Ir al contenido principal

Overlord, Volumen Alternativo, Capitulo 2, Parte 2


“¡Sí! Ahora estoy seguro de que no será posible salvarlos a...”

Keeno se mordió el labio por un momento, probablemente porque sabia que no había manera de salvar a todos con un artículo de uso limitado. No, era obvio que un artículo tan poderoso tendría algún tipo de límites en su uso. Keeno estaba ahora en una posición en la que tendría que decidir a quién salvar.

“Aun así, debemos reunirlos primero antes de que tengamos la oportunidad de convertirlos en humanos.”

“Entonces, ¿cómo podemos traerlos de vuelta a la vida?”

“Erm ... ¿qué tal si terminamos sus vidas como yuriniggers y luego tratamos de resucitarlos con este artículo?”

“Aunque... no podremos probarlo en el castillo”. Explicó Suzuki Satoru a una Keeno desconcertada.

“Si bien mi conocimiento de esta nación puede diferir de la realidad, si destruimos a un yurinigger aquí, perdón, si matamos a alguien aquí, es posible que incurramos en la hostilidad de todos los yuriniggerss que nos rodean. Para evitar eso, debemos llevar a nuestro yurinigger de prueba lejos, donde no genere hostilidad. Sin embargo, no tengo idea de lo lejos que deberíamos ir. ¿Tienes alguna idea?”

“¿Eh? ¿es así?”

“... ¿No es así?”

Los dos se miraron.

No es que sus conocimientos sobre el tema fueran diferentes, sino que, ninguno de los dos tenía información al respecto.

Por lo tanto, necesitaban discutir las beneficios y consecuencias de tal acción juntos.

Al final, decidieron dejar que Keeno terminara de leer todos los libros primero. Esta fue una decisión tomada con la esperanza de que uno de los libros le diera una respuesta, confiando su suerte a los cielos.

Después de ver a Keeno recoger sus libros de nuevo, Suzuki Satoru volvió a examinar los elementos restantes de esa criatura no-muerta.

Cuando Suzuki Satoru recogió un collar de plata, frunció sus cejas inexistentes.

Esto no es un artículo mágico ... es un collar encantado. ¿Es ese tipo de accesorio?

Uno no podría equipar múltiples objetos mágicos en la misma casilla de equipaje. Si bien uno podía usar muchos artículos mágicos alrededor de su cuello, Keeno había escuchado que solo los poderes del último artículo equipado se aplicarían, por lo que parece que ese principio era el mismo en este mundo que en YGGDRASIL.

Si bien no le importaba especialmente si ese ser no-muerto era el tipo de persona que se adornaba con una ornamentación sin sentido, no parecía ser el caso. No tenía otros artículos no mágicos además de este collar.

Debe haber algún significado para esto.

Había un objeto circular de plata conectado al collar. Parecía un poco gastado, pero se podía ver claramente lo que parecían símbolos y letras grabadas en él.

¿Hay algún significado en esto? ¿Es una clave para algo? No, podría ser un símbolo sagrado de algún tipo, para una criatura no-muerta. ¿O será acaso algún artículo importante con un significado religioso? Parece que hay algo en la parte de atrás, parece una especie de... insignia de gremio... ¡ah! ¿Implica esto que pertenece a alguna organización?

No estaba seguro del significado de esto, por lo que todo lo que podía hacer era hacer una conjetura. Sin embargo, sería malo si perteneciera a algún grupo.

Aunque sea lo que sea... solo tengo que confiar en que Keeno sepa el significado de ese emblema.

Keeno estaba leyendo a gran velocidad, hojeando rápidamente los libros.

Desde un lado, podía ver su mirada tensa y asustada en su rostro. Probablemente no escucharía buenas noticias de ella.

“Keeno-san, lamento interrumpirte mientras estás ocupada, pero ¿podrías ayudarme a echar un vistazo a este collar?”

“¿Eh? Ah, sí... veamos, no parecen letras. ¿Son... marcas?”

“Ya veo. Así que, si es un símbolo, ¿qué tal te va a ti?”

Había una pila de libros que habían sido leídos y una pila de libros que no habían sido leídos. Había preguntado porque el primer montón era más grande que el segundo. Keeno suspiró pesadamente. Fue un suspiro que sonaba como si viniera de un empleado que estaba haciendo horas extras. No sonaba como un suspiro que debería haber venido de una chica de aspecto juvenil.

“En primer lugar, los libros hacen referencia a varios tipos de conocimiento mágico. Los pergaminos, por otro lado, contenían asuntos que el no-muerto estaba estudiando: notas de investigación escritas en desorden. Pero eran demasiado complejas, por lo que es posible que las haya malinterpretado en cierta medida.

Keeno bajo sus hombros con abatimiento. Su voz sonaba triste también.

“Es solo que... ese poderoso no-muerto que pensé que era el cerebro de todo el incidente, no parece tener nada que ver con que la gente de la ciudad se haya convertido en no-muertos.”

Yo también lo pensé. Pensó Suzuki Satoru.

Esa criatura no-muerta había sido demasiado débil para alguien que podía convertir una ciudad entera en yuriniggers.

“Aunque encontré algo que parecía un diario, solo decía que la criatura no-muerta que mato, también estaba desconcertada por cómo todos los habitantes de la ciudad podían haberse convertido en yuriniggers, y que a él le hubiera gustado haberlo investigado si tuviera tiempo. Ademas…”

Keeno parecía que estaba a punto de decir algo, y luego cambió de opinión.

“...Eso es todo. Ese no-muerto no tenía nada que ver con la tragedia.”

“¿Es eso así? Entonces, ¿qué vas a hacer?”

“...Aun así, todavía quiero ver si pueden ser resucitados.”

Había una determinación vacía en la voz de Keeno. Probablemente ella entendió que sería inútil. Después de todo, ella fue la que dijo que podría haber una posibilidad si eliminaban al principal culpable, y ahora ella fue la que dijo que el no-muerto que Suzuki Satoru había eliminado no tenía nada que ver con eso. Dicho esto, incluso si entendía, todavía tenía que intentarlo.

Suzuki Satoru miró a la niña y pensó en lo difícil que sería escoger a cuál de sus camaradas podría revivir si tuviera que escoger, por lo que entendía perfectamente cómo se sentía la chica.

“Bien... en ese caso, no usaremos a tus padres. Experimentaremos con uno de los guardias.”

La cara de Keeno se torció cuando escuchó las palabras "experimento". Sin embargo, ella no dijo nada, porque sabía que las palabras bonitas no podrían cambiar la realidad de la situación.

Suzuki Satoru comenzó abriendo la ventana y saltando, usando [Volar] para flotar en el aire. Desde allí, memorizó un lugar lejano, más allá de los límites de la ciudad, y se teletransportó allí. Una vez que llegó a su destino, observó sus alrededores con su habilidad, y después de verificar que no había muertos vivientes, memorizó el área y lanzó [Greater Teleportation] para volver al lado de Keeno.

Después de eso, los dos dejaron la habitación. Keeno lo llevó hacia un guardia que aparentemente había sido bastante fuerte en vida antes de convertirse en un yurinigger, y luego lanzó [Portal].

Agarró parte de la armadura del guardia para asegurarse de que no podía interpretarse como un ataque, luego lo arrastró al [Portal].

Y así, los tres fueron transportados fuera de la ciudad.

Justo cuando Keeno estaba diciendo: "Lo haré", Suzuki Satoru mató al yurinigger de un solo golpe, sin decir una palabra.

No le rompió la cabeza en pedazos con un arma contundente. En lugar de eso, le cortó la cabeza con una espada mágica.

“Ahora, ¿puedes usar la varita?”

“E-está bien...”

La luz blanca pura dentro de la varita se movió hacia el cadáver del guardia.

El cadáver se levantó lentamente, pero eso no era una señal de que había vuelto a la vida. Era simplemente un zombi moviéndose una vez más.

Keeno bajó la cabeza y Suzuki Satoru, que había estado preocupado por ser atacado, dejó que su precaución se desvaneciera. El zombi simplemente caminaba sin rumbo fijo, sin signos de hostilidad, Presumiblemente, cualquier agro que se hubiera generado se había desvanecido con su muerte.

“... ¿Qué debemos hacer?” Preguntó Suzuki Satoru. Después de un breve período pensando, Keeno levantó la cabeza y miró a Suzuki Satoru a los ojos.

“Satoru-sama. ¿Cree que puedo devolver a todos a la normalidad si trabajo lo suficiente en mi investigación?”

Su voz era triste y pesada.

Era la voz de alguien que ni siquiera se creía a sí misma. Era la voz de alguien cuya única esperanza había sido destrozada.

Suzuki Satoru pensó por un rato. Él podría tratar de consolarla o arruinar sus esperanzas contándole la verdad. También podría tratar de dirigir el tema a una dirección apropiada. Sin embargo, lo comparó con su propia imagen de varios días atrás, y luego descartó todas esas nociones egoístas.

Inhaló rápidamente, y luego Suzuki Satoru se encontró con la mirada de Keeno antes de hablar.

“No diré que la posibilidad es cero. Si bien no he estudiado magia académicamente, creo que podría haber alguien en este mundo que podría saber lo que sucedió aquí. Si les pedimos ayuda, quizás podamos idear una solución efectiva. Sin embargo... será muy difícil.”

“...Yo, yo pienso lo mismo.”

Los no-muertos no podían llorar. Carecían de la capacidad para hacerlo.

Sin embargo, Suzuki Satoru sabía que Keeno estaba llorando.

“En realidad, lo había sentido desde hace mucho tiempo. No habría un final feliz para todo esto, con un amanecer y todos simplemente despertándose de esta pesadilla. Al final, no pude salvar a nadie, y no pude lograr un final como ese...”

“No puedes estar segura de que no puedes salvarlos.”

“Tampoco puedo estar segura de que pueda salvarlos, ¿verdad?"

Suzuki Satoru expresó su acuerdo con el silencio. Sin embargo, eso se basó en el conocimiento de YGGDRASIL que tenía Suzuki Satoru.

“...Como dije antes, no podemos decir con seguridad que la posibilidad sea cero.”

Suzuki Satoru miró hacia el cielo, y las caras de sus antiguos amigos flotaron en el cielo nocturno. Después de decidirse, Suzuki Satoru expulsó un suspiro.

“...Tengo una amiga llamada Yamaiko. Ella decía a menudo que los niños eran un tesoro. En este momento, cumpliré su voluntad.”

Suzuki Satoru sacó el anillo de estrellas fugaces que Yamaiko le había regalado. A decir verdad, no quería desperdiciarlo de esa manera. Pero Yamaiko lo regañaría si no lo usara ahora.

Después de todo, puedo usar los dos deseos restantes para lo que quiera.

Una sensación extraña asaltó a Suzuki Satoru cuando activó el anillo.

Él entendió cómo usar el hechizo [Deseo a una Estrella].

Podría pagar varios niveles de experiencia para hacer un deseo más grande. Sin embargo, solo planeaba usar el valor de la experiencia de un solo nivel. En otras palabras, cuando pedía un deseo, era más probable que un deseo más pequeño se hiciera realidad que uno más grande. Pero si fallaba, la experiencia se quemaría y eso sería todo.

Tenía la sensación de que restaurar a los padres de Keeno a la normalidad era más probable que se hiciera realidad que restaurar a todos en la ciudad a la normalidad. Sin embargo…

“¡DESEO! ¡Aprender una manera de restaurar a la gente de esta ciudad a la normalidad!”

Eso era todo.

Una vez que entendiera los medios, podía llevarlo a cabo.

Sin embargo, después de que una de las tres estrellas fugaces talladas en el anillo desapareciera, todo lo que quedaba con Suzuki Satoru era frustración. Y luego, dudó sobre cómo debería explicarle todo esto a Keeno, quien lo estaba mirando con una mirada en blanco en su rostro.

Suzuki Satoru tosió varias veces y se dirigió a Keeno con la expresión de un asalariado en su rostro.

“Acabo de usar un artículo que puede conceder deseos. Después de usarlo, me di cuenta de algo Keeno-san. Iré al grano. No hay manera de restaurar a los yuriniggers de esta ciudad, a tu gente, a su estado original.”

Esa fue la respuesta. Había perdido la oportunidad de conceder un deseo para siempre por esa respuesta.

En YGGDRASIL, era obligado a elegir una opción de una lista aleatoria de selecciones, así que, ¿de qué manera era mejor? Suzuki Satoru se apresuró a continuar hablando.

“¡Sin embargo! Esta es simplemente la información que he obtenido con mi magia. Puede haber otra manera. Por lo tanto, exploremos el mundo juntos. Encontraremos a alguien que sea mucho mejor que nosotros, le pediremos ayuda y veremos qué posibilidades se abren.”

“¿De ... verdad existe tal persona?”

“Creo que hay.”

Aunque una parte de su mente se preguntaba por qué iba tan lejos para animarla, no había olvidado el parentesco con ella que había sentido en ese entonces.

Keeno miró a Suzuki Satoru, y luego ella asintió.

“Está bien, me gustaría creer eso. Aun así, ¿estará bien conmigo?”

“¿Eh? No te entiendo”

“Salir y explorar el mundo juntos. ¿Está realmente bien que lo acompañe?” Keeno miró sus pequeñas palmas. “Quiero decir, probablemente voy a estorbar.”

“No lo harás.”

“¿Eh?”

“Necesito tu fuerza para esto. Te ayudaré en todo lo que pueda. Por lo menos hasta que puedas viajar sola.”

De lo contrario, siento que Yamaiko-san y Touch-san me regañarían.

“Keeno Fasris Invern. Vamos, viajemos juntos.”

Keeno tomó la mano que Suzuki Satoru le había extendido.

“Mu-muchas... gracias... Satoru-sama...”

Keeno inclinó la cabeza y tembló. Aunque ella no podía derramar lágrimas, eso no significaba que no podía llorar de alguna manera. Keeno sollozo silenciosamente.

Aun así, no sería bueno para ella darle las gracias. Después de todo, tenía motivos ulteriores.

Bueno, olvídalo. Pensó Suzuki Satoru. Después de todo, ella perdió toda esperanza hoy. Ayudarla por un tiempo más no dolerá.

En cualquier caso, no tenía metas propias ahora. Las cosas que se suponía que debía proteger se habían ido, y las ataduras que se suponía que debía mantener estaban rotas. Todo lo que quedaba era este anillo y este bastón, como recuerdos, pero eso era todo.

“Entonces apresurémonos y terminemos nuestros preparativos para poder irnos. Tengo la sensación de que no queda mucho tiempo.”

Keeno expresó sus dudas, y Suzuki Satoru se explicó.

Si su enemigo pertenecía a una organización, podrían haberse mantenido en contacto. En ese caso, el enemigo se preocuparía por perder el contacto con él, por lo que sospechaba que era muy probable que enviaran refuerzos. Si bien probablemente podría matarlos a todos si el poder de ese ser no-muerto fuera un indicio de su fuerza, no podía estar seguro de que no habría nadie más fuerte que él. Por lo tanto, el mejor curso de acción sería tomar lo que pudieran llevar y salir de este lugar tan pronto como sea posible.

Por esa razón, había establecido pequeños trucos en varios lugares para evitar que la información saliera.

Después de ver que Keeno entendió, los dos regresaron al castillo de nuevo.


Parte 3


“Así que vamos a viajar... Keeno-san, ¿tienes experiencia viajando, perdón, quiero decir, has ido al extranjero?"

“Me disculpo, Satoru-sama. Cuando era una niña, creo que fui a varios lugares dentro del país, pero ahora casi no los recuerdo.”

“Ya veo... en ese caso, no sabrás qué traer.”

“Somos muertos vivientes. No necesitamos comer ni dormir. Seguramente estará bien no tener nada, ¿verdad?”

“Bueno, ese es el caso. Pero de acuerdo con lo que dijiste, Keeno-san, los muertos vivientes son los enemigos de todos los seres vivos, y deben ser destruidos a simple vista, ¿me equivoco? Vivir abiertamente en un mundo lleno de enemigos... bueno, no estoy seguro de si se trata de vivir, pero incluso si solo existimos, siento que debemos disfrazarnos.”

“¿Disfrazarnos? Se refiere a usar máscaras como el Príncipe de Fenia, ¿no es así?”

Los ojos de Keeno se iluminaron. Era la primera vez que la había visto hacer eso desde que la conocía.

¿Se había permitido relajarse? ¿Habría sido liberada, aunque sea un poco? ¿O era esta su mirada de anticipación sobre el mundo exterior? No era algo malo, así que no lo comentó, pero ¿quién era este Príncipe de Fenia? Aun así, él tenía la sensación de que ella hablaría si no le preguntaba al respecto. Podía resolver cualquier pregunta que tuviera durante el viaje.

“Ahhh, no. La gente pensará que no somos de fiar si usamos máscaras... tal vez no sea tan malo... no, ellos sospecharán de nosotros.”

“¿Es eso así?”

La mirada de alegría infantil en la cara de Keeno se desvaneció, lo que Suzuki Satoru encontró extraño y nuevo, pero escondió sus sentimientos y continuó hablando.

“Aunque disfrazarse a sí mismo implica cambiar la apariencia física, también implica no hacer cosas que hagan que otros desconfíen de ti. ¿No cree que la gente sospechará si no comemos comida con ellos?”

Por supuesto, había objetos que podían hacer eso, pero si tuvieran que explicárselo a todas y cada una de las personas que conocieran, podrían terminar exponiendo sus tapaderas por accidente. En su lugar, sería mejor no despertar sospechas en primer lugar.

“Pretendemos comer y dormir como otros viajeros, pero lo más importante es tomar un baño de vapor para limpiarnos de la suciedad de la carretera.”

“¿Un baño de vapor? ¿Se refiere a una sauna de niebla?”

“Ahhh, ¿tienen de esos aquí también? Así es, un sauna o un baño.”

Los muertos vivientes no tenían metabolismos, por lo que no producirían desechos, pero la suciedad, el polvo y similares todavía podrían ensuciar sus cuerpos. Si bien no le molestaba particularmente, se sentía mejor estar limpio que sucio.

“¿Pero podremos entrar a una ciudad, Satoru-sama?”

Suzuki Satoru se tocó la cara.

“Tendré que pensar en esa parte. Sin embargo, estamos buscando personas con conocimientos. Estoy seguro de que podremos encontrar la manera de ingresar a una ciudad sin problemas usando la magia, a fin de establecer un contacto amistoso con ellos.”

Keeno asintió varias veces en señal de aprobación.

“Por lo tanto... bueno, creo que necesitamos algo para los gastos de viaje y los peajes. Por supuesto, tengo algo de dinero propio, así como gemas y artículos que se pueden vender.”

Suzuki Satoru casualmente sacó una gema de su inventario. Keeno tragó saliva cuando vio un rubí que era del tamaño de su palma. Una breve sombra cruzó la bonita cara de Keeno, pero el cambio había sido tan sutil que Suzuki Satoru pensó que podría haber estado imaginando cosas. Además, ¿por qué una piedra preciosa tan grande la haría melancólica?

“Aun así, no sé si esto será suficiente.”

“No sabemos cuánto tiempo tomará este viaje, y es probable que tengamos que darles regalos cuando conozcamos a estas personas capacitadas, y es posible que también necesitemos comprar artículos caros. ¿No es así?”

“Siendo así, ¿Por qué no tomar toda la riqueza de este país o esta ciudad? Por supuesto, lo estarás manejando tú, Keeno-san. Podemos pagar nuestro viaje con esos recursos.”

“¿Todo?”

“En efecto. Me disculpo por decir esto, pero estas personas que ahora son no-muertos no necesitan dinero, ¿verdad? Quién sabe, algún país podría enviar sus tropas para apoderarse de toda su riqueza también. Por lo tanto, deberíamos hacer un uso efectivo de esta riqueza...” Suzuki Satoru no se perdió la expresión de dolor en la cara de Keeno. “¿Te molesta?”

“¿Ehhh? ¡Ah! Lo siento mucho. Eso no es lo que quise decir. Si eso es lo que piensa, entonces lo aceptaré, Satoru-sama.”

Keeno inmediatamente ajustó su expresión y puso una sonrisa ganadora.

“Keeno-san.”

El cuerpo de Keeno empezó a temblar.

“Ah, ah, perdóneme, Satoru-sama...”

“Ahhhh, está bien, no estoy enojado, Keeno-san. Somos compañeros de viaje, y como somos compañeros, creo que debemos ser honestos el uno con el otro. Eso es todo. Puedes hablar si tienes una opinión al respecto, ¿sabes?”

Sin embargo, Keeno bajó la cabeza después de que dijo eso.

Esto era bastante molesto para Suzuki Satoru. Keeno era quien sabia cómo funcionaba el mundo, por lo que, si no hablaba de inmediato, podría conducir a un fracaso mortal.

“¿Qué pasa, Keeno-san?”

Keeno vaciló por un momento, y luego su rostro se tensó antes de que una expresión de dolor cruzara su rostro.

Y entonces, ella habló en voz baja. Era como si el tiempo se hubiera invertido y ella hablara de la misma manera que lo hizo cuando se conocieron. Sin embargo, el buen oído de Suzuki Satoru todavía logró oírla.

“No soy su igual, Satoru-sama ... No tengo ningún derecho a decir nada dado que estoy confiando en su misericordia, Satoru-sama...”

De hecho, ese era el caso.

Aprender sobre el mundo era el pago solicitado por Suzuki Satoru por destruir al no-muerto en la ciudad. Eso ya no podría servir como moneda de intercambio. Además, después de viajar durante más de un año, habría adquirido el conocimiento suficiente. Después de eso, ya no tendría ninguna razón para ayudar a Keeno, y tampoco habría nada para él.

En otras palabras, Keeno no tenía nada que pudiera ofrecerle para comprar la ayuda de Suzuki Satoru. Después de ver la enorme gema que Satoru había sacado justo ahora, se dio cuenta de que el mero dinero no sería suficiente para atraer a Suzuki Satoru.

“Aun así... ya no quiero estar sola. Comparado con eso... preferiría no decir nada en absoluto...”

Esta vez, era el turno de Suzuki Satoru para contener el aliento.

Hubo momentos en que sintió que esta chica era muy similar a él. Pero después de ver la expresión triste que acababa de mostrar, se dio cuenta de que se sentía exactamente igual que él.

¿No se sintió exactamente como ella cuando entró a YGGDRASIL solo, quedándose en Nazarick sin nadie?

Suzuki Satoru se arrodilló, así que sus ojos estaban a la altura de los de Keeno.

“Hagamos una promesa. Keeno-san. No te abandonaré por razones personales, ni te dejare sola de nuevo.”

Sí.

Quería que alguien me dijera eso.

Quería que alguien se quedara conmigo hasta el final.

Podía ver las diversas emociones en los ojos de Keeno.

“¿Puedo, puedo realmente creer eso?”

“Ahh, como dije antes, somos compañeros de viaje. Así que... viajemos juntos. Sí, en un viaje para descubrir lo desconocido. Vamos a encontrar una manera de salvar a tus padres.”

El silencio cayó sobre ellos, y Keeno inclinó la cabeza profundamente. Luego, ella repitió "Gracias, gracias" una y otra vez.

“Ahora bien, ¿puedes levantar la cabeza?”

Suzuki Satoru sacó una moneda de oro y se la mostró a Keeno, quien solo levantó la vista después de pedírselo tres veces.

“Habrá momentos durante nuestro viaje cuando ninguno de los dos estamos dispuestos a ceder el paso al otro. Y, por supuesto, habrá momentos en los que no podamos determinar quién tiene la razón, incluso después de intercambiar opiniones. En esos momentos...”

Suzuki Satoru levantó la moneda con su dedo y la dejó caer sobre su palma. Estaba muy impresionado de cómo podría aterrizarla tan cuidadosamente en una mano esquelética. Tenía que mantener en secreto el hecho de que se sentía más natural de esta manera.

“Vamos a lanzar una moneda. Usaremos los resultados del lanzamiento para determinar qué decisión tomar. ¿Qué piensas?”

“¡Cómo podría! Si es posible..”

“Está bien. Viajamos juntos, después de todo ..., somos amigos.”

Cuando dijo la palabra "amigos", las caras de sus antiguos compañeros de clan aparecieron de repente frente a él.

Amigos, Keeno volvió la palabra una y otra vez en su boca.

“¿Qué te parece?”

“Entiendo, Satoru-sama.”

“Puedes llamarme Satoru. Yo también te llamaré Keeno.”

“Pero si usted es mayor...” Keeno comenzó a tartamudear. “A-ah, ¿cuántos años tiene, Satoru... sama... san?”

“Mi edad, ¿eh?...” En cuanto al tiempo que pasé vivo, Keeno sin duda vivió más. “Ah, creo que te llamaré Keeno-san.”

Ella debería entender con eso. Una mirada complicada cruzó la cara de Keeno, y ella murmuró: "No me gusta" antes de hincharse las mejillas y refunfuñar.

“Es Satoru y Keeno, entonces.”

“Ehhh, ¿quiere decir que no puedo llamarlo Satoru-san?”

“¡Bueno, eso también está bien! Aun así, como amigos, deberíamos hablar más familiarizados entre nosotros. Ahora bien, Keeno. Te lo preguntaré de nuevo. ¿Estás de acuerdo con mi propuesta anterior?”

Keeno lo pensó un poco y luego asintió.

“Por toda la riqueza, ¿se refiere a todo el dinero en las casas de todos también?"

“Eso fue lo que quise decir, sí.”

“¿Podríamos no hacer eso, por favor? Er, Satoru ... ¿san? Después de todo, le pertenece a ellos.”

¿Lo había dicho ella porque estaba considerando la posibilidad de que todos pudieran ser restaurados? ¿O estaba hablando en calidad de princesa que estaba por encima de la gente común? Satoru no sabía la respuesta correcta, pero a decir verdad, definitivamente no valía la pena dedicar tiempo a recolectar baratijas.

Sería mejor dejar este lugar lo antes posible.

“¿Es eso así? Ya veo. De acuerdo, entonces. Pero ¿qué hay del dinero en el castillo? ¿Crees que está bien tomarlo? “

“Um... ¿supongo...?”

Parecía que se estaba preguntando más a sí misma que a Suzuki Satoru. Por lo tanto, Suzuki Satoru no dijo nada, pero esperó a que Keeno llegara a su propia conclusión. Y luego, un minuto después ...

“Creo que debería estar bien, sí.”

Tal vez su forma rígida de hablar en ese momento era porque no podía medir la distancia entre ellos. Satoru encontraba muy molestas a las personas que se le acercaban y actuaban demasiado amigable con él.

Y desde el punto de vista de Satoru, incluso si los clientes que compran los productos de su compañía dijeran: "Somos amigos, ¿verdad?", no lo haría sentirse más cercano a ellos. Sólo el tiempo podría resolver ese problema.

“Haremos eso, entonces. Tomemos todo el dinero y los artículos en la tesorería... oh sí, ¿qué pasa con los muebles?”

“¿Eh?”

“Te he mostrado algunas veces que puedo almacenar artículos en una dimensión de bolsillo. Por supuesto, hay un límite de peso para eso, pero puedo colocar fácilmente armarios y camas en su interior. No me importa si quieres llevarlos contigo. Por supuesto, no podremos usarlos en nuestro viaje...”

Pensó en su base en el pasado.

Era una base maravillosa, una que él había construido con sus amigos, y que había llenado con todo tipo de artículos de lujo.

Le había dicho a Keeno que estaba bien porque no quería que ella sintiera el mismo vacío que él había sentido por su pérdida.

“No, no hay necesidad de eso. Aunque si no es molestia para usted, está bien. Pero quiero llevar algunas cosas pequeñas conmigo, eso debería estar bien, ¿verdad?”

“Está bien. Vamos a la tesorería, entonces.”

Después de indicar que ella entendió, Keeno guio el camino hacia la tesorería.

Mientras caminaban, Suzuki Satoru comenzó a pensar.

En YGGDRASIL, las monedas de oro siempre estaban en una pila y no tenían peso. Había sido así porque era un juego, pero todavía disfrutaba ese beneficio ahora. Pero, ¿las monedas en este mundo serían tratadas de la misma manera? ¿O se sumaría el peso de cada moneda? Eso sería problemático.

Si bien podría tomar las gemas e intercambiarlas por dinero y artículos, las cosas podrían ser diferentes de cómo estaban en el juego, y podría necesitar esforzarse en las negociaciones.

La bóveda a la que fue conducido era pequeña para los estándares de YGGDRASiL.

Las monedas no se amontonaron en un gran montón como en Nazarick, sino que se empaquetaron por separado en sacos. Había pinturas cuyo valor era desconocido para Suzuki Satoru y una gran cantidad de cubiertos, adornos y similares. También había muchas armas que parecían haber sido usadas antes. Parecían pertenecer a un museo en lugar de una galería de arte.

La imagen que Suzuki Satoru había conjurado en su cabeza de un Tesoro de YGGDRASIL se desvaneció.

“Ahora bien, Keeno. Todo esto es tuyo, como princesa.”

“Eh? ¿No lo necesita, Satoru-sama, no, Satoru-san? Son todos los tesoros de la familia real, por lo que no me importa ofrecérselos, eh, quiero decir, dárselos......”

Suzuki Satoru le sonrió a Keeno, quien parecía no saber qué decir. “No necesitas ser exigente con tu forma de hablar, ya sabes.”

“En cualquier caso, esta es la riqueza que tu familia acumuló con el tiempo. Dadas las circunstancias, tú debes conservarla, como la única que retuvo sus sentidos, ¿no crees? Ponlo todo en esta mochila. Es un objeto mágico que puede ignorar hasta 500 kilogramos de peso. Te daré una.”

“¿Ehh? Pero, ¿no es esto un artículo raro? No puedo abusar de su generosidad, Satoru-san.”

¿De Verdad? Suzuki Satoru comenzó a pensar en serio.

No era un artículo caro en YGGDRASIL. Más bien, era común usar varias de estas mochilas para organizar los contenidos del inventario.

“No te preocupes por eso. No, si te preocupa, trátalo como un préstamo. Si ya no lo quieres, o, si tenemos que separarnos, podrás devolverme la mochila entonces.”

“¿Qué pasa si estamos juntos para siempre?”

“Entonces puedes quedártela para siempre, ¿no? Está bien, tómala.”

Suzuki Satoru forzó a Keeno a tomar la mochila.

Probablemente debería verificar que no haya nada dentro antes de prestarla. También era algo común para los jugadores de YGGDRASIL olvidar objetos dentro de sus mochilas.

Después de verla aceptar sin quejarse, Satoru llegó a la conclusión de que debía asumir que los habitantes de este mundo no tenían espacios de inventario. Sin embargo, no estaba sorprendida por los efectos mágicos de la mochila, porque en el pasado le habían dicho sobre tales artículos.

Siento que podría convertirme en algo así como un vendedor si pudiera hacer un buen uso de mi espacio de inventario.

Sin embargo, las cosas podrían acabar mal muy rápidamente si usara un poder que nadie tenía para obtener ganancias.

Incluso alguien que sabía tan poco como Suzuki Satoru entendería cómo usarlo con solo un pequeño pensamiento. Seguramente hay personas que eran más inteligentes y que lo querrán para ellos. Si llegara a ser investigado, era muy probable que expusieran su identidad como no-muertos. Por lo tanto, debe hacer todo lo posible para evitar usar esta habilidad para obtener cosas.

La observó con cuidado colocar varios objetos en la bolsa con una mirada suave en sus ojos. Eso se debió a que los elementos en su interior no se golpearían entre sí ni se dañarían entre sí, incluso si uno los tirara al azar. Pero seguramente una niña que no sabía eso los empacaría de esa manera.

Mientras él quería ayudarla, esos eran los tesoros de su familia. Un tercero no debería interferir, ¿verdad? Él ayudaría si ella pidiera ayuda, pero dicho eso, Keeno también estaba muerta. Su cuerpo no se cansaría, por lo que era muy poco probable que buscara ayuda.

“Keeno. ¿Qué vas a hacer con las armas de allí?”

Suzuki Satoru lanzó un hechizo para investigar y ver qué magia estaba imbuida en ellas. Todas ellas eran mediocres y se clasificarían como objetos mágicos de clase baja en YGGDRASIL. Mientras que prácticamente no tenían ningún valor, eran objetos mágicos de este mundo, y para Suzuki Satoru ahora eran extremadamente raros.

Incidentalmente, el guante del nivel del tesoro nacional era un objeto mágico de clase media. Sin embargo, la amplitud de la clase media era bastante amplia, y estaba entre los ejemplos más altos de esa agrupación.

“¿Podemos... tomarlos?”

“Esa será tu decisión. Pero como poseen un poder mágico, deberían ser objetos mágicos. Si no te importa, ¿podrías dejarme evaluar estos artículos?”

Después de recibir el permiso de Keeno, lanzó un [Evaluar objeto mágico] para realizar un análisis más profundo.

Como él pensó, no había ninguno que fuera la gran cosa. El encantamiento de la armadura aumentaba la defensa, las armas aumentaron el poder de ataque, etc. Eran todos objetos mágicos aburridos.

“Keeno, estos objetos parecen contener encantamientos que aumentan su efectividad como equipo de batalla. En cuanto a cuánto valen, lamento decir que no estoy seguro.”

Dicho esto, Suzuki Satoru agarró una espada y ejecutó un golpe con ella. Y luego, la espada cayó al suelo.

Vio a Keeno mirar en shock cuando ella escuchó el estruendo del metal.

“Uhh...”

“¿¡Qué pasó, Satoru-sama!? ¿Hay algo malo con la espada?”

Uhh, que embarazoso.

“Esto, no es nada, lo siento. Parece que mi mano se resbaló. ¡Jajaja, mis palmas deben estar sudorosas!”

¿Cómo demonios sudan unas manos huesudas? Suzuki Satoru se burló de sí mismo y volvió a poner la espada sobre la mesa.

La espada se me escapó de la mano antes de que lo supiera ¿Podría ser que este cuerpo mío no pueda usar espadas? ¿Qué está pasando?

“Ah, Keeno. ¿Puedes equiparla? No, agarrarla, no, eso no. ¿Podrías balancear esta espada?”

“¿Eh? ¿Esta espada?”

“Sí, eso es correcto... aunque parece un poco demasiado grande para ti, Keeno...”

Keeno levantó la espada al instante.

Entonces, ella la balanceó con un silbido.

Keeno, quien tenía el tamaño de un niño estaba blandiendo una espada que era tan grande como ella, pero no perdió el equilibrio por eso.

“Se siente muy ligera. ¿Es porque tiene magia para aligerar en su interior?”

“No... Keeno, ¿fuiste siempre así de fuerte?”

“¿Eh?”

La expresión de Keeno le dijo que la respuesta era no, y después de mirarla, Suzuki Satoru pensó "Ya veo". Parece que ella había ganado esta fuerza después de convertirse en no-muerta.

Había restricciones sobre la cantidad de fuerza que un ser humano podía ejercer, supuestamente para evitar que usen suficiente fuerza para desgarrar las fibras musculares. Si esas limitaciones hubieran sido eliminadas después de convertirse en no-muerta.

Eso podría ser posible, pero tal vez había otra razón detrás de ello.

“Keeno, ¿en qué raza te convertiste después de morir? Aunque la gente de la ciudad se convirtió en yuriniggers  de bajo nivel, tú no eres como ellos. Eres inteligente y no te ves podrida. Yo soy de la raza Overlord, pero no obtuviste un cuerpo huesudo como el mío.

“Yo, no lo se...”

“¿No crees que identificar tu raza podría ayudar a nuestra investigación? Con ese fin, ¿te importaría responder algunas preguntas?”

Si bien no sabía hasta dónde podría llegar su conocimiento de YGGDRASIl en este mundo, descubrir la raza de Keeno probablemente no sería algo malo.

Después de algunas preguntas, llegó a lo que podría ser la respuesta correcta.

Ella era una vampiro.

Sin embargo...

En YGGDRASIL los vampiros se ven más asquerosos que esto, ¿verdad?... ¿o es algo así como Shalltear a quien Peroroncino hizo? ¿O es este un vampiro único en este mundo? Casi no hay cambios en su apariencia anterior y después de morir, ¿podría ser un caso especial?

Los vampiros en YGGDRASIL eran típicamente de vanguardia, del tipo guerrero.

Tal vez esa fue la razón por la que la fuerza de Keeno había aumentado. Sin embargo, el hecho de que su altura estuviera congelada era un gran inconveniente. Tener un corto alcance era muy desventajoso.

Tal vez debería aspirar a ser una esgrimista ... aunque ¿estaría mal si decidiera cómo debería desarrollarse?

Suzuki Satoru en la retaguardia y Keeno la vanguardia. Esta no era una mala combinación. Sin embargo, fue un poco vergonzoso usar a una niña como escudo. Probablemente no le importaría en un juego como YGGDRASIL.

Honestamente. Solía ser el tipo de persona que no se molestaba en ver los cadáveres de los huérfanos de la calle, ya que aparecían con tanta frecuencia que no era algo raro, pero ahora...

¿Había cambiado, o estaba particularmente interesado en Keeno?

“...Lo verificaré más tarde. Lamento haberte molestado. Debes apresurarte y vaciar la tesorería.”

Suzuki Satoru aprovechó este momento para limpiar el polvo en la tesorería alrededor para que nadie pudiera deducir que alguien había entrado.

"Ahora bien, hemos recopilado el contenido del Tesoro. ¿Hay algo más que quieras llevar?”

“Sí. Después de esto, todo lo que necesito son algunos artículos pequeños de mi habitación.”

Ella había vuelto a un discurso cortés en algún momento. Satoru pensó que podía ser más informal, y luego respondió:

“Confío en que entiendas que nos iremos de este lugar pronto. Después de eso, alguien podría venir aquí para tomar todo en el castillo o destruir todo dentro de él.”

En este momento, todavía no estaba seguro de por qué las personas en esta ciudad se habían convertido en muertos vivientes. Tal vez había algún tipo de plaga que convertía a las personas en no-muertos. Si ese fuera el caso, las personas que vendrían aquí podrían pensar que quemarlo todo sería la mejor manera de lidiar con ello.

Aunque pensó en eso hace mucho tiempo, en realidad, al escuchar a Suzuki Satoru decir eso puso una mirada de asombro en la cara de Keeno.

“A nadie le gusta ser atacado por no-muertos, ¿verdad? Entonces es posible que decidan que todos los muertos vivientes en esta ciudad deben ser des...” Justo cuando estaba a punto de decir “destruidos”, Suzuki Satoru de repente se dio cuenta de que su manera de hablar era demasiado provocativa, por lo que cambió sus palabras. “...Deberían ser eliminados. Esa sería la forma normal de pensar, ¿verdad? Después de todo, para los vivos, al hacerlo se librarían de la posibilidad de que los no-muertos en esta ciudad ataquen a los suyos.”

“... Mm ... entiendo lo que quiere decir.”

“Por lo tanto... dado que decidiste irte, quiero que estés mentalmente preparada para esto. Después de todo, hoy puede ser la última vez que veas esta ciudad. Por esa razón, Keeno, si bien hay un límite para las cosas que puedes llevar contigo, debes asegurarte de no lamentar las decisiones que tomes. En este momento, no estoy seguro de si los recuerdos de los muertos vivientes se desvanecerán, pero incluso si eso sucede, debes tener en cuenta el hecho de que puedes olvidar esto y debes cuidar bien las cosas que deseas preservar. Mientras los conserves... mm, se convertirán en uno de tus recuerdos inolvidables.”

Suzuki Satoru sacó una foto.

Era una imagen conmemorativa que se había tomado cuando la Gran Tumba Subterránea de Nazarick todavía se había llamado una tumba subterránea, en otras palabras, cuando fue conquistada por primera vez.

Lo que sacó fue una foto del grupo de todos los miembros del gremio.

“Sí, nunca será olvidado.”

“¿Quiénes son ellos?”

“Estos son mis amigos. Es una foto que tomamos juntos.” Suzuki Satoru no pudo evitar sonreír al escuchar la pregunta de Keeno. “Ah, sí, si tenemos tiempo durante nuestros viajes, te contaré sobre las aventuras que tuve con mis amigos.”

“¡Por supuesto!”

Suzuki Satoru se rió entre dientes cuando escuchó su alegre respuesta.

“¡Bien! Recoge las cosas que quieres conservar como recuerdos, Keeno... desafortunadamente, tu cuerpo probablemente ya no crecerá más ahora que estás muerta, a menos que seas un ser no-muerto especial que nunca antes había visto. Por lo tanto, deberías poder usar tu ropa durante mucho tiempo.”

“¡Es cierto!... ¿eh? Pero, ¿debería sentirme feliz por esto?”

“¿No es la eterna juventud el sueño de todas las mujeres?”

“Me alegraría si pudiera crecer un poco más...”

“¿Es eso así?”

“¿No lo es?”

Como hombre, Suzuki Satoru no lo entendía del todo. Dicho esto, podría ser que le disguste la idea de verse como una niña y no crecer.

“Está bien, entonces ¿por qué no empiezas por elegir ropa?”

“¡Bien! ¡Lo haré!”

Dicho esto, no creo que una princesa tenga ropa adecuada para viajar. En cuanto a mí, bueno, obviamente no tengo nada.

En YGGDRASIL, era perfectamente natural que la gente caminara completamente armada y con armadura, pero, mirando la ropa de Keeno y del no-muerto que había visto en la ciudad, en otras palabras, el atuendo civil ordinario, su túnica sobresalía demasiado. Siendo ese el caso, necesitaría cambiarse de ropa que pudiera mezclarse mejor en una ciudad común, pero no tenía prendas sencillas.

Incluso si lo hiciera, sería una prenda débil con poca capacidad de datos. Podría ser muy peligroso una vez que comenzara una pelea.

En otras palabras, necesitaba algo con una defensa y resistencias aceptables, a la vez que pareciera sencillo. Y con Keeno incluida, necesitaría dos juegos de esa ropa.

Después de verificar los valores de HP de Keeno con [Esencia de vida] pudo ver que eran muy bajos. Incluso podría terminar siendo asesinada por el daño esparcido de un hechizo de efecto de área.

Dicho esto, realmente no quiero pelear en batallas que son lo suficientemente grandes como para que ella pueda quedar atrapada en ellas...

Desafortunadamente, Suzuki Satoru no tenía talento para la magia de adivinación, e incluso si podía mantener cierto nivel de alerta con la magia, no estaba seguro de poder protegerse contra el 100% de los ataques furtivos del enemigo.

Probablemente sería mejor darle directamente artículos como esos. Sin embargo, si él le daba un artículo de alto nivel y hacía que atrajera la atención de personas indeseables, eso sería lo contrario de lo que quería.

Hay demasiadas cosas en las que debo pensar. Tal vez debería preparar dos juegos de ropa, uno para cuando nos acercamos a una ciudad y otro para cuando estemos viajando... no, si no me equivoco, creo que tengo una bata de cambio rápido de equipamiento... olvídalo, No pensaré en esto por ahora.

“Vamos a tu habitación, Keeno.”

“Está bien... eh, pero... este tipo de cosas, ah, no, eh, tal vez debería preguntar. A riesgo de ofenderlo, usted es hombre, ¿verdad, Satoru-san?”

“Pero por supuesto. Por supuesto, ¿no lo parezco?”

Estoy hablando claramente con la voz de Suzuki Satoru, ¿por qué me haces una pregunta tan rara como esa de repente? ¿Hay mujeres en este mundo con voces como esta?

“Ah, es un poco grosero decirle que no a un amigo, pero mi habitación siempre ha estado prohibida para todos los hombres, excepto para mi padre, ejem, esa es la regla que se estableció.”

¿Oh? Suzuki Satoru se sorprendió un poco.

Ella podría ser una niña, pero aún era la princesa de un país, y parece que estas reglas son bastante estrictas.

“Ya veo. Bueno, como es una regla, está bien. Esperaré afuera, entonces... puedes manejar las cosas por tu cuenta, ¿verdad, Keeno?”

Pensó en los no-muertos con uniformes de sirvienta dentro del castillo. Debería haber una criada para ayudar a Keeno con sus tareas diarias.

“Um, eso tampoco es un problema... oh, sí, como mi salvador, es natural para mí invitarte a mi habitación. Por favor entra... ¿o preferirías no hacerlo?”

Keeno tiró de la bata de Suzuki Satoru cuando ella le hizo esa pregunta.

“Eh, no, no tengo razón para negarme.”

Solo había dicho que no entraría en la habitación de Keeno porque ella había dicho que no se permitía entrar a extraños. En verdad, a Suzuki Satoru no le importaba entrar o quedarse afuera.

Utilizó [Volar] para llegar a la habitación de Keeno y la siguió adentro para echar un vistazo. Era mucho más elegante que la habitación de Suzuki Satoru, pero a su vez palidecía en comparación con la habitación de Momonga.

Sin embargo, una vez que ella abrió su gabinete, él encontró una gran cantidad de vestidos en el interior. Eso ciertamente parecía la habitación de una princesa. Sin embargo, sus colores y decoraciones eran mucho más simples que los de YGGDRASIL; o más bien, la ropa de YGGDRASIL era mucho más lujosa.

Keeno revolvió los vestidos, aunque algunos ya se habían descolorido, y luego volvió la cabeza en dirección a Suzuki Satoru para hacerle una pregunta.

“¿Cuál cree que es más adecuado?”

¿Quién fue el que una vez dijo que la frase "¿Cuál te gusta más?" dicha por una mujer era una de las preguntas más difíciles del mundo? ¿Fue Touch Me?

Suzuki Satoru tenía muchas ganas de decir: "Tengo el sentido estético de una patata, por favor, no me preguntes". Pero ella le había preguntado porque confiaba en él, y él le debía una respuesta seria.

“Si bien creo que todos te quedan muy bien, tomarlos todos será problemático. Por ejemplo, si hay una organización detrás de ese ser no-muerto, podrían enviar refuerzos, lo que expondría tu presencia. Y nos iremos de viaje, así que no creo que nadie vaya a andar con ropa así, ¿verdad?

“¿En serio?”

No conocía las prácticas comunes de este mundo, por lo que todo lo que Suzuki Satoru podía decir era "probablemente". Sin embargo, sentía que ese probablemente no estaba muy lejos de la verdad.

“Además, no puedes andar vestida como un miembro de la familia real si quieres mantener un perfil bajo, ¿verdad, Keeno? Por cierto, tengo una pregunta. ¿Hay alguien en otras ciudades, o tal vez en otros países, quien conozca tu cara?”

“No estoy segura. Tal vez alguien pueda recordarme, uh, supongo. La realeza de otros países debería conocerme. Recuerdo que hubo un intercambio de retratos una vez.”

“¿En serio?... Aunque probablemente deberías tener cuidado, ha pasado bastante tiempo desde que moriste. En ese caso, no es probable que te encuentres con gente así. Muy bien, vamos a ir con eso. Dejando de lado la cuestión de si debes o no llevar un vestido mientras viajas, debes ir a recoger los recuerdos que quieras guardar. En cualquier caso, si regresamos después de varios años y nadie ha limpiado el lugar, podemos llevar todo lo que hay aquí con nosotros. Por ahora, solo elige los vestidos que más te gusten.”

No importa qué, seguramente no podrían vigilar este lugar durante tantos años.

Keeno se tomó un tiempo, un poco más largo de lo que Suzuki Satoru había esperado, para elegir cuatro vestidos, y luego comenzó a ordenar las cosas más pequeñas en su habitación.

Debido a que mover cualquier cosa dejaría huellas y daría pistas a las personas sobre el hecho de que algo había estado allí una vez, decidió cambiar todo lo que estaba cerca para cubrir esas marcas.

“¿Eso es todo lo que necesitas traer? En ese caso, pondremos a tus padres y sirvientas en una habitación en la alcantarilla. De esa manera, podrán escapar de la atención de cualquiera que venga a esta ciudad.”

“Está bien... creo que esa... es la mejor opción.

“Si conoces alguna otra forma de evitar que los forasteros encuentren tu escondite, podemos seguir tu sugerencia.”

Keeno negó con la cabeza.

Entonces no había nada más. Simplemente tendrían que hacerlo.

“Ahora bien, Satoru-san.”

“¿Hm?”

“Ya que nos iremos, ¿podrías ayudarme a cortarme el cabello?”

“¿Eh?”

El cambio de tema había sido una sorpresa tal que Suzuki Satoru respondió de una manera absurda.

“Um, por favor mire esto”. Habiendo lanzado [Volar], Keeno se deslizó hacia un lado de la sala y recuperó un libro de un estante. “Este es el Libro 3 de las Crónicas del Príncipe de Fenia. En este libro, cuando la princesa emprendió un viaje, se cortó su largo cabello.”

Keeno se veía un poco avergonzada, pero sus ojos brillaban intensamente.

“Ejem. Está bien, no me importa...”

Justo cuando Suzuki Satoru estaba pensando si estaría bien cortarse el cabello por esa razón, Keeno regresó frente a Suzuki Satoru con unas tijeras.

“Entonces, ¡por favor, haz los honores!”

“Yo, eh... nunca antes he cortado el cabello de nadie, así que primero déjame decirte esto primero, no tengo ninguna confianza en poder darte un bonito corte de cabello. Tal vez si pudiera practicar antes podría hacer un trabajo aceptable... así que por favor perdóname si no sale del todo bien.”

Suzuki Satoru tomó las tijeras, tomó un mechón del cabello de Keeno y cortó una parte. El cabello cortado cayó en la mano de Suzuki Satoru, donde envejeció y se degradó como si hubieran pasado varios cientos de años, hasta que se convirtió en una nube de ceniza, desapareciendo limpiamente como lo hicieron los muertos vivientes cuando fueron destruidos.

“Keeno, voy a lanzarte un hechizo. No te resistas, ¿de acuerdo?”

“¿Eh? Bien. No hay problema.”

Le devolvió las tijeras y, mientras aún sostenía el mechón del cabello de Keeno, lanzó el hechizo ofensivo [Rayo de Energía Negativa]. Mientras que la energía negativa dañaba a los vivos, en cambio curaría a los no-muertos.

Al tomar el "ataque" mágico, el cabello de Keeno, para ser precisos, el mechón en la mano de Suzuki Satoru, que había sido recortado, recuperó su longitud original.

Así es como era.

En el momento en que uno se convierte en no-muerto, se fija su apariencia. En ese caso, ¿qué pasaría con las personas a las que les faltaban extremidades o que fueron mutiladas cuando se convirtieron en no-muertos? Esa pregunta pasó por su mente, pero no pudo pensar en una respuesta y, de todos modos, habría sido inútil, por lo que eliminó el pensamiento de su mente.

“Keeno, creo que cortarte el pelo es considerado un daño para ti.”

“¿Ehhh? ¿¡De Verdad!?”

Al menos podría ahorrarse la molestia de limpiar el pelo cortado.

“Así que incluso si me equivoco, puedo volver a empezar una y otra vez... Así que esta vez solo voy a hacer un trabajo descuidado.”

“¿¡Sin cuidado!?”

Suzuki Satoru ignoró el grito de sorpresa de Keeno y lanzó [Esencia de vida], luego cortó el largo cabello de Keeno a la altura de los hombros.

“Está bien. El daño es mínimo, hasta el punto en que podría ignorarlo.”

“¿Eh? ¿¡Ehhhhhh!?”

Solo después de sentir el pelo detrás de ella, logró calmarse.

“¡Satoru-san! Cuando dijiste que lo ibas a cortar descuidadamente, ¡recibí el susto de mi vida!”

Después de escuchar el tono de reproche en la voz de Keeno ("¿Eh? ¿Entonces debo disculparme?") Suzuki Satoru comenzó a considerar seriamente el asunto. Nada bueno vendría de arruinar su relación con un futuro compañero de viaje.

“Lo siento. Fue mi culpa, Keeno.”

“Ah, no, está bien, ejem... Está bien ahora...”

Entonces, ¿por qué estabas tan ansiosa por culparme hace un segundo? Suzuki Satoru apenas logró evitar decir eso.

Keeno es solo una niña... ¿eh? ¿Una niña? O será posible, ¿Acaso es una mujer mayor?

Suzuki de repente comenzó a pensar en eso... pero al final paró. En cualquier caso, recortó el resto de su cabello a la longitud de los hombros. Luego, usó un peine, aunque la verdad es que no tenía confianza en sí mismo para peinarse su propio cabello.

“Está hecho. O más bien... creo que está hecho.”

Keeno caminó frente al espejo de su armario, pero estaba cubierto de polvo y no podía mostrar la imagen de Keeno. Justo cuando estaba a punto de limpiar el espejo, su mano se detuvo a medio camino cuando recordó la razón por la que estaba usando el hechizo [Volar]. Luego, se volvió hacia Suzuki Satoru.

“¿Cómo se ve?”

“Te conviene”. Respondió Suzuki Satoru.

“¿De Verdad? Eso me hace feliz.”

Keeno le dio una sonrisa encantadora.

Parecía estar de buen humor. Suzuki Satoru no sabía nada sobre lo que era bonito y lo que no lo era, ni sobre los peinados de las mujeres y demás. Pero parece que lo que él había dicho estaba bien.

“A-ahora, entonces, vamos a pasar al siguiente paso.”

Después de llevar a los padres de Keeno y a una doncella a la habitación de la alcantarilla que había sido la base de Keeno, cerró la puerta con cadenas oxidadas para que no se abriera.

Si bien las criaturas no-muertas carentes de inteligencia como los zombis no podían abrir las puertas por sí mismas, probablemente era mejor bloquearlas por si acaso.

Keeno tenía sentimientos encontrados mientras miraba la puerta de la habitación, y Suzuki Satoru le habló.

“Muy bien, a continuación ... ¿cómo quieres viajar, Keeno?”

“¿Eh?”

“Somos muertos vivientes. No nos cansamos, no necesitamos comer y no necesitamos dormir. Podemos salir ahora mismo sin llevar nada más con nosotros. Pero cuando eso suceda, la gente sospechará cuando ingresemos a pueblos o ciudades. Por lo tanto, me gustaría hacer algo que no suscite sospechas.”

“Como por ejemplo, ¿arrastrar mucho equipaje con nosotros?”

“¿Eso no hará que la gente sospeche?”

En verdad, Suzuki Satoru no tenía idea de cómo viajaba la gente en este mundo. Por lo tanto, no tenía idea de cómo evitar la sospecha.

Keeno volvió la cabeza hacia un lado y dijo que no sabía.

“En ese caso, ¿cuál prefieres, entre tomar un carruaje o ir a pie?”

“Cualquier opción... está bien. No nos fatigamos, después de todo. Ah, pero camino muy despacio, así que...”

“No importa, no te preocupes. Iré a tu ritmo, Keeno.”

Dicho esto, ya que estaban muertos, ¿no podían correr a toda velocidad todo el tiempo? aunque, seguramente ver a un adulto corriendo con una niña pequeña a su lado dejaría una mala impresión en los demás.

“Iré a buscar un carruaje, entonces...”

“Pero ¿qué pasa con los caballos?... ¿Cómo deberíamos conseguir uno?”

“Ah, eso es cierto. En cuanto a los caballos ...”

Suzuki Satoru miró por la ventana. No podía ver ninguna señal de caballos, pero podía ver a los zombis. Incluso si hubiera caballos, probablemente serían caballos zombis, y las otras personas en la ciudad no ignorarían a un caballo zombi arrastrando un carruaje a través de una ciudad... Esa idea definitivamente fue eliminada. De repente, justo en ese momento, Suzuki Satoru tuvo una idea.

“No te preocupes. Haré algo sobre los caballos. Solo relájate y déjamelo a mí. El problema es el carruaje. Vagones cubiertos, carros de carga, carros de lujo, ¿Cuál será el más conveniente para nuestro viaje?”

“¿Eh?”

“¿Tomaremos el papel de una princesa y su guardaespaldas, un hechicero misterioso? Si es así, entonces quizás deberíamos conseguir una especie de carruaje con forma de calabaza. Ese podría ser el mejor escenario para nosotros.”

Suzuki Satoru lo había dicho en tono de broma, pero Keeno dijo con nerviosismo:

“... ¿Qué le parece un hechicero de magia misericordioso y su seguidora?”

“...Por si acaso, quiero verificar, pero, ¿seré el misericordioso hechicero mientras que tú serás la seguidora?”

“Sí.”

“Entonces esa sugerencia es rechazada.”

Suzuki Satoru no creía que pudiera hacer un uso completo de Keeno como su seguidora para montar un espectáculo. “En ese caso…” Dijo Keeno, y luego ella pensó. Después de eso, ella habló distraídamente.

“¿Qué tal amigos?”

“Amigos, ¿eh?... entonces seremos compañeros de viaje... bien, ¿nuestra tapadera será que somos amigos?”

Después de tomar en consideración la diferencia en sus edades, a muchas personas probablemente les parecería extraño que fueran amigos. Sin embargo, Suzuki Satoru no se sentía así. A menudo había visto a niños que acababan de graduarse de la escuela primaria trabajando junto a él, y era muy difícil deducir la edad de alguien por sus apariencias en YGGDRASIL.

De hecho, el líder de un gremio que había rivalizado con Ainz Ooal Gown había sido un niño en la vida real. Y, por otro lado, había jugadores que parecían niños, pero cuya edad real era más del doble que la de Suzuki Satoru. Cuando los escuchó hablar sobre sus nietos, Suzuki Satoru se congeló por la confusión por un momento. Todavía recordaba aquellos días con nostalgia.

Para ese Suzuki Satoru, no había nada extraño en tratar a Keeno como su amiga.

Por supuesto, Suzuki Satoru sabía que Keeno era más débil que él, por lo que los dos probablemente eran un protector y una protegida. Sin embargo, en YGGDRASIL era muy común que los jugadores experimentados se aliaran con jugadores novatos para ayudarlos, así como para divertirse con miembros del grupo de artesanos no combatientes para pasar el rato.

“Aun así, necesitamos una explicación que convencerá a las personas de que somos amigos cuando ingresemos a las ciudades. Supongo que podemos tomarnos nuestro tiempo para pensarlo durante nuestro viaje.”

“Está bien... aunque, cuando menciono un carro con forma de calabaza, ¿se refería al tipo comestible de calabaza? ¿Un carro que pueda usarse como ración de emergencia cuando tengamos hambre?”

“Ah, no, tan solo tiene esa forma...”

Suzuki Satoru sintió que explicar verbalmente sería problemático, y por eso buscó en su inventario.

“Me pregunto si tengo uno...”

Sacó un álbum de fotos tomadas con sus amigos.

Suzuki Satoru hojeó rápidamente a través de él.

Los recuerdos traídos por las muchas imágenes llenaron de nostalgia a Suzuki Satoru. Aunque parte de él quería seguir mirándolos, se obligó a no hacerlo y siguió revisando las páginas.

La foto que estaba buscando no estaba en este álbum. Suzuki Satoru cambió a otro, y luego a un tercero.

“Esta. Mira esta foto, Keeno. El carro está en el mismo marco que una de mis amigas.”

Keeno presionó desde el costado, y luego su mandíbula cayó.

“Un slime en un vestido… ¿una mujer? ¿Es ella una princesa slime?”

Sobre el carro había una princesa con un vestido blanco, sosteniendo un ramo de flores en sus brazos: Bukubukuchagama. Había sido una foto para conmemorar la finalización del carro, pero Bukubukuchagama terminó convirtiéndose en el tema de la foto. Eso también mostró cuál de ellos tenía el aspecto más llamativo.

“Jajaja, te lo contaré durante nuestro viaje. Ahora, un poco más abajo está el carro de calabaza. Escuché que esta es la forma con la que sueñan todas las chicas. Por eso es tan feliz.”

Aunque, su hermano había murmurado una vez, “No puedes llamarla niña a esa edad...”

“…….”

Keeno miró por encima, visiblemente perturbada.

“¿Quiere decir, como malos sueños?”

“Jajajaja... espera, ¿qué?” Suzuki Satoru estaba confundido.

Se había reído con alegría genuina, pero Suzuki Satoru sintió una sensación de incomodidad cuando su alegría se apagó.

No me digas que la supresión emocional de los no-muertos no solo se aplica a las emociones negativas... no, cuando lo pienso, ese es el caso. No tener que comer o beber no es malo, pero eso también significa que no se puede comer alimentos que otorguen beneficios. Tiene sus puntos buenos y malos...

“¿Qué pasa? ¿Satoru-san?”

Quizás fue porque sus preocupaciones habían sido repentinamente reprimidas, pero Suzuki Satoru respondió a la pregunta de Keeno con un suave "No es nada".

Aun así, no suprimió completamente mi felicidad. Debería haber una manera de vivir mientras busco la alegría.

“Bien, entonces vamos a empezar a buscar el carro. Idealmente, queremos el carruaje de un viejo viajero, del tipo que no hace que la gente desconfíe cuando lo usas.”

“¡Sí!”

“Keeno, cuando me dijiste que no me llevara los bienes de otras personas, ¿eso no significa que tomar un carruaje sería algo malo?”

Keeno lo pensó por un rato, y luego respondió.

“Estará bien porque lo estamos pagando.”

Entonces, ella levantó su mochila.

“Ya veo... En ese caso, ¿puedes prestarme algo de dinero, Keeno?”

“¿Eh?”

“Como te mostré antes, tengo muchos fondos. Sin embargo, todas son monedas de oro que no están en circulación en el país. Parece peligroso tratar de pagar con este dinero.”

“¿Es eso así? Bueno, siendo así, entonces puedo prestarle... no, puedo regalarle... todo lo que necesite.”

“No, eso no está bien, Keeno. En cierto modo, ese dinero es la herencia de tus padres. No puedes simplemente entregarlo a otros.”

“Está bien, lo entiendo.”

“Si bien es posible que no puedas estar de acuerdo en estas circunstancias, eso también incluye las reliquias de tus antepasados. No debes gastarlo a ciegas, ¿de acuerdo?”

“Entiendo.”

Keeno podría haber dicho eso, pero su expresión sugería que no lo entendió del todo. Quizás Suzuki Satoru simplemente estaba forzando su punto de vista sobre ella.

“...Por lo tanto, ¿puedo pedir prestado algo de dinero? Te pagaré cuando venda las gemas que tengo a la mano.”

“¡De acuerdo!”

“Bueno. Luego, dividiremos el costo de comprar el vagón. Somos amigos, por lo que pondremos la misma cantidad.”

“¡Por supuesto!”

“¡Correcto! ¡Entonces vamos a buscar un carruaje!”

“¡Seguro!”

Suzuki Satoru respondió a Keeno con una respuesta enérgica, y los dos vagaron por las calles.

En el camino, Suzuki Satoru puso las monedas de oro de este mundo que había tomado de Keeno en su dimensión de bolsillo.

Aunque estaba almacenado en un lugar separado de las monedas YGGDRASIL, su peso no parecía contar para su límite de peso. Si lo hicieran, entonces no podría almacenar nada en su inventario. Esta fue una decisión de diseño perfectamente racional para un juego, pero ahora debería estar en el mundo real.

Es realmente práctico, pero arruina el realismo en un lugar como este... ¿Realmente no estoy en un juego?

A pesar de que su cuerpo no-muerto le había confirmado a Suzuki Satoru que no estaba en un juego, lo práctico de su inventario lo hacía sentir como si todavía estuviera en un juego. Se sentía desagradable, como si el juego estuviera sobrescribiendo el mundo real.

En última instancia, sin embargo, Suzuki Satoru no obtendría una respuesta sin importar cuánto pensara.

Más importante…

Todavía hay muchas otras cosas a considerar.

Habían encontrado varios carruajes, pero todos ellos estaban muy desgastados por la edad y parecía que se derrumbarían si uno intentara usarlos. No quería perder demasiado tiempo, pero buscar sólo habría sido peligroso, así que llevó a Keeno con él en su búsqueda.

Después de mucho tiempo, finalmente encontraron un carruaje cubierto útil en un pequeño cobertizo contiguo a una casa grande. Lo extraño era que este cobertizo tenía una especie de cárcel en su sótano, y había innumerables zombis femeninas dentro de la cárcel. Era un misterio insoluble, pero Suzuki Satoru fingió que no lo había visto. Después de todo, no importaba lo que quisiera hacer ahora, ya era demasiado tarde.

Suzuki Satoru empujó el carro con su fuerza sobrehumana para probarlo. El vagón crujió, pero los ejes no parecían querer romperse de inmediato. Parecía que el carro había sido encantado en sus áreas clave.

Pero no encantaron todo el carro. ¿Por qué?

Sin embargo, no tenía sentido pensar en tales cosas. Suzuki Satoru creó un [Portal] frente al carro y comenzó a empujar. Keeno fue al lado de Suzuki Satoru y lo ayudó a empujar. La idea de convocar al Lord Grifo había surgido, pero él le había pedido que guardara ese poder.

Aunque era difícil decir si la fuerza de Keeno era de mucha ayuda, los dos empujaron el carro fuera de la ciudad. Mantuvo la [Portal] abierto, luego agarró la camisa del guardia de antes, quien todavía estaba deambulando por las cercanías, lo arrastró, luego lo empujó a través del [Portal] antes de terminar el hechizo.

“Ahora bien, prepararé un sustituto para un caballo.”

Lo que sacó Suzuki Satoru fue una majestuosa estatua de un caballo con sus patas delanteras en el aire. Colocó la Estatua del animal: Caballo de guerra en el suelo, y se expandió instantáneamente en un poderoso equino.

“¡Guau! ¡Es un caballo increíble! ¡Ni siquiera en nuestro castillo teníamos algo tan bueno! ¡Eres increíble, Satoru-san!”

La sonrisa en la cara de Keeno podría haber sido la primera en igualar su edad hasta ahora. Después de ver su reacción honesta, Suzuki Satoru se rió entre dientes.

Suzuki Satoru le ordenó al caballo golem que se moviera hacia la parte delantera del carro, donde lo ató con las cuerdas.

Se sentó en el asiento del conductor y ordenó que avanzara, y el caballo golem obedeció.

Sólo entonces Suzuki Satoru se sintió aliviado.

Este alivio se debió a que el caballo conjurado de un objeto podía usarse para tirar de un carro.

Suzuki Satoru nunca se había sentado en un caballo, ni siquiera había tocado uno antes, por lo que no debería haber sido capaz de hacer que un caballo común en este mundo tire de un carro. Pero afortunadamente, ese problema se había resuelto. Suzuki Satoru no pudo evitar sentirse asombrado por su pensamiento rápido.

“Ahora, Keeno, vayamos a la ciudad vecina primero y veamos cómo están las cosas. ¡Entonces, resolveremos el misterio de esta ciudad algún día y encontraremos una manera de salvar a todos!”

“¡Sí! ¡Cuento con usted, Satoru-san!”



Comentarios

  1. Genial

    los que traducieron esto son los mejores

    ResponderEliminar
  2. Keeno sería como un evileye del otro universo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues si man pero man no es "un" es "una"

      Eliminar
    2. NO es "seria", ella ES evileye...

      Eliminar
    3. Confirmo, Keeno = Evelieye, lo único que cambio fue que ella no cambia su nombre si no que sigo manteniendo el mismo que cuando estaba vida; o al menos hasta ahora.

      Eliminar
    4. De hecho, SI es "sería", porque esta historia no es canon, esta sería evileye pero como es un universo alterno, probablemente no adopte ese apodo ni se convierta en la evileye que conocemos.

      Eliminar
  3. solo falta harem y sera la novela ligera promedio... oh y tambien derrotar al rey demonio aunque en este caso sera el rey dragon

    por cierto, gracias por traducir, si fueras mujer (o si yo lo fuera) te amaria

    ResponderEliminar
  4. Mi hermano definitivamente eres el mejor al traernos esta hermosa traducción de Overlord a nuestras vidas, larga vida a poronga huesos locos! ( o deberia decir "muerte")

    ResponderEliminar
  5. Inmensamente agradecido con los que tradujeron esto...

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la traducción, excelente trabajo! <3

    ResponderEliminar
  7. Esto me encanta cada vez más, te lo agradezco un montón.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la traducción. Y sobre la historia, esta avanzando bien, supongo que el no-muerto que Momonga asesinó que estaba investigando el país en ruinas era alguien con karma neutral o positivo. Seria de muy mala suerte que haya sido Surshana, pero como la historia es ¿200 años antes? No estoy seguro pero es imposible. Quiza era el Rey Muerto de los 6 brazos, o quiza era algun jugador de Ygdrasil que se encontraba leveando y fue llevado al nuevo mundo. Quiza nunca mas lo mencionen xD

    Sobre Evileye mirandose al espejo, supongo que no vio su reflejo y se asustó. Y sobre su cabello cortado si se emblanquecio y se deshizo era por que tenia mas de 100 años? o al ser separado del no-muerto se desaparece?

    Y por ultimo, el carruaje de calabaza era por la cenicienta verdad? xd me imagino a BukuBuku con su sueño de princesa Disney (que en el 2100y pico ya debe haber conquistado al menos medio mundo) xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leido el resto, pero teorizo que ese pudo ser el maestro de evileye, y pudo ser uno de los 13 heroes, ese que era un no muerto.

      aunque la historia es paralea, todo lo que nombres puede considerarse cannon

      Eliminar
  9. El tipo que tiene sus propias esclavas en su sotano wtf, me recuerda al noble gordo que va al burdel

    ResponderEliminar
  10. Hubo una parte en este capitulo que me llamó la atención, keeno tenia 2 opciones, quedarse a esperar ayuda o irse, ella eligió quedarse en esta historia alterna pero probablemente en la historia principal, la canon, ella haya decidido irse y despues convertirse en landfall y posteriormente en evileye

    ResponderEliminar
  11. Entonces... uno de los motivos por que evileye usa la mascara es por el cuento del principe ese?

    ResponderEliminar
  12. Una pequeña correccion; en el primer parrafo: “¡Sí! Ahora estoy seguro de que no será posible salvarlos a...”, lo correcto no hubiese sido decir: “¡Sí! Ahora estoy seguro de que nos será posible salvarlos a...”
    ???

    ResponderEliminar
  13. Gracias por la traducción!! :3
    Pero que basura es ese anillo de Deseo a una Estrella, no ha servido para nada en 3 putos versiones de la historia XDD

    ResponderEliminar
  14. muchas gracias por los capitulos, es un deleite el poder ver esta version alternativa como dije anteriormente siempre quise ver a un momonga mas humano o tambien mas abierto a sus cercanos.

    ResponderEliminar
  15. Alguien mas daria todo por ver la foto del gremio reunido recien conquistado la tumba subterranea de nazarith???

    Muchas gracias por la traduccion.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Youjo Senki, Novela Ligera, Volumen X

Sigue a Tanya Degurechaffen en su camino por reestablecer la gloria del imperio, que tras multiples batallas ahora es una sombra de lo que fue.

No hace falta haber leído los anteriores volúmenes de Youjo senki, ya que esta es un After War. Solo deben haberse visto el anime, manga o tener un poco de interés por la segunda guerra mundial.

NOTA: Antes de seguir leyendo, recomiendo que refresquen su memoria mirando la entrada de "Personajes", asi podran relacionar bien los nombres cuando se mencionen.

Overlord, Volumen 14?, Palabras del Autor

El rincón de expresión del autor conocido como el Afterword ha comenzado.

Y así debo decir que, este es el decimocuarto volumen del libro para mí. Por lo tanto, mientras pido disculpas a las personas que esperan el Volumen 14, el corazón de Maruyama está lleno de la sensación de que ha terminado el Volumen 14. El siguiente será el Volumen 15~

¿Cómo te sientes después de leer esta historia?

¿Crees que Suzuki Satoru, como MC de una LN, se siente diferente de lo que ha sido Overlord hasta ahora?

La escena de la batalla en este libro podría haber terminado siendo confusa. Originalmente, tal vez hubiera sido necesario decir algo como "por eso lo hizo y así lo hizo", pero yo lo omití deliberadamente. Esta obra realmente supone una gran carga para sus lectores. Tal vez haya fracasado como autor de LN, pero como he dicho muchas veces, personalmente creo que "no importa si no lo entiendes".

Por cierto, mientras mi editor sigue diciéndome "por favor, hazlo más fácil de…

Overlord, Volumen 14?, Epilogo

Epílogo
Había un desierto al suroeste del centro del continente.

Se llamaba el Desierto del Dolor, o tal vez el Desierto de Di Gavorsa, según el gran imperio que una vez estuvo aquí.

Aunque era un desierto bastante extenso, algunas regiones recibían lluvias, por lo que varias razas - y monstruos - vivían aquí. Estaba el Gran Reino de los escorpiones Pabilsag, la pequeña nación de los Genios de Slutarn, y el grupo religioso que veneraba al Dragón de la Luz como su deidad principal -cuya fe era generalizada entre los nómadas- tenía su santuario principal en este lugar.