Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 13, Capitulo 6, Parte 4


«Es una sirvienta demonio muy buena», pensó Neia.

No podría haber venido hasta aquí sin CZ.

«Y esto también es gracias a la orden que Su Majestad le dio a CZ».

 Sólo el Rey Hechicero podía inspirar un respeto más profundo en la gente incluso cuando él no estaba presente.

Honestamente, el hecho de que fuera un no-muerto o lo que sea era un problema insignificante.

«Tengo que decírselo a todo el mundo, después de todo. ¡Necesito decirles lo grandioso que es Su Majestad!»

La torre era casi totalmente de piedra y sólo tenía una pequeña ventana para la luz. Estaba más oscuro que el castillo por el que habían pasado antes.

El pasaje dentro de la torre era bastante espacioso, lo suficientemente grande para que Neia y CZ pudieran caminar codo con codo. Subió en espiral a lo largo del interior del muro de la torre.

Su objetivo, el príncipe de los Zern, debía estar cerca de la cima, así que lo único que hacían al pasar por las puertas a lo largo del camino era comprobar si había movimiento dentro mientras las dos continuaban siempre hacia arriba.

Alrededor de dos vueltas más tarde, CZ levantó la mano para indicar que debían detenerse. Esto sucedió casi al mismo tiempo que la aguda audición de Neia recogía los pasos de una criatura.

Parecería que llevaba armadura metálica, porque podía oír el sonido de un golpe metálico rosando la piedra.

—Está solo, CZ-san.

—...Sí. Pero... pasos pesados.

Neia no podría decirlo, pero si CZ lo dijo, entonces probablemente fue así. En otras palabras, sea lo que sea, no era de tamaño humano.

—¿Qué... deberíamos hacer? ¿Deberíamos escondernos detrás de una de las puertas que pasamos por el camino?

—...ya está aquí. Hay que matarlo.

—Lo tengo.

Neia preparó su arco después de CZ. Su plan era disparar primero y no molestarse con preguntas. Había oído que el príncipe Zern era del tamaño de un niño humano. Además, no llevaría armadura metálica.

Un objeto masivo apareció a la vista, y Neia y CZ atacaron sin dudarlo.

La flecha y las balas entraron en su cuerpo, como si hubieran sido absorbidas.

—¡Gaaahhhhh!

El inmenso objeto tropezó, y retrocedió por el camino.

Como había retrocedido por un sendero curvo, ya no estaba en la línea de fuego.

El hecho de que hubiera sobrevivido a sus ataques, en particular a los de CZ, sugería que se trataba de un demihumano muy fuerte.

—¡Qué! ¡Quién eres tú!

Un grito de enojo resonó desde las profundidades del pasaje.

—¿Qué debemos hacer, CZ-san?

—...No podemos sentarnos aquí y esperar... hay que acercarnos y atacar antes de que el enemigo avise a los guardias de la torre.

—Entendido.

Neia y CZ comenzaron a correr.

Como podía sobrevivir al ataque sorpresa de CZ y Neia, podían asumir que era uno de los guardianes, un Vah Un. Vah Uns eran seres que poseían muy buen poder de lucha general y una cantidad chocante de resistencia.

A medida que corrían, la humedad en el aire también parecía aumentar: la nariz de Neia captaba el olor de la lluvia.

—¡Goooaahhhh! ¡Los humanos! ¡Los humanos están aquí!

Después de acercarse, vieron a un enorme demihumano.

Aunque poseía el aire salvaje de un Ogro, parecía mucho más inteligente que Remedios.

Su piel era de color blanco azulado, aunque parecía más demoníaca que insana.

Tenía un solo cuerno grueso en la frente. Llevaba un mazo que era más grande que Neia.

A juzgar por su apariencia física, era bastante similar a las descripciones de la especie conocida como Vah Uns.

Aunque no era tan malo como Buser, seguía siendo un oponente bastante peligroso. La flecha y las balas le habían dado claramente, pero al parecer no estaba herido. Tampoco había olor a sangre, por lo que parecía que no lo había cubierto con ilusiones.

De alguna manera, había negado sus ataques, particularmente los de CZ.

—Así que estás aquí por mi vida, ¿verdad?  ¡¡Tienen buen gusto, humanos!!!

Parecía muy feliz.

En ese caso, dejaría que siguiera con su error.

—...No.

CZ disparó mientras hablaba.

Hubo un estallido de gas expulsado cuando algo voló por el aire. Después de eso, parte del cuerpo del Vah Un se disolvió en la niebla y la bala pasó a través de él.

—...Mm.

—¡Wahahahahaha! ¡Las armas a distancia son inútiles contra mí!

Neia soltó una flecha en la frente del Vah Un, pero su cabeza también se sublimó en niebla y la flecha se hundió en la pared detrás de ella.

—¡Inútil! ¡Es inútil! Ahora tiembla de miedo ante mí, el enemigo de todos los arqueros, y luego muere!

—...¿Inmune a todas las armas a distancia? ¿Incluso de las balas? —Murmuró CZ— Debe haber un truco.

Neia miró a CZ y agitó la cabeza. Desafortunadamente, los Zerns no sabían ningún detalle sobre sus habilidades.

—¡¿Qué estás diciendo?!

—¡Retrocede!

El Vah Un cerró la brecha. La visión de su inmenso cuerpo acercándose a ellas se sintió como si su sentido de la distancia estuviese estropeado.

Neia no podría sobrevivir ni un solo golpe, así que obedientemente escuchó a CZ y retrocedió.

CZ estaba en primera línea, y el mazo la golpeó. El ataque fue como una tormenta huracanada, pero ella lo evadió elegantemente.

La fuerza del Vah Un era extraordinaria, ya que podía blandir un arma tan grande como CZ con una mano. La piedra quedó destrozada donde había golpeado el suelo, y las grietas se extendían en todas direcciones. Se sentía como si la enorme torre temblara.

—Tch!

Neia soltó una flecha.

Mientras que el Vah Un estaba enfrascado en una pelea cuerpo a cuerpo con CZ, había una gran diferencia entre sus tamaños corporales. Si apuntaba hacia arriba, podía golpear el Vah Un sin golpear a CZ.

Como era de esperar, el Vah Un se transformó en niebla para evitar la flecha que silbaba en el aire.

—¡Inútil! ¡Inútil! ¡Te dije que las flechas son inútiles contra mí! ¡Tonta... uwoooooh!

El Vah Un rugió aún más fuerte que antes. CZ parecía encontrarlo molesto y lo hackeó.

Aunque las habilidades de tiro de CZ eran muy superiores a las de Neia, ella no era tan hábil en el combate cuerpo a cuerpo, así que desafortunadamente, su golpe fue bloqueado por el mazo.

Neia levantó el arco y disparo otra flecha.

Esta vez, Neia apuntó a la mano que sostenía el mazo. Aunque era muy probable que el arma no cayese aunque se volviese neblina, decidió que tenía que intentarlo, por pequeña que fuese la posibilidad.

Al final—

El brazo nebuloso no soltó el mazo.

—¿No vas a parar, humano? —El Vah Un hizo un gesto con su palma hacia Neia— ¡¡¡¡[Water Splash]!!!!

Una bola de agua salió volando hacia Neia.

Algo golpeó su hombro derecho. Neia voló hacia atrás como si algo se hubiera estrellado contra ella y cayó al suelo.

Le dolió como si la hubieran golpeado salvajemente. Incluso podría tener huesos rotos.

Después de intentar mover nerviosamente su brazo derecho, se dio cuenta de que podía moverse sin problemas. Sin embargo, un torrente de dolor se extendió desde su hombro dentro de su cuerpo. Se tocó el hombro y se dio cuenta de que estaba mojado. Aunque al principio temía que fuera sangre, inmediatamente se dio cuenta de que era agua.

—¡Hmph! ¡Me hiciste usar un hechizo!

El Vah Un golpeó su palo mientras les escupía su respuesta.

CZ murmuró en voz baja para sí misma mientras evitaba ágilmente un golpe mortal que podría haber hecho pedazos a Neia.

—...¿Por qué a esa chica? ¿Por qué atacar a alguien que no puede golpearte? No lo entiendo.

—¡Ja, idiota! Eso es porque ella es un fastidio...

—¿Porque era efectivo? ¿tienes usos limitados?

La cara de los Vah Un cambió. En otras palabras, CZ tenía razón.

—¡Neia!

—¡Lo tengo!

Neia soltó una flecha, que el Vah Un evitó convirtiéndose en niebla. Después de eso, volvió a disparar y la flecha penetró en el Vah Un.

Mientras el Vah Un gruñía de dolor, CZ habló.

—...lo entiendo. Sólo puedes defenderte de siete ataques a distancia. ¿Eso es... por día? ¿Por hora? ...No importa. Morirás aquí.

El Vah Un no pudo alcanzar a CZ, que esquivó con asombrosa habilidad. En otras palabras, si esto se mantuviera, le darían una paliza unilateral y moriría. Quizás el Vah Un había sentido que esto pasaría, porque su cara estaba anudada.

—¡ Maldita sea! [Nube de Niebla]!

Un torrente de niebla surgió.

Era más espesa que la niebla que había visto en el Reino Hechicero, y Neia ni siquiera conocía su propia ubicación. Aunque no podía ver a CZ peleando contra el Vah Un, podía oír el hechizo del arma de CZ haciendo pew pew.

Cuando lo pensó, fue obvio.

Incluso si el Vah Un conjuraba niebla en medio del pasadizo, ella aún sabía dónde estaba. Todo lo que tenía que hacer era seguir disparando. Neia siguió el ejemplo de CZ y lanzó flechas. Ella estaba un poco preocupada, así que apuntó alto; de esa manera, aunque fallara, no le daría a CZ.

La flecha que ella soltó se fundió en la niebla, y fue seguida por el sonido de algo golpeando la pared. Parece que había fallado.

—Se está moviendo detrás de ti ahora.

Cuando CZ dijo eso, Neia pensó ¿Eh?

Cuando uno consideraba el tamaño del pasadizo, era imposible que el enorme Vah Un se pusiera detrás de CZ y Neia sin toparse con ellos. Sin embargo, en el camino, Neia se había dado cuenta de que CZ era un demonio de confianza. O mejor dicho, no confiaba tanto en CZ como en el Rey Hechicero al que servía.

Neia se giró, y mientras la niebla era tan espesa que no podía ver nada, soltó otra flecha.

Igual que antes, escuchó el sonido de una flecha que golpeaba una lejana pared.

—¿Dónde, dónde está?

—...Mm. Estás mirando en la dirección correcta. Está tratando de correr... ¡abajo!

Neia cayó instantáneamente al suelo mientras CZ hablaba en un tono que era muy fuerte para ella.

—... Recargando... Ráfaga completa.

Había un kyuuuuuun penetrante y luego un cacofónico dakka dakka dakka dakka dakka tronó por el pasillo. A diferencia del sonido del pew pew de antes, este era un sonido que estaba lleno de una brutalidad opresiva.

—Gobooh~

Se escuchó el sonido de alguien tosiendo algo, seguido de un choque cuando un cuerpo masivo golpeó el suelo. Después de eso, la niebla se despejó, y pudo ver el cuerpo del Vah Un a lo largo del pasaje curvo.

Su cuerpo estaba cubierto de agujeros, y parecía que había sido destrozado. Había marcas similares alrededor de las paredes cercanas. ¿Qué había pasado para causar esto?

Como un demihumano asignado para vigilar este lugar, debería haber sido bastante fuerte. En realidad, Neia sola no habría tenido ninguna oportunidad. Sin embargo, CZ podría matar instantáneamente a un demihumano como este, siempre y cuando su arma fuera efectiva contra él. Este era el poder de una sirvienta demonio con un nivel de dificultad de 150.

—que... era... eso. Parece que con magia, puedes hacer cualquier cosa, huh.

Neia se tocó el hombro. Había olvidado el dolor durante la excitación de la batalla, pero ahora empezaba a doler cada vez más.

—... ¿Estás bien?

—Mm. Me duele estirar el arco. No creo que pueda apuntar bien.

—...¿Tienes una poción curativa?

—No, pero tengo un objeto de curación que me prestó Su Majestad.

Neia solo podía usarla una vez durante esa batalla, pero ahora sentía que podía usarla más a menudo. Sin embargo, eso no significaba que pudiera desperdiciar el maná, porque podría necesitar curar a CZ si la situación lo requería.

—No te preocupes. Sólo necesitamos rescatar al rehén y retirarnos.

—...Mm. Entonces, apurémonos.

Neia asintió y corrió con CZ. El Vah Un, que era definitivamente un digno oponente, había sido derrotado.

Todo lo que quedaba era rescatar al príncipe y volver al almacén.



Parte 4


—...Aquí.

—Sí.

Después de haber alcanzado el nivel más alto de la torre, CZ y Neia intercambiaron miradas. Sólo había una puerta aquí. Eso significaba que, sin duda, era su objetivo.

Asintieron la una a la otra, y luego patearon la puerta.

Hacía tiempo que habían abandonado cualquier idea de una entrada encubierta. Después de todo, acababan de pelear una gran batalla con el Vah Un. Dicho esto, las dos se apoyaron en el umbral de la puerta, por si alguien les atacaba en el instante en que se abría.

Sin embargo, su cautela había sido en vano. Por lo tanto, ambas saltaron a la habitación al mismo tiempo. Neia apretó los dientes contra el dolor de su hombro y fue a la izquierda, mientras que CZ fue a la derecha, y ambas se cubrieron entre sí.

Lo primero que vieron fue una gran cama con dosel. Quizás sus adornos de encaje alguna vez habían sido blancos, pero la edad las había ennegrecido. La habitación también contenía un simple vestidor y muebles de tamaño humano como un armario y otras piezas. Estos muebles de estilo noble eran viejos y estaban dañados, y no parecían antigüedades, sino bienes usados.

Una rápida mirada a través de la habitación reveló que no había demihumanos.

CZ levantó la barbilla para hacer una señal a Neia, y Neia se acercó silenciosamente al gabinete antes de abrir sus puertas. Por supuesto, Neia lo abrió desde afuera y se mantuvo fuera de su camino en caso de que algo sucediera, mientras que CZ apuntó con el cañón de hechizos al interior del gabinete.

—...Aquí no.

Después de eso, las dos miraron a la cama.

Después de verificar que no había nada debajo, se acercaron a la cama.

Parte de ella estaba abultada.

Neia miró a CZ antes de asentir con la cabeza para demostrar que entendía, y luego levantó la manta.

Había un trozo de carne lustrosa de color púrpura. No, sería mejor decir que era un gusano enorme. Tenía unos 90 centímetros de largo, y no tenía manos, sino pies rechonchos.

CZ le apuntó con el cañón sin dudarlo y Neia la llamó a toda prisa.

—¡Espera! ¡Ese es el objetivo que nos enviaron a rescatar, el príncipe de los Zern!

—...¿Esto?

Eso fue lo que el enviado de Zern le dijo a Neia. Sin embargo, podía entender las dudas de CZ, porque Neia había pensado algo como "qué rayos" cuando el Zern le había dado la descripción del príncipe Zern.

Los Zern eran una especie de demihumanos cuya realeza era muy diferente a la de otros individuos de su especie. Además de eso, también deberían ser sexualmente dimórficas.

—Er, ¿puedes oírnos, príncipe Zern-sama?

—Mm. Habla. Parece que no eres mi comida.

Parecía un adolescente. Neia sintió curiosidad por saber de dónde provenía su voz y lo examinó, tras lo cual vio que su boca de gusano se abría y se cerraba.

—Así es. Nos han pedido que te rescatemos. Empecemos por sacarte de aquí.

Él seguía siendo un príncipe, incluso si se veía así, así que ella tenía que acatar las reglas de etiqueta. Además, necesitaría la ayuda de su raza para encontrar al Rey Hechicero. Por lo tanto, ella lo tratara bien por ahora, en vez de ofenderlo.

—¿Fue una petición de mis compañeros? ¿Quién te pidió que hicieras esto?

—Era un Zern llamado Beebeebee. ¿Lo conoces?

—¿Beebeebee dices? Ah, ¿él, entonces? Hm... Pero si dejo este lugar, Jaldabaoth...-sama se enfadará. Esto pondrá en peligro al pueblo Zern y particularmente al Rey.

—Aunque no estoy muy segura de los detalles, parece que el Rey ha fallecido, así que debemos rescatarte al menos. Por eso los Zern nos hicieron esta petición.

—¿Qué?

Era imposible para una humana como Neia leer las expresiones del príncipe Zern, que no podía ser otra cosa que un gigantesco gusano. Sin embargo, podía sentir claramente el profundo dolor en su voz.

—Oh, mi padre estaba... ya veo. Ese bastardo de Jaldabaoth... En ese caso, ¿puedes sacarme a salvo de aquí?

—Los subordinados de Su Alteza nos guiarán fuera, así que creo que estará bien.

— Ya veo... oh héroes humanos, que han llegado hasta aquí para ayudarme, tengo una petición descarada para ustedes. ¿Pueden fingir que me llevaron por la fuerza mientras me resistía?

Esa petición era probablemente por si acaso.

—Entiendo. Fingiremos que es así.

—Muchas gracias.

El príncipe levantó la cabeza. Aunque parecía un gusano levantando la cabeza, así fue probablemente como su especie expresó su gratitud.

Neia envolvió al príncipe en las sábanas como un bebé —si hubiera sido un bebé, se habría asustado hasta las lágrimas; ella ya había experimentado eso dos veces— y lo cargó en su espalda.

Ató firmemente la manta alrededor de su pecho, para que no se aflojara ni siquiera cuando se movía vigorosamente.

El peso en su hombro hizo que Neia sufriera. Se limpió el sudor de la frente y usó la magia del collar.

Sus heridas sanaron instantáneamente. Ahora estaría bien aunque tuviera que correr con el príncipe de espaldas.

—¿Te sientes bien? Si te duele, por favor, dímelo de inmediato.

—No, no estoy incómodo... pero hueles delicioso. Me da hambre.

Escuchar esas palabras pronunciadas cerca de su cuello hizo temblar a Neia.

—...¿Qué comen los Zerns?

CZ hizo una pregunta que Neia no quería plantearse.

—Los preciosos fluidos corporales de las criaturas andantes, vivas o muertas.

—...me enfadaré si le haces algo raro a mi kohai.

—No hay necesidad de preocuparse. No tengo suficiente hambre para hacer algo así a los héroes que vinieron a rescatarme. Aunque no se me ha permitido salir ni una sola vez desde el día en que me trajeron aquí, al menos se ocuparon de alimentarme.

Si ella supiera bien de qué se trataba, probablemente lo habría dejado caer como una tonelada de ladrillos, así que Neia se tapó las orejas a toda prisa. Afortunadamente, CZ no preguntó más.

—...Muy bien, vamos.

—De acuerdo.

—Por favor, hazlo.

Después de ese breve intercambio, las dos... tres comenzaron a moverse. No había tiempo que perder en charlas ociosas durante una infiltración clandestina.

Afortunadamente, lograron regresar al almacén sin incidentes. Fue entonces cuando CZ levantó la mano para detenerlos.

—...Hay gente dentro.

—Te los dejaré a ti.

CZ preparó su pistola de hechizos y abrió a la fuerza la puerta.

Entonces, ella se detuvo. CZ miró hacia atrás.

—...No estoy segura de quiénes son. Zerns. Muchos de ellos.

Deberían ser el equipo de recuperación. Específicamente, fueron los Zerns que trajeron a Neia y CZ aquí.

Probablemente habían llegado primero porque Neia y CZ habían llegado más tarde de lo que habían dicho.

Después de entrar en la habitación, los cinco Zerns de dentro se giraron como uno hacia ellos.

La visión de estos heteromorfos con rostros ilegibles haciendo lo mismo juntos generó un sentimiento dentro de Neia que era miedo o repugnancia.

Neia desabrochó las sábanas de su espalda, y reveló al príncipe Zern en su interior.

—¡Ohhh! ¡Es el Príncipe!

Era Beebeebee. Neia no habría podido distinguirlos si no hubieran hablado. Sin embargo, si eran tan diferentes entre sí como el príncipe lo era de ellos, puede que ni siquiera hubiera sido capaz de decir si eran compañeros del Zern.

—Oh, huevos míos. He oído que mi padre ha fallecido. Sé que él, Jaldabaoth, no tiene la intención de cumplir su palabra. Pero, ¿adónde huiremos después de traicionar a Jaldabaoth? Él ya ha conquistado nuestras tierras, e instalado sus demonios de confianza como sus gobernantes... ¿no estamos destruyéndonos a nosotros mismos al elegir rebelarnos?

—Su Alteza tiene razón al preocuparse. Pero para él, los Zern no son diferentes del ganado. Nuestro héroe Boobeebee llegó un poco tarde a un reunión con él, pero eso se consideró razón suficiente para que le arrancaran la carne del hombro.

—¡¿Qué?! ¡¿Dijiste Boobeebee?!

El estremecimiento del príncipe le dijo a Neia que el Zern debe haber tenido bastante estatus.

—Una vez que todo haya terminado, ¿encontrarán los Zern un lugar bajo el gobierno de Jaldabaoth? Hemos determinado que la respuesta es no. Mi Príncipe, no hay tiempo, guardemos estas palabras para...

—Tontos. ¿Podemos dejar esa pregunta para después de correr? Este es el punto de inflexión. Una vez que lo crucemos, debemos seguir nuestro curso hasta el final. Ahora es el único momento en que podemos volver atrás. Díganme, una vez que volvamos a nuestra colmena, una vez que volvamos a nuestras colinas, ¿cómo piensan seguir viviendo?

—Esta... esta tierra es vasta. Seguramente habrá un lugar donde podamos escondernos.

—¿Eso crees? ¿Pretende que la especie camine por el camino de la destrucción por esta fugaz y vacilante oportunidad? Dame una solución más concreta y práctica.

—En ese caso, no todo el mundo está al servicio de Jaldabaoth, podríamos formar una resistencia...

—Tonto. Eso sólo llamará la atención de Jaldabaoth. Un enjambre de hormigas llama más la atención que una sola hormiga.

Beebeebee se quedó callado mientras el príncipe rechazaba todas y cada una de las propuestas. Sería malo que esto continuara. Neia y los demás habían llevado a cabo esta peligrosa operación hasta este punto. Si el príncipe hubiera dicho: "Al fin y al cabo, no podemos hacerlo", sus esfuerzos habrían sido en vano.

Fue entonces cuando a Neia se le ocurrió algo para calmar las preocupaciones del príncipe.

—Ah, en ese caso, ¿por qué no hacemos que los Zern vayan al Reino Hechicero?

—¿El Reino Hechicero? ¿Qué es eso?

No eran sólo los Zerns, sino también CZ quienes la miraban.

—Sí. Es el país donde reside Momon. Es el héroe que una vez expulsó a Jaldabaoth en el Reino.

Neia sintió que los Zerns la miraban fijamente, pero no sabía las implicaciones de su apariencia. ¿Cómo podrían los humanos entender las expresiones de un Zern?

—¿Es cierto lo que dices?

Esa sola frase fue suficiente para que Neia entendiera por qué los Zerns se habían callado. Dudaban de la verdad de las palabras de Neia. Pero eso era de esperar. Cuanto mejor conocía uno el poder de Jaldabaoth, más difícil era creer que alguien pudiera derrotarlo.

—Lo digo en serio. Aprendí esto a través de canales confiables. Verdad... ¿CZ-san?

—...Ella tiene razón. Neia dice la verdad.

—Además... —Esta fue la parte crucial. Neia se animó internamente— Si vais al Reino Hechicero, estoy segura de que los aceptarán como refugiados.

—Refugiados, dices...

Había amargura en la voz del príncipe.

—Pero si puede darnos información sobre el Rey Hechicero del Reino Hechicero, estoy seguro de que no será menospreciado ni siquiera cuando vaya allí.

—Aguanta, aguanta. ¿Por qué se alegrarían de oír hablar de su propio Rey?

—Ah, sí. Ahora mismo... ah... La ubicación del Rey Hechicero no está clara...

—¿No es eso muy malo? En el peor de los casos, podría estar muerto, ¿no es cierto?

—Un momento, por favor. Su Majestad no puede estar muerto. Hay evidencia concreta, y la estamos verificando ahora.

Neia les contó cómo el Rey Hechicero pudo haber caído a las colinas donde vivían los demihumanos, así que ella quiso usar su fuerza para buscarlo. El príncipe se quedó callado.

«No va a funcionar.» pensó Neia, pero como ya había hecho su propuesta, no pudo decir nada más. La pelota estaba ahora en el campo.

Además, aunque no puedan prestar asistencia directa, al menos deberían poder proporcionar conocimientos, como habían prometido.


Comentarios

  1. Definitivamente cz es la más adorable

    ResponderEliminar
  2. Sera x q es la unica Loli humana de las sirvientas XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una automata no una androide :v

      Eliminar
    2. como se nota que no prestan atención la que CZ que vemos en este vol es doppelCZ en otras palabras un Doppelgänger

      Eliminar
    3. Se dice que lucha
      Con los dopelganger pero. Bien pudo ser reemplazada por la original razón el almacén de cz los jugos y las etiquetas era algo que el dopelganger no hubiera nesecitado

      Eliminar
    4. No es la cz original.... su misión es proteger a neia ahora que el bruto de ainz por fin entendió que ella es extremadamente fiel a nazarik y luego de la batalla llegó para proyrgerla...pues Neia según lo veo yo es el punto de inflexión que usarán para apoderarse del reino santo y es evidente que eso pasará pues los miembros de la compañía de arqueros de ella se podría decir que ya son acólitos de ainz.....ahh y si es una autómata algo totalemtot diferente de robot o androide

      Eliminar
    5. tecnicamente, la habilidad que uso en el puente solo la tiene la cz original, quizá albedo hizo trampa y metió a una pléyades de verdad

      Eliminar
    6. aver a mi entender me gui por libros que lei de ciencia ficcion no me preguntes cual por que fueron 2 y era material de tarea de la secundaria los automatas eran maquinas en 1 de furza fisica no me acuerdo el termino de engranajes seria la mejor definicion 2 eran maquinas futuristas que remplazaban o imitaban a los humanos no me acuerdo las obras literarias pero eso seria un robot autosuficiente que elige y se autoconserva fuera de los limites de terceros en resumen

      Eliminar
    7. mmm `pd la mas humana entre las pleyades es yuri alpha al ser un dulhan creo que era la raza que probiene de humanos decapitados asi que seria la mas humana onda el jinete sin cabeza si no me acuerdo mal el origen es nordico pero se adopto y popularizo por los britanicos al dominar estas tierras total son islas que conforman el reino unido

      Eliminar
    8. en ese orden de ideas angel soto la mas humana es Aureole Omega que es una humana inmortal XD

      Eliminar
    9. CZ es una androide, un androide es un automata o robot antropomorfo que imita la apariencia humana.

      Eliminar
  3. ella no es una humana, es una automata. Puede que sea medio loli de aspecto, y son unas de los pocos integrante de nazarick al igual que sebas que son de karma +100 (es neutral - bondadoso). Momonga tiene de karma -500 xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde dice los detalles de las maids? Es q yo empecé en el volumen después de la segunda temp del anime XD .

      Eliminar
    2. Estan en las estadisticas de cada personaje,

      http://3.bp.blogspot.com/-hy4UmJApp1U/Vb-DIyM5anI/AAAAAAAAC2U/CdUDLTmf8M4/s1600/01-%2Bmomonga.png

      Eliminar
    3. Puedes ver los personajes hasta el vol 11 aqui.
      http://overlord-es.blogspot.pe/p/persona

      Eliminar
    4. http://overlord-es.blogspot.pe/p/personajes.html?m=1

      Eliminar
  4. Esta muy buena, quiero más de CZ
    dónde lo publican en ingles?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. este es el link a la traduccion de nigel
      http://overlordvolume10.blogspot.com.co/2018/04/volume-13-paladin-of-holy-kingdom.html
      por sierto la traduccion en español es directa de la de nigel, no la leo en ingles porque me fatidia leer en el formato que maneja pastebin, fuera de eso lo hacen bien rapido nigel sube y como a la hora ya esta aqui en español (google translate papu) XD

      Eliminar
  5. YA EMPEZO A PREDICAR NEIA XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ("nos permite un momento para hablar de nuestro señor el rey hechicero :v")

      Eliminar
    2. Hahahahah. Jose Pablo de gaona, me hiciste so dia hahaha

      Eliminar
  6. Esto esta muy bueeeeenoooo. Gracias por traducir

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el capítulo y la traducción cz defendió a neia eso estuvo muy bueno.

    ResponderEliminar
  8. Yuri , Cz y Sebastian son las unocas buenas personas entre las pleiades y guardianes todos los demas tiene karma negativo.

    Q buen duo hacen Neia con Cz ❤️ shippearlas sera un placer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pestonia y nigrido tienen valores positivos también victimin

      Eliminar
    2. Los neutrales o positivos serían

      Yuri
      CZ
      Sebastian
      Cocytus
      Pestonya
      Nigredo

      Y debe haber más quizás

      Eliminar
    3. aurolean omega tb tiene karma positivo

      Eliminar
    4. Victim, Actor de Pandora y Kyouhukou también son neutrales ¿hay algún otro?

      Eliminar
  9. Es un autómata, no un androide :v

    ResponderEliminar
  10. Super interesante, todo de depende si el rey zern acepta, si se niega, CZ debería amenazarlo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias aunque solo veo el status de momonga.

    ResponderEliminar
  12. Me pregunto q comera los zern si van al reino hechicero. Consumen sangre por eso...

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por su gran trabajo y velocidad. Lo único malo es que la espera me mata.

    ResponderEliminar
  14. donde aparte de este vol. se menciona o se dice como es aurolean omega?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.

Overlord, volumen 12, capítulo 1 Parte 1

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Reina Santa que podía usar la magia divina y que estaba íntimamente ligada a las iglesias. Dicho esto, no eran tan religiosos como la Teocracia Slaine.

Overlord, Volumen 13, Capitulo 5, Parte 2

Neia cerró en silencio la puerta de la habitación del Rey Hechicero y se giró sobre sus talones. Y entonces... su cuerpo se estremeció.

Ella palmeó suavemente sus mejillas rojas y algo ardientes para forzar su cara a tensarse antes de que colapsara completamente. Una de las razones era porque sabía que su rostro relajado hacía que otros desconfiaran, mientras que la otra razón, más importante, era porque se sentía profundamente avergonzada.