Ir al contenido principal

Youjo Senki, Volumen 2, Capitulo 4

El diablo frente a las costas de Norden


10 DE DICIEMBRE, AÑO 1924, ALIANZA ENTENTE, PUERTO DE ARNELSNE

Al enterarse de la noticia de que la ciudad de Os había caído, junto con el avance del Ejército Imperial en el interior, todos los de esa generación comprendieron que este era el fin de la administración de la Alianza Entente. Algunos levantaron una copa para brindar por la victoria del Ejército Imperial. Otros bebieron bebidas amargas en anticipación de esa victoria. Todo el mundo lo veía como el fin de la Alianza Entente.

Pero gritaron para animar a los que estaban directamente involucrados, que estaban comenzando a quebrarse ante el destino inminente de su patria; aún no había terminado. La victoria del Imperio no era segura. Sólo el gobierno se había rendido.

Los civiles, la gente, no fueron derrotados.

 "...¿Estamos listos para plantar nuestra semilla?"

"La República aceptó y... el Reino Aliado también aceptó a alguien como diplomático."

La resistencia podría continuar fuera de la patria.

Si, la guerra contra el Imperio continuaría más allá de sus fronteras.

"Entonces, ¿A quién enviaremos al final?"

"Creo que la mejor opción debería ser el consejero de Asuntos Exteriores Abensoll."

"No, creo que deberíamos enviar al más joven, el consejero de Cultura Korsor, como nuestro embajador."

"No estoy de acuerdo. El mejor hombre para el trabajo, es el consejero Abensoll".

Alguien tenía que sobrevivir y continuar la lucha, para declarar: "Todavía estamos aquí."

Y eran los soldados los que actuaban basándose en las intenciones de los consejeros. La realidad era obvia, pero el ejército hizo lo que el gobierno exigió. Todos harían todo lo que pudieran por su país, que es como debe ser en una nación unificada. Si hay algo que a menudo se olvida en el panorama general, es que los soldados a los que se les pide que lo den todo y que son sacrificados por los políticos en nombre de la patria tienen familias y hogares felices. Y así, ese día antes del despliegue, los magos de la Alianza Entente tuvieron poco tiempo para despedirse.

"Buena suerte."

"...lo siento," el Coronel Sue se disculpó en silencio mientras abrazaba a su llorosa esposa. Ella evacuaría a otro país para evitar los combates. El hecho de que fueran una familia que pudiera elegir esa opción fue el único consuelo de Sue como cabeza de familia. Probablemente debería haberse alegrado de que su familia pudiera ir a los Estados Unidos.

Aún así, por la forma en que resultaron las cosas, no tuvo más remedio que mandarlas fuera. «Probablemente lo único que yo -no, cada soldado de la Alianza Entente- puedo hacer es abrazar a su familia e intercambiar esperanzas de seguridad. Nuestra patria ya no es segura.»

"¿Papá?"

"María, cuida de tu madre. Y cuídate".

"...¿No puedes venir con nosotras?"

"Lo siento. Tengo trabajo otra vez."

Se obligó a recordar que aún tenía suerte. Tenía las conexiones para al menos llevar a su familia a un lugar seguro. Dado el congestionado tráfico marítimo y los problemas de control de las rutas marítimas, no era una opción para mucha gente. Se sentía un poco culpable, pero si podía proteger a su familia, no se arrepentía.

Por supuesto, no era lo que Sue quería. Hubiera preferido pasar días tranquilos en la calidez de su familia. Si hubiera sabido que esto iba a pasar, se habría ido a casa más a menudo. «¿Por qué no aprecié la bendición de tener mi casa tan cerca?»

«Debería haber hablado más con mi hija. Hay tantas cosas que todavía quiero decirle a mi esposa. Tantos remordimientos. Fue estúpido de mi parte creer que nuestras vidas seguirían igual para siempre.»

Era una sensación que ni siquiera él podía explicar, pero cuando soltó los brazos que inconscientemente había envuelto alrededor de su esposa, como si estuviera barriendo algo de incomodidad, se las arregló para poner una sonrisa mientras se agachaba al nivel de los ojos de su hija.




"Anson..."

"Puede que no haya sido un buen padre, pero espero que algún día pienses en mí como un padre del que puedas estar orgullosa."

"Está bien. ¡Tú eres mi padre! Oh, pero deberías afeitarte."

Era una chica tan dulce. La había abrazado a pesar de todo; quería sonreír ante su cosquilleo.

"Tienes razón. Realmente debería ser bueno y afeitarme."

"¡Contrólate, papá!"

"Sí, tienes razón. Tengo que recomponerme".

Lo más que Sue podía hacer como padre era reírse así con una sonrisa irónica. El momento en que su hija lo regañó por no afeitarse con suficiente frecuencia, fue una vida normal. La esencia de su precioso mundo cotidiano.

"Bueno, esto no es bueno... No puedo dejar que te preocupes por mí. Prefiero recordarte con una sonrisa".

"Por favor, mantente a salvo."

El hecho de que su esposa le deseara valientemente el bien, incluso después de haber roto en lágrimas, le rompió el corazón. Quería abordar el barco con ellas, vivir sus vidas juntas. Pero era un soldado obligado por el deber.

«Deber. Aghh, molesto, noble deber. Oh Patria, me entrego a ti. Así que, Dios, bendice mi hogar, el país que ama mi familia.»

"Papá, es un poco temprano, pero... ¡Feliz Navidad!"

Mientras Sue estaba llena de sentimientos, su hija le dio un enorme estuche antes de abordar el barco con su madre, diciéndole que lo cuidara bien.

Un alivio momentáneo llenó su corazón al verlas marchar, así como la tristeza en su despedida que bien podría ser definitiva. Pero si había algo que no quería hacer, era arrepentirse del momento. No había nada más desafortunado que lágrimas en una despedida. Él se obligó a sonreír y de repente se dio cuenta de que el estuche había desaparecido. Estaba confundido hasta que se dio cuenta de que un viejo conocido se lo sostenía con una mirada tranquila en la cara.

"Sue, un regalo de Navidad de tu hija. Llévalo contigo".

El extraño comentario vino del Consejero Cazor, quien estuvo presente para despedir a los evacuados. Preguntándose por qué el consejero sabría sobre el regalo de su hija, Sue agarró el estuche y se quedó sorprendido por su peso inesperado.

No había galletas ni un suéter de lana dentro. Era algo mucho más pesado. " Consejero Cazor, ¿qué es esto?"

"Adelante, ábrelo. Es un SMG de Armas A.S. fabricado en la Confederación Waldsta. Duradero con un cuerpo como un LMG."

A sugerencia del consejero, Sue se acercó a un sitio discreto y abrió el estuche. Lo que recibió era un nuevo rifle automático, un modelo bastante costoso que funcionaría bien en conjunto con su orbe. Clips, balas mágicas, un juego de herramientas de mantenimiento - Venía con todo.

"¿Cómo se enteró de algo como esto...?" Admiró la construcción sólida pero ligera mientras continuaba su examen. Aceptó el mismo calibre que su rifle y tenía un alcance más corto, pero era más fácil de manejar en una pelea cuerpo a cuerpo. Fue una buena elección para enfrentar a cualquiera que se le acercara sigilosamente. Además, el alcance limitado significaba un riesgo comparativamente menor de disparar accidentalmente a un aliado, lo que era una gran ventaja.

Por eso tenía que preguntarse.

«¿Cómo pudo mi hija conseguir esto?»

"Es un regalo personal de un tipo pésimo del Reino Aliado. Para un país con una comida tan horrible, nos enviaron a un buen hombre, ¿no crees?"

"¿Perdón?"

"Aparentemente, vio a su hija llorando en el parque. El puso tus iniciales en eso".

"Oh, ¿el A.S. es por mi nombre?"

Estaba seguro de que las letras grabadas eran el logotipo de la fábrica; el nivel de esfuerzo le hacía sonreír.

«No sé si mi hija es pecadora o si el cielo simplemente la ama, pero seguro que ella cortejó a ese agente de inteligencia... De vez en cuando, esos tipos de Albion realmente pueden hacer algo bueno.»

"Seguramente son las iniciales de Armas Arnold & Smith."

"No, aparentemente, está estampado en la parte inferior." El Consejero Cazor se mostró de alguna manera entretenido mientras explicaba.

"Ese irritante caballero del Reino Aliado probablemente se conmovió con las lágrimas de su hija y le hizo un descuento. Aparentemente, pagó el precio especial de cien libras. Eso es sorprendentemente barato, Coronel".

«Gracias por darle a tu padre un gran regalo, cariño. Quería darle un beso si podía.»

«...Me siento como si tuviera la fuerza de un centenar de hombres.»

"Estoy orgulloso de tener una familia tan buena."

"Lo siento, Coronel. Me temo que te pedimos demasiado".

"Tú arreglaste el barco para mí. Por mi parte, estoy preparado para proteger el hogar de mi familia con mis propias manos".

"Contamos contigo".

Un hombre se inclinó, y el otro sonrió al recibir el gesto. No necesitaban decir nada más.



««««««««««»»»»»»»»»»



11 DE DICIEMBRE, AÑO 1924, IMPERIO, COMEDOR DEL HOTEL RHEINE

Para Tanya, es un maravilloso almuerzo de otoño. El aperitivo había sido un delicioso paté de pescado de temporada. El plato, hábilmente preparado, utilizaba pescado tan fresco que parecía casi un desperdicio convertirlo en pasta. Ningún elogio sería suficiente. Era simplemente sublime.

La sopa de patatas era legendaria. Ella estaba acostumbrada a comer papas, así que se sentía extraña al disfrutarlas tanto. Dicho esto, no fue algo malo. Las raciones en el campo de batalla eran difícilmente comparables en cuanto al nivel de cuidado dedicado a su creación, y como tal, el plato era una encarnación de la deliciosa creatividad de la humanidad.

Ha oído que el plato principal, que aún no ha llegado, es el pescado blanco. El camarero explicó el plato con tanto orgullo que tiene grandes expectativas. Si el camarero del hotel dice que es tan bueno, no sólo debe ser alta la calidad de los ingredientes, sino que también está segura de que demostrará las habilidades del chef.

Y el hecho de que sus compañeros de comedor también están felizmente expectantes hace que la comida sea aún más divertida. Junto a ella se encuentran miembros de la asociación de reservistas y destacadas figuras de la región. Y pensar que ella puede relacionarse con ellos. Sólo puede maravillarse de su suerte.

Como entienden los hábitos de los soldados, el regalo de las tropas del norte, Koskenkorva, funciona bien. «Puedo ver por qué esta cosa es notoria por aumentar tus posibilidades de convertirte en un alcohólico.»

«Aunque son soldados viejos, son principalmente hombres conocidos en la ciudad que se llevan bien desde hace años. Probablemente se sorprendan por el curioso sabor. Y si están felices de tener una historia interesante de recibir tal regalo de una niña de mi edad, aún mejor.» Con su plan según lo planeado, la conversación fluye naturalmente, y Tanya es capaz de divertirse bastante.

Aunque no pueda beber con ellos, siente que valió la pena confiscar una caja para uso privado en las fiestas. Ella está muy satisfecha.

Mientras piensa en lo feliz que está por los resultados de su trabajo, está deseando disfrutar del pescado blanco salteado cuando el camarero no trae el tan esperado plato principal, sino el receptor de un siniestro teléfono negro.

"¿Srta. von Degurechaff?" Le pregunta deliberadamente si aceptará la llamada. De regreso a Central, ella decidio aprovechar la ocasión para almorzar con estos reservistas y celebridades locales como excusa para pasar por una ciudad turística. ¿Quién recibe una llamada de emergencia en ese lugar?

«Mi preciado día libre se ha dañado en un instante.»

«Ahora también tengo dudas de que voy a pasar la Navidad de licencia como me prometieron.»

Ella toma al respetuosamente ofrecido receptor con reticencia. Si no fuera su deber, querría huir. «Así tiene que ser como Churchill se sintió al ser despertado por la noticia de que sus barcos principales habían sido hundidos.»

«¿Alguien podría traerme una infernal taza de café negro?»

"Soy el Mayor General von Rudersdorf del Estado Mayor. ¿Mayor Tanya von Degurechaff?"

"Sí, señor, es ella."

Ella lo sabía antes de que él hablara. Obviamente era una llamada militar. Ninguna declaración de propósito o saludo de temporada. Por no hablar del hecho de que el general von Rudersdorf sigue en este momento en la línea más avanzada de la lucha contra la Alianza Entente. Las implicaciones son las opuestas a este magnífico almuerzo: la llamada telefónica será una invitación a volver a las miserables líneas del frente.

«Quiero irme a casa ahora mismo. ¿Cómo pude haber sido tan densa para venir a esta reunión donde todos sabrían exactamente dónde estoy?»

"Un aviso de la Oficina del Estado Mayor. Reúna a su unidad Mayor von Degurechaff. Repórtese en cuanto esté hecho".

"Entendido, señor. Nos dirigiremos a la guarnición más cercana de inmediato, e informaré en cuanto estemos todos reunidos".

...Es una orden de movilización impresionantemente imposible de malinterpretar.

Ya ha respondido a un montón de órdenes irrazonables del general von Rudersdorf, pero parece que la va a hacer trabajar un poco más. Si esto iba a suceder, debería haber bloqueado las radios y tomarse su tiempo para volver bajo el pretexto del entrenamiento.

Bueno, no tiene sentido llorar sobre la leche derramada. Entrega el receptor y le da al camarero una generosa propina.

No es su culpa que las noticias sean horribles. No le gusta, pero los servicios deben ser compensados.

"Oh. ¿Buenas noticias, Mayor von Degurechaff?"

Pero aparentemente, la gente ofrece grandes propinas cuando las noticias son favorables. No puedo evitar pensar en que es un comportamiento emocional, ilógico, así que no lo hago... pero parece que la cantidad que di fue una señal a estos nombres locales, que no habían oído, de que el mensaje era algo afortunado.

Se supone que debo sonreír a estos caballeros y responderles educadamente, pero no estoy segura de poder hacerlo.

Al final, su rostro frunce el ceño mientras sacude la cabeza. "No, señor. Desafortunadamente, no parecen ser muy buenas noticias".

"¡Oh! Eso es..."

El hombre con la expresión de compasión absoluta en su rostro es verdaderamente una buena persona. Tiene la buena voluntad de hombres que no tienen que ir a la guerra.

Para alguien que ha sido enviado a atacar, es complicado, pero es lo que es.

Los buenos modales son una de las herramientas más básicas para reducir al mínimo los errores. Como tal, es natural que siga las reglas. En su esencia, los seres humanos son animales políticos, pero al mismo tiempo, son sociales.

" Lo siento, pero tengo órdenes. Tendré que irme temprano."

 "...le deseo lo mejor, Mayor."

¿Puedo decir con seguridad que ninguno de ellos se siente afortunado de que no sean ellos? Tanya decide que es una sospecha infundada y sonríe educadamente mientras se traga sus amargos pensamientos y se pone de pie.

"Gracias. Espero que perdonen mi grosería. Discúlpenme."

Con esas palabras de despedida y una reverencia, toma su abrigo del camarero y pagó la cuenta. Está vestida formalmente con uniforme. Su abrigo, que ha sido diseñado para un uso práctico, es bastante sustancial. «De alguna manera me molesta, pero el ejército puede ser irracional de las maneras más extrañas.»

Por supuesto, también tengo que preguntarme acerca de la gente que usa gabardinas como moda....

Mientras recogía su abrigo, un vehículo militar había sido enviado. Un mesero atento debe haber alertado al camarero en la sala de espera. Un coche con su subordinado al volante ya está a la espera. Los arreglos eficientes la hacen sentir un poco mejor. Los seres humanos tienen que vivir con una perspectiva positiva.

Y así ella encuentra la situación genuinamente maravillosa. Tenía razón en no ser tacaña con las propinas para los camareros.

También es bueno que abran la puerta tan cortésmente. Ella se mete rápidamente en el coche, y éste arranca.

"Cabo, de vuelta al cuartel. Lo siento, pero podría darse prisa..."

"Sí, señora."

El cabo arranca, y en medio de las leves sacudidas a lo largo del camino, decide compartir su desgracia. «No me gusta sufrir sola. Sin embargo, no me importa hacer que otros sufran solos ». Sin siquiera darse tiempo para volver a sentarse en su asiento, activa su orbe de computación. Se conecta con la guarnición y llama al oficial de la semana. El hecho de que responda al segundo aviso significa que pasa.

"¿Qué puedo hacer por usted, Mayor?"

Bueno, son malas noticias. En lugar de andar con rodeos, debería ir al grano.

"¡Se ha cancelado la licencia! ¡Emitan órdenes de movilización inmediatamente! Todas las unidades deben reunirse ahora mismo".

"...Sí, señora, órdenes de movilización, entendido. Llamaré a todo el mundo de vuelta tras su permiso de medio día."

Bueno, mi descanso en esta ciudad turística ha terminado antes de lo planeado. Entonces Tanya tiene un pensamiento desconcertante: la posibilidad de que incluso antes de solicitar el permiso, el General von Rudersdorf había sido lo suficientemente "amable" como para mantener a su unidad cerca de una base naval durante unos días como tiempo libre simbólico. Es totalmente posible. Si, durante una operación a gran escala en las líneas del norte, transfirieran una unidad que pudiera mantenerse a salvo del espionaje, el Estado Mayor ciertamente podría hacer que el Batallón 203 de Magos Aéreos se retirara.

En realidad es bastante práctico.

" Dense prisa. Son órdenes del Estado Mayor".

"Entendido".

El hecho de que la seleccionen para dar las órdenes la hace pensar que el Estado Mayor quiere ocultar algo. Sí, después de considerarlo más de cerca, hay algo muy antinatural en todo esto. ¿Por qué ahora, más que nunca?, el general von Rudersdorf de Operaciones está personalmente en Norden con el pretexto de una inspección.



««««««««««»»»»»»»»»»




CAMPAMENTO TEMPORAL DEL BATALLÓN 203 DEL EJÉRCITO IMPERIAL

"Telegrama del Comando de la Flota del Mar del Norte de la Armada Imperial".

"...Léelo."

«¿De la flota?» Esa es la duda en mi mente. Tanya comparte la pregunta detrás de las miradas desconcertadas de los oficiales del Batallón 203 de Magos Aéreos. ¿Por qué el comando de la flota se tomó la molestia de enviarnos un telegrama?

«El hecho de que no estén pasando por el ejército regional debe significar que esto es lo que el Estado Mayor quiere? ¿O están interviniendo directamente? De cualquier manera, tengo un mal presentimiento sobre esto». Mientras Tanya interpreta la situación, presiona al operador de radio para que lea el telegrama.

Mientras los oficiales escuchan con signos de interrogación en sus rostros, él responde a su petición y lee las órdenes de la misión. "Son órdenes de búsqueda y destrucción para el Batallón 203. Todas las maniobras anteriores deben ser detenidas inmediatamente. Se les pide que se dirijan directamente a las aguas indicadas, localicen al enemigo y bloqueen el área. ¡Eso es todo!"

«Cielos. Ellos dicen "buscar y destruir" como si no fuera nada. Además, ¡nadie usa buscar y destruir en estos días! Y los magos no tienen ninguna manera de navegar sobre el agua, así que ¿cómo se supone que vamos a encontrar enemigos y bloquear un área? Hablando de misión imposible.»

Mientras la teniente Serebryakov trae el documento, Tanya mira con irritación una carta de navegación de la costa de Norden extendida sobre su escritorio. Ni siquiera suele mirar estas cosas. Al darse cuenta de esto, no puede evitar un suspiro interior. La confronta con la realidad de que tendrá que volar en el espacio aéreo sin sentido del lugar, y la deprime muchísimo.

"Teniente, tráigame el mapa de control de combate de la zona del Mar del Norte. Llama al Control Norden". «Esto está haciendo que me duela el cerebro». Tanya sacude la cabeza para despejar su mente mientras la teniente Serebryakov le trae el mapa solicitado antes de intentar establecer una línea a través de los controladores locales.

"Sí, señora. Enseguida."

Ella entrega el mapa y el receptor habla con movimientos nítidos. “Es el Control Norden”. Intercambiamos una o dos palabras, y el operador de radio me conecta con alguien de la marina. «Es lo peor cuando te ignoran irresponsablemente pero en realidad tienen una buena cooperación lateral».

«A este paso, no seré capaz de holgazanear y culpar a la mala coordinación. Tal vez ser demasiado eficiente es algo malo. Supongo que al menos debería alabar la integridad con la que hacen su trabajo. Soy una buena ciudadana, así que es justo que felicite a mis compatriotas por cumplir con sus deberes.»

Cuando pienso en eso, supongo que todo lo que puedo hacer es aguantar por el bien público.

Como no tengo otra opción, hago todas las llamadas necesarias sin perder un minuto. Esperar es un lujo y una pérdida de tiempo. No hay un solo día en la vida de un guerrero corporativo al que se le permita la indulgencia de perder el tiempo. Para pasar sus días libres como deseen, el más alto nivel de desempeño en el trabajo es esencial.

Para un soldado, nada cambia.

"¡Teniente! ¿Dónde está la flota del Mar del Norte ahora?"

"¡Se lo preguntaré enseguida!"

«La máquina militar está empezando a moverse, y yo soy uno de sus engranajes», piensa automáticamente Tanya. Y este arte necesita conocer las posiciones de los barcos restantes de la Alianza Entente, así como su flota amiga. Al menos ha metido en su cabeza el memorándum general sobre los barcos de la Alianza Entente, así que lo saca a relucir mientras confirma rápidamente los puntos cruciales.

Aunque la Flota del Mar del Norte desplegada en esta área no es la más fuerte del Imperio, la cual es la Flota de Alta Mar, tiene algunos barcos poderosos, incluyendo barcos capitales. Su entrenamiento es confiable, y desde la operación de aterrizaje hace unos días, hemos sido capaces de coordinarnos hasta cierto punto. Pero una batalla no planeada es otra historia.

Tanya se las arregla para considerar todos los hechos más importantes mientras la Teniente Serebryakov hace llamadas telefónicas. No tiene otra opción que manejar esto eficientemente, pero es en un área con la que no tiene experiencia, sin mencionar una misión de respuesta rápida. Tal vez es por eso que no puede calmarse y sólo tiene un tenue control sobre el impulso de dar mil instrucciones diferentes.

Respira profundamente, en pequeñas cantidades, para que nadie a su alrededor se dé cuenta. A veces es útil ser pequeña. Te hace menos llamativa, pero en momentos como éste, es muy útil.

Aún así, nunca hemos hecho un ejercicio sobre el agua, y ahora estamos siendo lanzados a una verdadera batalla marina? El objetivo es un grupo de buques de guerra de la Alianza Entente que huyen. Las misiones de asistencia en la persecución son muy difíciles. Es como tratar de negociar una adquisición sin saber nada del otro lado. Si estamos en una posición tan superior que estas conversaciones funcionarían, se plantea la pregunta de si las negociaciones son necesarias en primer lugar.

Por lo tanto, cada minuto se siente como cien años, y cuando llega el informe de situación que Tanya está esperando y la Teniente Serebryakov le entrega el receptor, ella se lo arrebata. Con la otra mano sostiene un bolígrafo, lista para tomar notas en cualquier momento en el mapa que tenía al teniente Weiss sobre la mesa.

" Esta es la Mayor von Degurechaff del Batallón 203 de Magos Aéreos. Recibimos una misión del Estado Mayor para apoyar a sus naves. ¿Cuál es la situación?"

"La segunda flota de cruceros de batalla ha abandonado la base naval de Kiel. La Fuerza de Combate Submarino  se les adelantó para construir una red de patrullaje".

Afortunadamente, alguien de la marina que sabe lo que está pasando la pone al corriente. Según él, los cruceros de combate de emergencia ya están buscando al enemigo.

"¿Seremos la vanguardia de los acorazados? ¡Estupendo!"

El teniente Weiss tiene una afición por mantener las cosas a la ligera, y Tanya toma nota mentalmente. Un vice comandante que se destaca por prestar atención a la atmósfera de las tropas es difícil de encontrar. Pero lo que dijo es correcto. Sólo ser la vanguardia los haría lucir bien.

"¿Por qué te pones tan nervioso? Somos un batallón de magos de respuesta rápida, eso es lo que hacemos".

Muy pronto, recibe el informe de que la unidad está lista para salir, así que va a su encuentro.

"¡Hola comandante!"

La expresión de la comandante del batallón Tanya von Degurechaff debe parecer normal para Weiss y para todos los demás cuando la saludan. «Estoy segura de que actúo tan bien como un oficial imperturbable». Devuelve sus saludos con indiferencia, mira a su alrededor, y asiente con la cabeza satisfecha. Bueno, internamente lo ha superado todo, pero aún así.

"Gracias. Descansen. Teniente Weiss?"

"Señora. Yo daré el informe".

El privilegio y el deber de todos los oficiales a lo largo de la historia es que sus subordinados hagan las cosas molestas. Una organización se ejecuta de forma jerárquica por naturaleza. Si un superior está quitándoles trabajo a sus empleados, ese lugar de trabajo está patas arriba.

"Ayer antes del amanecer, un avión de reconocimiento perteneciente al Equipo de Reconocimiento Nocturno 224 vio un grupo de naves."

Las fotos del cartel muestran varios acorazados de la Alianza Entente, incluyendo un barco de defensa costera. La Alianza Entente no es una potencia naval, pero sigue siendo una alineación armamentística a la altura de lo que cabría esperar de un jugador en la escena mundial. Es una amenaza formidable que ni el Imperio puede ignorar.

Para Tanya, la obsesión con los grandes barcos y sus grandes cañones es el pasado. Aún así, es consciente de que deben tener cuidado con los barcos de combate fuertemente armados. Como un punto de datos, tome el hecho de que el cañón naval de un acorazado dispara mucho más hierro que toda una división de infantería. Además, el fuego antiaéreo de tipo puercoespín y la interceptación de magos marinos hacen que sea difícil deslizarse a través de la red.

Aún así, debería ser más fácil acercarse a ellos que a los barcos estadounidenses en las Marianas. Es una cuestión de cuánto más fácil.

"Tras el análisis, el Estado Mayor ha concluido que éstas son las principales fuerzas restantes de la flota de la Alianza Entente que intentan escapar. Es obvio, ¿no creen?"

Hemos estimado los varios caminos que podrían tomar, desde una línea de fuga hacia la República hasta una ruta serpenteante hacia el Reino Aliado. Pero está claro que su objetivo es quitarse de encima la persecución imperial y huir. Naturalmente, el lado perseguidor quiere localizarlos y aniquilarlos.

Hemos recibido informes de que la Marina del Reino Aliado está haciendo ejercicios justo fuera de nuestras aguas territoriales, lo cual es un verdadero dolor de cabeza. Nos han notificado que evitemos disparos perdidos. Por otro lado, les hemos notificado que, independientemente de lo que ocurra en mar abierto, se disparará contra cualquier cosa que viole las aguas imperiales. En general, es una situación delicada que pone una gran tensión en los nervios.

"El Comando de Flota ha ordenado que todas las naves encuentren y aniquilen las naves de la Alianza Entente. La orden del Estado Mayor es que los apoyemos".

El teniente Weiss reduce el amplio rango de significados que el apoyo podría tener. Entonces me parece que el resto es mi trabajo, y sí, no quiero que parezca que me pagan por no hacer nada, así que me hago cargo.

"Batallón, es como él dijo. El destacamento de reconocimiento junto con el Comando de la Flota del Mar del Norte se han desplegado antes que nosotros. Y aparentemente, un 'país neutral' está trabajando intensamente haciendo ejercicios en aguas cercanas. Cuídense de no golpearlos".

Debe ser muy difícil para los exploradores mantenerse encima de ellos con esta lluvia. Aunque debo decir que parece un poco retrasado enviar una unidad para observar los ejercicios del Reino Aliado mientras tratamos de encontrar la Alianza Entente. Pero no hay razón para bajar la moral haciendo ese tipo de comentarios.

"Nos dirigiremos al norte y nos encontraremos con ellos en cuanto tengamos los datos. Esto no hace falta decirlo, pero lo haremos de oído".

"Entendido".

"Según Inteligencia, el enemigo es rápido. Y aparentemente, tienen magos marinos. El alcance de nuestra misión incluye eliminarlos, pero el reconocimiento es la prioridad".

Nuestra misión es de la variedad bastante común de "buscar y destruir" - sólo se nos dice que prioricemos la parte de "buscar".

"Nos vemos en la pista de ejercicios en 60 minutos a toda velocidad. ¿Alguna pregunta?"

...Bueno, son mis subordinados obsesionados con la guerra. Están llenos de espíritu.

Sin hacer preguntas, como de costumbre, la unidad finalmente despega una hora más tarde. Nos dirigimos al oeste a velocidad de crucero mientras subimos.

Aparte de algunos irritantes informes falsos de unidades submarinas amigas, no hay noticias. Si hay algo que decir, es que el viento y la lluvia han aumentado, y nuestra visibilidad se ha deteriorado rápidamente.

Miro a mi alrededor, pero ni siquiera puedo ver a mi batallón.

Confío en nuestra capacidad para volar en formación, así que me sentiré muy molesta si nos separamos y no podemos aportar toda nuestra fuerza a la lucha. "Nuestra gracia salvadora es que no tenemos a nadie con un sentido de dirección tan inútil en esta unidad.

"Control a Pixie. No hay informes de contacto".

"Pixie 01, entendido. ¿Qué hay del clima? ¿Podemos esperar que mejore?"

Aún así, estoy harta de estos informes tediosos de la retaguardia. No hay informes de contacto, lo que significa que a pesar de que hemos estado volando todo este tiempo, tenemos que seguir buscando.

Si quisiéramos superar las nubes de lluvia, tendríamos que ascender muy alto. En vez de eso, nos mojamos. A pesar de que nuestros proyectiles defensivos repelen el agua, llover sobre ellos no hace mucho por el estado de ánimo.

"Enviando datos de la zona de guerra desde Control Urbano... Parece que no por un tiempo. Lo siento por ustedes. Deben estar en el infierno con este frío."

"Toda la zona de combate está llena de fuertes lluvias y vientos huracanados. ¿Se está emitiendo una alerta de inundación de nivel dos y restricciones de vuelo?. ¿Cómo están las otras unidades de la operación?" Tanya comprueba los datos cuando llegan de repente y recibe la confirmación de que el tiempo sólo está empeorando, lo que aturde su mente. Dicho esto, si las advertencias de vuelo se convierten en avisos de no-vuelo, pueden regresar a la base.

"El Primer Escuadrón ha dejado la base naval de Kiel en una misión de búsqueda y destrucción. La Fuerza Aérea está enviando una compañía especial de reconocimiento. Asegúrense de no dispararles accidentalmente".

¿Tenemos otras fuerzas buscando? Supongo que es mejor que no. Supongo que deberíamos seguir buscando hasta que tengamos permiso de volver a casa. Eso era lo que ella estaba pensando cuando...

"Pixie 01, Roger. ¿Puede decirme dónde están los barcos del Reino Aliado que se ejercitan...?"

En ese momento.

Incluso en el aguacero, un rugido inconfundible y el sonido de los disparos abruptamente atraen su atención hacia algo que está debajo de ella.

"¿Una explosión?"

Era la explosión aburrida de algo que detonaba bajo el agua. Resuena más de lo que se espera, especialmente en el actual cielo nocturno.

Cuando entrecierra los ojos, apenas puede distinguir varias formas flotantes. Al momento siguiente, sus ojos se abren. En el punto de mira están las naves enemigas.

Fue un espectáculo horrible para los hombres a bordo del submarino perteneciente de la Flota Imperial del Mar del Norte. El capitán, que miraba por el periscopio y vio las enormes salpicaduras en el momento en que sonaron las explosiones, se sorprendió tanto al principio que no pudo volver a cerrar la boca. Cuando se dieron cuenta de que no habían oído ninguna explosión secundaria, todos miraron al cielo.

Los torpedos se habían activado antes.

Los seis torpedos que acababan de lanzarse eran más inútiles que las anguilas. Los marineros enfurecidos lanzaron una serie de maldiciones, jurando que la próxima vez cargarían al equipo de desarrollo en lugar de los torpedos, que sólo servía para malgastar el presupuesto, en los tubos y los dispararían.

Para ellos, los resultados que los desarrolladores habían obtenido no significaban nada.

Las naves de la Alianza Entente que habían descubierto no se hundirían; los seis torpedos que habían lanzado después de hacer cálculos cuidadosos en anticipación del éxito se habían impacientado y habían explotado demasiado pronto.

No era de extrañar que el oficial de navegación que se había tomado tantas molestias para ponerlos en posición de ataque pareciera aturdido. Incluso los pensamientos del capitán se congelaron por un momento ante la repentina escena que parecía burlarse de todo su duro trabajo.

Lo que vio a través del periscopio fue a la flota de la Alianza Entente cambiando formaciones para el combate contra submarinos. Entonces los magos marinos comenzaron a barrer la superficie del agua en busca de periscopios. Cuando la tripulación se apresuró a entrar, se encontraron furiosos: no querían morir a causa de un fracaso tan estúpido.

En realidad, no lo sabían en ese momento, pero... dado el resultado, habían conseguido una asistencia fantástica. Cuando la flota de la Alianza Entente se dio cuenta de que un submarino imperial los estaba apuntando, entraron en combate contra-submarino. Como resultado, aunque sólo fuera por un momento... todo el mundo miraba hacia abajo.

Y es por eso que su respuesta a lo que salió del cielo en el momento siguiente se retrasó. Haz que miren hacia abajo, y que el ataque real llegue desde arriba para matar.

Para el Coronel Anson Sue, que se dio cuenta de que habían sido atrapados, fue un golpe terriblemente astuto de uno contra dos.

"¡Nos atraparon, esos bastardos!"

"¡¿Dónde estaba la fuga?! No, ahora... ¡Esos cabrones!"

Realmente fue el peor momento posible para la flota de la Alianza Entente. Desde que habían pasado al combate contra submarinos, el destructor que escoltaba al buque insignia se había alejado. No sólo eso, sino que los magos marinos habían salido corriendo a reprimir al submarino, y los vigías, mirando fijamente a la oscuridad, estaban recorriendo el mar para no perderse ninguna estela de torpedo. Fue entonces cuando ocurrió.

El batallón de magos enemigos que había estado acechando en el cielo hizo un ataque a toda velocidad en el buque insignia.

Sólo unos pocos lograron escapar, incluido el coronel Sue.

Pero los magos imperiales que se precipitaban, intercambiando altitud por aceleración, eran mucho más rápidos que ellos, y el hecho de que tuvieran el control del aire significaba que él no podía pensar en una manera en que esta situación desesperada pudiera empeorar.

Aún así, todo lo que Sue podía hacer era subir. Si no lo hiciera, ese barco y la semilla del futuro de su patria se hundirían.

Los sentimientos de la Mayor von Degurechaff en ese momento, en el tiempo, en el lugar, serían objeto de muchas investigaciones en años posteriores. En realidad, el Batallón 203 de Magos Aéreos, incluyendo a Tanya, se encuentra en un caos parcial al encontrarse a un inesperado contacto, pero se las arreglan para atacar como un reflejo del entrenamiento.

"¡Batallón! ¡Sepárense! ¡Sepárense! ¡Prepárense para atacar!"

Tomando la decisión de enfrentarse en fracciones de segundo, Tanya entra en una inmersión precipitada; no tiene experiencia en la lucha contra barcos. La razón es que supuestamente hay un gran equilibrio de poder. Gracias a los esfuerzos diplomáticos, las principales naciones han evitado graves conflictos armados hasta esta guerra. En otras palabras, este es prácticamente el primer ataque de un mago a una nave en la historia.

Y por eso es lo único que pueden hacer para actuar de acuerdo a su entrenamiento. Ella dispersa la unidad, y esquivando el fuego antiaéreo todo el tiempo, todo el mundo entra en picada al mismo tiempo. Es una táctica defendida por una doctrina que sólo ha sido verificada teóricamente. Nadie sabe si funcionará o no hasta que el Batallón 203 de Magos Aéreos lo pruebe con su propia carne y sangre.

En realidad, la parte receptora del ataque estaba en el mismo barco. La capacidad de los aviones para atacar a los barcos apenas comenzaba a discutirse, por lo que nadie se centró en los magos, que tienen menos potencia de fuego. Como resultado, apenas habían tocado el tema del combate anti-magos en los ejercicios de entrenamiento.

En cierto modo, fue un tiroteo extremadamente crudo para ambos bandos.

"Pixie 01 a CP! ¡Contacto! ¡Contacto!"

"CP a Pixie 01. ¿Hicieron contacto?"

Es difícil hacerlo lo mejor posible cuando te encuentras atrapado en una batalla en la que no esperabas que te dispararan. En ese sentido, Tanya no puede evitar odiar al operador de radio CP. Internamente, no puede dejar de quejarse. ¿Qué demonios querías decir con que no habría contacto? Pero una parte más tranquila de su cerebro no está muy impresionada con el fuego antiaéreo del enemigo, lo cual es un alivio.

En realidad, el fuego protector del enemigo es tan pobre que ni siquiera se acerca al fuego antiaéreo del imperio americano en el que Tanya está pensando. Es lo suficientemente escaso como para que pueda evadirla simplemente volando sin rumbo, indignada por dentro y preguntándose qué han estado haciendo las otras unidades de búsqueda, así que es evidente que no hay mucho de lo que preocuparse.

"¡Me están disparando! Definitivamente es el destello del cañón de un crucero de batalla. A doscientas kilometros de la costa de Wiengenberg".

Al hacer el informe, inmediatamente rompe la formación. Después de todo, las armas navales son una amenaza mucho mayor que las armas pequeñas o incluso que la mayoría de la artillería de campo. Incluso un solo cañón automático utiliza munición de 20 mm, la misma clase que una ametralladora pesada en tierra. Los poderosos cañones de ángulo alto son de 127 mm. Los proyectiles que le están apuntando no permitirán que nadie con cuerpo humano se aleje de un impacto directo. Si nos mantenemos en formación, los cañones antiaéreos enemigos se saldrán con la suya.

"¡Batallón, no se amontonen! Asegúrense de atacar a los magos y a las naves. ¡No se distraigan demasiado por uno u otro!"

Todo a mi alrededor es oscuro, pero estoy segura de que estoy expuesta. Cuando se da cuenta de eso, difícilmente puede creer lo inesperado que es esto. Su misión era encontrar al enemigo. Si los submarinos, los aviones de reconocimiento que salieron adelante, o la compañía de magos de reconocimiento descubrieran al enemigo, la unidad de Tanya podría haberse hecho cargo de la vigilancia, dependiendo de la situación; se suponía que era una misión fácil. Entrar en el campo de tiro efectivo de las naves enemigas y atacar nunca fue parte del plan.

Pero si entrecierra los ojos, puede ver una luz que recuerda a un destello de explosión desde abajo. Debe ser uno de nuestros submarinos torpedeándolos. Si no fuera por el ruido de la explosión, probablemente no lo habría notado. La idea de que había escapado por poco cometiendo un error la asusta. Si no se hubiera dado cuenta, sin duda habría terminado siendo interrogada por una comisión investigadora. Me alegro de que la estela del torpedo le llamara la atención. Pero no puedo estar completamente feliz porque si ella hubiera estado un poco más lejos, podría haberse dado cuenta y estar bien.

"Ngh! ¡Contraataque anti-magos detectado! ¡Se avecina fuego antiaéreo controlado!"

 "¡Estoy detectando magos! ¡Maldita sea! ¡Se acercan magos marinos!"

Sus talentosos subordinados tienen un entendimiento apropiado de la situación, así que en realidad no está muy preocupada. Pero cualquier comandante que pida a sus subordinados que actúen en una situación para la que no han sido entrenados tiene que reconocer al menos su derecho a fruncir el ceño.

"¡Todos, ataquen a discreción! ¡Sigan al comandante de su compañía!"

Mientras estén recibiendo una interceptación organizada, tiene que ser tratada, pero ella decide que en lugar de tratar de controlar un batallón entero en la oscuridad, es mejor permitir que cada compañía opere individualmente. ¡Tenemos que recuperar un poco de disciplina y salir de aquí!

"La visibilidad es pobre. No pierdan su percepción de profundidad! El aire es denso, pero no olviden que estamos sobre el mar. Tengan en cuenta la humedad del agua. ¡Nuestros oponentes están cansados! ¡Mantengan la altitud!"

Las compañías más bajas, Segunda y Tercera, parecen estar en buenas posiciones. La Primera y la Cuarta estaban en guardia arriba, así que tienen algo de margen en cuanto a su altitud. Y ya que estoy al mando de la Primera Compañía, quiero poner todas las cosas peligrosas en la Cuarta. Ella hace algunos cálculos rápidos y decide ajustar algunas cosas.

"¡Ngh, alejen a los magos de las naves! Segunda y Tercera Compañías, ¡ustedes son la vanguardia!  ¡Mantengan ocupados a esos magos!"

Los magos marinos son una amenaza para los magos aéreos. No hace falta decir que exponerme al fuego antiaéreo y a los magos enemigos no es mi hobby. Incluso la mayoría de mis subordinados locos por la guerra probablemente no quieren hacerlo. A todos nos gustaría evitar trabajar en áreas peligrosas.

"Cuarta Compañía, vigilen la retaguardia. Ayuden a la Segunda y Tercera a retirarse. Un tiroteo con las naves está fuera de discusión".

De verdad, quiero a la Cuarta Compañía como escudo, pero es mucho pedir.

En ese caso, aumentar el número de señuelos probablemente me dará los mejores resultados. Desde el punto de vista del enemigo, debe ser más fácil atacar a todo el batallón.

"¡Primera Compañía, lamenten su infortunio, o sollocen con alegría por su oportunidad de ganar elogios! Regocíjense, porque somos nosotros los que asediaremos a los barcos! ¡Síganme!"

Haré que mis subordinados hagan la peligrosa lucha contra los magos, y me ocuparé de los barcos.

"""¡Entendido!"""

" ¡Ir hacia la flota es un movimiento audaz! ¡Permítanos ser la vanguardia!"

El personal eufórico de mi compañía se ofrece como voluntario, pero no me conviene seguir su sugerencia.

"Lo siento, la comandante lidera el camino. Retrocedan."

Esta es la única vez que es útil creer que los comandantes deben liderar el camino. No me malinterpreten, no es como si quisiera exponerme al fuego enemigo. Nadie con sentido común quiere estar en el frente cargando contra una lluvia de balas.

Pero ese es un cálculo de principiante. Por supuesto, no quiero hacerlo, pero como sé que es la opción más segura, la elijo sin dudarlo. La razón supera al miedo.

Para explicarlo simplemente, la mayoría de las balas dirigidas al líder de una manada terminarán golpeando a la gente que está detrás de ellas.

Con mayor detalle, con los disparos de desviación, si abren fuego asumiendo que entro a 250, todo lo que tengo que hacer es acercarme a 300. La diferencia me mantendrá a salvo a la cabeza. ¿Pero qué hay de los que están detrás de mí? Sí, el enemigo corrige su deflexión a mi velocidad, son los que me siguen los que estaran en peligro.

Además, al alejarme después del ataque, no hace falta decir que prefiero tener un escudo detrás de mí. Nuestros ojos están en el frente de nuestras cabezas.

Cuanto más lo pienses, más peligroso empezará a sonar la retaguardia.

En otras palabras, ser el comandante audaz en el frente es la política más segura. Se dice que en la guerra, sobrevivir o no está determinado por lo cobarde que puedes ser. Soy una cobarde, así que quiero maniobrar tranquilamente hacia una posición segura.

" Síganme. Repito, síganme".

Por el momento, busco una nave que no dispare tan fuerte.

Ni siquiera tengo que parar a pensar para saber que sólo los adictos a la guerra quieren acercarse al denso fuego antiaéreo de los cruceros o cruceros de batalla. Se puede ver en vídeos de guerra o en reportajes especiales. La densidad de fuego antiaéreo de los barcos americanos era de nueve partes de balas en una parte del cielo. Prácticamente me desesperaría con sólo mirar.

No me importa cuán fuertes sean los escudos defensivos de los magos: no voy a volar en absoluto contra un disparo de 127 mm de diámetro.

Esta es una batalla nocturna, pero incluso si podemos esperar algo de ayuda de la cobertura de la oscuridad, es demasiado peligroso apuntar a uno de los grandes barcos famosos por el fuego antiaéreo.

Por supuesto, la forma más sensata de hacerlo es atacar a un destructor. En la guerra, molestar a los débiles es justicia. Hurra, justicia.

"...Ah. ¿Es un destructor? Bueno, sea lo que sea, ¡vamos por él!"

No puedo decirlo porque está oscuro, pero hay una torreta disparando al azar, así que puedo ver la forma de la nave.

Considerando que no hay naves enemigas, ¿debe ser un destructor aislado?

En ese caso, no tenemos que preocuparnos por el apoyo de otras naves de la flota enemiga. Basándonos en esa interpretación, entramos en formación de asalto.
Con el fin de lanzarnos todos a la vez desde una altura de cuatrocientos cincuenta metros, mantenemos la forma de la formacion y hacemos pequeños ajustes en el ángulo de nuestro asalto.

"¡Gah! ¡Me dieron! ¡Regreso a la base! No es necesario escolta".

Pero supongo que no puedes subestimar a un destructor. Justo cuando estábamos a punto de atacar, uno de mis hombres fue herido.

El cañón principal de un destructor es de 127 mm y puede ser usado eficazmente para fuego antiaéreo, así que vuelvo a evaluar la situación y decido que no podemos tomarlo a la ligera. Mi mago al que le dispararon parece que puede volar, bueno, bien. Aún así, no se ve muy bien, así que tiene que abandonar, supongo.

Ya que su boca funciona, volará de vuelta a la base por su cuenta. No hay nada más que podamos hacer por él. Lo único que podemos hacer es esperar que sea un buen cebo.

"Vamos, vete de aquí. Bien, todos, preparen hechizos de explosión. Dada la típica armadura de un destructor, deberíamos ser capaces de eliminarla si apuntamos a los tubos de torpedos".

Tanya es capaz de torcer instantáneamente su cuerpo para evadir un disparo mientras se acerca, ciertamente como resultado de su entrenamiento. "Bueno, ¿podrían mirar eso? Puedo esquivarlos", murmura. Ella toma nota mentalmente de que su unidad probablemente necesita entrenamiento adicional mientras ella devuelve el fuego.

Las que disparan los hechizos de intercepción desde abajo deben ser apoyo directo de la Alianza Entente. Como son la escolta de un destructor, probablemente sólo haya unos pocos, pero si son lo suficientemente valientes como para venir aquí, no pueden ser descartados.

Justo cuando lo está pensando, parece reconocer a uno de los enemigos, un mago que le dio muchos problemas en el fiordo. Se parece mucho a ese monstruo fanáticamente patriótico.

Tal vez sea una coincidencia, pero puedes matar a un enemigo pésimo con menos culpa que uno bueno. En ese sentido, es una ventaja que este tipo se parezca a uno pésimo. Será refrescante dispararle.

Cambia de marcha y centra su atención en la mejor manera de atacar. Un tipo de explosión pesada volaría un área amplia, pero ella sería un blanco fácil mientras la está usando. Fuera de discusión. ¿Disparar con su rifle? Eso probablemente ni siquiera contaría como agresión. Rechazado.

Ahí es cuando se da cuenta: Una inmersión a esta velocidad debe tener una tonelada de energía cinética. Todo lo que tengo que hacer es literalmente agredirlo con la punta afilada de mi rifle.

Un cruce fugaz.

Pero la bayoneta de Tanya, propulsada a la velocidad de su inmersión, atraviesa el caparazón defensivo del mago de la Alianza Entente y se retuerce hacia él. Una bayoneta empujada por un mago a más de cuatrocientos nudos es mucho más dañina que una carga de lanza de un miembro de la caballería pesada medieval.

Lo golpea y, satisfecha, observa la cara aturdida del soldado enemigo, que parece apenas capaz de creer que algo le está perforando el abdomen, pero cuando intenta sacar la bayoneta, frunce un poco el ceño porque parece que ha llegado demasiado adentro y se ha quedado atascada. Incluso el cañón se le está pegando, y Tanya lucha un poco para quitarlo.




"M...Mar...y"

El soldado enemigo, murmura algo que ni siquiera es una palabra, está herido de muerte. «Cielos, ¿de qué va eso?» Piensa cuando se da cuenta de que él está intentando en vano con todas sus fuerzas llevar su brazo derecho temblando alrededor del rifle en su espalda. Así que decide hacer un intercambio.

"Auf Wiedersehen". Ella murmura la breve despedida con una sonrisa. Lo admiro por su inesperada terquedad, pero no tengo tiempo para seguir con su inútil resistencia, tengo que apresurarme. Empujando su brazo derecho fuera del camino, ella roba el rifle. Luego patea el cadáver, ya lo está sacando de su mente, y echa un vistazo rápido al arma que ha adquirido.

Es un rifle automático estándar. Pero, curiosamente, acepta balas mágicas imperiales.«Qué bonito, este trofeo resultará inesperadamente útil. Un regalo de Navidad para mí». De todos modos. Tanya sonríe a su camino despejado, sintiéndose refrescada, y murmura, "Ahora no hay nada en mi camino."

Sí, literalmente ha pateado los obstáculos fuera de su camino. Todo lo que queda es evadir el débil fuego antiaéreo del barco, dar su golpe y desaparecer bajo el velo de la noche.

Dicho esto, la guerra es una lucha caballerosa por la supervivencia en la que uno debe ser el primero en hacer lo que el enemigo odia. Y como un individuo civilizado con educación, Tanya no usará sus bonitas manos para un sofisticado juego de cricket;  ella entiende la necesidad de patear el trasero del enemigo sin dudarlo.

Esta situación exige que se frustren las intenciones del enemigo. Entonces, ¿cuál es la mejor manera de intimidarlos?

Es muy sencillo. La flota enemiga está siendo acosada actualmente por submarinos, por lo que tienen que tomar contramedidas. Si uso un hechizo de explosión con un tiempo de activación corto y consigo que las cargas de profundidad de la nave o sus torpedos estallen en una explosión secundaria, esta cosa caerá fácilmente.

Esos torpedos pueden ser usados incluso contra un acorazado. Si consigo que exploten, el destructor no tendrá ninguna oportunidad. Si concentro mi ataque en la popa, incluso con bajas expectativas, existe la posibilidad de que se reduzca la velocidad y también se dañe el timón. Y si se deshace de los torpedos para evitar el peligro de explosiones secundarias, la capacidad del destructor para contrarrestar a los submarinos definitivamente se hundirá.

No hay tanto riesgo por mi parte. Esto es perfecto.

"No hay ley que diga que un mago no puede hundir un barco. ¡Voy a ser la primera!"

 "¡Hemos capturado la atención de los magos! ¡Los mantendremos a distancia!"

Y lo único que me preocupaba, los magos marinos, habían sido retirados a tiempo. Lo hicieron extremadamente rápido bajando su altitud para trabajar en los submarinos. Ahora debería poder descender sin preocuparme de ser atacada desde arriba como una idiota. Y estoy aquí para acosarlos, así que esto es demasiado perfecto.

"Bien. Manténgalos lo suficientemente lejos como para que no puedan ayudar a los barcos".

“““Roger!”””

Probablemente será difícil retenerlos hasta que nuestra flota pueda llegar aquí, pero seguramente serán recompensados por acelerar el desgaste del enemigo. Después de todo, ya hicimos un gran trabajo localizando la flota enemiga, e incluso estamos coordinando esfuerzos con nuestros submarinos, aunque eso fue bastante repentino. Todo lo que tengo que hacer es informar a los jefes que hicimos todo lo que pudimos con una decisión en fracciones de segundo.

Lo mejor es darle al enemigo un buen golpe y RTB. Abatir a los barcos es un objetivo secundario.

Si devolvemos el fuego, creo que nuestra parte de la misión de búsqueda y destrucción está cumplida. Destruir los barcos de la Alianza Entente es tarea de la Flota del Mar del Norte.

"Bien, Primera Compañía, si no quieren que los llamen cabezas de chorlito sin logros, es hora de ir a trabajar."

Comenzamos a acelerar de nuevo para descender. A diferencia de los ataques aire-tierra, la humedad del agua hace que este descenso sea incómodo. Pero también estamos bajo la lluvia. Como era de esperar, los disparos de intercepción no pueden atraparme y pasan volando.

A menos que el enemigo sea desesperadamente incompetente, el resto de la compañía detrás de mí está en peligro. Usar a tus subordinados como cebo para sobrevivir y subir la escalera es una constante en un entorno corporativo y militar.

"...¡Todos, desplieguen sus hechizos!"

Dicho esto, para mi feliz error de cálculo, nadie ha caído. Considerando que es un destructor, ¿tal vez el último que fue golpeado fue un golpe de suerte? Eso tendría sentido.

La compañía despliega eficientemente sus hechizos. Los ataques concentrados vuelan uno tras otro hacia la popa de la nave.

"Esta es la Cuarta Compañía con un informe de impacto. La nave enemiga parece ilesa".

Después de confirmar el impacto, me detengo bruscamente para salir de ahí. Incluso si mis subordinados están actuando como un escudo detrás de mí, la carne humana es frágil; su presencia es suficiente para aliviar un poco mi mente, pero todavía me muevo a toda velocidad.

Sólo un idiota es derribado mientras pasa el rato observando los resultados de su ataque. Una unidad que observa a distancia reporta el resultado.

Y según la Cuarta Compañía, lamentablemente, el barco está bien. Ya lo sabía desde que no hubo una explosión secundaria, pero sigue siendo decepcionante. Todo lo que hacemos ahora es esperar que hayan lanzado sus torpedos.

"¡Bastante bien! Logramos nuestro objetivo de confundirlos! ¡Salgamos de aquí!"

Tras la rápida retirada de la Primera Compañía, las otras tres también comienzan a alejarse, manteniendo a los magos marinos bajo control a medida que avanzan.

Para poder salir de allí todos a la vez, los llevo a la formación de retorno lo más rápido posible. Bueno, no lo hicimos tan mal.

Fallamos en eliminar a los magos marinos, pero la victoria estratégica de localizar al enemigo no puede ser ignorada. Básicamente, cualquier otro combate nos desgastaría sin ganar nada. Deberíamos dejar que nuestra flota se lleve parte del crédito.

"¿Cómo les fue?"

"Seis magos caídos y probablemente daño moderado a una nave desconocida. Para ser un destructor, se mueve muy lentamente. Su motor debe estar dañado. Si tenemos suerte, los submarinos lo confirmarán. ¿Cuál es nuestro daño?"

"También tenemos seis con heridas graves y un montón con rasguños."

De todos modos, nadie murió. Es una bendición en esta maldición. Si nos hubiéramos enfrentado a una nave americana, probablemente habría montones de cadáveres...

Echando un vistazo al daño real, no es tan malo como esperaba. Considerando que nos enfrentamos a un destructor, podríamos haber salido mucho peor. Me alegro de que los fusibles de VT no estén desatando su furia todavía.

"...básicamente perdimos. ¿Cómo podemos mostrar nuestras caras en la base?"

Pero el estado de ánimo es pesado porque no fuimos capaces de hacer mucho daño. La falta de una explosión secundaria podría significar que ya habían agotado sus cargas de profundidad, pero aún así... Eso es probablemente una ilusión, se lamenta Tanya.

"Pero si nos encontramos con el enemigo en estas aguas... ¡están avanzando demasiado rápido!"

"Mayor, si me disculpa... considerando la velocidad de un destructor..."

"Sí, tienes razón. Es posible. Aún así, no puedo creer que perdimos nuestra oportunidad de destruir un destructor..."

Todo lo que Tanya puede hacer es lamentar el encuentro inesperado. En otras palabras, no estaba preparada. Era posible que los barcos de la Alianza Entente se movieran más rápido de lo estimado si tuvieran un grupo de barcos más rápido que el promedio.

Y para un destructor rápido... era definitivamente posible.

Llamarlo inesperado fue básicamente una confesión de incompetencia.

"Es posible, pero... ¿qué hay del barco de defensa costero enemigo...? Esto me va a dar dolor de cabeza."

Sin embargo, el hecho de que un superior estuviera equivocado no es poca cosa. Bueno, la flota que viene tras nosotros tiene un poderoso ataque preparado. Esto probablemente no será visto como un gran problema. Después de todo, para nuestra flota de poderosas naves, un destructor es presa fácil.

En este punto, es más constructivo pensar en el daño que mi unidad ha sufrido y solicitar sus períodos de reentrenamiento y descanso.

Pensar en ello casi la hace sonreír. Por supuesto, tengo mucha experiencia controlándome y fingiendo una expresión de dolor. No, debería estar realmente triste.

El daño a la unidad a la que pasé mi tiempo entrenando realmente me deprime.

"Los magos fueron capaces de defenderse contra un acorazado enemigo. Es un gran logro".

"Dejaremos el resto a nuestros amigos. ¡De vuelta a la base!"

Cumplimos nuestra misión, Tanya se consuela, murmurando un suspiro, y ordena a su soldado con el mando de radio inalámbrico de largo alcance. Después de algunos intercambios codificados, a Tanya se le pregunta que ha pasado, así que toma el receptor y da un resumen directo de la situación.

"Pixie 01 a Control Urbano. Eso es todo para mi informe."

"Control Urbano, entendido. Nosotros nos encargaremos del resto. ¿Puedes quedarte con el enemigo?"

La flota enemiga son varios barcos, incluyendo un acorazado. Están en rumbo norte. Han tenido contacto con nuestros submarinos. Cuando le di los datos de las coordenadas del Comando y los detalles de su velocidad, nos pidieron que los persiguiéramos.

"Con el debido respeto, hemos estado volando patrullando durante horas y no podemos soportar mucha más fatiga. ¿Es posible librarnos de más combate anti-buque mientras volamos con heridos?"

"Entendido. He hecho arreglos para que aterricen en la base más cercana. Les deseo un buen regreso".

"Gracias. Cambio."

Para Tanya, todo lo que había hecho era decirle indirectamente que quería volver a casa. El controlador probablemente no esperaba mucho cuando preguntó. No tuvo problemas en obtener permiso para regresar a la base.

Pero Tanya no sabe que de camino a la base cercana el controlador fue lo suficientemente considerado como para darles una oportunidad, por lo que está a punto de tener un encuentro bastante agradable.



««««««««««»»»»»»»»»»




PATRULLA NORTE DEL EJÉRCITO IMPERIAL, B-47

La Mayor Tanya von Degurechaff es la oficial de mayor rango en el espacio aéreo en este momento. Los comandantes tienen que tomar una decisión en un momento u otro. Por eso se les da la responsabilidad y la autoridad. Y la decisión, cuando se trata de eso, será lo que ellos crean que es lo mejor que se puede hacer.

Hay algo que aprendes si lees muchos libros de auto-mejora: Las decisiones que no se toman a tiempo no tienen sentido. Los juicios que llegan demasiado tarde no significan nada. Por supuesto, no hace falta decir que las decisiones descuidadas están prohibidas.

En otras palabras, lo más importante es el equilibrio. Podemos decir que es una habilidad esencial para cualquier profesión directiva.

Y en este día tan desfavorable, el cielo sobre el helado Mar del Norte tiene poca visibilidad. No sólo es el peor tiempo posible para volar, sino que el hecho de que nos hayamos encontrado con un submarino de nacionalidad desconocida sobre el agua de camino a casa es un giro de los acontecimientos tan desafortunado que siento que algo anda mal con la teoría de la probabilidad.

Y ahora que lo hemos encontrado, Tanya, como la oficial de más alto rango, se ve obligada a lidiar con ello.

Tiene a sus tropas dispersas, y cuando les mira a la cara, ve ojos tan serios que le dan náuseas. Un solo disparo puede matar a casi cien de nuestra especie. Y sus expresiones significan que estos soldados harán todo lo que esté en su mano para no fallar. Realmente odio este mundo. Puede arruinar este lugar donde los humanos no pueden actuar como humanos.

Y al diablo con las leyes de guerra también, ya que estamos, Tanya refunfuña en su cabeza.

Qué manera de arruinarlo al no tener ninguna disposición sobre el derecho de paso inocente para los submarinos. ¿Planeaba apelar al principio de legalidad? ¿O esperando una decisión de un tribunal marítimo? Esto no es una broma.

Ante mis ojos, un submarino de nacionalidad desconocida intenta huir rápidamente bajo el agua de nosotros, el Ejército Imperial. Esto tiene que pasar cuando yo estoy a cargo, de todos los tiempos. Se mueve muy rápido y probablemente estará completamente sumergido en menos de un minuto. Pero aunque un minuto no es mucho, actualmente lo tenemos.

Ahora mismo, todavía podemos llegar a tiempo.

La armadura del submarino es tan endeble como el papel. Mi batallón está preparado para el combate anti-buque, así que podemos hundir un submarino instantáneamente.

No puedo evitar sentir que los ojos de mis hombres se vuelven hacia mí, esperando permiso para atacar. Es prácticamente la misma mirada que usa un perro de caza para pedir permiso a su amo. Externamente, Tanya está tranquila, pero por dentro está furiosa.

Yo soy la que está a cargo. En otras palabras, tengo que asumir la responsabilidad.

¿Hundir un barco de nacionalidad desconocida? Eso sería una idiotez! piensa Tanya, rechazando rotundamente esa fantasía.

La ley de la guerra no permite pelear excepto entre países en conflicto. Y lo peor es que hay barcos del Reino Aliado navegando cerca de aquí. ¿Debería romper las leyes de guerra delante de un país neutral?

Las diversas consecuencias me retorcerían el pescuezo. Sería un asunto mucho más importante que el cumplimiento. Si no quiero convertirme en un chivo expiatorio político, tengo que mantener al menos un barniz de razón.

¿Entonces lo dejo pasar? ¿Delante de mis ojos? ¿Sin inspeccionarlo aunque estemos justo encima de él? Eso podría convertirse en un gran lío peludo en el Ejército Imperial. Ya parece que estoy forzando muchos asuntos en la organización militar (aunque lo estoy haciendo porque no tengo otra opción), así que si dejo escapar a un submarino de nacionalidad desconocida, no me dejarían salir del anzuelo. Es un barco desconocido operando en estas aguas. Debe tener una carga muy importante. Tampoco puedo pasar eso por alto.

Y con un poco de esfuerzo, ese submarino puede desaparecer dos días bajo el agua. Mientras no tengamos algún tipo de sonar, será prácticamente imposible encontrarlo de nuevo si lo dejo ir ahora.

...¿Por qué? ¿Por qué me tienen que llevar a este tipo de situación?

Lo que comenzó todo esto, la raíz del sufrimiento de Tanya en este dilema, fue un mensaje de radio recibido después de la lucha con la nave de la Alianza Entente cuando estábamos de regreso a la base.

"...¡Comandante! Informe urgente de un barco sospechoso que se encuentra navegando a oscuras en nuestras aguas territoriales a las dos en punto."

No esperaba encontrar nada, pero si estamos volando nos pagan por ello, así que nos fuimos de la base y terminamos involucrados en una pelea con la Alianza Entente.

Sucedió justo cuando Tanya había empezado a quejarse de que si no podía calentarse junto a la chimenea con una taza de café caliente, no podría continuar.

Llegó un informe de un barco sospechoso. Aparentemente, algunos tipos diligentes lo encontraron.

¿Quién está haciendo más trabajo del que se le paga? Estaba medio impresionada y medio disgustada cuando ladeó la cabeza y luego suspiró con irritación porque tendría que trabajar horas extras -sin remuneración- para lidiar con ello.

Mi batallón estaba algo cansado por la batalla imprevista en la que acabábamos de estar. No podía imaginarme queriendo entrar activamente en combate. Pero no estábamos tan mal como para evitarlo.

"Bueno, no podemos ignorarlo. Habrá que investigar."

Era una situación que no podía ser ignorada, y aunque mi batallón estaba en camino de regreso a la base, accedí ya que éramos la fuerza más cercana. Aunque a regañadientes, Tanya y su batallón llegaron al sector denunciado que había sido reportado, y descubrieron el barco sospechoso.

"¿Es una nave de transporte? Comprueba la nacionalidad".

"Es un barco de carga del Reino Aliado, el Lytol." Cuando llamó y recibió una respuesta, fue aún más preocupante.

No era extraño que un barco de carga del Reino Aliado estuviera allí, pero eso no significaba que pudiera dejarlo pasar.

"...Diles que abordaremos."

" ¿Está segura? Si toma demasiado tiempo, afectará nuestro tiempo de regreso..."

"No podemos ignorarlo ahora que lo encontramos. Está en aguas entre países en guerra".

La nacionalidad del barco era demasiado problemática como para ignorarla, lo que también era una molestia.

Sí, los barcos de países neutrales tienen derecho a ir y venir a su antojo, pero al mismo tiempo, tenemos derecho a abordar en las aguas territoriales del país en guerra. Si no inspeccionáramos la nave, necesitaría una buena razón.

Es una cosa tras otra. Qué molesto. Quiero hacer mi trabajo eficientemente, pero no es como si quisiera trabajar, así que no hay manera de que esto termine bien.

"Lytol, este es el Batallón 203 de Magos Aéreos del Estado Mayor del Ejército Imperial. Le ordenamos que se someta a inspección. Apaguen sus motores inmediatamente. Repito, apaguen sus motores inmediatamente".

"Este es el Lytol. Somos un barco de un país neutral, el Reino Aliado, así que no creemos que estemos obligados a cumplir".

"Lytol, este es el Ejército Imperial. ¿Lleva personal militar? ¿O está operando bajo las órdenes de personal militar?"

"Lytol al Ejército Imperial. No estamos obligados a responder esas preguntas".

"Ejército Imperial, entendido. Lytol, si esa es tu decisión, no podemos reconocer tu inmunidad al abordaje como nave de guerra de un país neutral. Esta es una advertencia de que si se niegan a la inspección, será considerado una acción hostil y usted será clasificado como un buque de una nación hostil. Repito, si se niega a la inspección, será considerado un acto hostil. No tendremos más remedio que hundirte".

"Lytol, hemos apagado nuestros motores."

"Bien. Inicie la inspección. Teniente Weiss, su compañía es el grupo de abordaje".

 "Sí, señora."

"El resto de ustedes, vigilen el área."

Tanya quería tirarse de los pelos, el intercambio legal era un grano en el culo, pero justo cuando estaba empujando la obligación de embarcar a sus subordinados y haciendo que el grupo más pequeño aceptable se acercara al barco, algo más sucedió.

"Espera un minuto. ¿Qué es eso?" preguntó la teniente Serebryakov, señalando algo en la superficie. Parecía haber encontrado algo en la niebla sobre el mar. Atraídos por su pregunta, varias personas siguieron su mirada y... bingo, supongo que se podría decir? Había un barco de transporte que llevaba el emblema del Reino Aliado y un submarino de nacionalidad desconocida.

...Y si no estaba viendo cosas, parecía que estaban transfiriendo algo.

Por supuesto, se trataba de dos señoras británicas que disfrutaban de una reunión secreta.

No pueden no estar relacionados. Ciertamente quería preguntar sobre su relación. Podría haber parecido un paparazzi, y se podría decir que eran malos modales, pero sólo esperaba que encontraran en sus corazones el perdonarme.

¿Otro trabajo extra que hacer? Tanya se lamentó. Cuando estaba a punto de enviar a otro grupo de abordaje, de repente no sabía qué hacer.

El submarino se sumergió, como su nombre indica, pero las leyes de la guerra sólo cubren las reglas de embarque en superficie; no hay nada que pertenezca a los barcos que pueden bucear. Después de todo, los submarinos son un tipo de barco relativamente nuevo.

Dado que se utilizan en guerras indirectas, se está investigando el combate contra los submarinos y las formas de detenerlos, pero la mayoría del personal de la marina está muy poco informado. Aún así, es una locura que no haya nada en las leyes de la guerra naval sobre los submarinos. Me di cuenta de que era sólo cuestión de tiempo antes de que se declarara la guerra submarina sin restricciones.

Pero cada segundo que Tanya se preocupaba, la situación se desarrollaba. El submarino intentaba zambullirse ante sus ojos. En unos minutos, estaría lo suficientemente profundo como para que nuestros ataques no llegaran; sería capaz de hacer una escapada tranquila.

"Ngh. ¡Teniente Weiss, capture el Lytol con su compañía!"

Pensé que deberíamos darnos prisa. Quería evitar que ocultaran pruebas antes de la inspección.

¿Pero qué hay del submarino?

Si se niega a ser abordado, puedo disparar, pero primero tiene que ser un disparo de advertencia. Ese es el protocolo estándar exigido por la ley de la guerra. Sumergirse no es negar la inspección. Irritantemente, mi oponente se ha escabullido por una laguna legal.

Me encanta escabullirme por los vacíos legales, pero odio cuando otras personas me lo hacen.

Lo que de repente se me cruza por la cabeza es el compromiso... ¿Realmente importa cuán profundo llegue el fango?

Ya estoy en este pantano. Si ya estoy cubierta de lodo, no es gran cosa si hay otro tipo de lodo involucrado. Dudaría en ensuciar las sábanas blancas limpias, pero tirar una bola de barro a la tierra no le hará daño.

"...Todas las unidades en espera, ¡prepárense para atacar el submarino! ¡Preparen una advertencia!"

"¡¿Mayor?!

"¡Disparen hechizos de francotirador! Si no cumple con las órdenes de detenerse y empieza a descender, vuelen su torre de mando".

Todo lo que podemos hacer es disparar.

"Todos los hombres, al mismo tiempo, prepárense para someter al objetivo. Eviten los golpes directos. Esto es sólo con fines de intimidación".

Así que elegiré la ruta que no sea oscura, aunque sea sucia.

La ley de la guerra no prohíbe disparos a través de la proa. Mientras no los ataquemos directamente, podemos decir que fueron disparos de advertencia. No podemos llamar al buceo negarse a la inspección, pero tampoco es exactamente cooperativo. Si estamos disparando disparos de advertencia para instar al cumplimiento, legalmente hablando, esa tiene que ser la parte más blanca del gris, en otras palabras, blanco.

"¡Todos los hombres! ¡Formación de asalto! ¡Prepárense para disparar disparos de advertencia!"

Los comandantes de la compañía repiten las órdenes. Mis hombres tienen suficiente autocontrol para esperar cuando les digan que se calmen. Si les digo que intimiden, deberían intimidar. Los submarinos tienen una armadura tan débil que una carga de profundidad es suficiente para aplastarla. Si lanzamos múltiples hechizos de explosión en sus inmediaciones, no podrá seguir buceando. Entonces todo lo que tenemos que hacer es pasear a bordo una vez que salga a la superficie.

" ¿Entendieron? ¡Nada de golpes directos!" Así que enfatizo repetidamente que no estamos tratando de hundirlo. Si se hunde, realmente estaré en problemas. "El oponente es un submarino. Una carga de profundidad es suficiente para hundir su armadura. Deténgase en un par de intentos fallidos! No escucharé ninguna excusa si lo hundes!"

¿Qué intentaron ocultar? Dependiendo de esa carga, esto podría ser un gran logro. No podemos darles una mano hundiéndolos y borrando toda la evidencia tangible.

Tenemos que asegurarla.

" ¡A la orden, Mayor!"

"¡Bien! Caballeros, esa nave del Reino Aliado está mirando. ¡Asegúrense de no humillarnos!"

Todo el mundo se pone rápidamente en formación. El submarino no tiene ningún fuego antiaéreo. En realidad, cualquiera que le tenga miedo a eso debería ser fusilado. Así que sí, todo el mundo ha asumido sus posiciones con calma y tranquilidad. Todo lo que queda ahora es decidir cuánta distancia mantener.

Los hechizos de explosión pesada son diferentes de los hechizos simples. A unos diez metros debería ser suficiente.

Convertidos en pólvora, serian unos 150 kilogramos como mucho. No habrá fragmentación; la presión del agua será suficiente.

"¡Manténganse a diez-no, a quince metros del casco!" De repente se me pasa por la cabeza la preocupación de que diez metros no sean suficientes.

Los submarinos son frágiles. No voy a acercarme demasiado y enviarlo al fondo. Considerando su táctica de intimidación y advertencia, quince metros deberían ser buenos. Incluso puede ser un poco infra-confiado, ya que el agua apagará el choque.

Dicho esto, no puede ser interpretado como un ataque. Podemos estar en aguas donde el Imperio y la Alianza Entente están en guerra, pero eso no significa que esté bien hundir un barco de nacionalidad desconocida. Y es precisamente por eso que los comandantes que se ven obligados a hacer decisiones rápidas y delicadas nunca pueden relajarse, lo odio.

"¡Fuego de advertencia a una distancia de quince!"

"Muy bien. ¡Fuego!"

Por eso les pido que se mantengan a distancia.

Grito una y otra vez, para que no haya confusión, que esto es sólo para intimidar. Debe registrarse en los registros de la unidad.

Y el hecho de que claramente indiqué mantenerme a quince metros de distancia debería estar en la tabla de datos de disparo. En otras palabras, me estoy comprometiendo lo menos posible. Lo hemos visto, así que lo mejor que podemos hacer es cumplir con nuestro deber.

Vierto una gran dosis de maná en el orbe de cálculo en mi mano y lo pongo en modo de disparo. Los núcleos regulan la energía, y apunto cerca del submarino que mi unidad está tratando de evitar hundir.

Es el valor de una compañía de fuego disciplinado desde 360 grados y quince metros de distancia - los hechizos de la explosión pesada estallaron en el agua.

Las enormes salpicaduras oscurecen al submarino no identificado.

"Segunda Compañía, ¡desciendan! Prepárense para abordar el submarino cuando llegue".

Bueno, fueron disparos de advertencia, pero a esa distancia, el submarino probablemente este inundándose de agua.

Esa es la debilidad de estos submarinos vulnerables. Estoy segura de que un montón de material confidencial se arruinará, así que tenemos que capturarlo lo antes posible.

Mientras tanto, el capitán del submarino Syrtis de clase S del Reino Aliado estaba a punto de entrar en pánico debido al informe de la llegada de un batallón de magos.

Hay un topo en la agencia de inteligencia. Estaba al tanto de los rumores. Él y la tripulación de su submarino no estaban a punto de perder ante el subsuelo, pero por desgracia el buceo en la inteligencia y el buceo en el mar son dos cosas diferentes. Sabían que habían tomado medidas para preservar el secreto más absoluto.

La seguridad era tan estricta que cuando fueron enviados, sólo podía decirle a su tripulación que estaban realizando un ejercicio de navegación totalmente normal. Sólo el capitán conocía la verdadera identidad del "oficial técnico" de la Oficina del Almirantazgo que estaba a bordo; sólo el capitán conocía las órdenes selladas.

Habían sido tan meticulosos que incluso el oficial de navegación no fue informado hasta después de que habían despegado y estaban marcando el rumbo. Sin embargo…

Allí estaban en el punto de encuentro que sólo un puñado de personas debería haber conocido. Consiguieron hacer la transferencia justo cuando llegó el informe de que se acercaba el Ejército Imperial, y la situación se deterioró rápidamente.

Si eso no hubiera ocurrido, todo lo que tendrían que haber hecho es hacerse los tontos y pasar la línea de patrulla del Ejército Imperial. ¿Qué significaba que un batallón de magos imperiales apareció de la nada en ese momento?

La conmoción fue tan grande que momentáneamente miró fijamente al "oficial técnico" de la Oficina del Almirantazgo.

"¡Se acercan múltiples magos del Ejército Imperial! ¡Vieron nuestro encuentro con el Lytol!"

El enemigo debe haber sabido lo de la carga y el horario. Si no, no habrían aparecido aquí. Una nave auxiliar podría haber sido llamativa, pero es nominalmente una nave civil. El Imperio no podía ser duro con una nave civil del Reino Aliado neutral.

Sin embargo, si el buque era de nacionalidad desconocida, se permitiría en cierta medida tratarlo como beligerante.

Si sabían que planeaban una redada, tenía que haber un topo.

"¡Nos ordenan que nos detengamos!"

El grito del operador de radio hizo que todos volvieran a la realidad.

El capitán tuvo que dejar de lado sus dudas por el momento y superar esta situación. Un submarino de clase S podría sumergirse a una profundidad de más de cien metros. Incluso los magos tendrían problemas para seguirlos si se sumergen.

Sería una historia diferente si le dispararan al casco, pero la ley de la guerra no era clara en la definición de detener su nave.

No, sumergirse no fue oficialmente reconocido como un comportamiento fugitivo. Después de todo, las reglas fueron escritas antes de que los barcos pudieran sumergirse en el agua.

"¡Corten todas las comunicaciones de radio! Inmersión de emergencia!"

Todo lo que tenían que hacer era bucear antes de que los magos estuvieran sobre ellos. Mantén silencio de radio, rechaza transmisiones y sumérgete, así de fácil. Pensó que podrían escapar de esa manera.

Pero su pronóstico era ingenuo. Justo cuando abrían los conductos de ventilación...

El observador gritó una advertencia, y el capitán se enteró, quiera o no, de la falta de escrúpulos de su oponente.

"¡Se detectan múltiples señales de maná! Todos, prepárense para..."

Iban a disparar. Cuando se dio cuenta de eso, su cabeza le dijo que agarrara algo, pero la advertencia fue tan inesperada que su cuerpo no se movía como él quería.

No muchos de los tripulantes lograron que sus cuerpos cooperaran. Tengo que hacer algo. Todo el mundo lo creía, y cuando extendieron sus manos, oyeron un rugido. Luego vino una serie de grandes golpes en el casco, el capitán se dio cuenta de que se sentía ingrávido al aterrizar los ataques, y perdió el conocimiento.

"¡¿Capitán?! ¡Mierda! ¡Médico! ¡El capitán está herido! ¡Ve a la estación de mando!"

Despertó con el sonido de la voz alzada de alguien, pero no por mucho tiempo. Notando la condición del capitán, el primer oficial se preparó para tomar el mando. El escenario era el "peor de los casos". Múltiples brechas en el casco. Inundaciones que se extienden rápidamente.

Además, la presión del agua alrededor del puente había destruido el periscopio. Los motores apenas funcionaban, pero había un problema en los compartimentos de las baterías: emitían gas cloro. Necesitaban máscaras para el gas venenoso, pero era todo lo que podía hacer para que la maltrecha tripulación se moviera.

Entre la inundación y el gas, el medio ambiente en el submarino se deterioraría rápidamente. Era sólo cuestión de tiempo hasta el desastre.

Para empeorar las cosas, el timón no se movía. Probablemente había sido dañado por la presión del agua. Ahora no podían moverse correctamente.

Había un límite para las reparaciones de emergencia que podían hacer. Sólo una de las bombas de drenaje estaba funcionando, así que eventualmente perderían el equilibrio. Con su situación de reserva de energía pareciendo nefasta, la única opción que tenían era salir a la superficie.

"...Señor, no podemos aguantar más."

Se dirigió al oficial técnico.

"¿No hay nada que puedas hacer?"

Tuvo que tomar una decisión difícil y rápida. El primer oficial no creía realmente que el misterioso oficial técnico fuera un mero oficial. Así que le insinuó que todo lo que podían hacer era rendirse.

Mientras el capitán no pudiera comandar el barco, el primer oficial era responsable de la vida de la tripulación. Como se vieron obligados a salir a la superficie, no tuvo más remedio que decirlo. "No vamos a durar mucho. Necesitamos ocuparnos de la carga, ….hagámoslo rápido".

"...Entendido."

Un murmullo de intercambio, y luego el oficial técnico y el primer oficial fueron a "ocuparse" rápidamente de la carga. Fue una decisión horrible de tomar... pero era la única manera.



««««««««««»»»»»»»»»»



12 DE DICIEMBRE, AÑO 1924, REINO ALIADO, LONDINIUM, LUGAR NO REVELADO

"¡¿Como paso esto?!"

Un edificio modesto estaba escondido en una tranquila zona residencial. Aislado del exterior de forma discreta, el interior del edificio se encontraba en medio de una tormenta que contrastaba perfectamente con su entorno tranquilo. Ni siquiera una molécula del genial espíritu navideño del mundo podría sobrevivir allí.

Particularmente violento fue el General de División Habergram de la División de Estrategia Exterior, que estaba abusando de la línea de oficiales de inteligencia. Golpeó el escritorio con su puño cerrado casi lo suficientemente fuerte como para romperlo. Una explicación a medias no iba a bastar. Los oficiales de inteligencia que estaban allí estaban tan pálidos como prisioneros a punto de ser ejecutados por un pelotón de fusilamiento.

Bueno, era natural. Por supuesto que la furia del general sería violenta cuando había sido despertado de una siesta porque el plan por el que había renunciado a dormir o descansar para darse cuenta se arruinó en el lapso de una sola noche.

Había descubierto las líneas de patrulla de las unidades aéreas del Ejército Imperial y analizado las rutas de patrullaje de la Flota del Mar del Norte. Comprobó la velocidad de esa flota y ajustó el programa de ejercicios de la Marina del Reino Aliado como una distracción. En un solo momento, todos sus esfuerzos se esfumaron.

El General Habergram no es de ninguna manera la única persona en el Reino Aliado que rechina los dientes decepcionado; se ha reconocido la necesidad de una investigación exhaustiva de las causas del problema. En ese momento, los que recibían las miradas asesinas eran los oficiales de seguridad; sus estómagos probablemente no podían soportar mucho más.

"¿Por qué había magos imperiales allí?"

Los fracasos de la agencia de inteligencia habían estado en duda durante algún tiempo, pero ahora eran demasiados como para pasar por alto las coincidencias. Uno o dos incidentes pueden ser errores desafortunados, pero cuando ocurre el tercero, es inevitable.

Cuando el ejército voluntario que había sido enviado a recoger información y observar fue localizado y bombardeado por magos, todavía era posible sospechar una coincidencia.

Estaban trabajando en la mejora de los aparatos después de que concluyeran que la detección inversa de las ondas de vigilancia podría haber sido la causa. No estaba descartado llamarlo un desafortunado accidente o coincidencia.

Pero esta vez, era demasiado difícil de entender como una coincidencia; no podía aceptarlo. Su objetivo fue tan preciso.

"Estamos llevando a cabo una investigación a fondo, pero sólo podemos imaginar que fue una coincidencia!"

"El Imperio puede tener un buen equipo de inteligencia, pero no creo que lo supieran..."

"Entonces explica este video."

Las imágenes de la batalla que proyectó callaron a los oficiales que intentaban objetar. A pesar de que los detalles eran confusos y estáticos gracias a la densa concentración de Maná de combate, lo que mostró fue claro.

Los magos imperiales se movieron en perfecta formación hacia un solo objetivo. Otras naves trataron de atraer su fuego atacando, pero la unidad enemiga las ignoró. No sólo no tenían miedo de ser golpeados, sino que maniobraban como si ni siquiera tuvieran en cuenta la posibilidad de sufrir daños.

Luego detuvieron a los magos marinos que se dirigieron a interceptarlos y se lanzaron en formación de asalto.

El registro se oscureció cuando un mago de la Alianza Entente que fue a interceptar cayó como un cadáver al mar después de ser golpeado sin piedad con una bayoneta y echado a patadas. La última imagen era la de los magos enemigos dirigiéndose directamente al crucero de batalla.

Sí, una mirada lo hizo obvio. Estaban claramente apuntando a un barco específico y no prestaban atención a los demás.

"Te pregunto, ¿por qué?" Era la pregunta de un hombre a punto de explotar en cualquier momento. "¿Por qué está aquí la Named que supuestamente estaba desplegada en la zona norte?"

Entonces su paciencia termino. Todo lo que los agentes de inteligencia podían hacer era rezar para que pasara la tormenta. Según su cuidadoso análisis, la Named imperial parecía estar proporcionando apoyo a las líneas del norte.

La Central se ha tomado la molestia de enviar esta unidad Named. Y los oficiales de inteligencia habían dado una advertencia parcialmente incorrecta de que iban a apoyar una ofensiva.

En contra de sus expectativas, la unidad Named parecía estar lejos del sector en el que había estado estacionada. Al principio, se preguntaron si se trataba de una unidad de élite desconocida, pero las firmas de maná registradas respondieron a esa pregunta inmediatamente.

Coincidían con las señales de la unidad Named que acababa de ser vista en la Alianza Entente.

Mirando los registros de combate, era obviamente la misma unidad que había tenido la amabilidad de demoler el ejército voluntario allí el otro día. Realmente, era difícil imaginarlos aquí. Considerando la rotación de combate y descanso del Ejército Imperial, era demasiado pronto.

"La lucha en el norte se intensifica. Y están planeando una ofensiva para limpiar la Alianza Entente. ¿Por qué enviarían a una poderosa unidad de magos ahí?"

Sí, su análisis decía que el Ejército Imperial, que había llevado a cabo una operación de desembarco que ignoraba las líneas de comunicación y el poder de la Marina del Reino Aliado, estaba preparando una operación para terminar con la Alianza Entente. ¿Por qué enviarían una unidad de élite a esta zona en un momento en que el Ejército del Norte probablemente necesitaba toda la ayuda posible?

Estos eran los tipos que estaban reuniendo todas las armas, municiones y personal disponibles para las líneas del norte, así que esta maniobra claramente tenía que ser el resultado de un plan, no una coincidencia.

Esta era la misma unidad Named que fue vista durante la operación de desembarque. Si hubiera sido extraída y luego apareciera en las líneas del Rhine, podría decirse que era la prueba de que el Imperio estaba dando prioridad al frente del Rhine. Pero justo cuando se dieron cuenta de que habían dejado de verla en las líneas del norte, estaba al acecho de la salida de los barcos de la Alianza Entente y su submarino en el Mar del Norte.

"Lo más importante, mira esto. Hacen una línea recta para la mitad de la flota sin siquiera mirar a la vanguardia".

El ataque fue demasiado eficiente para ser explicado como un encuentro casual. Para empezar, mira cómo los magos atacaron repentinamente justo cuando un submarino distrajo a la flota con un torpedo, haciendo que todos miraran hacia abajo. Cómo los magos de élite cayeron del cielo justo cuando las mentes de todos estaban en blanco, y físicamente, la flota había roto la formación para realizar maniobras evasivas con una sincronización demasiado perfecta.

Pero entonces ni siquiera tocaron los destructores de vanguardia.

Como resultado, pudieron pasar desapercibidos durante algún tiempo. Ignoraron el ataque interceptor que apenas había ocurrido y se dirigieron directamente a su objetivo. Si eso era una coincidencia, tenía que significar que una docena de damas de la suerte estaban sonriendole al Imperio. Pero eso parecía imposible.

"También tenemos registro de algún tipo de transmisión sobre la flota."

¿Estaban los magos presentando un informe justo antes de entrar en formación de asalto? No había ninguna posibilidad de que fuera un informe de contacto con el enemigo, pero en ese caso, uno pensaría que lo habrían hecho antes. Si estuvieran ahí para detenerlos, no habrían tenido que hacerlo tan de cerca.

Pero si eran una unidad atacante, debería haber un equipo de control de combate.

¿Un encuentro inesperado con un batallón de magos sin guía? Eso era ridículo. Además, ocurrió justo después del ataque del submarino. Si no fue planeado y no fue el tipo de coincidencia que sólo Dios puede concebir, no era posible.

"Comenzaron a retirar las escoltas de inmediato y, además, una compañía se dirigió directamente al crucero de batalla. Todo esto es para reírse".

El fuego antiaéreo no tiene esa cantidad de aciertos directos. La marina e incluso el ejército lo saben. Pero la diferencia entre saber algo y experimentarlo es el día y la noche. ¿Atacarías un crucero de batalla con cañones automáticos simplemente porque los disparos no suelen acertar?

Normalmente habría alguna vacilación. Incluso si no lo hubieran dudado, habría habido varias maneras de hacerlo. Si su objetivo fuera atacar, una opción habría sido desplegar hechizos de bombardeo a distancia. El hechizo de bombardeo de largo alcance de un mago podría superar la mayoría de los fuegos antiaéreos.

Por supuesto, los magos marinos estaban allí para evitar que lo hicieran. Pero habían sido sorprendidos, así que aunque el puñado de magos de apoyo directo se resistieron lo mejor que pudieron, fue inútil y se dispersaron. Los magos enemigos emitían señales tan tranquilas que no las descubrimos hasta que estaban justo encima de nosotros, así que deben haber estado trabajando muy duro para ocultarlas.

"Mira. Por las firmas de Maná, parece que la Named lidera la formación".

¿La Alianza Entente no pudo detectar la firma del Named porque son incompetentes? La observación del maná del líder de vuelo es el paso más básico a dar. Es fácil detectarlo siempre y cuando el mago no limite la salida para ocultarse.

Una unidad que controla a los enemigos podría limitar la salida. Era una forma estándar de prolongar el tiempo en el aire y reducía las posibilidades de ser detectado. ¿Pero podría un batallón volando a alta velocidad hacerlo?

Esto aumentaba temporalmente su resistencia, pero al final, su fatiga aumentaría. Sería imposible entrar en combate. Así que tal vez estaban limitando la salida por alguna otra razón, no un ataque furtivo...

Pero justo después de eso, la misma unidad irrumpió en las aguas donde se encontraban su barco auxiliar y su submarino. Por mucho que alguien quisiera interpretar la situación con optimismo, era natural sospechar de una fuga gigantesca. Más bien, si el enemigo estaba actuando con tanta audacia con su inteligencia, probablemente ni siquiera estaban tratando de ocultar que la estaban recibiendo.

Consideraron que era tan obvio que era antinatural... pero pensaron que habían mirado profundamente en todas las circunstancias... y aún así no podían sacarse la posibilidad de la cabeza, y esas eran las exigencias de su trabajo. En una guerra de información, la verdad nunca estuvo garantizada. Aunque algo pareciera correcto, la mera apariencia de exactitud no les ayudaría. Y por eso tenían que sospechar todas las posibilidades, incluyendo la hipótesis de una fuga.

"...¿Qué averiguaste en la cacería?"

Reconocer esa hipótesis tuvo serias implicaciones. Si no había una filtración, no tenían explicación para las acciones del enemigo.

Naturalmente, la agencia de inteligencia había lanzado una gran operación con mucha prisa para golpear a todos los topos y limpiar la organización, la suposición es que si ellos pudieran encontrar al culpable....

Todos estaban a punto de llorar porque no habían encontrado la más mínima señal del enemigo. Los responsables de la investigación no habían presentado ninguna prueba ni apoyo, pero si no había una fuga enorme, entonces tenían el gran problema de no tener una explicación para la situación. Realmente estaban al borde del colapso, a punto de desmayarse y llorar.

"Consideramos problemas de código, un doble agente, o traición, pero hasta ahora estamos limpios."

"Todavía estamos esperando los resultados de la investigación, pero no puedo imaginar que el código esté descifrado. No usamos nada más que mensajes de una sola vez".

"Un doble agente o un traidor tampoco es muy probable. El número de personas con acceso a esta información ni siquiera es de dos dígitos".

"Es posible que fueran un vigía en el flanco de la flota imperial principal que se dirigía al norte. Tal vez fue sólo una desafortunada coincidencia..."

No era como si la agencia de inteligencia y sus oficiales no estuvieran haciendo nada.

Habían llegado a esta palabra coincidencia después de sufrir a través de investigaciones que agotaron todas las demás vías. Ahora todo lo que podían hacer era decirle a su enfurecido jefe su preocupante conclusión... que quizás era simplemente casualidad. En el transcurso de la cacería, unos pocos topos habían sido descubiertos y purgados. Aún así, estaban limpios.

En este punto, ¿no era sólo un desafortunado accidente? Era sólo cuestión de tiempo hasta que un número de personas empezara a pensar eso. En realidad, algunos incluso lo decían, dado el informe de que la flota de la Alianza Entente había podido escapar de la Flota del Mar del Norte del Imperio para encontrarse con la flota de la República al final.

Pero esa idea fue rechazada debido a una prueba inequívocamente clara: los informes de los oficiales de inteligencia y de la marina enviados al barco de la Alianza Entente como observadores militares.

Los detalles escritos allí eran suficientes para silenciar a cualquiera que afirmara que fue una coincidencia o un accidente.

"...un gran batallón de magos se encuentra con el crucero de batalla con el concejal que formaría el gobierno en el exilio, y ellos atacan y concentran su fuego en donde está ese político tan importante?"

Y justo antes, el torpedo del submarino atacó en el momento perfecto. Justo cuando los barcos cambiaron abruptamente al combate antisubmarinos y los magos marinos de apoyo directo volaban bajo patrullando, los magos imperiales usaron su altitud a su favor y cayeron del cielo.

Estaba muy bien coordinado si no nos estaban esperando.

Entonces, como si hubieran hecho lo que habían venido a hacer, los magos enemigos se fueron después de un solo golpe.

Para el general Habergram, las malas noticias por las que lo habían despertado fueron suficientes para hacer que casi aplastara la pipa en su mano. La foto adjunta dejaba claro que habían enfocado su ataque en una sola área, un área que casi nunca fue considerada un objetivo estratégico. En la guerra anti-buques, no hay muchos métodos de ataque efectivo; tal vez un hechizo de explosión pesada o un hechizo de gravedad dirigido por debajo de la línea de flotación del objetivo.

Pero se tomaron la molestia de apuntar a las habitaciones con hechizos de explosión antipersonal. Tal vez contra el puente sería comprensible, pero apuntaron a las habitaciones. Es decir, toda la compañía concentró su fuego en ellos.

Y esto ya se había notado, pero según los informes, después de atacar imprudentemente y bombardear su área objetivo, todos se fueron sin más acciones de combate.

Se fueron como si no tuvieran tiempo que perder. Deben haber regresado a la base. Teóricamente, era posible insistir en que las coincidencias acababan de acumularse.

Pero, ¿cuáles son las probabilidades astronómicas de que un enemigo que esperó tan persistentemente, sólo para golpear una vez y salir corriendo, se encuentre posteriormente con el barco auxiliar del Reino Aliado y con el submarino "en su camino de regreso"?

Ni siquiera hace falta pensarlo.

"¿Y hay alguien que crea que fue una coincidencia que se toparan con nuestro bote en el camino de regreso sólo porque se estaba moviendo por ahí pareciendo sospechoso?" Era una pregunta retórica que contenía su furia.

Él estaba diciendo que si alguien lo hacía, ese puño que golpeaba la mesa se estrellaría contra ellos. Arregló sus hombros imponentemente mientras dentro de él el huracán estaba enfurecido.

"¡Qué casualidad de valor incalculable! De todas las coincidencias que podrían ocurrir, ¡ésta es una verdadera locura!" Gritando, volvió a golpear la mesa con el puño, no le prestó atención al hecho de que había empezado a sangrar, y se quedó callado como si hubiera perdido el poder del habla.

Siempre había sido elogiado como un símbolo imperturbable de serenidad, y sin embargo...



««««««««««»»»»»»»»»»



EL MISMO DÍA, OFICINA DEL ESTADO MAYOR DEL EJÉRCITO IMPERIAL, SALA DE CONFERENCIAS CONJUNTA

La situación era mala si el personal del Cuerpo de Servicio, el personal de Inteligencia y el personal de Operaciones estaban al borde del colapso. Tal vez había algún tipo de problema de estrategia política o algún tipo de asunto militar. Era natural que los oficiales de estado mayor se preocuparan por cómo tener las cosas bajo control.

Bueno, probablemente también habían empezado a pensar a quién culpar.

"¿Qué? ¿Perdimos las naves de la Alianza Entente?"

Eso resume exactamente el sentimiento de todos los oficiales del ejército presentes. No, todos los pensamientos de los participantes podrían expresarse de esa manera.

No es que los hubieran tenido atrapados como ratas, pero todos creían que era seguro, dado el equilibrio de poder, que iban a asestar un duro golpe a los barcos enemigos en esta batalla naval. Finalmente había sido una oportunidad para que la ociosa marina brillara y mostrara algunos resultados, pero las expectativas del personal habían sido magníficamente traicionadas.

"...la Flota del Mar del Norte no pudo reubicarlos."

"¿Aunque logramos desarrollar una capacidad de combate superior?"

"Sí, parece que se escaparon."

¿Los dejaron escapar? No es que la flota fuera perfecta, pero habían conseguido reunir un buen número de barcos capitales. También pudieron elegir el campo de batalla. Era natural tener grandes expectativas en esas circunstancias.

¿Todas esas maniobras de la flota fueron un desperdicio de petróleo?

Las severas miradas del ejército parecían contener una reprimenda. ¿Qué significa esto? Los confusos oficiales navales que llevaban la peor parte se vieron obligados a presentar materiales e intentar explicar.

"No, el tiempo era horrible. El hecho de que hayamos hecho contacto dos veces fue una casualidad. Es increíblemente difícil reubicar una flota."

No había nada fácil en encontrar algo en el mar. Incluso una flota de buques de guerra no es más que una mota en las aguas abiertas.

A menos que controlaras todos los lados de un área, era imposible patrullarla perfectamente. Lo bien que podías hacerlo estaba prácticamente a la altura de las probabilidades. Por esa razón, la Marina priorizó las inferencias basadas en la experiencia pasada. Dicho de otro modo, la falta de experiencia de la Marina Imperial fue suficiente para hacerlos llorar. Aunque la ampliación de su "hardware" se realizó según lo previsto, el personal que los operaba seguía necesitando mejoras.

"Pero ese es su trabajo."

Aún así, era cierto que quejarse no los llevaría a ninguna parte. No necesitaban que les dijeran que hacer lo mejor que podían con lo que se les daba era algo que se les exigía a los militares. En ese caso, la marina tuvo que complementar su hardware perfectamente adecuado con "software" que pudiera operarlo en forma de mano de obra de calidad.

"Aún así, supongo que decir más a estas alturas no cambiará nada." El Mayor General von Zettour pensó que era bastante inútil señalar con el dedo y entró para terminar con la discusión.

Por lo que él pudo ver, el ejército ya había expresado la mayoría de sus quejas y descontento. La marina se estaba acercando al final de sus límites. Un poco más de esto fue una pérdida de tiempo. Sí, se decidió a poner fin a la caza de brujas y propuso que trabajaran hacia una solución realista.

"Todo lo que podemos hacer es considerar nuestro próximo paso. ¿Tiene la Marina algo que sugerir?" Después de terminar su pregunta, dio una mirada severa a cualquier oficial del ejército que pareciera tener más que decir y lentamente tomó su asiento. Un oficial de la marina se puso en pie, aparentemente esperando la oportunidad. Qué niño tan joven, pensó Zettour mientras cambiaba de marcha.

"Quisiéramos evitar que se reúnan con la República obteniendo ayuda en el frente diplomático."

En los documentos que se les habían entregado, había un plan que incluía una opinión del Ministerio de Relaciones Exteriores. No hubo ningún problema con la propuesta per se. En realidad pensó que estaba bastante bien armado. Al menos, era razonable.

"Haciendo uso de los deberes de los estados neutrales, ¿eh? Pero, ¿crees que el Reino Aliado los cumplirá?"

Pero la razón no es lo único que tiene importancia en una lucha por la supervivencia de un Estado. Si ese fuera el caso, el mundo ya sería una utopía, y la ausencia de un cielo en la tierra dejaría clara su posición.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores cree que es complicado. Pero honestamente, no lo harán, ¿verdad?"

El Reino Aliado probablemente les exigiría que se fueran dentro de 48 horas. No pensó que realmente se tomarían medidas para desarmarlos como se suponía. La confirmación del agregado militar se resistiría con retrasos procesales.

En el momento en que el permiso fue concedido, el barco habría abandonado la bahía.

"En cuyo caso, esos barcos se acercarán para encontrarse con la flota de la República."

"Eso significa que la resistencia de la Alianza Entente se alargará".

Inconveniente para el Imperio, el Reino Aliado y la República tenían más que un poco de agua territorial adyacente. Ya que era imposible luchar en el territorio del Reino Aliado, no había manera real de impedir que los barcos llegaran a la República una vez que los perdieron.

Y si las naves de la Alianza Entente estuviesen luchando con el Imperio, podría crear problemas para convencerlos de que se rindieran. ¡Mira! ¡Nuestra marina está en forma! El enemigo podría decir. Estaban tratando de desalentar más resistencia en esta coyuntura, así que el tema tenía la capacidad de convertirse en un dolor de cabeza.

"...no hay nada más que podamos hacer que hundirlos lo antes posible."

No había otra manera de obtener rápidamente el control de la situación y minimizar los daños. Tuvieron que hundir todos esos barcos de la Alianza Entente.

Perder un barco o dos era una cosa, pero los habían dejado escapar. El hundimiento de algunos barcos enemigos ya no era suficiente para resolver el problema.

La única opción que su situación actual les permitía era hundir rápidamente tantos barcos como pudieran. Esa es la única manera de impedir que la cuestión siga evolucionando.

"¿Así que las órdenes para la Flota del Mar del Norte siguen siendo hundir los barcos?"

"Eso está bien."

La marina tampoco tenía objeciones.

"Continuaremos brindando apoyo. Sólo quiero resolver esto lo antes posible".




««««««««««»»»»»»»»»»



GUARNICIÓN DEL BATALLÓN 203, CUARTEL GENERAL DE BATALLONES

Se había cristalizado en algo puro y tranquilo... una locura que se había precipitado como un sedimento débilmente negro, luego ensuciado y condensado.

Esos ojos de pesadilla parecían invitar a la locura en todo sobre lo que caían. Era todo lo que podías hacer para resistirte a la mirada hechizadora si caía sobre ti.

"Sus órdenes, por favor, Coronel."

El Teniente Coronel von Lergen exhaló ligeramente y finalmente volvió a introducir aire en sus pulmones. La luz del sol entraba por la ventana.

Parecía un día cálido para el invierno, pero su cuerpo parecía estar envuelto en frío. La razón era simple: la encarnación de la locura ante sus ojos.

"Mayor von Degurechaff, está siendo transferida."

Se estaban llevando a cabo los preparativos para una operación de gran envergadura en el frente del Rhine, planificada y redactada con el apoyo del General de División von Rudersdorf, Subdirector de Operaciones, y el apoyo del General de División von Zettour.

Así que necesitaban refuerzos.

Y necesitarían apoyo para esos refuerzos.

Por supuesto, como un acto un poco odioso, había una corte marcial esperándola en la Central, una formalidad. Después de todo, aunque no se había dado cuenta de que era un barco de un país neutral, había hundido un submarino del Reino Aliado como barco sospechoso en un desafortunado accidente. Dicho esto, sería un consejo de guerra sólo en forma.

"Por supuesto, no puedo decir que no será una molestia... pero en realidad es más que nada una formalidad. Espero lo mejor de ti".

"...Así que esta será una oportunidad para redimir mi reputación?"

Pero la pequeña Mayor que tenía delante no se esforzó por entender nada de eso. Aparentemente, ella estaba tomando las órdenes no oficiales de transferencia que él le había mostrado como malas noticias. Tal vez también estaba un poco nerviosa por el juicio.

Tenía un retorcido sentido de la responsabilidad, pero la idea de ser llamada a rendir cuentas la hizo temblar. Una simple Mayor tuvo que asumir la responsabilidad de todo. Tenía la extraña sensación de que algo más horripilante que el aire frío estaba soplando en la habitación. O tal vez como si hubiera sido arrojado en la fisura que separa lo normal de lo anormal.

"Logró localizar a la unidad enemiga. No es culpa tuya. Nadie logró más que tú".

"Tenía a nuestro enemigo jurado justo frente a mí, y los dejé escapar. La próxima vez, la próxima vez, los atraparé con seguridad."

Su intercesión no logró nada. Pero las palabras no eran sólo para mostrar.

Que su unidad hubiese localizado al enemigo en esas horribles condiciones meteorológicas era impresionante. También habían causado daños a los magos marinos enemigos.

Incluso si los resultados no eran perfectos, probablemente sólo había una persona que no los reconocía como aceptables.

"¿Mayor?"

"No se preocupe. No repetiré este error. Juro que no volverá a pasar".

Pero esa persona no reconocería nada menos que perfecto. Horripilantemente, su estado de ánimo parecía ser una combinación de sed de sangre y patriotismo moldeada en la forma de la psique de un soldado. En vez de un soldado, era más una muñeca con forma de soldado.

Las palabras que repetía una y otra vez, prácticamente delirantes, exudaban una extraña urgencia.

Una vez -sólo una vez- había obtenido resultados meramente satisfactorios, y este era su estado. ¿Qué tan perfeccionista puedes ser?

No tiene ningún interés en nada excepto en seguir sus órdenes al pie de la letra. ¿Qué clase de educación tienes que darle a un niño para que se deforme así?

"...No se preocupe, Mayor. Estamos contentos con lo que ha logrado. Todo lo que tienes que hacer es cumplir tus misiones".

"No se preocupe. No dejaré ni un solo barco atrás."

No la estoy entendiendo en absoluto. Parece que estamos teniendo una conversación, pero parece como si estuviésemos hablando entre lineas. Todo lo que hice fue animarla a cumplir sus misiones; ¿por qué hace que esta bola de locura se desborde con la voluntad de luchar y declarar su intención de aniquilar? ¿Cómo puedes volverte loca por la guerra?

Aunque es lo mejor que el Imperio ha producido, es la peor fanática de la guerra que hemos visto. ¿Puede una simple persona estar tan alegre de matar a sus semejantes? ¿Puede una simple persona cumplir con todos y cada uno de los deberes militares tan fielmente sin dudarlo?

A menos que su fundación como ser humano estuviera fuera de lugar, este nivel de incongruencia era imposible.

"Nadie en la Oficina del Estado Mayor tiene problemas con sus acciones, Mayor."

Era un hecho que tenía que expresárselo como mensajero. Habitualmente, los avisos típicos a los comandantes de las unidades transmitían expectativas de que eliminaran las unidades enemigas. Fueron prácticamente los saludos de la temporada. Pero lo que tuvo que expresar esta vez no fue un consuelo superficial sino un perdón inconfundible.

Pero, pero... En algún rincón de su mente, la razón le estaba advirtiendo. Este monstruo frente a ti podría hacerlo.

"Pero, Mayor..."

De este modo

"...si desea contribuir a los esfuerzos de la flota..."

Le dio tanta consideración como su discreción le permitía.

"...está planeando un simulacro de guerra en el Mar del Norte. No creo que a nadie le importe si participa antes de ir al Rhine".

"Me ofrezco voluntaria".

"Genial. Haré los arreglos".

Cuando ella le dio la respuesta que él esperaba, Lergen se sorprendió a sí mismo sintiéndose aliviado de que esto cerraría el asunto.

"Le deseo a usted y a su unidad mucho éxito. Buena suerte."

Sintiendo un ligero escalofrío, contestó obedientemente con el ánimo necesario, hablando rápidamente. Ella y sus hombres estaban de su lado, al menos. Mientras la punta de su lanza no apunte a mi amada patria, ¿qué hay que temer? Asfixió su mente con esa pregunta para engañarse a sí mismo.

"Gracias."

Lo supiera o no mientras se inclinaba, la Mayor von Degurechaff era una excelente soldado modelo.



««««««««««»»»»»»»»»»



GUARNICIÓN DEL BATALLÓN, GRAN AUDITORIO

En pocas palabras,  los sentimientos de la Mayor Tanya von Degurechaff en esos momentos se podian expresar como: Me he escapado por un pelo.

«Temblaba de miedo pensando que podia ser reprendida. Pero cuando abrí el sobre que mi amigo el Coronel von Lergen trajo del Estado Mayor, era sólo una nota administrativa. Realmente esperaba una reprimenda por mi fracaso en esa misión, pero supongo que los jefes son más indulgentes de lo que pensaba.»

Aliviada, Tanya bebe su café frío con un suspiro involuntario y sonríe irónicamente, pensando en lo inusualmente nerviosa que se ha estado sintiendo.

Se acerca la corte marcial. Pero se supone que no es más que una formalidad, lo que significa que a Tanya se le ha concedido extraoficialmente un indulto casi inesperado. Sólo se le informó verbalmente, pero dado que era la palabra de un oficial del Estado Mayor, tiene que ser verdad.

En otras palabras, el hecho de que Lergen, alguien que ella conoce, entregara la nota tenía que ser una muestra de consideración de los superiores. El informe de Lergen debe ser una forma indirecta de decir que los jefes aún no me han abandonado. Es una amabilidad que dice: "Te mantendremos por aquí, así que demuéstranos que aún puedes obtener resultados".

Si estoy recibiendo este tipo de comprensión, el Estado Mayor aún debe tener grandes expectativas para mi unidad y para mí. Quiero decir, fueron lo suficientemente amables como para librarme del estrés mental dándome un aviso, aunque sólo verbalmente, de que sería declarada inocente.

Si yo y mis subordinados fuéramos incompetentes, me importaría un bledo la salud mental, les aconsejaría que dimitieran. ¿No lo haría cualquiera? Incluso en el ejército, donde no se puede despedir a alguien, tienen que estar preparados para algún tipo de acción disciplinaria.

Pero aparentemente los de arriba me están dejando libre esta vez y dándome una segunda oportunidad. Dicho de otro modo, no puedo esperar que vuelvan a ser tan indulgentes.

Incluso me están dando la oportunidad de demostrar mis habilidades en este simulacro de guerra. Definitivamente tengo que estar a la altura de las expectativas del Estado Mayor y de los mandos esta vez.

"Aún así, me pregunto... ¿Quién es el que hace concesiones por mí?"

Si es tan fácil salvarme, alguien en lo alto del mando está moviendo los hilos. Sólo hay unas pocas personas que podrían ser. Alguien que tiene influencia en lo alto, pero que también se dignaría a hacerme un favor, tiene que ser alguien como el General von Zettour.

"Hmm, pronto tendré que darle las gracias", murmura Tanya, su estado de ánimo mejora ligeramente después de considerar su buena fortuna de tener tan gran superior en el ejército, donde los soldados no tienen el lujo de elegir a sus jefes. Realmente no puedo agradecerle lo suficiente.

Luego, con un solo respiro profundo, voy deambulando tranquilamente a la habitación de al lado. En el peor de los casos, pensé que el batallón podría ser disuelto, así que los había convocado a todos en caso de que necesitara explicarlo; ya están esperando.

Todo el mundo está mostrando una preocupación adecuada, y parecen dispuestos a escuchar, lo cual es entrañable. Les diré las buenas noticias. Tanya empieza a hablar lentamente.

"Batallón, no creo en Dios. Ni siquiera un poquito."

«Si existes, dame el poder de alimentar a los cerdos con Ser X después de meterlo en una trituradora.»

Tanya no dice esa parte en voz alta, pero lo cree. No paso nada.

Suspiro interiormente. Las tropas alineadas aquí son mucho más útiles y mucho más leales que un dios inexistente. Un gran comandante de la antigüedad dijo que los cien hombres que tienes son mejores que los diez mil que no tienes, y tenía razón.

Por supuesto, si aflojo las riendas, se irán corriendo al campo de batalla, lo que me da un dolor de cabeza terrible, pero... De todos modos, tengo la oportunidad de compensar el error. Ella toma el estrado y decide dar a sus tropas unas palabras inspiradoras para que pueda restaurar su reputación.

"Caballeros, creo en el Estado Mayor. Es un bastión de lógica y sabiduría. Dios mío, si eres tan grande, trata de ser ético. Entonces te mostraré que la sabiduría del Estado Mayor es mayor que la tuya".

El Estado Mayor del Ejército Imperial existe de verdad; Dios o quienquiera que exista sólo es una idea. En otras palabras, es una fantasía.

Eso es ética. Si quieren oponerse al Estado de Derecho, a los principios universales generalmente aceptados, entonces tienen que mostrarnos algo más grande.

Ignorarnos, afirmar unilateralmente que existes y declarar tus propias leyes es pedirnos que cumplamos un contrato unilateral.

En ese punto, el bondadoso Estado Mayor muestra misericordia aún cuando erramos y nos da la oportunidad de redimirnos. Pero Tanya no olvidará su fracaso. El Coronel von Lergen y el Estado Mayor son lo suficientemente considerados como para ser indirectos, pero es penoso. Es nuestro, en otras palabras, mi fracaso.

Quiero inculcar estas cosas en mis tropas descorazonadas, así que emito una declaración. Este es el tipo de sutilezas que los mandos intermedios deben inculcar en sus subordinados.

"La gente no espera nada de una entidad con mínima presencia. Mis hermanos de armas, el Estado Mayor -quizás incluso el propio Imperio- tiene expectativas de nosotros. Nuestro deber y dedicación son nuestro honor".

Por supuesto, Tanya estaba convencida de que los superiores estaban decepcionados con ellos. Ella no podría haber hecho nada si hubieran sido considerados inútiles.

Si una persona en el departamento de fabricación de alguna manera cometió un error de gestión de inventario al salir en una llamada de negocios? No importaría lo bien que lo hiciera en la reunión.

Tendría que soportar el castigo por su incompetencia.

"Es la voluntad del ejército darnos una oportunidad. Se nos ha concedido la oportunidad de expiar nuestro error".

La Oficina de Estado Mayor incluso envió a alguien en persona. Significa que no hemos sido abandonados. Todavía existe el peligro de ser enviados a servir en algún pabellón penal, pero tendremos que superarlo acumulando logros.

"No me importa si es el purgatorio, iremos allí y lo conquistaremos, porque eso es lo que hacen los soldados".

Iremos a donde nos ordenen. Este principio fundamental es evidente, pero es importante revisar constantemente lo básico. La Ley de Heinrich es una advertencia contra la acumulación de errores menores.

Tomar una mano más dura para prevenir accidentes es elemental. "Así que ahora mismo iremos a cumplir una misión. Den su mejor esfuerzo".

"¿Comandante?"

¿El Vice Comandante Weiss me está interrumpiendo? ¿Me estoy repitiendo demasiado? Me siento un poco indecisa, pero algo de mi educación en la academia militar cruza mi mente: Nunca vaciles delante de tus subordinados. Pero prefiero arrepentirme de hacer algo que no hacer nada sin rumbo.

Habiendo tomado una decisión, apenas mantiene su expresión despreocupada y mira a su alrededor. Bueno, el personal del batallón no parece estar tan harto de mis insistentes confirmaciones. La gente que valora lo básico es el tipo de talento que me gustaría poder poner en mi bolsillo.

"Mostrémosle al Imperio lo grandioso que es su perro guardián".

Me aseguro de que se registre. Básicamente, el ejército es un instrumento de violencia que sirve como perro guardián. Tenemos que demostrar que no tenemos intención de resistir el control del Estado. Nunca se sabe qué ojos pueden estar ahí fuera brillando mientras miran.

Es bueno apelar a su lealtad en un grado ligeramente turbio. Es un millón de veces mejor que se rían de mí que ponerlos en guardia y atraparlos yo misma. Además, puedo darle una paliza a cualquiera que se ría.

"Enseñémosles a esas ratas que no importa adónde huyan, estaremos en sus colas".

Pensemos un paso más allá. Estoy actuando como Tsuji ahora mismo. ¿Alguien con sentido común como él? De ninguna manera. Tengo la sensación de que probablemente lo odiaban. Por qué? ¿Porque actuaría sin consultar a nadie?

...Por supuesto. Si una persona sensata como yo tuviera un subordinado como Tsuji, lo pondría frente a un pelotón de fusilamiento. Después de todo, era el tipo de hombre que tomaría sus propias decisiones arbitrarias. ¿Qué tan inútil puedes llegar a ser?

¿Y mi vice comandante tiene sentido común? En otras palabras, ¿ha llegado a la conclusión de que soy un Tsuji que podría enloquecer?

Bueno, eso no es bueno. En realidad soy una persona sensata que siente vergüenza. No quiero tomar decisiones por mi cuenta y luego cargar la responsabilidad sobre los demás. Además, seguir reglas es el significado de mi existencia. Yo no las rompo; ¡encuentro lagunas!

"Teniente, nos trasladan al Rhine. Algunos de ustedes tienen buenos recuerdos allí. ¡Sí, caballeros, el Rhine!"

Sudando balas ante este malentendido, Tanya se devana los sesos. Honestamente, quiero evitar que me vean como Tsuji, el General Brute-Guchi y esos tipos. Si el teniente Weiss piensa así de mí, tendré que hablar con él.

A pesar de estar melancólica por dentro, se concentra en superar el momento actual.

 "¿El Rhine?"

"Bueno, tendremos prisa, pero esperan mucho de nosotros. Vamos a hacer un barrido en sentido contrario a las agujas del reloj del campo de batalla."

Sólo mataremos a los tipos que tienen el descaro de aparecer. Eso es todo.

No nos pagan por hacer más. También está la idea de trabajar duro para conseguir ascensos, pero en el ejército, ser ascendido no siempre significa que serás feliz.  Mientras ese sea el caso, me gustaría dejar de esforzarme donde termina mi sueldo. ¿Por qué está pasando esto? No sé si Ser X está en la raíz de esto, se lamenta Tanya. Pienso demasiado en actuar como Tsuji.

La próxima vez tal vez debería hablar francamente con mis tropas. ¿Debería preguntarle a Serebryakov qué piensan de mí? ¿O debería preguntarle a Weiss que tal les va?

" ¿Y entonces?"

"Sí, pero antes de eso, vamos a jugar un pequeño juego con los magos marinos. Regocíjense. La marina tiene mejor comida, ¿verdad?"

Pero ese es un trabajo para después. Por ahora, tengo una buena noticia que vale la pena contarles. Las comidas de la Marina son de mejor calidad que las del ejército. La marina critica al ejército por gastar demasiado en "hardware", y francamente, el ejército no puede negarlo, porque en el lado del "software", la marina supera al ejército con su comida de calidad. Desde el punto de vista del bienestar, la marina es sin duda un lugar de trabajo mucho más deseable.

"¿Eh?"

"Cortesía del coronel von Lergen. Vamos a ayudar a la flota".



««««««««««»»»»»»»»»»



18 DE ENERO DE 1925, MARINA IMPERIAL, ÁREA DE EJERCICIO 2 DEL COMANDO DE LA FLOTA MARÍTIMA DEL NORTE

A 30 metros.

Frunciendo el ceño ante el rocío, la Mayor von Degurechaff da la orden de formación de asalto de abordaje. La idea es prácticamente pasar el agua sin dejar caer su velocidad y atacar su objetivo. Respondiendo a sus instrucciones, todas las compañías entran en formaciones de mutuo apoyo.

Debajo de su seria expresión, sin embargo, Tanya está conmocionada... Se les dijo que estarían volando hacia fuego antiaéreo, así que a pesar de que era un ejercicio, ella esperaba una intercepción apropiada. En cambio, se ve obligada a preocuparse. ¿Están disparando de verdad? Está perpleja por el débil fuego interceptor. Seguramente nos van a disparar, aunque sea un ejercicio.

Realizamos un ataque a una nave usando maniobras de combate visual con una vista clara. Según el escenario, ya hemos desplegado una cortina de humo para frustrar el fuego interceptor. Tanya se esconde en el humo y se pone manos a la obra, encontrando decepcionantemente fácil alcanzar la distancia de embarque.

"Mago enemigo entrando por estribor. ¡Prepárense para una pelea cuerpo a cuerpo! Cualquiera que no esté ocupado, ¡venga a estribor!"

Unos cuantos contramaestres en cubierta comienzan a moverse para manejar la situación, pero son desesperadamente lentos. Ya es demasiado tarde. Una vez que dejas que un mago se acerque tanto, no puedes evitar una pelea en cubierta. Tal vez no se lo esperaban, pero esto sigue siendo patético.

Adentro, se pregunta: ¿Esto es una trampa? ¿Como los hábiles planes de la gente en la época de los veleros? Estoy bastante segura de que he leído novelas náuticas donde la confusión en la cubierta resulta ser un truco.

Pero no importa cómo lo mire, los rivales que corren de aquí para allá por todas partes que puedo ver me parecen un poco inexpertos. La cubierta puede ser estrecha, pero incluso veo a algunos marineros tropezando. Si eso es actuar, habrían tenido que pasar mucho tiempo entrenando para caer tan naturalmente.

"¡Cuchillas mágicas al frente! ¡Compañía, conmigo!"

De todas formas, liderando la carga de nuevo, Tanya no tiene más remedio que mantener su velocidad a la perfección y lanzarse al agua. Incluso despliega un hechizo de interferencia en el grupo de marineros en pánico.
A medida que algunos de ellos van volando, los marineros se confunden aún más, y la unidad de marines que vino corriendo queda atrapada en el lío. El resto de mi compañía que me persigue obstaculiza los esfuerzos de los marines para restaurar la disciplina. Pierden su oportunidad de detenernos, demasiado ocupados con el intercambio de control de fuego.

"¡No te rindas! ¡Sigue disparando!"

"¡Preparen bayonetas! ¡Deprisa, todas las bayonetas!"

Un puñado de oficiales y marineros apenas consiguen defenderse, pero no son suficientes para mantener a raya la fuerza del ataque.

Tanya y su compañía fácilmente rompen su defensa. Luego apuñalan el suave escudo de metralla del segundo puente y se aferran a él con sus hojas mágicas. No disminuimos la velocidad en absoluto; uno de los marcos internos probablemente se abolló.

Vernos entrar es probablemente espantoso como el infierno.

"¡Tierra y captura! ¡Vamos, vamos, vamos!"

A pesar de que se estrellaron contra ellos de frente, los miembros del Batallón 203 son la encarnación del entusiasmo.

Con movimientos rápidos, establecen rápidamente una cabeza de puente. Desde allí, se pusieron a tomar las principales áreas del barco. Aunque superados en número, su coordinación mantiene a todos bien cubiertos.

"¡Destruyan los soportes de las armas antiaéreas! ¡Toma la siguiente serie de puntos!"

 "¡Artilleros, no dejen que se acerquen!"

"Vamos a tomar el segundo puente de vuelta. Formen un equipo de asalto alrededor de la unidad de marines".

Lleva un poco de tiempo, pero se las arreglan para terminar de formar su equipo de contraataque formado principalmente por marines.

Puede que seamos un batallón, pero nuestra fuerza es nuestra movilidad, y eso no se puede utilizar al máximo en el espacio cerrado del interior de una nave. Es por eso que los infantes de marina y magos marinos son capaces de poner una feroz lucha en el interior.

"¡Aquí está el contraataque! ¡Marines!"

 "¡Tírenlos por la borda! Desháganse de ellos".

Pero los miembros del Batallón 203 capturan punto tras punto con una eficiencia sorprendente.

Normalmente, los magos se centran en batallas móviles y maniobras aéreas y tienden a no ser tan buenos en peleas cuerpo a cuerpo. La vanguardia puede ser diferente, pero los miembros de la retaguardia suelen tener dificultades con ella. Pero el entrenamiento consiste en eliminar las áreas débiles.

"¡Muéstrales de qué están hechos los marines! ¡No dejen que esos marineros se crean tan duros!"

"¡El siguiente grupo ha llegado! ¡Los estoy enviando ahora!"

Así que el Batallón 203 y los marines, cada uno con su propia visión del combate cuerpo a cuerpo, chocan y se niegan a ceder terreno. Los marines tienen una pequeña mejor posición, pero la situación es fluida.

Mientras ambos lados luchan para hacer su próximo movimiento, la compañía de seguimiento aterriza.

Saldremos victoriosos. La comandante von Degurechaff y los comandantes de la compañía sonríen. Mientras tanto, los marines que habían permitido que llegaran refuerzos mostraban su vergüenza en sus expresiones. Se están quedando sin recursos de lucha que aprovechar. Los marineros serían de ayuda, pero no se pueden sacar de los cañones. Dudan un poco, y sus acciones se retrasan.

"¡Todo el personal desocupado, prepárense para el combate cuerpo a cuerpo! ¡Vamos a echarlos de esta nave!"

Aún así, si los puentes, el bloque de motor y el cargador son capturados, tu barco estará acabado sin importar cuánto te quede por tirar al enemigo.

Es esa crisis la que les hace dudar un poco antes de juntar todo el músculo que puedan para un contraataque.

El capitán da la orden de reunir cualquier poder de combate de reserva. Y cuando se trata de eso, un barco tiene mucho personal a bordo. Aunque no es su tarea principal, los marineros pueden disparar armas. Los oficiales movilizados y suboficiales forman brigadas navales provisionales y comienzan a reforzar a los marines.

Al principio no había esperanza. Su idea es empujar y empujar hasta que nos saquen del barco. Es bastante simple, pero sigue siendo un plan de ataque válido para el espacio estrecho dentro de la nave. Si esto es todo, el Batallón 203 de Magos Aéreos puede retroceder. Tarareando, pongo una cortina de humo, y justo cuando el astuto fuego del lado atacante ha distraído a los defensores-

" A todos, no me importa si son marines. ¡Enséñenles lo mala idea que es montar un ataque frontal contra mi batallón! ¡Recuerden que los inútiles que mueren en la guerra son enviados al infierno!"

Con ese grito, ataca en un abrir y cerrar de ojos la lucha. La presión de dos compañías está golpeando duramente a la resistencia.

Justo cuando los marineros comienzan a retirarse de los magos y sus caras como de ogro, Tanya toma una pequeña unidad en un desvío.

Mientras que todo el mundo se centra en la lucha feroz dentro del barco, ella se apodera de la apertura y lanza un ataque furtivo a babor.

"¡¿Nos han pinzado?! ¡Mierda! ¡Mueve parte de la tripulación a babor!"

"¡¿Están todos confundidos?! Éxito! ¡La mayor von Degurechaff se puso detrás de ellos! ¡Ahora los destrozaremos!"

Nuestros rivales parecen listos para correr una vez que han sido pinzados, pero no se lo permitimos. Cada comandante de compañía trabaja para mejorar sus resultados. La ley de hierro de la guerra es la armonía del impacto y la confusión.

Romper su compostura, interrumpir su disciplina, y luego aplastarlos.

El caos se está extendiendo en el lado defensivo entre el ataque por la retaguardia, llevado a cabo eficientemente de acuerdo con los principios de la guerra, y la intensificación del ataque frontal. Justo como queríamos.

Un intenso impacto aplasta a los marines más rápido de lo que pueden cerrar las brechas y reconstruir la línea de interceptación.

"Está despejado."

"Nosotros también".

Inmediatamente después de eso, Tanya le da a cada compañía su propio objetivo a medida que limpia a los defensores, que ya no son capaces de operar de manera organizada.

"Bien. Primera Compañía, al puente. Síganme. Segunda y Tercera Compañía, vayan a los motores. Cuarta Compañía, a la bodega. Capturen sus objetivos rápidamente". Después de eliminar la principal fuerza de resistencia enemiga, necesitamos controlar las partes clave de la nave.

El plan es acercarse a cada área en orden barriendo hacia afuera desde los lugares capturados. Nos las arreglamos para mantener la velocidad rodeando cualquier foco de resistencia enemiga, y la decisión de repartir la carga entre todo el batallón se lleva a cabo con altos estándares.

Una vez que el lado de la nave se da cuenta de que hemos asaltado las áreas críticas, se dan por vencidos. La disciplina se ha derrumbado dentro, y los marineros parecen a punto de huir. Al mismo tiempo, su falso enemigo se une con refuerzos y parece estar listo para más. La fuerza de combate de la defensa ya es prácticamente inexistente, y sus métodos de resistencia son limitados. Se ven obligados a admitir con elegancia su derrota ante los árbitros.

"Bien, métanlos en las celdas de a dos hombres. Tropas de vanguardia, prepárense!"

 "Mayor von Degurechaff, es suficiente, es suficiente."

El mensaje llega justo cuando está a punto de entrar en el puente.

Para los árbitros, que se vieron obligados a seguir todas esas locas maniobras, el final no pudo llegar lo suficientemente pronto. Honestamente, tantas cosas habían pasado por sus mentes cuando ella  dijo que irian a tomar el segundo puente.

"¡El ejercicio ha terminado! Repito, ¡el ejercicio ha terminado!"

La llamada que termina el juego hace eco en todo el barco a través de los altavoces.

Escuchando esto, a pesar de que están preocupados por todas las cosas en la nave que fueron dañadas, todo el mundo es finalmente capaz de relajarse. Había sido una rara simulación de combate conjunto. Muchas cosas estaban rotas, pero no había habido ningún accidente.

"Muy bien, cadáveres estúpidos, ya pueden moverse."

Todos los marineros y marines que fueron juzgados muertos y se les ordenó que se quedaran quietos, boca abajo, se pusieron de pie lentamente.

Puede que hayamos estado usando balas de goma de grado de ejercicio y hechizos de explosión de baja potencia, pero eso no significa que se sientan bien.

Algunos de los heridos incluso tienen que ir a la enfermería para ser tratados por un médico.

Por ejemplo, los marineros que tuvieron la mala suerte de quedar atrapados en el tiroteo entre el Batallón 203 y los marines. Dijeron que, a pesar de agacharse, salían peor parados porque las balas perdidas seguían golpeándolos.

Aunque tan mala suerte era rara, no pocas personas resultaron heridas en el tiroteo en el interior del barco. Un equipo de médicos y cirujanos estaba de guardia y preparado para un ingreso eficiente, pero me imagino que la enfermería todavía estará llena por un tiempo.

Y en medio de todo ese ajetreo, la Mayor Tanya von Degurechaff está en la sala de oficiales, que ya había sido ocupada. Aunque es pequeña, se ha pensado un poco en el diseño, así que el ambiente es relajante. Ahora está llena de oficiales. En su mano hay una taza de café que le dieron; supuestamente es mejor que las cosas que sirve el ejército. Algo huele débilmente a productos horneados. Seguramente sólo en la marina, donde se les permite traer sus propias raciones y galletas, se puede disfrutar de eso.

Naturalmente, no estamos teniendo una fiesta de té sin ninguna razón. Después del ejercicio, es hora del evento principal.

"Muy bien, repasemos el ejercicio de simulacion de toda la flota."

A los marineros se les ha permitido la entrada y salida a babor y estribor, y han salido corriendo hacia el PX en un ambiente vacacional que ahora se ve reforzado por las ovaciones posteriores al ejercicio, pero a diferencia de ellos, el trabajo real de los oficiales comienza ahora. Tenemos que repasar los comentarios de los árbitros y los informes de los comandantes de cada unidad para encontrar áreas de mejora y reflexionar sobre lo que ocurrió para que podamos poner las lecciones en práctica en el combate real.

Esta vez se diferenció del ejercicio habitual en que incluía un escenario de abordaje que pretendía ser extremadamente realista. Pero sólo hacer eso sería un desperdicio.

"En primer lugar, aún es temprano para el año, pero creo que podemos decir que este ejercicio fue significativo."

Las calificaciones más importantes mostraron que los participantes pensaron que valió la pena hacer el ejercicio.

La Marina, que proporcionó la base y el barco como lugar de celebración, está desesperada por tener experiencia en el combate contra magos; nunca pueden tener suficiente. Aunque su trabajo principal es la guerra contra los barcos, han aprendido a través de la batalla que los magos marinos no pueden ser ignorados.

Pero nunca tienen suficientes magos marinos para un ejercicio, y cuán pocos magos tienen asignados internamente es un asunto de constante contención. Sí, los magos marinos sobrecargados de trabajo tienen tanta demanda que no tienen los medios para participar en juegos de guerra. Por lo tanto, la Marina estaba encantada de hacer este ejercicio conjunto para obtener algo de esa experiencia que faltaba.

Al mismo tiempo, la propia Tanya y el Batallón 203 tenían poca experiencia en combate anti-buques o en batallas para capturar barcos, así que el ejercicio también les interesaba. Más que nada, era lo que el Estado Mayor quería. No tuvieron más remedio que participar. A pesar de ello, sigue siendo una experiencia útil.

Y cuando los árbitros dijeron que era significativo, lo dijeron en serio. En cuanto a los resultados, aunque se enfrentaron a magos de élite, la adquisición de cierta experiencia en el manejo de esa situación fue claramente valiosa para la armada.

"Muy bien. En primer lugar, algunas quejas del capitán del buque de guerra utilizado en el ejercicio, Basel."

El capitán se pone de pie y se inclina ante la comandante von Degurechaff. "...Para ser franco, nos aplastaste. Y además, el año acaba de empezar y hemos sufrido todo tipo de daños". Su expresión es algo resignada ya que reconoce la derrota de su barco. Nadie murió durante el ejercicio, pero eso no significa que la nave no haya sido destruida.

Fueron más que unas cuantas ventanas rotas. Los hechizos  y granadas pueden haber sido de grado de ejercicio, pero aún así fueron lanzadas por todas partes. Naturalmente, la tripulación hizo la limpieza como un ejercicio de control de daños, pero aún así.

"El control de daños fue bastante bien. La tripulación fue capaz de hacer reparaciones rápidas."

Los resultados fueron buenos. Al menos podrían estar satisfechos con ellos. No hubo problemas durante la inspección de la operación después de que se realizó el mantenimiento interior, principalmente en los motores.

...Dicho esto, a pesar de que los daños no son tan graves como para que los barcos necesiten ser atracados, hay una serie de reparaciones que necesitan ser hechas - cambio de vidrios rotos, reparación de abolladuras, etcétera - que tomarán algún tiempo.

Por suerte, estará reparada para cuando los barcos de la Alianza Entente tengan que abandonar el puerto neutral, pero el capitán sigue sin estar contento.

Como tal, la Mayor von Degurechaff también se inclina. Honestamente, puede ser un poco raro que la niña entre todos estos adultos sea la que sea tan considerada. Puede que sea raro, pero supongo que tengo que ir con ello, ya que es mejor que ser visto como indiferente.

"Nuestra tarea más urgente es reevaluar nuestro fuego antiaéreo. No puedo creer que ni siquiera hayamos rozado a los magos entrantes". Parece que quiere dar una paliza a sus hombres, que se jactaban de que no dejarían que los magos se acercaran al barco.

Los artilleros que lo enfadaron seguro que serán entrenados muy duro durante algún tiempo. Aún así, todo el mundo se siente aliviado de haber aprendido la lección en un ejercicio y no en un combate real.

Los capitanes de observación también están seguros de ajustar sus regímenes de entrenamiento de la misma manera. Si las cosas van cuesta abajo cuando el enemigo llega a un barco, entonces tienen que expulsar al enemigo antes de que eso ocurra. Aprender esto es un gran resultado para el ejercicio.

"Mayor von Degurechaff, ¿tiene alguna sugerencia para introducir mejoras desde el lado ofensivo?"

"Creo que el problema fundamental es la falta de potencia de fuego. No puedo imaginarme nada más que una densa barrera de fuego antiaéreo que impida un acercamiento". Tanya, que en realidad fue uno de los magos que rompió tan fácilmente su defensa, tiene una opinión aún más simple, la más directa, de que no tienen suficientes armas.

Tanya le diría que si la interceptación es una cuestión de probabilidad, la única manera de aumentar la probabilidad es aumentar la densidad del fuego antiaéreo. La idea para esto viene del simple conocimiento de que al final de sus pruebas y errores, las armadas de países fuera de este mundo corrieron a buscar la solución de añadir más fuego antiaéreo. Si no equipan a las naves como los puercoespines, serán vulnerables a un ataque desde el cielo.

Además, añade Tanya, incluso los portaaviones que los estadounidenses utilizaron cerca del final de la Segunda Guerra Mundial y que supuestamente tenían un gran fuego antiaéreo, no pudieron detener por completo un cierto enfoque general tomado bajo el supuesto de no regresar.

" Basel tiene algunos de los cañones antiaéreos más poderosos de todas nuestras naves capitales".

Para alguien que aún no lo sabe, cargar una nave con una montaña de autocañones parece un suicidio.

El oficial de la marina que lo sacó a colación, que parecía confundido, parece haberlo hecho porque pensó que el barco tenía suficiente potencia de fuego.

Y no es algo tan descabellado de creer.

Es una verdad práctica que los seres humanos, si bien tienen la intención de aceptar las cosas objetivamente, sólo aceptan lo que ellos mismos pueden entender subjetivamente. En un giro sorprendente, el "estereotipo" de Lippmann describe paradójicamente hasta qué punto puede expandirse el intelecto humano.

Un barco de guerra con un montón de autocañones es una fortaleza flotante. Entre ellos, el Basel cuenta con una potencia de fuego defensiva excepcional, por lo que se plantea la cuestión: ¿No es suficiente? Para los oficiales presentes, es una pregunta natural. O al menos para ellos, no es extraño.

"Desde el punto de vista del atacante, no es una gran amenaza." Pero Tanya le pone fin fácilmente. "Para ser honesta, ni siquiera fue un obstáculo." Ese movimiento de hecho es significativo. Ha insinuado que el fuego antiaéreo no es realmente una defensa eficaz contra los ataques desde el cielo. Todo lo que el Mando de la Flota del Mar del Norte, que antes carecía de experiencia en combate y ejercicio contra magos, puede hacer es registrar de nuevo lo peligroso que son los magos.

Sin embargo, esa es sólo la opinión de un comandante, y les gustaría saber de un tercero que participó en el asalto. El jefe de árbitros lo recoge y mira discretamente al árbitro que está a cargo del equipo atacante.

El árbitro toma la indirecta y comienza a dar su opinión general. "Estoy de acuerdo con la Mayor von Degurechaff. La acompañé en el ataque y me sorprendió que la línea de fuego no fuera tan imponente". Pero en contra de las esperanzas de la mayoría de los oficiales, él esencialmente repite lo que Tanya dijo. "En general, me veo obligado a decir que nuestro actual fuego antiaéreo es tan útil como un montón de petardos."

"...nuestra potencia de fuego defensiva es tan débil?" La afirmación es que han estado sobreestimando su defensa, y en respuesta los oficiales hacen una pregunta que muestra su consternación: ¿De verdad es tan débil?

"Sí, nos falta aún más de lo que esperaba. Para detener las aproximaciones, necesitamos aumentar el número de cañones hasta que las naves sean como puercoespines".

La respuesta del segundo árbitro es sencilla y no deja lugar a malentendidos. "Estoy de acuerdo. Y deberíamos añadir no sólo autocañones de 20 mm, sino también de 40 mm".
Tanya está más de acuerdo que nadie. Ella cree que el ejército estadounidense proporcionó el mejor ejemplo de fuego antiaéreo ideal.

En este mundo, es completamente desconocido, pero ya ha sido probado en combate. Ella propone indirectamente la innovación como su propia contribución, aunque sin pasión.

"¿Qué quiere decir?"

"Esto es sólo mi opinión, pero 20 mm son para la defensa de corto alcance; para crear un escudo de interceptación de varias capas, recomiendo encarecidamente añadir cañones de medio alcance", responde Tanya. Por lo que ella sabe, los cañones de 20 mm tienen la ventaja en cuanto a manejo y velocidad, pero en términos de alcance y potencia, son más débiles. Es lógico añadir autocañones de 40 mm para interceptar en el rango medio.

Y lo que es más importante, los escudos defensivos de los magos y los aviones no tienen ninguna posibilidad de resistir un proyectil de 40 mm.

Desde el punto de vista del ataque, capturar un buque de guerra con emplazamientos de cañones múltiples por todas partes como un puerco espín sería una tarea difícil.

"Si es posible, me gustaría centrarme en los números. Probablemente necesitemos diez veces la cantidad actual."

"Capitán, ¿qué le parece?"

"...Es una sugerencia interesante, pero no podemos cambiar el número de cañones sin hacer revisiones mayores, como quitar los cañones secundarios de los flancos."

"Para ir un paso más allá, diría que las armas secundarias son peores que inútiles. Necesitamos aumentar la prioridad de la defensa aérea". Tanya sabe que es una falta de respeto, pero ve una oportunidad para que la armada dé un paso adelante decisivo e intervenga. Después de todo, ella conoce la era de la guerra aérea mejor que nadie aquí. Está segura de que llegará el momento en que los buques de guerra serán asignados a portaaviones como apoyo directo.

En realidad, le gustaría instarles a que cambien la doctrina de obsesionarse con los grandes barcos y sus grandes cañones a centrarse en sus fuerzas aéreas como su poder principal. Por cierto, también cree en el fuego de acción y valora los cañones de los barcos de guerra por su fuego de apoyo.

Dicho esto, incluso los encendedores de un solo disparo fueron capaces de enviar al entonces vanguardista Príncipe de Gales y al Repulse, que había sido reconstruido para la era moderna, a unirse a las algas marinas. Por supuesto, deberíamos concentrarnos en eliminar los cañones secundarios y aumentar la cantidad de cañones de ángulo alto y otros emplazamientos de autocañones.

También sabe que hasta que ocurra un incidente similar, será difícil convencer a la marina de guerra de que acepte una doctrina centrada en la fuerza aérea.

En ese momento, la misión original de la flota se estableció como combate contra barcos, y el uso de los magos aún no estaban tan extendido. He oído que las solicitudes de modernización de buques para el combate anti-magos y anti-aéreo comenzaron a verterse este año como una contramedida. Honestamente, todo el mundo sigue pensando que los magos luchan en tierra.

La funcionalidad de computación orbital y las especificaciones de las aeronaves están mejorando. Como resultado, la idea de que quizás los orbes y los aviones puedan ser amenazas no ha hecho más que empezar a extenderse.

Sólo alguien que entienda la historia de cómo la aviación avanzó a pasos agigantados durante la Segunda Guerra Mundial puede entenderlo. Hasta entonces, nadie había soñado que la guerra impulsaría los avances científicos y tecnológicos como lo hace.

"No es que nos tomemos a la ligera la defensa aérea, pero..."

"Tendremos que pensarlo si surgen problemas luchando contra otras naves."

En realidad, incluso los oficiales que están lejos de ser ineptos tienen opiniones profundamente arraigadas. Los barcos están equipados para contrarrestar a los barcos porque la marina no puede escapar del instinto de mantener en mente su misión de combate contra barcos original.

Y pensando en términos de doctrina de contraespionaje, les gustaría conservar sus armas secundarias. Aunque la importancia de estar equipados para combate cuerpo a cuerpo ha disminuido, la necesidad de luchar contra torpederos y destructores, que sí presionan para atacar, es un factor que no puede ser ignorado para ellos.

"Tendremos que discutirlo con los chicos de Tecnología. Por favor, deje que el comando de la marina y el Departamento de Tecnología se encarguen de este asunto".

Al final, la conclusión no es rechazar la idea, sino tomarla en consideración, lo que esencialmente significa dejarla de lado. Bueno, en cierto modo, diciendo su pieza Tanya ha cumplido con su deber. Después de todo, no es nada si el fuego antiaéreo no se refuerza.

Mientras no sea un barco en el que estoy, donde se hunda no tiene nada que ver conmigo. Además, el Imperio es un estado continental, no un estado marítimo.

Sin decir una palabra de eso, se camufla con una actitud sobria, pero es totalmente sincera. Lo mejor para asegurar mi propia supervivencia es entrenar a mis tropas.

Por supuesto, a ella le apasiona identificar los problemas en esta autopsia. Bueno, tiene que serlo. Ella cree que prevenir errores es lo mejor.

"Muy bien. ¿Hay alguna otra observación del lado atacante?"

 "Yo diría que hay problemas de cooperación."

"¿De qué tipo?"

"Los marines y marineros no parecen estar muy bien coordinados. Sentí como si el desorden de los marineros hiciera tropezar a los marines".

Lo había notado al acercarse: la cubierta era un verdadero desastre. Su impresión era que los dos cuerpos diferentes tenían problemas para trabajar juntos.

Si hubieran sido unidades estacionadas allí hoy, la coordinación por debajo de la media sería comprensible, pero para las unidades que son compañeros de nave, es un poco problemático. Por lo que pude ver, parecía que los marines sentían que su trabajo consistía en batallas terrestres y de desembarco.

Por supuesto, no puedo negar que esos son sus deberes primarios, pero no queremos que apesten en la lucha a bordo de una nave. Y la confusión y la falta de cooperación con los marineros es totalmente inaceptable. En una organización donde las ventas y la ingeniería de sistemas se distancian, tienen que compensar con una marcha de la muerte. En el ejército, la muerte en la marcha de la muerte es literal.

Considerando que podría terminar siendo una víctima de la pobre cooperación entre nuestras propias tropas, es absolutamente crítico sugerir una mejora. Habiendo llegado a esta conclusión bastante razonable, aunque sea a través de un argumento egoísta, Tanya habla elocuentemente sobre la necesidad de una mayor coordinación. Su idea en su raíz es la autoconservación, pero al mismo tiempo, es altruista; no se puede decir que no esté actuando con el objetivo de beneficiar a la mayoría.

Y esa actitud, por el bien de la mayoría, conduce a una propuesta que es aceptable para el conjunto.

Probablemente todo el mundo era vagamente consciente de la escasa cooperación. El jefe de árbitros interroga a la parte interesada. Naturalmente, lo hace de una manera que es sensible a su sentido del honor. "Ya veo. ¿Qué piensan los marines de esto?"

"Me avergüenza admitir que no hemos entrenado mucho en la lucha en barcos. Reconozco la necesidad de reentrenamiento".

En respuesta al comentario de los marines, Tanya declara que su unidad también necesita más entrenamiento. "Después de haber luchado dentro de una nave, creo que a mi unidad también le falta experiencia."

La mitad está usando un entrenamiento inadecuado como excusa; aunque el Batallón de Magos Aéreos 203 es de élite, el grupo está compuesto en su totalidad por magos, y su falta de conocimiento de otros campos es un verdadero problema.

Es por eso que Tanya espera hacer un entrenamiento conjunto con los marines, que son los que tienen más experiencia en este frente.

No puedes dudar en pedir sabiduría a los expertos si quieres seguir vivo. El plan para lo que suceda después puede venir después de que sobrevivas.

Si esta reunión dura lo suficiente, la marina nos dará de cenar, es decir, la buena comida que reciben los oficiales de la marina. No es ningún problema si el programa de ejercicios toma más tiempo del planeado.

De esta manera, Tanya continúa su arduo trabajo, cultivando una alentadora amistad con la marina mientras vigila su próximo campo de batalla -aunque va en contra de su propio pensamiento- y así da un paso tras otro hacia la victoria.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

DanMachi Volumen 11 en Español

Sinopsis Después de salvar a la joven dragona Wiene, el nombre de Bell se ha convertido en sinónimo de "codicioso", "despreciable" y "traidor". Él y su familia han perdido completamente la confianza y el respeto de todos los que viven en Orario. No hay tiempo para que sienta pena cuando sus nuevos amigos monstruos, los Xenos, necesitan su ayuda para volver a casa. Pero ahora que el mayor obstáculo en su camino es la Familia Loki, ¿tiene Bell lo que hace falta para levantar el puño contra su amado ídolo, la Princesa de la Espada Aiz Wallenstein?

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 1

El asedio Parte 1

Faltaba mucho para el final del invierno, por lo que el aire era muy frío. Sin embargo, eso no fue una dificultad para él, gracias a la piel que cubría su cuerpo. Su torso estaba envuelto en una brillante piel negra, y otra capa de ropa encima de ella que hacia un excelente aislante. No temblaría de frío, aunque llevara una armadura completa de metal.

Sin embargo, ahora estaba temblando por una razón diferente.

Esa razón era la ira.

Zero no Shalltear, Capitulo 8

Capítulo 8
Louise se sentía optimista en ese momento. Había solucionado lo que ella suponía era su inminente expulsión de la academia, había convocado a su familiar que no solo era bella y poderosa sino que incluso parecía quererla por alguna razón que ella misma desconocía y por sobre todo, ahora se encontraba en su cuarto comiendo elegantemente pastel de fresa, su favorito, en cantidades que ella misma nunca había pensado en comer antes.