿La inquietud de Brain se había extendido a ella? La mujer habló en un tono silencioso,

—¿...Sr. Unglaus usted ya se ha reunido antes con ese Rey Hechicero?

—No sólo lo he conocido, sino que he sido testigo de su duelo con Gazef... hmmm, todavía no sé qué le ocurrió a Gazef en esa pelea.

Su mirada se dirigió hacia la cintura de Brain.

A su lado estaba uno de los tesoros del Reino, Filo de Navaja.

Esto era algo que se le concedió cuando se declaró la guerra, a pesar de que la había rechazado en numerosas ocasiones. Para Brain, esta espada era una carga demasiado pesada para que la soportara, así que la trató como algo que se le confió para que la guardara únicamente. No tenía la intención de desenvainar la espada.

Aunque esta espada era como una patata caliente que prefería pasar a otra persona, si esa persona no podía igualar las habilidades de Gazef Stronoff, no tenía la intención de entregarla tan fácilmente.

--¿Un duelo entre ese monstruo y el Sr. Stronoff? yo...

Se detuvo antes de poder completar esa frase.

Tal vez quería decir algo como: "Ojalá yo también hubiera estado allí para presenciarlo". Brain no le dio mucha importancia, después de todo ella también era una guerrera. Querer ser testigo del duelo de Gazef era natural para ellos.

No, era más apropiado decir que él quería que ella también lo presenciara. Acababa de decir que aún no podía entender lo que había sucedido durante ese duelo, así que si alguien más podía explicárselo sería lo mejor.

—Creo que el Rey Hechicero está tramando algo, pero no estoy seguro de qué es exactamente lo que está tramando, no tengo una base para ese pensamiento después de todo. Mis instintos están dando la alarma en este momento, y tiendo a confiar en mis instintos sin dudarlo.

—Si son los instintos guerreros de alguien como el Sr. Unglaus, entonces podría ser cierto...

—No estoy muy seguro de los detalles... de todas formas, tenemos que sacar a estos mocosos de este lugar lo antes posible. Incluso si muero, podrían ganarse la vida con la esgrima que les he enseñado, aunque no sea una habilidad tan importante.

—...en realidad, nuestro sensei nos ha dicho lo mismo que el Sr. Unglaus, que el Reino Hechicero está tramando algo en la oscuridad. Así que cuando los niños deban ser enviados lejos... —la mujer miró al hombre silencioso a su lado— ¿podría pedirle que vaya con ellos?

—¿Qué? ¿Él haría eso?

Miró al hombre que le dio un silencioso asentimiento. Parecía estar molesto, pero probablemente no era así.

No sería inexacto decir que este hombre era paciente con los niños.

Aunque todos los Seis Grandes Discípulos habían estado aquí en algún momento, el que más les gustaba a los niños de todos ellos era él.

—Sí, el sensei parecía haberlo considerado ya. Mientras él viva, nuestra habilidad con la espada podría continuar siendo transmitida a través de las generaciones.

En otras palabras, tenían el mismo pensamiento que Brain.

Si ese era el caso, no tenía razón para rechazar su petición.

—No me importa mientras su destino esté bien con ello. Dicho esto, estoy agradecido por todos ustedes. Iré a hablar con los comerciantes que se los llevarán.

Brain escuchó al hombre decir algo con su vocecita, probablemente algo como "por favor, cuídate" o algo así.

Brain levantó la mano como respuesta, a lo que el hombre respondió de la misma manera asintiendo profundamente con la cabeza.

—Ahora, después de que los mocosos hayan descansado, será mi turno de entrenarlos. Lamento haberlos molestado a ambos para que los entrenen mientras yo no estaba.

La gratitud era lo único que fluía de su boca. Aunque no les había pagado mucho, se tomaron el tiempo de enseñar a los niños.

Su sensei Vesture probablemente había considerado el hecho de que Brain era uno de los que manejaba la espada de manera sobresaliente y por eso quería presentarle a sus Seis Grandes Discípulos, quizás haciendo que Brain le debiera un favor en el proceso, por lo que la gratitud de Brain no era tan grande. Los Seis Grandes Discípulos eran diferentes, por otro lado, tal vez tenían sus intereses puestos en la perspectiva de ser capaces de entrenar a niños que alguien que podía vencerlos fácilmente, Brain, había juzgado que tenían potencial, o tal vez sólo estaban interesados en transmitir a los niños habilidades que pudieran utilizar para sobrevivir? En cualquier caso, estaban motivados para ayudar a los niños sin ningún motivo oculto desde el principio.

Debido a que había estado actuando como guardaespaldas personal de la princesa, tuvo que entrar en contacto con esos molestos nobles. Por eso, gente tan directa como los Seis Grandes Discípulos brillaban aún más en sus ojos.

—...tengo que decir que me impresionó bastante lo magnánimo que es usted, Sr. Unglaus. Haber adoptado a estos niños y enseñarles habilidades para que pudieran sobrevivir...

La expresión del Brain se oscureció.

No había hecho ninguna caridad que fuera digna de tal elogio.

—Deja de adularme. No soy un tipo tan amable. Si bien es cierto que recogí a estos niños de los barrios bajos, fue con un propósito. Había unos que estaban al borde de la muerte y aún así pasé junto a ellos sin mover un dedo para ayudar. Si quieres elogiar a alguien por su caridad, hazlo con alguien que realmente lo merezca, como la princesa, por ejemplo.

Pudo ver que la mujer tenía una expresión de perplejidad, pero no estaba seguro de qué lo había causado.

—¿Está hablando de la Princesa Renner-sama? ¿Sobre cómo ha financiado su orfanato? Es cierto que la princesa hizo algo extraordinario, pero creo que el Sr. Brain también logró lo que ninguna otra persona pudo. ¿No son ambos igualmente dignos de elogio?

—No parece que yo pueda convencerte. Piensa lo que quieras, pero no lo hagas delante de mí. Tendría dolores de cabeza sólo por la culpa.

—Entonces me disculpo.

—...No, no pienses demasiado en ello, era una broma. No soy tan inocente como para sentirme culpable por algo tan pequeño.

Brain apartó su mirada de la expresión de sorpresa de su rostro y miró hacia la residencia de Gazef Stronoff, que ahora era la de Brain.

Sus pensamientos se centraron en los niños que acababan de saciarse y que probablemente estaban durmiendo ahora mismo.



Comentarios

  1. Uy esos niños ya tienen una bandera de la muerte xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no lo creo son niños inocentes que an estado recibiendo entrenamiento de personas con talento seguro que matan al tio que va con ellos y se quedan con los niños para entrenarlos y posteriormente pasarlos al gremio de aventureros

      Eliminar
    2. que importa que sean inocentes, preguntale a renner si importa!!...xD

      Eliminar
    3. se iran al reino hechicero con renner. ella se ira a vivir a nazarick por eso colaboro con albedo

      Eliminar
    4. Si, claro, los huerfanos van con renner a Nazarick en SU "cuerpo y alma"... xD

      Eliminar
    5. los huérfanos al reino hechicero para que climb siga pensando que renner piensa en los niños y es una buena persona. ella si se ira a nazarick.

      Eliminar
    6. Los niños son sacrificios para q renne se vuelva un demonio y se vuelva un guardián d piso así sodomisa a su amado climb .... Sorry x el.spoiler

      Eliminar
    7. metete tu poiler por el culo4 de abril de 2020 a las 22:12

      hisoka eres una hija de puta, cabrona y mala persona por meternos spoilers cuando estamos leyendo los capitulos.... Sorry x los insultos.

      Eliminar
    8. Hisoka es un tio... (IT ´ S A TRAP!)

      Eliminar
    9. nooooo!, no debí leer los comentarios :,v me voy a tomar una botella de vodka para olvidar esta noche

      Eliminar
  2. ver el link parte 2 en naranjo a las 3:21 de la madrugada me quito el sueño de una, muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero se repita ese milagro y aquí me quedaré hasta las 4 xD

      Eliminar
  3. !!Gracias por la traduccion bro larga vida al supremo!!

    ResponderEliminar
  4. Ha pasado tanto tiempo que el tiempo no me ha dejado olvidar el glorioso nombre de Ainz -sama.
    Gracias por está perfecta traducción!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la traducción :)

    ResponderEliminar
  7. Definitivamente no debí leer el resumen de spoilers de todo el tomo 14 :,v..... el conocimiento es poder pero arruina la magia de la trama cuando se sabe lo que sucedera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo yo tambie leí los spoilers, ya no se siente mucha emoción cuando sabes que va a pasar

      Eliminar
    2. Que cagada... yo me senti super tentado y casi lo hago, menos mal que decidi cerrar la pestaña en el ultimo segundo, y viendo vuestro comentario me siento aliviado sabiendo que hice lo correcto jaja

      Eliminar
  8. esos 2 discipulos de vesture como que tendran importancia... gracias por el capitulo

    ResponderEliminar
  9. Justo me iba a ir a dormir y decidí por actualizar.....¡menuda sorpresa mas grata!

    ResponderEliminar
  10. estuve todo el dia apretando f5 haha
    gracias por el cap

    ResponderEliminar
  11. Casualmente me desperte, y por instinto revise la pagina. Grata mi sorpresa de que alfin salio.
    Gracias por la traduccion, que el supremo te de vendiciones

    ResponderEliminar
  12. Necesito más :'v, por cierto alguien mas cree que esos niños ya fueron? Es que les levantaron demasiadas banderas de muerte :' v

    ResponderEliminar
  13. Olv apenas me di cuenta de algo !!! En la imagen de este volumen sale el lote dragón de la brillantes eso o es el hijo del emperador D=
    Está mierda se pondrá buena!!!!!
    Estaré esperando toda ma madrugada a ver si se hace el milagro y aparece la parte 3 xD
    Gracias sr. Traductor le jamon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osea el hijo del emperador dragón ese que se volvió un héroe después de derrotar a esos players que hicieron caos en el mundo xD

      Eliminar
    2. El Titanium Dragon Lord, mas conocido como Tsa, quizas tambien aparezca rigrit la nigromante

      Eliminar
    3. Es Platinum Dragon Lord en realidad, pero si que se apoda Tsa.

      Eliminar
  14. Zanac me da cada vez más pena jajajjaja

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias, lo esperaba de hace dias...ahora a seguir esperando xD

    ResponderEliminar
  16. muchas gracias por la traducción siempre eres el primero espero que te estés cuidando y mas en los tiempos que corren y en esto creo que hablo por todos que no sabríamos que hacer sin ti jajaja :33

    ResponderEliminar
  17. Ahora toca esperar la proxima parte xD se acerca esa *guerra*

    ResponderEliminar
  18. Asi que Albedo fue solo para dejar claro q habrá guerra.Mientras tanto vemos lo q hace Brain.

    ResponderEliminar
  19. No se a ustedes pero ver a Albedo con ese vestido solo para dejar en claro sus intenciones fue hermoso, otra masacre más, solo espero que el autor no decida matar al equipo de Rosas Azules

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias x la traducción amigo,no puedo esperar a ver cuando estalla la guerra

    ResponderEliminar
  21. No se a ustedes pero siento que aquí paso como con los hombres-topo, me gustaría saber cuales fueron las
    instrucciones reales de ainz, pues enviar a albedo solo para eso?.
    Por otro lado es una lastima que tentativamente ya no veremos el juicio al idiota, se imaginan como hubiese sido
    tal cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mas que juicio, su familia pagara las consecuencias del idiota

      Eliminar
  22. Esperando con ansias la siguiente parte.

    ResponderEliminar
  23. 6 Grandes Discipulos mira nuevamente esa referencia a los primeros jugadores.

    ResponderEliminar
  24. bueno bueno, entonces si van tomar el Reina o es presion sobre el ray para tener a a philith, el que si no se si estuvo en la jugada fue Crhistofer o como se llame, porque si hubiera atacado, tal ves nadie hubiese salido vivo de la refriega para informa al reino hechicero, puede que los siguientes cap el reino sea destruido o acepten el vasallaje, si es el primer caso, puede que ese sea el detonante por que el lord dragon de la brillantes tome acciones contra Ains al consierarlo un elemento represivo contra el mundo.
    supongo que el Reino Draconico esta del lado del reino hechicero a pesar de no haberlos visto porque en la aerolinas que maneja el reino hechicero se usan Dragones como transporte el reino Dragonico al ver esto sienten afinidad y posiblemente temor porque a pesar de que sean Dragones debiles para los estandares de Ains Oan Goal , para el reino dragon esos dragones son como dioses o algo asi.

    ResponderEliminar
  25. Estoy haciendo versus con varios personajes de otras sagas,
    Vin de nacidos de la bruma poder Alomancia vs Ains, Ains Ganaria casi todos los combates pero solo una condicion en la puede ganar ella.
    Sung Gin Woo solo leveling magia de niveles Monarca de las sombras vs Todo nazarick o todo el reino Hechicero. Mi opinion ganaria Sung Jin wou su habilidad esta rota
    Yu IlHan saga Everyone Else is a Returnee poder Magia de niveles vs Todo nazarick con todos el grupo original de ains own gown sin execcion + todos el mundo personajes del mundo de Overlord, mi opinion gana Yu IlHan("Su autor esta loco") y con relativa facilidad.
    Kvothe Cronica de un asesino de reyes poder nominacion vs Albedo , sebas y Demiurge.
    ganarían los guardianes de piso, creo no se la Nominacion es una magia muy loca.

    ResponderEliminar
  26. El usuario de Reddit javisonata me dió permiso de compartir el enlace de su versión del volumen 1 en audiolibro.
    https://drive.google.com/open?id=1OKWfvYUnjfTIp3MVc-qB8hQZD0gGDxmG
    Espero que aprecien su esfuerzo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

OVERLORD, VOLUMEN 14, La bruja del Reino caido

Sinopsis
Un transporte del Reino hechicero ha sido ataco por los nobles del reino de Re-Estize. ¿Acaso fue una casualidad o se trata de un plan enemigo?
Por esta razón, Nazarick decide que el Reino ha elegido luchar de frente en contra del Reino Hechicero. El príncipe Zanack, Blue Rose y Brain se encuentran en el reino de Re-Estize, aun catatónicos debido a la masacre ocurrida  en la llanura de Kazze y ahora con la amenaza de guerra en contra del mismo enemigo, todos se encuentran desesperados ante la perspectiva de luchar una guerra sin posibilidades de victoria. El reino está al borde del colapso y solo un milagro podría salvarlos. 
Tabla de Contenido

Prologo
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Capítulo 1: Un movimiento inesperado
Parte 1-2
Parte 3
Parte 4
Parte 5
Parte 6
Parte 7
Parte 8
Capítulo 2: El principio del fin
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5
Parte 6
Parte 7
Parte 8
Parte 9
Capítulo 3: El último rey
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5 Capítulo 4: Una trampa que atrapa todo Parte 1 Parte 2 Parte 3 Par…

Overlord, Volumen 14, Epilogo

Elias Brandt Dale Raeven bajó de su carruaje, solo para encontrarse estupefacto, mirando aterradoramente la escena frente a él.  
        Extendida frente a sus ojos había una montaña de escombros.

Overlord, Volumen 14, Prologo, Parte 1

La habitación de Ainz estaba situada en el noveno piso de la Gran Tumba de Nazarick. La habitación, que había sido convertida de dormitorio a oficina, estaba situada lo más cerca posible del pasillo. Dentro, su dueño no se encontraba en ninguna parte, pero se oía el débil sonido del papel que se barajaba. Junto al escritorio que Ainz utilizaba frecuentemente, había una mesa y una silla más pequeñas pero igualmente excepcionales. Sobre esta silla es donde Albedo, la guardiana supervisora de la Gran Tumba de Nazarick, se sienta para procesar los documentos que están sobre el escritorio.